...

Actas de la 54 Reunión de la SEEP

by user

on
Category: Documents
14

views

Report

Comments

Transcript

Actas de la 54 Reunión de la SEEP
Pastos y Forrajes en
el siglo XXI
Josep Cifre Llompart
Isaac Janer March
Javier Gulías León
Jaime Jaume Sureda
Hipólito Medrano Gil
54ª Reunión Científica de la S.E.E.P.
Palma (Mallorca) del 14 al 17 de abril de 2015
© Los autores
© De la presente edición
1ª edición 2015
Edita: Sociedad Española para el Estudio de los Pastos
Edición coordinada:
Josep Cifre Llompart
Isaac Janer March
Javier Gulías León
Jaime Jaume Sureda
Hipólito Medrano Gil
Maquetación: Isaac Janer, Sofía Garrido, Josep Cifre
Imágenes portada: Los Autores
ISBN: 978-84-606-7295-1
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
ÍNDICE
COMITÉ ORGANIZADOR
3
COMITÉ CIENTÍFICO
5
PRESENTACIÓN
7
Primera parte
PONENCIAS INVITADAS
TURISMO Y PAISAJE: EN BÚSQUEDA DEL VALOR RECÍPROCO
A. RIERA FONT
11
LA PRODUCTIVIDAD DE LOS PASTOS MEDITERRÁNEOS EN LA PERSPECTIVA DEL CAMBIO
CLIMÁTICO
H. MEDRANO
13
LA NUEVA PAC 2014-2020: ESPECIFICIDADES EN GANADERÍA Y PASTOS EN LAS ILLES
BALEARS
J.C. CABALLERO RUBIATO
15
EL MUNDO Y LA GANADERÍA: SITUACIÓN ACTUAL Y PERSPECTIVAS AL 2050
C. BUXADÉ
17
ABANDONO, GESTIÓN Y PERSPECTIVAS DE APROVECHAMIENTO EN LAS SUPERFICIES
FORESTALES
L. BERBIELA MINGOT
19
Segunda Parte
BOTÁNICA Y ECOLOGÍA DE PASTOS
EFECTO DE LA DIVERSIDAD TAXONÓMICA DE HONGOS ENDÓFITOS Epichloë EN LA
PRODUCCIÓN DE ALCALOIDES EN Lolium perenne
M.C. SOTO-BARAJAS, I. ZABALGOGEAZCOA, A. ÁLVAREZ PASCUA Y B.R. VÁZQUEZ DE ALDANA
23
HÁBITATS INDICADORES DE ESTRATOS AMBIENTALES DE CANTABRIA
J. BUSQUÉ, M.G. MAESTRO, S. JIMÉNEZ Y J.R. RODRÍGUEZ
31
3
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
DETERMINACIÓN DE LA CAPACIDAD DE GERMINACIÓN DE DIFERENTES POBLACIONES DE
TRES ESPECIES DE HERBÁCEAS MEDITERRÁNEAS: Ampelodesmos mauritanica, Oryzopsis miliacea Y
Dactylis glomerata
M. NIETO, E. BARAZA, J. CIFRE Y J. GULÍAS
39
EVOLUCIÓN DE NUTRIENTES DE Brachypodium pinnatum EN CUBIERTAS MULTIESPECÍFICAS Y
EN CUBIERTAS DEGRADADAS
R.M. CANALS, M. DURÁN, L. MÚGICA Y L. SAN EMETERIO
47
COMPOSICIÓN FLORÍSTICA Y DIVERSIDAD DE PASTOS EN RÉGIMEN DE PASTOREO EN LA
SIERRA DE MADRID
T. MARTÍNEZ Y E. MARTÍNEZ
55
EFECTOS DE LA RETIRADA DEL PASTOREO EN PASTOS DE ALTA MONTAÑA: EL CASO DE
PASTOS DE Festuca eskia, Ram. EN EL PN DE AIGÜESTORTES (LLEIDA)
R. FANLO Y M. BOU
63
RECUPERACIÓN POST-INCENDIO DEL PINAR Y MATORRAL MEDITERRÁNEO MALLORQUÍN
CON PRESENCIA DE CABRAS
A. CAPÓ RODRIGUEZ, E. BARAZA RUIZ Y J. BARTOLOMÉ FILELLA
71
EFECTO DE LA SIMULACIÓN DE RAMONEO EN PARÁMETROS ESTRUCTURALES DE TRES
ESPECIES DEL MATORRAL MALLORQUÍN
M.J. BRONCANO, L. RIVERA-SÁNCHEZ, E. BARAZA, C. ESPUNYA Y J. BARTOLOMÉ FILELLA
79
EFECTO DEL ABANDONO DEL PASTOREO SOBRE LA SALUD DE LOS AGROECOSISTEMAS EN
EL PARQUE NATURAL DE GORBEIA
I. MIJANGOS, L. EPELDE, I. ALBIZU, M. ANZA HORTALÁ, I. MARTÍN SÁNCHEZ, S. MENDARTE AZKUE, A.
LANZÉN Y C. GARBISU CRESPO
87
Tercera Parte
PRODUCCIÓN VEGETAL
INFLUENCIA DE LA CALIDAD DEL TERRENO EN LA RESPUESTA AL FÓSFORO DE LOS PASTOS
EN LA SERENA (EXTREMADURA)
C. GARCÍA-LATORRE, S. RODRIGO, O. SANTAMARÍA, M.J. POBLACIONES, T. GARCÍA-WHITE, F.J. VIGUERA Y L.
OLEA
97
USO DE AGUAS REGENERADAS PARA EL RIEGO DE CULTIVOS FORRAJEROS EN LAS ISLAS
BALEARES
J. VADELL, M. ADROVER, J. SOLIVELLAS, G. MOYÀ, E. NICOLAS, S. MULET, E. FERNÁNDEZ Y R. CALERO
105
PRODUCCIÓN, COMPOSICIÓN BOTÁNICA Y FERTILIDAD DEL SUELO EN PRADOS MESÓFILOS
COLINOS DEL CENTRO DE ASTURIAS
J.A. OLIVEIRA-PRENDES, E. AFIF-KHOURI Y P. PALENCIA
113
VALOR PROTEICO DE ESPECIES DE PRADOS DE SIEGA DE MONTAÑA DEL PIRINEO CENTRAL
R. REINÉ, J. ASCASO, A. BROCA, A. MILLÁN, O. BARRANTES Y C. FERRER
121
4
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
LEGUMINOSAS HERBÁCEAS EN LA RESTAURACIÓN FORESTAL DE ZONAS INCENDIADAS DEL
MACIZO DE SIERRA NEVADA: PRODUCCIÓN Y CALIDAD
A.B. ROBLES, M.E. RAMOS, F.M. CABEZA, F. DELGADO Y J.L. GONZÁLEZ-REBOLLAR
129
ESTUDIO DE LA COMPETENCIA ENTRE Poa x hybrida ‘THERMAL BLUE’ Y Poa annua EN EL
CAMPO DE FÚTBOL IBEROSTAR ESTADI (PALMA DE MALLORCA)
I. JANER, X. MOLARES, J. CIFRE Y J. GULÍAS
137
INTRODUCCIÓN DE GERMOPLASMA ÉLITE EN HIBRIDOS FORRAJEROS DE MAÍZ
L. CAMPO Y J. MORENO-GONZÁLEZ
145
SELECCIÓN FENOTÍPICA Y MOLECULAR PARA OBTENER HÍBRIDOS DE MAÍZ DE ALTO
RENDIMIENTO FORRAJERO
L. CAMPO RAMÍREZ Y J. MORENO-GONZÁLEZ
153
PREDICCIÓN DE LA CALIDAD FERMENTATIVA DE ENSILADOS DE HIERBA MEDIANTE NIRS
SOBRE MUESTRAS SECAS Y MOLIDAS
S. PEREIRA-CRESPO, B. FERNÁNDEZ-LORENZO, C. RESCH, J. VALLADARES-ALONSO, L. GONZÁLEZ, T.
DAGNAC, A. BOTANA Y G. FLORES-CALVETE
161
EFECTO DEL PRESECADO Y EL USO DE INOCULANTE SOBRE LA CALIDAD FERMENTATIVA
DE ENSILADOS DE LEGUMINOSAS ANUALES
S. PEREIRA-CRESPO, J. VALLADARES-ALONSO, B. FERNÁNDEZ-LORENZO, A. GONZÁLEZ-ARRÁEZ, N. DÍAZ, C.
RESCH, A. BOTANA Y G. FLORES-CALVETE
169
PLOIDÍA Y CONTENIDO EN ADN NUCLEAR EN GERMOPLASMA DE Agrostis MEDIANTE
CITOMETRÍA DE FLUJO
J.A. OLIVEIRA-PRENDES Y A. SALAS-BUSTAMANTE
177
PRODUCCIÓN Y CALIDAD PROTEICA EN ROTACIONES DE MAÍZ FORRAJERO CON CULTIVOS
DE INVIERNO CON LEGUMINOSAS
M.I. GARCÍA POMAR, D. BÁEZ BERNAL, C. GILSANZ REY Y J. CASTRO INSUA
185
PRODUCCIÓN, CONCENTRACION Y PERFIL DE GLUCOSINOLATOS DE Brassica carinata Y
Brassica juncea CULTIVADAS EN LA DEHESA
P. FERNÁNDEZ REBOLLO, M.D. CARBONERO MUÑOZ, J.R. LEAL MURILLO, A.M. GARCÍA MORENO, P. RIOS
CASTAÑO, M.E. SÁNCHEZ, S. OBREGÓN Y A. DE HARO BAILÓN
193
INFLUENCIA DEL GENOTIPO Y LA DENSIDAD DE SIEMBRA EN EL RENDIMIENTO Y VALOR
NUTRITIVO DEL SORGO FORRAJERO EN LA ZONA COSTERA DE GALICIA
M.J. BANDE-CASTRO, C. RESCH Y M. QUINTELA
201
LA INOCULACIÓN AÉREA CON HONGOS ENDOFÍTICOS AFECTA LA PRODUCCIÓN Y CALIDAD
DE Lolium rigidum Y Trifolium subterraneum EN CONDICIONES DE CAMPO
O. SANTAMARÍA, S. LLEDÓ, S. RODRIGO Y M.J. POBLACIONES
209
DIAGNÓSTICO COMPARATIVO DE LA SALUD AGROECOSISTÉMICA BAJO DIFERENTES
SISTEMAS DE ABONADO PARA EL CULTIVO DE MAÍZ
I. MIJANGOS, F. VICENTE, S. MODROÑO, M. ANZA, C. GARBISU Y A. MARTÍNEZ-FERNÁNDEZ
217
5
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
LEGUMINOSAS FORRAJERAS EN MONOCULTIVO O EN ASOCIACIÓN CON OTRAS ESPECIES
COMO ALTERNATIVA VIABLE AL CULTIVO INVERNAL DE RAIGRÁS ITALIANO PARA ROTAR
CON MAÍZ
S. BAIZÁN, F. VICENTE, M.A. GONZÁLEZ, C. GONZÁLEZ, B. DE LA ROZA DELGADO, A. SOLDADO Y A.
MARTÍNEZ-FERNÁNDEZ
225
Cuarta Parte
PRODUCCIÓN ANIMAL
INFLUENCIA DEL PASTOREO DE ALFALFA O ESPARCERTA SOBRE LOS PARÁMETROS
PRODUCTIVOS Y REPRODUCTIVOS DE OVEJAS Y CORDEROS
S. LOBÓN, A. SANZ, M. BLANCO Y M. JOY
235
EFECTO DEL FORRAJE Y DE LA INCLUSIÓN DE CONCENTRADO EN LA DIETA SOBRE LA
PRODUCCIÓN DE GAS Y METANO EN OVINO
S. LOBÓN, F. MOLINO, M. A. LEGUA, P. ESEVERRI, M. A. CESPEDES Y M. JOY
243
ESTUDIO DE CASO SOBRE EL USO DE PASTIZAL NATIVO PARA LA PRODUCCIÓN DE LECHE
EN PEQUEÑA ESCALA EN EL ALTIPLANO CENTRAL DE MÉXICO
P.A. SAINZ-SÁNCHEZ, D. HEREDIA-NAVA, C.G. MARTÍNEZ-GARCÍA, L.R. GARCÍA-WINDER, F. VICENTE, A.
MARTÍNEZ-FERNÁNDEZ Y C.M. ARRIAGA-JORDÁN
251
IMPLANTACIÓN DE LA TECNOLOGÍA NIRS EN EL CONTROL DE CALIDAD DE ENSILADOS A
NIVEL DE EXPLOTACIÓN
A. SOLDADO, S. MODROÑO, C. CASAL, A. MARTÍNEZ-FERNÁNDEZ Y B. DE LA ROZA-DELGADO
259
FERTILIZACIÓN ORGÁNICA Y MINERAL DE MAIZ FORRAJERO CON INCORPORACIÓN DEL
INHIBIDOR 3,4 DIMETIL PIRAZOL FOSFATO
M.D. BÁEZ BERNAL, C. GILSANZ REY, M.I. GARCÍA POMAR Y J. CASTRO INSUA
267
INCIDENCIA Y DIVERSIDAD DE ESPECIES DE FUSARIUM EN GRANOS, TALLOS Y HOJAS DE
HÍBRIDOS DE MAIZ FORRAJERO EN GALICIA
M.J. SAINZ, O. AGUÍN, V. FERREIROA, M.J. BANDE Y J.P. MANSILLA
275
Quinta Parte
SISTEMAS Y RECURSOS SILVOPASTORALES
TELEDETECCIÓN PARA LA CARTOGRAFÍA Y CARACTERIZACIÓN DE LOS PASTOS DE
PUERTO EN EL PIRINEO OCCIDENTAL ARAGONÉS
M. GASTÓN ROMEO Y J. DE LA RIVA FERNÁNDEZ
285
6
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
USO DE RECURSOS PASCÍCOLAS EN UNA RUTA DE OVINO TRASHUMANTE CON
SEGUIMIENTO MEDIANTE GPS, ENTRE EL VALLE DEL EBRO Y EL PIRINEO DE HUESCA
O. BARRANTES, R. REINÉ, R. BETRÁN, I. BLASCO, A. OLAIZOLA, J.L. MORA, A. BROCA, E. MANRIQUE Y C.
FERRER
293
RELACIONES ENTRE CARACTERÍSTICAS DE LAS FAMILIAS Y ESTRUCTURAS PRODUCTIVAS
EN EXPLOTACIONES OVINAS QUE UTILIZAN UN ESPACIO NATURAL PROTEGIDO
A. ZAMUDIO, E. MANRIQUE Y A. M. OLAIZOLA
301
ANÁLISIS INDUCTIVO DE LAS PERCEPCIONES SOCIALES ACERCA DE LOS SERVICIOS DE LOS
ECOSISTEMAS DE LA GANADERÍA DE MONTAÑA
E. TELLO, T. RODRÍGUEZ-ORTEGA, R. RIPOLL-BOSCH, I. CASASÚS Y A. BERNUÉS
309
ESTUDIO PRELIMINAR DE LA APLICACIÓN DE QUEMA PRESCRITA PARA LA RECUPERACIÓN
DE PASTOS EN EL PARQUE NATURAL DEL MONTSENY
LL. MARTINEZ UJALDÓN, C. CASAS ARCARONS Y J. PLAIXATS BOIXADERA
317
COMPOSICIÓN ANTIOXIDANTE DE BELLOTAS Y PASTOS DE DEHESA DURANTE EL PERIODO
DE MONTANERA EN EXTREMADURA
M. CABEZA DE VACA, D. TEJERINA, S. GARCÍA-TORRES, E. PRIOR, A. GORDILLO Y E. MARTÍN-TORNERO
325
EVALUACIÓN DE LA PRODUCCIÓN DE BELLOTA EN ENCINAS JÓVENES PROCEDENTES DE
REPOBLACIÓN
M. FÉRRIZ NÚÑEZ, M.D. CARBONERO MUÑOZ, J.R. LEAL MURILLO, M.T. HIDALGO FERNÁNDEZ, A. GARCÍA
MORENO Y P. FERNÁNDEZ REBOLLO
333
ALGARROBO (Ceratonia siliqua, L.) EN DEHESAS DE SIERRA MORENA: ABUNDANCIA
POBLACIONAL Y DISPERSIÓN ENDOZOÓCORA
J. GARCÍA MILLÁN, Á.R. QUINTANA BERLANGA, M. AVILÉS ARRIAGA, B. ACOSTA GALLO, C. GALÁN
SOLDEVILLA, R. BLÁZQUEZ MADRID Y J. MONTALVO RODRÍGUEZ
341
EFECTO DEL TIPO DE PASTOREO SOBRE PARÁMETROS DE PRODUCCIÓN DE HIERBA Y
LECHE EN UN SISTEMA DE OVINO LECHERO
N. MANDALUNIZ, J. ARRANZ Y R. RUIZ
349
FACTORES QUE INFLUYEN EN EL USO DE PRADERAS CULTIVADAS POR PRODUCTORES DE
LECHE EN PEQUEÑA ESCALA DEL ALTIPLANO CENTRAL MEXICANO
M. JUÁREZ-MORALES, J.D. GARCÍA-VILLEGAS, E. SÁNCHEZ-VERA, C.M. ARRIAGA-JORDAN, A.A. RAYASAMORP Y C.G. MARTINEZ-GARCIA
357
ÍNDICE DE AUTORES
365
7
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
COMITÉ ORGANIZADOR
Josep Cifre Llompart (UIB)
Isaac Janer March (UIB)
Javier Gulías León (UIB)
Jaime Jaume Sureda (SEMILLA)
Hipólito Medrano Gil (UIB)
3
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
4
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
COMITÉ CIENTÍFICO
Albizu Isabel (NEIKER)
Baraza Elena (UIB)
Barrantes Olivia (UNIZAR)
Bartolomé Jordi (UAB)
Bota Josefina (UIB)
Broca Alfonso (UNIZAR)
Busqué Juan (CIFA CANTABRIA)
Campo Laura (CIAM INGACAL)
Canals Rosa Mª (UPNA)
Chinea Eduardo (ULL)
Chocarro Cristina (UDL)
Cifre Josep (UIB)
Conesa Miquel Angel (UIB)
Delgado Ignacio (CITA ARAGÓN)
Fanlo Rosario (UDL)
Fernández Pilar (UCO)
Gómez Augusto (UCO)
Gulías Javier (UIB)
Gutiérrez Mª del Rosario (IRFAB GBALEAR)
Hernández Carlos (UPM)
Janer Isaac (UIB)
5
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
Jaume Jaime (SEMILLA)
Joy Margarita (CITA ARAGÓN)
Llera Fernando (VALDESEQUERA GOBEX)
Mangado Jesús Mª (INTIA NAVARRA)
Manrique Emilio (UNIZAR)
Martínez Adela (SERIDA)
Pereira-Crespo Sonia (CIAM INGACAL)
Reiné Ramón (UNIZAR HUESCA)
Robles Ana Belén (CSIC ZAIDIN)
Roig Sonia (UPM)
Salcedo Gregorio (LA GRANJA HERAS)
Santamaría Oscar (UNEX)
Vadell Jaume (UIB)
6
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
PRESENTACIÓN
La 54ª Reunión Científica de la Sociedad Española para el Estudio de los Pastos
(S.E.E.P) se celebró del 14 al 17 de abril de 2015, en la Escola d’Hoteleria del Campus
Universitario de la Universitat de les Illes Balears (UIB).
La S.E.E.P. es una Asociación Científica de ámbito nacional que tiene como objetivo
el fomento del conocimiento y mejora de los pastos españoles, incluyendo una amplia y
diversa gama de disciplinas, entre las que destacan: Tipología, Ecología y Funcionamiento de
los sistemas pastorales, Edafología, Fitosociología, Fisiología Vegetal, Botánica Sistemática,
Producción Vegetal, Nutrición y Alimentación Animal, Producción Animal, Economía,
Sociología y Política Agrarias.
La alimentación de calidad es un objetivo fundamental de la sociedad actual. Pero el
concepto de calidad va más allá de lo que había supuesto hasta ahora. En estos momentos de
profundos cambios, engloba términos no sólo relativos a la calidad organoléptica de los
alimentos, sino también tan importantes como trazabilidad, respeto por el medio ambiente,
responsabilidad social, bienestar animal, gestión del territorio o producción extensiva en base
a pastos.
Por ello, desde sus inicios y, posiblemente de mayor manera en los últimos años, la
S.E.E.P se ha ocupado también de nuevos aspectos relacionados con los pastos. En ese
sentido, el lema de la 54ª Reunión, Pastos y forrajes en el siglo XXI, pretende ser un punto de
reflexión sobre esos temas, una ventana hacia el exterior, con la mirada puesta en el presente
pero también en el futuro, y posibilitar el debate en torno a las actividades turísticas en suelo
rústico, a la valoración del paisaje y a sus gestores, a la ganadería extensiva y sus productos
agroalimentarios de alto valor añadido, a la gestión racional de nuestros bosques, al papel del
sector en la prevención de incendios o a los efectos del cambio climático, entre otros temas.
Para lograrlo, se planteó, además de las sesiones habituales, la visita a la Serra de
Tramuntana, declarada Patrimonio Mundial en la categoría de Paisaje cultural, donde sin duda
confluyen todos estos temas, constituyendo un entorno privilegiado en el que plantear los
retos del futuro inmediato.
Esperamos que la Reunión haya sido fructuosa para todos en estos inicios de siglo
XXI, especialmente en un país como el nuestro, con un medio ambiente y un sector
agroalimentario tan importantes para nuestro presente y nuestro futuro.
El Comité Organizador
7
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
8
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
Primera parte
PONENCIAS INVITADAS
9
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
10
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
TURISMO Y PAISAJE: EN BÚSQUEDA DEL VALOR RECÍPROCO
A. RIERA FONT
Catedrático de Economía Aplicada. Universitat de les Illes Balears
RESUMEN
La consolidación de España como tercer destino turístico a nivel mundial en número
de llegadas de turistas extranjeros (52,2 millones) y segundo en ingresos por turismo (53,2
millones de dólares) es el resultado de la capacidad de las distintas regiones españolas de
satisfacer una demanda creciente de servicios recreativos propia de países desarrollados. Esta
favorable evolución se ha basado, más allá de factores de índole socioeconómica, en la gran
diversidad de paisajes y privilegiada dotación de recursos naturales de la península Ibérica y
de los dos archipiélagos, lo que ha permitido satisfacer una demanda turística de carácter
masivo.
De este modo, aunque la valorización turística del paisaje se ha llevado a cabo,
principalmente, sobre la base del binomio sol y playa y, por ende, sobre los valores de uso de
los paisajes de litoral, aguas marinas próximas a la costa y aguas continentales. Sin embargo,
otros ecosistemas como los bosques e incluso los espacios abiertos con poca vegetación, así
como ciertas zonas agrícolas heterogéneas, mayormente prados y praderas, proporcionan
también escenarios de interés recreativo y atractivo turístico tanto por su singularidad como
por la posición geográfica específica, lo que confiere la posibilidad de disfrutar de vistas
privilegiadas y practicar actividades de ocio y recreo al aire libre.
No obstante, el vínculo existente entre turismo y paisaje no deriva únicamente de la
condición de atractivo turístico de éste último, sino también de la creciente rivalidad existente
entre las funciones ecológicas y ambientales que sustentan los ecosistemas y la demanda de
suelo y espacio inherente al desarrollo urbanístico de la actividad turística. Emergen entonces
valores de opción que pueden disparar el valor paisajístico de una parcela. No en vano, cada
vez más se reconocen los efectos ambientales negativos alimentados por criterios
desarrollistas (basados en los flujos de llegada de turistas, los niveles de ocupación, etc.), que
a menudo han soslayado los criterios de planificación y ordenación a largo plazo de uso y
usufructo del entorno y han contribuido a la ocupación de espacios de alto valor ecológico y
ambiental, la erosión del suelo y la degradación de la cobertura vegetal, con su consiguiente
11
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
impacto en la provisión de paisaje y otros servicios de regulación y mantenimiento de la
diversidad biológica global.
Todo ello ha derivado en un modelo de interacción turismo-paisaje en el que, lejos de
la simbiosis, se han producido tensiones importantes a raíz de las características que
presentan, por una parte, las funciones de producción y recreación del sistema turístico y, por
otra, las funciones de aprovisionamiento, regulación y sustento de los ecosistemas, dando
lugar a un incremento de la tendencia a la entropía o pérdida de la productividad estructural y
biológica de los mismos que afecta a la diversidad y fragmentación del paisaje y que, en
última instancia, pone en peligro la propia continuidad del turismo.
Así, las decisiones sobre cómo utilizar el suelo (agrícola, recreativo, industrial y
urbano), unidas al factor agroclimático – calor y humedad - y al relieve (mata, 1997), definen
una amplia tipología de paisajes y atributos ambientales que han sido objeto de valoración en
diversos trabajos, como contribución a la optimización de los procesos de toma de decisión
colectiva, que son de gran utilidad para otros estudios de detalle sobre recursos naturales
susceptibles de usos. El examen de esta literatura, evidencia que confirma el valor económico
del paisaje, permite ver de qué forma el valor del paisaje depende de ciertas variables
geográficas (como lo distancia a los núcleos urbanos y su tamaño) y esencialmente del tipo de
paraje y calidad ambiental del mismo.
Así, aunque en ocasiones los resultados de este tipo de ejercicios simplifican en gran
medida las variabilidad geográfica del espacio estudiado, la valoración económica de los
cambios en la calidad paisajística siguiendo la lógica de los sistemas de información
geográfica tratan de generar mapas capaces de recoger la diversidad en las condiciones
biofísicas y de coberturas y usos del suelo de un determinado territorio y expresarla en
términos de flujo de valor económico (por ejemplo, €/año). Los métodos de coste de viaje y
de precios hedónicos son claros ejemplos de ello.
12
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
LA PRODUCTIVIDAD DE LOS PASTOS MEDITERRÁNEOS EN LA
PERSPECTIVA DEL CAMBIO CLIMÁTICO
H. MEDRANO
Catedrático de Fisiología Vegetal. Grupo de Investigación en Biología de las Plantas en condiciones
Mediterráneas. Departamento de Biología. Universitat de les Illes Balears. Palma de Mallorca
(España)[email protected]
RESUMEN
La productividad de pastos naturales y cultivos forrajeros es altamente dependiente de
las condiciones ambientales, principalmente de las limitaciones impuestas por el clima y
reflejan en muchos aspectos la producción potencial de una comunidad herbácea natural o
implantada por el hombre. En este sentido, el cambio climático muestra en la actualidad y en
las previsiones futuras importantes variaciones en el régimen térmico y en el hídrico que están
cambiando la productividad de estas comunidades.
El calentamiento progresivo y la mayor frecuencia de episodios de sequías y lluvias
torrenciales no son una predicción sino una realidad que provoca una mayor variabilidad
interanual en la productividad vegetal. En las zonas de clima mediterráneo, en gran parte bajo
condiciones semiáridas, la disponibilidad de agua en el suelo es el mayor factor limitante de la
producción y este problema parece acrecentarse con el cambio climático, lo que provoca una
mayor vulnerabilidad de la producción de pastos frente al cambio climático.
En la perspectiva de atenuar esta vulnerabilidad, se presentan diferentes vías que
permitan mejorar la eficiencia en el uso del agua de las plantas como respuesta global a la
reducción de su disponibilidad en el suelo. Se discuten las posibles estrategias agronómicas
para incrementar el agua disponible para la planta así como el papel de la selección genética
en base a criterios de capacidad de obtención de recursos hídricos y de eficiencia en su uso.
13
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
14
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
LA NUEVA PAC 2014-2020: ESPECIFICIDADES EN GANADERÍA Y
PASTOS EN LAS ILLES BALEARS
J.C. CABALLERO RUBIATO
Ingeniero Agrónomo. Presidente de la Comissió de Medi Ambient de les Illes Balears. Govern de les
Illes Balears
RESUMEN
En 2013, la UE inició un cambio en el escenario agrario europeo, con todas las
trascendencias económicas, sociales y ambientales que ello supone, mediante la aplicación de
un nuevo diseño en la Política Agraria Común (PAC) para el periodo 2015-2020. Así se dio
por finalizado el Régimen de Pago Único el 31 de diciembre de 2014 y se pasó en 2015 a
nuevos conceptos como agricultor activo, regionalización, régimen de pago básico, prácticas
agrícolas beneficiosas para el clima y el medio ambiente, zonas con limitaciones naturales,
ayuda asociada, costes de transacción, implantación de sistemas agroforestales, etc.
En 2015 comienza por tanto un nuevo periodo del Programa de Desarrollo Rural con
la finalidad de modernizar las explotaciones agrarias, mejorar la transferencia de
conocimientos y la innovación, ganar en competitividad, incidir positivamente en la
protección del medio ambiente, así como promover la diversificación de las actividades
agrarias y no agrarias en el mundo rural.
La aplicación de la nueva PAC prevé pagos asociados a la ganadería, la vinculación de
los pagos a superficies destinadas a pastos para la actividad ganadera de la explotación, se
reconoce el efecto beneficioso del pastoreo sobre el clima y el medio ambiente, aunque
también limitan y condicionan las actuaciones en pastos permanentes considerados
medioambientalmente sensibles.
Se reconocen ayudas en el marco del programa de desarrollo rural a los ejemplares de
razas autóctonas ganaderas, al establecimiento de sistemas agroforestales, a la ganadería
ecológica y a la ganadería que se desarrolla en zonas con dificultades naturales y específicas.
15
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
16
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
EL MUNDO Y LA GANADERÍA: SITUACIÓN ACTUAL Y PERSPECTIVAS
AL 2050
C. BUXADÉ
Catedrático de Producción Animal. Universidad Politécnica de Madrid
RESUMEN
Cara al año 2050 el Mundo, la humanidad, se enfrenta, en nuestra opinión, desde la
doble vertiente: agrícola y pecuaria, con una serie de retos enormemente importantes,
trascendentes, y que, en muchas ocasiones, no son valorados de la forma adecuada por la
sociedad (ni, en la actualidad, por la mayoría de nuestros dirigentes).
Las actuales previsiones nos indican que, por aquellas fechas, año 2050, la población
mundial puede estar situada alrededor de los 9.000 millones de personas. Pero no sólo es ésta
una cifra de referencia, que, por si misma, nos debe hacer reflexionar en profundidad, sino
que además habrá que ver cuál va a ser, por aquel entonces, la estructura de la pirámide de
población; es decir qué porcentaje de la población mundial estará en la cuarta edad (e incluso,
en la quinta edad, es decir con más de 100 años).
Todo ello, unido al hecho de que la humanidad, desde una perspectiva global, quiere
comer, cada vez más, buena proteína de origen animal (los últimos ejemplos de Vietnam,
China o la India, son clarificadores), plantea una serie de importantes cuestiones (retos), que
no van a ser sencillas de asumir y responder.
El primer reto va a fundamentarse en una realidad claramente multifactorial y, en ella,
estarán involucrados: el agua, la S.A.U. (atención a los efectos del calentamiento global), la
propia producción animal, la adecuada gestión de los subproductos agrícolas, ganaderos y
humanos, etc. Ello va a generar, sin ninguna duda, la necesidad de entrar de lleno en la
aplicación de las que hoy son nuevas tecnologías (el aprovechamiento óptimo, desde la doble
perspectiva agrícola y pecuaria, de una S.A.U. cada vez más limitada; la gestión integral de
nuevas especies a explotar, la introducción masiva de la producción de insectos, la utilización
general de O.G.M., la aplicación de las clonaciones, la generación de proteína sintéticas, etc.).
A todo ello habrá que unir, nos guste o no, la adecuada gestión e ingesta de los
alimentos por parte de los humanos (para optimizar los insumos y la gestión de los
subproductos).
17
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
18
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
ABANDONO, GESTIÓN Y PERSPECTIVAS DE APROVECHAMIENTO EN
LAS SUPERFICIES FORESTALES
L. BERBIELA MINGOT
Ingeniero de Montes. Servicio de Gestión Forestal y Conservación del Suelo. Conselleria de
Agricultura, Medio Ambiente y Territorio. Comunidad Autónoma de las Islas Baleares.
[email protected]
“Nunca os saciareis de leer en este gran libro de la naturaleza: siempre se tendrán delante nuevos
objetos para la admiración y para la investigación.”
(Archiduque Luis Salvador de Austria,
Sueños de verano al borde del mar.
Mallorca, 1912)
RESUMEN
Se presenta un conjunto de características que contribuyen a definir la actual situación
de los espacios forestales en las Islas Baleares y que permiten plantear una posible evolución
semejante en otros ámbitos mediterráneos.
De este análisis surgen factores de preocupación respecto a la percepción social,
contribución económica y regulación ambiental que presentan actualmente las superficies
dedicadas a pastos. Se consideran, entre otros, los relativos a su indeterminación,
complejidad, subsidiariedad, variabilidad, rentabilidad, abandono o ausencia de visibilidad
tanto ecológica como productiva.
Se evalúa la relevancia otorgada al pastoreo extensivo en las islas, mediante
inventarios y referencias históricas respecto al secular empleo para alimentación del ganado
de las superficies agrarias insulares. Igualmente, se emplean distintas aproximaciones
cartográficas que permiten localizar y valorar la evolución de las superficies destinadas a la
ganadería extensiva o a la producción de forrajes interpretando el tratamiento que se otorga a
cada tipología de uso asignado a las consideradas áreas naturales o a las distintas zonas de
cultivo.
Por último, se consideran los elementos que, cara al futuro y de manera más
significativa, parecen enmarcar la recuperación del uso y gestión de los terrenos forestales y
como pueden incidir en la recuperación, mantenimiento y empleo de los pastizales ligados al
19
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
aprovechamiento de bosques, garrigas, páramos, herbazales y cultivos arbolados propios del
entorno mediterráneo.
Palabras clave: pastizales mediterráneos, forestal, Islas Baleares, ganadería extensiva.
20
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
Segunda Parte
BOTÁNICA Y ECOLOGÍA DE PASTOS
21
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
22
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
EFECTO DE LA DIVERSIDAD TAXONÓMICA DE HONGOS ENDÓFITOS
Epichloë EN LA PRODUCCIÓN DE ALCALOIDES EN Lolium perenne
TAXONOMIC DIVERSITY OF Epichloë ENDOPHYTES AFFECTS THE ALKALOID PROFILE OF Lolium
perenne IN NATURAL PASTURES
M.C. SOTO-BARAJAS, I. ZABALGOGEAZCOA, A. ÁLVAREZ PASCUA Y B.R.
VÁZQUEZ DE ALDANA
Instituto de Recursos Naturales y Agrobiología de Salamanca (IRNASA-CSIC). Cordel de Merinas 40-52. 37008 Salamanca
(España). [email protected]
RESUMEN
Se evaluó el efecto de tres grupos taxonómicos (M1, M2, y M3) de hongos endófitos del género Epichloë en la
producción de los alcaloides lolitrem B (tóxico para mamíferos) y peramina (insecticida) en plantas de Lolium perenne
procedentes de poblaciones naturales. El contenido de los alcaloides lolitrem B y peramina se analizó por HPLC en 91
plantas infectadas de seis localidades. El lolitrem B se detectó en un 63,7% de las plantas con concentraciones medias entre
0,31 y 1,16 µg g-1 según localidades. En un 80% de las plantas se detectó peramina con concentraciones medias entre 2,62 y
11,43 µg g-1. Se observó un efecto significativo (P<0,0001) del grupo taxonómico Epichloë sobre la concentración de ambos
alcaloides. Las plantas con endófitos M3 tuvieron la mayor concentración de lolitrem B (hasta 2,61 µg g-1). La máxima
producción de peramina se detectó en Lolium con hongos M2 (máximo de 24,0 µg g-1). En plantas infectadas por cepas M1,
las concentraciones de ambos alcaloides fueron muy variables. Independientemente del lugar de origen de las plantas el
grupo taxonómico al que pertenece el endófito es un factor determinante en la producción y concentración de los alcaloides
analizados.
Palabras clave: raigrás, lolitrem, peramina.
SUMMARY
We evaluated the effect of three taxonomic groups of Epichloë endophytes (M1, M2 and M3) in the production of
the alkaloid lolitrem B (toxic to mammals) and peramine (insecticide) in Lolium perenne. The content of lolitrem B and
peramine was analyzed by HPLC in 91 infected plants. Lolitrem B was detected in 63.7% of the samples with mean
concentrations of 0.31 to 1.16 µg g-1. Peramine was found in the 80% of plants (ranging from 2.62 to 11.43 µg g-1). There
was a significant effect (P<0.0001) of the taxonomic group of Epichloë on the alkaloid production in L. perenne plants. The
samples with M3 endophytes had the highest content of lolitrem B (up to 2.61 µg g-1). The maximum production of peramine
was detected in plants infected by M2 strains (maximum of 24.0 µg g-1). In plants infected with M1 strains, the
concentrations of both alkaloids were widely variable. Regardless of the origin of the plants, the endophyte taxonomical
group is a key factor for the production and concentration of the alkaloid analyzed.
Key words: ryegrass, lolitrem B, peramine.
23
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
INTRODUCCIÓN
El raigrás inglés (Lolium perenne L.) es una de las gramíneas forrajeras más cultivadas
a nivel mundial debido a su amplia adaptabilidad. En Europa es la segunda especie con mayor
superficie sembrada solamente después de los cereales (Sampoux et al., 2012). Es común
encontrar plantas de L. perenne en simbiosis con hongos endófitos del género Epichloë. La
planta hospedadora provee al hongo nutrientes y un medio de dispersión a través de las
semillas; y el endófito promueve la síntesis de metabolitos secundarios que confieren
protección a la planta contra el herbivorismo (Schardl et al., 2013). Los principales alcaloides
producidos en las gramíneas hospedadoras de endófitos Epichloë son cuatro: (1) lolitrenos,
neurotoxinas que pueden ocasionar modorra del raigrás (ryegrass staggers); (2) ergovalina,
vasoconstrictor causante de la festucosis del ganado; (3) peramina y (4) lolinas, con
propiedades insecticidas (Clay y Schardl, 2002). El perfil de alcaloides en la planta depende
de la especie del hongo como de la planta hospedadora y la concentración puede variar
dependiendo de factores de la planta y ambientales (Schardl et al., 2013). Actualmente existen
hongos endófitos que se utilizan en la mejora de diversas especies de gramíneas (Easton et al.,
2001). En especies forrajeras se seleccionan estirpes con capacidad para producir alcaloides
que actúen como insecticidas y se evitan aquellas que produzcan metabolitos dañinos para el
ganado.
En estudios anteriores (Soto-Barajas et al., 2014) se presentó la diversidad taxonómica
de Epichloë detectada en poblaciones naturales de raigrás. En este trabajo se determina el
efecto de la variabilidad taxonómica de estos endófitos Epichloë sobre el contenido de los
alcaloides lolitrem B y peramina en plantas de L. perenne procedentes de poblaciones
naturales.
MATERIAL Y MÉTODOS
Muestreo de plantas e identificación de endófitos
En la primavera de 2012 se recogieron plantas silvestres de L. perenne en seis
localidades ubicados al noroeste de España. Se determinó la incidencia de endófitos y se
clasificaron en tres grupos taxonómicos M1, M2, M3 según se indicó en un trabajo previo
(Soto-Barajas et al., 2014) (Tabla 1). Un total de 91 plantas infectadas (E+) y 91 plantas no
infectadas (E-) se trasplantaron a la finca experimental Muñovela del IRNASA-CSIC
(Salamanca), donde se mantuvieron sin aporte alguno de fertilizante, ni riegos adicionales.
24
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
Tabla 1. Localidades de origen de Lolium perenne, incidencia de endófitos Epichloë y de morfotipos.
Localidad
Provincia
Hábitat
Ciudad Rodrigo (CR)
La Vecilla (LVA)
Los Valles (LVE)
Porqueriza (POR)
Tábara (TAB)
Valle Fuentes (VAF)
Salamanca
León
Salamanca
Salamanca
Zamora
León
Ribera
Tierra de cultivo
Dehesa
Dehesa
Monte de roble
Monte bajo
Altitud
(msnm)
625
879
813
807
766
1133
Incidencia
60.0
42.9
56.0
32.0
49.0
32.1
Morfología
M1
M2
M3
Porcentaje
20.0 40.0 40.0
94.7
5.3
0.0
41.4 41.4 17.2
40.0 26.7 33.3
46.2
3.8
50.0
81.3
0.0
18.8
Análisis de alcaloides
Para el análisis de alcaloides se utilizaron 91 plantas E+ y 20 plantas E-. De cada una
de estas plantas infectadas se conocía exactamente el morfotipo del hongo (Soto-Barajas et
al., 2014). El muestreo se realizó en mayo de 2014 recogiendo la parte aérea de las plantas en
fase de espigado. Cada alcaloide (lolitrem B o peramina) se determinó por separado en
muestras liofilizadas y molidas.
El alcaloide lolitrem B se determinó siguiendo el método de Gallagher et al. (1985)
con ligeras modificaciones. Se realizó una extracción con una disolución cloroformo:metanol
(2:1, v/v) durante una hora en un agitador orbital. Después de una centrifugación, el
sobrenadante se evaporó en corriente de nitrógeno. El residuo seco se redisolvió en 1,5 ml de
diclorometano y se pasó a través de un cartucho de sílice (100 mg, Waters Sep-Pac). La
cuantificación se realizó por HPLC utilizando un módulo Waters 2596, con una columna de
Silica 250 mm x 4,6 mm; 5 µm (Waters Spherisorb) y un detector de fluorescencia (Waters
4570) λexc= 268 nm; λem= 440nm. Como fase móvil se usó una disolución de diclorometano:
acetronitrilo (80:20, v/v) con un flujo de 1,0 ml min-1.
Para el análisis de peramina se utilizaron las condiciones descritas por Barker et al.
(1993). Se realizó una extracción con 3,0 ml de isopropanol al 30% a 90 ºC durante 30
minutos. El extracto se pasó a través de un cartucho CBA (ácido carboxílico 100 mg, Varian
Bond Elut), eluyéndose con 1.0 ml de ácido fórmico al 5%. La cuantificación se realizó por
HPLC con una columna C18 3,9 mm x 150 mm; 4 µm (Nova Pack) con un detector PDA
(matriz de fotodiodos) Waters 2996 a 280 nm. La fase móvil fue isocrática compuesta de
acetonitrilo al 18% en tampón de ácido fórmico en carbonato de guanidina (10 mM) con un
flujo de inyección 0,7 ml min-1.
25
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
Análisis estadístico
La concentración media de cada alcaloide por población se determinó incluyendo la
concentración cero de las plantas infectadas que no lo producen. Dado que no en todas las
poblaciones se encontraron los tres morfotipos de hongo, los factores ‘población’ y
‘morfotipo’ se analizaron separadamente mediante ANOVA. En aquellos casos en que se
detectaron diferencias significativas dentro de los factores analizados se utilizó el test de
Duncan para la comparación entre las medias de los tratamientos.
RESULTADOS Y DISCUSIÓN
Alguno de los dos alcaloides analizados (lolitrem B o peramina) se detectó en el 90%
de las plantas E+; y en las plantas E- no se detectó ninguno de los alcaloides estudiados.
El alcaloide neurotóxico lolitrem B se detectó en un 63,7% de las plantas de raigrás
con endófitos Epichloë (Tabla 2). Valle Fuentes tuvo la mayor proporción de plantas con
lolitrem B (86,6%) y entre las plantas de Porqueriza la producción de este alcaloide fue menos
frecuente (40,0%). La concentración de lolitrem B fue significativamente diferente ( <0,011)
entre poblaciones, con variaciones entre 0,31±0,13 µg g-1 en Porqueriza, y 1,16±0,15 µg g-1
en Valle Fuentes.
Tabla 2. Concentración de lolitrem B en Lolium perenne por población de origen de la planta y grupo
morfológico del endófito.
Morfología hongo
M1
M2
M3
Plantas con
Plantas con
Plantas con
Lolitrem
Lolitrem
Lolitrem
Lolitrem
Lolitrem
Lolitrem
-1
-1
Población Nº
%
µg g
Nº
%
µg g
Nº
%
µg g-1
CR
0/2
0
2/5 40.0 0,42±0,29
6/6 100 1,17±0,15
LVA
4/8 50,0 0,41±0,21 6/10 60.0 0,32±0,10
1/1 100 1,43±0,00
LVE
10/12 83,3 0,89±0,15
0 0.0
0 0,0
POR
3/4 75,0 0,48±0,16
0/4 0.0
0,00
1/2 50,0 0,58±0,57
TAB
3/11 27,3 0,24±0,14
0 0.0
- 9/11 81,8 1,43±0,25
VAF
10/11 90,9 1,19±0,17
0 0.0
3/4 75,0 1,08±0,40
Media
30/48 62,5 0,66±0,08α
Media
por población
Plantas con
Lolitrem
Lolitrem
%
µg g-1
8/13 61,5 0,70±0,18abc
11/19 57,9 0,43±0,11ab
10/12 83,3 0,89±0,15bc
4/10 40,0 0,31±0,13a
12/22 54,5 0,83±0,19abc
13/15 86,6 1,16±0,15c
8/19 42,1 0,30±0,09β 20/24 83,3 1,24±0,15γ 58/91 63,7
Entre las poblaciones o entre los grupos morfológicos que tienen la misma letra como superíndice en la concentración media no hay
diferencias significativas (P<0,05, test de Duncan).
En Tábara y Valle Fuentes se encontraron plantas con concentraciones por encima de
1,80 µg g-1, nivel a partir del cual el ganado empieza a presentar síntomas de intoxicación
(Reed et al., 2004). Aunque la concentración media por población en ningún caso superó
26
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
dicho nivel crítico, es conveniente la vigilancia de los sitios en que los porcentajes de plantas
en que se produce lolitrem B son altos debido a la variación estacional en su concentración
(Reed et al., 2004).
Al analizar conjuntamente los datos de todas las localidades, el grupo morfológico de
Epichloë afectó de forma significativa (P<0,0001) la concentración de lolitrem B en L.
perenne. Las concentraciones más elevadas se detectaron en las muestras con hongos del
grupo taxonómico M3, con un valor promedio de 1,24±0,15 µg g-1 (Tabla 2). En plantas con
Epichloë M2, las concentraciones de lolitrem B fueron las más bajas ( = 0,30±0,09 µg g-1) y
en aquellas con endófitos M1 se cuantificaron niveles intermedios ( = 0,66±0,09 µg g-1).
El alcaloide peramina se detectó en el 80,2% de las plantas E+ analizadas. Este
alcaloide se produjo en la totalidad de las plantas provenientes de Ciudad Rodrigo; en más del
80% de las originarias de Los Valles, La Vecilla y Tábara, y en el 60% de las plantas de
Porqueriza y Valle Fuentes (Tabla 3). La concentración de peramina fue significativamente
diferente (P<0,0001) entre localidades, distinguiéndose tres grupos: las plantas de Valle
Fuentes y la Vecilla con la concentración más baja (<3,0 µg g-1), seguidas por Porqueriza y
Tábara (4,79 y 5,35 µg g-1) y con la concentración más elevada (>7.5 µg g-1) las plantas de
Los Valles y de Ciudad Rodrigo (Tabla 3).
Tabla 3. Concentración de peramina en Lolium perenne por población de origen de la planta y grupo
morfológico del endófito.
Morfología del hongo
Media
M1
M2
M3
por población
Plantas con
Plantas con
Plantas con
Plantas con
Peramina
Peramina
Peramina
Peramina
Peramina
Peramina
Peramina
Peramina
-1
-1
-1
Población Nº
%
µg g
Nº
%
µg g
Nº
%
µg g
Nº
%
µg g-1
CR
2/2 100 3,44±0,44
5/5 100 18,60±3,21
6/6 100 8,13±1,98 13/13 100 11,43±2,22c
LVA
8/8 100 3,87±0,33 7/10 70,0 10,79±2,91
1/1 100 7,00±0,00 16/19 84,2 7,68±1,69bc
LVE
10/12 83,3 2,79±0,46
0
0
0
- 10/12 83,3 2,78±0,45a
POR
2/4 50,0 1,95±1,14
2/4 50,0 8,98±5,21
2/2 100 4,89±1,86 6/10 60,0 5,35±2,23ab
TAB
9/11 81,8 2,86±0,48
0
0
- 10/11 90,9 6,73±1,16 19/22 86,3 4,79±0,74ab
VAF
6/11 54,5 2,08±0,65
0
0
3/4 75,0 4,11±1,56 9/15 60,0 2,62±0,64a
Media
37/48 77,1 2,78±0,25α 14/19 73,7 12,46±2,14β 22/24 91,6 6,50±0,79γ 73/91 80,2
Entre las poblaciones o entre los grupos morfológicos que tienen la misma letra como subíndice en la concentración media no hay diferencias
significativas (P<0,05, test de Duncan).
Al considerar de forma conjunta los datos de todas las localidades, el morfotipo del
endófito tuvo un efecto significativo (P<0,0001) sobre la producción de peramina en raigrás
(Tabla 3). En plantas con hongos M2 se detectó la mayor concentración ( = 12,46±2,14 µg
27
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
g-1); los endófitos M1 producen niveles bajos (
= 2,78±0,25 µg g-1); y las plantas con
Epichloë M3, concentraciones intermedias ( = 6,50±0,79 µg g-1).
Teniendo en cuenta los datos de las Tablas 2 y 3 conjuntamente, se observa que a
mayor proporción de plantas con endófitos M2, la concentración promedio de peramina por
localidad es más alta (CR>LVA>POR) y así los niveles de lolitrem B serán mayores donde
predominan endófitos M1 (LVE y VAF). En la Figura 1 se representa la relación entre la
concentración de ambos alcaloides para todas las plantas. Esto resultados muestran que un
elevado porcentaje de las plantas producen ambos alcaloides, pero es posible identificar
endófitos con capacidad para promover la síntesis de niveles altos de peramina (alcaloide con
efecto repelente a insectos) sin producción de lolitrem B (responsable del temblor de las
bellicas “raygrass stagger”). Curiosamente estos endófitos que no producen lolitrem B
proceden de plantas de Los Valles y Ciudad Rodrigo, las dos localidades situadas en zonas de
dehesas.
25,0
CR
LVA
LVE
POR
TAB
M1
M2
M3
..
...
VAF
Peramina (µg g-1)
20,0
15,0
10,0
5,0
0,0
0,0
0,4
0,8
1,2
Lolitrem B (µg
1,6
2,0
2,4
2,8
g-1)
Figura 1. Relación entre la producción de lolitrem B y peramina en plantas de Lolium perenne, según
población de origen de la planta y grupo morfológico del endófito Epichloë.
CONCLUSIONES
Los alcaloides lolitrem B y peramina son frecuentes en plantas de L. perenne
infectadas por Epichloë. La producción de ambos alcaloides está influenciada por el grupo
taxonómico del endófito Epichloë que albergan; siendo el grupo morfológico M2 el principal
productor de peramina y el grupo M3 el que produce las concentraciones más altas de lolitrem
B.
28
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
AGRADECIMIENTOS
Esta investigación es parte del proyecto AGL2011-22783 financiado por el Ministerio
de Economía y Competitividad. M.C. Soto-Barajas cuenta con una beca del Consejo Nacional
de Ciencia y Tecnología de México (CONACyT).
REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS
BARKER D.J., DAVIES E., LANE G.A., LATCH G.C.M., NOTT H.M. Y TAPPER B.A. (1993) Effect of
water deficit on alkaloid concentrations in perennial ryegrass endophyte associations. En: Hume D.E.,
Latch G.C.M., Easton H.S. (eds) Proceedings of the Second International Symposium on
Acremonium/Grass Interactions. pp. 67-71 Palmerston North, New Zealand.
CLAY K. Y SCHARDL C.L. (2002) Evolutionary origin and ecological consequences of endophyte symbiosis
with grasses. The American Naturalist, 160(S4), 99-127.
EASTON H.S., CHRISTENSEN M.J., EERENS J.P.J., FLETCHER L.R., HUME D.E., KEOGH R.G., LANE
G.A., LATCH G.C.M., PENNELL C.G.L., POPAY A.J., ROLSTON M.P., SUTHERLAND B.L. Y
TAPPER B.A. (2001) Ryegrass endophyte: A New Zealand grassland success story. Proceedings of the
New Zealand Grassland Association, 63, 67-73.
GALLAGHER R.T., HAWKES A.D. Y STEWART J.M. (1985) Rapid determination of the neurotoxin lolitrem
B in perennial ryegrass by high-performance liquid chromatography with fluorescence detection.
Journal of Chromatography, 321(1), 217-226.
REED K.F.M., WALSH J.R., CROSS P.A., MCFARLANE N.M. Y SPRAGUE M.A. (2005) Ryegrass
endophyte (Neotyphodium lolii) alkaloids and mineral concentrations in perennial ryegrass (Lolium
perenne) from southwest Victorian pasture. Australian Journal of Experimental Agriculture, 44, 11851194.
SAMPOUX J.P., BAUDOUIN P., BAYLE B., BÉGUIER V., BOURDON P., CHOSSON, J.F., DE BRUIJN K.,
DENEUFBOURG F., GALBRUN C., GHESQUIÈRE M., NOËL D., THAREL B. Y VIGUIÉ A.
(2012) Breeding perennial ryegrass (Lolium perenne L.) for turf usage: an assessment of genetic
improvements in cultivars released in Europe, 1974-2004. Grass and Forage Science, 68(1), 33-48.
SCHARDL C.L., FLOREA S., PAN J., NAGABHYRU P., BEC S. Y CALIE P.J. (2013) The epichloae:
alkaloid diversity and roles in symbiosis with grasses. Current Opinion in Plant Biology, 16(4), 480488.
SOTO-BARAJAS M.C., VÁZQUEZ DE ALDANA B.R. Y ZABALGOGEAZCOA I. (2014) Diversidad
taxonómica de hongos endófitos Epichloë en Lolium perenne de distintos hábitats. En: Busqué Marcos
J., Salcedo Díaz G., Serrano Martínez E. Mora Martínez M.J., Rodriguez-Arango B.F. (eds) Pastos y
PAC 2014-2020. pp. 193-200. Potes, Cantabria: SEEP.
29
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
30
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
HÁBITATS INDICADORES DE ESTRATOS AMBIENTALES DE
CANTABRIA
HABITATS AS ENVIRONMENTAL STRATA INDICATORS OF
CANTABRIA
J. BUSQUÉ, M.G. MAESTRO, S. JIMÉNEZ Y J.R. RODRÍGUEZ
Centro de Investigación y Formación Agrarias. Gobierno de Cantabria. c/ Héroes del 2 de Mayo, 27. E-39600 Muriedas
(España). [email protected]
RESUMEN
Caracterizar los patrones que rigen la distribución de hábitats y vegetación a escala regional es un objetivo de gran
importancia para la gestión del territorio. En una región como Cantabria esta gestión está fuertemente ligada a la actividad
ganadera y los pastos. Sobre una estratificación ambiental que clasifica el territorio de Cantabria en siete tipos de ambiente,
se realizaron inventarios y cartografía detallados de hábitats y vegetación sobre 104 cuadrados de 500x500m distribuidos de
forma estratificada y aleatoria. Con la estimación de la cobertura de 47 tipos de hábitats diferentes sobre toda la superficie de
los cuadrados, se aplicó un análisis de especies indicadoras para establecer las relaciones existentes entre hábitats y estratos
ambientales. No se encontraron indicadores perfectos de hábitats-estratos, con especificidad y fidelidad iguales a la unidad,
pero sí valores de indicador altos para bastantes relaciones hábitats-estratos, bien individuales o combinando hábitats o
estratos separadamente. Todos los estratos, excepto uno, tuvieron al menos algún indicador de hábitat robusto. Por otra parte,
más de la mitad de los hábitats fueron más o menos especialistas, al mostrar relaciones significativas con unos tipos de
ambiente y no con otros.
Palabras clave: vegetación, valor indicador, especificidad, fidelidad.
SUMMARY
The regional characterization of the patterns of vegetation and habitats distribution is a very important objective for
land management. In a region as Cantabria this management is tightly linked to livestock and pastures. Using an
environmental stratification of Cantabria with seven types of contrasted environments, habitat and vegetation inventories and
mapping was performed on 104 500x500m quadrats distributed according to the strata and posterior randomization. After
estimating the cover of the 47 habitat types in all the area of the quadrats, a species indicator analysis was performed to
establish the existing relations between habitats and environmental strata. We did not find any perfect habitats-strata
indicators where specificity and fidelity both equalled one. However many relations of the types one habitat-one strata or
one-combined showed high indicator values. All the strata except one had at least one robust habitat indicator. On the other
side, more than half of the habitats were more or less specialists, as they showed significant relations with some
environmental types and not with others.
Key-words: vegetation, indicator value, specificity, fidelity.
31
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
INTRODUCCIÓN
Las especies indicadoras son aquéllas que, por sus preferencias ecológicas, señalan
tipos de comunidades, condiciones de hábitat o cambios ambientales. Normalmente se
determinan analizando las relaciones entre las especies observadas en inventarios y la
pertenencia de dichos inventarios a un grupo resultado de una clasificación previa (Dufrêne y
Legendre, 1997). Como el análisis de especies indicadoras relaciona dos elementos, especies
y grupos, su uso es útil para obtener información de los dos. Así, si los grupos tienen sentido
ambiental, el análisis permite caracterizar las preferencias ambientales de las especies que se
quiera estudiar, y por otro lado identificar las peculiaridades taxonómicas que diferencian
unos grupos de otros. Las aplicaciones del análisis de especies indicadoras son múltiples en
conservación, gestión territorial, cartografía de paisajes o diseño de reservas naturales (de
Cáceres et al, 2010). En pascicultura su uso puede tener aplicaciones a distintas escalas
espaciales para definir la productividad y valor de conservación de distintos hábitats naturales
de uso ganadero.
Recientemente presentamos una estratificación de Cantabria basada en la ordenación y
clasificación de una batería de variables ambientales de clima, suelo y topografía (Busqué et
al, 2014; y figura 1). De cara a profundizar en la caracterización de estos estratos, en este
trabajo aplicamos el análisis de especies indicadoras para estudiar las relaciones entre los
estratos ambientales definidos y los tipos de vegetación-hábitats (a partir de aquí hábitats)
encontrados en un muestreo riguroso realizado recientemente. El uso que hacemos del análisis
de especies indicadoras se basa simplemente en sustituir las especies por hábitats y los grupos
por estratos ambientales.
MATERIAL Y MÉTODOS
Diseño del muestreo
La metodología y resultados de la construcción de los estratos ambientales de
Cantabria se detalla en Busqué et al (2014). En cada uno de los siete estratos obtenidos (Tabla
1 de Busqué et al, 2014 y figura 1) se eligió una muestra de 14-16 cuadrados de 500x500m
con el objetivo de inventariar y cartografiar sus hábitats. La localización de estos cuadrados
fue estratificada-aleatoria, buscando cubrir proporcionalmente al área ocupada por el estrato
en una retícula de cuadrados de 25x25km de la superficie regional (figura 1, imagen menor).
32
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
Cartografía de la vegetación
Los 104 cuadrados fueron visitados entre junio y octubre de 2013 por los autores del
trabajo. El nivel de detalle máximo a cartografiar fue una celda de 5x5m, (10.000 por cada
cuadrado). Se utilizó una leyenda de hábitats (tabla 1) cuyo objetivo era recoger las especies
vegetales, tipos de vegetación o hábitats que pueden mostrarse dominantes en el tamaño de
definición mínimo (25m2), presentando además una estructura, forma o fenología bien
contrastada. Para ello, se adaptó la metodología utilizada en Bunce et al (2011). A cada celda
de 25m2 se le asignó uno o dos tipos de la leyenda, según que estuvieran dominando o coexistieran en mosaico. Para cada tipo, se detalló también la especie o especies vegetales
predominantes. La identificación y digitalización se realizaron en campo y en gabinete,
apoyándose en ortofotos del PNOA de 2010.
Análisis estadístico
El análisis de especies indicadoras se ha basado en calcular el índice IndVal (valor
indicador), desarrollado por Dufrêne y Legendre (1997), y ampliado por Cáceres et al (2010).
Este último autor es además el autor del paquete de R indicspecies, utilizado en este trabajo.
IndValij para una hábitat i y un estrato j es el producto de dos componentes independientes, Aij
y Bij. Aij (especificidad o valor predictivo positivo) es la probabilidad de que un cuadrado
muestreado pertenezca al estrato j si en él se encuentra el hábitat i. Bij (fidelidad o
sensibilidad) es la probabilidad de encontrar el hábitat i, si el cuadrado muestreado pertenece
al estrato j. Aij =1 significa que el hábitat i sólo se encuentra en cuadrados del estrato j, aunque
no tiene porqué estar en todos los cuadrados de ese estrato. Bij =1 significa que el hábitat i se
encuentra en todos los cuadrados del estrato j, lo que no quita que se pueda también encontrar
en cuadrados de otro estrato. IndValij =1 señala un hábitat indicador perfecto: se encuentra en
todos los cuadrados del estrato j y en ninguno de los cuadrados de los demás estratos. La
significación estadística de IndValij se calcula comparando su valor con el de una distribución
obtenida de realizar 1000 permutaciones aleatorias de los valores de la muestra. Los
intervalos de confianza al 95% para los valores de IndValij, Aij y Bij se obtienen mediante
"bootstrapping" (200 muestras) utilizando el método del percentil simple.
Se han realizado tres tipos diferentes de análisis de especies indicadoras: (i) análisis de
hábitats individuales respecto a estratos individuales; (ii) análisis de hábitats individuales
respecto a combinación de estratos ambientales; y (iii) análisis de combinación de hábitats
respecto a estratos ambientales individuales.
33
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
Figura1. Mapa de la distribución de los siete estratos ambientales en Cantabria. En pequeño, distribución
de los cuadrados de muestreo de vegetación-habitats.
RESULTADOS Y DISCUSIÓN
Hábitats individuales - Estratos ambientales individuales
De los 47 hábitats estudiados 16 tienen valores indicadores significativos y altos
respecto a estratos ambientales concretos (tabla 2). Sólo uno de los estratos (e6) no tiene
ningún hábitat indicador robusto. Los estratos e1 y e2 muestran indicadores vegetales
característicos de sustratos calizos, pero mientras que en el estrato e1 estos señalan baja
presión de pastoreo (Genista occidentalis, Brachypodium pinnatum, Helictotrichum
cantabricum), en el estrato e2 los indicadores son típicos de ecosistemas pastorales más
intensos (Carex humilis, Thymus praecox y Crataegus monogyna). El estrato e3 es el que
posee los indicadores con las especificidades (valor A) más altas, correspondiendo a especies
de matorral muy abundantes en la alta montaña (Vaccinium myrtillus y V. uliginosum y Erica
arborea y E. australis principalmente), también asociables a condiciones medias de pastoreo
y uso del fuego (Calvo et al, 2005; Hegland, 2010). Las distintas especies de roble están
presentes en todos los cuadrados del estrato e4 (fidelidad B=1), aunque su presencia también
en muchos cuadrados de otros estratos hace que su especificidad sea baja.
34
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
Tabla 1. Leyenda de vegetación-hábitats empleada en la cartografía realizada y número de cuadrados de
cada estrato ambiental con presencia de cada tipo. Los cuadros en gris señalan los tipos de vegetación-
Herbáceo
Leñoso >5m
Leñoso 2-5m
Leñoso
0,6-2m
Leñoso
,3-,6m
Leñoso
<0,3m
Vegetación c. nula
Cultiv
o
hábitats que resultaron indicadores significativos para un estrato o una combinación de estratos.
Leyenda
1urb
2cullab
2culher
2culleñ
3agua
3roca
3bloq
3pied
3grav
3aren
3tier
3rest
41cad
41herb
41per
42brebaj
42genesp
42junip
43brealt
43escob
43rosa
43ulex
44cad
44junip
44maris
44per
44rosa
44sauce
45roble
45haya
45abed
45cad
45encina
45eucal
45pino
45conif
45per
46epif
6forb
6forraj
6graanc
6grafin
6hele
6humed
6junco
6macol
6turb
Nombre
Especies más frecuentes
Urbano
Labrado
Herbáceo
huerta, maíz
Leñoso
frutales, vid
Agua
Roca
Bloques
Piedra
Grava
Arena
Tierra
Restos
Caducifolios
Vaccinium, Euph. polygalif.
Caméfitos
C. humilis, Thymus
Perennifolios
Arctostaphyllos, Halimium
Brezos bajos
E.vagans, Calluna,E.cinerea
Genistas espinosas
G.occidentalis,G.legion.
Juniperus bajos
J. alpinus
Brezos altos
E.arborea,E.australis
Escobas
G.florida,C.cantabricus
Caducifolios
Rubus,Rosa
Ulex
U.gallii,U.europaeus
Caducifolios
C.avellana,S.nigra
Juniperus altos
Cupressus,J. oxycedrus
Marisma
Baccharis
Perennifolios
Ilex,Ligustrum,Laurus
Rosaceas
Crataegus,P.spinosa
Sauces
S.atrocinerea,S.alba
Robles
Q.robur,Q.pyren.,Q.petraea
Haya
Fagus
Abedul
Betula
Otras caducifolias
Fraxinus,Castanea,Juglans
Encina-Alcornoque
Q.ilex
Eucalipto
Eucaliptus
Pinos
P.radiata,P.pinea
Otras coníferas
Chamaecyparus,Taxus
Otras perennifolias
Acacia dealbata,Phoenix
Epífitas
Hedera, Smilax,Clematis
Forbias
Urtica, Equisetum
Buenas forrajeras
A.capillaris,D.glomerata
Otr gramín anchas
B.pinnatum,H.cantabricum
Otr gramín finas
A.curtisii
Geofitas
Pteridium, Asphodelus
Humedales
Phragmites
Juncos
J.bufonius,J.effusus
Gram- macollantes
Cortaderia
Turberas
Carex, Narthecium
Total de cuadrados
e1
3
0
0
0
0
15
2
4
1
1
4
1
0
4
0
10
11
0
0
0
7
8
12
0
1
5
8
4
6
10
1
11
6
0
1
0
0
3
6
9
13
1
14
0
1
0
0
16
e2
8
0
3
1
2
12
6
2
3
1
10
0
0
9
1
10
11
2
1
1
8
7
9
1
2
6
12
4
6
3
1
12
1
0
2
2
0
1
5
14
9
2
8
1
1
0
1
14
e3
0
0
0
0
0
11
3
2
3
2
9
1
8
2
2
13
3
1
8
8
1
4
3
0
0
3
4
3
4
8
7
7
1
0
0
1
0
0
6
14
7
4
7
0
4
0
5
14
e4
7
0
2
1
3
11
3
1
1
1
11
2
1
4
1
11
3
0
4
8
6
10
5
0
2
2
8
6
14
4
5
8
1
1
2
0
0
0
5
14
7
5
11
0
7
0
4
14
e5
15
3
10
2
2
4
1
1
4
5
15
4
0
0
0
0
0
0
0
0
15
7
13
1
11
11
5
15
14
1
2
15
7
12
8
8
7
3
11
15
1
0
13
0
5
5
0
15
e6
7
3
2
1
1
9
2
1
2
0
11
1
1
2
0
7
4
0
1
1
9
10
11
1
4
5
7
9
12
6
4
12
3
5
5
2
0
0
5
13
7
3
13
0
3
0
2
15
e7
16
3
8
2
4
11
2
4
7
2
14
3
0
1
0
1
0
0
1
1
15
12
16
2
7
11
7
16
13
3
2
15
9
13
7
8
4
3
12
16
5
1
14
1
4
8
0
16
Total IndVal
56
0,90
9
25
0,63
7
12
73
0,88
19
15
21
12
74
0,89
12
10
0,75
22
0,75
4
52
0,85
32
0,78
3
15
0,74
19
0,75
61
0,91
58
69
0,88
5
27
0,66
43
0,72
51
0,75
57
0,89
69
0,88
35
0,70
22
0,65
80
28
31
0,80
25
0,62
21
0,71
11
10
50
95
0,98
49
0,74
16
80
2
25
13
0,65
12
104
35
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
Esto mismo ocurre con los sauces en el estrato e7 y con los pastos de buena calidad en
el estrato e5. Los estratos e5 y e7, de mejor clima y suelos, tienen indicadores relacionados
con una pascicultura más intensiva y con la abundancia de especies alóctonas invasoras
asociadas a perturbaciones por el uso intenso del territorio (Bedia, 2005).
Hábitats individuales - Combinación de estratos ambientales
En la tabla 1 se señalan en fondo gris las relaciones significativas más robustas de
cada hábitat con uno o más de un estrato ambiental. De las 16 relaciones significativas de un
hábitat con un estrato (tabla 2), en el nuevo análisis sólo se mantienen las cinco más robustas
(44rosa-e2, 41herb-e2, 41cad-e3, 43brealt-e3 y 45abed-e3). El resto de 11 relaciones uno-uno
mejoran si el hábitat se asocia a más de un estrato. Cinco de estas experimentan una mejora de
más de 20 puntos en la robustez de las relaciones (3roca, 3tier, 42brebaj, 43rosa y 44 sauce).
Adicionalmente, 14 hábitats que no tuvieron relaciones robustas uno-uno sí muestran
relaciones significativas con varios estratos a la vez. De estos, cuatro tipos muestran
relaciones muy robustas (con IndVal≥0,80: 1urb, 44cad, 45eucal y 6forraj). Entre los pastos
herbáceos, destaca la relación de los de buena calidad (6forraj) con todos los estratos menos
con e1, representativo de las zonas más agrestes de la región. En cuanto a los pastos
arbustivos, el análisis señala una distribución de las escobas (43escob) limitada
principalmente a los estratos más montañosos (e3) y de transición con la bioregión
mediterránea (e4), mientras que las genistas espinosas (42genesp) se circunscriben
principalmente a los estratos marcadamente calizos (e1 y e2). Estos patrones son también
característicos de la distribución general de estas especies a nivel nacional (Bonet et al, 2009).
Por su parte, los brezales bajos (42brebaj) son indicadores de los estratos más montañosos y
meridionales (e1, e2 e3 y e4), que también albergan la mayor parte de los suelos podsolizados
que caracterizan su ecología (Loidi et al, 1997). Por último, hay 22 hábitats sin valores de
IndVal significativos o suficientemente altos con respecto a ningún estrato. Se trata de
hábitats relativamente infrecuentes (18), lo que hace que sus valores de fidelidad sean siempre
muy bajos, o de tipos de vegetación muy generalistas (4: 6hele, 45cad, 43ulex y 6forb) para el
rango de condiciones ambientales existentes en Cantabria.
36
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
Tabla 2. Valor como indicador, especificidad y fidelidad de hábitats individuales sobre estratos
ambientales individuales y, en gris, combinación de hábitats sobre estratos individuales. Solo se han
considerado las relaciones significativas con p<0,05 y con IndVal ≥ 0,60 (y sólo la relación más robusta
para combinación de tipos de vegetación). Entre paréntesis: intervalo de confianza al 95%.
Estrato
e1
e2
e3
e4
e5
Tipo
6graanc
3roca
3roca + 6graan
44rosa
41herb
41herb + 6forraj
41cad
43brealt
45abed
42brebaj
43escob
41cad + 3roca
45roble
45roble + 42brebaj + 6forraj
45conif
44maris
3tier
1urb + 3tier + 45cad
IndVal
0,69 (0,54-0,82)
0,64 (0,53-0,76)
0,76 (0,53-0,89)
0,75 (0,50-0,88)
0,75 (0,50-0,91)
0,74 (0,36-0,89)
0,75 (0,54-0,94)
0,74 (0,52-0,92)
0,65 (0,39-0,85)
0,63 (0,44-0,74)
0,63 (0,35-0,84)
0,76 (0,50-0,89)
0,70 (0,56-0,79)
0,75 (0,53-0,89)
0,66 (0,39-0,84)
0,66 (0,39-0,84)
0,65 (0,46-0,76)
0,80 (0,59-0,90)
A (especificidad)
0,59 (0,42-0,76)
0,43 (0,30-0,59)
0,70 (0,44-0,83)
0,65 (0,33-0,85)
0,87 (0,64-0,96)
0,86 (0,44-0,96)
1,00 (0,97-1,00)
0,95 (0,84-0,99)
0,84 (0,54-0,98)
0,43 (0,20-0,57)
0,69 (0,27-0,94)
1,00 (1,00-1,00)
0,49 (0,29-0,62)
0,72 (0,45-0,88)
0,82 (0,63-0,93)
0,59 (0,33-0,79)
0,42 (0,17-0,57)
0,64 (0,34-0,81)
B (fidelidad)
0,81 (0,58-1,00)
0,94 (0,80-1,00)
0,81 (0,54-1,00)
0,86 (0,64-1,00)
0,64 (0,40-0,90)
0,64 (0,33-0,90)
0,57 (0,31-0,85)
0,57 (0,33-0,80)
0,50 (0,24-0,77)
0,93 (0,77-1,00)
0,57 (0,24-0,80)
0,57 (0,25-0,80)
1,00 (1,00-1,00)
0,79 (0,57-1,00)
0,53 (0,25-0,80)
0,73 (0,45-0,93)
1,00 (1,00-1,00)
1,00 (1,00-1,00)
43rosa
44sauce
6macol
3tier + 43rosa + 45eucal
0,65 (0,54-0,76)
0,65 (0,42-0,78)
0,61 (0,33-0,81)
0,76 (0,49-0,91)
0,45 (0,32-0,60)
0,42 (0,20-0,58)
0,75 (0,26-0,97)
0,71 (0,37-0,92)
0,94 (0,80-1,00)
1,00 (1,00-1,00)
0,5 (0,20-0,74)
0,81 (0,55-1,00)
e6
e7
Combinación de hábitats - Estratos ambientales individuales
La combinación de hábitats mejora apreciablemente su valor como indicadores de
varios de los estratos individuales: e1, e4, e5 y e7 (tabla 2, filas en gris). Sin embargo, en los
estratos e2 y e3 los valores de IndVal son mejores o similares en los hábitats individuales. En
todos los casos las combinaciones de hábitats incluyen los hábitats que ya muestran buenas
relaciones de forma individual. Es interesante señalar también la diferencia entre unos estratos
y otros en el número de combinaciones de hábitats con alto valores de IndVal (>0,7). Mientras
los estratos e1, e2, e3 y e4 no muestran demasiadas combinaciones diferentes (3, 7, 13 y 6
respectivamente), los estratos e5 y e7 sí lo hacen (49 y 44 respectivamente). Esto puede
indicar un mayor número de hábitats característicos en los estratos de la comarca litoral, la
mayoría de ellos fruto de usos antrópicos intensos. Por el contrario, en la montaña la
diversidad de hábitats característicos es posiblemente menor, pero también estos tienen un
mayor grado de naturalidad (Paracchini y Capitani, 2011). El estrato e6 no tiene ningún
37
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
indicador robusto individual o combinación de distintos hábitats, lo que podría indicar que es
un estrato muy heterogéneo respecto a la leyenda de hábitats utilizada.
CONCLUSIONES
El análisis de especies indicadoras sirve para caracterizar los hábitats de los estratos
ambientales de Cantabria, permitiendo conocer mejor la ecología de los tipos de vegetación y
las características bióticas y de usos del territorio de estos estratos. No se han encontrado
indicadores perfectos (IndVal=1), pero sí relaciones hábitats-estratos robustas que ayudan a
entender mejor el territorio y, por consiguiente, suponen un apoyo importante para su gestión.
REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS
BEDIA J. (2005) Expansión en la franja litoral cantábrica de las planta exóticas invasoras. Locustella 2, 85-89.
BONET F.J., ZAMORA R., GASTÓN A., MOLINA C. Y BARIEGO P. (2009) 4090. Matorrales pulvinulares
orófilos europeos meridionales. MMAMRM. 122 p.
BUNCE R.G.H., BOGERS M.M.B., ROCHE P., WALCZAK M., GEIJZENDORFFER I.R. Y JONGMAN
R.H.G. (2011) Manual for habitat and vegetation surveillance and monitoring. Alterra Report 2154.
BUSQUÉ J., MAESTRO M.G. Y JIMÉNEZ S. (2014) Estratificación ambiental de Cantabria: metodología,
resultados y aplicaciones de interés pascícola. En Busqué, J. et al. (Eds) Pastos y PAC 2014-2020. pp
113-120. Potes: Sociedad Española para el Estudio de los Pastos.
CALVO L., TÁRREGA R., LUIS E., VALBUENA L. Y MARCOS E. (2005) Recovery after experimental
cutting and burning in three shrub communities with different dominant species. Plant Ecology, 180,
175-185.
DE CÁCERES M., LEGENDRE P. Y MORETTI M. (2010) Improving indicator species analysis by combining
groups of sites. Oikos, 119, 1674-1684.
DUFRÊNE M. Y LEGENDRE P. (1997) Species assemblages and indicator species: the need for a flexible
assymetrical approach. Ecological Monographs, 67, 345-366.
HEGLAND S.J., JONGEJANS E. Y RYDGREN K. (2010) Investigating the interaction between ungulate
grazing and resource effects on Vaccinium myrtillus populations with integral projection models.
Oecologia, 163, 695-706.
LOIDI J., GARCÍA-MIJANGOS I., HERRERA M., BERASTEGI A. Y DARQUISTADE A. (1997) Heathland
vegetation of the northern-central part of the Iberian Peninsula. Folia Geobotanica, 32, 259-281.
PARACCHINI M.L. Y CAPITANI C. (2011) Implementation of a EU wide indicator for the rural-agrarian
landscape. JRC Scientific and Technical Reports. 90p.
38
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
DETERMINACIÓN DE LA CAPACIDAD DE GERMINACIÓN DE
DIFERENTES POBLACIONES DE TRES ESPECIES DE HERBÁCEAS
MEDITERRÁNEAS: Ampelodesmos mauritanica, Oryzopsis miliacea Y
Dactylis glomerata
DETERMINATION OF GERMINATION PATTERNS OF DIFFERENT POPULATIONS OF THREE
MEDITERRANEAN PERENNIAL GRASSES: Ampelodesmos mauritanica, Oryzopsis miliacea AND Dactylis
glomerata
M. NIETO, E. BARAZA, J. CIFRE Y J. GULÍAS
Departamento de Biología. Universidad de las Islas Baleares. Crta Valldemossa Km7.5. Palma de Mallorca. Islas Baleares
(España). [email protected]
RESUMEN
En este estudio se evaluó la germinación de tres poblaciones de tres especies de gramíneas perennes propias del
mediterráneo, con múltiples aplicaciones y con potencialidad de ser usadas como fuente de biomasa: Dactylis glomerata,
Oryzopsis miliacea y Ampelodesmos mauritanica. Para cada población de semillas se determinó el tamaño de las semillas y
se realizó un ensayo de germinación cuantificando su germinación final y la velocidad medida como R’50 y Peak Value. La
capacidad de germinación fue de casi el 100% en A. mauritanica ligeramente superior al 80% para O. miliacea, y superó el
70% en el caso de D. glomerata. El porcentaje de germinación final no varió entre las poblaciones de A. mauritanica, pero sí
en el caso de D. glomerata y O. miliacea. Sin embargo, en las tres especies hubo al menos una población que presentó una
velocidad de germinación distinta. El tamaño de las semillas no estuvo relacionado con la germinación en todos los casos. Se
concluye así que existen diferencias en la dinámica germinativa de las poblaciones de estas especies, por lo que es necesario
considerar su efecto la hora de seleccionar la población original para la producción de semillas para cultivo.
Palabras clave: tamaño de semilla, porcentaje de germinación R'50, Peak Value, Poaceae.
SUMMARY
In this study we evaluated the germination of three populations of three species of Mediterranean perennial grasses,
with multiple applications and potential to be used as a source of biomass: Dactylis glomerata, Oryzopsis miliacea and
Ampelodesmos mauritanica. For each population the seed size, the final germination and the germination speed (measured as
R’50 y Peak Value) were determined. The final germination was nearly 100 % in A. mauritanica slightly above 80% for O.
miliacea, and exceeded 70 % in the case of D. glomerata. The final germination percentage did not vary among populations
of A. mauritanica, but dit it in the case of D. glomerata and O. miliacea. In the three species at least one population had
different germination speed. The seed size was not related to germination in all cases. It is concluded that there are
differences in the germination dynamics of populations of these species, which indicates that it is necessary to consider their
effect when selecting original populations to produce seeds for cultivation.
Key words: seed size, percentage of germination, R'50, Peak Value, Poaceae.
39
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
INTRODUCCIÓN
El interés por la generación de energía a partir de fuentes renovables ha crecido
exponencialmente durante los últimos años debido a la necesidad de recurrir a nuevas fuentes
de energía, reduciendo así la excesiva dependencia de los combustibles fósiles. La obtención
de biocombustibles ligno-celulósicos se lleva a cabo a partir de biomasa celulósica (tallos,
hierbas, maderas…) en lugar de utilizar productos agrícolas que puedan ser destinados a la
alimentación. De esta forma, se consigue una producción de biomasa más sostenible, barata y
abundante que no compromete el cultivo de especies de plantas para la alimentación humana.
Se han producido muchos avances en las especies herbáceas perennes Panicum
virgatum y Miscanthus spp. durante la última década, siendo destacable su potencial en
muchas zonas de clima templado y subtropical (Smeets et al., 2009). Sin embargo, las zonas
de clima mediterráneo, tradicionalmente menos productivas en secano, no han recibido
suficiente atención en lo que respecta al estudio de especies herbáceas perennes
potencialmente útiles en la producción de biomasa.
La siembra directa es actualmente el sistema de cultivo de gramíneas perennes para la
generación de biomasa más barato (Clifton-Brown et al., 2011). Por ese motivo, es
fundamental evaluar las dinámicas germinativas y sus requerimientos, pudiendo así
determinar la viabilidad de su cultivo. En este contexto, en el presente trabajo se evalúa la
capacidad y rapidez germinativa de tres poblaciones de tres especies de gramíneas perennes
propias del mediterráneo, actualmente utilizadas con múltiples propósitos y susceptibles de
ser utilizadas como fuente de biomasa. Las especies seleccionadas fueron Dactylis glomerata
(L.), Oryzopsis miliacea (L.) y Ampelodesmos mauritanica (Poiret) T. Durand et Schinz.
MATERIAL Y MÉTODOS
Para la obtención de semillas, se recogieron durante los meses de finales de verano
semillas de al menos cinco individuos distintos de tres poblaciones de Mallorca (Tabla 1).
40
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
Tabla 1: Localización y características pluviométricas de las poblaciones muestreadas.
Especies
D. glomerata
A. mauritanica
O. miliacea
Población
Manacor
El Toro
Son Ferrer
Deià
Esporles
Es Canonge
Esporles
Alcudia
El Toro
Localización
39º 34’N 3º 11’E
39º 29’N 2º 28’ E
39º 29’N 2º 29’E
39º 45’N 2º 29’E
39º 29’N 2º 28’E
39º 40’N 2º 34’E
39º 29’N 2º 28’E
39º 50’N 3º 6’E
39º 29’N
2º 28’E
Pp (mm/año)
540
362
343
880
760
760
680
640
362
Se seleccionaron al azar 200 semillas de cada población, midiendo 30 de ellas en
anchura y longitud con un pie de rey digital. Tras la caracterización de semillas, se inició el
estudio comparativo de la capacidad de germinación de las poblaciones. Se distribuyeron 200
semillas de cada población sobre papel de filtro estéril a razón de 25 semillas por placa de
Petri de plástico (8 réplicas por población, siendo el total 72 placas). Las semillas se dejaron
incubar en una cámara de incubación alternando 12 horas a 20º C y 12 horas a 10º C,
simulando las condiciones de temperatura diurnas y nocturnas en el mediterráneo en las
épocas de mayor pluviometría (primavera y otoño). La germinación se dio por terminada
cuando, durante varios recuentos, el total de semillas germinadas no variaba. Esto ocurrió a
las 21 días para D. glomerata y A. mauritanica y a los 45 días para O. miliacea.
Cada placa se regó cada dos-cuatro días con 0,5-1 ml de agua destilada, de modo que
el papel permaneciera permanentemente húmedo. Se llevó a cabo al mismo tiempo un
seguimiento del número de semillas germinadas por placa. La visibilidad bajo lupa
estereoscópica de la emergencia de la radícula fue seleccionada como criterio de germinación.
Análisis estadístico
Los resultados de cada especie se analizaron por separado para todas las variables
consideradas. El tamaño de las semillas se analizó como anchura por longitud. El efecto de la
población sobre el tamaño se analizó mediante ANOVA. Las variables respuesta consideradas
fueron: germinación final (número total de semillas germinadas el último día de recuento),
R’50 (número de días en que el 50% de las semillas germinaron) (Ching, 1959) y Peak Value o
PV (máximo cociente resultante de dividir el número de semillas germinadas en un
determinado día por el correspondiente número de días transcurridos) (Czabator, 1962).
41
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
La germinación final, R’50 y PV se analizaron con modelos lineales generalizados,
ajustando la distribución en cada caso según fuese binomial (germinación) Poisson (R’50) o
normal (PV). Si se detectó sobredispersión, se ajustaron distribuciones de quasipoisson o
quasibinomial según el caso. Todos los análisis estadísticos se realizaron con R y JMP ® 7,
SAS Institute, Cary, NC. En todos los casos, tras aplicar el modelo estadístico, se revisó la
distribución de residuales para asegurar que se cumplían los requisitos de homocedasticidad.
RESULTADOS
Para la especie D. glomerata, las semillas procedentes de Manacor resultaron
significativamente mayores que las de las otras poblaciones (Tabla 2), las cuales no
presentaron entre ellas diferencias significativas en su tamaño. Para la especie A. mauritanica,
los tamaños de las semillas de las tres poblaciones fueron significativamente distintos, siendo
las semillas de Deià las mayores y las de Es Canonge las menores (Tabla 2). En cuanto a O.
miliacea, las semillas oriundas de la playa de El Toro resultaron significativamente menores
que las del resto de poblaciones. Los tamaños de las semillas de las poblaciones de Esporles y
Alcudia no fueron significativamente diferentes (Tabla 2).
Tabla 2. Valores medios y error estándar para la longitud, la anchura y el tamaño de las semillas de cada
población de las tres especies.
Longitud (mm)
Anchura(mm)
Lon-.x An. (mm2)
Manacor
2,100±0,051
0,625±0,021
1,320±0,061a
Toro Playa
1,875±0,044
0,610±0,017
1,146±0,045b
Son Ferrer
1,854±0,036
0,606±0,017
1,129±0,044b
Ampelodesmos
Deià
6,598±0,072
1,128±0,018
7,466±0,178a
mauritanica
Esporles
6,212±0,067
1,051±0,014
6,532±0,118b
Es Canonge
5,691±0,105
1,026±0,013
5,853±0,149c
Oryzopsis
Esporles
2,056±0,030
0,872±0,018
1,794±0,047a
miliacea
Alcudia
1,879±0,022
0,882±0,014
1,659±0,036a
Toro Playa
1,955±0,036
0,736±0,012
1,443±0,040b
Especie
Población
Dactylis
glomerata
Letras diferentes implican diferencias estadísticas para un test a posteriori de Tukey HSD.
Las poblaciones de D. glomerata resultaron ser diferentes estadísticamente en su
germinación final (χ²= 6,246, P= 0,044; GLM-binomial). Las semillas procedentes de Son
Ferrer germinaron en menor proporción que las de las otras dos poblaciones (Fig. 1). Se
42
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
encontraron además diferencias significativas para la velocidad medida como R’50 (F= 4,717,
P= 0,020; GML-quasipoisson), pero no para PV (F= 3,285, P= 0,574; GLM-gaussiana). De
nuevo, fueron las semillas procedentes de Son Ferrer las más lentas en germinar (Fig. 1).
En el caso de A. mauritanica, no se encontraron diferencias significativas en la
germinación final entre poblaciones (χ²= 0,887, P= 0,642; GLM-binomial), llegando a
germinar un porcentaje cercano a 100% de las semillas de las tres poblaciones (Fig. 1). Sin
embargo, sí hubo diferencias para la velocidad de germinación cuantificada como R’50 (F=
93,973, P= 3.334e-11; GLM-quasipoisson) y como PV (F= 68,125, P= 6,593e-10; GLMgaussiana). A pesar de presentar una germinación final igual, la población de Deià fue la más
lenta en germinar, mientras que la velocidad de germinación inicial fue máxima en la
Germinación (%)
Germinación (%)
población de Esporles (Fig. 1).
100
90
80
70
60
50
40
30
20
10
0
85
80
75
70
65
60
55
50
45
40
A Oryzopsis miliacea
Alcudia
Esporles
El Toro
5
7
9
11
13
15
17
B Dactylis glomerata
21 23
Días
Days
120
27
31
35
38
41
45
C Ampelodesmos mauritanica
100
80
60
Manacor
Son Ferrer
El Toro
5
7
9
11
13
Days
Días
15
17
21
40
Deià
Es Canonge
Esporles
20
0
5
7
9
11
13 15
Days
Días
17
21
Figura 1: Valores medios de las 8 réplicas del porcentaje de semillas germinadas respecto al total de
semillas para cada uno de los días de muestreo.
43
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
En cuanto a O. miliacea, las poblaciones muestreadas fueron estadísticamente
diferentes en su germinación final (χ²= 15,167, P= 0,0005; GLM-binomial). La proporción de
germinación fue menor en la población de Alcudia que en las otras dos poblaciones (Fig 1).
La velocidad de germinación cuantificada como R’50 no fue diferente significativamente entre
poblaciones (F= 3,091, P= 0,067; GLM-quasipoisson), pero sí lo fue medida como PV (F=
5,308, P= 0,014; GLM-gaussiana). Las semillas de Alcudia fueron también las más lentas en
germinar, seguidas de las semillas de la playa de El Toro y de Esporles (Fig. 1).
DISCUSIÓN
Los resultados de este estudio muestran que las tres especies estudiadas manifiestan
diferentes dinámicas de germinación, presentando así mismo diferencias intraespecíficas
según la población de origen. Semillas más grandes pueden presentar mayores porcentajes de
germinación (van Mölken et al., 2004) pero menor velocidad (Nelson et al., 1970). Para las
especies consideradas esa relación no se da ni al comparar entre especies ni dentro de una
misma especie ya que O. miliacea, aun presentando un tamaño de semilla mucho menor que
A. mauritanica, fue claramente la especie con mayor dificultades para germinar,
probablemente debido a la dormancia impuesta por el ácido abscísico contenido en las
semillas y por el retraso en la absorción de agua inducido por el tegumento (McDonald y
Khan, 1977).
De las poblaciones de A. mauritanica, la población de Deià fue la que más se demoró
en germinar y la que presentó semillas más grandes. Estos resultados apoyan los obtenidos
por Nelson et al. (1970), los cuales demostraron que individuos de la poácea Taeniatherum
caput-medusae (L.) Nevski en un lugar más húmedo produjeron semillas más pesadas, que
germinaron más lentamente que las procedentes de un lugar más seco y cálido. Sin embargo,
en el caso de D. glomerata, las semillas de la población del El Toro, a pesar de presentar
semillas menores que las de Manacor (localización más húmeda que el anterior), germinaron
a igual velocidad y en igual proporción. Por tanto, el tamaño no parece ser determinante en
esta especie.
La germinación de las poblaciones de O. miliacea fue muy irregular durante todo el
periodo de incubación. El tamaño no pareció ser relevante para esta especie, pues la población
de El Toro, que presentó las semillas significativamente más pequeñas, germinó en igual
44
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
proporción que las provenientes de Esporles, e incluso en mayor proporción y velocidad que
las semillas procedentes de Alcudia.
En conclusión, bajo condiciones de temperatura propias del mediterráneo en
primavera y otoño y humedad constante, A. mauritanica es capaz de germinar casi al 100% en
oscuridad y las tasas de germinación de D. glomerata superan el 70%, mientras que, aun
presentando porcentajes de germinación elevados, las semillas de O. miliacea germinan muy
lentamente en comparación con las otras dos especies estudiadas. Por tanto, el éxito de la
germinación en campo dependerá de la posibilidad de proporcionar las condiciones de
germinación adecuadas para D. glomerata y O. miliacea que permitan alcanzar mayores tasas
de germinación en menos tiempo, lo cual puede dificultar su cultivo.
Los resultados obtenidos evidencian diferencias en tamaño y en las capacidades
germinativas entre las poblaciones de las tres especies estudiadas. Así pues, deberían
considerarse las diferencias germinativas entre poblaciones a la hora de seleccionar la
población original para la producción de semillas para su cultivo. El tamaño de la semilla
puede ser un indicador de la velocidad de germinación en el caso de A. mauritanica pero no
para D. glomerata y O. miliacea.
AGRADECIMIENTOS
Gracias a Antonia Romero y María Emilia Reina por su ayuda en el laboratorio. Este
trabajo ha sido financiado por el proyecto “European project Optimization of Perennial
Grasses for Biomass Production” (FP7; 289642) y una Beca de Colaboración del Ministerio
de Educación, Cultura y Deporte a M.N.
REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS
CHING, T. (1959) Activation of germination in Douglas-fir seed by hydrogen peroxide Plant Physiology, 34(5):
557-563.
CLIFTON-BROWN J., ROBSON P., SANDERSON R., HASTINGS A., VALENTINE J. Y DONNISON I.
(2011) Thermal requirements for seed germination in Miscanthus compared with Switchgrass (Panicum
virgatum), Reed canary grass (Phalaris arundinaceae), Maize (Zea mays) and perennial ryegrass
(Lolium perenne). Global Change Biology (Bioenergy), 3: 375-378.
CZABATOR F. (1962) Germination value: an index combining speed and completeness of pine seed
germination. Forest Science, 8(2): 386-396.
MCDONALD M. Y KHAN A. (1977) Factors determining germination of Indian ricegrass seeds. Agronomy
Journal, 69(4): 558-563.
45
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
NELSON J., HARRIS G. Y GOEBEL C. (1970) Genetic vs. environmentally induced variation in medusahead
(Taeniatherum asperum [Simonkai] Nevski). Ecology, 51: 526–529.
SMEETS E., LEWANDOWSKI I. Y FAAIJ A. (2009). The economical and environmental performance of
miscanthus and switchgrass production and supply chains in a European setting. Renewal and
Sustainable Energy Review, 13: 1230-1245.
VAN MÖLKEN T., JORRITSAMA-WIENK L., VAN HOEKAND P. Y DE KROON H. (2004) Only seed size
matters for germination in different populations of the dimorphic Tragopogon pratensis subsp. pratensis
(Asteraceae). American Journal of Botany. 92(3): 432-437.
46
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
EVOLUCIÓN DE NUTRIENTES DE Brachypodium pinnatum EN
CUBIERTAS MULTIESPECÍFICAS Y EN CUBIERTAS DEGRADADAS
NUTRIENTS DYNAMIC OF Brachypodium pinnatum UNDER DEGRADED AND DIVERSE GRASSLAND
COVERS
R.M. CANALS, M. DURÁN, L. MÚGICA Y L. SAN EMETERIO
Dpto. Producción Agraria. Universidad Pública de Navarra. Campus Arrosadia s/n. 31006 Pamplona (España).
[email protected]
RESUMEN
En algunos sectores del Pirineo Occidental la expansión del lastón, Brachypodium pinnatum (L.) P. Beauv,
constituye un grave problema ambiental. Aunque la especie es un componente habitual de los pastos de montaña de la zona
templada, ante determinadas circunstancias se expande agresivamente constituyendo cubiertas empobrecidas en especies,
estables en el tiempo, que son rechazadas por el ganado. El trabajo presentado en esta comunicación se enmarca dentro de
una serie de estudios cuyo objetivo es determinar si existen procesos de retroalimentación que favorecen el mantenimiento de
esta especie y la estabilidad temporal de las comunidades degradadas. En concreto, comparamos la dinámica del carbono, el
nitrógeno y el valor nutritivo de plantas de B. pinnatum desarrolladas en cubiertas degradadas (lastonares) y en pastos
multiespecíficos a lo largo de una estación de crecimiento (primavera verano y otoño). El estudio concluye que en los pastos
multiespecíficos los tejidos aéreos de B. pinnatum mantienen mayores valores de N y de proteína y embastecen más
tardíamente que los desarrollados en los lastonares. Las áreas monopolizadas por B. pinnatum tienen tejidos con mayores
contenidos de C y son menos digestibles para el ganado (mayores FND), lo que promueve una elevada acumulación de
materia vegetal sobre el suelo.
Palabras clave: lastón, retroalimentación, C, N, calidad nutritiva.
SUMMARY
Brachypodium pinnatum(L.) P. Beauv is a native grass experiencing a rapid expansion in western Pyrenees, which
causes a severe loss of diversity of the original grassland community. The areas affected remain temporally steady, without
shrubland encroachment despite the low grazing activity. This work is part of a research aimed to detect the occurrence of
feedback mechanisms explaining the expansion and stability of degraded covers. We compare nutrient dynamics of
individuals of B. pinnatum developing in degraded and in diverse grasslands along a growing season and conclude that
significant differences emerge between covers. In diverse grasslands, visited by livestock, aerial tissues of B. pinnatum
display large contents of N and protein and delay the loss of digestibility. On the opposite, where B .pinnatum dominates,
biomass has high C/N ratios and is less digestible to livestock due to high FND contents.
Keywords: tor grass, feedback mechanisms, C, N, nutritional quality.
47
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
INTRODUCCIÓN
Brachypodium pinnatum (L.) P. Beauv. es una gramínea ampliamente distribuida en
pastos templados europeos. Aunque en medios pastados de media y alta montaña es un
constituyente habitual de cubiertas multiespecíficas, ante determinadas circunstancias se
expande agresivamente, degradando y ocasionando una pérdida de diversidad de los pastos
originarios (Bobbink y Willems, 1993). En nuestro país, el proceso se ha observado y
estudiado en los Pirineos Occidentales. Recientes investigaciones han demostrado que el uso
del fuego controlado puede favorecer competitivamente a esta gramínea frente a otras, y
favorecer su expansión (Canals et al., 2014). Una vez establecida la especie, otros factores
pueden promover su dominancia y estabilidad temporal. Las áreas invadidas por esta especie
forman cubiertas prácticamente monófitas, que se perpetúan en el tiempo, temporada tras
temporada, sin observarse apreciables cambios ni dinámicas de sucesión como debería
esperarse ante la inexistencia de presión pastante en ellas.
Investigaciones previas proponen distintas características biológicas que explicarían la
alta competitividad de B.pinnatum: capacidad de adaptación a distintos ambientes, potente
sistema rizomatoso (Bobbink et al. 1988), desarrollo temprano de biomasa, gran capacidad de
reproducción sexual y asexual (Schlapfer y Fischer, 1998), alta relación C/N (Hurst y John
1999) y escasa palatabilidad para el ganado (Buckland et al. 2001). Este trabajo se enmarca
dentro de un amplio estudio que pretende identificar los procesos de retroalimentación que
mantienen la estabilidad temporal de las cubiertas degradadas de B. pinnatum. En este trabajo
estudiamos la dinámica temporal de nutrientes (C y N) y de parámetros nutritivos (proteína y
fibra) de los tejidos aéreos y subterráneos de individuos de B.pinnatum desarrollados en
pastos invadidos (lastonares) y en pastos multiespecíficos.
MATERIAL Y MÉTODOS
El estudio se llevó a cabo en el comunal del Valle de Aezkoa, en el Pirineo Navarro.
Las comunidades de pasto del comunal ocupan una superficie de 2.340 ha y en primavera del
2013 se seleccionaron 8 zonas de muestreo, 4 de ellas en áreas donde B.pinnatum superaba el
80% de recubrimiento (lastonares) y otras 4 en zonas donde el recubrimiento oscilaba entre un
30-50% (pastos multiespecíficos) (Figura 1). Se realizaron tres muestreos temporales, en
primavera (24 Abril y 7 Mayo), verano (2-3 Julio) y otoño (25 y 26 Septiembre). En cada una
de las zonas, se eligieron cinco puntos de muestreo con una distancia entre ellos de 100-150
48
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
m y en cada punto se procedió a extraer un tepe de suelo y vegetación (15cm x 15cm x 15cm).
Los 40 tepes/muestreo fueron conservados en fresco y trasladados al laboratorio donde se
separó la parte aérea (verde y muerta) y la parte subterránea (rizomas con raíces) de los
individuos de B. pinnatum, para su posterior pesaje y molienda. Las analíticas de C y N
(análisis elemental por combustión) fueron realizadas por el servicio de Ionómica del Centro
de Edafología y Biología Aplicada del Segura (CSIC). Asimismo, se recogieron muestras de
vegetación aérea en dos de los 5 puntos de cada zona (16 muestras/fecha) y se realizaron
analíticas clásicas de Fibra Neutro Detergente (FND) y Proteína Bruta (PB) en el laboratorio
agrario Nasertic.
Figura 1. Localización del valle de Aezkoa y común del valle. En gris se indican las áreas de pasto. Los
puntos indican las áreas muestreadas, tres de ellas en territorio francés.
El análisis estadístico se realizó con el programa R (R Core Team, 2012) mediante
modelos lineales mixtos para cada tipo de tejido con el tipo de cobertura (lastonar y
multiespecífico) y fecha de muestreo (abril, julio y septiembre) como efectos fijos y la
localidad (8 zonas de muestreo) como efecto aleatorio. Los datos se transformaron mediante
raíz cuadrática o logaritmo cuando fue necesario normalizarlos y mejorar la homogeneidad de
la varianza. Se realizaron análisis posthoc mediante el test de Tuckey cuando p < 0,05.
49
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
RESULTADOS Y DISCUSIÓN
Dinámica del N y del C
Las poblaciones de B. pinnatum de los pastos multiespecíficos presentaron tejidos
aéreos verdes más enriquecidos en N que las poblaciones de los lastonares a lo largo de toda
la estación de crecimiento (F=24,182, g.l.= 1, p<0,0001) (Figura 2). El patrón de traslocación
del N fue consistente en las dos tipos de cubiertas (no se produjo interacción entre cubierta y
tiempo). Los porcentajes de N fueron máximos al principio de la temporada, tanto en la parte
aérea verde (>2,5%) como en la subterránea (1%), decrecieron en pleno verano y se
invirtieron en otoño, aumentando en la parte subterránea y disminuyendo en la aérea
(F=35,796, g.l.= 2, p>0,0001 parte subterránea; F= 174,471, g.l.= 2, p<0,0001 parte aérea).
Las menores concentraciones de N en los tejidos aéreos verdes ocurrieron en otoño (52-62%
del N presente en primavera) mientras que los mínimos en la parte subterránea se produjeron
en pleno verano (72-81% del N presente en primavera). Los contenidos de N en los tejidos de
nueva creación triplican los encontrados en las hojas muertas de la temporada pasada (materia
muerta muestreo de abril). En estas últimas, los valores cercanos al 1% (Figura 3).sugieren
que la traslocación de N de las partes aéreas a las subterráneas sigue produciéndose a lo largo
de otoño, invierno y comienzos de primavera.
Figura 2. Concentraciones de Nitrógeno (en %) en los tejidos aéreos verdes (eje positivo) y
subterráneos (eje negativo) de B. pinnatum. Distintas letras mayúsculas señalan diferencias significativas
entre fechas de muestreo. Distintas letras minúsculas señalan diferencias significativas entre cubiertas. P <
0,05. Barras de error representan el error estándar.
50
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
Las diferencias observadas en los contenidos de N entre las dos cubiertas podrían
relacionarse con los niveles de N edáfico. Este nutriente y la actividad funcional del suelo han
sido estudiados por Durán (2013) y San Emeterio et al. (2014), que han comprobado que los
suelos de los lastonares presentan una menor diversidad funcional microbiana y una mayor
actividad de la enzima ureasa, aunque no se detectan diferencias significativas en los
contenidos de N total y N inorgánico. Una mayor actividad ureasa parece indicar un ciclo del
N más acelerado y podría suponer una mayor disponibilidad de N inorgánico en los
lastonares. Sin embargo, el potente sistema radical desarrollado bajo los mismos (resultados
no presentados) podría permitir unas mayores extracciones de este nutriente en el suelo. En
consecuencia, los resultados de estas analíticas edáficas no ofrecen una fácil explicación al
mayor contenido de N observado en los individuos de B. pinnatum desarrollados en pastos
multiespecíficos. Otro aspecto que podría justificar las diferencias observadas es el estado
fenológico de las poblaciones estudiadas. En las áreas invadidas, donde el pastoreo es muy
escaso, la acumulación de necromasa al final de la estación, en otoño, es muy elevada y la
fenología de la vegetación muestra un retraso importante en primavera (obs. pers.).
Contrariamente, las cubiertas multiespecíficas en primavera reciben luz en sus estratos
inferiores lo que favorece una mayor actividad fotosintética y un crecimiento más temprano,
que explicaría los mayores contenidos de N observados a principios de temporada. En el resto
de la estación, la actividad pastoral y la defoliación que sufren las cubiertas multiespecíficas
asegurarían un mayor rebrote de B. pinnatum y, por lo tanto, la presencia de tejidos más
tiernos y más ricos en N.
Figura 3. Contenidos de Nitrógeno (en %) en las hojas muertas del año anterior y en las hojas verdes del
muestreo de primavera. Distintas letras mayúsculas señalan diferencias significativas entre tejido muerto
y vivo. Distintas letras minúsculas señalan diferencias significativas entre cubiertas. P < 0,05. Barras de
error representan el error estándar.
51
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
En los tejidos aéreos verdes, las concentraciones de C son siempre superiores en los
lastonares (F=7,1; g.l. = 1, p>0,01) (Figura 4). Las mayores concentraciones de C en los
tejidos aéreos se producen en el muestreo de inicio de primavera y van descendiendo en
verano, al mismo tiempo que incrementan en la parte subterránea, lo que indica una temprana
acumulación de fotoasimilados al rizoma (F= 12,5, g.l. = 2, p>0,001 parte aérea; F= 5,17; g.l.
= 2, p<0,001 parte subterránea). Aunque los porcentajes estimados de traslocación de C son
moderados (al final de la temporada los tejidos aéreos contienen el 98% del C contenido al
inicio y no se constatan diferencias significativas entre hojas vivas y las hojas muertas de la
temporada anterior), se observa un patrón a nivel subterráneo significativamente distinto entre
poblaciones en primavera (F= 1,2; g.l. = 2, p>0,06). En este momento, la mayor
concentración de C en la parte subterránea de los lastonares puede sugerir órganos
subterráneos más viejos y más lignificados o una traslocación de C a la parte aérea retardada
respecto a los pastos multiespecíficos, en concordancia al retraso en el desarrollo que se
observa en campo, y que se ha comentado con anterioridad.
*
Figura 4. Concentraciones de Carbono (en %) en los tejidos aéreos verdes (eje positivo) y subterráneos
(eje negativo) de B. pinnatum. Distintas letras mayúsculas señalan diferencias significativas entre fechas
de muestreo. Distintas letras minúsculas señalan diferencias significativas entre cubiertas. P < 0,05.
Barras de error representan el error estándar.
52
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
Evolución del valor nutritivo
Los contenidos de proteína difirieron entre cubiertas y temporalmente (Tabla 1) y su
dinámica siguió un patrón similar al observado para las concentraciones de N total en los
tejidos aéreos. Dado que se empleó la misma metodología para determinar ambas formas de
N (método Kjeldalh) los resultados eran esperables, aunque las analíticas de N total y N
proteico fueron realizadas en distintos laboratorios por lo que la consistencia de los resultados
confirma los patrones observados. Respecto a los contenidos de FND se observó un
incremento temporal, más acusado a partir del mes de julio, que se tradujo en una interacción
significativa entre fecha y tipo de cubierta (Tabla 1). Las plantas de pastos multiespecifícos
presentaron menores FND que las plantas de los lastonares, corroborando la idea de un mayor
rebrote y rejuvenecimiento de los tejidos en los individuos muestreados en pastos diversos,
sometidos a herbivorismo.
Tabla 1. Datos promediados y resultados estadísticos de la Proteína Bruta y de la Fibra Neutro Detergente
de individuos de B. pinnatum provenientes de lastonares y de pastos multiespecíficos.
Promedio (% ms)
Lastonar
Pasto
multiespecífico
Abril
Julio
Septiembre
18,35
13,88
9,07
Abril
Julio
Septiembre
64,13
67,25
72,76
Componente
Fecha
Proteina
FND
Análisis estadístico
Cubierta
Fecha
Interacción
20,04
15,05
11,66
F=18,54
p<0,005
F=145,59
p<0,0001
F=0,968
p<0,392
64,68
65,21
70,87
F=24,71
p<0,002
F=83,71
p<0,0001
F=4.39
p<0,022
CONCLUSIONES
Las concentraciones de C y N de B. pinnatum difieren en función de la cubierta
vegetal en que se desarrollan. En pastos multiespecíficos, frecuentados por ganado, los tejidos
aéreos de B. pinnatum mantienen mayores valores de N y PB y embastecen más tardíamente
que los desarrollados en lastonares escasamente pastados. Las áreas monopolizadas por B.
pinnatum desarrollan una biomasa con mayores ratios C/N y menos digestible para el ganado
(mayores FND), lo que promueve una elevada acumulación de materia vegetal sobre el suelo
que podría dificultar el establecimiento de otras especies y la dinámica sucesional de la
vegetación a pesar de la ausencia de presión pasante. Aunque las características del suelo
53
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
donde se asientan las poblaciones pueden jugar un rol que precisa más estudio, los resultados
sugieren que el herbivorismo y el renuevo vegetal que implica son clave para explicar el
patrón observado.
AGRADECIMIENTOS
El estudio fue financiado por el Ministerio de Ciencia e Innovación CGL2011-29746.
Agradecemos la colaboración de Vicente Ferrer y Javier Pedro.
REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS
BOBBINK R., BIK L. Y WILLEMS JH. (1988) Effects of Nitrogen-Fertilization on Vegetation Structure and
Dominance of B pinnatum (L) Beauv in Chalk Grassland. Acta Botanica Neerlandica, 37, 231-242.
BOBBINK R. Y WILLEMS JH. (1993) Restoration Management of Abandoned Chalk Grassland in the
Netherlands. Biodiversity and Conservation, 2 (6), 616-626.
BUCKLAND SM., THOMPSON K., HODGSON JG. Y GRIME JP. (2001) Grassland invasions: effects of
manipulations of climate and management. Journal of Applied Ecology, 38 (2), 301-309.
CANALS R.M., PEDRO J., RUPEREZ E. Y SAN EMETERIO L. (2014) Nutrient pulses after prescribed winter
fires and preferential patterns of N uptake may contribute to the expansion of Brachypodium pinnatum
in highland grasslands. Applied Vegetation Science, 17, 419-428.
DURÁN M. (2013) Análisis de nutrientes en B.pinnatum, producción, calidad y características de los suelos en
los que se desarrolla: primeros muestreos. Tesis Máster. Universidad Pública de Navarra.
HURST A. Y JOHN E. (1999) The biotic and abiotic changes associated with B. pinnatum dominance in chalk
grassland in southeast England. Biological Conservation, 88, 75-84.
R CORE TEAM (2012) R: A Language and Environment for Statistical Computing. Vienna, Austria.
SCHLAPFER F. Y FISCHER M. (1998) An isoenzyme study of clone diversity and relative importance of
sexual and vegetative recruitment in the grass B. pinnatum. Ecography, 21(4), 351-360.
SAN EMETERIO L., MÚGICA L, GUTIÉRREZ R., JUARISTI A., PEDRO J. Y CANALS RM (2013)
Cambios en el nitrógeno edáfico tras la realización de quemas controladas para mejora de pastos
pirenaicos. Pastos 43 (2), 44-53.
54
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
COMPOSICIÓN FLORÍSTICA Y DIVERSIDAD DE PASTOS EN
RÉGIMEN DE PASTOREO EN LA SIERRA DE MADRID
FLORISTIC COMPOSITION AND DIVERSITY IN GRAZED PASTURES IN THE MOUNTAINS OF MADRID
T. MARTÍNEZ Y E. MARTÍNEZ
Instituto Madrileño de Investigación y Desarrollo Rural Agrario (IMIDRA). El Encín, Apdo 127. Alcalá de Henares, Madrid,
España: [email protected]
RESUMEN
Se analiza la composición florística y diversidad de la vegetación herbácea durante la primavera en un sistema
silvopastoral de la sierra de Guadarrama. Los tipos de pastos que se evalúan son xero-mesofíticos y mesofíticos pastados por
vacas avileñas. Se evaluó cobertura, riqueza específica e índice de diversidad de Shannon del total de la vegetación y de los
distintos grupos funcionales; graminoides (gramíneas y ciperáceas-juncáceas), leguminosas y otras familias. No se observó
diferencia significativa entre zonas respecto a la cobertura del grupo de las graminoides; sin embargo, sí que mostraron
diferencia el grupo de las leguminosas y el de otras familias. La riqueza de especies del grupo de las graminoides y las
leguminosas no mostraron diferencia entre las zonas, pero si se observó diferencia del grupo de otras familias. La menor
diversidad de Shannon, riqueza de especies y cobertura del grupo de otras familias se observó en la zona con un manejo más
intensivo, lo que implicaría que el corte para la henificación y el continuado pastoreo de estos enclaves disminuye la
biodiversidad.
Palabras clave: biodiversidad, grupos de herbáceas, otras familias, sistema extensivo.
SUMMARY
Floristic composition, diversity and species richness of herbaceous vegetation were analyzed in spring in a
silvopastoral system in the Guadarrama Range (Madrid, Spain). The studied grasslands, primarily xero-mesophytic and
mesophytic, were grazed by a herd of Avileña cattle. Floristic composition was analysed on the basis of the cover of the
different species, also evaluating functional groups (graminoids, legumes and other families). No significant difference
between zones was found in the cover of the graminoids group, while the legumes and other families groups did show
differences. Species richness in the graminoids and legumes groups showed no differences between zones, while the other
families group did so. The lowest diversity and species richness, and cover of the group “other families” was found in the
zone more intensively managed, implying that hay mowing and continuous grazing in these areas reduces biodiversity.
Key words: biodiversity, plant groups, other families, grazing.
55
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
INTRODUCCIÓN
En un sistema silvopastoral se diferencian distintos tipos de pastos dependiendo de
múltiples factores. Consiguientemente, la composición y estructura de las comunidades
vegetales dependerá de la interacción con características climáticas, geofísicas, y de uso y
gestión, ligadas éstas últimas a las actividades antrópicas. Entre estas actividades está el
pastoreo y la utilización de los recursos pascícolas por el ganado en forma de heno. Por otra
parte, la diversidad es una característica estructural relacionada con el nivel de organización
de las comunidades, por lo que en general se admite que tiende a incrementarse en el curso de
la sucesión (Tárrega et al, 1991). Sin embargo, en zonas de pastoreo, la acción del ganado y el
tipo de manejo afectará a la composición y diversidad de los pastos. Así pues, el objetivo de
este trabajo ha sido analizar la composición florística, riqueza específica e índice de Shannon
de las comunidades pascícolas en primavera, en 4 zonas o tipos de pasto utilizados por ganado
vacuno en un sistema silvopastoral adehesado en la Sierra de Madrid y, a la vez, identificar
factores del manejo del ganado en relación con los resultados obtenidos.
MATERIAL Y MÉTODOS
El área de estudio se ubica en la zona media de la sierra de Guadarrama, en la finca de
Riosequillo (Buitrago de Lozoya). Es una finca adehesada de 147,7 ha, propiedad de la
comunidad de Madrid que se aprovecha en régimen de pastoreo por ganado vacuno de raza
Avileña pura (50 vacas y sus crías correspondientes). Se ha analizado la cobertura, índice de
diversidad de Shannon y riqueza de especies de las comunidades herbáceas en 4 zonas de la
finca (zonas 1, 2, 3 y 4), las mismas donde se evaluó su producción y calidad en trabajos
anteriores (Martínez et al., 2014). Siguiendo a San Miguel et al. (2009), los pastos estudiados
de las zonas 1 y 2 serían pastos xero-mesofíticos, encuadrados en la serie Junipero oxicedriQuerco rotundifoliae, e incluirían majadales, vallicares y pastos terofíticos de suelos ácidos.
La zona 1 está ubicada en las áreas más altas de la finca, mientras que la zona 2 se encuentra
en áreas algo más bajas. Las zonas 3 y 4 representan pastos mesofíticos que corresponderían a
la serie de las fresnedas supramediterráneas y mayoritariamente silicícolas Fraxino
angustifoliae-Querco pyrenaicae. La zona 3 la componen principalmente prados de diente
formados por pastoreo continuo, vallicares y prados de siega. La zona 4 la forman prados de
siega que se riegan en mayo y junio, se siegan para heno en julio y posteriormente se pastan
en otoño e invierno. En cada zona se diferenciaron 5 parcelas en función de distintas
56
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
características geomorfológicas y del grado de cobertura de la vegetación leñosa y herbácea.
El muestreo de la vegetación se realizó en los días previos a entrar las vacas a pastar (10, 19 y
26 de mayo y 2 de junio de 2010 para las zonas 1, 2, 3 y 4, respectivamente). La superficie de
cada parcela fue la determinada por un círculo de 30 metros de radio. En cada una de ellas se
distribuyeron al azar 5 cuadrados de 50 cm de lado donde se estimó la cobertura de cada una
de las especies herbáceas existentes, obteniéndose así en cada zona 25 muestras. La cobertura
de cada una de las especies herbáceas se evaluó a partir de la estima visual del porcentaje del
suelo cubierto por cada una de ellas en cada marco de muestreo (0,25m2). Se calculó la
diversidad biológica a partir de la Riqueza (S) = número total de especies registradas y de la
Diversidad de Shannon (H’) = - ∑ pi Ln pi), donde pi = la cobertura relativa de la especie.
Los datos de cobertura y número de especies de cada grupo funcional, así como los de
diversidad de Shannon y riqueza de especies de las 4 zonas estudiadas se trataron mediante
análisis de varianza (ANOVA) considerando como efecto fijo la zona. La unidad de análisis
fue la parcela, utilizando 5 muestras por zona, obtenidas de la media de las 5 seudo-replicas
muestreadas en cada parcela. Las variables analizadas cumplieron las asunciones de
distribución normal y homocedasticidad. Las variables expresadas en porcentajes fueron
trasformadas mediante arcoseno de la raíz cuadrada del valor representado en proporción. Las
diferencias entre medias se probaron mediante el test LSD, utilizando el programa
STATISTICA 8.0. A partir de la correlación de Pearson se relacionaron los valores de
cobertura de la composición florística de las cuatro zonas. Igualmente, se relacionó la riqueza
de especies con la diversidad de Shannon.
RESULTADOS Y DISCUSION
Composición florística
La Tabla 1 muestra la composición florística de las 4 zonas o tipos de pasto
estudiados. El grupo funcional más abundante en las 4 zonas fue el de las “gramínoides”, que
no mostraron diferencias significativas entre ellas (Tabla 2). El porcentaje de cobertura
fluctuó entre el 70,3 % en la zona 4 y el 54,7 % de la zona 1. Sin embargo, la cobertura
representada por las distintas especies varió cuantitativa y cualitativamente. Así, en la zona 1
destacaron Poa bulbosa, Festuca ampla, Agrostis castellana, Vulpia ssp., que presentaron
cantidades que fluctuaron entre el 12,8 % de Poa bulbosa y el 12,3 % de Vulpia ssp. Las tres
primeras especies fueron las más consumidas por las vacas en el área de estudio (Martínez y
57
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
Abad, 2013). En la zona 2, Poa bulbosa presentó una gran relevancia con un 34,5 %, especie
que tiene un gran interés para el ganado en primavera y en el otoño debido a su persistencia y
capacidad de rebrote; le siguieron con cantidades bastante inferiores, en torno al 4 %, Agrostis
castellana, Dactylis glomerata, Vulpia ssp. Los pastos mesofíticos de las zonas 3 y 4 variaron
en composición con respecto a los xeromesofíticos, especialmente los de la zona 4. En la zona
3, área de fresnedas, las especies más abundantes fueron Agrostis castellana, Bromus
hordeaceus, con coberturas en torno al 13 %, y Festuca ampla, Vulpia ssp y Antoxhantum
odoratum-A. aristatum con cantidades cercanas al 7 %. En la zona 4 las especies más
abundantes fueron Bromus hordeaceus (16,1 %), Hordeum murinum (12,3 %), Poa annua
(9 %). En ésta zona la abundancia de plantas nitrófilas sugiere un exceso de carga ganadera
que no sería por número de animales, si no porque el ganado permanece bastante tiempo por
cuestiones de manejo, querencia, proximidad a las zonas de suplementación durante otoño e
invierno, lo que produce un aumento de plantas de mala calidad, competitivas y que
consiguen eliminar otras especies de mayor calidad.
La cobertura representada por el grupo de las “leguminosas” fluctuó entre el 21,3 % de
la zona 4 y el 8 % de la zona 1, siendo en las otras dos zonas en torno al 15 %. Son cantidades
relativamente importantes para ser utilizadas por el ganado dado que contienen un alto valor
proteico (Martínez et al., 2014). El grupo mostró diferencias significativas entre zonas (F316=6,29,
P=0,01) y en la comparación de medias se observó diferencias de la zona 1 con
respecto a las zonas 3 y 4, generalmente más húmedas. En la zona 4 es donde más abundaron
las leguminosas y especialmente especies del género Trifolium, como T. repens (6 %), T.
pratense (2,8 %), T. cernuum (2 %). Muchas de estas especies estarían bien adaptadas al corte
y pastoreo; sin embargo, observaciones recientes de la zona muestran disminución de
leguminosas e invasión de especies poco deseables, como Hordeum murinum. En la zona 3
destacaron especies de los géneros Trifolium, Vicia, Ornithopus, especialmente T.
subterraneum, con un porcentaje cercano al 4 %, fundamentando en parte la calidad que
generalmente presentan los pastos de zonas de fresnedas. El segundo grupo funcional de
importancia en casi todas las zonas estudiadas, menos en la zona 4, fue el de “otras familias”;
la comparación de medias mostró diferencias entre la zona 1, 2 y 3 respecto a la 4 (Tabla 2).
Este grupo fue especialmente importante en la zona 1 (37,3 %), siendo las especies más
abundantes Ranunculus paludosus, Bellis perennis, Alyssum granatense, Chamaemelum
mixtum, Cerastium semidecandrum y Plantago lanceolata, con rangos entre el 3% y 1,9%.
58
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
Tabla 1. Composición florística: Cobertura en % de las especies herbáceas identificadas en las cuatro
zonas o tipos de pasto estudiados en la Finca de Riosequillo.
Graminoides
Z. 1 Z. 2 Z. 3 Z. 4 Otras familias (Cont.)
Agrostis castellana
Aira caryophyllea
Airopsis tenella
Anthoxantum aristatum
Anthoxantum odoratum
Arrhenatherum album
Avena barbata
Avenula bromoides
Bromus hordeaceus
Bromus sterilis
Bromus tectorum
Cynodon dactilon
Cynosurus cristatus
Dactylis glomerata
Festuca arundinacea
Festuca ampla
Holcus mollis
Hordeum murinum
Lolium perenne
Mibora minima
Molineriella laevis
Nardus stricta
Phleum pratense
Poa annua
Poa bulbosa
Vulpia ciliata
Vulpìa bromoides
Vulpia myuros
Vulpìa muralis
Carex divisa
Carex divulsa
Juncus articulatus
Juncus bufonius
Juncus squarrosus
Luzula campestris
Leguminosas
Lathyrus angulatus
Lotus corniculatus
Medicago polymorpha
Ornithopus compresus
Ornithopus perpusillus
Trifolium angustifolium
Trifolium campestre
Trifolium cernum
Trifolium dubium
Trifolium glomeratum
Trifolium hirtum
Trifolium repens
Trifolium striatum
Trifolium strictum
Trifolium subterraneum
Vicia bengalensis
Vicia sativa
Vicia spp
Otras familias
Alyssum granatense
Anaciclus clavatus
Anthemis arvensis
Anthriscus caucalis
Aphanes arvensis
Aphanes microcarpa
Asphodelus spp.
10,9
0,4
−
0,3
−
−
−
−
−
−
0,2
−
−
0,5
0,1
11,4
−
−
−
0,3
2,8
1,1
−
−
12,8
2,8
3,5
3
3
−
1,4
−
−
−
0,3
3,9
2,1
1,3
0,2
−
2
−
−
−
1,1
0,3
−
−
3,9
−
3,4
−
−
−
0,1
−
−
−
−
34,5
0,3
3
0,6
−
−
0,1
−
−
−
−
13,1
1
−
3,6
3
0,9
0,1
0,1
12,9
0,9
−
−
2
0,3
−
6,5
0,9
−
−
−
−
−
2,2
−
1,6
−
4
−
2,2
1,9
2
−
0,1
−
0,4
0,7
−
−
3
6,6
−
−
−
16,1
−
−
0,1
0,3
0,3
−
4,6
−
12,3
2,1
−
−
−
−
9
0,1
−
6,7
−
3
0,8
−
0,1
0,5
4,1
−
−
−
−
1,3
−
−
0,3
0,5
1
0,1
2,7
1
−
0,2
−
−
0,9
−
0,1
0,2
−
1,3
−
0,7
0,2
1,9
0,1
−
0,8
−
1,8
0,4
−
1,0
0,1
2,5
4
0,1
2
−
−
0,7
−
0,7
−
−
2,4
−
0,1
−
−
1,3
0,1
0,1
1,1
−
1,6
0,2
−
0,3
0,1
−
3,5
−
3
2
1
−
0,3
0,5
0,2
1,5
1,2
0,1
−
0,4
−
−
1,1
−
4,8
1,6
2,1
−
5,9
2,7
2,4
0,5
−
0,1
−
0,6
0,1
1,6
−
−
−
0,3
Bellis annua
Bellis perennis
Brassica barrelieri
Bupleurum gerardi
Capsella bursa-pastoris
Cardamine hirsuta
Carduus tenuiflorus
Centarurea alba
Cerastium brachypetalum
Cerastium glomeratum
Cerastium semidecandrum
Chamaemelum mixtum
Chamaemelum nobile
Convolvulus arvensis
Crepis vesicaria
Daucus carota
Echium plantagineum
Erodium cicutarium
Erophyla verna
Eryngium campestre
Filago pyramidata
Filipendula vulgaris
Galium aparine
Galium parisiense
Geranium lucidum
Geranium molle
Geranium robertianum
Geranium rotundifolium
Herniaria glabra
Hyeracium pilosella
Hypochoeris glabra
Hypochoeris radicata
Lamium amplexicaule
Leontodon taraxacoides
Lepidium heterophyllum
Logfia gallica
Merendera bulbocodium
Moenchia erecta
Myosotis discolor
Myosotis sp.
Parentucelia viscosa
Petrorhagia prolifera
Plantago holosteum
Plantago lanceolata
Ranunculus bulbosum
Ranunculus paludosus
Romulea bulbocodium
Rumex acetosella
Rumex papillaris
Saxifraga granulata
Senecio vulgaris
Sherardia arvensis
Sisymbrium runcinatum
Stellaria media
Taraxacum sp.
Teesdalia coronopifolia
Thapsia villosa
Tuberaria guttata
Valerianella coronata
Veronica arvensis
Viola kitaibeliana
Otras < 0,1 +Indeterminadas
Z. 1 Z. 2
−
2,6
0,1
0,1
0,6
0,1
−
−
1
0,3
2,1
2,4
−
0,4
−
0,1
−
0,6
0,3
−
−
−
−
0
1,5
0,3
−
0,9
0,1
0,8
1,4
0,9
−
0,1
−
−
0,3
0,4
0,5
−
1,6
−
−
1,9
0,2
3
0,2
0,7
−
0,6
1,5
0,1
0
0,7
0,2
0,7
0,2
−
0,6
1,2
0,3
1,6
−
2,1
−
−
0,4
−
0,1
0,7
0,4
−
−
−
−
−
0,1
−
−
0,4
0,3
0,3
0,2
−
0,2
0,9
−
2,7
−
0,1
0
0,6
0,3
−
0,2
0,5
−
0,1
0,5
2,6
−
0,1
1,3
1,9
0,8
0,4
−
0,1
0,7
−
−
−
0,2
0,1
0,5
0,4
0,1
−
0,1
−
2,2
1,2
1,2
Z. 3 Z. 4
2,3
−
−
−
−
−
−
−
0,7
0,1
0,1
−
−
−
−
−
−
0,4
−
−
3,1
0,1
0,5
−
0,1
2,9
0,2
−
0,8
−
1,1
−
0,1
0,1
−
0,9
0,1
1,3
−
−
−
−
2,9
1,9
0,6
0,8
0,1
0,3
−
0,1
−
−
−
0,5
−
0,1
0,5
−
0,4
−
−
−
−
0,5
−
−
−
−
−
0,2
−
0,6
0,5
−
−
0,1
−
−
0,1
−
−
−
−
−
−
−
−
−
−
0,2
1,1
−
0,4
−
−
−
−
−
−
−
−
−
1,1
0,3
−
0,2
0,1
−
−
−
−
−
−
−
−
−
−
−
−
−
0,4
59
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
En la zona 2, destacaron Geranium molle, Myosotis discolor, Veronica arvensis, Bellis
perennis, con coberturas en torno al 2 %. En la zona 3 las especies más relevantes fueron
Filipendula vulgaris, Geranium robertianum, Ranunculus bulbosum, Bellis annua,
Ranunculus paludosus, con rangos entre 3,1% y 1,9 %. En la zona 4 es donde menos
representado ha estado el grupo de otras familias (8,4 %), suponiendo Anthemis arvensis,
Hypochoeris radicata y Plantago lanceolata en torno al 1,5 %. El grupo de otras familias ha
sido abundante en los pastos de majadales, vallicares y enclaves con fresnedas, zonas que
aprovecha el ganado principalmente en primavera y verano. Este grupo de plantas, aparte de
presentar cierto interés en la alimentación del ganado por su relativamente alto contenido en
proteína y menor contenido en fibras y ligninas que las graminoides (Martínez et al., 2014;
Reine et al., 2010), cumple funciones ecológicas como aumentar la biodiversidad, diversificar
y diferenciar enclaves y paisajes, valores que son importantes con vistas a la conservación de
hábitats y de los ecosistemas rurales.
Se identificaron relaciones entre los valores de cobertura de las distintas especies de
las zonas estudiadas, así se observó correlación significativa entre las zonas de los pastos
xeromesofíticos (r Pearson = 0,63; p<0,01; n=128); entre las zonas 1 y 3 (r Pearson = 0,49;
p<0,05; n=128) y entre los pastos mesofíticos (r Pearson = 0,52; p<0,05; n=128). Pero no se
observaron relaciones entre la cobertura de especies de los pastos xeromesofiticos con la
cobertura de los pastos de la zona 4, ni tampoco de la cobertura de especies de la zona 2 con
la de la zona 3. La abundancia de Poa bulbosa en la zona 2 podría haber contribuido a no
existir relación entre ambas zonas, ya que en la zona 3 la especie fue muy escasa.
Tabla 2. Medias de cobertura (%), del nº de especies de los grupos funcionales, de la riqueza específica (S)
y del índice de diversidad de Shannon (H’ ). En cada columna, medias con letras distintas difieren
significativamente entre zonas (test LSD, p< 0,05).
Cobertura
Zonas %Gram
%Leg
%Otras
Zona 1
54,7
8,0a
37,3a
Zona 2
56,8
13,6ab
29,6a
Zona 3
59,6
15,7b
24,7a
Zona 4
70,3
21,3b
8,4b
Nº de especies
Gram Leg Otras
7
5 22ab
8
6
25a
10
7
17b
9
7
8c
S
35a
39a
38a
24b
H’
2,6
2,5
2,7
2,1
60
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
Riqueza de especies y diversidad de Shannon
En el conjunto de los pastos estudiados se detectaron 128 especies herbáceas,
fluctuando entre 83 en la zona 1 y 48 en la zona 4, observándose 72 y 75 especies en las zonas
2 y 3 respectivamente. El índice de Shannon fluctuó entre 3,4 de las zonas 1 y 3, y 2,6 de la
zona 4, siendo el de la zona 2, de 3,1. Los pastos xeromesofíticos con un pastoreo menos
intensivo fueron los más diversos, pero también habían presentado la mayor calidad y menor
producción (Martínez et al., 2014). Por el contrario, los pastos de la zona 4, con un manejo
más intensificado por riego y mayor presión del pastoreo, mostraron una diversidad y riqueza
de especies mucho menor y una mayor producción y menor calidad que los xeromesofíticos
(Martínez et al., 2014). Resultados similares encontraron Reiné et al, (2010) en pastos del
Pirineo con distinto grado de intensificación. En general, una mayor producción implica
menor riqueza específica, aunque condiciones climáticas y otros factores podrían afectar este
criterio (Lopéz-Carrasco et al., 2013).
Se observó diferencia significativa de la riqueza de especies entre las zonas (F316=3,61,
P<0,05) y la comparación de medias mostró diferencias de las zonas 1, 2 y 3 con
respecto a la zona 4 (Tabla 2). Sin embargo, no se observó diferencia significativa entre zonas
del índice de diversidad de Shannon (Tabla 2). Entre ambos parámetros, diversidad de
Shannon y riqueza de especies se identificó una estrecha relación (r Pearson = 0,74; p<0,01;
n=20).
Por grupos funcionales, la riqueza de especies del grupo de las graminoides no mostró
diferencia significativa entre zonas, al igual que la riqueza de especies de las leguminosas. Por
el contrario, respecto a la riqueza de especies del grupo de otras familias sí se observaron
diferencias entre los pastos estudiados, con el menor número de especies en la zona 4 (Tabla
2). Técnicas de gestión como un pastoreo rotacional de acuerdo con la fenología de los pastos,
continuado posteriormente y no demasiado intensivo ha favorecido la biodiversidad, y la
riqueza de especies especialmente en el grupo de otras familias, en contraposición al pastoreo
más intensivo y siega para la henificación.
CONCLUSIONES
En los 4 tipos de pastos el grupo de graminoides fue el que ocupó la mayor cobertura.
La mayor riqueza de especies se obtuvo en los pastos xeromesofíticos y la mayor
diversidad de Shannon se obtuvo en la zona 1 y 3 de los pastos xeromesofíticos y mesofíticos.
61
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
La menor diversidad, y el menor número de especies y cobertura del grupo de otras
familias se observó en la zona 4, lo que implicaría que el corte para henificación y el
continuado pastoreo de estos enclaves disminuyen la biodiversidad.
AGRADECIMIENTOS
El trabajo forma parte de un proyecto de investigación financiado por el IMIDRA.
REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS
LOPEZ-CARRASCO C., GOMEZ M.G., CARPINTERO J.M., BRAÑAS J. Y ROIG S. (2013) Efecto de la
aplicación de fertilizantes de nueva generación en la dehesa toledana: producción, diversidad y
composición florística de los pastos herbáceos. En: Olea L. et al. (Eds) Los pastos: nuevos retos, nuevas
oportunidades, pp 545-552. Badajoz. España: SEEP.
MARTÍNEZ T. Y ABAD M. (2013) Implicaciones del manejo del ganado y los recursos en la dieta de la vaca
avileña en una zona de la Sierra de Guadarrama. En: Olea L. et al. (Eds) Los pastos: nuevos retos,
nuevas oportunidades, pp 457-464. Badajoz. España: SEEP.
MARTÍNEZ, T., URQUIA J.J, TEJERINA J. I. Y GUERRERO A. (2014) Producción herbácea y calidad de
pasto en un sistema silvopastoral adehesado de la Sierra de Madrid. En: Busqué J. et al. (Eds) Pastos y
PAC 2014-2020, pp 421-428. Potes (Cantabria).España: SEEP.
REINÉ R., CHOCARRO C., JUÁREZ A., BARRANTES O., MAESTRO M., BROCA A Y FERRER C. (2010)
Riqueza específica de prados pirenaicos y su incidencia en el valor nutritivo. En: Calleja et al. (Eds)
Pastos: fuente natural de energía, pp 189-194. Zamora. España: SEEP.
TÁRREGA R., CALVO L. Y LUIS CALABUIG E. (1991) La diversidad como indicador del grado de
recuperación en comunidades con predominio de especies que se regeneran vegetativamente tras
perturbaciones. En: Pineda et al. (Eds) Diversidad biológica, pp 231-233. Madrid. España: F. ArecesAdena/WWF-SCOPE.
SAN MIGUEL A. (coord.) (2009) Los Pastos de la Comunidad de Madrid. Tipología, cartografía y evaluación.
Consejería de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio. Madrid.
62
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
EFECTOS DE LA RETIRADA DEL PASTOREO EN PASTOS DE ALTA
MONTAÑA: EL CASO DE PASTOS DE Festuca eskia, Ram. EN EL PN DE
AIGÜESTORTES (LLEIDA)
EFFECTS OF GRAZING CESSATION IN HIGH MOUNTAIN GRASSLANDS: THE CASE OF Festuca eskia, Ram.
IN SPANISH PYRENEES
R. FANLO Y M. BOU
Departamento de Producción Vegetal y Ciencia Forestal. Universidad de Lleida. Rovira Roure 191. 25198 Lleida. (España).
[email protected]
RESUMEN
En Europa y también en España muchos pastos de alta montaña vieron reducida su carga ganadera, e incluso fueron
abandonados, durante el siglo pasado, al darse un conjunto de circunstancias basadas en cambios sociales, como el
despoblamiento de las zonas montañosas o menor dedicación a la actividad agrícola-ganadera. La desaparición de los rebaños
del ecosistema pastoral ha generado una nueva reorganización de éstos que ha supuesto cambios en su composición florística
y en la abundancia de las especies y, consecuentemente, en su calidad forrajera. Este trabajo ratifica este proceso en los
pastos situados por encima de los 2000 m s.n.m. del piso subalpino pirenaico y constituidos por Festuca eskia Ram.,
(Poaceae endémica Pirenaico-Cantábrica), que ocupan considerable extensión en el PN de Aigüestortes, lugar en donde se
han realizado las medidas. Se comprueba que, después de más de diez año de cese del pastoreo, se han producido cambios en
la comunidad vegetal reflejados en su composición florística (especies y abundancia, índice de Shannon, porcentaje de
grupos funcionales, etc) que representan pérdidas de diversidad. También la calidad forrajera (Valor Pastoral y contenido en
proteína bruta de la hierba) ha disminuido, mientras que la producción en MS y la cobertura de la vegetación ha aumentado.
Palabras clave: pastos ácidos, supraforestales, biodiversidad, calidad forrajera, abandono.
SUMMARY
In Europe, and during the last century, many high mountain grasslands have been abandoned due to the
demographic gap produced in these zones and the related decrease of the herds in extensive grazing management. The
disappearance of livestock from the pastoral ecosystems, produces a new reorganization of his species in the begins, and the
vegetation diversity down and forage quality is minor. This work comes to ratify this process for upper timber grasslands in
high mountains (over 2000 m a.s.l. subalpine belt) and formed principally by Festuca eskia Ram., (Pyreneo-Cantabric
endemic Poaceae), on acid substratum that occupy a big extension in Aigüestortes National Park Lleida, Spanish Pyrenees).
The floristic diversity and the forage quality (by means of the Pastoral Value and the content in crude protein) was compared
in two zones of similar edapho-climatics conditions, one of which had been left was doing more than 10 years, with other one
that still keeps on being used by the herds. The results show a significant decrease in the specific richness and in the forage
quality, as well as a different composition in the functional groups of the plants when the grassland is abandoned. However,
the production (Dry Matter), by death biomass accumulation, and the vegetal coverage increases in abandoned site.
Keywords: acid grasslands, high mountains, biodiversity, forage quality, abandonment.
63
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
INTRODUCCIÓN
Los pastos de alta montaña como ecosistemas semi-naturales mantienen, mediante la
intervención humana, altos valores de diversidad gracias a su utilización (Tappeiner y
Cernusca, 1993). Este es el caso de los pastos silíceos pirenaicos de Festuca eskia (uno de los
24 tipos de pastos europeos bajo amenaza de abandono; Ostermann, 1998) y que de acuerdo
con la directiva europea de hábitats deberían ser preservados por su alto valor ecológico y
patrimonial (Council Directive, 1992; IUCN, 2000). En condiciones de montaña, varios
autores ya han constatado el hecho de una disminución de la diversidad cuando en los pastos
disminuye la carga ganadera drásticamente (Rawes, 1981; Koukoura y Karmiris, 2004;
Lindborg y Eriksson, 2005). Esto es debido a la denominada paradoja pastoral que dice que
“el pastoreo (bien realizado) mejora el pasto”; afirmación obtenida de la práctica pastoral,
pero que se basa en la relación entre carga soportada y admisible. De esta forma, tanto un
pasto sobrepastoreado como subpastoreado perderá sus buenas características. Si las cargas
ganaderas soportadas son iguales a las admisibles, se logra mantener una perturbación óptima
que favorece la diversidad y el mantenimiento de la comunidad; impidiendo la proliferación
de especies oportunistas (Bakker, 1987; Bullock et al., 1994; 1995). También Dupré y
Diekmann (2001) verificaron en diferentes tipos de pastos del sur de Suecia, que los sitios
pastados tenían mayor riqueza específica que los abandonados, pero utilizan términos
ambiguos como “fuerte o ligero” pastoreo, sin indicar el valor de las cargas ganaderas
soportadas o de las admisibles.
El objetivo de este trabajo fue averiguar si la desaparición del pastoreo, en zonas con
una larga historia de uso, como los pastos supraforestales de F. eskia en el PN de
Aigüestortes, había generado una cambios, y de qué tipo, en su diversidad y calidad forrajera.
MATERIAL Y MÉTODOS
El trabajo de campo fue llevado a cabo en el PN de Aigüestortes (Lleida), (42 0 35' N,
01 0 00' E) durante los veranos de 2008 y 2009. Los pastos de Festucion eskiae (E4.3 EUNIS;
Davies y Moss, 2002) ocupan un 20 % del total de los pastos supraforestales del parque, en
donde aquellas zonas más alejadas de los caminos y de difícil acceso, han sido
progresivamente abandonadas. Dos exclusiones fueron situadas a 2450 m s.n.m en dos zonas
de similares condiciones edafoclimáticas (litosuelos ácidos y clima criotemplado; 3,1ºC de
temperatura media y pluviosidad total de 1200 mm) y exposición; una de las cuales había sido
64
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
abandonada hace más de 10 años (comunicación personal de los ganaderos).La zona en uso
(zona pastoreada) soportaba una carga ganadera de 0,8 UGM·ha-1 durante cuatro meses
(mediados de junio a mediados de octubre), valores próximos a la carga admisible. Cada una
de las cuatro exclusiones tenían unas dimensiones de 10 x 12 m y en su interior se realizaban,
cada quince días, cortes de biomasa en pie (simulando el aprovechamiento por el ganado) para
el cálculo de la producción y del porcentaje de proteína bruta (16 muestras de 0,5 x 1 m por
exclusión y año) y transectos lineares (single-scale sampling, 8 por exclusión y año) para el
estudio florístico y el cálculo del valor pastoral mediante la metodología de Daget y Poissonet
(1971).
La biomasa, una vez cortada, se llevaba al laboratorio para secarla en estufa de aire
forzado a 70ºC hasta peso constante, calculando la producción en MS. Las exclusiones, que
evitaban la entrada de ganado o fauna, se movieron el segundo año unos metros, para evitar el
efecto del muestreo del año anterior. El análisis del contenido en proteína bruta (PB) se
realizó en el laboratorio Agroalimentario de Cabrils mediante el sistema NIRS y de acuerdo al
criterio UNE-EN ISO/IEC 17025. Los datos obtenidos, una vez normalizados, fueron tratados
mediante una análisis de la varianza (ANOVA), el test de Sheffe fue usado para comparar el
efecto del abandono a la significancia (P < 0.05) con el programa Statistica 6.0..
RESULTADOS Y DISCUSIÓN
El número total de especies encontradas fue de 24 (20 en la zona pastada y 10 en la
abandonada), siendo seis las especies comunes: cinco hemicriptófitos y un caméfito (Tabla 1).
Hemicriptófitos es el grupo más representado ya que son especies características de la
vegetación centroeuropea de pastos (Ellemberg et al., 1992). En la zona abandonada se
observa un cambio en la proporción de los diferentes grupos funcionales (Tabla 2) con la
desaparición de la única leguminosa (Trifolium alpinum) y un aumento del porcentaje del
grupo de otras especies. En el caso de la producción de biomasa, los cambios en la proporción
de gramíneas+graminoides y otras especies se ven más afectados por la falta de uso e influyen
directamente en las características del pasto, mientras que las leguminosas parece ser que
juegan un papel menos importante en la producción de biomasa(McLaren y Turkington,
2010).
Todos los valores de diversidad son mayores en las zona en la que se ha mantenido el
pastoreo (Tabla 2); incluso el índice Berger-Parker indica claramente una dominancia de F.
65
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
eskia en el sitio abandonado, debido a su crecimiento incontrolado que se traduce en una
abundancia de un 60% en la zona abandonada, frente al 48% en la pastoreada; ya que las
grandes macollas de F. eskia no dejan sitio para la entrada o persistencia de otras especies.
Estos valores están en rangos similares a otros enclaves de los Pirineos con el mismo tipo de
pastos (Domènech et al., 2005; Komac et al., 2014).
Tabla 1. Composición florísticas de los pastos de F. eskia.
Forma de
especies
vida*
Is **
Zona
Zona
pastoreada
abandonada
gramíneas y graminoides
Agrostis capillaris
H
3
X
-
Anthoxantum odoratum
H
2
X
-
Carex caryophyllea
H
0
X
X
Festuca eskia
H
0
X
X
Luzula nutans
H
0
X
-
Nardus stricta
H
0
X
X
Poa chaixii
H
4
X
-
H
3
X
-
Achillea millefolium
H
2
X
-
Ajuga pyramidalis
H
0
-
X
Arenaria biflora
Ch
0
X
-
Campanula scheuchzeri
H
0
X
X
Cruciata glabra
T
1
X
-
Crocus nudiflorus
G
0
X
-
Galium pumilum
H
0
X
-
Galium verum
H
0
X
-
Gentianella campestris
T
0
-
X
Hieracium lactucella
H
0
X
X
Jasione laevis
Ch
0
X
X
Polygala alpestris
H
0
X
-
Polygonum aviculare
T
0
-
X
Potentilla neumanniana
H
0
X
-
Thymus praecox
Ch
0
X
-
Veronica bellidioides
H
0
-
X
Total especies
24
20
10
leguminosas
Trifolium alpinum
otras especies
* formas de vida según Raunkiaer: Ch, caméfito herbáceo; G, geófito; H, hemicriptófito; T, terofito.. ** Is: índice específico de calidad del
Valor Pastoral: 5 máximo, 0 nulo. X. presencia de la especie.
66
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
El aumento de la producción de la MS y la consecuente reducción de suelo desnudo en
la zona abandonada se debe al crecimiento desmesurado de F. eskia, especie controlada por el
pastoreo del ganado vacuno y algo por el equino (el existente en la zona) y que mantiene su
vigor en condiciones tan adversas gracias, probablemente, a su simbiosis con el endófito
Epichloë festucae (Gibert y Hazard; 2011).
Tabla 2. Valores medios (±SD) de one-way ANOVA con el pastoreo como factor fijo, de diferentes índices
de biodiversidad, porcentaje de los grupos funcionales, producción de MS, calidad forrajera (Valor
Pastoral y proteína bruta) y porcentaje de suelo desnudo, como variables dependientes.
Media ± SD
pastoreado
abandonado
S (riqueza específica)
13,31±2,16 a
5,33±1,09 b
H’ (Shannon)
1,83±0,14 a
0,92±0,36 b
E (Pielou)
0,71±0,06 a
0,56±0,08 b
0,49±0,04 b
0,65±0,12 a
Gramíneas + graminóides
35±1,21 a
30±1,85 b
Leguminosas
5±0,51 a
0b
Otras especies
60±4,2 b
70±5,62 a
Índices de
biodiversidad
d (dominancia de
Berger-Parker)
Composición de
grupos funcionales en
transectos (%)
Producción en MS
kg·ha-1
Valor Pastoral
Calidad forrajera del
pasto
2473,10±385,71b
17,19±3,45 a
0b
8,27±0,01 a
7,24±0,87 b
8,97±4,97 a
1,76±1,58 b
(de 0 a 100)
Proteína bruta
(% en MS)
Suelo desnudo
1817,16±246,25 a
(%) en transectos
Los resultados corresponden a la media de los dos años de muestreo. Valores de la misma fila con diferente letra indican diferencia
significativa a (P < 0.001) entre zonas. N=128 para producción en MS y contenido de PB; para otras variables N=64.
Los dos valores de calidad forrajera citados en este trabajo (contenido de proteína
bruta en la MS y Valor Pastoral) son mayores en la zona que mantiene el pastoreo. No
67
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
obstante, estos pastos están constituidos por especies con bajos índices de calidad pastoral
(Is), sólo tres especies tienen buena calidad (Poa chaixii, Agrostis capillaris y Trifolium
alpinum), otras tres son mediocres (Anthoxanthum odoratum, Achillea millefolium y Cruciata
glabra) y el resto valor pastoral nulo. El contenido de proteína bruta en la MS presenta el
mismo patrón de valores que el VP, con un 8,27% en la zona pastada vs 7,24% en la
abandonada.
Los resultados obtenidos en este trabajo demuestran que el pastoreo es una importante
herramienta para el mantenimiento de algunas características (diversidad y calidad forrajera)
propias de los pastos con larga historia de utilización, ya que contribuyen a mantener una
heterogeneidad (Collins et al., 1998) en la composición y estructura de los mismos.
AGRADECIMIENTOS
A los ganaderos que utilizan estos pastos, así como a los responsables del PN de
Aigüestortes por su colaboración.
REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS
BAKKER J. P. (1987) Grazing as a management tool in the restoration of species-rich grasslands. Proceedings
of the Koninklijke Akademie Van Wetenschappen. Series C, 90, 403-429.
BULLOCK J. M., CLEAR-HILL B., DALE M.P. Y SILVERTOWN J. (1994) An experimental study of the
effects of sheep grazing on vegetation change in a species-poor grassland and the role of seedling
recruitment in gaps. Journal of Applied Ecology, 31, 493-507.
BULLOCK J.M., CLEAR-HILL B., SILVERTOWN J. Y SUTTON M. (1995) Gap colonization as a source of
grassland community change: effects of gap size and grazing on the rate and mode of colonization by
different species. Oikos, 7, 273- 282.
COLLINS SL, KNAPP AK, BRIGGS JM, BLAIR JM. Y STEINAUER E.M. (1998) Modulation of diversity by
grazing and mowing in native tallgrass prairie. Science 280:745–747.
COUNCIL DIRECTIVE 92/43/EEC (1992) Council Directive 92/43/EEC of 21 May 1992 on the conservation
of
natural
habitats
and
wild
fauna
and
flora.
URL:
http://eur-
lex.europa.eu/LexUriServ/LexUriServ.do?uri=CELEX:31992L0043:EN:NOT
DAGET PH. Y POISSONET J. (1971) Une methode d'analyse des prairies. Ann. Agron. 22 (I), 5-41.
DAVIES C.E. Y MOSS D. (2002) EUNIS Habitat Classification. Final Report to the European Topic Centre on
Nature Protection and Biodiversity, European Environment Agency. February 2002. 125pp.
DOMENECH M., PEREZ-BUTRON C. Y FANLO R. (2005) Diversidad vegetal y calidad forrajera de los
pastos supraforestales del Valle del Madriu-Perafita-Claror (Principado de Andorra). Pastos, 35 (2): 2736.
68
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
DUPRÉ C. Y DIEKMANN M. (2001) Differences in species richness and life-history traits between grazed and
abandoned grasslands in southern Sweden. Ecography 24: 275–286.
ELLENBERG H., WEBER H. E., DÜLL R., WIRTH V., WERNER W. Y PAULIBEN D. (1992) Indicator
values of plants in Central Europe. Scripta geobotanica, 18.Ed. Erich Golrze, Göttingen. 258 pp.
GIBERT A. Y HAZARD L. (2011) Endophyte infection of Festuca eskia enhances seedling survival to drought
and cutting at the expense of clonal expansion. Journal Plant Ecology., doi: 10.1093/jpe/rtr009.
IUCN (2000) URL: http://iucn.org/amnan/content/resolutions/res45.pdf. [acceso marzo 2013].
KOMAC B., DOMÈNECH M. Y FANLO R. (2014) Effects of grazing on plant species diversity and pasture
quality in subalpine grasslands in the eastern Pyrenees (Andorra): Implications for conservation.
Journal for Nature Conservation, 22(3), 247-255.
KOUKOURA Z. Y KARMIRIS I. (2004) Effects of livestock grazing on plant diversity in alpine grasslands. In:
Land Use Systems in Grassland Dominated Regions. Grassland Science in Europe, 9: 308-310.
LINDBORG R. Y ERIKSSON O. (2005) Functional response to land use change in grasslands: comparing
species and trait data. Ecoscience 12(2): 183-191.
MCLAREN J. R. Y TURKINGTON R. (2010) Ecosystem properties determined by plant functional group
identity. Journal of Ecology, 98: 459–469.
OSTERMAN O. P. (1998) The need for management of nature conservation sites designated under Natura 2000.
Journal of Applied Ecology, 35, 968-973.
RAWES M. (1981) Further results of excluding sheep from high-level grasslands in the North Pennines. Journal
of Ecology, 69, 651 -669.
TAPPEINER U. Y CERNUSCA A. (1993) Alpine meadows and pastures after abandonment. Pirineos 141-142,
97-118.
69
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
70
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
RECUPERACIÓN POST-INCENDIO DEL PINAR Y MATORRAL
MEDITERRÁNEO MALLORQUÍN CON PRESENCIA DE CABRAS
WILD GOAT GRAZING EFFECT ON AFTER-FIRE RECOVERY OF MEDITERRANEAN PINE WOODLAND
AND SHURBLAND IN MALLORCA
A. CAPÓ RODRIGUEZ 1 * , E. BARAZA RUIZ 1 Y J. BARTOLOMÉ FILELLA 2
1
Departamento de Biología, Universitat de les Illes Balears, 07122 Palma (España). * [email protected] 2 Departamento
de Ciencia Animal y de los Alimentos. Grup de Recerca en Remugants. Universitat Autònoma de Barcelona. 08193 Bellaterra
(España).
RESUMEN
Se ha realizado un seguimiento del efecto de la herbivoría por cabra doméstica asilvestrada en la regeneración de la
vegetación en tres áreas de la Sierra de Tramuntana afectadas por el incendio de 2013 y con diferente densidad de población
de cabras. Tras el incendio, independientemente de la densidad de cabras, la vegetación se ha regenerado de forma gradual
siendo las especies rebrotadoras Ampelodesmos mauritanica, Arisarum vulgare, Chamaerops humilis y Pistacia lentiscus las
dominantes gracias a su mayor grado de regeneración y cobertura vegetal. El grado de afectación por herbivoría ha sido
superior en los primeros estadios de regeneración y ha disminuido con el tiempo, alcanzando valores mínimos en la
primavera siguiente. Las especies más ramoneadas han sido Ampelodesmos mauritanica, Pistacia lentiscus y Olea europea.
Palabras clave: insularidad, herbivoría, Sierra de Tramuntana, Ampelodesmos mauritanica, Pistacia lentiscus.
SUMMARY
The effect of herbivory wild goat has been monitored in the regeneration of the vegetation in three areas of the
Tramuntana mountains, affected by the fire that happened in July 2013, and with different population density of goats. After
the fire, regardless of the goat population density in the area, the vegetation has regenerated gradually, being the resprouting
species Ampelodesmos mauritanica, Arisarum vulgare, Chamaerops humilis and Pistacia lentiscus the dominats because of
their greater degree of regeneration and vegetation cover. The degree of damage by herbivory is higher in the earliest stages
of regeneration, when plants are in form of regrowth or seedlings, decreasing with the advance of the season and reaching
minimum values in spring. Species with greater involvement by browsing are Ampelodesmos mauritanica, Pistacia lentiscus,
and Olea europaea.
Key words: insularity, herbivory, Tramuntana mountains, Ampelodesmos mauritanica, Pistacia lentiscus.
71
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
INTRODUCCIÓN
Los incendios y la herbivoría no controlada son factores que determinan la
transformación de la vegetación y del paisaje mediterráneo (Naveh, 1994; Lloret et al., 2003).
En Julio de 2013 un incendio afectó la zona sur-oeste de la Sierra de Tramuntana de la
isla de Mallorca. Según el Servei de Gestió Forestal i Protecció del Sòl (2013), el área
incendiada tiene una superficie de 2.407ha, de la cual el 34% corresponde a hábitats de pinar
y el 58% de matorral (2013). Como parte del plan de regeneración de la cubierta vegetal
elaborado por esta entidad, se planteó un programa de eliminación de las poblaciones de cabra
asilvestrada (Capra hircus L.) en ciertos puntos de la zona afectada, durante el primer año tras
el incendio. El objetivo de este plan fue reducir la población a un nivel mínimo tal que no
dañara significativamente la regeneración, planteando controles y mantenimiento de la
población restante durante los años posteriores al nivel conseguido durante el primer año. De
esta forma, se han realizando partidas de caza intensiva en determinados puntos de la zona
afectada desde Septiembre de 2013, y programadas hasta Marzo de 2016.
Estas circunstancias permiten comparar zonas con distintos tratamientos y abordar el
papel del herbivorismo en la sucesión secundaria post-incendio. El objetivo del presente
trabajo ha sido identificar las especies que aparecen en los primeros meses del proceso de
regeneración, así como las diferencias de cobertura en función del grado de afectación por
ramoneo.
MATERIALES Y MÉTODOS
El estudio se ha realizado en tres áreas de la zona incendiada, concretamente en el sitio
conocido como Sa Coma Calenta. Dos de ellas estaban cubiertas por matorral mediterráneo y
la otra por pinar. El clima de la zona es típicamente mediterráneo, con inviernos suaves y
veranos secos y calurosos, con un irregular régimen de lluvias que tienden a concentrarse a
finales de verano y principios de otoño, y primavera. La temperatura media anual es de
16,5ºC, y la precipitación de unos 500 mm de media anuales.
Cada una de las áreas estudiadas ha sido tipificada en función del hábitat y el grado de
afectación de los dos factores de perturbación en estudio. Las áreas en que la totalidad de la
vegetación resultó quemada se han considerado como de alta intensidad de fuego. Las áreas
en que la vegetación resultó en un mosaico de parches sin apenas afectación y parches
completamente quemados se han considerado como de baja intensidad de fuego. De la misma
72
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
forma, las áreas en que se ha reducido la densidad de cabras se han considerado como de baja
intensidad de ramoneo, mientras que las que han mantenido la densidad de cabras (estimada
en 0,7 cabras/ha) se han considerado como de alta presión de ramoneo. Siguiendo estos
criterios se han considerado tres tipos de vegetación: MT, matorral con alta intensidad de
fuego y baja presión de ramoneo (39°36’02”N 002°21’34”E); MB, matorral con baja
intensidad de fuego, y alta presión de ramoneo (39°36’20”N 002°23’46”E) y PB, pinar con
alta intensidad de fuego y alta presión de ramoneo (39°35’56”N 002°24’45”E).
La cobertura vegetal de porte accesible a las cabras se ha determinado mediante el
método de intercepción lineal de Cummings y Smith (2000). Para ello se han realizado 5
transectos lineales no fijos de 20 metros de longitud en cada área de estudio, dispuestos de
forma aleatoria. Para evaluar el grado de ramoneo se ha seguido el método de Étienne y
Rigolot (2001), realizando una estimación categórica identificando los cortes recientes no
cicatrizados o eliminación de hojas del tallo por los herbívoros en una escala de 0 (sin
ramoneo) a 6 (sólo el tallo o cortada a ras del suelo). Se ha determinado el nivel de ramoneo
en 20 individuos de las especies más abundantes elegidos al azar. En algunos casos se ha
determinado el grado de ramoneo en especies de gran interés pero escasa abundancia, en un
mínimo de 4 individuos, como es Olea europaea.
Se han realizado tres muestreos en cada zona de estudio: otoño (Octubre) de 2013,
invierno (Enero) y primavera (Mayo) de 2014.
La estadística descriptiva, como porcentajes de cobertura total y grado de afectación
por ramoneo, se ha realizado con el programa informático Microsoft Excel 2008 versión 12.0.
RESULTADOS Y DISCUSIÓN
Se han identificado 16 especies como componentes mayoritarios de la vegetación
durante el periodo de estudio, entre las que se distinguen 13 especies perennes y 3 anuales,
principalmente arbustivas y herbáceas. De forma puntual aparecieron algunas especies en
estadio juvenil no identificables, probablemente del estrato herbaceo.
El mayor grado de regeneración y aumento en cuanto a cobertura se da en las áreas
MT y PB (Tabla 1) donde se considera que la totalidad de la vegetación anterior al fuego se
eliminó con el incendio, encontrándose todas las especies posteriores a la perturbación en
proceso de regeneración. En el área MB, con menor grado de afectación por fuego, el
aumento de cobertura ha sido menor (Tabla 1), ya que la competencia entre las plantas no
73
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
quemadas impide un mayor crecimiento de la vegetación, siendo el incremento de cobertura
vegetal durante el periodo de estudio de un 8,44%. Las especies presentes desde el primer
muestreo en todas las áreas de estudio afectadas por el fuego, y con mayor abundancia y
porcentaje de cobertura vegetal han sido las especies rebrotadoras obligadas. Este es un
fenómeno habitual en la regeneración del bosque mediterráneo (López-Soria y Castell, 1992).
Algunas de estas especies, como A. vulgare, A. mauritanica, P. lentiscos y C. humilis han
llegado a alcanzar coberturas superiores al 20% (Tabla 1). Las especies germinadoras
obligadas han aparecido a partir del invierno, con muy baja cobertura pero gran abundancia
(Tabla 1). La especie con mayor cobertura en todas las áreas durante los muestreos de otoño e
invierno, ha sido la geófita anual A. vulgare, cuya presencia se ve drásticamente reducida en
primavera e inicio de la época seca, al carecer de hojas y pasar a una fase de dormancia
(Herrera, 1988), a lo que se deben las reducciones de cobertura total en el muestreo de
primavera respecto al de invierno (Tabla 1).
En el área MT se han identificado un total de 11 especies, de las cuales únicamente
Cistus albidus, con muy baja cobertura (Tabla 1), es considerada germinadora, siendo el resto
de especies rebrotadoras. Se ha alcanzado una cobertura vegetal alta en otoño, en tan solo tres
meses tras la perturbación, siendo A. mauritanica y A. vulgare las especies inmediatamente
más favorecidas por la eliminación de la vegetación tras el fuego (Tabla 1). El aumento de
cobertura en la zona se ve favorecido por la reducción de presión por herbivoría, llegando a
ser nulos los signos de herbivoría reciente en primavera para casi todas las especies.
En el área MB se han identificado 8 especies germinadoras en proceso de
regeneración. Sin embargo, la especie dominante ha sido A. vulgare (Tabla 1), siendo la
cobertura vegetal inferior al 4% para el resto de especies. A partir del invierno, la cobertura
aumenta para las especies A. mauritanica, P. lentiscus y C. humilis, alcanzando valores
máximos en primavera (Tabla1). Las especies herbáceas Asphodelus aestivus y Brachypodium
retusum alcanzan altos valores de cobertura, por lo que se trata de una zona dominada por
especies herbáceas.
En PB se han identificado 14 especies, de las cuales cuatro son germinadoras: C.
albidus, Pinus halepensis, Rubia peregrina y Galium aparine, con muy baja cobertura
excepto para P. halepensis, que alcanza una cobertura de un 3,97% en primavera, tratándose
de una especie muy adaptada a germinar en grandes cantidades después de los incendios
(Broncano et al., 2005). En el primer muestreo las especies dominantes, son A. vulgare, A.
74
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
mauritania, C. humilis y P. lentiscus, que presentan un grado de cobertura muy bajo, de entre
el 2 y 4% (Tabla 1).
Tabla 1. Porcentaje de cobertura por especie en cada área y época de estudio. Se indica entre paréntesis la
estrategia de regeneración seguida por cada especie.
ESPECIES
Ampelodesmos mauritanica (R)
Anthyllis cytisoides (RG)
Arisarum vulgare (R)
Asparagus acutifolius (R)
Asphodelus aestivus (R)
Brachypodium retusum (R)
Cistus albidus (G)
Chamaerops humilis (R)
Erica multiflora (RG)
Euphorbia dendroides (R)
Galium aparine (G)
Olea europaea (R)
Pinus halepensis (G)
Pistacia lentiscus (R)
Rubia peregrina (R)
Urginea maritima (R)
Otras herbáceas anuales
Vegetación total
ÁREA
MB
MT
PB
MT
PB
MB
MT
PB
MB
PB
MB
MT
PB
MB
MT
PB
MB
MT
PB
MB
MT
PB
MT
PB
MB
PB
MB
MT
PB
PB
MB
MT
PB
PB
MB
MT
MB
MT
PB
MB
MT
PB
OCTUBRE
2,33
10,42
3,44
0
0,02
32,52
13,69
3,46
0,09
0,03
3,91
<0,01
0,17
0,93
<0,01
0,43
3,24
0
0
3,82
3,77
2,41
0
0,02
<0,01
0
<0,01
0
0
0
2,93
6,55
2,51
0
0
0
0
0
0
49,77
34,42
12,49
% de cobertura
ENERO
2,38
11,38
8,28
0
<0,01
38,81
18,03
27,51
<0,01
<0,01
11,99
<0,01
7,4
<0,01
2,91
<0,01
<0,01
0
0
9,06
1,87
8,38
0
<0,01
<0,01
0
<0,01
0
0
<0,01
6,13
5,02
2,47
0
0,37
0,25
<0,01
0,99
<0,01
68,74
40,44
54,04
MAYO
8,36
21,97
9,67
0,09
<0,01
<0,01
1,79
4,55
<0,01
0,24
10,84
0,18
2,68
9,78
15,94
7,08
2,31
0,05
0,24
11,3
1,33
5,94
0,09
0,1
0,18
0,18
1,11
<0,01
1,44
3,97
6,46
4,72
4,64
0,14
<0,01
0,09
7,89
8,66
3,64
58,21
55,05
44,38
MT=matorral con alta intensidad de fuego y baja presión de ramoneo, MB=matorral con baja intensidad de fuego, y alta presión de
ramoneo, PB=pinar con alta intensidad de fuego y alta presión de ramoneo, R=rebrotadora obligada, RG=rebrotadora facultativa,
G=germinadora obligada. <0,01 especies que se observan en la zona pero no aparecen en los transectos.
75
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
En invierno, la cobertura de las especies anteriores aumenta considerablemente, siendo
A. vulgare la especie dominante (Tabla1); mientras qué para el resto de especies el aumento
de cobertura en primavera fue muy leve excepto B. retusum.
En todas las áreas y especialmente en MT, es de esperar un aumento de cobertura para
la especie perenne A. mauritanica, puesto que se trata de una especie altamente favorecida por
la recurrencia de incendios (Lloret el at., 2003).
En las medidas de ramoneo se han considerado un total de 13 especies perennes, de las
cuales 5 han presentado signos de herbivoría en más de la mitad de individuos evaluados
durante las temporadas de otoño e invierno. No se ha determinado el grado de ramoneo en
especies herbáceas debido a la dificultad de distinguir en ellas signos de herbivoría y al
rechazo de las cabras de consumir dichas especies al presentar muy baja palatabilidad
(Barroso et al., 1995; Aldezabal y Garin, 2000).
El grado de ramoneo en general es mayor en el primer muestreo, ya que al
rejuvenecerse el sistema, se incrementa la oferta de alimento tierno y palatable (Miller &
Watson, 1974). Sin embargo, el nivel de afectación se reduce con el avance de la temporada
siendo mínimo en el muestreo de primavera, a pesar de tratarse de la época con mayor
cobertura y abundancia vegetal en todas las áreas (Tabla 1). Como era de esperar, esta
disminución se acentúa en el área donde se han eliminado la mayoría de cabras.
La zona con mayor grado de afectación por ramoneo es MB, donde las especies A.
mauritanica, C. humilis, O. europaea y P. lentiscus llegan a presentar valores de entre 4 y 6,
para las temporadas de otoño e invierno. Por contra, en el área MT el ramoneo llega a ser nulo
para casi todas las especies en primavera. Las especies que en estado de regeneración han sido
más ramoneadas son A. mauritanica y P. lentiscus, ambas con una alta abundancia y alto
porcentaje de cobertura, junto con O. europaea, altamente ramoneada a pesar de su baja
cobertura. Esto contrasta con los datos previos al incendio (Rivera et al., 2014), en los que A.
mauritanica y P. lentiscus, aparecieron como mayoritarias y debido a su baja palatabilidad
resultaron las menos ramoneadas. Este mayor ramoneo post-incendio se debería a la falta de
otros recursos disponibles. En el caso de O. europaea, los resultados coinciden con los
previos mostrando una especie con baja cobertura pero con un alto grado de ramoneo, es
decir, se trataría de una especie preferida (Rivera et al., 2014). En cambio, en primavera,
cuando presentan una mayor cobertura y frondosidad el ramoneo es prácticamente nulo,
excepto en PB, donde el grado de afectación se mantiene respecto a las temporadas anteriores.
76
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
Esto podría deberse a que en este periodo, el crecimiento primaveral de muchas especies
representa un recurso de calidad en las zonas no quemadas.
CONCLUSIONES
De los resultados obtenidos en este trabajo se puede concluir que las especies
dominantes en el matorral mediterráneo mallorquín, A. mauritanica y P. lentiscus, se verían
favorecidas por el fuego, al ser capaces de rebrotar con rapidez y alcanzar coberturas
considerables. Sin embargo, al pasar a constituir el principal recurso alimentario, el ramoneo
tendría una mayor incidencia sobre ellas que antes del incendio. En este sentido, el ramoneo
representaría un factor de regulación de las poblaciones de estas especies durante los primeros
estadios de la sucesión secundaria. Alguna especie, como A. vulgare, también se vería
favorecida por el fuego, a la vez que resultaría poco afectada por el herbivorismo, por ser muy
poco palatable. En el otro extremo se situarían las especies muy palatables, como O. europea,
con gran capacidad rebrotadora pero ramoneada intensamente antes y después de los
incendios, lo que probablemente explicaría su escasez en una vegetación sometida a ambas
perturbaciones de manera recurrente.
AGRADECIMIENTOS
Grupo gestor de la finca de la Trapa por su colaboración. Trabajo financiado por
Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales en el marco del Plan Nacional de I+D
(proyecto CGL 2011-30307).
REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS
ALDEZABAL A. Y GARIN I. (2000) Browsing preference of feral goats (Capra hircus L.) in a Mediterranean
mountain scrubland. Journal of Arid Environments, 44(1), 133-142.
BARROSO F.G., ALADOS C.L. Y BOZA J. (1995) Food selection by domestic goats in Mediterranean arid
shrublands. Journal of Arid Environments, 31(2): 205-217.
BRONCANO M.J., RETANA J. Y RODRIGO A. (2005) Predicting the recovery of Pinus halepensis and
Quercus ilex forests after a large wildfire in northeastern Spain. Plant Ecology, 180(1), 47-56.
CUMMINGS J. Y SMITH D. (2000) The line-intercept method: A tool for introductory plant ecology
laboratories. En: Tested studies for laboratory teaching. KARCHER, S. J. (Ed). Workshop/Conference
of the Association for Biology Laboratory Ecucation (ABLE). 234-246.
ÉTIENNE M. Y RIGOLOT É. (2001) Méthodes de suivi des coupures de combustible. Réseau Coupures de
combustible. Éd. de la Cardère, 64 pp. Morières (Francia).
77
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
HERRERA J. (1988) Reproducción sexual y multiplicación vegetativa en Arisarum simorrhinum durieu
(Araceae). Lagascalia 15(1), 25-41.
LÓPEZ-SORIA, L. Y CASTELL, C. (1992) Comparative genet survival after fire in woody Mediterranean
species. Oecologia 91(4), 493–499.
LLORET F., PAUSAS J.G. Y VILÀ M. (2003) Vegetation response to different Fire regimes in Garraf
(Catalonia, Spain): field observations and modelling predictions. Plant Ecology, 167(1), 223–235.
NAVEH Z. (1994) The role of Fire and its management in the conservation of Mediterranean Ecosystems and
Landscapes. En: The Role of Fire in Mediterranean-Type Ecosystems, J. M. Moreno and W. C. Oechel.
Springer -Verlag. New York (United States of America), 163-185.
RIVERA L., BARAZA E., CAPÓ A. Y BARTOLOMÉ J. (2014) Ramoneo y selección de dieta de la cabra
salvaje mallorquina (Capra hircus). 53ª Reunión Científica de la Sociedad Española para el Estudio de
los Pastos (SEEP). Potes (España). 571-578.
78
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
EFECTO DE LA SIMULACIÓN DE RAMONEO EN PARÁMETROS
ESTRUCTURALES DE TRES ESPECIES DEL MATORRAL
MALLORQUÍN
EFFECT OF SIMULATED BROWSING ON STRUCTURAL PARAMETERS IN THREE SPECIES OF THE
MALLORCAN SHRUBLAND
M.J. BRONCANO 1 , L. RIVERA-SÁNCHEZ 1 , E. BARAZA 2 , C. ESPUNYA 3 Y J.
BARTOLOMÉ FILELLA 1
1
Departamento de Ciencia Animal y de los Alimentos. Grupo de Investigación en Rumiantes. Universitat Autònoma de
Barcelona. 08193 Bellaterra (España). 2 Departamento de Biología. Universitat de les Illes Balears. 07122 Palma de Mallorca
(España). 3 Departamento de Bioquímica y Biología Molecular. Universitat Autònoma de Barcelona, 08193 Bellaterra
(España). [email protected]
RESUMEN
La herviboría por la cabra salvaje mallorquina y la cabra doméstica asilvestrada puede ser uno de los factores que
determinen la regresión en que se encuentran las poblaciones de tres especies anteriormente abundantes y actualmente raras
del matorral mallorquín: boj balear (Buxus balearica), canadillo (Ephedra fragilis) y enebro rojo (Juniperus oxycedrus). Para
determinar esta afectación analizamos la respuesta de estas especies en condiciones de invernadero, a las que se les realizó
una simulación de ramoneo cortando el 80% de sus brotes terminales y se les midió la variación en los parámetros
estructurales de crecimiento y capacidad de generar brotes nuevos. La simulación de ramoneo produjo respuestas
morfológicas diferentes en las tres especies estudiadas. Mientras en las tres especies aumenta la producción de brotes, el
crecimiento en diámetro no aumenta de manera significativa en B. balerica ni en E. fragilis, y en J. oxycedrus se ve afectado
negativamente. Por lo que respecta al crecimiento en altura, el ramoneo tiene un efecto positivo en B. balearica y J.
oxycedrus y es indiferente en E. fragilis. El hecho de que B .balearica sea actualmente una especie poco ramoneada
contribuiría a explicar su regresión.
Palabras clave: Buxus balearica, Juniperus oxycedrus, Ephedra fragilis, herbivorismo, resistencia al pastoreo.
SUMMARY
Herbivory by Wild Goat Mallorcan and feral domestic goat can be one of the factors determining the regression
found in populations of three species present in the Majorcan scrubland: Buxus balearica, Ephedra fragilis and Juniperus
oxycedrus. To determine the involvement, we analyze the response of these three species under greenhouse conditions, which
are subject to a simulation browsing cutting 80% of its terminal buds. For this we measure the variation occurring in the
structural parameters of growth (maximum diameter and height) and the ability to generate new growth in each of the plants.
Pruning or browsing simulation produces different morphological responses in the three species. Thus, in the case of
B.balearica pruning treatment does not stimulate diameter growth significantly but if it does in height growth and production
of new shoots. In J.oxycedrus, diameter growth is adversely affected by pruning but in turn is positive on growth in height
and shoot production. And in the case of E.fragilis, pruning does not significantly affect growth in diameter and height, but in
the production of new shoots. Pruning or browse provoke further growth in B.balearica and J.oxycedrus height, as well as a
greater number of sprouts in all three species. The fact that B.balearica is currently little browsed could explain his
regression.
Keywords: Buxus balearica, Juniperus oxycedrus, Ephedra fragilis, herbivorism, tolerance to herbivory.
79
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
INTRODUCCIÓN
Factores como el cambio climático, la agricultura y la ganadería han contribuido al
enrarecimiento de muchas especies vegetales en ecosistemas insulares (p.e. Bates, 1956,
Fernández-Palacios y Morici, 2005). Este podría ser caso de Buxus balearica Lam., Ephedra
fragilis Desf. y Juniperus oxycedrus L. en la isla de Mallorca, cuyos registros polínicos
muestran como a mediados del Holoceno dejan de ser abundantes en la isla (Yll et al., 1997).
Poco se sabe del papel del herbivorismo en este proceso de enrarecimiento. Las tres especies
son ricas en compuestos secundarios que disminuirían su palatabilidad (Khuong-Huu et al,
1996; Adams et al, 1999; Caveney et al., 2001). Hasta mediados del Holoceno, la isla estuvo
habitada por Myotragus balearicus, un artiodáctilo de pequeño tamaño capaz de consumir
grandes cantidades de B.balearica (Bartolomé et al., 2011). Esta especie animal se extinguió
coincidiendo con la introducción por el hombre de la cabra doméstica. Las características
como ramoneador de Myotragus hacen pensar un posible solapamiento del nicho trófico de
ambas especies. Sin embargo, el consumo de estas leñosas por parte de la cabra actual es muy
escaso, excepto para el caso de E.fragilis (Rivera, 2014). Ante estas evidencias cabe
plantearse la hipótesis de que la falta de presión de herbivoría haya contribuido al
enrarecimiento de algunas de estas especies.
La respuesta de las plantas al herbivorismo es variada e incluye cambios en la planta a
nivel bioquímico, fisiológico y en sus características morfológicas. Estos cambios se agrupan
en dos tipos de respuestas: la tolerancia por compensación del daño causado por la herbivoría
a los tejidos (Strauss y Agrawal, 1999) y la reducción de la probabilidad de futuros daños,
induciendo la defensa bioquímica (Karban y Baldwin, 1997). La respuesta de la tolerancia
incluye mecanismos de rebrote de los tejidos dañados, reasignación de la biomasa e
incremento de la tasa fotosintética (Rosenthal y Kotanen,1994; Strauss y Agrawal, 1999). En
el presente estudio se analiza experimentalmente la respuesta a la simulación de herbivoría
(mediante poda) en el crecimiento de las plantas y en su capacidad de generar nuevos brotes.
Con ello podremos valorar la tolerancia de estas tres especies en regresión en las Islas
Baleares.
MATERIALES Y MÉTODOS
El experimento se realizó en el invernadero situado en los campos experimentales de
la Universidad Autónoma de Barcelona durante los meses de noviembre de 2013 a mayo de
80
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
2014. El riego era automático (35 ml/min) e iba variando de semana en semana en función del
grado de humedad detectado en las plantas pero manteniendo un estado hídrico óptimo
(durante el periodo más frío y húmedo solo se regaba durante 2 minutos diarios mientras que
en los meses cálidos se regaba hasta 15 minutos). Las tres especies estudiadas fueron: el boj
balear, Buxus balearica (Buxacea), el enebro rojo, Juniperus oxycedrus (Cupresacea) y el
canadillo, Ephedra fragilis (Efedracea). B.balearica es una especie relicta del Terciario que
tiene la capacidad de reproducirse asexualmente por rebrotes y esquejes. J. oxycedrus y
E.fragilis son especies cuyas poblaciones se encuentran en proceso de regresión desde el
Holoceno. Las plantas utilizadas en el experimento fueron proporcionadas por un vivero
forestal. Las plantas de B.balearica provenían de esquejes de plantas adultas de las Baleares y
tenían una edad de 3 años. Las plantas de J.oxycedrus y E.fragilis procedían de semilla y
presentaban una edad de 2 años. Todas ellas fueron trasplantadas a contenedores de 2,5 litros
con sustrato compuesto por un 50% de fibra de coco y un 50% de turba rubia fertilizada.
El diseño experimental consistió en la aplicación del factor “poda” con dos niveles de
actuación: 1) tratamiento de poda (P), donde se cortaron el 80% de los brotes terminales
(respetando el brote apical) de cada planta simulando una presión alta de herbivoría, y 2)
tratamiento control (C), a los que no se aplicó tratamiento. En total se utilizaron 240 plantas,
80 de cada especie. De esas, la mitad recibieron el tratamiento de poda y la otra mitad se
mantuvieron como control. El tratamiento de poda se aplicó en noviembre de 2013 y la
respuesta se monitorizó en mayo de 2014 después de que rebrotaran las plantas. Las variables
consideradas fueron el diámetro del tallo en la base y la altura de la planta. Para permitir la
comparación entre especies se obtuvieron los valores de las tasas de crecimiento relativo
(Relative Growth Rate), RGR diámetro y RGR altura, y el número de rebrotes nuevos. Para el
análisis de los datos se utilizaron ANOVAs previa transformación logarítmica de los datos
cuando fue necesario.
RESULTADOS Y DISCUSIÓN
Respecto a la tasa de crecimiento relativo en diámetro basal, al analizar las tres
especies conjuntamente resultó significativo el factor especie (p<0,0001) y la interacción
especie-tratamiento (p=0,0030). Las tres especies crecieron en diámetro de manera diferente
en función del tratamiento. Así, B.balearica y E.fragilis crecieron al aplicar el tratamiento de
poda mientras que en J.oxycedrus se observaron mayores crecimientos en los tratamientos de
81
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
control (Figura 1A). Al analizar cada especie por separado se obtuvo que el efecto del
tratamiento de poda sólo fue significativo en J.oxycedrus (p=0,0005) indicando un menor
crecimiento en diámetro con el tratamiento de poda.
(B) RGR altura (cm/ mes)
(A) RGR diámetro (cm/mes)
0,18
0.14
0,16
0.12
0,14
0.1
0,12
0.08
0,1
0.06
0,08
0.04
0.02
0,06
0
0,04
-0.02
0,02
-0.04
0
Buxus balearica
Juniperus oxycedrus
Ephedra fragilis
-0.06
Buxus balearica
Juniperus oxycedrus
Ephedra fragilis
Figura 1. (A) Tasa de crecimiento relativo en diámetro de B. balearica, J. oxycedrus y E.fragilis en los
tratamientos de poda (negro) y control (blanco). (B) Tasa de crecimiento relativo en altura o de B.
balearica, J. oxycedrus y E.fragilis en los tratamientos de poda (negro) y control (blanco).
En relación a la RGR en altura, si consideramos las tres especies conjuntamente
resultó también significativo el factor especie (p<0,0001) y la interacción especie-tratamiento
(p=0,0442). B.balearica y J.oxycedrus presentaron un crecimiento superior en altura en los
tratamientos de poda respecto al control, mientras que en E.fragilis el crecimiento en altura
fue negativo en los dos tratamientos (Figura 1B). Al analizar el efecto del tratamiento en cada
especie por separado, el efecto de la poda en el crecimiento en altura fue significativamente
mayor en los tratamientos de poda tanto para B.balearica (p=0,0314) como para J.oxycedrus
(p=0,0003) mientras que para E.fragilis la altura disminuyó durante el periodo de observación
pero no varió entre tratamientos (p=0,3649).
Las tres especies consideradas incrementaron significativamente la producción de
brotes nuevos con el tratamiento de poda (p<0,0001 en las tres especies) pero E.fragilis
mucho menos respecto a las otras dos especies (Figura 2). Las plantas control de E.fragilis
perdieron gran parte de sus brotes iniciales pero el tratamiento de poda favoreció su
producción. Esta podría considerarse una clara adaptación al herbivorismo, pues los tallos de
esta especie son apreciados por los caprinos (Le Houreou, 1980).
82
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
Número de brotes nuevos
4
CONTROL
3
PODA
20
1
0
-10
-20
Buxus balearica
Juniperus oxicedrus
Ephedra fragilis
Figura 2. Número de brotes nuevos de B. balearica, J. oxycedrus y E.fragilis en los tratamientos de poda
(negro) y control (blanco).
La poda, o simulación de ramoneo, produce respuestas morfológicas diferentes en las
tres especies estudiadas. Así, en el caso de B.balearica, el tratamiento de poda no estimula el
crecimiento en diámetro de manera significativa pero si lo hace en el crecimiento en altura y
en la producción de brotes nuevos. Esto indicaría que el herbivorismo podría contribuir al
mantenimiento de las poblaciones adultas de B.balearica, en concordancia con el trabajo de
Lázaro (2005), quien sostiene que la regresión de la especie se debe fundamentalmente a
cambios climáticos pero que las poblaciones actuales se mantienen gracias a la longevidad y
resistencia de los individuos adultos. En el caso de J.oxycedrus el crecimiento en diámetro se
ve afectado negativamente por la poda pero a su vez el crecimiento en altura y en producción
de brotes son mayores que en los controles. El efecto negativo del ramoneo sobre el
crecimiento de especies próximas, como Juniperus communis ha sido puesto de manifiesto
por Clifton et al. (1997). Por otro lado, J.oxycedrus posee una buena capacidad de respuesta
ante perturbaciones como puede ser el fuego (López-Soria y Castell, 1992). En el caso de
E.fragilis, la poda no afecta significativamente al crecimiento en diámetro y altura pero si en
la producción de brotes nuevos. El hecho de que E.fragilis disminuyera en altura a lo largo del
experimento en ambos tratamientos resulta difícil de explicar, aunque quizás este
comportamiento esté relacionado con las condiciones de invernadero o por un desarrollo en
anchura en lugar de altura. También resulta difícil de explicar que esta especie disminuya el
83
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
número de brotes nuevos en el tratamiento control, mientras que los aumente con la poda. En
los tres casos parece evidente que el efecto del herbivorismo actuaría como estimulante de la
producción de brotes.
CONCLUSIONES
De los resultados obtenidos se puede concluir que las tres especies consideradas
presentan respuestas claras a la poda o herbivorismo. En general pueden considerarse
tolerantes ya que todas ellas aumentan el número de brotes nuevos. Además, B.balearica y J.
oxycedrus también aumentan en altura. Sin embargo, J. oxycedrus podría considerarse la
menos tolerante ya que la poda provoca una disminución en el crecimiento en diámetro basal.
Esta tolerancia al herbivorismo podría estar relacionada con el largo periodo de
coexistencia en la isla con un ramoneador como Myotragus balearicus. El hecho de que los
herbívoros actuales apenas incluyan en su dieta a B.balearica podría contribuir a su recesión,
en el sentido de que habrían disminuido los estímulos de rebrote y crecimiento
compensatorio. En el caso de J.oxycedrus y E.fragilis, a pesar de que algunos parámetros
responden de forma positiva o negativa a la poda, serían necesarios más estudios para
determinar el control que pueda tener el herbivorismo sobre ambas especies.
AGRADECIMIENTOS
Este estudio ha sido posible gracias a la financiación obtenida del Ministerio de
Ciencia e Innovación para los proyectos CGL2010-22116 y CGL2010-17889.
REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS
ADAMS R., ALTAREJOS J., FERNÁNDEZ C. Y CAMACHO, A. (1999) The leaf essential oils and taxonomy
of Juniperus oxycedrus L. subsp. oxycedrus, subsp. badia (H.Gay) Debeaux and subsp. macrocarpa,
(Sibth. & Sm.) Ball. Journal of Essential Oils Research, 11:167-172.
BARTOLOMÉ J., RETUERTO C., MARTÍNEZ X., ALCOVER A., BOVER P., CASSINELLO J. Y BARAZA
E. (2011) Sobre la dieta de Myotragus balearicus un bóvido sumamente modificado del PleistocenoHoloceno de las Baleares. Naturaleza Aragonesa, 27: 4–7.
BATES M. (1956) Man as an agent in the spread of organisms. In: William L. Thomas Jr., Editor, Man's role in
changing the face of the earth, University of Chicago Press, Chicago (1956), pp. 788–804.
CAVENEY S., CHARLET D.A., FREITAG H., MAIER-STOLTE M. Y STARRATT A.N. (2001) New
observations on the secondary chemistry of world Ephedra (Ephedraceae). American Journal of Botany,
88:1199-1208.
84
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
CLIFTON S.J., WARD L.K. Y RANNER D.S. (1997) The status of juniper Juniperus communis L.in North East
England. Biological Conservation, 79:67-77.
FERNÁNDEZ-PALACIOS J.M. Y MORICI C. (2005) Ecología Insular. Asociación Española de Ecología
Terrestre - Cabildo Insular de La Palma. Ed: Sarah Brunel pp. 251–276.
KARBAN R. Y BALDWIN I.T (1997) Induced Responses to Herbivory. University Chicago Press, Chicago,
Illinois.
KHHUONG-HUU F., HERLEM-GAULIER D.S., KHHUONG-HUU M.Q., STALISNASs E. Y GOUTAREL
R. (1996) Alcaloides de Buxus balearica Willd.; Cycloprotobuxine-D, Buxamine-E, Buxaminol-E, NIsobutryl - Baleabuxidine-F, N-Benzoyl - Baleabuxidine-F, Baleabuxoxazine-C, N-Isobutryl Baleabuxidienine-F, N-Benzoyl - Baleabuxodienine-F, N-Isobutyryl - Baleabuxaline-F. Tetrahedron,
22:3321-3327.
LÁZARO A. (2005) Aspectos ecológicos y filogeográficos del relicto mediterráneo Buxus balearica en
poblaciones insulares y continentales. Tesis doctoral. Departament de Recursos Naturals. Institut
Mediterrani d’Estudis Avançats (IMEDEA).
LE HOUEROU H.N. (1980) Browse in Africa. International Livestock Centre for Africa Addis Ababa, Ethiopia.
LÓPEZ-SORIA L. Y CASTELL C. (1992) Comparative genet survival after fire in woody Mediterranean
species. Oecologia, 91(4): 493-499.
RIVERA L. (2014) Ecología trófica de ungulados en condiciones de insularidad. Tesis doctoral. Universidad
Autónoma de Barcelona. Bellaterra.
ROSENTHAL J.P. Y KOTANEN P.M. (1994) Terrestrial plant tolerance to herbivory. Trends in Ecology and
Evolution, 9: 145–148.
STRAUSS S.Y. Y AGRAWAL A.A. (1999) The ecology and evolution of plant tolerance to herbivory. Trends
in Ecology and Evolution, 5: 179–185.
YLL E., PÉREZ-OBIOL R., PANTALEON-CANO J. Y ROURE J.M. (1997) Palynological Evidence for
Climatic Change y Human Activity during the Holocene on Minorca (Balearic Islands). Quaternary
Research, 48:339-347.
85
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
86
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
EFECTO DEL ABANDONO DEL PASTOREO SOBRE LA SALUD DE LOS
AGROECOSISTEMAS EN EL PARQUE NATURAL DE GORBEIA
EFFECT OF GRAZING ABANDONMENT ON AGROECOSYSTEM HEALTH IN GORBEIA NATURAL PARK
I. MIJANGOS, L. EPELDE, I. ALBIZU, M. ANZA HORTALÁ, I. MARTÍN SÁNCHEZ, S.
MENDARTE AZKUE, A. LANZÉN Y C. GARBISU CRESPO
Departamento de Conservación de Recursos Naturales. Neiker-Instituto Vasco de I+D Agrario. C/ Berreaga 1. 48160 Derio.
Bizkaia (España). [email protected]
RESUMEN
Los pastos de montaña en el País Vasco son resultado de una práctica ganadera de tipo extensivo que data desde el
Neolítico. Considerados actualmente agroecosistemas protegidos, el abandono del pastoreo puede provocar en ellos cambios
significativos, tanto a nivel superficial como a nivel edáfico. Nuestro objetivo principal ha sido evaluar el efecto del
abandono del pastoreo sobre la salud de los agroecosistemas, mediante el estudio de dieciséis áreas pastoreadas versus nopastoreadas (simuladas mediante exclusiones) en el Parque Natural de Gorbeia. En estos lugares, se llevó a cabo un
diagnóstico completo de salud siguiendo la metodología descrita en las Tarjetas de Salud de los Agroecosistemas PascícolasTSAP. Tras dos años de exclusión, se observó una disminución de la compactación producida por el pastoreo. Aunque las
mayores emisiones de CO2 bajo exclusión indican una pérdida de materia orgánica a corto plazo, el aumento de la riqueza
fúngica indicaría el incipiente desarrollo de un ecosistema más estable, por lo que esta pérdida podría disminuir a largo plazo.
Finalmente, si bien el diagnóstico básico de salud supone una herramienta interesante para estudios con bajo presupuesto, el
avanzado permite un análisis e interpretación más profundos del funcionamiento del agroecosistema.
Palabras clave: biodiversidad edáfica, compactación del suelo, exclusión, tarjetas de salud.
SUMMARY
Montainous grasslands in the Basque Country are a consequence of a permanent extensive grazing practice since at
least the Neolithic. These agroecosystems, nowadays protected, are considered to be affected by grazing abandonment both at
above-ground and below-ground level. Our main objective was to evaluate the effect of the abandonment of grazing on
agroecosystem health through the study of sixteen grazed versus non-grazed areas in the Gorbeia Natural Park. In these areas,
we carried out a thorough health diagnosis following the methodology described in the Agroecosystem Health Cards. After
only two years of exclusion, a decrease of the grazing produced by compaction was observed. Although the increased
emissions of CO2 under exclusion indicate greater loss of organic matter in the short term, the higher richness of fungi might
indicate the incipient development of a more stable ecosystem, so that the loss of organic matter may decrease over time.
Finally, although the basic health diagnosis is an interesting tool for studies with low budget, the advanced analysis allows a
more in-depth interpretation of the health status of an agroecosystem.
Keywords: soil biodiversity, compaction, grazing exclusion, health cards.
87
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
INTRODUCCIÓN
En la Comunidad Autónoma del País Vasco, las áreas de montaña cubren el 85% del
territorio, del cual aproximadamente el 25% son pastos donde el pastoreo ha sido la actividad
económica más importante desde el Neolítico (Barandiaran y Manterola, 2000). Sin embargo,
siguiendo la tendencia generalizada en la UE de las últimas décadas, la reducción en el
rendimiento económico está llevando al abandono de la actividad pastoril (Amezaga et al.,
2003). El área del Parque Natural (PN) de Gorbeia y su entorno es una de las pocas áreas
dentro de esa Comunidad que aún presenta un aprovechamiento ganadero muy activo,
especialmente en los municipios de Zeanuri y Orozko, con sus respectivas asociaciones
ganaderas. Un hipotético abandono de la actividad en estas zonas podría tener un impacto
notable no sólo a nivel socioeconómico sino también medioambiental, ya que es sabido que
los agroecosistemas pastorales son sistemas frágiles cuya conservación dependen de una
combinación de factores abióticos y bióticos, entre los que destaca el propio pastoreo. De
hecho, el abandono de la actividad en áreas con una larga tradición pastoril puede ser
considerado una amenaza, ya que se ha comprobado que puede dar lugar a la expansión de
formaciones arbustivas con la consiguiente pérdida de diversidad vegetal y calidad nutritiva
del pasto (Watkinson y Ormerod, 2001). Su impacto sobre el suelo, en cambio, ha sido menos
estudiado, especialmente en lo que se refiere a su calidad biológica.
Por esta razón, el objetivo del presente trabajo es analizar el impacto del abandono del
pastoreo, tanto a nivel superficial (vegetación) como de suelo (especialmente), tras dos años
de cese simulado de la actividad.
MATERIALES Y MÉTODOS
Área de estudio
El área de estudio se ubica en el entorno del PN de Gorbeia, el parque natural más
grande de la Comunidad Autónoma del País Vasco (21.016 ha). Ubicado en la divisoria de
aguas cántabro-mediterránea, este parque está dividido entre los Territorios Históricos de
Álava y Bizkaia. En 2012 se instalaron 16 exclusiones permanentes al ganado de 10 x 10 m,
cuatro (réplicas) en tres tipos de pastos de montaña representativos en Gorbeia (Directiva
Hábitat, Códigos 6230a, 6230c, y 6170) y otras cuatro en pastos de valle. El material parental
de estas 16 exclusiones es silíceo o calizo.
88
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
Mediciones de campo y análisis de laboratorio
Los muestreos de campo se llevaron a cabo en la primavera de 2014 (tras dos años de
exclusión del ganado), tanto fuera como dentro de las exclusiones. En cada zona de muestreo,
se llevó a cabo un diagnóstico de salud completo siguiendo la metodología descrita en las
Tarjetas de Salud de los Agroecosistemas Pascícolas-TSAP (Mijangos et al., 2012). Esta
metodología se divide en un diagnóstico de salud básico (que incluye indicadores que en
principio se pueden medir e interpretar sin necesidad de una formación específica previa) y
otro más avanzado (con indicadores que requieren de un mayor equipamiento y formación
previa).
Básicamente, se tomaron medidas in situ tanto de vegetación (biomasa aérea
consumible y abundancia de raíces, pasto rechazado, cobertura y diversidad florística) como
de suelo (compactación, capacidad de infiltración, coloración, diversidad de macrofauna,
abundancia de lombrices y emisiones de CO2). Al mismo tiempo se tomaron muestras
compuestas de suelo (15 submuestras de 0-10 cm de profundidad) para realizar los análisis
avanzados de laboratorio (diversidad de meso- y microfauna, a nivel funcional y genético,
actividad y abundancia microbiana, pH, % de saturación de Al, N total, P Olsen, K extraíble y
materia orgánica). Todos los protocolos de análisis están descritos en las TSAP, disponibles
gratuitamente en la web de NEIKER-Tecnalia: www.soilmontana.com.
Tratamiento de datos
Los resultados obtenidos fueron estandarizados y normalizados siguiendo el
procedimiento recomendado por Ramette (2007). A partir de estos valores (SIN
transformarlos en notas mediante el sistema TSA), se exploraron las relaciones multivariantes
entre los indicadores medidos (tanto básicos como avanzados) y diversas variables
ambientales (el tratamiento de exclusión, tipo de hábitat y material parental) mediante un
análisis parcial de redundancia (con el momento de muestreo como covariable) tras una
selección hacia delante con Canoco 5 (ter Braak y Ŝmilauer, 2012).
RESULTADOS
El análisis de redundancia realizado con los indicadores básicos como variables
respuesta permite explicar el 25.6% de la variación de dichos valores de forma significativa
(pseudo-F = 6.3, P = 0.002). Tal y como se indica en la Tabla 1, el tratamiento de exclusión y
el tipo de hábitat explican el 12.5% y 11.6% de dicha variación, respectivamente. Sin
89
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
embargo, el material parental no explica de forma significativa la variación de los valores de
indicadores básicos.
Tal y como se puede observar en el biplot (Figura 1), a lo largo del RDA-1 se separan
las muestras tomadas fuera y dentro de las exclusiones. Las muestras de exclusión se
caracterizan por tener una mayor penetrabilidad, mientras que las de ganado muestran valores
más elevados de rechazo animal, suelo desnudo, producción vegetal anual y tiempo de
infiltración. Por otro lado, a lo largo del RDA-2, se separan las muestras de valle (con valores
más elevados de tipos de macrofauna y abundancia de lombrices) y de montaña (con valores
más elevados de abundancia y profundidad de raíces y coloración del suelo).
Tabla 1. Resultados de la selección hacia adelante realizado sobre el tratamiento de exclusión, el tipo de
hábitat y el material parental con los indicadores de salud básicos y avanzados.
Diagnóstico BÁSICO
Diagnóstico AVANZADO
% de explicación
% de contribución
pseudo-F
P
% de explicación
% de contribución
pseudo-F
P
Tratamiento de
exclusión
12.5
49.1
8.2
0.002
9.8
35.6
7.2
0.002
Hábitat
11.6
45.5
8.6
0.002
13.2
47.7
8.7
0.002
Material
parental
no
significativo
4.6
16.7
3.5
0.002
Respecto al diagnóstico avanzado, el análisis de redundancia permite explicar el
27.7% de la variación de los valores de forma significativa (pseudo-F = 7.0, P = 0.002). En
este caso, el tratamiento de exclusión, el tipo de hábitat y el material parental explican
significativamente el 9.8%, 13.2% y 4.6% de la variación explicada (Tabla 1).
90
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
Figura 1. Biplot del RDA realizado con los indicadores de salud básicos como variables respuesta (flechas;
tan sólo se muestras los diez con mejor ajuste), el tratamiento de exclusión, el tipo de hábitat y el material
parental como variables explicatorias (triángulos) y el momento de muestreo como covariable.
El biplot de la Figura 2 muestra, a lo largo del RDA-1, que las muestras de valle, y en
menor medida las de material parental calizo, muestran valores más elevados de pH y de
diversidad funcional bacteriana, estimada mediante el cálculo del índice de Shannon en placas
Biolog EcoPlatesTM. Mientras tanto, las muestras de montaña, y en menor medida, las de
material parental silíceo, muestran valores más elevados de materia orgánica, nitrógeno total y
respiración basal. Finalmente, a lo largo del RDA-2, las muestras del tratamiento pastoreado
vuelven a mostrar valores más elevados de compactación y producción vegetal, mientras que
las muestras de exclusión emiten más CO2 y tienen una mayor riqueza de hongos medida
mediante PCR-DGGE.
91
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
Figura 2. Biplot del RDA realizado con los indicadores de salud avanzados como variables respuesta
(flechas; tan sólo se muestras los diez con mejor ajuste), el tratamiento de exclusión, el tipo de hábitat y el
material parental como variables explicatorias (triángulos) y el momento de muestreo como covariable.
H´: índice de diversidad Shannon; S: riqueza en forma de número de bandas.
DISCUSIÓN
El cese del pastoreo conlleva cambios significativos sobre la salud de los
agroecosistemas. A pesar de haber transcurrido tan sólo dos años desde el establecimiento de
las exclusiones, se ve un claro efecto de disminución de la compactación producida por el
pastoreo. Dentro de las áreas pastoreadas, la compactación llega a ser severa en las zonas de
mayor querencia, habiéndose registrado valores superiores a los 3Mpa (datos no mostrados).
Ello reduce la porosidad del suelo y explica su menor capacidad de infiltración del agua de
lluvia.
Por otra parte, se observó una tasa mayor de emisiones de CO2 dentro de las
exclusiones. Jensen et al. (1996) también detectó un descenso de las emisiones de CO2 al
compactar tanto un suelo dedicado al pastoreo como otro dedicado a la producción de maíz.
En nuestro caso, este aumento dentro de las exclusiones podría ser debido tanto una mayor
circulación de agua y gases a través del suelo como a la acumulación de necromasa vegetal,
que estaría favoreciendo un metabolismo principalmente oxidativo de esa biomasa,
92
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
aumentando la pérdida de materia orgánica a la atmósfera en un contexto de abandono del
pastoreo.
No obstante, es posible que este efecto negativo del abandono del pastoreo se atenúe
con el paso del tiempo, ya que las comunidades edáficas son cada vez más eficientes a nivel
de reciclaje de nutrientes según la sucesión avanza, aumentando con el tiempo la retención de
nutrientes en el sistema (Bardgett et al., 2005). Interesantemente, el aumento de la riqueza de
hongos dentro de las exclusiones podría ser un indicador de este avance de la sucesión. En
general, los hongos tienen vidas más prolongadas que las bacterias, y son propios de
ecosistemas más maduros y estables con mayor proporción de sustratos no lábiles.
Otro de los factores con un efecto de dimensiones similares al del tratamiento de
exclusión aplicado ha sido el tipo de hábitat (de valle o de montaña). Los suelos de montaña
han mostrado tener un pH ácido, que ralentiza la mineralización microbiana de los nutrientes,
los cuales se acumulan en el suelo en forma orgánica. Por otro lado, los suelos de valle
parecen tener una diversidad y riqueza biológica mayor. Una mayor diversidad funcional
microbiana (medida mediante las placas Biolog EcoPlatesTM) conlleva una mayor liberación
de nutrientes inorgánicos para las plantas y, con ello, una mayor producción de pasto.
Finalmente, si bien se observa una gran coherencia entre los resultados obtenidos con
los indicadores básicos y avanzados, los avanzados son los únicos en detectar el efecto del
tipo de material parental. Por lo tanto, se podría decir que permiten un análisis e
interpretación más profundo del funcionamiento del agroecosistema.
CONCLUSIONES
Las tarjetas de salud de los agroecosistemas (tanto en su vertiente básica como
avanzada) han demostrado su utilidad para evaluar el efecto de abandono del pastoreo en
pastos de montaña y de valle. Dicho efecto ya es significativo tras dos años de exclusión,
observándose una disminución de la compactación producida por el pastoreo. Aunque las
mayores emisiones de CO2 indican una mayor pérdida de materia orgánica a la atmósfera a
corto plazo, el aumento de la riqueza de hongos indicaría el incipiente desarrollo de un
ecosistema más estable, por lo que esta pérdida podría disminuir a largo plazo.
93
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
AGRADECIMIENTOS
Este trabajo ha sido realizado en el marco del Proyecto BIOPASTO (AGL2013-48361C2-2-R; proyecto coordinado) con financiación del Ministerio de Economía y Competitividad
(MINECO).
REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS
AMEZAGA I., ALBIZU I., DURO I. Y MENDARTE S. (2003) Identificación de factores determinantes en el
valor pastoral y estructura de los pastos del parque natural de Gorbeia (Bizkaia). En: Robles A.B. et al.
(Eds) Pastos, desarrollo y conservación, pp. 729-734. Granada, España: Junta de Andalucía, Consejería
de Agricultura y Pesca.
BARANDIARAN J.M. Y MANTEROLA A. (2000) Ganadería y Pastoreo en Vasconia. Eusko Jaurlaritza,
Bilbao, 1020 pp.
BARDGETT R.D., BOWMAN W.D., KAUFMAN R. Y SCHMIDT S.T. (2005) A temporal approach to linking
aboveground and belowground ecology. Trends in Ecology and Evolution 20(11), 634-641.
MIJANGOS I., ALBIZU I., MARTÍN I., ANZA M., MENDARTE S., EPELDE L. Y GARBISU C. (2012)
Tarjetas
de
salud
de
los
agroecosistemas-ecosistemas
pastorales.
Disponible
en:
http://www.soilmontana.com.
JENSEN L.S., MCQUEEN D.J. Y SHEPHERD T.G. (1996) Effects of soil compaction on N mineralization and
microbial-C and –N. 1. Field measurements. Soil and Tillage Research, 38, 175-188.
TER BRAAK C.J.F. Y ŜMILAUER P. (2012) Canoco Reference Manual and User´s Guide: Software for
Ordination, version 5.0. Microcomputer Power, Ithaca, USA.
WATKINSON A.R. Y ORMEROD S.J. (2001) Grassland, grazing and biodiversity: editors’ introduction.
Journal of Applied Ecology, 38, 233-237.
94
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
Tercera Parte
PRODUCCIÓN VEGETAL
95
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
96
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
INFLUENCIA DE LA CALIDAD DEL TERRENO EN LA RESPUESTA AL
FÓSFORO DE LOS PASTOS EN LA SERENA (EXTREMADURA)
INFLUENCE OF MANAGEMENT ON PASTURE FERTILIZATION WITH SELENIUM IN LA SERENA
(EXTREMADURA)
C. GARCÍA-LATORRE, S. RODRIGO, O. SANTAMARÍA, M.J. POBLACIONES, T. GARCÍAWHITE, F.J. VIGUERA Y L. OLEA
Departamento de Ingeniería del Medio Agronómico y Forestal. Escuela de Ingenierías Agrarias. Universidad de
Extremadura. 06007 Badajoz (España). [email protected]
RESUMEN
Tradicionalmente los ganaderos del suroeste extremeño, con pastos de producción muy irregular y escasa calidad
nutritiva clasifican las zonas de su finca en “malas” y “buenas”, realizando fertilización fosfórica únicamente en parte de las
“buenas”. Con el fin de evaluar la influencia de la calidad del terreno en la respuesta del pasto a la fertilización fosfórica, se
diseñó un experimento consistente en la aplicación o no de 250 kg ha-1 de superfosfato de cal al 18% en dos zonas de una
misma finca, de acuerdo a la calidad del terreno valorada a través de la pendiente, la profundidad y la pedregosidad. En dos
campañas agrícolas, se analizó la producción de biomasa herbácea, su proteína bruta y su digestibilidad de materia orgánica,
tanto en invierno como en primavera. La proteína se vio positivamente afectada por la fertilización fosfórica en invierno,
mientras que el incremento de biomasa invernal tras la fertilización fue mayor en la zona “mala” que en la “buena” (un 47%
frente a un 10%). En conclusión, conviene realizar la aplicación de fósforo en todas las zonas debido al incremento de
producción invernal y a la mejora de la calidad del pasto.
Palabras clave: biomasa, mejora, superfosfato de cal, digestibilidad.
SUMMARY
Traditionally farmers in SW of Extremadura, with pastures of irregular production and low quality, divide the farms
in “bad” and “good” areas, fertilizing only the “good” areas. With the aim of evaluating the soil quality influence over the
phosphoric fertilization (250 kg ha-1 of superphosphate of lime 18%) in two areas of a farm, classified according to the slope,
depth and stone presence. Two years were studied analyzing dry matter yield, crude protein and digestibility, both in winter
and spring. Crude protein was positively affected by fertilization in winter, while winter biomass increased after fertilization
was higher in “bad” area than in “good” (47% and 10% respectively). In conclusion, it is convenient to apply phosphorus in
both areas due to the increase in winter production and pasture quality.
Key words: extensive pasture, improvement, phosphorus, digestibility.
97
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
INTRODUCCIÓN
Los sistemas mediterráneos están determinados por una producción con una marcada
estacionalidad, así como por la variabilidad interanual tanto en el ámbito de la producción
como en el de la calidad, influido profundamente por la meteorología (Ferrer y Broca, 1999).
En Extremadura, la superficie dedicada a pastos y pastizales se sitúa en torno a las 2.206.000
ha (INIA, 2005), siendo estos especialmente importantes en la zona de La Serena, donde el
censo ovino, principalmente de la raza Merina, supera el millón de animales (datos facilitados
por la Junta de Extremadura, Consejería de Agricultura, Desarrollo Rural, Medio Ambiente y
Energía).
Los suelos extremeños utilizados para pastos presentan, en general, escaso contenido
en materia orgánica, poca profundidad y pH ácido, mostrando bajo nivel de nutrientes
esenciales para las plantas, especialmente nitrógeno y fósforo (Doak, 1952). Esto es
especialmente marcado en la zona de La Serena, donde los suelos presentan afloraciones
rocosas (dientes de perro) características de los suelos pizarrosos, siendo muy susceptibles a
la erosión (Serrano et al., 2011). La edafología y climatología hacen que las producciones
herbáceas de la zona sean bajas, tremendamente irregulares y de escasa calidad nutritiva,
obligando al ganadero a realizar actuaciones encaminadas a mejorar sus producciones. Así, de
manera habitual se recurre a la fertilización fosfórica, cuya aplicación puede suponer
aumentos en la producción de más del 50% (Olea et al., 2005). Además, el aumento del nivel
fosfórico en el suelo produce un pasto más rico en leguminosas, lo que refleja la importancia
prioritaria de este nutriente (Santamaría et al., 2009), ya que aumenta el valor nutritivo de la
biomasa. A pesar de ello, el ganadero no fertiliza de igual manera todas las zonas de las fincas
de pastizal, sino que selecciona las zonas que a priori considera buenas para “abandonar” en
cierto modo las que considera malas.
El trabajo que se presenta a continuación tiene por objetivo principal determinar si
existe distinta respuesta a la fertilización fosfórica en función de la calidad del terreno en
fincas de la zona de La Serena en Extremadura, valorando no sólo la producción de biomasa
sino también la proteína bruta y la digestibilidad del pasto obtenido.
MATERIAL Y MÉTODOS
El ensayo se planteó durante dos años agrícolas, 2012-2013 y 2013-2014, en una finca
representativa de la comarca de La Serena (Badajoz), en el término municipal de La
98
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
Coronada. La dedicación de la finca es la de producción de pastos y su aprovechamiento por
ganado ovino de raza Merina. Las características climáticas de los dos años de estudio se
presentan en la Figura 1.
El estudio se realizó sobre pasto natural en dos zonas con calidad del terreno
diferenciada. El criterio principal para designar cada zona fue la pendiente, la profundidad
aparente del terreno (según la experiencia del propietario) y su pedregosidad. En cada zona se
fertilizó la mitad de la superficie del ensayo (20 m × 20 m) con 250 kg ha-1 de superfosfato de
cal al 18% cada año a principio del otoño, con las primeras lluvias, dejando la otra mitad sin
fertilizar. En cada zona de cada finca se colocaron aleatoriamente cuatro jaulas de exclusión
de 1 × 1 m2 en la parte fertilizada y otras cuatro jaulas en la parte no fertilizada. Cada año se
cambiaban de localización para evitar efectos de la falta de presencia animal.
Precipitación
Temperaturas máximas
Temperaturas mínimas
40
250
30
200
150
20
100
10
Temperatura (ºC)
Precipitación (mm)
300
50
0
0
S O N D E F M A M J
J
A S O N D E F M A M J
J
A
Figura 1. Precipitación anual y mensual y temperatura (media de máximas y mínimas mensuales) de las
campañas agrícolas 2012-13 y 2013-2014 en la zona de estudio (Datos AEMET).
Las propiedades iniciales del suelo de ambas zonas fueron: textura de franca a francoarcillo-arenoso, ácido (pH de 6,0±0,1 en ambas zonas, buena y mala), con un nivel de materia
orgánica relativamente alto (2,6%±0,3 en la zona buena y 2,7%±0,2 en la zona mala) debido a
la presencia del ganado. El nivel de P Olsen fue de 5,7±0,3 y 6,8±0,2 mg kg-1 en las zonas
mala y buena respectivamente. También se determinaron los niveles de Ca (5,8±0,9 y 5,6±0,3
cmolc kg-1 en zonas buena y mala respectivamente), K (0,84±0,02 y 0,82±0,01 cmolc kg-1 en
zonas buena y mala respectivamente) y Na (0,16 ±0,01 y 0,15±0,01 cmolc kg-1 en zonas
buena y mala respectivamente cmolc kg-1). Por su parte, la cantidad de Mg fue tan baja, que ni
siquiera fue detectable.
99
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
En el área experimental se realizó un pastoreo rotacional, realizando los controles de
biomasa en febrero y abril-mayo. Para cada una de las jaulas de exclusión se determinó la
producción de biomasa (MS en kg ha-1), la proteína bruta (PB en %) por el método Kjeldahl y
la digestibilidad de materia orgánica calculada con la fórmula %DMO = 92,15 – (%FAD x
0,7965) (Gómez de Barreda, 2005), gracias a la FAD (fibra ácido detergente) obtenida por el
método oficial.
Los resultados tanto en invierno como en primavera fueron sometidos a un análisis de
la varianza (ANOVA) de tres vías mediante el paquete estadístico STATISTIX 8.1 para
determinar los efectos zona, año, aplicación de superfosfato y sus interacciones sobre los
parámetros estudiados. El tratamiento de las medias se realizó utilizando el test de Fisher de
mínima diferencia significativa (MDS) a P ≤ 0,05.
RESULTADOS Y DISCUSIÓN
Como cabía esperar la zona de estudio (buena o mala) influyó significativamente en el
rendimiento en MS en ambos aprovechamientos (invierno y primavera), además de en la PB
del pasto del aprovechamiento primaveral y en la DMO en ambos aprovechamientos (Tabla
1). Por su parte, la fertilización fosfórica mejoró la proteína del pasto invernal.
Tabla 1. Influencia del año agrícola (2012-2013 y 2013-2014), la zona de estudio (buena y mala) y la
aplicación o no de fertilizante (250 kg ha-1 de superfosfato de cal 18%) y las interacciones zona ×
fertilización y año × zona × fertilización en la MS en kg ha-1, la PB (%) y la DMO (%) de la biomasa
cosechada en invierno y primavera. *, ** y *** Significación a un 0,001, 0,01 y 0,05 nivel de probabilidad.
ns = no significativo. MS = materia seca, PB = proteína bruta, DMO = digestibilidad de materia orgánica.
INVIERNO
PRIMAVERA
MS (kg ha-1)
PB (%)
DMO (%)
MS (kg ha-1)
PB (%)
DMO (%)
Año
ns
ns
*
**
ns
**
Zona
**
ns
***
***
*
*
Fertilización
ns
**
ns
Ns
ns
ns
Zona ×
Fertilización
ns
ns
ns
Ns
ns
ns
Año × Zona
×
Fertilización
ns
**
**
Ns
ns
ns
Nota: la interacción año × fertilización sólo fue significativa cuando la triple interacción lo fue.
100
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
La Tabla 2 muestra que el pasto analizado el año 2013-2014 mostró una mejor DMO
tanto en invierno como en primavera, siendo menor la cantidad de biomasa cosechada en la
primavera de este año con respecto al año anterior. Esto puede ser debido a la mayor
precipitación otoñal en 2012-2013, con aproximadamente un 40% del total anual, registrado
en los meses de septiembre a noviembre. Respecto al efecto de la fertilización, sólo la PB se
vio positivamente afectada por la aportación de fósforo en el pasto invernal, probablemente
debido a que el aumento de este elemento en suelo ayuda a la proliferación de leguminosas
(Guiller y Cadisch, 1995), más ricas en proteína. Si bien la interacción zona × fertilización no
fue significativa para ninguno de los parámetros (Tabla 1), este hecho tiene una lectura muy
positiva, puesto que significa que existe respuesta a la fertilización fosfórica en las zonas
“malas” y esta respuesta se observa especialmente en la producción de MS invernal, donde la
media del aumento de biomasa que se registra entre la zona no fertilizada (383, 5 kg MS ha-1)
y la fertilizada (726,4 kg MS ha-1) supone un incremento de cerca del 50%, mientras que en la
zona “buena” esta diferencia apenas sobrepasa el 10% (de 1.122,7 a 1.260,1 kg MS ha-1 en la
zona no fertilizada y fertilizada respectivamente.
Tabla 2. Medias de MS, PB y DMO por año, zona y fertilización en el pasto analizado en invierno y en
primavera. Letras diferentes muestran diferencias significativas para las medias de la triple interacción.
MS = materia seca, PB = proteína bruta, DMO = digestibilidad de materia orgánica.
INVIERNO
PRIMAVERA
MS (kg ha-1)
PB (%)
DMO (%)
MS (kg ha-1)
PB (%)
DMO (%)
2012-2013
995,0
15,1
63,8b
2204,7a
8,7
64,0b
2013-2014
751,4
14,8
73,4a
836,4b
8,3
65,8a
Buena
1191,4a
15,4
74,7a
2204,7a
8,2b
65,7a
Mala
555,0b
14,6
62,5b
836,4b
8,8a
64,5b
250 kg ha-1
993,3
15,7a
68,3
1555,8
8,8
65,2
0 kg ha-1
753,1
14,3b
68,9
1485,2
8,3
65,0
Año
Zona
Fertilización
101
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
La escasa influencia del P sobre la cantidad y calidad del pasto, podría considerarse
contraria a la bibliografía (Olea et al., 1989; Santamaría et al., 2009), pero la alta carencia en
P de los suelos del suroeste de la Península hace que, al ser un elemento de absorción lenta, se
necesite de su aplicación repetida durante varios años para observar los resultados
verdaderamente positivos (Erkovan et al., 2010). Las producciones obtenidas en todos los
casos se encuentran dentro del rango señalado por Martín Bellido (1996), entre 600 a 3.500
kg MS ha-1 año-1. Viendo que las características edáficas analizadas entre zona buena y mala
son muy similares en los principales parámetros y que las condiciones climáticas a las que
estuvieron sometidas las zonas de estudio fue el mismo, una de las causas principales de la
variación en cantidad de biomasa puede ser debida a la pendiente, ya sea porque provoca una
menor profundidad del suelo por una mayor erosión (Manzanares Sierra, 1990), una menor
infiltración de agua o por la diferente irradiación que recibe el pasto en las zonas con
pendiente (malas) con respeto a las zonas más llanas o de vaguadas (buena) (Monteith y
Unsworth, 1990). Esta diferente pendiente va a condicionar la composición botánica
encontrada, apareciendo significativamente más especies de otras familias en las zonas
“malas” y más gramíneas (generalmente más productivas y de mejor calidad según Olea et al.
(1990)) en las zonas con menor pendiente (“buenas”) (datos no mostrados).
PB (%)
2012-2013
2013-2014
DMO (%)
20
100
18
16
90
80
14
12
70
60
10
8
50
40
6
4
30
20
2
0
10
0
Fertilizado
No
Fertilizado
Fertilizado
Buena
No
Fertilizado
Mala
Fertilizado
2012-2013
No
2013-2014
Fertilizado
Fertilizado
Buena
No
Fertilizado
Mala
Figura 2. Interacción año × zona × fertilización para las variables PB (%) a la izquierda y DMO (%) a la
derecha del pasto de invierno. Las barras verticales indican las MDS (P<0,05) para: primera, al mismo
nivel de año y zona; segunda a mismo nivel de año; tercera a diferente nivel de año.
102
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
Como se ve en la Figura 2, la PB del pasto invernal el primer año de estudio (20122013) no muestra diferencias significativas en la zona buena fertilizando y sin fertilizar,
mientras que en la zona mala es superior a la encontrada en la zona buena. Esta diferencia
desaparece en primavera y el año posterior, lo que hace indicar un aumento de leguminosas en
ambas zonas tras la aplicación de fósforo. Respecto a la DMO, los pastos de las zonas no
fertilizadas, ya sean “malas” o “buenas” se encuentran en su mayor parte entre los valores
más bajos de DMO, al igual que el pasto de la zona mala fertilizado (Figura 2). Estos
resultados se explican por la mejora en la calidad del pasto al cambiar la flora y aumentar,
gracias a la fertilización fosfórica (Olea et al., 2005), gramíneas y leguminosas (ricas en
proteína) frente a plantas de otras familias, generalmente más ricas en fibra y por tanto menos
digestibles, debido a la correlación negativa entre fibra y DMO que ya describiera Rodrigo
(2011).
CONCLUSIONES
El hecho de que no aparezca significación en la interacción zona × fertilización, y que
sí exista una respuesta positiva de la fertilización en la DMO, indica que si bien puede ser más
lenta la mejora, las zonas consideradas por los ganaderos como malas, son también
susceptibles de mejora a través de la fertilización fosfórica.
AGRADECIMIENTOS
El presente trabajo y la asistencia de Sara Rodrigo a la reunión han sido cofinanciados
por la Comunidad Autónoma de Extremadura y el Fondo Europeo de Desarrollo Regional
(FEDER) a través del proyecto de investigación de referencia PCJ1009 del programa
Generación del Conocimiento del IV Plan Regional de I+D+i.
REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS
DOAK B.W. (1952) Some chemical changes in the nitrogenous constituents of urine when voided on pasture.
The Journal of Agricultural Science, 42, 162-171.
ERKOVAN H.I., GÜLLAP M.K., DASÇI M. Y KOÇ A. (2010) Effects of phosphorus fertilizer and phosphorus
solubilising bacteria application on clover dominant meadow: I. Hay yield and botanical composition.
Turkish Journal of Field Crops, 15(1), 12-17.
FERRER C. Y BROCA A. (1999) El binomio agricultura-ganadería en los ecosistemas mediterráneos. Pastoreo
frente a “desierto verde”. XXIX Reunión Científica de la SEEP. Pp. 309-334. Almería, España.
103
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
GÓMEZ DE BARREDA D. (2005) Praticultura. Valencia, España: Editorial de la UPV.
GUILLER K.E. Y CADISCH G. (1995) Future benefits from biological nitrogen fixation: an ecological
approach to agriculture. Plant and Soil, 174, 255-277.
INIA (2005) Tipificación, cartografía y evaluación de los pastos de la Comunidad de Extremadura. Informe final
proyecto OT00-037-C17-11.
MANZANARES SIERRA M.C. (1990) Influencia de los factores geomorfológicosen la distribución y evolución
de cultivos en el valle del Ebro riojano. Berceo, 118-119, 43-51.
MARTÍN BELLIDO M. (1996) La Dehesa. Agricultura, 762, 44-49.
MONTEITH J.L. Y UNSWORTH M.J. (1990) Principles of Environmental Physics, 2nd Edition. Edward
Arnold, London, 291 pp.
OLEA L., PAREDES J. Y VERDASCO M.P. (1989) Características productivas de los pastos de la dehesa del
S.O. de la Península Ibérica. II Reunión de pastos y forrajes. Pastos, forrajes y producción animal en
condiciones extensivas. Pp. 147-172. Badajoz-Elvas, España-Portugal.
OLEA L., LÓPEZ-BELLIDO R.J. Y POBLACIONES M.J. (2005) Europe types of silvopastoral systems in the
Mediterranean area: Dehesa. En: Mosquera-Losada M. (ed): Silvopastoralism and Sustainable Land
Management. CABI Publishing, Wallingford, Oxfordhire, 30–35.
RODRIGO S. (2011) Dinámica productiva de forrajes de diferentes cultivares de triticales y avenas como
suplemento de los pastos de dehesa y pastizales del S.O. de la Península Ibérica. Tesis doctoral.
Universidad de Extremadura.
SANTAMARÍA O., POBLACIONES M.J., OLEA L., RODRIGO S., VIGUERA F.J. Y GARCÍA-WHITE T.
(2009) Influencia de nuevos fertilizantes sobre la producción de biomasa y parámetros de calidad en
pastos de dehesa del SO de España. En "La multifuncionalidad de los pastos: producción ganadera
sostenible y gestión de los ecosistemas". Reiné, R.; Barrantes, O.; Broca, A. y Ferrer, C. (eds). Pp. 581587. SEEP, Huesca, España.
SERRANO J., PEÇA J., MARQUES J., SHAHIDIAN S. Y CARVALHO M. (2011) Phosphorus dynamics in
permanent pastures: differential fertilizing and the animal effect. Nutrient Cycling in Agroecosystems,
90, 63–74.
104
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
USO DE AGUAS REGENERADAS PARA EL RIEGO DE CULTIVOS
FORRAJEROS EN LAS ISLAS BALEARES
USING RECLAIMED WATER FOR IRRIGATION OF FORAGE CROPS IN THE BALEARIC ISLANDS
J. VADELL1, M. ADROVER1, J. SOLIVELLAS1, G. MOYÀ1, E. NICOLAS2, S. MULET3, E.
FERNÁNDEZ3 Y R. CALERO3
1
Departament de Biologia de la Universitat de les Illes Balears (UIB). Carretera de Valldemossa km 7,5. 07122 Palma de
Mallorca (España). [email protected] 2Departamento de Riego CEBAS-CSIC. Box 164. 30100 Espinardo. Murcia
(España). 3Empresa de Transformación Agraria S.A. (TRAGSA). C/ Conde de Peñalver 84. 28006 Madrid (España).
RESUMEN
En las Islas Baleares hay una notable experiencia en el uso de aguas residuales regeneradas en la agricultura, que se
inició hace más de 40 años. El primer uso fue el riego de cultivos forrajeros, sobretodo alfalfa y con menor extensión maíz y
sorgo forrajeros. Después de estos años se pone de manifiesto que se ha mantenido o mejorado la fertilidad de los suelos sin
que se hayan detectado contaminaciones relevantes de metales pesados. La salinidad asociada a esta agua constituye a nivel
agronómico el principal problema, que se subsana a través de las lluvias pero puede afectar a la calidad del acuífero.
Actualmente, en las Islas Baleares se dispone de una infraestructura considerable para el almacenaje y distribución de aguas
regeneradas, lo que posibilita su aprovechamiento para numerosos usos agrarios y de jardinería, siendo los forrajes una
alternativa apropiada.
Palabras clave: agua residual, agua depurada, alfalfa, salinidad, suelo.
SUMMARY
The Balearic Islands have a remarkable experience in the use of reclaimed wastewater in agriculture, which began
over 40 years ago. The first use was irrigation of forage crops, especially alfalfa. Corn and sorghum forage are another crops
with less extension. After these years, it is evident that soil fertility has been maintained or enhanced without significant
contamination of heavy metals. The salinity of reclaimed wastewater is an agronomic problem, which is reduced by the
autumn and winter rains; however,at medium term, may affect the quality of the aquifer. Currently, the Balearic Islands have
an extensive infrastructure for storage and distribution of reclaimed water, allowing its use for many agricultural and garden
uses, and forage crops are an interesting alternative.
Key words: wastewater, treated wastewater, alfalfa, salinity, soil.
105
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
INTRODUCCIÓN
En los ambientes mediterráneos, la necesidad y oportunidad del aprovechamiento de
las aguas regeneradas en la agricultura es un hecho ampliamente argumentado (Qadir et al.,
2007). El riego con aguas regeneradas permite aumentar la productividad agrícola en zonas
que carecen de recursos hídricos o que se han deteriorado, como sucede en acuíferos
sobreexplotados y afectados por la intrusión marina (Anderson, 2003).
En las islas Baleares, con un clima típicamente mediterráneo el grueso de las
precipitaciones se localiza en otoño e invierno, generándose un déficit hídrico a partir de la
primavera, siendo acentuado en verano. En estas circunstancias los cultivos herbáceos que se
cultivan en invierno, en años normales, alcanzan un buen desarrollo. Es a partir de la
primavera cuando la escasez de agua limita o impide el desarrollo de cultivos herbáceos que
combinan requerimientos térmicos e hídricos. En estas circunstancias el riego es la vía para
posibilitar estos cultivos y, en una región donde el agua es un recurso limitado, el uso de
aguas regeneradas es una buena alternativa.
El riego con aguas depuradas se inició en la década de 1970. La construcción de la
primera depuradora de Palma de Mallorca en 1971, gestionada por la empresa municipal de
abastecimiento de agua (EMAYA) fue el arranque para el aprovechamiento del agua depurada
en agricultura, empezándose a utilizar en 1973. A instancias del Instituto Nacional de
Reforma y Desarrollo Agrario (IRYDA) se calificó el polígono de regadío del Pla de Sant
Jordi como “Zona Experimental de Regadío de Interés Nacional” para el riego de cultivos
forrajeros. Posteriormente, a partir de 1998, se incorporó una planta de tratamiento terciario
que ha permitido ampliar los usos del agua tratada. Actualmente, en esta zona, la superficie
regada es de 1500 ha con un consumo de 14,3 hm3 en 2013 (http://www.emaya.es/).
La motivación inicial para el uso de aguas residuales depuradas en el Pla de Sant Jordi
fue el deterioro progresivo de las aguas subterráneas por la salinización provocada por la
sobreexplotación y consecuente intrusión marina. Estas circunstancias se iniciaron a partir de
la mitad del siglo XX, siendo críticas a partir de la década de 1970, momento en que se
introdujo el agua depurada como alternativa.
En la misma época se iniciaron otros regadíos de menor alcance con aguas tratadas, en
los alrededores de otras depuradoras, como es el caso de Peguera (municipio de Calvia) e
Inca. Posteriormente se han creado numerosas concesiones para el uso de estas aguas.
106
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
El objetivo de este trabajo es evaluar el uso de aguas regeneradas en cultivos forrajeros
en las islas Baleares, valorando su impacto sobre el suelo y los cultivos.
EVOLUCIÓN AGROPECUARIA VINCULADA A LOS FORRAJES DE REGADIO
En las Islas Baleares, la producción forrajera de regadío ha estado vinculada a la
demanda de la ganadería vacuna destinada a la producción de leche. La cabaña vacuna ha
tenido una evolución desigual en función de las islas, habiendo sufrido una fuerte reducción
los últimos años (11143 vacas lecheras en el censo de 2013). Mientras que en Menorca se ha
mantenido una actividad lechera notable (actualmente su censo supone el 71,5% de las Islas),
Mallorca ha sufrido un fuerte retroceso (solo supone el 27% del censo) y en Ibiza es muy
limitada (1,5%). La producción de carne de vacuno también es reducida, con 10423 animales
sacrificados en 2013 (MAGRAMA, 2014). Aunque en menor grado, la cabaña equina
también genera una demanda de forrajes nada despreciable.
Tradicionalmente, en la isla de Menorca se ha recurrido mayoritariamente a cultivos
forrajeros de secano, destacando la zulla (Hedisarum coronarium), cultivo que en el pasado
tuvo mucha relevancia, el raygrass (Lolium multiflorum) y otras gramíneas forrajeras. Los
forrajes de regadío: alfalfa (Medicago sativa), maíz forrajero (Zea mays) y sorgo forrajero
(Sorghum bicolor), están presentes pero no ocupan grandes extensiones.
En la isla de Mallorca los cultivos forrajeros de regadío vinculados a la ganadería
vacuna han tenido mayor presencia. Destaca la alfalfa y en menor medida el maíz y sorgo
forrajeros.
En la segunda mitad del siglo XX el cultivo de alfalfa tuvo una gran relevancia
produciéndose un fuerte retroceso en los últimos 20 años. La superficie censada en las islas
era de más de 6000 ha hasta el año 1992, sufriendo un descenso paulatino hasta las 779 ha
registradas en el año 2012. Las superficies de maíz y sorgo forrajeros tampoco destacan, no
alcanzando conjuntamente las 100 ha censadas en el año 2012 (MAGRAMA, 2014).
USO DE AGUAS REGENERADAS PARA EL RIEGO DE CULTIVOS FORRAJEROS
El Pla de Sant Jordi constituye la mayor zona regable con aguas regeneradas de las
Islas Baleares, en la cual la alfalfa ha constituido el cultivo dominante. Su tolerancia a la
salinidad permite su cultivo con aguas con una salinidad considerable. Prácticamente todas las
parcelas se riegan a manta. El cultivo se mantiene entre 5 y 7 años, realizando entre 6 y 7
107
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
cortes anuales, mayoritariamente en primavera y verano. Durante esta última estación, el
cultivo alcanza el crecimiento adecuado para el corte cada 21 a 25 días. En este periodo se
aplican dos riegos a manta, el primero justo después de la recogida de la siega anterior y el
segundo al cabo de 10 o 12 días. En la Tabla 1 se indican las producciones medias por corte y
la composición mineral en parcelas regadas con aguas regeneradas frente a las regadas con
agua subterránea. Estos resultados ponen de manifiesto la similitud entre los dos sistemas de
riego lo cual, también se intuye a partir de las opiniones positivas de los agricultores de la
zona que consideran el agua regenerada adecuada para el riego.
En la comunidad de regantes de Peguera el cultivo de alfalfa y, ocasionalmente, otros
forrajes, es habitual pero la superficie destinada a estos cultivos es escasa. De forma similar
ocurre con el agua regenerada de Inca, donde los cultivos forrajeros ocupan escasa extensión.
En la isla de Menorca, el uso de aguas regeneradas para la producción de forrajes
constituye una alternativa que, en la depuradora de Es Mercadal, se aprovecha la totalidad del
efluente generado (0,6 hm3/año). La alfalfa y el sorgo forrajero son los principales cultivos
que se destinan íntegramente a la alimentación de vacas. En todos los casos se utiliza riego
por aspersión mediante cañones móviles debido a la irregularidad de los terrenos.
ESTADO DE LOS SUELOS REGADOS CON AGUAS REGENERADAS
En suelos del Pla de Sant Jordi, Peguera e Inca se han estudiado los efectos del riego
con aguas residuales durante un periodo largo de tiempo, de más de 20 años (Adrover et al.,
2012). Comparando estos suelos con otros no regados con aguas residuales no se aprecian
efectos negativos sobre los parámetros indicadores de la fertilidad, constatándose un
incremento significativo en la actividad biológica reflejado a través de la biomasa microbiana
y las actividades enzimáticas β-glucosidasa y la fosfatasa alcalina.
El impacto del riego con aguas residuales sobre el contenido de metales pesados se ha
estudiado, también en las mismas zonas, incluyendo parcelas que se empezaron a regar a
mediados de la década de 1970 (Adrover et al., 2007). Comparando estos suelos con otros
representativos de Mallorca se aprecian niveles de plomo ligeramente superiores, sin que sean
críticos en ningún caso. En una parcela, también se detectó un nivel alto de cromo,
presuntamente vinculado a la industria peletera, muy arraigada en la zona. Exceptuando estos
casos puntuales, la incidencia de metales pesados es poco apreciable.
108
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
Tabla 1. Comparación de cultivos de alfalfa (Medicago sativa) regados con aguas regeneradas y con agua
subterránea en el Pla de Sant Jordi (Palma de Mallorca).
Riego
n
Producción por corte (t ms/ha)
Hojas (%)
Tallos (%)
Contenido elemental hojas:
N (g/kg)
Ca (g/kg)
Mg (g/kg)
Na (g/kg)
K (g/kg)
P (g/kg)
Fe (mg/kg)
Contenido elemental tallos:
N (g/kg)
Ca (g/kg)
Mg (g/kg)
Na (g/kg)
K (g/kg)
P (g/kg)
Fe (mg/kg)
Agua regenerada
15
2,53 ± 0,61
45,7 ± 4,7
54,3 ± 4,7
Agua subterránea
8
2,56 ± 0,90
51,1 ± 5,0
48,9 ± 5,0
Sig
46,3 ± 4,2
22,3 ± 4,2
4,6 ± 0,7
3,8 ± 1,6
18,2 ± 4,3
3,1 ± 0,4
111,5 ± 25,8
45,0 ± 4,1
21,6 ± 3,4
5,2 ± 0,9
1,9 ± 0,8
21,8 ± 3,3
2,8 ± 0,6
94,3 ± 16,2
0,302
0,570
0,030
<0,001
0,005
0,069
0,019
16,3 ± 1,8
6,8 ± 0.9
2,2 ± 0.5
5,4 ±1.8
20,2 ± 6.8
2,0 ± 0.4
44,2 ± 10.8
16,3 ± 1,6
6,8 ± 1,0
2,7 ± 0,6
2,9 ± 1,0
27,1 ± 5,7
1,8 ± 0,7
44,1 ± 15,8
0,908
0,933
0,002
<0,001
<0,001
0,291
0,987
0,848
<0,001
<0,001
Los muestreos corresponden a las campañas 2004, 2005 y 2006 durante los meses de verano.
Los resultados de producción se refieren a producciones medias de cada corte de verano después de 21-25 días, de acuerdo al manejo de cada
agricultor, realizándose el muestreo justo antes de cada siega.
La estimación de la producción por corte de cada parcela se realizó a partir de 4 muestras al azar de 0,36 m2 (cuadrado de 0,6 m de lado).
La estimación de la masa seca se realizó después de secar una muestra alícuota a 80 ºC hasta peso constante.
La proporción de tallos y hojas a partir de la separación y posterior peso de ambas fracciones.
El contenido de nitrógeno por el método Kjeldahl y el contenido elemental de Ca, Mg, Fe, Na y K después de incinerar el material a 550 ºC
durante 3 h, posterior disolución de las cenizas con HNO3 y lectura mediante ICP.
Valores medios ± desviación típica.
Significación estadística (Sig) realizada a partir de un test de Student para la comparación de medias.
En cuanto al contenido en metales pesados de los cultivos que se desarrollan sobre los
suelos regados con agua depurada no se han detectado problemas. En muestras de alfalfa
regada con aguas residuales recogidas en el Pla de Sant Jordi (Adrover y Vadell, 2007) se
determinaron metales pesados (Cd, Cr, Cu, Ni y Pb) que presentaron concentraciones muy
inferiores a las permitidas sin diferenciarse de los contenidos de la alfalfa regada con agua
subterránea en la misma zona.
La salinidad del agua regenerada constituye uno de los puntos débiles de este recurso.
En la Figura 1 se representa la evolución de la salinidad a lo largo del año en un suelo regado
con agua de salinidad moderada. De forma similar se aprecia en la Tabla 2 dónde se presentan
resultados de la salinidad de la capa arable durante el riego con aguas regeneradas en verano y
después del lavado mediante el agua de lluvia en invierno. La recuperación a nivel edáfico no
109
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
garantiza la inocuidad del proceso. Las sales lavadas y arrastradas a través de la zona vadosa
Invierno/14
Otoño/13
Verano/13
Primavera/13
Invierno/13
Otoño/12
Verano/12
3,5
3,0
2,5
2,0
1,5
1,0
0,5
0,0
Primavera/12
CE eps (dS/m)
pueden provocar un aumento de la salinidad de las aguas subterráneas (Toze, 2006).
Conductividad eléctrica del agua de riego: 1,95 dS/m (25 ºC).
El periodo de riego se extiende desde mediados de la primavera hasta el inicio del otoño.
A partir de mediados de otoño hasta el inicio de la primavera las lluvias provocan el lavado de las sales acumuladas con el riego estival.
Figura 1. Evolución de la salinidad del suelo (conductividad eléctrica del extracto de pasta saturada; CE
eps, dS/m, 25 ºC) a lo largo del año en la capa arable de un suelo regado con agua regenerada de Maria de
la Salut (Mallorca).
Tabla 2. Conductividad eléctrica del extracto de pasta saturada (CE eps, dS/m, 25 ºC) de suelos regados
con aguas regeneradas en Es Mercadal (Menorca) destinados al cultivo de forrajes.
Parcela
1
2
3
Cultivo
Verano / Invierno
Sorgo / Trigo
Alfalfa
Sorgo / Avena
CE eps (dS/m; 25 ºC)
26/7/2013
5,07 ± 0,18
6,65 ± 2,06
3,70 ± 1,21
18/02/2014
0,94 ± 0,09
1,05 ± 0,34
2,26 ± 1,21
Valores medios ± desviación típica obtenidos a partir de 2-3 muestras compuestas correspondientes a la capa arable (0-20 cm).
El agua de riego presenta una CE de 3,2 dS/m.
Todos los cultivos están destinados a su uso como forraje.
DISPONIBILIDAD DE AGUAS REGENERADAS PARA EL RIEGO AGRÍCOLA
La capacidad nominal de depuración de las Estaciones Depuradoras en
funcionamiento en las Islas Baleares es del orden de 100 hm3. Según datos recogidos en el
Plan Hidrológico de las Islas Baleares (2013) en el año 2011 se utilizaban para riego 24,5 hm3
y estaba en proyecto el aprovechamiento de 11,5 hm3 adicionales. En la Tabla 3 se recogen
las principales infraestructuras que disponen de balsa de almacenamiento y las superficies de
riego previstas. A estas actuaciones hay que añadir pequeñas concesiones de aprovechamiento
asociadas a otras depuradoras.
110
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
Tabla 3. Principales infraestructuras de almacenamiento de agua regenerada y superficies de riego
asociadas en las Islas Baleares.
Balsa de almacenamiento
(m3 x 103)
Superficie regadío
(ha)
Sant Jordi (Palma)
360
1500
Peguera (Calvia)
85
160
Santa Maria
43
119
Consell
60
145
Inca
201
236
Ariany
56
380
Artà
250
144
Cala Millor (Son Servera)
41
180
Capdepera
200
380
Ciutadella
200
311
Es Mercadal
61
380
Santa Eulalia
170
314
Formentera:
88
114
1815
4363
Mallorca:
Menorca:
Ibiza:
TOTAL
CONCLUSIONES
Las aguas regeneradas constituyen un recurso de interés para el riego de cultivos
forrajeros como la alfalfa. En suelos regados durante largos periodos de tiempo con aguas
regeneradas en cultivos forrajeros se constata el mantenimiento o mejora de parámetros de
fertilidad del suelo sin que se aprecien problemas destacables de contaminación con metales
pesados. Las producciones son similares a las obtenidas con agua subterránea.
La salinización constituye un punto crítico ya que, aunque se produzca un lavado
anual, existe un riesgo de incrementar la concentración de sales de las aguas freáticas.
REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS
ADROVER M. Y VADELL J. (2007) El reg amb aigües regenerades. Quaderns d’Investigació n. 8. Conselleria
d’Agricultura i Pesca; Govern de les Illes Balears.
ADROVER M., FARRÚS E., MOYÀ G. Y VADELL J. (2007) Presència de metalls pesants a terres agrícoles
de Mallorca. Relació amb el reg amb aigües depurades. Bolletí de la Societat d'Història Natural de les
Balears, 50, 45-57.
111
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
ADROVER M., FARRÚS E., MOYÀ G. Y VADELL J. (2012) Chemical properties and biological activity in
soils of Mallorca following twenty years of treated wastewater irrigation. Journal of Environmental
Management, 95, S188-S192.
ANDERSON J. (2003) The environmental benefits of water recycling and reuse. Water Science and Technology:
Water Supply, 3: 1-10.
MAGRAMA (2014). Anuario de Estadística 2013. Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.
Madrid.
QADIR M., SHARMA B.R., BRUGGEMAN A., CHOUKR-ALLAH R. Y KARAJEH F. (2007) Non–
conventional water resources and opportunities for water augmentation to achieve food security in water
scarce countries. Agricultural Water Management 87: 2-22.
TOZE S. (2006) Reuse of effluent water–benefits and risks. Agricultural Water Management, 80: 147-159.
112
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
PRODUCCIÓN, COMPOSICIÓN BOTÁNICA Y FERTILIDAD DEL SUELO
EN PRADOS MESÓFILOS COLINOS DEL CENTRO DE ASTURIAS
PRODUCTION, BOTANICAL COMPOSITION AND SOIL FERTILITY IN LOWLAND MESOPHYTIC
MEADOWS IN THE CENTRE OF ASTURIAS
J.A. OLIVEIRA-PRENDES, E. AFIF-KHOURI Y P. PALENCIA
Departamento de Biología de Organismos y Sistemas. Escuela Politécnica de Mieres. Universidad de Oviedo. C/ Gonzalo
Gutiérrez Quirós s/n. 33600 Mieres (España). [email protected]
RESUMEN
Se evaluó la producción de biomasa, composición botánica y fertilidad del suelo en tres prados de diente y siega
mesófilos colinos en el centro de Asturias (Corvera, Siero y Oviedo). El manejo tradicional consiste en un corte para heno o
silo en junio-julio y dos aprovechamientos (otoño y primavera) a diente con ganado vacuno de la raza Asturiana de los
Valles. Se realizaron tres muestreos anuales (octubre 2007, marzo y junio 2008) consistentes en 10 muestras de 0,5 m x 0,5 m
de biomasa en cada fecha de muestreo y prado. En el muestreo de junio se determinó también la composición botánica de los
prados en Gramíneas, Leguminosas y Otras familias, así como el número de especies. La producción media de materia seca
anual (7.852,3 kg/ha) fue similar a la de otros prados de diente y siega mesófilos del centro-oriente de Asturias. La
producción media de materia seca en marzo-junio (5.917,4 kg/ha) fue superior a la citada para los prados mesófilos colinos
del occidente de Asturias y a la de los prados de diente mesófilos montanos de Asturias. Se discuten posibles mejoras con el
fin de mantener una composición botánica equilibrada y mejorar la fertilidad de los suelos.
Palabras clave: gramíneas, leguminosas, otras familias, pastoreo, siega.
SUMMARY
Dry matter yield, botanical composition and soil fertility were evaluated on three private lowland mesophytic
meadows for cutting and grazing in the centre of Asturias (Corvera, Siero y Oviedo) .Traditional management consist in a
hay or silage cut on June-July and two grazing (October and March) with the ‘Asturiana de los Valles’ traditional cattle
breed. Three annual samplings (October, March and June) composed of 10 biomass samples of 0.5 m 0.5 m in each sampling
date and meadow. In the June sampling the botanical composition of the meadows in Grasses, Legumes and Other families as
well as the number of species was determined. Average annual dry matter yield (7,852.3 kg/ha) was similar to other lowland
mesophytic meadows for cutting and grazing. Average March-June dry matter yield (5,917.4 kg/ha) was higher to that cited
for lowland mesophytic meadows western Asturias and upland mesophytic meadows for grazing in Asturias. Possible
improvements in order to maintain a balanced botanical composition and improve soil fertility were discussed.
Key words: grasses, legumes, other families, grazing, cutting.
113
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
INTRODUCCIÓN
Los pastos herbáceos, que incluyen los prados (19,5%) y los pastizales (10,5%)
representan el 30% (317.098 ha) de la superficie total asturiana (SADEI, 2013).
Los prados son comunidades vegetales espontáneas densas y húmedas, siempre
verdes, aunque puede haber un cierto agostamiento en verano, producidas por el hombre o la
acción del pastoreo. Se pueden aprovechar por siega o por pastoreo indistintamente. La
humedad puede provenir del riego. Los pastizales son comunidades naturales dominadas, en
general, por especies bastas que, por efecto del clima, se secan o agostan en verano. Su
densidad es variable y frecuentemente están salpicados de especies leñosas. Se aprovechan
mediante pastoreo extensivo (Ferrer et al., 2001).
En este grupo, se incluyen tanto los prados mesófilos (necesidades moderadas en
agua) como los higrófilos (necesidades altas en agua). En los prados mesófilos se reconocen
los prados de siega y pastoreo colinos, los prados de pastoreo montanos (alianza Cynosurion
cristati) y los prados de siega y escaso pastoreo principalmente montanos (alianza
Arrhenatherion). Dentro de los prados de siega y pastoreo colinos (<700 m de altitud) se
pueden diferenciar en Asturias dos tipos: uno florísticamente más variado y diverso de
distribución centro-oriental perteneciente a la asociación Lino angustifolii-Cynosuretum
cristati que representa los prados más productivos en Asturias (Díaz y Fernández, 1994), otro
más pobre en especies, con distribución occidental y perteneciente a la asociación Caro
verticillati-Cynosuretum cristati y que se riega habitualmente (Díaz y Fernández, 2005).
El manejo de los prados mesófilos colinos (asociación Lino angustifolii-Cynosuretum
cristati) de este trabajo se realiza mediante un corte para heno o silo en junio y dos
aprovechamientos a diente (octubre y marzo) mediante ganado vacuno de carne de la raza
Asturiana de los Valles. Aparte del abonado orgánico debido a las deyecciones de los
animales en pastoreo, no se aplicó abonado mineral ni estiércol en dichos prados.
Este trabajo se realizó con el fin de evaluar el estado productivo, composición botánica
y fertilidad de los suelos de tres prados mesófilos colinos de uso privado en el centro de
Asturias con el fin de recomendar posibles mejoras en los mismos.
MATERIAL Y MÉTODOS
Los datos corresponden a tres parcelas privadas, situadas en los concejos de Corvera,
Siero y Oviedo (Asturias).
114
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
Las principales características topográficas de las zonas estudiadas se pueden observar
en la Tabla 1.
Tabla 1. Localización de las tres parcelas de estudio.
Localidad
La Sota (Corvera)
Viella (Siero)
San Lázaro (Oviedo)
Coordenadas
43º 29’ 31,8’’ N
5º 51’ 1,5’’ O
43º 23’ 41,9’’ N
5º 46’ 46,2’’ O
43º 22’ 31,4’’ N
5º 53’ 6,5’’ O
Pendiente (%)
8
Altitud (m)
105
Superficie (m2)
9.000
5
176
10.500
11
340
9.113
Antes de la entrada del ganado en la finca en el mes de octubre de 2007, se cogió en
todas las parcelas una muestra de suelo formada por la mezcla de 10 submuestras tomadas al
azar a 0-20 cm de profundidad con una sonda holandesa. Sobre el suelo tamizado con un tamiz de
2 mm de luz de malla se determinó, por duplicado, la textura según el método de la pipeta
Robinson. La materia orgánica se determinó por ignición; el pH potenciométricamente en una
suspensión suelo: agua 1:2,5; las bases extraíbles con ClNH4 1 N y Al intercambiable con
KCl 1M, ambos por absorción atómica y, a continuación, se calculó la capacidad de
intercambio catiónico efectiva, CICE (bases + aluminio de cambio). El nitrógeno total se
analizó por el método Kjeldahl y el fósforo disponible se determinó por el método de Mehlich
3 (Mehlich, 1985). Los análisis del suelo se realizaron en el laboratorio del Área de Ingeniería
Agroforestal de la Universidad de Oviedo.
En cada parcela, se tomaron también diez muestras de pasto antes de la entrada del
ganado vacuno en pastoreo en octubre 2007, marzo 2008 y antes del corte de heno o silo en
junio 2008 mediante un marco cuadrado metálico de 0,25 m2. Dentro de cada marco, se cortó
toda la biomasa vegetal aérea a nivel del suelo y se determinó el peso verde de la misma. Una
vez en el laboratorio del Área de Producción Vegetal, se realizó un submuestreo de 100 g de
materia verde por muestra y una posterior separación en tres componentes: Gramíneas,
Leguminosas y Otras familias. Se determinó también el nº de especies presentes. Se
introdujeron las submuestras en estufa de aire forzado a 70 ºC durante 48 horas y se
determinó el peso seco de cada uno de los tres componentes, lo que permitió el cálculo de la
producción de biomasa seca en kg/ha y el porcentaje en peso seco de cada uno de los tres
componentes en la biomasa seca total. Con los datos de producción de biomasa seca en otoño,
primavera, verano, total y porcentaje de los tres componentes se realizó un análisis de
115
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
varianza considerando el factor zona de estudio. En el caso de que el factor zona fuese
significativo se compararon las medias entre las tres zonas mediante el test de Duncan al 5%.
Los análisis estadísticos se realizaron con el programa SPSS versión 22 (SPSS, 2013).
RESULTADOS Y DISCUSIÓN
Propiedades de los suelos
En los prados de Corvera y Siero, según los niveles recomendados por la Junta de
Extremadura (Junta de Extremadura, 1992), los análisis de suelo (Tabla 2) mostraron texturas
con variaciones de arcillosa a franco arenosa, pH neutro, valores normales de materia
orgánica y nitrógeno total, presentando valores bajos de P asimilable y K intercambiable, pero
adecuados en el caso de Ca intercambiable y bajo en el Mg de cambio en el caso de Siero,
aunque los valores de la CICE resultaron adecuados por el alto contenido en Ca cambiable.
La cantidad de aluminio (Al) intercambiable de los prados fue baja en estas dos zonas, por lo
que no se recomienda la aplicación de ninguna enmienda caliza.
Tabla 2. Propiedades generales de los suelos en las tres parcelas de estudio. pH (agua 1:2,5), CE
(Conductividad eléctrica en ds/m), MO (materia orgánica) y N total en %, P (ppm), Ca, Mg, K, Na, Al y
CICE (capacidad de intercambio catiónico efectiva o suma de los cationes de cambio incluyendo el Al) en
cmol(+)/kg y Da (densidad aparente en g/cm3).
Parcelas
Corvera
Siero
Oviedo
pH
7,1
7,7
5,6
CE
0,105
0,212
0,059
Textura
Arcillosa
Franco arenosa
Franco arenosa
MO
2,98
3,89
1,57
N total
0,159
0,175
0,078
C/N
10,88
12,86
11,66
P
17,69
3,96
5,33
Ca
13,87
23,13
5,36
Mg
1,66
0,31
0,36
K
0,14
0,10
0,11
Na
0,26
0,25
0,28
Al
0,26
0,38
0,6
CICE
16,19
24,17
6,71
Da
1,35
1,51
1,53
116
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
En el prado de Oviedo los análisis de suelo mostraron una textura franco arenosa, pH
ácido, valores bajos de materia orgánica y nitrógeno total, así como de P asimilable, K, Mg y
Ca intercambiables, por lo que su CICE fue también baja. El Al intercambiable fue algo más
alto que en los prados de Corvera y Siero por lo que sería recomendable la aplicación de una
enmienda caliza magnesiana.
Producción de biomasa y composición botánica
Se encontraron diferencias significativas (Tabla 3) en la producción de materia seca
del corte de octubre y en la producción de materia seca anual (suma de los tres
aprovechamientos) entre los prados estudiados. En ambos casos, las mayores producciones se
obtuvieron en las localidades de más baja altitud (Corvera y Siero) y con mayor fertilidad del
suelo.
Nuño et al. (1990), Rodríguez y Argamentería (1995) y Martínez-Fernández et al.
(2008) encontraron en prados mesófilos colinos asturianos producciones anuales medias
similares a las obtenidas en este trabajo.
Oliveira-Prendes et al. (2014), obtuvieron en prados mesófilos colinos del occidente
de Asturias producciones medias de materia seca en el corte de junio (4.751 kg/ha), inferiores
a las obtenidas en este trabajo (5.917,4 kg/ha). De las misma manera, Oliveira Prendes y Afif
Khouri (2010), encontraron en prados mesófilos montanos de diente de 12 puertos de
montaña de Asturias, producciones medias de materia seca (4.020 kg/ha) a principios del mes
de junio, inferiores a las de este trabajo.
La productividad de los prados naturales depende de factores tales como clima, suelo,
composición botánica y condiciones de manejo (Sánchez Miyares, 1997), observándose una
disminución de la producción con el aumento de la altitud (Rodríguez y Argamentería, 1995).
El nº de especies (riqueza) medio (16,7) encontrado en estos prados es superior al obtenido en
los prados del suroccidente de Asturias (14,2) según indican Oliveira-Prendes et al. (2014) y
menor que el indicado (35) en otros prados de la alianza Arrhenatherion poco explotados y
que presentan una alta diversidad florística según indican Díaz y Fernández (1994).
Marquinez (1986) en un trabajo realizado sobre 49 prados de siega de la alianza
Arrhenatherion del concejo de Somiedo obtuvo producciones medias en el corte de heno de
4.570 kg MS/ha, también inferiores a las obtenidas en nuestro trabajo.
Las especies más frecuentes en estos prados dentro de las Gramíneas fueron:
Cynosurus
cristatus, Holcus
lanatus,
Festuca
grupo
rubra,
Bromus
hordeaceus
117
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
Anthoxanthum odoratum y Dactylis glomerata, entre otras. Dentro de las Leguminosas:
Medicago lupulina, Lotus corniculatus, Trifolium repens y Trifolium pratense entre otras.
Dentro de Otras familias: Plantago lanceolata, Taraxacum officinale, Bellis perennis,
Centaurea nigra y Crepis capillaris, entre otras.
Según Dietl y Fernández (2009), una composición botánica equilibrada en los prados
debería presentar porcentajes de Gramíneas (50-70%), Leguminosas (10-30%) y Otras
Familias (10-30%). En el caso de los prados de este trabajo, el porcentaje medio de
Gramíneas +Leguminosas es del 69% y el porcentaje del grupo de Otras familias es el 31%,
lo que indica que sería necesario realizar un seguimiento del grupo de Otras familias en
dichos prados, para evitar su aumento.
Si bien, el abonado fosfatado y potásico tiene un efecto menos marcado que el
nitrógeno tanto sobre la producción como sobre la composición botánica de los prados, en
cambio suele mejorar la utilización del N por parte de las plantas y evitar la degradación de la
flora (gramíneas poco productivas, especies del grupo Otras familias) (Leconte et al., 2000).
En el caso de los prados de este estudio, dado el nivel bajo de P y K en los análisis de
suelos previos al estudio, sería recomendable aportar un abonado fosfatado y potásico de
mantenimiento antes del aprovechamiento de marzo, teniendo en cuenta el modo de
aprovechamiento de los mismos (siega y pastoreo) y siguiendo las recomendaciones de
abonado de Piñeiro et al. (2011), con 100 kg P2O5/ha y 210 kg K2O/ha respectivamente.
Tabla 3. Porcentaje (abundancia) de Gramíneas, Leguminosas, Otras familias, Riqueza (Número de
especies) y producción de biomasa seca en los tres aprovechamientos anuales en kg MS/ha (desviaciones
típicas entre paréntesis) en las tres parcelas estudiadas.
Gramíneas
Leguminosas
Otras familias
Riqueza (Nº de
especies)
Kg MS/ha octubre
Kg MS/ha marzo
Kg MS/ha junio
Kg MS/ha anual
Corvera
48,2 (8,7)
21,6 (15,5)
30,2 (12,2)
17
Siero
49,5 (19,6)
19,4 (13,6)
31,1 (12,3)
19
Oviedo
38,9 (2,4)
28,9 (2,2)
32,1 (2,9)
14
Media
45,5 (12,9)
23,3 (12,3)
31,1 (9,8)
16,7
2.179,6a (402,8)
1.472,4 (429,1)
4.766,9 (340,9)
8.418,9a (995,9)
1.826,2b (346,9)
1.392,6 (305,3)
4.475,4 (916,2)
7.694,2a (1134,9)
1.799,9b (236,7)
1.257,7 (120,9)
4.387,3 (492,5)
7.443,9b (387,1)
1.935,2 (368,9)
1.374,2 (314,2)
4.543,2 (631,7)
7.852,3 (964,7)
Dentro de una línea, medias seguidas de la misma letra no difieren significativamente al nivel de probabilidad del 5% según el test de
Duncan.
118
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
CONCLUSIONES
En tres prados mesófilos colinos de siega y pastoreo del centro de Asturias, se
encontraron diferencias significativas en la producción de materia seca del corte de octubre y
en la producción de materia seca anual. En ambos casos, las mayores producciones se
obtuvieron en la localidad de más baja altitud (Corvera) y con mayor fertilidad del suelo.
En el prado de Oviedo debido a su pH ácido y al contenido alto de Al intercambiable
sería recomendable la aplicación de una enmienda caliza magnesiana.
En el caso de los prados de este estudio dado el nivel bajo de P y K en los análisis de
suelos previos al estudio, sería recomendable aportar un abonado fosfatado y potásico de
mantenimiento antes del aprovechamiento de marzo con 100 kg P2O5/ha y 210 kg K2O/ha
respectivamente.
AGRADECIMIENTOS
Los autores de este trabajo quieren mostrar su profundo agradecimiento a las
estudiantes A. Vegas (Corvera), L. Fernández (Siero) y L. Rancaño (Oviedo), por la ayuda
prestada en la realización de este estudio, a los propietarios de los prados así como a la
Universidad de Oviedo.
REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS
DÍAZ T.E. Y FERNÁNDEZ J.A. (1994) La vegetación de Asturias. Itinera Geobotánica, 8, 243-528.
DÍAZ T.E. Y FERNÁNDEZ J.A. (2005) Prados y pastos cantábricos: origen y diversidad. En: de la Roza B. et
al. (Eds) Producciones Agroganaderas: Gestión eficiente y conservación del medio natural, Volumen
II, pp. 699-729. Gijón, España: Serida.
DIETL W. Y FERNÁNDEZ F. (2009) Manejo sostenible de praderas. Su flora y vegetación. Boletín INIA Nº
187. Cauquenes, Chile: Instituto de Investigaciones Agropecuarias.
FERRER C., SAN MIGUEL A. Y OLEA L. (2001) Nomenclátor básico de pastos en España. Pastos, 31(1), 744.
JUNTA DE EXTREMADURA (1992) Interpretación de análisis de suelos, foliar y agua de riego. Consejo de
abonado. Normas básicas. Madrid, España: Mundi-Prensa.
LECONTE D., LEGALL A., PFLIMLIN A. Y STRAËBLER M. (2000) Améliorer les prairies. Diagnostic et
décision. Paris, Francia: GNIS, INRA, Institut de l’Élevage, ITCF.
MARQUINEZ J. (Coordinador) (1986) Estudio ambiental del concejo de Somiedo. Informe Inédito. Oviedo,
España: Universidad de Oviedo.
119
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
MARTÍNEZ-FERNÁNDEZ
A.,
DE
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
LA
ROZA-DELGADO
B.,
MODROÑO-LOZANO
S.
Y
ARGAMENTERÍA A. (2008) Producción y contenido en principios nutritivos de prados, praderas y de
la rotación raigrás italiano-maíz en la rasa marítima centro-oriental de Asturias. Pastos, 38, 187-224.
MEHLICH A. (1985) Mehlich 3 soil test extractant: A modification of Mehlich 2 extractant. Soil Science and
Plant Analysis, 15, 1409-1416.
NUÑO I., SÁNCHEZ MIYARES L., DE LA ROZA B., MARTÍNEZ A., ANTUÑA A., CORNEJO E.S. Y
ARGAMENTERÍA A. (1990) Evolución de la producción y valor nutritivo de praderas naturales y
sembradas aprovechadas en pastoreo rotacional en la zona costera de Asturias. XXX Reunión Científica
de la SEEP, pp. 419-426. San Sebastián, España: Sociedad Española para el Estudio de los Pastos.
OLIVEIRA PRENDES J.A. Y AFIF KHOURI E. (2010) Producción de biomasa y fertilidad del suelo en prados
de diente de puertos de montaña en Asturias. Progreso forestal, 22, 2-11.
OLIVEIRA-PRENDES J.A., AFIF-KHOURI E. Y PALENCIA-GARCÍA P. (2014) Producción, composición
botánica y fertilidad del suelo en prados de riego del suroccidente de Asturias. En: Busqué J. et al. (Eds)
Pastos y PAC 2014-2020, pp. 247-254. Potes, España: Sociedad Española para el Estudio de los Pastos.
PIÑEIRO ANDIÓN J., CASTRO INSUA J., BLÁZQUEZ RODRIGUEZ R.Y LLOVERAS VILAMANYÁ J.
(2011) Abonado de los cultivos forrajeros. En: Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino
(Eds) Guía práctica de la fertilización racional de los cultivos en España, pp.195-203.Madrid, España:
Centro de Publicaciones del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.
RODRÍGUEZ A.A. Y ARGAMENTERÍA A. (1995) Estimación del aprovechamiento forrajero de prados de
montaña a partir de datos de manejo de explotaciones vacunas. Pastos, XXV (1), 115-123.
SADEI (2013) Datos básicos de Asturias 2013. Oviedo, España: Servicio de Publicaciones del Principado de
Asturias.
SÁNCHEZ MIYARES L. (1997) Mejora de las praderas naturales. Boletín Informativo Tecnología
Agroalimentaria. CIATA, año II, Nº 4, Abril 1997.
SPSS (2013) SPSS for Windows, version 22. Chicago, USA: SPSS Inc.
120
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
VALOR PROTEICO DE ESPECIES DE PRADOS DE SIEGA DE MONTAÑA
DEL PIRINEO CENTRAL
CRUDE PROTEIN VALUES OF SOME FREQUENT SPECIES IN THE PYRENEAN MOUNTAIN MEADOWS
R. REINÉ1, J. ASCASO1, A. BROCA2, A. MILLÁN1, O. BARRANTES2 Y C. FERRER2
1
Dpto. de Ciencias Agrarias y del Medio Natural. Universidad de Zaragoza. Escuela Politécnica Superior. Ctra. de Cuarte s/n.
22071 Huesca (España). 2Facultad de Veterinaria. C/ Miguel Servet 177. 50013 Zaragoza (España). [email protected]
RESUMEN
Se presentan datos analíticos de los contenidos de proteína bruta de 34 especies pratenses, la mayoría del grupo
“otras”, que se contrastan con algunas gramíneas y leguminosas, todas abundantes y comunes en los cuatro prados
muestreados. Las leguminosas alcanzaron valores medios de 15,63%, significativamente más altos que los del grupo “otras”
(10,24%), y estos a su vez mayores que los de las gramíneas (7,87%). El intervalo de variación de la PB entre las especies
muestreadas es muy amplio con mínimos de 5,66% y máximos de 21,02%. También se han observado diferencias
intraespecíficas entre las parcelas muestreadas, que alcanzan en alguna especie hasta el 5,55% de PB. Se concluye que dentro
del grupo “otras”, existen una serie de taxones relativamente abundantes en los prados pirenaicos, con altos contenidos
proteicos, similares al de algunas leguminosas pratenses.
Palabras clave: proteína bruta, gramíneas, leguminosas, “otras” especies, forraje.
SUMMARY
Analytical data of crude protein (CP) of 34 species very frequent in the Pyrenean mountain meadows are provided.
Most of them are included in the group “other species”, and their CP contents are compared with some abundant grasses and
legumes of the sampled meadows. Legumes reached average values of 15.63 % CP, significantly higher than the group "other
species" (10.24%), which were higher than those of grasses (7.87%). Crude Protein content varied between species
(minimum of 5.66 % and a maximum of 21.02 %), and we also observed intra-specific differences between sample plots of
up to 5.55 % CP. We emphasize that, within the group "other species", there are a number of relatively abundant taxa in the
Pyrenean mountain meadows with high protein content, similar to that of some pasture legumes.
Key words: crude protein, grasses, legumes, “other” species, forage.
121
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
INTRODUCCIÓN
El aprovechamiento principal de los prados en el Pirineo central consiste en un corte
de hierba para henificar o ensilar que se efectúa a finales de junio o comienzos de julio. Esta
producción de materia seca es clave para la alimentación invernal del ganado, única estación
en la que los animales no poseen suficiente oferta pastable (Reiné et al., 2009). Diversos
factores condicionan la calidad bromatológica de este forraje (Buxton, 1996). Entre otros,
cuando se trata de heno o silo, dependerá la calidad de su composición florística en mayor
grado que en los aprovechamientos a diente, puesto que en pesebre el animal no puede
seleccionar el consumo de determinadas especies y por lo tanto todas forman parte de la
ración.
De entre los componentes bromatológicos del forraje, su contenido en proteína bruta
(PB) se considera un aspecto fundamental en la nutrición animal. El forraje de los prados
seminaturales en ocasiones puede ser deficitario en estos contenidos proteicos (Baumont et
al., 2009; Julier y Huyghe, 2010) y estas carencias deben ser corregidas con complementos
externos que incrementan los costes de las explotaciones. En el caso del Pirineo, los
contenidos medios de proteína bruta de los prados están por debajo del 12% (Reiné et al.,
2010), por lo que teniendo en cuenta la ingestión y digestibilidad, pueden resultar
insuficientes.
Para conocer esta situación y dar continuidad a anteriores trabajos de los mismos
autores relacionados con el valor nutritivo de estos prados (Reiné et al., 2010) y la calidad del
grupo “otras” (Reiné at al., 2014), se presenta en esta ocasión un análisis comparado de los
valores proteicos de 34 especies pratenses, 22 del grupo “otras” que se contrastan con 7
especies de gramíneas y 5 de leguminosas, todas abundantes y comunes en los cuatro prados
muestreados.
MATERIAL Y MÉTODOS
Entre el 25 de junio y el 3 de julio de 2014, inmediatamente antes del comienzo de la
siega, se muestrearon cuatro prados del valle de Benasque, en el Pirineo de Huesca,
localizados en la cuadrícula U.T.M. 31TBH9822 y a unas altitudes entre los 1173 y los 1245
m. Los prados se eligieron geográficamente próximos para reducir variabilidad ambiental y de
gestión. En cada prado se recolectaron muestras de unos 500 g de peso verde de cada una de
las 34 especies que se relacionan en la Tabla 1.
122
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
Tabla 1: Especies estudiadas y familias botánicas de pertenencia.
Familia
Caryophyllaceae
Compositae
Dipsacaceae
Gramineae
Labiatae
Leguminosae
Plantaginaceae
Polygonaceae
Ranunculaceae
Rosaceae
Rubiaceae
Scrophulariaceae
Umbelliferae
Especies
Cerastium fontanum, Silene vulgaris
Achillea millefolium, Centaurea nigra, Centaurea scabiosa, Crepis pyrenaica,
Leucanthemum vulgare, Picris hieracioides, Taraxacum officinale, Tragopogon dubium
Knautia arvernensis, Scabiosa columbaria
Agrostis capillaris, Arrhenatherum elatius, Dactylis glomerata, Festuca pratensis, Lolium
perenne, Phleum pratense, Trisetum flavescens
Salvia pratensis
Anthyllis vulneraria, Lotus corniculatus, Onobrychis viciifolia, Trifolium pratense, Vicia
cracca
Plantago lanceolata
Rumex acetosa
Ranunculus acris
Sanguisorba minor
Galium verum
Rhinanthus pumilus
Chaerophyllum aureum, Heracleum sphondylium, Laserpitium latifolium
Estas especies pertenecen a 13 familias y son comunes en los prados pirenaicos. Su
presencia, abundancia y masa relativas dentro de ellos es variable como ponen en evidencia
numerosos trabajos de carácter fitosociológico y pascícola realizados sobre estas comunidades
y recopilados en Reiné et al. (2009).
En laboratorio, las muestras se secaron al aire durante 10 días y se molieron hasta
partículas inferiores a 1 mm, analizándose la Proteína Bruta (PB) mediante el método
Kjeldahl (N x 6,25). Los contenidos medios de PB entre prados y grupos botánicos se
compararon mediante la prueba H de Kruskall-Wallis, cuando ésta fue significativa, las
medias se separaron mediante el test no paramétrico de Tukey. La variación interespecífica y
entre los grupos botánicos también se analizó mediante el test de Friedman. Por último,
realizando la prueba U de Mann-Whitney por pares, se confeccionaron grupos de especies con
contenidos de PB similares.
RESULTADOS Y DISCUSIÓN
En la Figura 1 se muestran los contenidos de PB de las 34 especies objeto de estudio
con sus resultados medios (mediana) y los valores extremos de las cuatro muestras tomadas
en cada uno de los cuatro prados estudiados. Un primer análisis de estos resultados se muestra
en la Tabla 2, donde se agruparon las especies en gramíneas, leguminosas y otras y se
compararon sus contenidos medios de PB mediante el Test de Kruskall-Wallis, que resultó
123
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
significativa (p<0,001). La posterior prueba de separación de medias permitió diferenciar los
mayores contenidos proteicos de las leguminosas (15,63%), de los del grupo “otras” (10,24%)
y estos a su vez de los bajos contenidos de las gramíneas (7,87%). Sin embargo la prueba de
los rangos de Friedman entre estos grupos de especies no resultó significativa (p=0,072) entre
los cuatro prados. Es decir que entre los grupos de especies hay diferencias pero entre los
prados no. El aporte medio proteico de las 34 especies muestreadas en cada prado tampoco
presentó diferencias significativas (test de Kruskall-Wallis, p=0,21) y alcanzó valores medios
entre 9,76% y 11,13% de PB por especie (Tabla 2). Estos resultados confirman los ya
obtenidos en anteriores trabajos por nuestro equipo de investigación en el sentido de que los
contenidos medios de PB de la hierba en este tipo de prados están por debajo del 12% (Reiné
et al., 2010) y que el grupo “otras” presenta valores considerables de PB, aunque en esta
ocasión no llegan a las medias de 11,7% reseñadas en Reiné et al. (2014).
Continuando con la información mostrada en la Figura 1, a nivel de especies, se puede
observar valores extremos de 5,66% y 21,02% de PB (Cerastium fontanum y Vicia cracca
respectivamente). Al comparar los valores de las 20 especies comunes aportados por Reiné et
al. (2014) con los presentes, la mayor parte de ellos están dentro de nuestros intervalos.
Destacan en el citado trabajo, con valores más altos Achillea millefolium, Centaurea scabiosa,
C. fontanum y Sanguisorba minor y con valores más bajos sólo Knautia arvernensis. La
comparación con datos de otros autores debe hacerse teniendo presente el tipo de prado,
sistema de manejo, condiciones climáticas y, de forma especial, grado de fertilización y
estado fenológico (Pontes et al., 2007; Vázquez de Aldana et al. 2009; Peláez et al. 2011).
Dentro de cada especie hay también variaciones con amplitudes que oscilan entre
0,84% y 5,55% (Trisetum flavescens y Heracleum sphondylium). De hecho la prueba de
Friedman para cada una de las 34 especies comparando los cuatro prados resultó significativa
(p=0,003). Estas diferencias que presentan las especies entre los prados, pese a su proximidad
geográfica, permite pensar que el muestreo incluyó parte de la variabilidad existente entre los
prados pirenaicos. Podría plantearse si las diferencias de sustrato y manejo afectan a la
fenología pero las observaciones en el muestreo son contrarias a esta hipótesis. Por otra parte
no se detectaron entre prados mayores o menores niveles de PB en sus especies de forma
sistemática.
124
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
Tabla 2: Contenidos de PB (%): valores medios y desviaciones estándar para los grupos de gramíneas,
leguminosas y otras. El test H de Kruskall-Wallis entre grupos de especies fue significativo (p<0,001).
Letras distintas indican diferencias significativas según el Test de Tukey (p<0,001). La misma prueba H
entre los contenidos medios de PB de todas las especies de cada prado fue no significativa (n.s.). La prueba
de Friedman entre los grupos de especies no resultó significativa (p=0,072).
Prado 1
Prueba Kruskall-Wallis
Prado 2
Prado 3
Prado 4
Total
Media
d.e.
Media
d.e.
Media
d.e.
Media
d.e.
Media
d.e.
Gramíneas (n=5)
7,41
0,34
7,22
0,74
8,57
1,69
8,29
1,13
7,87 a
1,18
Leguminosas (n=7)
14,59
2,26
16,14
2,93
16,29
3,36
15,48
1,53
15,63 c
2,50
Otras (n=22)
9,41
2,15
10,34
2,24
10,78
2,09
10,45
2,04
10,24 b
2,16
Total especies (n=34)
9,76
2,89
10,55
3,38
11,13
3,19
10,74
2,81
n.s.
Prueba Friedman
Rango promedio
1,33
2,00
4,00
2,67
n.s.
Los valores de la mediana de cada especie muestran una gradación entre 6,64% y
18,24% (Cerastium fontanum y V. cracca respectivamente). Para realizar nuevas
agrupaciones entre especies, tal y como se muestra en la Figura 1 se dividió este rango de
variación de la mediana en cuatro intervalos iguales, diferenciando otros tantos grupos de
especies: Grupo 1: 6,64-9,54%; Grupo 2: 9,54-12,44%; Grupo 3: 12,44-15,34%; Grupo 4:
15,34-18,24%. La mayoría de las especies se sitúan en los dos primeros grupos (14 en el
Grupo 1 y 12 en el Grupo 2), 5 se ordenaron en el Grupo 3 y solo 3 especies se reúnen en el
Grupo 4, el de mayor valor de PB. (Figura 1).
El análisis comparativo entre especies y familias muestra diferencias substanciales
tanto por los valores de la mediana (Figura1) como por la aplicación del test de MannWhitney por especies al conjunto de muestras. Se observa una gradación de valores en la que
pueden diferenciase una serie de grupos si se consideran las diferencias significativas del test
o su ausencia. Los valores más altos los presentan las leguminosas (mediana entre 13,02% y
18,24%) y Taraxacum officinale (14,13%). Sin embargo, entre ellas hay diferencias
importantes como evidencia el hecho de que sólo no presentan diferencias significativas por
parejas (Lotus corniculatus-V. cracca, L. corniculatus-Onobrychis viciifolia y Anthyllis
vulneraria-Trifolium pratense). T. officinale no presenta diferencias salvo con T. pratense.
Este grupo tiene diferencias significativas con el resto de las especies salvo en el caso de A.
vulneraria y T. pratense. Estas 2 leguminosas de menor valor proteico, aun teniendo valores
125
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
de mediana superiores, no presentan diferencias significativas con Heracleum sphondylium,
Chaerophyllum aureum, Salvia pratensis, Rhinanthus pumilus, Laserpitium latifolium y
Galium verum. Esto último pone en evidencia que esta segunda agrupación de especies tiene
valores incluidos en la amplitud de A. vulneraria y T. pratense.
Gramíneas
“Otras Familias”
Leguminosas
Figura 1: Contenidos de PB (%): valores medios (mediana) y valores extremos de las 34 especies
estudiadas en los cuatro prados del Valle de Benasque (Huesca). El rango de variación de la mediana se
dividió en cuatro intervalos iguales, diferenciando otros tantos grupos de especies: Grupo 1: 6,64-9,54;
Grupo 2: 9,54-12,44; Grupo 3: 12,44-15,34; Grupo 4: 15,34-18,24. La prueba de Friedman entre 34
especies muestreadas resultó significativa (p=0,003).
El grupo de las gramíneas presenta un comportamiento bastante homogéneo. Los
valores de mediana están entre los más bajos del conjunto (6,82-8,86%). Las de mayor valor
proteico son Agrostis capillaris y Dactylis glomerata y las de menor Festuca pratensis y
Lolium perenne. La comparación por Mann-Whitney muestra que no hay entre ellas
diferencias significativas salvo en el caso de A. capillaris y Phleum pratense y de L. perenne
126
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
con T. flavescens. Estos resultados, y teniendo en cuenta la amplitud de cada especie, son del
mismo orden que otros publicados en prados de montaña por Peláez et al. (2011).
Después de las leguminosas, el siguiente grupo con valores más altos incluye a las 3
umbelíferas y a R. pumilus, G. verum y S. pratensis. Tienen valores de medio-altos y mediobajos y no presentan entre ellas diferencias significativas. Por tanto, dada su frecuencia y
biomasa dentro de este tipo de prados, son un componente importante en la cantidad de
proteína del heno. Sus efectos negativos atribuidos en algunos trabajos distan de ser bien
conocidos. En este sentido, existen algunos datos de su consumo por el ganado, valor proteico
y, también, de una reducción de la digestibilidad en algunos casos (Lukac et al., 2012;
Marinas et al., 2003; Marinas y García-González, 2006; Scehovic, 1998, 2000).
El conjunto de las compuestas es diverso. Con la excepción de T. officinale, de
elevado contenido en proteína (14,13), tienen valores bajos o medio-bajos (8,11% a 10,41%).
Entre estas últimas no presentan diferencias significativas salvo Crepis pyrenaica con C.
nigra, Tragopogon dubium y Leucanthemum vulgare, Picris hieraciodes con T. dubium y
Leucanthemum vulgare y, por último, A. millefolium con T. dubium. El resto de las especies
tienen valores bajos salvo Ranunculus acris y K. arvernensis que son medio-bajos.
CONCLUSIONES
Los contenidos medios de PB por prado del total de las 34 especies analizadas se
sitúan entre el 9,76% y el 11,13%, sin diferencias significativas entre los cuatro muestreados.
Las leguminosas alcanzaron valores medios de 15,63%, significativamente más altos que los
del grupo “otras” (10,24%), y estos a su vez mayores que los de las gramíneas (7,87%). El
intervalo de variación de la PB entre las especies muestreadas es muy amplio y toma sus
valores extremos de 5,66% en una muestra de C, fontanum y 21,02% en otra de V. cracca.
Pese a que las parcelas se eligieron en el mismo ambiente productivo y sin diferencias
fenológicas, la variación intraespecífica de la PB entre los cuatro prados muestreados es
significativa y llegó en el caso del H. spondylium a un 5,55%. Tras un exhaustivo análisis
entre las especies, concluimos que dentro del grupo “otras”, existen una serie de taxones
relativamente abundantes en los prados pirenaicos como T. officinale, H. sphondylium, C.
aureum, S. pratensis, R. pumilus, L. latifolium y G. verum con contenidos proteicos similares
al de algunas leguminosas pratenses y que hasta hace poco han sido consideradas como
indiferentes, o incluso nocivas para la calidad bromatológica del forraje ofertado en pesebre.
127
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
AGRADECIMIENTOS
Agradecemos a Mª Rosa Herrero su colaboración en los análisis de laboratorio.
REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS
BAUMONT R., AUFRERE J. Y MESCHY F. (2009) La valeur alimentaire des fourrages: rôle des pratiques de
culture, de récolte et de conservation. Fourrages, 198: 153-173.
BUXTON D.R. (1996) Quality-related characteristics of forages as influenced by plant environment and
agronomic factors. Animal Feed Science and Technology, 59 (1–3): 37–49.
JULIER B. Y HUYGHE C. (2010) Quelles légumineuses fourragères (espèces et variétés) et quelles conduites
pour améliorer l’autonomie protéique des élevages herbivores? Innovations Agronomiques, 11: 101114.
LUKAC B., KRAMBERGER B., MECLIC V. Y VERBIC J. (2012) Importance of non-leguminous forbs in
animal nutrition and their ensiling properties: a review. Žemdirbyst?=Agriculture, 99: 3-8.
MARINAS A., GARCÍA GONZÁLEZ R. Y FONDEVILA M. (2003) The nutritive value of five pasture species
occurring in the summer grazing ranges of the Pyrenees. Animal Science, 76: 461-469.
MARINAS A. Y GARCÍA GONZÁLEZ R. (2006) Preliminary data on nutritional value or abundant species in
supraforestal Pyrenean pastures. Pirineos, 161: 85-109.
PELÁEZ R., ANDRÉS S., GARCÍA R. Y CALLEJA A. (2011) Valor alimenticio de especies productivas en
prados de montaña. En: López Carrasco et al. (Eds). Pastos, paisajes culturales entre tradición y nuevos
paradigmas del siglo XXI, pp. 325-330. SEEP.
PONTES L.S., CARRÈRE P., ANDUEZA D., LOUAULT F. Y SOUSSANA J.F. (2007) Seasonal productivity
and nutritive value of temperate grasses found in semi-natural pastures in Europe: responses to cutting
frequency and N supply. Grass and Forage Science, 62, 485–496.
REINÉ R., ASCASO J., FERRER C., YERA J. Y CHOCARRO C. (2009) 6510 Prados de siega de montaña
(Arrhenatherion). En: (VV.AA, eds.) Bases ecológicas preliminares para la conservación de los tipos
de hábitat de interés comunitario en España. Ministerio de Medio Ambiente, y Medio Rural y Marino,
Madrid (Spain). 60 pp.
REINÉ R., CHOCARRO C., JUÁREZ A., BARRANTES O., MAESTRO M., FERRER C. Y BROCA A.
(2010) Riqueza específica de prados pirenaicos y su incidencia en el valor nutritivo. In Calleja et
al.(Eds). Pastos: fuente natural de energía. 189-196. SEEP.
REINÉ R., BROCA A., BARRANTES O. Y FERRER C. (2014) Una visión reivindicativa del grupo "otras
familias" en los pastos. Datos analíticos y valor nutritivo de algunas especies abundantes en prados
pirenaicos. En: Busqué et al. (Eds) Pastos y PAC 2014-2020. 53ª Reunión Científica de la SEEP (9-12
junio 2014): 397-404.
SCEHOVIC J. (1998) Mesure in vitro de l'effet des plantes des prairies sur l'activité microbienne du rumen.
Fourrages, 154: 249-260.
SCEHOVIC J. (2000) Effets de quelques plantes de prairies permanentes sur la qualité des associations
végétales. Revue suisse d'agriculture, 32 (5): 195-200.
VÁZQUEZ DE ALDANA B.R., GARCÍA-CIUDAD A. Y GARCÍA-CRIADO B. (2009) Relación entre
compuestos fenólicos y calidad nutritiva en especies pratenses. En: Reiné R. et al. (Eds) La
multifuncionalidad de los pastos: producción ganadera sostenible y gestión de los ecosistemas, pp. 273278. Huesca, España. SEEP.
128
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
LEGUMINOSAS HERBÁCEAS EN LA RESTAURACIÓN FORESTAL DE
ZONAS INCENDIADAS DEL MACIZO DE SIERRA NEVADA:
PRODUCCIÓN Y CALIDAD
HERBACEOUS LEGUMES FOR FOREST RESTORATION IN BURNT AREAS IN THE SIERRA NEVADA
MASSIF: YIELD AND QUALITY
A.B. ROBLES1, M.E. RAMOS1, F.M. CABEZA1, F. DELGADO2 Y J.L. GONZÁLEZ-REBOLLAR1
1
Grupo de pastos y Sistemas Silvopastorales Mediterráneos. Estación Experimental del Zaidín (CSIC). C/ Profesor Albareda
1. 18008 Granada (España). 2Agencia de Medio Ambiente y Aguas. Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del
Territorio. C/ Joaquina Eguaras 10. 18013 Granada (España). [email protected]
RESUMEN
El objetivo del presente trabajo ha sido estudiar el comportamiento productivo y valor nutritivo de seis especies
leguminosas silvestres (Lathyrus clymenum, L. sphaericus, Vicia amphicarpa, V. disperma, Trifolium cherleri y T. hirtum) y
tres comerciales (Medicago sativa, Vicia ervilia, V. sativa) con el fin de ser utilizadas en la restauración de pastos naturales.
Mediante un diseño Split-plot (2 tipos de abonado y 9 especies) se compara la producción de materia seca de parcelas
fertilizadas con estiércol y parcelas sin abonado). Se presentan datos de producción (kg MS ha-1 año-1): forraje, total, malas
hierbas (%) y, la calidad de leguminosas (CEN, PB, FND, FAD, LAD, DMO in vitro). Los resultados indican que el estiércol
favorece la producción de forraje y total, aunque el porcentaje de malas hierbas fue menor en el tratamiento con estiércol. V.
ervilia fue la especie más productiva y con mejores características nutritivas, por el contrario, T. cherleri fue la peor. De las
especies silvestres, L. sphaericus y V. amphicarpa son las más idóneas para llevar a cabo planes de restauración dada su
mayor producción de forraje y calidad. Estimamos, necesario seguir investigando sobre la implantación en campo y calidad
de estas especies.
Palabras clave: forraje, malas hierbas, Lathyrus, Vicia, Trifolium.
SUMMARY
The aim of this paper is to study the yield and nutritive value of six wild legume species (Lathyrus clymenum, L.
sphaericus, Vicia amphicarpa, V. disperma, Trifolium cherleri y T. hirtum) and three cultivated legumes (Medicago sativa,
Vicia ervilia, V. sativa); in order to utilize them for restoration plans of natural pastures. Dry matter yield is compared
between organically fertilized (sheep manure) and control plots, which were laid out following a split-plot design (two types
of fertilization and nine species). The following parameters are presented: forage and total yield (kg of DM ha-1year-1), weeds
(%) and nutritive value (Ash, CP, NDF, ADF, ADL and OMD in vitro). Our results indicate that manure increases forage and
total yield, although weeds percentage is decreased. V. ervilia was the most productive and had the best nutritive quality,
whereas T cherleri behaved in the opposite way. Among the wild species, L. sphaericus and V. amphicarpa are the most
suitable for restoration plans due to its forage yield and quality. We consider that it is necessary further research about field
establishment and quality of these species.
Keywords: forage, weeds, Lathyrus, Vicia, Trifolium.
129
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
INTRODUCCIÓN
En septiembre de 2005 se originó unos de los mayores incendios forestales ocurridos
en el Parque Natural y Nacional de Sierra Nevada, ardieron cerca de 3500 ha en el Barranco
de Lanjarón (Granada). El grupo que presenta esta comunicación fue consultado para llevar a
cabo la restauración de los pastos de la zona, planteándose los primeros ensayos de selección
de especies herbáceas silvestres, acciones que se integraron en un proyecto la Consejería de
Medio Ambiente de la Junta de Andalucía y que, posteriormente, se han continuado en un
proyecto nacional del Organismo Autónomo de Parques Nacionales (MAGRAMA).
A escala mundial, la restauración de los pastos es considerada clave en la mitigación
de la amenaza del cambio global. Las leguminosas herbáceas juegan un importante papel en
los ecosistemas perturbados debido a su capacidad de fijar nitrógeno atmosférico (Bàrberi,
2002), y es frecuente encontrarlas entre los primeros colonizadores tras los incendios ya que
muestran una larga permanencia en el banco de semillas del suelo debido a la gran dureza de
las mismas ((Porqueddu y González, 2006). Por otra parte, esta familia destaca por su elevado
valor nutritivo, así como por sus otros efectos beneficiosos sobre la nutrición asociados con la
presencia de taninos y flavonoides condensados (Rocho et al., 2004).
Dentro de este contexto, el presente trabajo intenta contribuir al conocimiento de las
leguminosas para ser utilizadas en los planes restauración de pastos naturales degradados. Se
presentan los primeros resultados de un experimento llevado a cabo en el macizo de Sierra
Nevada; cuyo objetivo ha sido estudiar el comportamiento productivo y valor nutritivo de seis
especies leguminosas silvestres y tres comerciales. En relación a la producción se comparan
parcelas fertilizadas con estiércol y sin abonado.
MATERIAL Y MÉTODOS
El estudio se ha llevado a cabo en la finca del Cortijo Quemado situada en la cuenca
del río Lanjarón (1320 m s.n.m.)(Parque Natural de Sierra Nevada, Granada). La precipitación
media anual (20 años) es de 470 mm (estación a 1450 m) y la temperatura media anual de
12,3 ° C (Hodar et al., 2013). Sin embargo, el invierno del año del ensayo fue bastante
húmedo, desde septiembre hasta la recolección de las leguminosas la lluvia fue de 859, 45mm
(diciembre a marzo: 700,38 mm). El suelo se caracteriza por ser franco arenoso: con 6,7 de
pH (en ClK), 2,7 % de materia orgánica, 0,162 % de N total, K asimilable 154 ppm y sin
130
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
trazas de P (ND) (análisis realizados laboratorio agroalimentario de Granada, Junta de
Andalucía).
Al inicio del ensayo la parcela de estudio estaba ocupado por un matorral arbolado
dominado por el Ulex parviflora y Pinus halepensis. Antes de la siembra, en septiembre se
desbrozó y se realizó pase de subsolador y cultivador. Posteriormente se volvió a pasar el
cultivador y se allanó el terreno con tabla. La siembra se realizó al voleo el 25 de noviembre.
El diseño experimental fue de bloques aleatorizados siguiendo un Split-plot con ocho
parcelas principales (cuatro con abono orgánico y cuatro control sin abonar), y en cada una de
ellas se diferenciaron nueve subparcelas (1 x 2 m/parcela) con distintas especies y separación
entre subparcelas de 1 m. En las parcelas abonadas se utilizó estiércol (N: 2,90%, P: 0,57 %,
K:3,34 %) de oveja “segureña” (30 000 kg ha-1). Las especies de las nueve subparcelas fueron
(entre paréntesis: dosis de siembra): i) seis especies silvestres: Lathyrus clymenum L. (120 kg
ha-1), Lathyrus sphaericus Retz. (90 kg ha-1), Vicia amphicarpa L. (90 kg ha-1), Vicia
disperma DC. (100 kg ha-1), Trifolium cherleri L. (125 kg ha-1), y Trifolium hirtum All. (30
kg ha-1), ii) tres comerciales: Medicago sativa L (alfalfa tierra de campos, 30 kg ha-1), Vicia
ervilia (L.) Willd. (yeros, 100 kg ha-1) y Vicia sativa L. (veza, 100 kg ha-1).
Durante la primera semana de junio (floración-inicio fructificación), en cada
subparcela se evaluó la producción (kg MS ha-1año-1) mediante corte de 4 cuadrados al azar
(50 x 50 cm) y posterior secado de las plantas en estufa de aire forzado a 60º C hasta peso
seco constante. Por separación manual se diferenció en: forraje de leguminosas (Forraje),
malas hierbas (MH) y la suma de ambas (Total: Forraje + MH), también se calculó el
porcentaje de malas hierbas (MH %). Con el material recolectado, para cada especie (sin
diferenciar tratamiento) se determinó la calidad, a partir de una muestra compuesta triturada
mediante un molino refrigerado (tamiz: 1 mm Ø). Se analizaron: cenizas (CEN), proteína bruta
(PB %), fibra neutro detergente (FND %), fibra ácido detergente (FAD %), lignina (LAD) y
digestibilidad materia orgánica (DMO) (Digestibilidad enzimática FND-celulasa), según el
procedimiento del Laboratorio Oficial del Principado de Asturias (SERIDA).
Los parámetro de producción (forraje, total, malas hierbas) y porcentaje de malas
hierbas, se analizaron según un modelo factorial (GLM) acorde a un diseño Split-plot. En el
análisis conjunto de las especies y tipo de abonado se consideraron dos factores fijos: tipo de
abonado (dos niveles: estiércol y control) y la especie (9 niveles o especies) y, uno aleatorio:
el bloque. También, se analizó cada especie considerando un solo factor fijo: el tipo de
131
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
abonado. Cuando fue necesario los datos se transformaron (LN) con el fin de cumplir las
condiciones normalidad y homoscedasticidad. En La comparación de las medias se utilizó el
test LSD de Tukey (95 %). No se realizó el análisis estadístico de los parámetros de valor
nutritivo por falta de réplicas (se muestra el error estándar del análisis).
RESULTADOS Y DISCUSIÓN
En el análisis conjunto (Tabla 1) ambos factores (tipo de abono y especie) mostraron
diferencias significativas para las variables de producción de forraje y total (kg MS ha-1 año-1)
y el porcentaje de malas hierbas, aunque la respuesta de este último parámetro fue contrario al
de las otras dos variables. Excepto para la producción total, hubo interacción entre factores y
en ninguno de los casos tuvo efecto el bloque.
Tabla 1. Valores medios ± error estándar de: producción (kg MS ha-1 año-1) de Forraje y Total, y
porcentaje de malas hierbas (MH %), según tipo de abonado (estiércol y control) y especie (9 especies), y
sus interacciones. N.S.: sin diferencias significativas.
Factor
Forraje
Tipo de abonado
Estiércol
306,56 ± 35,05
Control
121,75 ± 22,63
F-valor (g.l. = 1)
57,49
P-valor
< 0,001
Especie
V. ervilia
474,21 ± 97,01
L. sphaericus
272,14 ± 85,93
V. amphicarpa
246,61 ± 35,77
T. hirtum
234,22 ± 64,51
V. disperma
207,85 ± 71,32
V. sativa
159,90 ± 53,26
M. sativa
134,79 ± 51,40
L. clymenum
127,70 ± 37,03
T. cherleri
70,09 ± 16,34
F-valor (g.l. = 1)
5,12
P-valor
< 0,001
Interacciones
T. abono* Especie
F-valor (g.l. = 1)
5,32
P-valor
< 0,001
Total
a
b
a
ab
ab
abc
abc
abc
bc
bc
c
MH (%)
654,90 ± 28,74 a
443,48 ± 23,21 b
33,30
< 0,001
770,72
577,96
521,42
520,73
521,27
551,91
543,06
495,47
440,19
2,42
0,0441
N.S.
±
±
±
±
±
±
±
±
±
78,42
62,62
72,92
33,59
67,50
70,07
65,20
44,39
57,30
a
ab
ab
ab
ab
ab
ab
ab
b
55,60 ±
76,02 ±
55,86
0,005
43,07
58,19
58,68
55,95
65,75
75,08
77,21
76,26
82,10
5,97
< 0,001
3,95 a
2,96 b
± 10,35 a
± 10,06 abc
± 7,86 abc
± 5,19 ab
± 7,91 abc
± 5,25 bc
± 6,27 bc
± 5,60 bc
± 6,07 c
3,89
< 0,001
Para cada parámetro y factor: diferentes letras en una columna indican diferencias significativas.
Respecto al tipo de abonado, el estiércol incrementó la producción de forraje y total
respecto al control (Tabla 1), así Harris (2002) indica que la adición de estiércol a los campos
132
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
mejora el suelo (pH, intercambio catiónico, estructura y retención de agua). Inversamente a la
producción, el porcentaje de malas hierbas fue mayor en el tratamiento control. Aunque, la
proporción de plantas adventicias para ambos tipos de abonado fue muy alta. Delgado et al.
(2009) encontraron altos porcentajes de malas hierbas (46 %) en cultivos de alfalfa y
esparceta para el primer año de implantación en campo. Sin embargo, si tenemos en cuenta el
valor absoluto de la producción de las malas hierbas no se observan diferencias significativas
entre los tipos de abonado (estiércol: 348 ± 24,4 vs control: 322 ± 14,4 kg MS ha-1 año-1).
En relación a las especies (Tabla 1), V. ervilia fue la más productiva y T. cherleri, M.
sativa, L. clymenum las menos. De manera opuesta, estas últimas y V. sativa presentaron
mayor proporción de malas hierbas que V. ervilia; para ambas producciones las diferencias
fueron significativas. El menor forraje en T. cherleri, M. sativa, L. clymenum parece estar
relacionado con la mayor porcentaje de malas hierbas. En general, las malas hierbas agotan
los niveles de nutrientes en el suelo más rápidamente que los cultivos, lo que reduce el
rendimiento de estos (García-Martín et al., 2007). Respecto a la producción total, solo se
detectaron diferencias significativas entre V. ervilia y T. cherleri, y no hubo diferencias
significativas en la producción absoluta de malas hierbas (275 ± 33,5 en V. amphicarpa a
408± 50,2 kg MS ha-1 año-1en M. sativa), que fue bastante parecida a la del forraje (Tabla1).
El análisis individual de las especies (Tabla 2), nuevamente evidencia el efecto positivo del
estiércol en la producción de forraje, salvo en M. sativa, y con diferencias significativas en
todas las especies menos en V.ervilia, T. hirtum y V. sativa.
Tabla 2.Valores medios ± error estándar de producción de Forraje (kg MS ha-1 año-1) y porcentaje de
malas hierbas, según tipo de abonado (estiércol y control) y especie (9 especies).
Forraje (kg MS ha-1 año-1)
Especies
Estiercol
Control
F
p-valor
637 ±83,05 312 ±139,42 2,76
0,184
V.ervilia
16,94
L.sphaericus 457 ±05,16 88 ±26,22
0,026
15,64
V.amphicarpa 412 ±28,10 82 ±22,48
0,029
332 ±113,56 84 ±24,75
31,74
V. disperma
0,011
301 ±34,54 167 ± 42,30 4,44
0,126
T. hirtum
261 ± 79,20 59 ± 12,90
8,56
0,061
V. sativa
L. clymenum 199 ± 52,36 56 ± 15,21 32,24
0,011
111 ± 10,35 29 ± 4,44
101,1
T. cherleri
0,002
50 ± 12,32 219 ± 86,11 11,28
M. sativa
0,044
Malas Hierbas (%)
Estiercol Control
F
p-valor
31 ± 9,53 55 ± 17,84 1,38
0,325
35 ± 9,18 82 ± 4,03 19,33
0,022
39 ± 2,38 78 ± 4,94 41,42
0,008
54 ± 13,01 77 ± 5,83
8,25
0,064
47 ± 5,17 65 ± 6,93
2,91
0,187
64 ± 6,41 86 ± 2,59 10,71
0,047
67 ± 8,72 86 ± 3,19
7,64
0,070
72 ± 10,15 92 ± 0,93
3,70
0,150
91 ± 1,76 63 ± 7,08 25,03
0,015
Se marca en negrita cuando hubo diferencias significativas (estiércol vs control).
133
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
Desde el punto de vista forrajero V. ervilia produjo más materia seca, seguida de L.
sphaericus y V. amphicarpa. La mayor producción de V. ervilia puede deberse a la baja
dureza de sus semillas (Cardoso et al., 2008) y a su mejor adaptación a los climas secos y
fríos (Abd El Moneim, 1993) como es el de la zona de estudio. El porcentaje de malas hierbas
fue mayor en el tratamiento menos productivo (control), excepto M. sativa fue más elevado
con estiércol. Los bajos valores de producción de las leguminosas y el elevado porcentaje de
malas hierbas nos señala la dificultad para implantarse en suelos forestales, posiblemente
condicionado por varios factores. Entre ellos, la competencia con el banco de semillas del
suelo, en su mayoría compuestos por especies anuales oportunistas que, en general, presentan
semillas con una reducida latencia. Además, el laboreo escarifica sus semillas y las expone en
horizontes superficiales favoreciendo la germinación de las mismas (Bàrberi, 2002). A esto se
une que, a excepción de las especies comerciales, las leguminosas silvestres suelen presentar
una alta dureza seminal (Cardoso et al., 2008) lo que dificultad su germinación en campo. Por
otra parte, el contenido de P en el suelo es esencial para el establecimiento de leguminosas
anuales (Porqueddu y González, 2006), sin embargo la zona de estudio presentó nula
concentración de P, lo que pudo incidir negativamente en la instalación de las especies.
Tabla 3. Valor nutritivo de nueve leguminosas: cenizas (CEN), proteína bruta (PB ), fibra neutro detergente
(FND), fibra ácido detergente (FAD), lignina (LAD) y digestibilidad materia orgánica (DMO)
(Digestibilidad enzimática FND-celulasa),(± error estándar).
Especies
CEN
(%)
PB
(%)
FND
(%)
L. clymenum
L. sphaericus
8,3 ± 0,00
16,67 ± 0,09
31,17 ± 0,04
19,46 ±,0,37
3,81 ± 0,34
77,07 ±,0,38
8,34 ± 0,13
17,14 ± 0,10
38,54 ± 0,64
26,10 ± 0,05
5,01 ± 0,09
72,05 ± 0,64
16,91 ± 0,07 35,37 ± 0,39
25,78 ± 0,47
5,37 ± 0,35
72,17 ± 0,19
V. amphicarpa 9,21 ± 0,08
FAD
(%)
LAD
(%)
DEMO
(%)
V. disperma
8,19 ± 0,05
16,29 ± 0,08 37,995 ± 0,64 23,695 ± 0,25 5,25 ± 0,049 70,43 ± 0,67
T. cherleri
11,74 ± 0,09 7,79 ± 0,18
5,19 ± 0,10
56,73 ± 0,70
T. hirtum
8,19 ± 0,04
11,19 ± 0,06 48,74 ± 0,61
30,81 ± 0,61
3,77 ± 0,07
55,41 ± 0,47
M. sativa
11,66 ± 0,13 16,51 ± 0,17 32,05 ± 0,44
23,09 ± 0,35
4,90 ± 0,16
75,23 ± 0,12
V.ervilia
7,33 ± 0,02
16,24 ± 0,46 22,41 ± 0,38
11,2 ± 0,24
2,56 ± 0,09
88,79 ± 0,37
V. sativa
9,49 ± 0,04
18,3 ± 0,06
23,28 ± 0,50
4,98 ± 0,11
72,42 ± 0,06
47,165 ± 0,39 36,14 ± 0,33
34,73 ± 0,31
La Tabla 3 muestra los valores nutritivos de las leguminosas sembradas. De las
variables estudiadas, como es habitual en esta familia destaca el buen contenido en proteína
bruta (PB) (Rocho et al., 2004; Porqueddu y González, 2006) alrededor de 16 y 17 %, algo
superior en V. sativa, y basta inferior en las dos especies de Trifolium. En relación al
134
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
contenido de paredes celulares (FND, FAD y LAD) V. ervilia presentó los valores más bajos
para los tres parámetros; los más altos se observaron en T. cherleri y T. hirtum para FND y
FAD y, en V .disperma y T. cherleri para LAD. Estos tres parámetros están inversamente
relacionados con la digestibilidad, por lo que V. ervilia presentó la mayor digestibilidad y los
dos Trifolium la menor; el resto de leguminosas mostraron valores elevados, alrededor del 70
%. Dado los resultados nutritivos, V. ervilia se muestra como la especie de mejor calidad, y T.
cherleri y T. hirtum las peores. El resto de especies silvestres de los géneros Lathyrus y Vicia
presentaron aceptables valores, muy próximos entre sí. Consideramos necesario continuar el
estudio de estas especies con el fin de poder realizar comparaciones estadísticas.
CONCLUSIONES
En relación a la recuperación de pastos naturales en zonas forestales con leguminosas,
nuestros resultados sugieren que:
- La fertilización con estiércol favorece la producción de leguminosas en terrenos forestales y
parece reducir el porcentaje de malas hierbas, con la excepción de M. sativa.
- En general, destaca la baja producción de las leguminosas, lo que nos indican su dificultad
para implantarse en suelos forestales, probablemente condicionado por varios factores.
- V. ervilia se mostró como la especie más productiva y de mejor calidad, por el contrario, T.
cherleri presentó las peores características.
- De las especies silvestres, L. sphaericus y V. amphicarpa son los más idóneas para llevar a
cabo planes de restauración dado su mayor producción de forraje y valor nutritivo.
Estimamos necesario continuar investigando sobre los parámetros productivos y
nutritivos de las leguminosas silvestres en el área de estudio.
REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS
ABD EL MONEIM A.M. (1993) Agronomic Potential of Three Vetches (Vicia spp.) Under Rainfed Conditions
A. M. Journal of Agronomy and Crop Science, 170 (2), 113-120.
BÀRBERI P. (2002) Weed management in organic agriculture: are we addressing the right issues? Weed
Research, 42 (3), 177- 193.
CARDOSO J.A., ZAITEGUI M. Y ROBLES A.B. (2008) Relationship between seed survival and seed
characteristics of nine Mediterranean legumes after ingestion by sheep. Options Méditerranéennes,
Série A, 79, 285-288.
135
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
DELGADO I., CONGOST S. Y NUEZ T. (2009) Evaluación de praderas en tierras de secano del maestrazgo
turolense. En: Reiné et al. (eds.) La multifuncionalidad de los pastos: producción ganadera sostenible y
gestión de los ecosistemas, pp 351-357. SEEP. Huesca.
HARRIS F (2002) Management of manure in farming systems in semi-arid west Africa. Experimental
Agriculture, 38, 131-148.
HODAR J.A., TORRES-MUROS L. Y SENHADJI K. (2013) Timing and intensity of bush cricket predation on
egg batches of pine processionary moth: no evidence of population control. Agricultural and Forest
Entomology, 15(2), 204–211.
GARCÍA-MARTÍN A., LÓPEZ-BELLIDO R.J. Y COLETO J.M. (2007) Fertilization and weed control effects
on yield and weeds in durum wheat grown under rain-fed conditions in a Mediterranean climate. Weed
Research, 47, 140–148.
PORQUEDDU C. Y GONZÁLEZ F. (2006) Role and potential of annual pasture legumes in Mediterranean
farming systems. Pastos, 36 (2), 125-142.
ROCHO J.J., DOYLE C.J., GREEF J.M., HOPKINS A., MOLLE G., SITZIA M., SCHOLEFIELD D. Y
SMITH C.J. (2004) Grazing legumes in Europe: a review of their status, management, benefits, research
needs and future prospects. Grass and Forage Science, 59 (3), 197–214.
136
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
ESTUDIO DE LA COMPETENCIA ENTRE Poa x hybrida ‘THERMAL BLUE’
Y Poa annua EN EL CAMPO DE FÚTBOL IBEROSTAR ESTADI (PALMA DE
MALLORCA)
COMPETITION BETWEEN Poa x hybrid ‘THERMAL BLUE’ AND Poa annua ON IBEROSTAR FOOTBALL
STADIUM (PALMA DE MALLORCA)
I. JANER1, X. MOLARES2, J. CIFRE1 Y J. GULÍAS1
1
Grupo de Investigación en Biología de las Plantas en Condiciones Mediterráneas. Universitat de les Illes Balears. Carretera
de Valldemossa km 7,5. 07122 Palma de Mallorca (España). [email protected] 2Real Club Deportivo Mallorca
S.A.D.. Camí dels Reis s/n. 07011 Palma de Mallorca (España).
RESUMEN
El presente trabajo pretende evaluar el éxito en la implantación de la especie Poa x hybrida 'Thermal blue' en un
campo de fútbol en condiciones mediterráneas y dominado por la presencia de Poa annua y Lolium perenne, así como
evaluar el efecto de la intensidad del juego y de la exposición al sol sobre la presencia relativa de estas especies. El
experimento se llevó a cabo en el Iberostar Estadi (Palma de Mallorca). Para ello se dividió el campo en diferentes zonas en
función de la intensidad del juego y de la exposición al sol, y se cuantificó la presencia relativa de Poa x hybrida ‘Thermal
blue’, Poa annua y Lolium perenne. La presencia relativa de Poa x hybrida fue muy inferior a las otras dos especies. La
intensidad de uso del campo no afectó a la presencia relativa de Poa x hybrida, y sí a las otras dos especies: incrementó en las
zonas de más uso en el caso de Lolium perenne y disminuyó en estas zonas en el caso de Poa annua. El efecto de la luz que
incide sobre el terreno de juego no afectó la presencia relativa de ninguna de las tres especies.
Palabras Clave: clima mediterráneo, Lolium perenne ‘Sun’, intensidad de uso, exposición al sol.
SUMMARY
The aim of this work was to evaluate the success on the implementation of Poa x hybrida "Thermal blue" on a
football field dominated by the presence of annual bluegrass and perennial ryegrass, under Mediterranean conditions. A
second objective was to evaluate the effect of the intensity of game and sun exposure on to the relative abundance of these
species. The experiment was conducted at Iberostar stadium (Palma de Mallorca). The field was divided into different zones
according to the intensity of game and sun exposure. Then, the relative presence of Poa x hybrida 'Thermal blue', Poa annua
and Lolium perenne was quantified. The results obtained show how the relative presence of Poa x hybrida was much lower
than the one of the other two species. The intensity of field use did not affect the relative presence of Poa x hybrida, but for
the other two species: ryegrass increases and Poa annua decreases under high intensity use. The effect of light incidence on
the pitch did not affect the relative presence of any of the three species.
Key Words: mediterranean climate, Lolium perenne ‘Sun’, intensity of use, sun exposure.
137
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
INTRODUCCIÓN
En las zonas de clima mediterráneo, las especies cespitosas de estación fría
(metabolismo C3) se ven afectadas por las altas temperaturas de los meses de verano,
presentando un desarrollo óptimo entre octubre y mayo, cuando las temperaturas son más
suaves. Por contra, las especies de clima cálido (metabolismo C4) presentan un crecimiento
óptimo durante los meses de verano y parte de la primavera y otoño. El principal problema
que presentan estas especies en zonas de clima mediterráneo es que a temperaturas inferiores
a 15-17ºC entran en letargo invernal (Departamento Técnico de Zulueta, 1994), coincidiendo
con el transcurso de la mayoría de las competiciones deportivas.
Por otra parte, Poa annua es una especie invasora en céspedes ornamentales y
deportivos de zonas mediterráneas y cuyas mayores deficiencias son su coloración (verde
claro), la intolerancia a las altas temperaturas, la coloración de sus espigas (marrón) y,
principalmente, su sistema radicular, denso pero muy superficial, que facilita su
arrancamiento durante el juego, lo que la convierte en una especie inadecuada en el caso de la
práctica del fútbol. Sin embargo a causa de su rápida instalación y colonización, dificulta el
crecimiento de otras especies con propiedades más adecuadas para este deporte. La variedad
Thermal
Blue
es
un
híbrido
entre
Poa
pratensis
y
Poa
aracnifera
(www.scottsprofessional.com [consultado: 02/09/2012]), desarrollada para zonas de transición
entre el clima templado y el cálido y presenta similitudes en color y textura con Lolium
perenne ‘Sun’, especie de interés presente en el Iberostar Estadi. La combinación de estas dos
especies teóricamente permitiría tener una mayor calidad visual y funcional de la cubierta
vegetal a lo largo del año.
El objetivo de este trabajo fue evaluar el éxito en la implantación de Poa x hybrida
'Thermal blue' en un campo de fútbol (Iberostar Estadi, Palma de Mallorca), en condiciones
mediterráneas y dominado por la presencia de Poa annua y Lolium perenne. Los objetivos
específicos fueron: i) determinar la presencia relativa de Poa x hybrida 'Thermal blue'; ii)
evaluar el efecto de la intensidad de juego sobre la presencia relativa de estas especies y iii)
evaluar el efecto de la exposición al sol sobre la presencia relativa de las mismas.
MATERIAL Y MÉTODOS
Previo al inicio de la experiencia, en junio de 2011, se llevó a cabo una regeneración
de la superficie de césped en el Iberostar Estadi, con la siembra de 150 Kg de semillas de Poa
138
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
x hybrida ‘Thermal blue’ (dosis de siembra recomendada por la casa comercial) y, en el mes
de mayo de 2012, se realizó una resiembra con 125 Kg. En el mes de septiembre de 2011 se
sembraron 400 Kg de semillas de Lolium perenne ‘Sun’ (dosis de siembra recomendada por la
casa comercial). Finalmente, en el mes de octubre de 2011 se aplicó un herbicida contra Poa
annua, a base de Etofumesato al 50%.
El experimento se llevó a cabo en el estadio de fútbol Iberostar Estadi (Palma de
Mallorca, 39º 35’ N y 2º 37’ E, 57 m s.n.m.). El periodo de experimentación fueron los meses
comprendidos entre enero y julio (ambos inclusive) de 2012.El terreno de juego se dividió en
diferentes zonas, siendo cada una de ellas un tratamiento diferenciado (+Uso/Sol, Uso/Sombra, +Uso/Sombra, -Uso/Sol) (Figura 1). De cada tratamiento se extrajeron 6
muestras por muestreo de 100 cm2 de superficie de césped y 6 cm de profundidad (cubierta
vegetal + capa de enraizamiento). A lo largo del estudio se realizaron un total de 5 muestreos,
los meses de enero, febrero, marzo, mayo y julio.
Las muestras recogidas se introducían en bolsas de plástico debidamente etiquetadas
con la fecha del muestreo, el número de muestra y tratamiento correspondiente. Las muestras
se conservaron a una temperatura de 4ºC en condiciones de oscuridad para su posterior
análisis.
Figura 1. Distribución del terreno de juego en las diferentes zonas, siendo cada una de ellas un
tratamiento diferenciado.
Para el tratamiento de las muestras, en primer lugar se realizaban diferentes fotografías
de cada una de ellas, tanto de la parte aérea como del sistema radicular. A continuación se
separaban las diferentes especies vegetales de cada muestra. Una vez separadas se eliminaba
el sistema radicular y se guardaba la parte aérea en sobres debidamente etiquetados. La
139
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
biomasa se secó a una temperatura de 70ºC durante un mínimo de 4 días hasta peso constante,
momento en el que se determinó la biomasa seca de las muestras.
El análisis estadístico de los datos se realizó mediante el SPSS Statistics 15 (SPSS,
Inc., Chicago, IL). Las diferencias entre las medias fueron evaluadas mediante test ANOVA
seguido de comparaciones post hoc DMS y T de Student. El nivel de significancia fue
definido a una p<0,05.
RESULTADOS Y DISCUSIÓN
La presencia relativa de Poa x hybrida fue muy baja a lo largo de todo el ensayo
(Figura 2), lo que muestra las dificultades de esta especie para implementarse en las
condiciones experimentales. Su presencia disminuyó durante el final del invierno y toda la
primavera, siendo significativamente mayor en el mes de enero que en los meses de febrero,
marzo y mayo (Figura 2). Este descenso puede deberse a que tras la primera siembra de Poa x
hybrida, en junio de 2011, se aplicó un inhibidor de crecimiento sobre las otras especies
presentes para favorecer su instalación en el terreno de juego, pero posteriormente, no se
realizó ningún control de Poa annua entre los meses de noviembre de 2011 y abril de 2012.
La mayor presencia de Poa x hybrida se observó durante el mes de julio, probablemente como
consecuencia de la resiembra realizada durante el mes de mayo de 2012 con 125 Kg de
semillas.
Poa annua es una especie que presenta una capacidad de instalación muy elevada,
desplazando la presencia de las otras especies. Para controlar esta especie se pueden adoptar
diferentes medidas de tipo cultural. Es el caso de la realización de riegos profundos y menos
frecuentes que promueven el enraizamiento del césped, pudiendo competir las especies
deseadas contra Poa annua (McCullough, 2011). Otro factor muy importante es el adecuado
manejo de la siega. Elevar la altura de siega durante los períodos de germinación de Poa
annua puede reforzar la competitividad de las especies de interés frente a Poa annua
(McCullough, 2011). Un factor que promueve la instalación de Poa annua es la compactación
del terreno de juego, ya que reduce el crecimiento de las especies deseadas impidiendo la
competencia con las poblaciones de Poa annua (McCullough, 2011). Estos métodos de
control son prácticamente incompatibles con la actividad deportiva que se lleva a cabo en el
estadio Iberostar. Es por eso que se optó por medidas de control químico, con la aplicación de
herbicidas de preemergencia, la materia activa del cual es Etofumesato 50% p/v SC.
140
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
B
B
B
AB
A
c
b
a
a
a
Figura 2. Presencia relativa de las especies en función del tiempo (muestreo), independientemente de la
intensidad de uso y de la luz que incide sobre el terreno de juego. Letras minúsculas diferentes indican
diferencias estadísticamente significativas para la especie Poa x hybrida (p<0,05) y mayúsculas para Poa
annua (p<0,05). No se observaron diferencias estadísticamente significativas para la especie Lolium
perenne.
En referencia al efecto de la intensidad del juego sobre les diferentes especies vegetales,
hay que destacar que no afecta por igual a cada una de ellas. En el caso de Poa x hybrida el
uso de las diferentes zonas del terreno de juego no afectó a su presencia (Figura 3), siendo
muy baja en ambas intensidades.
En relación a la especie Poa annua el uso de les diferentes zonas del campo afecta a su
presencia, incrementándose en las zonas de menos uso. Este hecho puede ser debido a que en
las zonas de menos uso el efecto causado por el juego es inferior que en las zonas de más uso,
lo que sugiere que esta especie es sensible al pisoteo. De hecho, Poa annua es una especie
que presenta un sistema radicular denso pero muy superficial (2-7 cm de profundidad). Esta
particularidad comporta una mayor facilidad de arrancamiento a causa de las características
del juego (número de jugadores sobre el césped, necesidad de correr, cambios constantes de
velocidad por parte de los jugadores, etc.), el calzado de los jugadores (suelas con tacos) y las
herramientas del juego (pelota), acentuándose en zonas donde hay una mayor intensidad del
juego, es decir, en zonas de más uso. Además, las hojas de Poa annua, presentan una baja
resistencia a la compresión, que está directamente relacionada con la resistencia al pisoteo
(Cirera, 2010). Por el contrario, presenta una gran capacidad de reproducción (espiga a alturas
141
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
de hasta 3 mm), incluso durante los meses más desfavorables, lo que añadido a su gran
capacidad de instalación (Semillas Fitó, 2012), hace que Poa annua, no tenga tantas
dificultades en instalarse en zonas donde el efecto del juego es inferior, zonas de menos uso,
pudiendo competir ahí en mejores condiciones frente a las otras especies.
*
*
Figura 3. Presencia relativa de las especies en el terreno de juego en función de la intensidad de uso,
independientemente del tiempo (muestreo) y de la luz. * indica diferencias estadísticamente significativas
en el efecto del uso en cada especie (T de Student, p<0,05).
Por el contrario, Lolium perenne ‘Sun’, incrementó significativamente su presencia
relativa en las zonas de más uso (Figura 3). Este hecho puede ser debido a que la especie
Lolium perenne presenta una mayor resiliencia, rigidez y resistencia a la tracción que Poa
annua (Monje, 2002), además de poseer un sistema radicular fibroso y más profundo que Poa
annua (Departamento Técnico de Zulueta, 1994) , siendo más difícil su arrancamiento por el
efecto del juego. En este sentido, hay que decir que la capa de enraizamiento del Iberostar
Estadi presenta un espesor insuficiente (6 cm de profundidad) para el buen desarrollo del
sistema radicular de las especies, por tanto, influye negativamente sobre la competencia de las
especies deseadas, que presentan una mayor capacidad de enraizamiento, frente a la presencia
de Poa annua. Por otra parte, es destacable que el espacio dejado por Poa annua en las zonas
de mayor intensidad de juego fue ocupado por Lolium perenne, lo que reveló una mayor
competitividad de esta especie que de Poa x hybrida. No obstante, es importante reseñar que
en las zonas de uso intenso se realizan resiembras manuales durante el transcurso de la
temporada deportiva, debido a que, en estas zonas hay un mayor desgaste de la cubierta
142
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
vegetal a causa del efecto del juego, con la consecuente pérdida de densidad del césped. Este
hecho podría favorecer una mayor presencia de esta especie en las zonas de más uso frente a
las otras especies.
En muchas ocasiones, la presencia de tribunas elevadas en los campos de fútbol
proporciona zonas de sombra que afectan negativamente al desarrollo del césped. En estas
zonas, las especies presentan un menor desarrollo radicular, ya que maximizan sus recursos en
la producción de hojas para incrementar la fotosíntesis en detrimento del sistema radicular,
favoreciendo así el arrancamiento a causa del efecto del juego (Merino i Ansorena, 1998). En
el Iberostar Estadi la presencia relativa de las especies no se vio influenciada por la existencia
de la tribuna cubierta (Figura 4), lo que sugiere que la presencia de la tribuna no afecta de
forma significativa al desarrollo del césped y, por tanto, no sería necesario un mantenimiento
especial en esta zona.
Figura 4. Presencia relativa de las especies en el terreno de juego en función de la luz, independientemente
del tiempo (muestreo) y de la intensidad de uso.
CONCLUSIONES
La presencia relativa de Poa x hybrida 'Thermal blue' fue muy inferior a la de Poa
annua y Lolium perenne 'Sun'. Por tanto, el uso de esta especie no parece una buena estrategia
para minimizar los problemas ocasionados por el clima mediterráneo ni para hacer frente a
Poa annua.
La presencia relativa de Poa x hybrida varió en función del tiempo, siendo mayor en
enero que durante los meses de febrero a mayo.
143
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
La intensidad de uso del campo no afectó a la especie Poa x hybrida 'Thermal blue', y
sí afectó diferencialmente a la presencia relativa de las otras dos especies: incrementa en las
zonas de más uso en el caso de Lolium perenne 'Sun' y disminuye en estas zonas en el caso de
Poa annua.
El efecto de la exposición al sol de las diferentes especies no afectó a su presencia
relativa sobre el terreno de juego.
AGRADECIMIENTOS
A Margalida Muntaner Capó por su ayuda durante la parte experimental y al Real Club
Deportivo Mallorca S.A.D. la oportunidad para utilizar sus instalaciones durante todo el
experimento.
REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS
CIRERA J. (2010) El césped y su cultivo. Guía Técnica. Barcelona, España: Semillas Fitó, S.A.U.
DEPARTAMENTO TÉCNICO DE ZULUETA CORPORACIÓN (1994) Céspedes y cubiertas vegetales.
Madrid, España: Ediciones Mundi-Prensa.
McCULLOUGH P. (2012) Control de Poa annua en césped deportivo. Revista oficial de la Asociación Española
de Greenkeepers, (40), 50-57.
MERINO D. Y ANSORENA J. (1998) Césped deportivo: construcción y mantenimiento. Madrid, España:
Ediciones Mundi-Prensa.
MONJE JIMÉNEZ R.J. (2002) Mantenimiento de campos de golf. Coedición: Junta de Andalucía. Consejería de
Agricultura y Pesca. Sevilla. Madrid, España: Ediciones Mundi-Prensa.
SEMILLAS FITÓ (2012) Áreas verdes. Césped profesional 2012-13. Barcelona, España: Semillas Fitó, S.A.U.
<http://www.scottsprofessional.com>
144
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
INTRODUCCIÓN DE GERMOPLASMA ÉLITE EN HIBRIDOS
FORRAJEROS DE MAÍZ
INTRODUCTION OF ELITE GERMPLASM IN HYBRID OF MAIZE FORAGE
L. CAMPO Y J. MORENO-GONZÁLEZ
Centro de Investigaciones Agrarias de Mabegondo (CIAM). Instituto Galego de Calidade Alimentaria (INGACAL).
Apartado 10. 15080 A Coruña (España). [email protected]
RESUMEN
En el programa de mejora de maíz del CIAM se han realizado introgresiones de germoplasma élite (GE),
procedente de las líneas puras (LP) B73 y Mo17, en cinco LP lisas y cuatro dentadas desarrolladas en el CIAM a partir de
material adaptado. Las introgresiones propuestas pretenden mejorar el híbrido élite de referencia mundial B73×Mo17. Las LP
segregantes con diferentes niveles de introgresión de GE (25, 50 y 75%), más las LP receptoras (0% GE) y las LP de
referencia Mo17 y B73 (100% GE), fueron cruzadas por dos testers heteróticos y sus cruzamientos evaluados en cuatro
ensayos que fueron repetidos en dos condiciones de cultivo. El objetivo de este trabajo fue realizar una evaluación fenotípica
de los cruzamientos, obtenidos a partir de las LP segregantes, para la producción de la biomasa total de la planta entera, la
precocidad en la floración y el encamado. Los resultados obtenidos nos han permitido seleccionar LP lisas y dentadas que en
sus cruzamientos mostraron un comportamiento superior al híbrido élite de referencia B73xMo17.
Palabras clave: B73, Mo17, líneas puras, producción, precocidad.
SUMMARY
In the maize breeding program of CIAM several introgressions of elite germplasm from inbreds B73 and Mo17,
onto five flint and four dent CIAM adapted inbreds were carried out. These introgressions intended to improve the reference
elite hybrid B73 ×Mo17. Several segregating strains with different levels of introgression (25, 50 and 75 %), in addition to
the receptors (0%) and the donors Mo17 and B73 (100%), were crossed by two heterotic testers. Their crosses were grown in
four trials repeated in two conditions of cultivation and evaluated for biomass yield of the whole plant, days to silking,
lodging resistance and plant heigth. The results allowed us to select those flint and dent inbreds whose crosses showed high
performances, which were in some cases superior to the reference elite hybrid B73xMo17.
Key words: B73, Mo17, inbreds, biomass yield, days to silking.
145
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
INTRODUCCIÓN
El cultivo del maíz forrajero ofrece actualmente dos usos relevantes, la alimentación
del ganado vacuno, especialmente vacas de leche y la producción de biomasa para la
generación de gas metano, que es ya una realidad en los países de Centro Europa, pero que
puede ser una fuente potencial de energía en el medio rural de España en el futuro. Ambos
usos comparten objetivos comunes de mejora, tales como el desarrollo de híbridos con alta
producción de biomasa.
Una estrategia de mejora genética para la obtención de híbridos de maíz es desarrollar
líneas puras (LP) de segundo ciclo a partir del cruzamiento de material adaptado por material
élite. Las LP B73, Mo17 y sus derivadas, son los parentales más comúnmente utilizados para
la producción de híbridos de maíz de ciclo FAO medio y tardío (Stojakovic et al., 2007). El
híbrido de maíz B73×Mo17 es ampliamente reconocido en el mundo entero por su alto
rendimiento, características agronómicas favorables y adaptación a diferentes ambientes
(Campo y Moreno-González, 2014). Las líneas puras lisas o semi-lisas EC18, EC49, EC214,
EC218 y EC215A contienen germoplasma del Norte de España, europeo y/o germoplasma
americano denominado “Lancaster Sure Crop” (LSC) y sus pedigrís están relacionados con el
germoplasma de la variedad local “Aranga”. Las líneas puras dentadas EC133A, EC134,
EC135 y EC136 están relacionadas con el germoplasma “Reid Yelow Dent”, pero también
incluyen germoplasma americano y europeo dentado de otro origen que ha mostrado una
buena aptitud combinatoria con el germoplasma LSC. En este trabajo se han realizado
introgresiones entre LP lisas y dentadas del CIAM y las LP élite Mo17 y B73. Las
introgresiones propuestas pretenden mejorar el híbrido B73×Mo17 para mayor precocidad,
resistencia al encamado y aprovechamiento de la biomasa sin romper el patrón heterótico. El
objetivo de este trabajo fue realizar una evaluación fenotípica de los cruzamientos obtenidos a
partir de las LP segregantes, con diferentes niveles de introgresión de germoplasma élite, para
la producción de la biomasa de la planta entera, la precocidad en la floración y el encamado.
MATERIAL Y MÉTODOS
Poblaciones segregantes
A fin de poder generar las poblaciones avanzadas de mejora se crearon dos grupos
heteróticos denominados a partir de ahora A y B. El grupo heterótico A se creó de acuerdo al
siguiente diseño. En el año 2007 se cruzaron las cinco LP lisas (EC214, EC18, EC49,
146
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
EC215A y EC218) por la donante Mo17 (F1). En el año 2008 se obtuvo la generación F2 de
los cruces. En el año 2009 las plantas más tempranas de la F2 se autofecundaron y
retrocruzaron a los dos parentales para crear tres niveles de introgresión 25, 50, y 75%, más
los 0 y 100% de las líneas originales. En los años 2010, 2011, 2012 y 2013 se derivaron
estirpes por autofecundación de las poblaciones.
De igual manera el grupo heterótico B se creó mediante cruzamiento (F1) de cuatro
líneas dentadas (EC133A, EC134, EC135 y EC136) por la donante B73, a las que se aplicó el
mismo diseño de cruces y retrocruces que al grupo A. Este sistema mantiene la heterosis de
los cruzamientos híbridos entre estirpes derivadas de ambos grupos. El número total de líneas
obtenidas en el grupo heterótico A para las 15 poblaciones lisas fue de 160. Igualmente, el
número de líneas obtenidas en el grupo heterótico B para las 12 poblaciones dentadas fue de
120.
Obtención de híbridos
En el año 2013 las 160 líneas lisas se cruzaron con dos testers heteróticos, la LP B73 y
con una línea emparentada precoz denominada B73_P. Las 120 líneas dentadas se cruzaron
también con dos testers, la LP Mo17 y una línea emparentada precoz Mo17_P. El número
total de cruzamientos (híbridos simples) obtenidos fue de 556.
Evaluación de los cruzamientos
En el año 2014 los 556 cruzamientos más los testigos comerciales (Anjou456, Eldora
y LG3303) y el híbrido experimental WAMGAL, se distribuyeron en cuatro ensayos que
fueron repetidos y se cosecharon con tres semanas de diferencia. El diseño estadístico fue un
diseño de bloques incompletos alfa-látice parcialmente repetido. Cada híbrido se encontraba
en 2 ensayos y repetido 1,5 veces en cada ensayo. El número de repeticiones por híbrido fue
de 3, por lo tanto, el número de parcelas elementales fue de 1680, 7,2 m2 por parcela
elemental.
Los caracteres evaluados fueron rendimiento de materia seca total de la planta RMS
(tMS/ha) y contenido de materia seca MS (%) en la recolección, altura de planta AP (cm),
encamado o porcentaje de plantas caídas ENC y días a floración femenina (FFEM) en la fase
vegetativa. El índice de producción (IP) fue calculado como porcentaje del RMS relativo a la
media del ensayo, y ajustado con 0,75 y -0,5 por cada 1% de diferencia de los MS y ENC de
cada cruce respecto a las medias del ensayo (Campo y Moreno-González, 2014). El
147
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
porcentaje de encamado se analizó con los valores transformados según la expresión
(ENC+0,5)1/2 para ajustarlo a una distribución normal. El análisis de varianza de los
caracteres evaluados se realizó con el procedimiento PROC MIXED de SAS dónde los
cruzamientos fueron un factor aleatorio. Las medias ajustadas de los ensayos fueron
estimadas por el método BLUE (Best Linear Unbiased Estimator).
RESULTADOS Y DISCUSIÓN
En la Tabla 1 se presentan los resultados de evaluación del cruce de las mejores LP
dentadas cruzadas por los testers Mo17 y Mo17_P. En la tabla sólo se presentan los datos de
los mejores cruzamientos evaluados, los resultados del cruzamiento élite de referencia
B73xMo17, los cruzamientos de las LP receptoras por los testers, la media de los testigos
comerciales (Anjou456, Eldora y LG3303) y el híbrido experimental WAMGAL. El
cruzamiento élite alcanzó una producción media de 23,27 tMS/ha, 0,16% de ENC y un IP de
123,1%. El cruzamiento precoz B73xMo17_P consiguió un valor más bajo de materia seca
(30,2%) pero mayor producción e IP (24,24 tMS/ha y 125,7%).
Cincuenta y cinco de los híbridos evaluados más el híbrido experimental WAMGAL,
alcanzaron índices de producción por encima de 100 y unas producciones entre 18 y 24,3
tMS/ha. La LP receptora EC133A (0% de introgresión de GE), fue la que alcanzó mayor
producción de las LP receptoras (21,68 tMS/ha), superando incluso a sus estirpes derivadas. A
pesar de ello la población segregante EC133A_B73-7-1-1 consiguió un mayor IP, 116%,
aumentando su contenido en MS (35%) y disminuyendo el encamado (-0,1%), por lo tanto,
tuvo muy buen comportamiento para la producción de biomasa. Las poblaciones
EC133A(2)_B73-1-1 y EC133A(2)_B73-3-3 con un nivel de introgresión del 25%, también
consiguieron altos IP (111,8 y 111,4% respectivamente). La LP EC133A ha sido relacionada
con cruzamientos de alto potencial para la producción de forraje (Campo et al., 2012) y
destacó entre otras líneas dentadas al nivel de introgresión del 25% de GE (Campo y MorenoGonzález, 2014).
De las estirpes derivadas de la LP receptora EC134 se consiguieron LP con una alta
aptitud combinatoria para la producción de biomasa, superando incluso al cruzamiento élite.
Las poblaciones segregantes EC134_B73(2)-5-1 y EC134_B73(2)-7-1, con un nivel de
introgresión del 75%, alcanzaron producciones de 23,93 y 23,31 tMS/ha e IP de 126,1 y
125,1% respectivamente. La población segregante EC134_B73(2)-5-1 fue ligeramente más
148
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
tardía que la población EC134_B73(2)-7-1, mientras que esta obtuvo mayor contenido de
materia seca en la cosecha (34,34% vs 32,51%).
Tabla 1: Media ajustadas de los ensayos (BLUE) de las mejores líneas puras (LP) dentadas evaluadas, cruzadas
por dos testers, (Mo17 y Mo17_P), en dos ambientes.
Líneas puras dentadas
cruzadas Mo17 y
Mo17_P
NI RMS
B7 (tMS/h
3
a)
B73 x Mo17_P
50
EC133A
0
EC133A(2)_B73-1-1
25
EC133A(2)_B73-3-3
25
EC133A_B73-7-1-1
50
Media 33 estirpes EC133A
EC134
0
EC134_B73(2)- 2-1
75
EC134_B73(2)-3-1
75
EC134_B73(2)-3-2
75
EC134_B73(2)-5-1
75
EC134_B73(2)-5-2
75
EC134_B73(2)-6-1
75
EC134_B73(2)-7-1
75
EC134_B73-2-1-1
50
EC134_B73-4-1-1
50
EC134_B73-7-1-1
50
Media 18 estirpes EC134
EC135
0
EC135(2)_B73-3-2
25
EC135_B73(2)-7-1
75
EC135_B73-8-1-1
50
Media 24 estirpes EC135
EC136
0
EC136(2)_B73-2-3
25
EC136_B73(2)-1-1
75
EC136_B73-1-1-2
50
Media 38 estirpes EC136
Media 144 cruzamientos
Media 3 híbridos testigos
B73 x Mo17
WANGAL
24,24
21,68
20,83
20,99
21,48
18,68
18,48
22,29
22,74
22,20
23,93
22,37
21,10
23,31
21,87
20,98
20,18
20,11
17,42
21,36
20,28
20,25
17,97
16,90
19,36
23,69
20,54
17,77
18,50
16,40
23,27
22,39
Error
RMS
MS
(%)
Error
MS
ENC
(%)
Error
ENC
AP
(cm)
Error
AP
FFE
M (d)
Error
FFE
M
IP
(%)
1,43
0,97
1,02
1,02
1,03
0,18
0,96
1,03
1,03
1,03
1,03
1,02
1,02
1,02
1,02
1,03
1,03
0,24
1,13
1,03
1,42
1,02
0,21
1,12
1,02
1,03
1,02
0,17
0,09
0,63
0,75
0,75
30,2
33,3
34,3
33,3
35,0
33,4
32,9
31,0
33,8
32,6
32,5
30,3
30,7
34,3
34,1
31,6
37,6
33,4
34,5
34,0
33,5
32,1
34,7
38,5
40,7
33,3
38,8
37,4
35,0
34,0
32,4
33,9
2,16
1,77
1,81
1,81
1,81
0,32
1,76
1,82
1,81
1,82
1,81
1,81
1,81
1,81
1,81
1,82
1,82
0,43
1,89
1,82
2,16
1,81
0,37
1,89
1,81
1,81
1,81
0,29
0,15
1,09
1,62
1,62
0,61
0,27
-0,05
0,79
-0,10
0,61
0,29
0,17
0,17
0,35
0,90
0,46
0,14
0,14
0,26
0,30
0,27
0,41
0,26
-0,14
1,04
0,34
0,19
-0,20
-0,07
0,08
0,14
0,31
0,39
0,30
0,16
0,05
1,24
0,83
0,88
0,88
0,88
0,15
0,82
0,88
0,88
0,88
0,88
0,88
0,88
0,88
0,88
0,89
0,88
0,21
0,97
0,88
1,24
0,88
0,18
0,96
0,88
0,88
0,88
0,14
0,07
0,55
0,63
0,63
270,8
259,6
237,4
260,1
266,0
259,8
262,6
263,1
271,7
279,1
285,0
285,3
285,5
262,9
264,2
274,3
254,0
264,5
245,5
259,9
261,7
252,4
252,7
250,6
257,1
271,7
257,1
246,2
254,6
246,1
270,0
260,5
8,05
6,06
6,34
6,33
6,37
1,11
6,05
6,37
6,37
6,37
6,34
6,34
6,33
6,34
6,33
6,37
6,38
1,49
6,74
6,37
8,08
6,31
1,31
6,72
6,33
6,34
6,34
1,04
0,53
3,84
5,22
5,25
94,65
86,93
90,11
89,21
88,71
89,64
90,34
92,24
91,40
91,66
91,97
94,07
91,49
89,88
88,68
89,86
87,84
89,85
88,81
88,79
84,80
90,01
89,02
86,98
85,81
87,56
86,33
86,60
88,57
87,30
92,16
85,15
1,56
1,13
1,20
1,19
1,20
0,21
1,13
1,20
1,20
1,20
1,20
1,20
1,19
1,20
1,19
1,20
1,20
1,19
1,28
1,20
1,57
1,19
0,25
1,28
1,19
1,19
1,20
0,20
0,10
0,73
0,95
0,95
125,7
115,4
111,8
111,4
116,0
99,3
98,0
116,6
121,4
117,4
126,1
116,2
110,1
125,1
117,1
110,2
110,9
107,5
93,5
114,5
107,6
106,7
96,6
93,7
109,0
126,1
113,9
97,4
99,5
87,6
123,1
119,8
NI: nivel de introgresión germoplasma élite (%); RMS: rendimiento de materia seca; MS: contenido de materia seca;
ENC: encamado; AP: altura de la planta; FFEM: floración femenina; IP: índice de producción.
En un estudio precedente donde se evaluaron 17 cruzamientos derivados de la LP B73,
sólo uno, con un introgresión de GE del 75%, fue superior significativamente al híbrido
B73xMo17, para la producción de maíz grano (Stojakovic et al., 2007).
149
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
Seis de las estirpes derivadas de la LP EC135 alcanzaron IP altos. Las mejores poblaciones
evaluadas fueron EC135(2)_B73-3-2 y EC135_B73(2)-7-1, ambas con producciones por
encima de las 20 tMS/ha y con unos IP de 114,5 y 107,6%. La primera destacó por su bajo
ENC y la segunda por se la más precoz de todo el ensayo.
Los cruzamientos generados de las poblaciones derivadas de la LP receptora EC136
fueron los más precoces, con un promedio de 86,6 días a FFEM y los que presentaron mayor
MS (37,4%). Esta LP fue seleccionada por su buena aptitud combinatoria para la generación
de híbridos precoces y con alto contenido en MS (Campo et al., 2012). Diecisiete de las
estirpes derivadas de la LP receptora EC136 alcanzaron altos IP destacando entre ellas las
poblaciones segregantes EC136_B73(2)-1-1 con 23,69 tMS/ha y 126,1% de IP y
EC136_B73-1-1-2 con una producción de 20,54 tMS/ha y 113,9% de IP. La primera de ellas
destacó además por su bajo encamado (0,08%) y la segunda por su alto contenido MS
(38,8%). Ambas poblaciones fueron más precoces que la media. La población
EC136(2)_B73-2-3 obtuvo el mayor MS del ensayo (40,72%), fue la segunda más precoz
(85,81 días a FFEM) y presentó bajo ENC.
En la Tabla 2 se presentan parte de los resultados de la evaluación en campo de los
cruzamientos de las LP segregantes derivadas de las LP lisas receptoras cruzadas por los dos
testers, más los tres híbridos testigos, el híbrido experimental y el híbrido élite de referencia.
De los cruzamientos evaluados 19 procedentes de la LP EC18, 10 procedentes de la LP
EC214, 12 de la LP EC215A, 17 de la LP receptora EC218 y 22 que proceden de la LP EC49,
alcanzaron IP por encima de 100. A partir de la LP EC49 se obtuvieron el mayor número de
poblaciones segregantes con alto valor forrajero, la mayoría ellas con un nivel de introgresión
de GE del 25%. Cabe destacar entre ellas las LP EC49(2)_Mo17-10-2 que alcanzó un IP de
115,3% y además fue la más precoz de todas las LP lisas con introgresión de germoplasma
evaluadas (86,47 días a FFEM), la LP EC49(2)_Mo17-8-1 con altos rendimientos e IP (22,26
tMS/ha y 115,7%) y la LP EC49_Mo17-4-1 que alcanzó el nivel más bajo de encamado de
todo el ensayo (-1,29%). Tanto la LP EC18 como EC215A al 0% de introgresión de GE,
alcanzaron altos IP, 101,1 y 108,1% respectivamente. Ambas LP ya han sido ligadas a
cruzamientos de alto rendimiento o de alto contenido en MS (Campo et al., 2012). En la
Tabla 2 se presentan cinco de las LP segregantes derivadas de la LP EC18 más relevante,
destacando entre ellas la LP EC18(2)_Mo17-3-1 que obtuvo la más alta concentración de MS
de todo el ensayo (39,2%) y la LP EC18_Mo17(2)-7-1 que alcanzó un RMS de 22,02 tMS/ha
150
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
y un IP de 118,2%. Entre las doce LP segregantes derivadas de la LP receptora EC215A
cabría destacar la LP EC215A(2)_Mo17_5-1-1 por su alta producción 22,99 tMS/ha y la LP
EC215A_Mo17_10-1-1-1 por su contenido en MS (36%).
Tabla 2: Media ajustadas de los ensayos (BLUE) de las mejores líneas puras (LP) lisas evaluadas, cruzadas por
dos testers, (B73 y B73_P), en dos ambientes.
Líneas puras lisas
cruzadas B73 y B73_P
NI RMS Error
Mo (tMS RMS
17 /ha)
Mo17
100
EC18
0
EC18(2)_Mo17-12-3
25
EC18(2)_Mo17-3-1
25
EC18_Mo17(2)-7-1
75
Media 38 estirpes EC18
EC214
0
EC214_Mo17_8-1-1-1
50
EC214_Mo17_8-1-2-1
50
Media 35 estirp EC214
EC215A
0
EC215A(2)_Mo17_1-1-1
25
EC215A(2)_Mo17_5-1-1
25
EC215A_Mo17_10-1-1-1
50
Media 27 estirpes EC215A
EC218
0
EC218(2)_Mo17-9-2
25
EC218_Mo17(2)-3-2
75
EC218_Mo17(2)-4-1
75
Media 39 estirp EC218
EC49
0
EC49(2)_Mo17-10-1
25
EC49(2)_Mo17-10-2
25
EC49(2)_Mo17-8-1
25
EC49_Mo17-4-1
50
Media 29 estirpes EC49
Media 168 cruzamientos
Media 3 hibridos testigos
B73 x Mo17
WANGAL
16,70
18,37
20,54
20,62
22,02
18,40
16,36
21,36
20,11
17,25
20,63
20,89
22,99
20,19
18,27
16,96
23,12
21,15
21,43
18,00
15,77
20,78
20,58
22,26
20,05
19,16
18,17
16,98
22,50
20,72
1,10
0,91
1,08
1,45
1,08
0,19
0,92
1,08
1,08
0,20
1,08
1,08
1,08
1,08
0,21
0,91
1,08
1,07
1,08
0,18
0,91
1,45
1,07
1,08
1,46
0,23
0,09
0,62
0,92
0,92
MS
(%)
Error
MS
ENC
(%)
Error
ENC
AP
(cm)
Error
AP
FFE
M (d)
Error
FFE
M
IP
(%)
33,1
33,9
33,4
39,2
30,7
34,1
36,9
31,9
33,7
33,8
31,9
33,1
30,7
36,0
33,4
34,1
33,5
32,6
35,5
34,5
34,5
34,1
35,9
30,6
33,6
33,5
33,9
33,8
30,5
31,2
2,59
2,49
2,59
2,85
2,59
0,43
2,49
2,59
2,59
0,45
2,59
2,59
2,59
2,59
0,50
2,49
2,59
2,59
2,59
0,42
2,49
2,86
2,59
2,59
2,85
0,50
0,20
1,50
2,49
2,49
0,61
0,27
0,48
0,55
0,28
0,85
0,14
0,75
-0,18
0,37
6,76
0,27
11,87
0,63
1,86
0,68
4,51
-0,44
6,21
1,22
0,71
-0,21
-0,27
6,33
-1,29
1,42
1,10
0,32
1,58
0,19
1,76
1,46
1,76
2,43
1,76
0,31
1,46
1,76
1,76
0,33
1,76
1,76
1,76
1,76
0,34
1,46
1,76
1,75
1,76
0,29
1,46
2,44
1,76
1,76
2,44
0,38
1,01
1,01
1,46
1,46
248,9 9,42 90,10
274,5 8,96 88,81
259,9 9,41 87,04
271,4 10,58 87,85
272,8 9,42 91,52
262,8 1,56 89,47
252,3 8,98 87,05
285,4 9,41 89,54
282,5 9,41 88,83
256,4 1,64 88,53
287,9 9,41 92,91
280,1 9,42 91,01
276,2 9,42 94,08
269,4 9,41 88,66
268,5 1,82 90,70
257,3 8,95 89,36
283,2 9,41 91,57
252,6 9,39 89,64
259,8 9,41 87,89
258,0 1,53 89,99
239,3 8,96 85,21
270,3 10,62 89,57
276,1 9,41 86,47
285,6 9,42 91,27
261,9 10,61 88,73
264,9 1,84 89,29
261,6 5,43 89,57
248,4 5,43 87,58
282,2 8,97 94,37
278,6 8,97 86,57
2,41
2,33
2,40
2,60
2,40
0,40
2,33
2,40
2,40
0,42
2,40
2,40
2,40
2,40
0,46
2,32
2,40
2,40
2,40
0,39
2,33
2,61
2,40
2,40
2,61
0,46
1,39
1,39
2,33
2,33
91,1
101,1
112,5
117,8
118,2
101,1
92,1
115,5
110,8
94,8
108,1
114,2
116,2
112,6
99,2
93,3
124,2
115,6
115,8
99,0
86,9
114,8
115,3
115,7
111,0
104,4
99,5
93,2
119,8
111,8
NI: nivel de introgresión germoplasma élite (%); RMS: rendimiento de materia seca; MS: contenido de materia seca;
ENC: encamado; AP: altura de la planta; FFEM: floración femenina; IP: índice de producción.
151
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
Por último entre la LP segregantes derivadas de la LP EC218 la más importante fue la
LP EC218(2)_Mo17-9-2, con introgresión de GE del 25%, que alcanzó una producción e IP
por encima del conseguido en el híbrido élite de referencia (23,12 tMS/ha y 124,2%
respectivamente). Stojakovic et al. (2007) encontraron que tres de los 19 cruzamientos
topcross de las LP derivadas de Mo17, alcanzaron producciones de grano significativamente
diferentes del híbrido B73xMo17. También cabria destacar las LPs EC218_Mo17(2)-3-2 y
EC218_Mo17(2)-4-1, la primera de ellas por su bajo encamado (-0,44%) y la segunda por su
alta concentración de MS (35,5%).
CONCLUSIONES
Para las poblaciones segregantes de las LP dentadas, podemos decir que la mitad de
los cruzamientos generados a partir de las poblaciones segregantes son interesantes a la hora
de generar híbridos de maíz forrajero adaptados a las condiciones ambientales de la Cornisa
Cantábrica y que tres de los cruzamientos generados a partir de las poblaciones segregantes
fueron superiores al híbrido élite B73xMo17. Con respecto a las LP segregantes obtenidos a
partir de las LP lisas, varios cruzamientos han destacado por altos IP y otros caracteres
ligados al rendimiento. La LP EC218(2)_Mo17-9-2 fue la única LP segregante de este grupo
que superó en valor forrajero al cruzamiento de referencia. Como consecuencia de los
resultados de estos ensayos y de la selección realizada en campo en las generaciones S5 y
F2S6 de las poblaciones segregantes, se han seleccionado 35 LP dentadas y 61 LP lisas que se
han incorporado al Banco de Germoplasma de maíces del CIAM para crear híbridos de maíz
precoces y de alto valor forrajero.
AGRADECIMIENTOS
Proyecto RTA2012-00100-00 del INIA del Ministerio de Economía y Competitividad.
REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS
CAMPO L. Y MORENO-GONZÁLEZ J. (2014) Introgresión de germoplasma élite para la mejora de híbridos
de maíz forrajero. Acta Hort, 69, 67-68.
CAMPO L., MONTEAGUDO A.B. Y MORENO-GONZÁLEZ J. (2012) Aptitud combinatoria entre líneas puras
de maíz para alto rendimiento forrajero. Acta Hort 62, 43-45
STOJAKOVIC M., IVANOVIC M., JOCKOVIC D. Y VASIC N. (2007) Characteristics of reselected Mo17 and
B73 Inbred lines of maize. Maydica, 52 (3), 257-260.
152
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
SELECCIÓN FENOTÍPICA Y MOLECULAR PARA OBTENER HÍBRIDOS
DE MAÍZ DE ALTO RENDIMIENTO FORRAJERO
SELECTION FENOTÍPICA AND MOLECULAR TO OBTAIN HYBRIDS OF MAIZE OF HIGH PERFORMANCE
FORAGE
L. CAMPO RAMÍREZ Y J. MORENO-GONZÁLEZ
Centro de Investigaciones Agrarias de Mabegondo (CIAM). Instituto Galego de Calidade Alimentaria (INGACAL).
Apartado 10. 15080 A Coruña (España). [email protected]
RESUMEN
Veinticinco entradas de maíz forrajero que incluían 16 variedades sintéticas y seis introgresiones de material elite
cruzadas por “tésters”, además de dos híbridos comerciales y uno experimental, fueron evaluados para rendimiento (RMS),
contenido en materia seca (CMS), floración femenina y masculina (FFEM y FMAS), encamado (ENC) e índice de
producción (IP). Los 16 sintéticos se formaron con estirpes seleccionadas para tamaño de mazorca (TM), prolificidad (PRO),
número de filas de mazorca (NFM) y aptitud combinatoria general (ACG) en las generaciones S4 o S5, además de selección
fenotípica (FEN), molecular (MOL) y asistida (MAS) basada en “testcrosses” de plantas en la generación F2 (S0). Las
introgresiones fueron realizadas por retrocruzamiento. El objetivo fue comparar la eficiencia de los diferentes tipos de
selección. Se encontraron diferencias significativas en RMS de los sintéticos para las selecciones TM, PRO y ACG. Las
selecciones FEN y MOL no aumentaron el RMS, sin embargo la selección MAS a alta intensidad de selección aumentó el IP
y el CMS. La selección basada en “tescrosses” de estirpes S4 o S5 fue más efectiva que la basada en plantas F2. Las
introgresiones con el 25 o 50% de material élite se comportaron mejor que con el 75%.
Palabras clave: variedades sintéticas, material élite, materia seca, índice de producción.
SUMMARY
Twenty-five entries of forage maize that included 16 synthetic varieties and six introgressions of elite material
crossed to testers, besides two commercial hybrids and one experimental hybrid were evaluated for yield (RMS), dry matter
content (CMS), days to silking and anthesis (FFEM and FMAS), plant lodging (ENC) and production index (IP). The sixteen
synthetics were formed with strains selected for ear size (TM), prolificacy (PRO), kernel row number (NFM), general
combining ability (AGC) in the S4 or S5 generation, besides of phenotypic (FEN), molecular (MOL) and MAS selections
based on testcrosses of F2 (S0) plants. Introgressions were carried by backcrossing. The objective was to compare the
efficiency of the different types of selections. Significant differences in RMS of synthetics were found for selections TM,
PRO and AGC. Selections FEN and MOL did not increase the RMS, however MAS increased IP and CMS at high selection
intensity. The selection based on testcrosses S4 and S5 strains was more effective than that based on F2 (S0) plants.
Introgressions with 25 or 50% of elite material performed better than with 75%.
Key words: synthetic varieties, material elite, dry matter, index of production.
153
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
INTRODUCCIÓN
A lo largo de los años la selección convencional ha sido el método aplicado en los
programas de mejora de maíz. Este método utiliza la expresión fenotípica como fuente de
información de la variabilidad existente, como objetivo y como criterio de selección. Con el
desarrollo de la selección asistida por marcadores moleculares se hace posible utilizar tanto la
variabilidad fenotípica como la genotípica como fuente de información de la variabilidad
existente, mediante la identificación de marcadores moleculares asociados a loci que
codifican tanto para características cualitativas como para características cuantitativas (QTL).
El objetivo de este trabajo fue comparar la eficiencia de la selección fenotípica y
molecular, más otras selecciones relacionadas con caracteres de mazorca asociados al
rendimiento, a fin de incrementar el RMS en el material seleccionado para alto rendimiento
forrajero. Así como evaluar el nivel de introgresión de germoplasma élite que sería más
apropiado incluir en el germoplasma adaptado.
MATERIAL Y MÉTODOS
En el año 2013 se realizó un ensayo con 25 entradas de germoplasma de maíz
conformado por 18 “testcrosses” (dieciséis sintéticos y dos introgresiones cruzadas por el
téster EC214), cuatro introgresiones cruzadas por el téster EC18, dos híbridos comerciales y
un híbrido experimental cuya descripción se presenta en la Tabla 1.
Se derivaron 310 estirpes autofecundadas procedentes de la población F2 del cruce
EC136 × EC151 que se seleccionaron en diferentes generaciones, F2 (S0), S4 o S5 por
diversos métodos para formar 16 sintéticos (Sin1 a Sin16). Los tipos de selección fueron
basados en: (1) cruzamientos de las plantas F2 (S0) por el ”téster” EC214 para selección
fenotípica (FEN), selección molecular (MOL) y selección conjunta fenotípica y molecular
(MAS), y todas ellas para alto y bajo rendimiento; (2) tamaño de mazorca (TM) grande y
pequeña en estirpes S5; (3) prolificidad (PRO), más de una mazorca por planta en estirpes S4
y S5; (4) número de filas de la mazorca (NFM), 16 o más, en estirpes S5; y (5) aptitud
combinatoria general (ACG) para alto y bajo rendimiento en las estirpes S4. Al tiempo y por
el método de retrocruzamiento se introgresó material élite procedente de la línea B73 al 25, 50
y 75 % en las líneas puras (LP) adaptadas EC133A, EC135 y EC136.
154
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
Tabla1. Descripción del material vegetal utilizado en el ensayo de evaluación.
Tratamien
to
Denominación/ pedigrí
tester
TIPO DE SELECCIÓN PARA FORMAR LOS SINTÉTICOS (†)
(Selección sobre 310 estirpes derivadas del cruce EC136 × EC151)
Sint1
Sint-Big-ear16
EC214 Sintético de 16 estirpes S5 seleccionadas para mazorcas grandes
Sint2
Sint-High-row number14
Sintético de 14 estirpes S5 seleccionadas para mazorcas con alto número
EC214 de filas, 16 o más filas
Sint3
Sint-Little-ear16
EC214 Sintético de16 estirpes S5 seleccionadas para mazorcas pequeñas.
Sint4
Sint-Prolifico-4
Sintético de 4 estirpes S5 seleccionadas para prolificidad, con más de una
EC214 mazorca por planta
Sint5
Sint-Phenot-High-5
Sintético de 5 estirpes seleccionadas fenotípicamente en base a
EC214 cruzamientos de plantas F2 (S0) por un tester para alto rendimiento
Sint6
Sint-Phenot-High-15
Sintético de 15 estirpes seleccionadas fenotípicamente en base a
EC214 cruzamientos de plantas F2 (S0) por EC214 para alto rendimiento
Sint7
Sint-Molec-High-5
Sintético de 5 estirpes seleccionadas por marcadores moleculares en base a
EC214 cruzamientos de plantas F2 (S0) por EC214 para alto rendimto.
Sint8
Sint-MAS(phen+Molec)High5
Sintético de 5 estirpes seleccionadas por MAS fenotípica y molecular en
EC214 base a cruzamientos de plantas F2( S0) por EC214 para alto rendimiento
Sint9
Sint-MAS(phen+Molec)High15
Sintético de 15 estirpes seleccionadas por MAS fenotípica y molecular en
EC214 base a cruzamientos de plantas F2 (S0) por EC214 para alto rendimiento
Sint10
Sint-Phenot-Low15
Sintético de 15 estirpes seleccionadas fenotípicamente en base a
EC214 cruzamientos de plantas F2 (S0) por EC214 para bajo rendimiento
Sint11
Sint-Phenot-Low-5
Sintético de 5 estirpes seleccionadas fenotípicamente en base a
EC214 cruzamientos de plantas F2 (S0) por EC214 para bajo rendimiento
Sint12
Sint-Molec-Low-5
Sintético de 5 estirpes seleccionadas por marcadores moleculares en base a
EC214 cruzamientos de plantas F2 (por EC214 para bajo rendimiento
Sint13
Sint-MAS(phen+Molec)Low5
Sintético de 5 estirpes seleccionadas por MAS fenotípica y molecular en
EC214 base a cruzamientos de plantas F2 (S0) por EC214 para bajo rendimiento
Sint14
Sint-MAS(phen+Molec)Low15
Sintético de 15 estirpes seleccionadas por MAS fenotípica y molecular en
EC214 base a cruzamientos de plantas F2 (S0) por EC214 para bajo rendimiento
Sint15
Sint-ACG-High12
Sintético de 12 estirpes S4 seleccionadas para aptitud combinatoria para
EC214 alto rendimiento
Sint16
Sint-ACG-Low12
Sintético de 12 estirpes S4 seleccionadas para aptitud combinatoria para
EC214 bajo rendimiento
Intr1-50
(EC133AxB73)S3
EC18
Introgresión con germoplasma élite al 50 %
Intr2-50
(EC134xB73)S3
EC18
Introgresión con germoplasma élite al 50 %
intr3-50
(EC135xB73)S3
EC18
Introgresión con germoplasma élite al 50 %
intr4-75
[(EC133AxB73)x B73]S2
EC18
Introgresión con germoplasma élite al 75 %
intr5-75
[(EC136xB73)xB73]S2
EC214 Introgresión con germoplasma élite al 75 %
intr6-25
[(EC135xB73)xEC135]S2
EC214 Introgresión con germoplasma élite al 25 %
Testigo1
EC215AXB73
Híbrido experimental 1
Testigo2
NKTHERMO
Híbrido Comercial 2
Testigo3
LG3303
Híbrido Comercial 3
(†) La selección MAS significa selección asistida conjunta de marcadores moleculares y valores fenotípicos.
155
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
En el año 2011 se formaron los sintéticos con estirpes S6 y se terminó el proceso de
introgresión. En el 2012 se cruzaron los sintéticos por el téster EC214, y las introgresiones
por EC214 o EC18. En el 2013 se realizó el ensayo de evaluación. El diseño experimental fue
un Látice balanceado 5x5 con tres repeticiones. Los datos tomados en diferentes fases del
desarrollo y en la recolección fueron: floración femenina y masculina (FFEM y FMAS),
número de plantas por parcela (Npl), porcentaje de plantas caídas o encamado (ENC), contenido
de materia seca (MS) y la producción de materia seca (RMS). El índice de producción de cada
cruce (IP) fue calculado como porcentaje del RMS relativo a la media del ensayo, y ajustado
con +0,75 y -0,5 por cada 1% de diferencia de los CMS y ENC de cada cruce respecto a la
media del ensayo (Campo y Moreno-González, 2014).
Se realizó un análisis estadístico mediante el paquete estadístico SAS. El análisis de
varianza del porcentaje de encamado (ENC) se analizó con los valores transformados según la
expresión (ENC+0,5)1/2 para ajustarlo a una distribución normal. El análisis de los datos se
realizó mediante el PROC GLM, en el que los híbridos fueron el factor fijo mientras que las
repeticiones y los bloques dentro de repeticiones fueron los factores aleatorios. Se estimaron
las medias por mínimos cuadrados (LSM). Para incrementar la precisión del análisis las
medias de producción de cada ensayo se ajustaron a la variable concomitante número de
plantas.
RESULTADOS Y DISCUSIÓN
Las medias de mínimos cuadrados de las entradas evaluadas se presentan en la Tabla
2. La producción media del ensayo fue 14,13 tMS/ha, el CMS de 32,2%, el encamado 6% y la
precocidad 96,7 y 95,7 días a FFEM y FMAS, respectivamente. Seis sintéticos (Sint4, Sint1,
Sint14, Sint10, Sint15 y Sint8), las cuatro introgresiones cruzadas por el téster EC18 (intr150, intr2-50, intr3-50 y intr4-75), una introgresión cruzada por el téster EC214 (intr6-25) y el
híbrido experimental EC215AxB73 alcanzaron índices de producción (IP) superiores a 100.
El IP más alto fue para la introgresión de germoplasma élite al 50 %, intr1-50 (121,3%),
seguido del híbrido experimental EC215AxB73 (119,2%) que presentó un alto rendimiento,
pero también alto encamado y floración tardía lo que está asociado a un bajo CMS. La LP
dentada EC133A ha sido relacionada con cruzamientos de alto potencial para la producción
de forraje (Campo et al., 2012, Campo y Moreno-González, 2014) y ha destacado por su alto
potencial para conseguir cruzamientos con buena digestibilidad y alto contenido en
156
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
carbohidratos solubles en agua (Campo y Moreno-González, 2013). La LP lisa EC18 está
emparentada con una variedad local denominada “Aranga” y ha sido seleccionada como línea
de buen rendimiento forrajero, alto CMS, alto contenido de clorofila, y eficiencia del sistema
de fotosíntesis II (Campo et al., 2012; Campo y Moreno-González, 2014; Rincent et al.,
2014). La introgresión Intr5-75 cruzada por EC214 presentó un RMS muy bajo, aunque fue
precoz para FFEM y FMAS y presentó el mayor contenido de CMS. En general la precocidad
en la floración está relacionada con rendimientos bajos y mayor CMS en la recolección.
En la Tabla 3 se comparan los resultados de FFEM, FMAS, RMS, CMS, ENC e IP de
los sintéticos formados con estirpes S4 y S5 derivadas de la generación F2 de EC151 x EC136
cruzadas por el téster EC214, después de aplicar diferentes tipos de selección, así como las
medias de introgresiones de germoplasma élite cruzadas por las líneas EC214 o EC18. Las
diferencias de los sintéticos en RMS fueron significativas cuando la selección se realizó para
tamaño de mazorca (TM), prolificidad (PRO) y Aptitud Combinatoria General (ACG).
El RMS del Sint1 seleccionado para mazorca grande fue superior, 15,26 tMS/ha, al del
Sint3 con mazorca pequeña 12,08 tMS/ha. Igualmente el RMS del Sint4 seleccionado para
prolíficidad fue superior, 16,52 tMS/ha, a la media de los 15 sintéticos no prolíficos 13,42
tMS/ha. El efecto de la prolificidad de dos mazorcas en híbridos de maíz está ampliamente
estudiada, produciendo rendimientos más estables (Brathwaite y Brathwaite, 2002). En la
ACG, el Sint15 seleccionado para alta ACG rindió más, 14,76 tMS/ha, que el Sint16 con baja
ACG, 11,43 tMS/ha. Las diferencias en RMS de los tres tipos de selección (TM, PRO y
ACG) se reflejan también en los respectivos índice de producción que son superiores a 100
para los sintéticos Sint1,Sint4 y Sint15, con valores 111,4%, 117,8% y 104%
respectivamente.
En lo que respecta a la selección fenotípica (FEN) y la conjunta fenotípica y molecular
(MAS) basada en “testcrosses” de plantas F2, no hubo diferencia significativa para RMS,
CMS, ENC e IP entre las medias de los dos sintéticos formados con 5 y 15 estirpes para alto y
bajo rendimiento (medias no mostradas). Sin embargo cuando se comparan los sintéticos
formados con una intensidad de selección alta (1,7%) mediante recombinación de la 5 estirpes
mejores y peores, si se encontraron diferencias significativas entre los sintéticos de alto y bajo
rendimiento en la selección FEN para CMS, y en la selección MAS para CMS e IP (Tabla 3).
157
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
Tabla 2. Medias de cuadrados mínimos (LSM) de un ensayo de 25 entradas que incluyen 18 "testcrosses"
(16 sintéticos y 2 introgresiones cruzadas por el tester EC214), 4 introgresiones cruzadas por el tester EC18,
2 híbridos testigos comerciales y 1 híbrido testigo experimental ordenadas por IP.
LS Means †
Tratamt.
intr1-50
Denominación/pedigrí
(EC133AxB73)S3
Testigo1
Sin4
intr6-25
Sint1
Sint14
intr3-50
intr2-50
Sint10
intr4-75
Sint15
Sint8
Testigo2
Testigo3
Sint6
Sint5
Sint12
Sint9
Sint2
Sint7
Sint3
Sint13
Sint11
Sint16
intr5-75
EC215AXB73
Sint-Prolifico-4
[(EC135xB73)xEC135]S2
Sint-Big_ear16
Sint-MAS(phen+Molec)-Low15
(EC135xB73)S3
(EC134xB73)S3
Sint-Phenot-Low15
[(EC133AxB73)x B73]S2
Sint-ACG-High12
Sint-MAS(phen+Molec)-High5
NKTHERMO
LG3303
Sint-Phenot-High-15
Sint-Phenot-High-5
Sint-Molec-Low-5
Sint-MAS(phen+Molec)-High15
Sint-High_row number14
Sint-Molec-High-5
Sint-Little_ear16
Sint-MAS(phen+Molec)-Low5
Sint-Phenot-Low-5
Sint-ACG-Low12
[(EC136xB73)xB73]S2
LSD (0,05)
Medias
Tester
EC18
EC214
EC214
EC214
EC214
EC18
EC18
EC214
EC18
EC214
EC214
EC214
EC214
EC214
EC214
EC214
EC214
EC214
EC214
EC214
EC214
EC214
FFEM
(dias)
100,57
FMAS
(días)
99,63
100,17
97,1
96.80
94,6
96,53
96,93
98,9
96,87
99,53
95,63
96,3
95,97
94,1
96,37
95
97,8
96,1
97,57
95,8
95,27
94,93
94,77
93,77
95,2
0,93
96,491
104,6
96,37
95,53
93,9
95,43
95,8
97,8
95,23
98,93
95,4
94,97
97,7
96,13
95,07
94,1
95,63
95,6
95,13
94,73
93,33
93,13
93,5
92,83
92,87
0,65
95,73
RMS
(tMS/ha)
17,36
18,78
16,52
16,76
15,26
15,43
15,05
14,98
14,91
15,43
14,76
14,07
13,58
13,17
13,87
13,69
13,30
13,55
12,66
12,71
12,08
11,95
11,65
11,43
10,40
2,57
14,133
CMS
(%)
31,46
ENC
(%)
7,72
IP
(%)
121,26
28,49
33,43
31,10
32,41
30,28
31,73
31,20
32,06
31,78
30,71
33,42
36,88
33,68
32,82
32,73
32,09
32,41
32,00
33,89
32,49
31,39
30,50
30,76
35,48
1,72
32,208
21,37
6,60
7,39
0,31
6,07
4,36
3,64
5,50
14,57
4,95
0,73
3,38
-1,36
8,66
7,15
0,88
6,22
2,31
9,06
8,08
4,54
7,86
9,17
1,64
8,57
6,032
119,17
117,82
116,95
111,42
107,78
107,20
106,65
105,80
104,35
103,95
103,24
100,89
97,76
97,42
96,82
96,58
96,05
91,22
89,81
84,88
84,83
80,74
78,86
77,10
18,04
99,942
† FFEM, FMAS, RMS, CMS, ENC e IP se refieren a fecha de floración femenina y masculina, rendimiento de materia seca, contenido de
materia seca, encamado e índice de producción, respectivamente. El IP se refiere al porcentaje sobre la media de RMS del ensayo ajustado
según criterio que favorece el CMS y desfavorece el ENC.
La selección MOL no fue suficiente por sí misma para conseguir altos rendimientos ya
que las diferencias entre los sintéticos Sint7 y Sint12 no mostraron diferencias significativas
(12,71 y 13,3 tMS/ha respectivamente). Samayoa et al. (2014) confirmaron que la selección
masal es una buena alternativa a la FEN cuando se pretende mejorar el comportamiento del
maíz frente al ataque de taladro (Sesamia nonagroides Lef.) ya que permite mejorar el
rendimiento grano y la resistencia al taladro no difería de la obtenida en la FEN. Lo mismo
ocurrió con la selección por número de filas de grano en la mazorca (NFM), la selección por
sí sola no fue suficiente para conseguir altos rendimientos en el sintético Sint2 (12,66 tMS/ha)
158
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
frente a la media de los 15 sintéticos Sint1, Sint3 a Sint16 (13,68 tMS/ha). Sin embargo un
número alto de filas de la mazorca de maíz ha sido considerado como un carácter que tiene
potencial para elevar el rendimiento (Bommert et al., 2013).
Tabla 3. Comparación de sintéticos formados con estirpes S6 derivadas de la generación F2 de EC151 x
EC136 después de aplicar diferentes tipos de selección, todos ellos cruzados por la LP EC214, e
introgresiones de germoplasma élite cruzadas por EC214 o EC18.
Tipo
selección
Sintéticos x EC214
Tamaño
Mazorca
Prolificidad
ACG
Fenotípica
Núm. filas
mazorca
FMAS
† (d)
RMS †
(tMS/ha)
CMS †
(%)
ENC
*†
(%)
IP †
(%)
Sintetico con Mazorca grande: Sint1
94,6 a* 93,90 a
15,26 a
32,41 a
0,31
111,42 a
Sintetico con Mazorca pequeña: Sint3
95,27 a 93,33 a
12,08 b
32,49 a
8,08
84,88 b
Sintético prolífico: Sint4
97,1 a
96,37 a
16,52 a
33,43 a
6,6
117,82 a
Media 15 sintéticos no-prolificos:
95,82 b 94,53 b
13,42 b
32,05 a
5,52
95,91 b
Sintetico para ACG con alto rendimiento: Sint15
95,82 a 94,53 a
14,76 a
30,71 a
4,95
103,95 a
Sintetico para ACG con bajo rendimiento: Sint16
93,77 b 92,83 b
11,43 b
30,76 a
9,17
78,86 b
Sintetico de 5 estirpes basado en "testcrosses" de
plantas F2 para alto rendimiento: Sint5
95,00 a
94,1 a
13,69 a
32,73 a
7,15
96,82 a
Sintetico de 5 estirpes basado en "testcrosses" de
plantas F2 para bajo rendimiento: Sint11
93,77 b 92,83 b
11,65 a
30,50 b
7,86
80,73 a
96,3 a
94,97 a
14,07 a
33,42 a
0,73
103,24 a
94,93 b 93,13 b
11,95 a
31,39 b
4,54
84,83 b
Sintetico de 5 estirpes basado en "testcrosses" de
plantas F2 para alto rendimiento: Sint7
95,8 a
94,73 a
12,71 a
33,89 a
9,06
89,81 a
Sintetico de 5 estirpes basado en "testcrosses" de
plantas F2 para bajo rendimiento: Sint12
97,8 b
95,63 b
13,30 a
32,09 b
0,88
96,57 a
Sintético para alto número de filas: Sint2
97,57 a 95,13 a
12,66 a
32,00 a
2,31
91,22 a
95,79 b 94,61 a
13,68 a
32,09 a
5,72
97,07 a
Sintetico de 5 estirpes basado en “testcrosses” de
Fenotípica
plantas F2 para alto rendimiento Sint8
+ molecular
Sintetico de 5 estirpes basado en “testcrosses” de
(MAS)
plantas F2 para bajo rendimiento Sint13
Molecular
FFEM
† (d)
Media de 15 sintetícos con núm. normal de filas
25, 50% germolasma élite; media Intr1-Intr3 y
Introgresión Intr6
75 % germoplasma élite; media Intr4 y Intr5
98,8 a
97,19 a
16,04 a 31,38 a
5,78
113,02 a
97,37 b
95,9 b
12,92 b 33,63 b
8,11
90,73 b
* Medias seguidas de la misma letra dentro de cada tipo de selección no son estadísticamente significativas entre sí al 5 %. No existen
diferencias significativas entre los sintéticos comparados para encamado (ENC). † FFEM, FMAS, RMS, CMS e IP se refieren a fechas de
floración femenina y masculina, rendimiento, contenido de materia seca e índice de producción.
Las media de RMS de cuatro introgresiones con niveles de germoplasma élite del 25 y
50%, Intr6-25, Intr1-50, Intr2-50 e Intr3-50 con 16,04 tMS/ha fue significativamente superior
a la media de dos introgresiones con nivel del 75 %, Intr4-75 e Intr-5-75 con 12,92 tMS/ha.
Esto corrobora los resultados encontrados por Campo y Moreno-González (2014).
159
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
CONCLUSIONES
La selección para aumentar el rendimiento fue más efectiva cuando se realizó sobre
“testcrosses” de estirpes S4 o S5 que cuando se llevó a cabo sobre “tescrosses” de plantas F2,
debido, tal vez, a que hubo selección fenotípica adicional de plantas dentro de cada estirpe en
las generaciones avanzadas. Las introgresiones de germoplasma élite al nivel 25 y 50 %
fueron más efectivas que al 75%.
AGRADECIMIENTOS
En parte, a la financiación del proyecto RTA2012-00100-00 del INIA.
REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS
BOMMERT P., NAGASAWA N.S. Y JACKSON D. (2013) Quantitative variation in maize kernel row number
is controlled by the FASCIATED EAR2 locus. Nat Genet 45 (3), 334-337.
BRATHWAITE O. Y BRATHWAITE R.A.I. (2002) Multiple effects on yield of maize varieties under tropical
wet and dry season conditions. Maydica 47, 115-120.
CAMPO L. Y MORENO-GONZÁLEZ J. (2013) Estimación de los efectos génicos en líneas puras e híbridos de
maíz forrajero de alto valor nutritivo. En: Olea L. et al. (Eds) Los pastos: nuevos retos, nuevas
oportunidades, pp 275-282. Badajoz, España. SEEP.
CAMPO L. Y MORENO-GONZÁLEZ J. (2014) Introgresión de germoplasma élite para la mejora de híbridos
de maíz forrajero. Acta Hort, 69, 67-68.
CAMPO L., MONTEAGUDO A.B. Y MORENO-GONZÁLEZ J. (2012) Aptitud combinatoria entre líneas puras
de maíz para alto rendimiento forrajero. Acta Hort, 62, 43-45.
RINCENT R., NICOLAS S., BOUCHET S., ALTMANN T., BRUNEL D., REVILLA P., MALVAR R.A.,
MORENO-GONZALEZ J., CAMPO L., MELCHINGER A.E., CHIPPRACK W.S, BAUER E.,
SCHÖN C-CH., MEYER N., OUZUNOVA M., DUBREUIL P., GIAUFFRET C., MADUR D.,
COMBES V., DUMAS F., BAULAND C., JAMIN P., LABORDE J., FLAMENT P., MOREAU L. Y
CHARCOSSET A. (2014) Dent and Flint maize diversity panels reveal important genetic potential for
increasing biomass production. Theor Appl Genet, 127 (11), 2313-2331 [doi: 10.1007/s00122-0142379-7].
SAMAYOA L.F., BUTRÓN A. Y MALVAR R.A. (2014) Selección asistida por marcadores y fenotípica para
mejorar el rendimiento y resistencia de maíz. Acta Hort, 69, 71-72.
160
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
PREDICCIÓN DE LA CALIDAD FERMENTATIVA DE ENSILADOS DE
HIERBA MEDIANTE NIRS SOBRE MUESTRAS SECAS Y MOLIDAS
PREDICTION OF FERMENTATIVE QUALITY OF GRASS SILAGE BY NIRS
S. PEREIRA-CRESPO1, B. FERNÁNDEZ-LORENZO2, C. RESCH2, J. VALLADARES-ALONSO2, L.
GONZÁLEZ2, T. DAGNAC2, A. BOTANA2 Y G. FLORES-CALVETE2
1
Laboratorio Interprofesional Galego de Análise do Leite (LIGAL) de Mabegondo. 15318 Abegondo. A Coruña (España).
[email protected] 2Instituto Galego de Calidade Alimentaria. Centro de Investigacións Agrarias de Mabegondo
(INGACAL-CIAM). Apdo. 10. 15080 A Coruña (España).
RESUMEN
En el presente trabajo se evalúa la capacidad de predicción de las ecuaciones de calibración desarrolladas mediante
NIRS (Espectroscopía de reflectancia en el infrarrojo cercano) sobre muestras secas y molidas, para estimar la calidad fermentativa
de ensilados de hierba. De un total de 1100 muestras procedentes de explotaciones comerciales de Galicia y de ensayos de
investigación realizados en el CIAM (Centro de Investigacións Agrarias de Mabegondo), cuyo espectro NIRS se registró sobre
muestras secas en estufa y molidas, fueron seleccionadas 240 muestras que fueron analizadas por métodos de referencia. Se
determinó el pH, ácido láctico, ácido butírico, ácido acético, ácido propiónico, nitrógeno amoniacal y nitrógeno soluble. Las
calibraciones fueron desarrolladas utilizando regresión mínima cuadrática modificada, realizando la regresión entre los datos
espectrales y los de referencia. La capacidad predictiva de las ecuaciones obtenidas osciló entre excelente y buena, mostrando
coeficientes de determinación (R2) iguales o superiores a 0,80 y valores del índice RER (relación entre el rango de los datos de
referencia y el error estándar de calibración validación cruzada) superiores a 8 para todos los parámetros estudiados. Por lo tanto,
las ecuaciones de calibración obtenidas pueden utilizarse para predecir cuantitativamente la calidad fermentativa de ensilados en
análisis de rutina.
Palabras clave: forrajes, pH, productos de fermentación, espectroscopía de reflectancia en el infrarrojo cercano.
SUMMARY
In the present work it is studied the predictive ability of NIRS (Near infrared reflectance spectroscopy) for the estimation
of fermentation parameters of herbage silages when sample spectra is read on oven-dried and ground material. From a collection of
1100 samples of herbage silages obtained from feeding experiments performed at the CIAM and from commercial dairy farms of
Galicia (NW Spain) 240 samples were selected, based on NIRS spectra, and analyzed by reference laboratory methods for pH and
dry matter content of lactic, acetic, propionic and butyric acids, ammonia-N and soluble-N. NIRS calibrations were developed by
modified least-square regression between reference and spectra values. The predictive ability of calibrations ranged from excellent
to good, according with observed calibration determination coefficient (R2) equal to or higher than 0,80 and the relationship
between the range of a given parameter in the calibration set and the standard error of cross validation for such parameter (RER
index) which value was higher than 8,0 for all the parameters studied. It is concluded that the NIRS calibration equations obtained
on dry-and-ground samples can be satisfactorily used in routine analysis for the prediction of fermentative quality of herbage
silages.
Key words: forages, pH, fermentation products, near infrared reflectance spectroscopy.
161
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
INTRODUCCIÓN
Resultados de un reciente estudio sobre la estructura de las explotaciones lecheras
gallegas muestra que, de media, el forraje representa el 61% de la materia seca (MS) de la
ración ofrecida en pesebre, de la cual aproximadamente la mitad corresponde a ensilado de
hierba, una tercera parte a ensilado de maíz y el resto a forrajes secos (Pereira-Crespo et al.,
2014). Según los datos de este trabajo, las explotaciones gallegas consumen un total de 688 x
106 kg de MS de ensilado anualmente, con un valor estimado de aproximadamente 140
millones de euros.
Es bien conocido que el valor nutricional del ensilado está condicionado
fundamentalmente, además de por las características intrínsecas del forraje en el momento del
corte, por la calidad de fermentación desarrollada durante el almacenamiento en el silo
(Demarquilly, 1973) siendo aquella sumamente variable dependiendo de la ensilabilidad del
forraje y del tratamiento post-cosecha (McDonald, 1979), y afectando particularmente al valor
nitrogenado y la ingestibilidad voluntaria del ensilado (Woolford, 1984). Es evidente, por
tanto, que la caracterización de la calidad fermentativa de los ensilados de hierba disponibles
en la explotación, de manera precisa, rápida y fiable, es un requerimiento clave para la
rentabilidad económica de las explotaciones lecheras gallegas.
La tecnología NIRS (Espectroscopía de reflectancia en el infrarrojo cercano) está
ampliamente reconocida como una técnica analítica rápida, barata y de gran precisión en la
determinación de la composición química de forrajes (Shenk y Westerhaus, 1985). En
anteriores trabajos realizados en el CIAM se desarrollaron calibraciones para la estimación de
la composición química y digestibilidad de ensilados de hierba que han sido puestas a
disposición de laboratorios de servicio de Galicia, desarrolladas sobre muestras secas y
molidas (Castro et al., 2002). El objetivo del presente trabajo fue evaluar la capacidad
predictiva de ecuaciones NIRS obtenidas sobre muestras secas y molidas para estimar
parámetros de la calidad fermentativa de ensilados de hierba.
MATERIAL Y MÉTODOS
El estudio fue realizado sobre un total de 1100 muestras de ensilados de hierba de
diferentes explotaciones gallegas y diversos trabajos realizados en las fincas experimentales
del CIAM sitas en Mabegondo (A Coruña) y Pobra do Brollón (Lugo), desde el año 1991
hasta la actualidad. Esta colección incluye muestras de hierba cosechadas a lo largo del
162
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
periodo de crecimiento primavera-verano, con una elevada variabilidad en cuanto a la
composición botánica del forraje, ciclos de crecimiento, estado de madurez y manejo de la
tecnología del ensilado.
Las muestras, congeladas a -18ºC, envasadas al vacío y guardadas en envases
herméticos de plástico, fueron descongeladas a temperatura ambiente y, tras homogeneizarlas
manualmente, se dividieron en dos alícuotas, una de las cuales se secó en estufa a 80ºC
durante 16 h (Castro, 1996) y la otra se devolvió al banco de la colección para ser conservada
en las mismas condiciones de almacenamiento. El análisis NIRS se realizó sobre las 1100
muestras secas y molidas a 1 mm, procediendo al registro por duplicado de los espectros de
reflectancia (log 1/R vs λ) en un espectrofotómetro monocromador Foss NIRSystem 6500
(Foss NIRSystem, Silver Spring, Washington, USA) provisto de módulo de giro y situado en
cámara isoterma. Para los procesos de calibración y validación cruzada se utilizó el espectro
medio abarcando la región NIR del espectro (rango de longitud de onda entre 1110 y 2500
nm), con lecturas a intervalos de 2 nm. La recogida de los datos espectrales y el análisis
quimiométrico de los mismos se llevó a cabo mediante el programa WinISI II v. 1.5 (Infrasoft
International, Port Matilda, PA, USA, 2000).
La selección de las muestras representativas del grupo de calibración se realizó
utilizando el algoritmo SELECT basado en el análisis por componentes principales, que elige
muestras espectralmente diferentes (Shenk y Westerhaus, 1991). Las muestras seleccionadas
(n=240), fueron analizadas por vía húmeda mediante métodos de referencia y por duplicado.
Sobre el extracto de 50 g de muestra fresca de ensilado, macerada a temperatura ambiente
durante 2 horas en 150 ml de agua destilada, se determinó el pH, N amoniacal (N-NH3) con
un electrodo selectivo (Orion), N soluble (Nsol) por el método MacroKjeldahl y ácidos de
fermentación (láctico, LACT, acético, ACET, butírico, BUT, y propiónico, PROP) por
cromatografía de gases. Los parámetros de N-NH3 y Nsol se refirieron al nitrógeno total y los
ácidos de fermentación a materia seca.
Los espectros NIRS fueron tratados mediante SNV-Detrend (Tipificación de la
absorbancia y corrección de la tendencia) para corregir los efectos de dispersión de la luz
(Barnes et al., 1989). Las calibraciones fueron desarrolladas utilizando regresión mínima
cuadrática modificada (MPLS), realizando la regresión entre los datos espectrales y los de
referencia (Martens y Naes, 1987), eliminando previamente las muestras anómalas utilizando
para ello la distancia de Mahalanobis (estadístico H). Este modelo de regresión incluyó
163
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
validaciones cruzadas para prevenir el sobreajuste, dividiendo el total de muestras de
calibración en cinco grupos, que fueron secuencialmente utilizados para efectuar la validación
de las ecuaciones generadas con los restantes cuatro grupos. El procedimiento se repitió hasta
que todas las muestras fueron predichas una vez y se obtuvieron los errores estándar de la
validación cruzada.
Los estadísticos usados para seleccionar la ecuación de calibración fueron los errores
estándar de calibración (SEC) y de validación cruzada (SECV) y los coeficientes de
determinación (R2 y r2) obtenidos en el proceso de calibración y validación externa,
respectivamente, así como el índice RER o relación entre el rango de los datos de referencia y
el SECV, por ser un estadístico útil para evaluar la precisión y exactitud de los modelos de
calibración (Millmier et al., 2000).
RESULTADOS Y DISCUSIÓN
En la Tabla 1 se muestra el rango y la desviación estándar del set de calibración,
observándose que la variabilidad de los diferentes parámetros se consideran adecuados para el
desarrollo inicial de las calibraciones NIRS.
Tabla 1. Rango, desviación estándar del grupo de calibración y estadísticos de la ecuación de calibración
desarrollada para la predicción de los parámetros de calidad fermentativa de ensilados de hierba.
Parámetro
Rango
SD
SEC
R2
SECV
r2
RER
pH
2,97
5,66
0,45
0,126
0,93
0,184
0,84
14,6
LACT(%MS)
0
17,93
4,11
1,519
0,86
1,742
0,84
10,3
BUT(%MS)
0
4,05
1,07
0,410
0,85
0,492
0,79
8,2
ACET(%MS)
0
6,97
1,24
0,583
0,80
0,737
0,64
9,5
PROP(%MS)
0
1,86
0,22
0,088
0,84
0,201
0,62
9,2
N-NH3(%NT)
1,39
28,37
5,61
1,903
0,89
2,658
0,81
10,2
Nsol (%NT)
22,79
75,17
8,75
3,887
0,80
4,841
0,72
10,8
MS: materia seca; N-NH3: N amoniacal (%Nitrógeno Total); Nsol: N soluble (%Nitrógeno Total); LACT: láctico; ACET: acético, BUT:
butírico; PROP: propiónico; SD: desviación estándar; SEC: error estándar de calibración; SECV: error estándar de validación cruzada; R2 y
r2: coeficiente de determinación en calibración y validación cruzada; RER = Rango/SECV.
Los estadísticos que describen la calidad de las ecuaciones de predicción obtenidas se
observan en la Tabla 1. Los coeficientes de determinación en el proceso de calibración (R2),
164
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
que ofrecen información sobre la calidad de la calibración, fueron iguales o superiores a 0,80
para todos los parámetros. Shenk y Westerhaus (1996) indican que las ecuaciones NIRS con
un coeficiente de determinación superior a 0,90, poseen una precisión excelente y valores
entre 0,89 y 0,69, una precisión buena. Siguiendo este criterio, la precisión de la estimación
sería excelente para pH (R2=0,93) y buena para N-NH3, LACT, BUT, PROP, ACET y Nsol
con valores de R2 de 0,89; 0,86; 0,85; 0,84; 0,80 y 0,80, respectivamente.
La exactitud de la predicción puede juzgarse en función de los valores del índice RER,
indicando Millmier et al. (2000) que para valores comprendidos en el intervalo entre 8 y 12 se
pueden realizar predicciones cuantitativas de los parámetros para los que se desarrollaron las
calibraciones y valores de RER mayores de 12 indican una calidad excelente del modelo
predictivo. El valor de pH sería el predicho con más exactitud (RER=14,6) seguido por los
valores de Nsol, LACT, N-NH3, ACET, PROP y BUT con valores RER de 10,8; 10,3; 10,2;
9,5; 9,2 y 8,2, respectivamente. Estos resultados indican que las calibraciones NIRS obtenidas
sobre muestras secas y molidas pueden utilizarse en análisis de rutina para la predicción
cuantitativa de la calidad fermentativa de los ensilados. No obstante, hay que señalar que el
análisis NIRS de muestras secas presenta desventajas respecto al análisis con muestras frescas
debido a que los constituyentes volátiles del ensilado, como los ácidos de fermentación,
alcoholes y amonio, son liberados y perdidos durante el proceso de secado. A este respecto
Sorensen (2004) analizó por métodos de referencia una serie de muestras antes y después del
proceso de secado, y comparó la predicción de las ecuaciones desarrolladas sobre muestras
secas con las realizadas con material húmedo. Como resultado de este estudio se observó que
la predicción mediante NIRS del pH, LACT y N-NH3 fue más robusta sobre material seco
mientras que la calidad de la predicción para el ACET fue mejor cuando la medida NIRS se
realizaba sobre la muestra húmeda. Esto se atribuye a que la calidad de la predicción obtenida
para los diferentes parámetros por los dos métodos no tiene relación con las pérdidas durante
el secado de las muestras, toda vez que la reducción de la concentración de LACT, ACET y
NH3 en la materia seca durante el secado fue del 3,5%; 57% y 53%, respectivamente, en clara
correspondencia con su volatilidad.
Si se comparan los resultados del presente estudio con los obtenidos por Park et al.
(1998), en el que se realizaron calibraciones NIRS para estimar la calidad fermentativa de
muestras frescas de ensilados de hierba, dichos autores obtuvieron calibraciones más robustas
para Nsol, N-NH3, ACET, pH y BUT estimados sobre muestra fresca y la calidad de las
165
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
calibraciones de PROP y LACT fueron menos robustas que las obtenidas en el presente
trabajo sobre muestras secas. Sorensen (2004) obtuvo calibraciones más robustas sobre
muestras secas de ensilados de hierba para N-NH3, LACT, ACET y pH que las obtenidas en
este trabajo.
CONCLUSIONES
Los resultados de este trabajo demuestran que la tecnología NIRS, aplicada a muestras
secas y molidas, es una herramienta útil y apropiada para la predicción rutinaria de los
parámetros de la calidad fermentativa de ensilados de hierba, siendo por tanto una alternativa
para la determinación de estos parámetros con respecto a los métodos analíticos
convencionales.
REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS
BARNES R.J., DHANOA M.S. Y LISTER S.J. (1989) Standard normal variate transformation and Detrending
of near infrared diffuse refectance spectra. Applied Spectroscopy, 43, 772-777.
CASTRO P. (1996) Efecto de tres temperaturas de secado sobre la composición química de forrajes y heces. En:
Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural (Ed) Actas de XXXVI Reunión Científica de la
SEEP, pp. 365-368. La Rioja, España: Sociedad Española para el Estudio de los Pastos.
CASTRO P., FLORES G., GONZÁLEZ-ARRÁEZ A. Y CASTRO J. (2002) Nutritive quality of herbage silages by
NIRS: dried or undried samples? Grassland Science in Europe, 7, 190-191. DEMARQUILLY C. (1973)
Composition chimique, caractéristiques fermentaires, digestibilité et quantité ingérée des ensilages de
fourrages: modifications par rapport au forage vert initial. Annales de Zootechnie, 22, 1-35.
MARTENS H. Y NAES T. (1987) Multivariate calibration by data compression. En: P. Williams and K. Norris
(Eds) Near-infrared technology in the agricultural and food industries. American Association of Cereal
Chemists, pp. 57-88. St. Paul, Minnesota, USA.
McDONALD P. (1979) Silage fermentation. En: Forage Conservation in the 80´s. E.G.F. Occasional
Sympossium nº 11, 67-75. Ed: C. THOMAS. British Grassland Society. Brighton, Reino Unido.
MILLMIER A., LORIMOR J., HURBURGH J.R.C., FULHAGE C., HATTEY J. Y ZHANG H. (2000) Nearinfrared sensing of manure nutrients. Transactions of the ASAE, 43(4), 903-908.
PARK R.S., AGNEW R.E., GORDON F.J. Y STEEN R.W.J. (1998) The use of near infrared reflectance
spectroscopy (NIRS) on undried samples of grass silage to predict chemical composition and digestibility
parameters. Animal Feed Science and Technology, 72(1), 155-167.
PEREIRA-CRESPO S., FLORES-CALVETE G., RESCH-ZAFRA C. Y DAGNAC T. (2014) Dietas típicas y
calidad de la leche en explotaciones gallegas de vacuno. Jornadas de Ganadería Ecológica. Facultad de
Veterinaria de Lugo (USC). Lugo, 17-19 octubre.
166
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
SHENK J.S. Y WESTERHAUS, M.O. (1985) Accuracy of NIRS instruments to analyse forage and grain. Crop
Science, 25, 1120-1122.
SHENK J.S. Y WESTERHAUS M.O. (1991) Population definition, sample selection, and calibration procedures
for near infrared reflectance spectroscopy. Crop Science, 31, 469-474.
SHENK J.S. Y WESTERHAUS M.O. (1996) Calibration the ISI way. En: Davies A.M.C. y Williams P. (Eds).
Near Infrared Spectroscopy: the Future Waves, NIR Publications, pp.198-202. Chichester, Reino Unido.
SORENSEN L.K. (2004) Prediction of fermentation parameters in grass and corn silage by near infrared
spectroscopy. J. Dairy Sci., 87, 3826-3835.
WIN ISI 1.5 (2000) ISI WINDOWS Near-Infrared Software, The Complete Software Solution for Routine
Analysis, Robust Calibration and Networking, ISI (Infrasoft International), LLC, Port Matilda, PA,
USA.
WOOLFORD M. K. (1984) The silage fermentation. Marcel Dekker, Inc., 350 pp. Nueva York, EEUU.
167
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
168
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
EFECTO DEL PRESECADO Y EL USO DE INOCULANTE SOBRE LA
CALIDAD FERMENTATIVA DE ENSILADOS DE LEGUMINOSAS
ANUALES
EFFECT OF WILTING AND USE OF INOCULANT ON FERMENTATION QUALITY OF ANNUAL LEGUMES
SILAGES
S. PEREIRA-CRESPO1, J. VALLADARES-ALONSO2, B. FERNÁNDEZ-LORENZO2, A. GONZÁLEZARRÁEZ2, N. DÍAZ2, C. RESCH2, A. BOTANA2 Y G. FLORES-CALVETE2
1
Laboratorio Interprofesional Galego de Análise do Leite (LIGAL) de Mabegondo. 15318 Abegondo. A Coruña (España).
[email protected] 2Instituto Galego de Calidade Alimentaria. Centro de Investigacións Agrarias de Mabegondo
(INGACAL-CIAM). Apdo. 10. 15080 A Coruña (España).
RESUMEN
Recientes trabajos han mostrado que las nuevas especies de leguminosas anuales sembradas como cultivo de invierno en
explotaciones lecheras de Galicia presentan buenos rendimientos de materia seca (MS) y alto valor nutritivo cuando se cosechan
para ensilar en primavera. Sin embargo su inclusión en las rotaciones forrajeras podría estar limitada por la baja ensilabilidad de
estas especies. A fin de estudiar la mejor estrategia de ensilado para asegurar una correcta fermentación en el silo, en el presente
trabajo se evaluó el efecto del presecado (24h vs. 48h) y el uso de un aditivo biológico (un inoculante comercial a base de
Lactobacillus plantarum vs. un control sin aditivo) sobre la calidad fermentativa de ensilados de cuatro especies de leguminosas
anuales. Las especies estudiadas fueron: trébol persa, trébol migueliano, trébol encarnado y serradella francesa y se siguió un
diseño factorial (especie x presecado x aditivo) con cinco repeticiones, en silos de laboratorio que fueron abiertos a los 120 días. El
presecado del forraje se mostró más efectivo que el uso de inoculante para conseguir una buena calidad de conservación del
ensilado, observándose que cuando la MS alcanzaba valores de 25% y superiores, la calidad de fermentación podía considerarse
aceptable incluso para los ensilados control. El uso del inoculante mejoró ligeramente la calidad del ensilado pero se mostró
infectivo para promover una aceptable conservación con valores de MS por debajo de dicho umbral.
Palabras clave: Serradella, tréboles anuales, ensilabilidad, silos de laboratorio.
SUMMARY
New annual legume species grown as a winter forage in Galicia have shown satisfactory dry matter (DM) yields when
harvested for silage in spring, although a low ensilability of these forage legumes has been detected. In the present work the effect
of field wilting period (24 vs. 48 h) and a biological additive addition (a commercial Lactobacillus plantarum inoculant vs. a
control without additive) on silage fermentation quality was studied. Four legume species (Persian clover, Balansa clover, Crimson
clover and French serradella) were ensiled in laboratory silos in a factorial design (species x wilting time x additive) with five
replications during 120 days. Wilting proved more effective than inoculant addition in improving fermentation quality of silages,
being observed that when forage DM reached 25% and above, fermentation quality was acceptable even for control silages.
Inoculant use slightly improved silage quality but was ineffective for obtaining an acceptable conservation below that DM
threshold.
Key words: Serradella, annual clovers, ensilability, laboratory silos.
169
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
INTRODUCCIÓN
En los últimos años se evaluaron en Galicia diversas leguminosas anuales, sembradas
como cultivo de invierno monofito, mostrando una elevada productividad y un alto valor
nutritivo (Pereira-Crespo et al., 2012a). El aprovechamiento del cultivo invernal de estas
leguminosas anuales se realiza mediante ensilado, por lo tanto, es importante conocer la
capacidad de estas especies para producir ensilados correctamente fermentados.
Las leguminosas anuales recién segadas presentan una baja ensilabilidad derivada de
su bajo contenido en MS, relativamente reducida concentración de azucares y su alto poder
tampón, por lo tanto, es necesario estudiar estrategias para asegurar una buena conservación
de estos forrajes ensilados, con el fin de preservar su alto valor nutricional.
El presecado de un forraje en el campo es la técnica convencional para reducir de
manera natural su humedad y así incrementar su ensilabilidad y evitar las pérdidas por
efluente. El uso de aditivos biológicos, como los inoculantes a base de bacterias lácticas, se
propone como una estrategia para favorecer una correcta fermentación (Kung et al., 2003).
El objetivo del presente trabajo es evaluar el efecto del presecado y el uso de
inoculante sobre la calidad fermentativa de ensilados de leguminosas anuales cosechadas
entre mediados de abril y principios de mayo, en condiciones de secanos húmedos de la zona
costera de Galicia.
MATERIAL Y MÉTODOS
Los ensayos se realizaron durante los años 2010 y 2011, en la finca del CIAM en
Mabegondo (A Coruña), zona costera de clima atlántico a 100 m de altitud, en condiciones de
secano. Se evaluaron cuatro especies de leguminosas anuales sembradas en octubre: trébol
persa (Trifolium resupinatum L. ssp. resupinatum cv. Kyambro); trébol migueliano (T.
michelianum Savi. cv. Bolta); trébol encarnado (T. incarnatum L. cv. Viterbo) y serradella
francesa (Ornithopus sativus Brot. cv. Margurita).
El aprovechamiento del forraje se realizó el 12 abril de 2010 y el 3 de mayo de 2011,
dejando el forraje sobre el terreno durante 2 periodos de presecado: 24 y 48 horas. Para cada
combinación de presecado x especie se tomaron dos alícuotas de aproximadamente 12 kg de
forraje picado sobre las cuales se aplicaron con un pulverizador manual, respectivamente, una
solución del inoculante P-11H50 (Pioneer, a base de bacterias homolácticas Lactobacillus
plantarum), a la dosis recomendada por el fabricante y un volumen igual de agua como
170
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
tratamiento control. Posteriormente, de cada combinación de factores (especie, presecado e
inoculante), se elaboraron 5 silos de laboratorio (repeticiones) de 2,2 L de capacidad útil,
según el diseño y procedimiento descrito por Flores et al. (2000). Se confeccionaron un total
de 80 silos de laboratorio en cada año (160 en total) siendo registrado el peso neto del forraje
ensilado a los cero y 120 días y del efluente (EFLU) producido durante el almacenamiento.
Sobre muestra fresca de forraje de cada silo se determinó el contenido MS en estufa de aire
forzado a 80 ºC durante 16 horas y, sobre la muestra seca y molida a 1 mm, se determinó
mediante las ecuaciones NIRS desarrolladas en el CIAM (Pereira-Crespo et al., 2012b), los
contenidos de carbohidratos solubles en agua (CSA) y capacidad tampón (CT). A partir de los
valores de MS, CSA y CT se calculó el coeficiente de fermentabilidad (CF) definido por
Weissbach et al. (1974), según la ecuación: CF= MS (%) +8 (CSA/CT). En el momento de la
apertura, a los 120 días, se tomaron muestras de cada silo y se determinó el contenido en MS
por secado en estufa de aire forzado a 80 ºC durante 16 horas, el cual se corrigió por pérdida
de volátiles (MSc) aplicando los coeficientes de volatilidad propuestos por Dulphy y
Demarquilly (1981). Sobre las muestras secas y molidas a 1 mm, se determinaron mediante
las ecuaciones NIRS desarrolladas en el CIAM (Pereira-Crespo et al., 2015), los siguientes
parámetros: pH, N amoniacal (N-NH3) y N soluble (Nsol), expresados sobre % N total, y los
ácidos de fermentación (láctico, LACT; acético, ACT; butírico, BUT y propiónico, PROP),
expresados sobre materia seca. A partir de estos parámetros analíticos, se obtuvieron 3 índices
(Índice de calidad de conservación, Ic; Índice de valor nitrogenado, Ivn e Índice de
ingestibilidad, Ii) calculados a partir de una adaptación de los criterios de categorización de
calidad fermentativa de ensilados de Dulphy y Demarquilly (1981) realizada en el CIAM por
Flores et al. (2000). Así, cada ensilado quedó caracterizado por los valores de estos índices
(rango 0 a 10), en lugar del conjunto de parámetros iniciales, facilitando el análisis y la
comparación de resultados. Se considera que valores inferiores a 5 denotan una calidad no
satisfactoria.
El análisis estadístico se realizó mediante ANOVA, utilizando el procedimiento PROC
GLM del paquete estadístico SAS/STAT v 9.2 (SAS Institute, 2009) considerando como
factores fijos especie, presecado e inoculante, y repetición y año como aleatorios. La
significación de las diferencias entre medias se resolvió mediante el test de Duncan.
171
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
RESULTADOS Y DISCUSIÓN
En la Tabla 1, se muestran las características de ensilabilidad para las cuatro especies
de leguminosas, y transcurridos los 2 periodos de presecado, antes de ensilar. Para una misma
duración del presecado, los valores promedio de MS fueron superiores en el año 2010
comparado con el año 2011, observándose, respectivamente, valores de 17,4% y 15,7% para
el presecado de 24 h y de 29,3% y 23,8% para el de 48 h. Estas diferencias se atribuyen a las
distintas condiciones meteorológicas durante el presecado. En el año 2011, a pesar de tratarse
de una fecha de cosecha más avanzada y con mayores temperaturas que el año anterior, el
presecado se realizó con una menor insolación, menor velocidad del viento y mayor humedad
relativa, lo que ilustra acerca de la importancia de extremar las precauciones para realizar el
secado del forraje en el campo en condiciones favorables.
Los mencionados bajos valores de MS observados para las distintas especies en el año
2011, unidos a la menor concentración de azúcares de la planta (en especial para la serradella)
explican la comparativamente inferior ensilabilidad de todos los tratamientos en dicho año,
comparados con el año 2010, a pesar de que los valores de CT fueron superiores en dicho año,
en consonancia con un aprovechamiento más precoz. Otros autores han señalado la
disminución de la CT de la planta con el avance de la madurez (Martínez-Fernández et al.,
2013). Asimismo, cabe destacar que los valores de CT disminuyeron con el incremento de la
duración del presecado, estando este fenómeno relacionado con la oxidación de los ácidos
orgánicos durante el secado del forraje en el campo, en concordancia con lo observado por
Martínez-Fernández et al. (2010).
Según Weissbach et al. (1974) los forrajes con un coeficiente de fermentabilidad (CF)
mayor de 45 se consideran fáciles de ensilar, en este trabajo no se superó en ningún caso
dicho umbral de CF indicativo de buena ensilabilidad. En las condiciones meteorológicas del
año 2010 con presecado de 48 h se observaron valores de CF superiores que en el año 2011.
En la Tabla 2 se muestra el efecto de la especie sobre los parámetros de calidad
fermentativa (promedio de los 2 años). La serradela fue la especie que mostró los valores más
bajos de los índices Ic, Ivn y Ii denotando una peor calidad fermentativa, ingestiva y
nitrogenada del ensilado. El hecho de que los ensilados de esta especie presentaron valores
elevados de LACT (11,0%MS), que fueron sin embargo acompañados por una alta
concentración de acético, butírico, N-NH3 y Nsol demuestran que el contenido en ácido
láctico por sí solo no es un índice adecuado para juzgar acerca de la calidad de los ensilados.
172
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
Tabla 1. Valores de materia seca, carbohidratos solubles en agua, capacidad tampón y coeficiente de
fermentabilidad del forraje presecado, antes de ensilar.
Serradella
Año 2010
MS
25,0a
CSA
7,6d
CT
483a
CF
26,3a
Año 2011
MS
20,7a
CSA
2,3d
CT
397a
CF
21,2a
T. encarnado
ESP
T. migueliano
T. persa
p
24 h
PRE
48 h
p
ESP*PRE
p
19,8c
12,4a
429c
22,1c
25,4a
11,2b
437c
27,5a
23,2b
10,3c
461b
25,0b
***
***
***
***
17,4
10,7
460
19,3
29,3
10,1
445
31,1
***
**
**
***
***
*
ns
***
18,4c
7,9b
317c
20,4b
20,2ab
6,7c
328c
21,8a
18,7b
11,2a
377b
22,1a
***
***
***
***
15,7
6,9
369
17,2
23,8
6,8
340
25,4
**
***
ns
*
**
***
ns
*
ESP: especie; PRE: presecado; MS: materia seca (%); CSA: carbohidratos solubles en agua (%MS); CT: capacidad tampón (meq/kg MS);
CF: coeficiente de fermentabilidad (Weissbach et al., 1979); Nivel de significación: *** (p<0,001); ** (p<0,01); * (p<0,05); ns (no
significativo). Letras distintas indican diferencias significativas dentro de fila (p<0,05).
Tabla 2. Calidad fermentativa. Efecto de la especie.
MSc
EFLU
pH
LACT
BUT
ACT
PROP
N-NH3
Nsol
Ic
Ivn
Ii
Serradella
21,9a
6,9b
4,13d
11,0c
0,83a
4,85a
0,51a
17,4a
65,9a
4,6b
3,0d
3,6c
T. encarnado
18,9c
10,6a
4,26c
12,8b
0,68b
4,14c
0,16b
14,1b
58,4b
4,5bc
5,5c
5,3b
T. migueliano
22,3a
5,9b
4,39a
11,3c
0,78ab
4,45b
0,16b
13,5b
53,9c
4,1c
6,1b
5,0b
T. persa
20,3b
4,3c
4,31b
13,6a
0,17c
3,82d
0,10c
10,3c
49,2d
6,4a
8,1a
6,8a
p
***
***
***
***
***
***
***
***
***
***
***
***
MSc: Materia seca corregida por pérdida de volátiles; EFLU: efluente (%p/p); LACT: láctico (%MS); BUT: butírico (%MS); ACT: acético
(%MS); PROP: propiónico (%MS); N-NH3: Nitrógeno amoniacal (% Nitrógeno total); Nsol: Nitrógeno soluble (% Nitrógeno total); Ic:
Índice de calidad de conservación; Ivn: Índice de valor nitrogenado; Ii: Índice de ingestibilidad. Nivel de significación: *** (p<0,001). Letras
distintas indican diferencias significativas dentro de fila (p<0,05).
Como se muestra en la Tabla 3, la duración del presecado y el uso de inoculante
afectaron significativamente los parámetros fermentativos del ensilado. El presecado de 48 h
y la adición de bacterias lácticas al forraje mejoraron significativamente la calidad del
ensilado con relación al presecado de 24 h y al tratamiento control, respectivamente, como se
deduce de la reducción de los valores de pH, la concentración de ácidos butírico, acético,
propiónico, amoniaco y el porcentaje de N soluble y aumentando, en paralelo, los valores de
los tres índices de calidad considerados en el estudio.
173
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
Los valores medios Ic, Ivn e Ii fueron, respectivamente, de 3,1; 4,3 y 3,9 y de 6,6; 7,1 y
6,5 para los presecados de 24 y de 48 h, mientras que los correspondientes valores para los
tratamientos control e inoculante fueron de 4,2; 5,5 y 4,8 y de 5,5; 6,0 y 5,5 respectivamente.
Los valores de Ic, Ivn e Ii en el presecado de 24 h fueron de 2,6; 4,0 y 3,6 para el tratamiento
control y de 3,8, 4,6 y 4,1 para el inoculante, respectivamente, mientras que para el presecado
de 48 h dichos valores fueron de 6,0; 6,6 y 6,1 y de 7,2; 7,5 y 6,9 para los tratamientos control
e inoculante, respectivamente. Se deduce de estos resultados que el efecto global del aumento
de la duración del presecado sobre la mejora de la fermentación fue considerablemente
superior comparado con el efecto del uso de inoculante, toda vez que los todos los valores
medios de Ic, Ivn e Ii para el presecado de 24 h fueron inferiores al umbral de 5 señalando una
calidad deficiente, mientras que para el presecado de 48 h se mantuvieron en valores
superiores a 6 tanto si habían sido tratados o no con inoculante. Por otra parte, el aumento de
la duración del presecado hasta conseguir valores de MS ligeramente superiores al 25% a las
48 h de permanencia en el campo redujo significativamente la producción de efluente, que se
anuló completamente en el experimento realizado en 2010 cuando se alcanzó el 29% de MS.
Tabla 3. Calidad fermentativa. Efecto del presecado y del uso de inoculante.
PRE
INOC
MSc
EFLU
pH
LACT
BUT
ACT
PROP
N-NH3
Nsol
IC
IVN
II
24 h
CONTROL
15,9
12,7
4,40
10,8
0,85
4,94
0,39
17,2
60,6
2,6
4,0
3,6
24 h
INOC
16,3
10,7
4,26
11,7
0,63
4,86
0,32
15,8
59,8
3,8
4,6
4,1
48 h
CONTROL
25,7
1,7
4,27
13,1
0,57
3,86
0,11
11,7
54,6
6,0
6,6
6,1
48 h
INOC
25,5
1,8
4,16
13,1
0,40
3,58
0,10
10,6
52,4
7,2
7,5
6,9
INOC
ns
*
***
***
***
**
*
***
***
***
***
***
PRE
p
***
***
***
***
***
***
***
***
***
***
***
***
INOC*PRE
ns
**
ns
*
ns
*
*
ns
**
ns
ns
ns
MSc: Materia seca corregida por pérdida de volátiles; EFLU: efluente (%p/p); LACT: láctico (%MS); BUT: butírico (%MS); ACT: acético
(%MS); PROP: propiónico (%MS); N-NH3: Nitrógeno amoniacal (%Nitrógeno total); Nsol: Nitrógeno soluble (%Nitrógeno total); IC: Índice
de calidad de conservación; IVN: Índice de valor nitrogenado; II: Índice de ingestibilidad; Nivel de significación: *** (p<0,001); ** (p<0,01);
* (p<0,05); ns (no significativo).
Por lo tanto, el uso de inoculante por sí sólo, no fue suficiente para asegurar una buena
calidad de conservación, valor nitrogenado e ingestibilidad, aunque se observa un cierto
efecto positivo con el aumento de los valores de los índices. Aunque coincidentes en líneas
generales con los resultados observados por Waldo (1984), en ocasiones se ha observado un
174
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
efecto más favorable del uso de inoculantes sobre la calidad del ensilado cuando se aplican a
forrajeras leguminosas con valores de MS inferiores al 20%, como reportan Borreani et al.
(2009). Las particulares condiciones de las leguminosas anuales estudiadas en nuestro caso,
con valores de MS en el entorno del 15-16% en el presecado de menor duración unido a la
baja concentración de azúcares en la MS pueden explicar estas diferencias.
CONCLUSIONES
Los resultados sugieren que, a pesar de las desfavorables características para ensilar
que presentan las leguminosas anuales, es posible obtener ensilados bien conservados en una
fecha de cosecha tan temprana como mediados de abril, si conseguimos elevar el contenido en
materia seca del forraje hasta valores de 25-30%, lo cual se consiguió mediante un periodo de
presecado en el campo de 48 h, con condiciones meteorológicas favorables. La aplicación de
inoculante al forraje con niveles elevados de humedad resultó inefectiva.
REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS
BORREANI G., REVELLO CHION A., COLOMBINI S., ODOARDI M., PAOLETTI R. Y TABACCO. E.
(2009) Fermentative profiles of field pea (Pisum sativum), faba bean (Vicia faba) and white lupin
(Lupinus albus) silages as affected by wilting and inoculation. Animal Feed Science and Technology,
151, 316-323.
DULPHY J.P. Y DEMARQUILLY C. (1981) Problèmes particuliers aux ensilages. In: Prévision de la valeur
nutritive des aliments des ruminants, INRA Public., 81-104.
FLORES G., GONZÁLEZ-ARRÁEZ A., CASTRO J., CARDELLE M., BREA T., CASTRO M.P. Y AMIL G.
(2000) Evaluación de aditivos comerciales para el ensilado de hierba. III Reunión Ibérica de Pastos y
Forrajes (XL Reunión Científica de la SEEP) Bragança, A Coruña, Lugo, 7-13 mayo, pp.621-626.
KUNG L. Jr, STOKES M.R. Y LIN C.J. (2003) Silage additives. En: D.R. Buxton, R.E. Muck, J.H. Harrison
(Eds.) Silage Science and Technology. American Society of Agronomy, Inc., Crop Science Society of
America, Inc., Soil Science Society of America, Madison.
MARTINEZ-FERNANDEZ A., SOLDADO A., VICENTE F., MARTINEZ A. Y DE LA ROZA-DELGADO B.
(2010) Wilting and inoculation of Lactobacillus buchneri on intercropped triticale-fava silage: effects
on nutritive, fermentative and aerobic stability characteristics. Agricultural and Food Science, 19, 302312.
MARTINEZ-FERNANDEZ A., SOLDADO A., DE LA ROZA-DELGADO B., VICENTE F., GONZALEZARROJO M. A. Y ARGAMENTERIA A. (2013) Modelling a quantitative ensilability index adapted to
forages from wet temperate areas. Spanish Journal of Agricultural Research, 11 (2), 455-462.
175
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
PEREIRA-CRESPO S., VALLADARES J., FLORES G., DÍAZ N., FERNÁNDEZ-LORENZO B., RESCH C.,
GONZÁLEZ-ARRÁEZ A., BANDE-CASTRO M.J. Y RODRÍGUEZ-DIZ X. (2012a) Rendimiento y
valor nutritivo de nuevas leguminosas anuales como cultivo de invierno en rotaciones forrajeras
intensivas en Galicia. Pastos, 42 (1), 29-50.
PEREIRA-CRESPO S., VALLADARES J., FLORES G., FERNÁNDEZ-LORENZO B., RESCH C., PIÑEIRO
J., DÍAZ N., GONZÁLEZ-ARRÁEZ A., BANDE-CASTRO M.J. Y RODRIGUEZ-DIZ X. (2012b)
Prediction of the nutritive value of annual forage clovers and serradella by near infrared spectroscopy
(NIRS). Options méditerranéennes. Series A: Mediterranean Seminars, 102, 241-244.
PEREIRA-CRESPO S., FERNÁNDEZ-LORENZO B., RESCH-ZAFRA C., VALLADARES-ALONSO J.,
GÓNZALEZ L., DAGNAC T., BOTANA A. Y FLORES-CALVETE G. (2015) Predicción de la
calidad fermentativa de ensilados de hierba mediante NIRS sobre muestras secas y molidas. LIV
Reunión Científica de la SEEP, Mallorca, España.
SAS INSTITUTE (2009) SAS/STAT USER’S GUIDE, V.9.2, SAS INSTITUTE INC., USA.
WALDO D.R. (1984) Nutritional value of legumes preserved as silage. En: Forage legumes for energy-efficient
animal production. USDA-ARS Proceedings of a Trilateral Workshop, 220-224. Ed: R. F. Barnes.
Washington, DC, EEUU y Palmerston North, Nueva Zelanda.
WEISSBACH F. SCHMIDT L. Y HEIN E. (1974) Method of anticipation of the run fermentation in silage
making, based on the chemical composition of the green fodder. Proceedings of the 12th International
Grassland Congress Section 2, Moscow, p. 663-673.
176
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
PLOIDÍA Y CONTENIDO EN ADN NUCLEAR EN GERMOPLASMA DE
Agrostis MEDIANTE CITOMETRÍA DE FLUJO
PLOIDY AND NUCLEAR DNA CONTENT OF Agrostis GERMPLASM BY FLOW CYTOMETRY
J.A. OLIVEIRA-PRENDES1 Y A. SALAS-BUSTAMANTE2
1
Departamento de Biología de Organismos y Sistemas. Área de Producción Vegetal. Universidad de Oviedo. C/ Gonzalo
Gutiérrez Quirós s/n. 33600 Mieres (España). [email protected] 2Servicios Científicos-Técnicos, Biomedicina. Edificio
Científico-Tecnológico. Campus de El Cristo. Universidad de Oviedo. 33006 Oviedo (España).
RESUMEN
El género Agrostis incluye una gran cantidad de especies, algunas comercialmente importantes y a menudo usadas
en los campos de golf. El desconocimiento del nivel exacto de ploidía de las accesiones de Agrostis conservadas en la
colección de semillas pratenses del Área de Producción Vegetal de la Universidad de Oviedo dificulta el uso de este material
en futuros programas de mejora genética. El objetivo de este trabajo fue el determinar el nivel de ploidía y el contenido en
ADN nuclear de 20 accesiones de Agrostis, 19 de esta colección y el cv Golfin de Agrostis capillaris L., usando la citometría
de flujo. De las 20 accesiones, se identificaron cuatro diploides, 13 tetraploides y tres hexaploides. Aunque dentro de cada
nivel de ploidía, el contenido en ADN nuclear no permitió diferenciar de manera clara las diferentes especies de Agrostis, el
A stolonifera tetraploide presentó un valor de ADN nuclear significativamente mayor que el de otras accesiones tetraploides
de Agrostis.
Palabras clave: césped, poliploidía, recursos genéticos.
SUMMARY
The genus Agrostis includes a large number of species; some are commercially important turfgrass species often
used on golf courses. The exact ploidy level of the bentgrass accessions conserved in the seed collection of the Plant
Production Area of the University of Oviedo is unknown, which could difficult the use of this material in future breeding
programs. The objective of this research was to determine the ploidy level and nuclear DNA content of 20 Agrostis
accessions, 19 of this collection and the cv Golfin of Agrostis capillaris L., using flow cytometry. Among the 20 accessions,
four diploids, 13 tetraploids and three hexaploids were identified. Although within each ploidy level nuclear DNA content
did not distinguish clearly the different species of Agrostis, the tetraploid A. stolonifera presented a significantly higher
nuclear DNA value than other tetraploid accessions of Agrostis.
Key words: turfgrass, polyploidy, genetic resources.
177
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
INTRODUCCIÓN
El género Agrostis (familia Poaceae) en la Península Ibérica incluye 18 especies
anuales y perennes, con un elevado grado de alogamia e hibridización (Bradhsaw, 1957;
Romero García et al., 1988; Wipff y Fricker, 2000), algunas usadas comercialmente en
céspedes y campos de golf (Turgeon, 2005; Oliveira et al., 2010).
La clasificación de las especies basada únicamente en caracteres de anatomía foliar y
morfológicos es complicada por la variabilidad en ciertos caracteres, en gran parte debido a la
existencia de híbridos (Romero García et al., 1998; Bonos et al., 2002). Por otro lado, el nivel
de ploidía se ha usado frecuentemente para la discriminación de especies dentro del género.
Así, el número cromosómico básico de Agrostis es x=7, habiendo especies diploides,
tetraploides y hexaploides (e.g., A. curtisii Kerguélen, 2n=2x=14; A. capillaris L., Sp. Pl.
2n=4x=28 y A. castellana Boiss. & Reut., 2n=6x=42, respectivamente) (Bonos et al., 2002).
La citometría de flujo ha demostrado ser una técnica fiable de inferir el número cromosómico
de las especies vegetales (Bennett, 1987; Arumuganathan y Earle, 1991), habiéndose
demostrado una importante correlación entre los valores de 2C ADN y el número
cromosómico (Bonos et al., 2002). El uso de dicha técnica reduce el tiempo y el trabajo de las
determinaciones morfológicas y de conteo de cromosomas, además de poder realizarse en
estados tempranos de desarrollo de las plantas (Galbraith et al., 1983). Además permite
evaluar un elevado número de muestras en poco tiempo, permitiendo detectar variabilidad
dentro de extensas colecciones de material fitogenético susceptible de ser usado en mejora
vegetal.
El objetivo de este estudio fue la determinación del nivel de ploidía y el contenido en
ADN nuclear de 20 accesiones de Agrostis, 19 de la colección de semillas pratenses del Área
de Producción Vegetal de la Universidad de Oviedo y un cultivar comercial mediante
citometría de flujo.
MATERIAL Y MÉTODOS
Material vegetal
Las semillas de las 19 accesiones del género Agrostis se recogieron en diferentes
localidades de Asturias y zonas limítrofes desde el año 1999. Cada una de ellas se recogió
como semilla en al menos 50 plantas situadas en una zona lo más homogénea posible de 1001000 m2. El origen y el número del Inventario de dichas accesiones se muestran en la Tabla 1.
178
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
Las semillas una vez limpias, se deshidrataron al 5% de humedad con gel de sílice y se
conservaron en envases herméticos en una cámara frigorífica (código FAO del Banco de
semillas del Área de Producción Vegetal de la Universidad de Oviedo: ESP103) entre 0-4 ºC.
Determinación de las especies
Para la determinación de las especies de Agrostis correspondientes a las accesiones de
este estudio se utilizaron tres plantas por accesión y se siguieron los trabajos de Romero et al.
(1988) y de González (2006), utilizando sobre todo caracteres de panícula y lígula y
observando la ecología y el área de distribución de las mismas.
En base a esos trabajos, se agruparon las distintas accesiones en seis especies: A. durieui
Willk.; A. curtisii Kerguélen; A. hesperica Romero García, Blanca & C. Morales; A.
capillaris L., Sp. Pl.; A. stolonifera L., Sp. Pl., y A. castellana Boiss. & Reut.
Tabla 1. Relación de accesiones del género Agrostis utilizadas en el estudio. El número de accesión
corresponde al Banco de Semillas del Área de Producción Vegetal de la Universidad de Oviedo. Se indican
datos relativos al origen.”Golfin” (=Golf) es un cultivar comercial de A. capillaris de la casa comercial
DLF Trifolium (Dinamarca).
Accesión nº
25
167
324
499
7
23
302
304
11
12
20
21
22
500
488
14
17
18
505
“Golfín”
Provincia
Asturias
Asturias
Asturias
Asturias
Asturias
Asturias
La Coruña
Pontevedra
Asturias
Lugo
Cantabria
Asturias
León
Asturias
Asturias
Asturias
Asturias
Asturias
León
Localidad
Puerto de Somiedo
Vegadeo
Pesoz
Boal
El Franco
Figaredo
Pino
Duxame
La Colorada
Barbeitos
Alto Campoo
Alto de la Garganta
Riaño
Boal
Boal
Penarronda
Alto de la Garganta
Puerto de Somiedo
Barrios de Luna
Hábitat
Césped arenoso
Brezal
Camino
Brezal
Baldío
Baldio
Prado higrófilo
Prado higrófilo
Camino
Baldio
Pasto de puerto
Borde carretera
Baldío
P. sylvestris
Zona higrófila
Playa
Turbera oligotrofa
Turbera eutrofa
Pastizal
Lat
4302N
4321N
4316N
4325N
4332N
4310N
4254N
4248N
4333N
4309N
4305N
4320N
4250N
4325N
4325N
4332N
4320N
4302N
4250N
Long
0613O
0701O
0652O
0650 O
0652O
0550O
0822O
0810O
0640O
0701O
0425O
0700O
0450O
0650O
0649O
0659O
0700O
0613O
0551O
Alt (m)
1486
900
350
780
150
200
400
430
90
900
2100
896
1000
780
800
0
896
1486
1039
179
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
Preparación de muestras y citometría de flujo
Se sembraron diez semillas de cada accesión en semillero y condiciones de
invernadero, con el fin de obtener tres plantas sanas para el análisis de citometría de flujo en
el laboratorio de Citometría de los Servicios Científico-Técnicos en Oviedo.
La preparación del material vegetal para la citometría de flujo consiste en conseguir
dispersados celulares a los que se les aíslan los núcleos mediante destrucción del citoplasma
con pepsina o detergentes. Finalmente los núcleos son marcados con fluorocromos que se
unen estequiométricamente con los ácidos nucleicos por lo que la emisión de fluorescencia es
directamente proporcional a la cantidad de ADN nuclear. Uno de los fluorocromos más
frecuentemente usado es el Ioduro de Propidio.
Siguiendo la técnica descrita por Dolezel et al. (1994), se cortaron y picaron 100-200
mg de hojas frescas en trozos (1-2 mm) y se colocaron en placas Petri con 2 mL del tampón
Otto I (ácido cítrico 0,1M, 0,5% v/v Tween 20 almacenado a 4 ºC) con el fin de romper las
células y obtener los núcleos. Las placas Petri se mantuvieron en hielo durante 15 minutos. La
suspensión se filtró a través de un filtro de nylon de 50 µm de malla en un tubo y se añadió
350 µL del tampón Otto II (fosfato de sodio dihidrogenado 0,4M almacenado a temperatura
ambiente) luego se adicionó 50 µL de la enzima ribonucleasa (RNasa A de 100 µg/mL) y 50
µL de una solución de ioduro propidio de 140 µg mL-1. Como control interno se añadió
también 5 µL de una solución optimizada comercial de núcleos de hematíes de pollo 2C de
ADN = 2,33 pg (Costich et al., 1991) (DNA QC Particles, Vial A: chicken erythrocytes
nuclei, CEN, Catalog No. 349523 de BD Biosciences). Las muestras se incubaron durante 10
minutos en hielo y a continuación se analizaron en un citómetro de flujo (Cytomics FC500 de
Beckman Coulter). Las lecturas se hicieron sobre al menos 10.000 eventos (núcleos) por
muestra. Las señales fluorescentes se detectaron en el detector FL3 (605-635nm) y los datos
correspondientes se analizaron mediante el programa RXP Cytomics de Beckman Coulter. En
cada una de las muestras se determinó el contenido de ADN nuclear mediante el cociente del
valor medio del pico en la muestra vegetal y el valor del pico de muestras control
multiplicado por el contenido del ADN nuclear de cada una de las muestras control, es decir,
2,33 pg/2C en la muestra control de hematíes de pollo (Costich et al., 1991). Se tomaron tres
medidas replicadas (tres plantas diferentes) en el citómetro de flujo para cada una de las
accesiones de las leguminosas anuales.
180
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
Análisis estadístico
Los datos se analizaron mediante análisis de varianza (ANOVA) considerando el
factor accesión y el factor planta.
La comparación de medias de las accesiones se obtuvo mediante el test de la mínima
diferencia significativa (LSD) al nivel de significación del 5%. Los análisis estadísticos se
llevaron a cabo con el paquete estadístico SPSS versión 22 (SPSS, 2013).
Tabla 2. Caracteres de morfología floral usados para la determinación de las especies del género Agrostis.
Tres plantas por accesión.
Posición
espiguillas en
ramas nudo inferior
panícula
Longitud
espiguillas (mm)
Longitud
pedúnculos
espiguillas/longitud
espiguillas
Longitud
palea/lema
Longitud
lígula/anchura
lígula
A. durieui
Mitad
superior
A.curtisii
Mitad
superior
A.hesperica
Mitad
superior
A.capillaris
Mitad
superior
A.stolonifera
Toda la rama
A.castellana
Mitad
superior
1,2-1,7
3,1-3,2
2,4-2,6
2,0-2,4
2,0-2,6
2,0-2,2
>
≤
≤
≤
≤
≤
>1/3
≤1/3
≤1/3
>1/3
>1/3
>1/3
<
≥
<
<
≥
≥
RESULTADOS Y DISCUSIÓN
Los principales caracteres morfológicos que nos permitieron diferenciar las especies
de Agrostis se presentan en la Tabla 2.
El análisis de citometría de flujo de los núcleos aislados de las hojas de las accesiones
de Agrostis, mostró solo un pico en los histogramas que representan el nº de células teñidas
con la fluorescencia en función de la intensidad de la fluorescencia comparado con la
intensidad en el control compuesto de células de hematíes de pollo.
El ANOVA mostro diferencias altamente significativas (p < 0,001) entre las
accesiones para el contenido en ADN nuclear. De las 20 accesiones, cuatro fueron diploides,
13 tetraploides y tres hexaploides (Tabla 3). El contenido de ADN nuclear medio de las
diploides fue de 3,22 pg, 5,13 pg en las tetraploides y 7,93 pg en las hexaploides. Los
resultados están en correspondencia con los indicados por Bonos et al. (2002) en especies de
Agrostis del mismo nivel de ploidía. El contenido de ADN nuclear de los tetraploides no fue
181
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
exactamente el doble del de los diploides y el de los hexaploides fue menos de tres veces el de
los diploides; esto puede ser debido a las diferencias en el genoma entre las especies o a la
deleción (pérdida de bases) de ADN repetitivo en los niveles de ploidía superiores (Bonos et
al., 2002).
Dentro de cada nivel de ploidía se incluyeron diferentes especies del género Agrostis
en correspondencia con los resultados de otros autores (Romero García et al., 1998; Bonos et
al., 2002). Aunque el contenido en ADN nuclear, no permitió diferenciar especies dentro del
mismo nivel de ploidía, la accesión 14 de A. stolonifera (tetraploide) presentó un valor
significativamente mayor de ADN nuclear que el resto de accesiones tetraploides.
Tabla 3. Medias ± Desviación estándar para el contenido en ADN (valor 2C) en pg en las 20 accesiones.
LSD (Mínima diferencia significativa al nivel del 5%). Diferencias significativas entre medias se indican
por diferentes letras en la misma columna.
Accesión nº
25
167
324
499
7
23
302
304
11
12
20
21
22
500
“Golfín”
488
14
17
18
505
LSD (p=0,05)
Especie
A.durieui
A.curtisii
A.curtisii
A.curtisii
A.capillaris
A.capillaris
A.hesperica
A.hesperica
A.capillaris
A.capillaris
A.capillaris
A.capillaris
A.capillaris
A.capillaris
A.capillaris
A.hesperica
A.stolonifera
A.stolonifera
A.stolonifera
A.castellana
ADN (pg)
3,23±0,14e
3,24±0,04e
3,12±0,05e
3,30±0,01e
4,83±0,43d
4,83±0,43d
5,17±0,35cd
5,30±0,46cd
5,07±0,14cd
5,07±0,14cd
4,96±0,26cd
5,07±0,14cd
5,04±0,09cd
5,07±0,14cd
4,90±0,21cd
5,32±0,05c
5,76±0,30b
7,85±0,32a
7,96±0,23a
7,96±0,08a
0,40
Ploidía
2x
2x
2x
2x
4x
4x
4x
4x
4x
4x
4x
4x
4x
4x
4x
4x
4x
6x
6x
6x
Dentro de A. stolonifera, se encontraron especies con dos niveles de ploidía (4x y 6x),
morfológicamente similares (Tabla 2) correspondiendo la especie del nivel tetraploide con lo
que se denomina habitualmente A. stolonifera L. var. pseudopungens (Lange) Kerguélen,
ligada a sustratos salinos (Romero García et al., 1988). Las accesiones hexaploides se
caracterizan por ser plantas de lugares húmedos no halófilos (turberas). La accesión 17 al
estar compuesta de plantas robustas, panículas de gran tamaño con hojas planas de 4-8 mm de
182
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
anchura se correspondería con un A. stolonifera L. var. scabriglumis (Boiss. & Reut.) C.E.
Hubb., según Romero García et al. (1988). La accesión 18, por el contrario estaba compuesta
de plantas menos robustas, con hojas planas de 2-4 mm de anchura y según Romero García et
al. (1988) se podría corresponder con la variedad típica A. stolonifera L. var. stolonifera. Las
tres especies están descritas en el Principado de Asturias (Fernández Prieto et al., 2014).
Debido a la alogamia de las especies del género Agrostis, la determinación del nivel de
ploidía es importante para estudios de diversidad genética y programas de mejora genética
mediante selección asistida con marcadores.
CONCLUSIONES
La citometría de flujo permitió distinguir entre especies que tienen diferente nivel de
ploidía. Aunque dentro de cada nivel de ploidía, el contenido en ADN nuclear no permitió
diferenciar de manera clara las diferentes especies de Agrostis, el A. stolonifera tetraploide
presentó un valor de ADN nuclear significativamente mayor que el de otras accesiones
tetraploides de Agrostis.
REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS
ARUMUGANATHAN K. Y EARLE E.D. (1991) Estimation of nuclear DNA content of plants by flow
cytometry. Plant Mol. Biol. Reporter., 9(3), 229-233.
BENNETT M.D. (1987) Variation in genomic form in plants and its ecological implications. New Phytol., 106,
177-200.
BONOS S.A., PLUMLEY K.A. Y MEYER W.A. (2002) Ploidy determination in Agrostis using flow cytometry
and morphological traits. Crop. Sci., 42(1), 192-196.
BRADSHAW A.D. (1957) Natural hybridization of Agrostis tenuis Sibth and A. stolonifera L. The New
Phytologist, 57, 66-84.
COSTICH D.E., MEAGHER T.R. Y YURKOW E.J. (1991) A rapid means of sex identification in Silene
latifolia by use of flow cytometry. Plant Mol. Biol. Rep., 9, 359-370.
DOLEZEL J., LUCRETTI S.I. Y SCHUBERT I. (1994) Plant chromosome analysis and sorting by flow
cytometry. Crit. Rev Plant Sci., 13, 275-309.
FERNÁNDEZ PRIETO J.A., CIRES RODRIGUEZ E., BUENO SÁNCHEZ A., VÁZQUEZ V.M. Y NAVA
FERNÁNDEZ H.S. (2014) Catálogo de las plantas vasculares del Principado de Asturias. Documentos
11. Gijón, España: Ayuntamiento de Gijón y Jardín Botánico Atlántico.
GALBRAITH D.W., HARKINS K.R., MADDOX J.M., AYRES N.M., SHARMA D.P. Y FIROOZABADY E.
(1983) Rapid flow cytometric analysis of the cell cycle in intact plant tissues. Science, 220, 1049-1051.
183
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
GONZALEZ GARCIA M. (2006) Identificación de agrostis y festucas finas mediante caracteres de hoja
morfológicos y anatómicos. Proyecto fin de carrera. Mieres, España: Escuela Politécnica de Mieres.
Universidad de Oviedo.
OLIVEIRA J.A., NOVO-UZAL E., POMAR F., BUGHRARA S.S. Y AFIF E. (2010) Agromorphological
characterization and dollar spot fungus susceptibility in accessions of common bent (Agrostis capillaris
L.) collected in northern Spain. Spanish Journal of Agricultural Research, 8(1), 56-66.
ROMERO GARCIA A.T., BLANCA LÓPEZ G. Y MORALES TORRES C. (1988) Revisión del género
Agrostis L. (Poaceae) en la Peninsula Ibérica. Madrid, España: Ruizia.
SPSS (2013) SPSS for Windows, version 22. Chicago, USA: SPSS Inc.
TURGEON A.J. (2005) Turfgrass management. New Jersey, USA: Pearson Prentice Hall.
WIPFF J.K. Y FRICKER C.R. (2000). Determining gene flow of transgenic creeping bentgrass and gene transfer
to other bentgrass species. Diversity, 16 (1-2), 36-39.
184
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
PRODUCCIÓN Y CALIDAD PROTEICA EN ROTACIONES DE MAÍZ
FORRAJERO CON CULTIVOS DE INVIERNO CON LEGUMINOSAS
PRODUCTION AND PROTEIN QUALITY IN ROTATIONS OF WINTER LEGUME FORAGE CROPS WITH
FORAGE MAIZE
M.I. GARCÍA POMAR, D. BÁEZ BERNAL, C. GILSANZ REY Y J. CASTRO INSUA
Centro de Investigaciones Agrarias de Mabegondo (INGACAL). Xunta de Galicia. Apartado 10. 15080 A Coruña (España).
[email protected]
RESUMEN
La producción del sector del ganado vacuno lechero gallego está asociada en la mayoría de los casos al uso en la
alimentación de concentrados comprados y de forrajes producidos en la propia explotación, fundamentalmente pradera y
maíz forrajero. El ganadero con la eliminación de las cotas en el año 2015 debe incrementar su competitividad siendo una vía
la introducción de cultivos forrajeros invernales con leguminosas que además aportan beneficios medioambientales. En este
trabajo se contrasta el comportamiento productivo y cualitativo de distintos cultivos forrajeros invernales con leguminosas:
mezcla de raigrás con leguminosas, guisante con triticale y guisante (enterrado o cosechado) comparándolo con barbecho, en
rotación con maíz forrajero en tres zonas lecheras de la provincia de A Coruña. Se encontró que el introducir un cultivo
invernal con leguminosa (enterrado o cosechado) en rotación con maíz forrajero incrementó la productividad y la rotación
guisante con triticale/maíz forrajero fue la que aportó de manera significativa una mayor cantidad de proteínas a la
alimentación del ganado.
Palabras clave: guisante, triticale, raigrás, proteína, forraje.
SUMMARY
Production of Galician dairy herds is associated to bought concentrates and forages produced on the farm, mainly
grass and forage maize. Due to the milk quota abolition in 2015 farmers should increase their competitiveness. Winter forage
crops with legumes would contribute to this and also to environmental benefits. In this paper the productive and qualitative
behaviour of different winter forage crops with legumes is contrasted: ryegrass with legumes, pea with triticale and pea
(incorporated into the soil or harvested) compared with fallow in rotation with forage maize in three dairy zones (A Coruña).
It was found that introducing a winter crop with legumes (incorporated into the soil or harvested) in rotation with forage
maize increased productivity and pea with triticale/forage maize rotation provided significantly a greater amount of protein to
livestock feed.
Key words: pea, triticale, raygrass, protein, forage.
185
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
INTRODUCCIÓN
El sector del ganado vacuno lechero tiene una gran importancia en Galicia, siendo la
primera comunidad autónoma productora de leche, con un 39 % del total nacional -2 510
millones de litros de leche- (MAGRAMA, 2013). Dicha producción está asociada en la
mayoría de los casos al uso en la alimentación de concentrados comprados y de forrajes
producidos en la propia explotación, fundamentalmente pradera y maíz forrajero.
La eliminación de las cotas en el año 2015 va a tener efectos inciertos dependiendo de
cómo evolucione el consumo de productos lácteos, la capacidad de exportación de otros
países y los precios de los principales factores de producción como los piensos, ocasionando
posiblemente una mayor volatibilidad en el mercado de la leche y una posible reducción en el
precio (Sineiro y Vázquez, 2014). Por consiguiente, una menor dependencia de los piensos,
entre otros factores, va a permitir una mayor competitividad del ganadero. Dicha menor
dependencia se consigue en parte produciendo más forrajes en la propia explotación mediante
un incremento de las tierras pero también mediante mejoras en la producción, calidad, gestión
y utilización de estos forrajes para disminuir los costes de producción.
La rotación de un cultivo de invierno con maíz forrajero nos permite incrementar la
producción y si introducimos leguminosas incrementaremos además sustancialmente la
calidad dado su elevado valor proteico.
La fertilización de los forrajes en las explotaciones de vacuno de leche gallegas está
basada en el uso de fertilizantes minerales y del purín generado en la explotación. La partida
de fertilización en las explotaciones ganaderas lecheras representa el 19% de los costes de
producción de forrajes y el 7% de los costes de alimentación, pudiéndose reducir
sensiblemente (CAP, 2010). El cultivo del maíz se suele sobrefertilizar y en estos casos la
rotación con un cultivo de invierno permite aprovechar e interceptar el nitrógeno mineral
residual disminuyendo la lixiviación durante el otoño-invierno. Por otro lado la incorporación
al suelo de un cultivo invernal o de sus residuos (raíces y restos de hojas y tallos) supone un
aporte de materia orgánica que se mineraliza y aporta nutrientes al cultivo del maíz forrajero,
siendo este efecto más notorio en el caso de las leguminosas donde el cultivo siguiente se
beneficia del nitrógeno fijado por la leguminosa.
El objetivo de este trabajo es contrastar el comportamiento productivo y cualitativo de
distintos cultivos forrajeros invernales con leguminosas en rotación con maíz forrajero en
distintas zonas lecheras de la provincia de A Coruña.
186
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
MATERIAL Y MÉTODOS
Para alcanzar este objetivo el personal investigador del CIAM en colaboración con el
personal técnico de la Cooperativa Agraria Provincial de A Coruña seleccionaron en tres
explotaciones localizadas en los municipios de Paderne, Arzúa y A Baña (A Coruña) una
parcela que previamente había tenido maíz forrajero.
En las tres parcelas cultivadas en el verano del 2012 con maíz forrajero se
establecieron a principios de noviembre (6, 14 e 15 de noviembre de 2012, respectivamente)
en un ensayo en bloques al azar con 3 repeticiones tres cultivos de invierno: mezcla de raigrás
con leguminosas (Fertifeno AC), guisante (var. Cartouche) con triticale (var. Trujillo)
guisante (enterrado o cosechado) y además se estableció un tratamiento de barbecho. Tras la
cosecha de los cultivos de invierno (10 de mayo, 24 de abril y 15 de mayo) se sembró maíz
forrajero (24 de mayo, 6 y 25 de mayo de 2013). La recolección se realizó el 14, 2 y 4 de
octubre, respectivamente. Los cultivos de invierno tuvieron una buena implantación
presentando al final del cultivo una buena cobertura y las densidades finales del maíz
forrajero fueron de 76400 plantas/ha en Paderne, 72600 plantas/ha en Arzúa y 70400
plantas/ha en A Baña. En la tabla 1 aparecen las características de los suelos donde se
realizaron los ensayos.
Tabla 1. Características físico-químicas de los suelos.
Textura
pH
P (ppm)
K (ppm)
Paderne
Franca
5.53
35
103
Arzúa
Franco-limosa
5.89
26
169
A Baña
Franco-arenosa
5.92
13
116
Las subparcelas tenían una superficie de 600, 750 y 950 m2, respectivamente. Los
parámetros objeto de control en cada una de las subparcelas fueron la producción y la calidad
proteica de la cosecha en el momento de la recolección, medida la proteína bruta en mazorca
y en paja (hojas + tallos) mediante la técnica de espectroscopía de reflectancia en el infrarrojo
próximo (NIRS Win ISI 1.5).
Los valores medios de los parámetros se analizaron mediante ANOVA en diseño con
dos fuentes de variación, considerando como tratamiento en el cultivo invernal el tipo de
187
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
cultivo, en el maíz el cultivo invernal precedente y en la rotación cultivo invernal/maíz el tipo
de cultivo invernal. Para la comparación de medias se utilizó el test de Student-NewmanKeuls.
RESULTADOS Y DISCUSIÓN
Las tablas 2, 3 y 4 nos muestran los datos de producción y calidad proteica obtenidos
por cultivo y en la rotación completa en las tres explotaciones localizadas en distintas zonas
de la provincia de A Coruña (Paderne, Arzúa y A Baña).
Entre los cultivos invernales observamos una mayor producción de materia seca en el
de guisante con triticale aunque sólo con diferencias significativas en Paderne . El guisante
fue el que presentó un mayor porcentaje de proteína bruta (15.83% en Paderne, 17.48% en
Arzúa y 16.84% en A Baña), con diferencias significativas con el resto de tratamientos. El
porcentaje de proteína bruta en el tratamiento de guisante con triticale tuvo un contenido
variable que fue superior en la parcela de A Baña (14.21%) con un 72% de contenido en
leguminosa y que fue bajo en Paderne (8.44%) por una recolección más tardía (elevado
porcentaje de materia seca). El contenido de proteína bruta (%) de la mezcla de raigrás con
leguminosas fue aceptable, y en la parcela de Arzúa, donde no hubo una buena implantación
de las leguminosas, una recogida más temprana (menor porcentaje de materia seca) dio unos
contenidos en proteína bruta equivalentes a las otras explotaciones. Estudios realizados en el
CIAM con mezclas de trébol con raigrás italiano concluyeron que es esencial asegurar una
proporción adecuada de leguminosas en la mezcla que, como mínimo, debería ser del 50% de
la materia seca total para alcanzar valores de proteína bruta superiores al 12% (Flores et al.,
2011).
Se encontraron diferencias significativas en la producción de proteína bruta en las tres
localidades evaluadas. La mayor producción de proteína bruta fue para el guisante (830, 449 y
611 kg/ha en Paderne, Arzúa y A Baña, respectivamente), seguido del guisante con triticale
(598, 403 y 549 kg/ha en Paderne, Arzúa y A Baña). Sólo se encontraron diferencias
significativas entre ambos tratamientos en la parcela de Paderne.
En el cultivo del maíz encontramos las mejores producciones de materia seca en las
parcelas de Paderne y Arzúa en las que hubo previamente guisante enterrado y cosechado
(16247 kg/ha y 2184 kg/ha respectivamente), aunque sólo hubo diferencias significativas
entre tratamientos en la primera localidad. En la parcela de A Baña sólo la que había ido
188
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
previamente de barbecho obtuvo una mejor producción aunque sin diferencias significativas
(11710 kg/ha en barbecho frente a 9701 kg/ha en el guisante enterrado), lo que puede
atribuirse a una escasa fertilización nitrogenada en el maíz (90 kg/ha de N) y a un nivel previo
de N en suelo en la parcela de barbecho de 107 kg/ha de N en los primeros 60 cm, frente a
una media de 16 kg/ha de N en donde hubo cultivo invernal, de tal manera que el tratamiento
de barbecho aportó una cantidad de nitrógeno inicial que pudo ser semejante a la aportada por
la mineralización, a lo largo del ciclo del maíz, de los cultivos con leguminosas.
Tabla 2. Producción y calidad de la rotación de Paderne (A Coruña).
CULTIVO
CP
G
G+T
M
Significación
MDS
Maíz
Maíz
Maíz
G ent
B
G+T
Maíz
M
Significación
MDS
ROTACIÓN
G ent/Maíz
B/Maíz
G+T/Maíz
M/Maíz
Significación
MDS
Producción
(kg/ha)
33603
28611
29134
NS
49314 a
35180 b
29959 b
30633 b
*
8937
M.seca
(%)
15.74 b
25.08 a
17.81 b
*
5.28
32.92 b
36.82 a
36.10 a
38.97 a
*
2.42
RMS
(kg/ha)
5267 b
7210 a
5144 b
*
1473
16247 a
12941 ab
10816 b
11763 ab
*
3213
49314 a
35180 b
58570 a
59767 a
**
8455
-
16247 ab
12941 b
18026 a
16908 ab
*
2794
Leg
PB
(%)
(%)
98.43 a 15.83 a
39. 13 b 8.44 b
33.49 b 8.79 b
**
**
27.35
3.68
4.67
3.63
4.03
3.79
NS
-
-
PB
(kg/ha)
830 a
598 b
457 b
*
179.62
757 a
469 b
434 b
452 b
**
113
757 b
469 c
1032 a
910 ab
**
155
RMS: Rendimento da materia seca; PB: Proteína bruta; CP: Cultivo precedente; G ent: Guisante enterrrado; B: Barbecho; G+T: GuisanteTriticale; M: Mezcla raigrás leguminosas. Diferencias significativas: p>99% **, p>95% *; diferencias no significativas: NS. MDS: Mínima
diferencia significativa (=0.05).
Se observa una cierta correlación entre la producción de proteína bruta del cultivo
precedente en las parcelas de Paderne y Arzúa, que se corresponde con una mayor fijación de
nitrógeno en las raíces que quedaron en el suelo y las producciones de maíz forrajero. No
hubo diferencias significativas en el porcentaje de proteína bruta del maíz según el cultivo
previo en ninguna de las localizaciones.
189
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
Tabla 3. Producción y calidad de la rotación de Arzúa (A Coruña).
CULTIVO
CP
G
G+T
M
Significación
MDS
Maíz
Maíz
Maíz
G cos
B
G+T
Maíz
M
Significación
MDS
ROTACIÓN
G cos/Maíz
B/Maíz
G+T/Maíz
M/Maíz
Significación
MDS
Producción
(kg/ha)
19548
24062
25833
NS
54761
45266
56532
46254
NS
-
M.seca
(%)
13.22
15.66
13.32
NS
38.76 ab
36.49 b
37.13 b
40.62 a
**
1.65
RMS
(kg/ha)
2580
3789
3430
NS
21184
16382
20870
18777
NS
-
Leg
(%)
92.69 a
27.65 b
2.95 c
**
15.43
-
PB
(%)
17.48 a
10.78 b
8.42 b
**
2.83
3.50
4.14
4.23
3.77
NS
-
PB
(kg/ha)
449 a
403 a
290 b
**
72
742
675
882
707
NS
-
74309 a
45266 b
80594 a
72087 a
**
11521
-
23764 a
16382 b
24659 a
22206 a
**
3511
-
-
1191 ab
675 c
1285 a
997 b
**
195
RMS: Rendimento da materia seca; PB: Proteína bruta CP: Cultivo precedente; G cos: Guisante cosechado; B: Barbecho; G+T: GuisanteTriticale; M: Mezcla raigrás leguminosas. Diferencias significativas: p>99% **, p>95% *; diferencias no significativas: NS. MDS: Mínima
diferencia significativa (=0.05).
Tabla 4. Producción y calidad de la rotación de A Baña (A Coruña).
Producción
(kg/ha)
G
Maíz
24294
G+T
Maíz
23539
M
Maíz
17149
Significación
NS
MDS
G ent
28142 ab
B
38579 a
G+T
23476
b
Maíz
M
15422 b
Significación
*
MDS
10080
ROTACIÓN
G ent/Maíz
28142 b
B/Maíz
38579 ab
G+T/Maíz
47015 a
M/Maíz
32571 ab
Significación
*
MDS
10601
CULTIVO
CP
M.seca
(%)
14.96 b
16.51 a
14.88 b
*
1.06
34.42 a
30.34 b
31.03 b
29.67 b
**
1.90
RMS
(kg/ha)
3638
3866
2541
NS
9701 a
11710 a
7319 ab
4597 b
*
3474
Leg
(%)
100.00 a
72.64 b
33.56 c
**
19.15
-
PB
(%)
16.84 a
14.21 b
8.49 c
**
1.77
4.87
5.43
4.49
4.45
NS
-
PB
(kg/ha)
611 a
549 a
209 b
**
117
477 ab
635 a
330 bc
197 c
*
187
-
9701
11710
11185
7138
NS
-
-
-
477 b
635 b
879 a
406 b
**
186
RMS: Rendimento da materia seca; PB: Proteína bruta: CP: Cultivo precedente; G ent: Guisante enterrrado; B: Barbecho; G+T:
Guisante-Triticale; M: Mezcla raigrás leguminosas. Diferencias significativas: p>99% **, p>95% *; diferencias no significativas: NS.
MDS: Mínima diferencia significativa (=0.05).
190
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
Considerando la rotación, la de guisante con triticale con maíz forrajero fue la que
presentó las mayores producciones de materia seca en las parcelas de Paderne (18026kg/ha) y
Arzúa (24659 kg/ha), pero con diferencias significativas sólo con la rotación de barbecho con
maíz forrajero (12941 y 16382 kg/ha en Paderne y Arzúa respectivamente). En las tres
localizaciones se hallaron diferencias significativas entre las rotaciones para la producción de
proteína bruta, con la mayor producción en la rotación de guisante-triticale con maíz forrajero,
lo que aporta un mayor valor nutritivo al forraje. Las rotaciones de guisante (enterrado o
cosechado) con maíz o mezcla raigrás/leguminosas con maíz tuvieron un comportamiento
semejante. La rotación barbecho seguida de maíz, excepto en A Baña, fue la que tuvo un
menor aprovechamiento, por tener en general las menores producciones de materia seca y
proteína bruta, 12941 kg/ha de RMS y 469 kg/ha de PB en Paderne y 16382 kg/ha RMS y 675
kg/ha PB en Arzúa.
CONCLUSIONES
En resumen podemos decir que el introducir un cultivo invernal con leguminosa
(enterrado o cosechado) en rotación con maíz forrajero incrementó la productividad y la
rotación guisante con triticale/maíz forrajero fue la que aportó de manera significativa una
mayor cantidad de proteínas a la alimentación del ganado. Además estos cultivos presentan
beneficios ambientales por minimización del impacto del nitrógeno sobre la calidad del agua
(lixiviación de nitratos) y del aire (emisiones de óxido nitroso) al interceptar el posible
nitrógeno residual tras el cultivo del maíz y por necesitar menos aporte de nitrógeno en su
desarrollo y en el desarrollo del cultivo posterior ya que influye en él favorablemente
mediante la mineralización del nitrógeno orgánico incorporado al suelo a través de las raíces
y/o hojas y tallos.
AGRADECIMIENTOS
A la Unión Europea y a la Xunta de Galicia por la financiación del Proyecto FEADER
2012/31 “Elaboración de tablas y de programa online de recomendación de fertilización
nitrogenada en las rotaciones forrajeras de las explotaciones lecheras gallegas en función del
aporte de nitrógeno por el suelo” que la Cooperativa Agraria Provincial de A Coruña
desarrolló en cooperación con el CIAM y a Mª José Bermúdez y Mª José Casal por los
análisis realizados.
191
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS
COOPERATIVA AGRARIA PROVINCIAL DE A CORUÑA S.C. (2010) Asesoramento técnico-económico en
explotacións de vacún de leite. IV Xornadas Técnicas. Cooperativa Agraria Provincial de A CoruñaINGACAL, Abegondo.
FLORES G., DÍAZ N., VALLADARES J., FERNÁNDEZ B., GONZÁLEZ A., BANDE M.J., PEREIRA S.,
RESCH C, RODRÍGUEZ X. Y PIÑEIRO J. (2011) Leguminosas anuais en asociación con raigrás
italiano como cultivo invernal nas rotacións forraxeiras intensives. Afriga, 94, 86-98.
MINISTERIO DE MEDIO AMBIENTE Y MEDIO RURAL Y MARINO (2013) Anuario de estadística 2009.
Madrid, España: Secretaría General Técnica.
SINEIRO F. Y VÁZQUEZ I. (2014) A produción de leite en Galicia nunha Europa sen cotas. En: Unha ollada
cara ao futuro. XII xornadas técnicas de vacún de leite, pp 74-81. Lugo, España: Seragro Sociedade
Cooperativa Galega.
192
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
PRODUCCIÓN, CONCENTRACION Y PERFIL DE GLUCOSINOLATOS DE
Brassica carinata Y Brassica juncea CULTIVADAS EN LA DEHESA
YIELD, GLUCOSINOLATE PROFILE AND CONCENTRATION OF Brassica carinata AND Brassica juncea
CROPPED IN DEHESA
P. FERNÁNDEZ REBOLLO1, M.D. CARBONERO MUÑOZ2, J.R. LEAL MURILLO1, A.M. GARCÍA
MORENO3, P. RIOS CASTAÑO4, M.E. SÁNCHEZ4, S. OBREGÓN5 Y A. DE HARO BAILÓN5
1
Dpto. de Ingeniería Forestal. ETSIAM. Universidad de Córdoba. Campus de Rabanales. 14071 Córdoba (España).
[email protected] 2Área de Producción Agraria. IFAPA. Centro Hinojosa del Duque. Junta de Andalucía. Córdoba (España).
3
Área de Producción Ecológica y Recursos Naturales. IFAPA. Centro Alameda del Obispo. Córdoba (España). 4Dpto. de
Agronomía. ETSIAM. Universidad de Córdoba. Campus de Rabanales. 14071 Córdoba (España). 5Instituto de Agricultura
Sostenible. CSIC. Córdoba (España).
RESUMEN
La podredumbre radical causada por Phytophthora cinnamomi Rands es la principal enfermedad a la que se
enfrenta el arbolado de las dehesas. Su erradicación es difícil y los esfuerzos deben centrarse en evitar su expansión. Los
cultivos de plantas biofumigantes pueden ayudar en esta labor al afectar a la infectividad del patógeno. En este trabajo se
analiza la producción, la concentración y el perfil de glucosinolatos (en la parte aérea y en plena floración) de dos genotipos
de B. carinata A. Braun y dos de B. juncea L., seleccionadas por su alto contenido en glucosinolatos y su adaptación a la
campiña mediterránea, cuando se cultivan en la dehesa. Los genotipos de B. carinata y B. juncea ensayados han mostrado
una producción variable en la dehesa: bajas el primer año de ensayo por un escaso establecimiento inicial y mayores el
segundo. Tanto en la campiña como en la dehesa, el glucosinolato predominante en los genotipos de las dos especies ha sido
2-propenyl glucosinolato. No obstante, la concentración de glucosinolatos ha sido baja en la dehesa en relación a la alcanzada
en la campiña. Los resultados obtenidos hasta ahora sugieren una mejor adaptación de B. juncea como planta biofumigante
en la dehesa.
Palabras clave: crucíferas, podredumbre radical, Phytophthora cinnamomi, 2-propenyl glucosinolato.
SUMMARY
The root rot caused by Phytophthora cinnamomi is the main disease that affects oaks in dehesa system. The
eradication of root rot is difficult and efforts should be focused on preventing its spread to other areas. Biofumigant crops can
be considered as a control measure, due to its ability to reduce the infectivity of the pathogen. In this paper we compared
yield, glucosinolate profile and concentration of two genotypes of Brassica carinata A. Braun, and Brassica juncea L,
cropped in dehesa vs lowland. The genotypes of both species tested have shown a variable yield in dehesa. Production was
low the first year, due to a lack of initial plant establishment but was high the second year. In both areas, 2-propenyl
glucosinolate was the main glucosinolate in aerial plant tissues. However, glucosinolate concentration was lower in dehesa
crops. The results point out that B. juncea could play a better role as a biofumigant plant in dehesa.
Key words: crucifers, root rot, Phytopthora cinnamomi, 2-propenyl glucosinolato.
193
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
INTRODUCCIÓN
El oomiceto Phytophthora cinnamomi Rands causa podredumbre radical en muchas
especies leñosas entre las que se encuentra la encina y el alcornoque y es considerado el
principal responsable de la pérdida de arbolado en muchas dehesas del suroeste de la
Península Ibérica (Sánchez et al., 2003). Numerosas características convierten a P. cinnamomi
en un patógeno difícil de controlar: amplio número de huéspedes; capacidad para sobrevivir
en plantas asintomáticas; elevada longevidad de las estructuras de resistencia (clamidosporas)
en ausencia de plantas huéspedes; capacidad para invadir el perfil del suelo hasta
profundidades considerables y una rápida capacidad de diseminación en suelos mal drenados
o encharcados. De acuerdo a la naturaleza del patosistema Quercus/Phytophthora, el control
de este patógeno pasa por la integración de medidas culturales, biológicas y químicas que
disminuyan su densidad y multiplicación y eviten su propagación. Así, las líneas de trabajo
abordadas se han centrado en evaluar los efectos del ácido fosforoso, usualmente aplicado al
árbol mediante inyecciones presurizadas, y de fertilizantes cálcicos. El cultivo en la dehesa de
plantas con poder biofumigante para ser enterradas en verde antes de plena floración, puede
ser una actuación más a considerar en la estrategia de control de la podredumbre radical. En
ensayos realizados en condiciones controladas, diversas especies de la familia Brassicaceae,
entre las que se encuentran Brassica carinata A. Braun y Brassica juncea L, han ofrecido
resultados positivos en el control de distintos patógenos de suelo, como Phytophthora
cactorum (Lebert y Cohn), Verticillium dahliae Kleb (Romero et al., 2008), o P. cinnamomi
(Ríos et al., 2014). Sin embargo, para su utilización eficaz se precisa evaluar la adaptación de
estas especies a las condiciones edafoclimáticas de las dehesas. En este contexto, el objetivo
de este trabajo ha sido evaluar la producción, la concentración y el perfil de glucosinolatos de
dos genotipos de B. carinata y B. juncea seleccionadas por su alto contenido en
glucosinolatos y su adaptación a la campiña mediterránea cuando se cultivan en la dehesa.
MATERIAL Y MÉTODOS
Los ensayos se han realizado en dos parcelas experimentales ubicadas en la provincia
de Córdoba: una en el IFAPA de Hinojosa del Duque (38º 29’50’’ N; 5º 6’56’’ O), y otra en
el Instituto de Agricultura Sostenible del CSIC de Córdoba (IAS) (37º 21’30’’ N; 4º 47’56’’
O). Las condiciones meteorológicas durante los dos años de ensayo se presentan en la tabla 1.
El suelo de la parcela del IFAPA de Hinojosa del Duque proviene de granitos y otras rocas
194
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
intrusivas de grano grueso, con una textura arenosa, pH de 5,5 y C.I.C. de 5 meq/100g,
mientras que el suelo de la parcela del IAS proveniente de sedimentos terciarios calizos,
presenta una textura franca, pH de 7,8 y C.I.C. de 19 meq/100g.
Se ensayaron dos genotipos de Brassica carinata (Bc11-03 y Bc11-06) y dos de
Brassica juncea (Bj11-04 y Bj11-05) considerándose una dosis de siembra de 150
semillas/m2. Las parcelas elementales tenían unas dimensiones de 3 m x 2 m y el diseño del
experimento fue factorial en bloques al azar con tres repeticiones por cultivo. Las labores de
preparación del cultivo consistieron en dos pases cruzados con grada de discos, realizándose
la siembra de forma manual a mediados de noviembre en la parcela del IFAPA y a principios
de diciembre en la parcela del IAS.
Cuando se alcanzó el estadio de plena floración (50% de las flores de la inflorescencia
principal abierta), se contaron las plantas establecidas en cada parcela y se cosechó la parte
aérea de tres plantas por parcela, evaluándose su peso seco tras permanecer en estufa de aire
forzado a 60 ºC durante 48 horas. A partir de la densidad de plantas y el peso seco medio de
las plantas cosechadas se calculó la producción de cada parcela (kg MS ha-1). Además, se
cosecharon tres plantas (una de cada parcela elemental) que se congelaron a -80 ºC, se
liofilizaron y se molieron de forma conjunta para la determinación posterior de glucosinolatos
(GLS). La muestra (100 mg de materia seca) se sometió a una doble extracción con metanolagua a 75 ºC al objeto de inactivar la enzima mirosinasa. El proceso seguido puede
consultarse en Font et al. (2005). Se ha utilizado como patrón interno la glucotropaolina
(benzylglucosinolato), añadiendo 200 µl de una solución 10mM. Los GLS se analizaron
mediante cromatografía líquida con HPLC (Waters, modelo 6000), equipado con un detector
de absorbancia (modelo 486 UV) a una longitud de onda de 229 nm. La separación fue
realizada con una columna del tipo Lichrocart 125-4 con relleno de Lichrospher 100 RP-18 y
un tamaño de partícula de 5 micras. La identificación de los distintos GSL fue establecida por
comparación con tres patrones de referencia certificados (CRMs 366,190 y 367), siguiendo
las recomendaciones de la Unión Europea. El contenido de cada GLS individual presente en
la muestra se calculó a partir del patrón interno y se expresó como µmol g-1 de materia seca.
El contenido total de GLS fue calculado como suma de los contenidos individuales. En este
trabajo se presentan los resultados de los análisis de GLS del primer año, pues se están
procesando los del segundo año.
195
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
En cada parcela, la producción (kg MS ha-1) cosechada cada año se comparó mediante
el test de Kruskal-Wallis considerándose como factor la especie/genotipo. Además, para cada
especie/genotipo se comparó la producción entre años y entre parcelas utilizando el test de
Mann-Whitney. Los análisis fueron realizados con el programa Statistica 8.
Tabla 1. Temperaturas media, media de las máximas y mínimas (ºC) y precipitación (mm), registradas a
lo largo de los ensayos (2012/13 y 2013/14) en la estación agroclimática del IFAPA de Hinojosa del Duque
(Córdoba) y Córdoba.
Meses
Año
Octubre
Noviembre
Diciembre
Enero
Febrero
Marzo
Abril
Mayo
IFAPA (Hinojosa del Duque, Córdoba)
2012/13
2013/14
Tª máxima
21,5
14,4
11,3
10,8
11,9
13,9
19,0
22,0
Tª media
15,0
9,9
5,6
5,7
6,1
9,2
12,5
15,0
Tª mínima
8,7
5,5
0,7
1,1
0,2
5,0
5,5
7,4
Precipitación
33,2
129,4
30,6
45,2
35,8
151,8
23,5
47,0
Tª máxima
23,2
14,5
13,2
12,1
11,9
16,5
21,7
26,1
Tª media
16,3
7,9
5,7
7,6
7,6
9,7
14,7
18,5
Tª mínima
9,6
1,7
-0,7
2,8
2,9
2,7
7,3
9,3
Precipitación
107,0
4,2
54,0
44,1
72,5
24,3
25,2
16,3
Tª máxima
24,3
17,8
14,8
14,5
14,9
16,8
22,3
25,3
Tª media
18,0
13,1
8,8
8,7
8,9
12,1
15,7
18,1
Tª mínima
13,2
9,2
4,5
4,2
3,3
8,3
9,7
10,8
Precipitación
72,6
207,2
19,4
61,8
87,4
266,4
51,2
12,2
Tª máxima
25,8
17,9
15,7
14,7
15,0
20,0
24,6
28,7
Tª media
18,6
10,1
7,5
8,6
10,1
12,7
17,4
20,7
Tª mínima
12,7
3,2
1,3
3,4
5,3
6,3
10,7
12,1
Precipitación
29,0
10,4
84,2
103,6
108,2
30,6
52,6
9,4
Córdoba
2012/13
2013/14
RESULTADOS Y DISCUSIÓN
La producción de las distintas especies/genotipos obtenida cada año y en cada parcela
se presenta en la tabla 2. Las producciones conseguidas en la parcela de la campiña cordobesa
han sido mayores que las registradas en la parcela del norte de Córdoba, situada en terrenos
característicos de dehesa. La producción media en la parcela de la campiña se sitúa en 15 286
196
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
kg MS ha-1, mientras que en la parcela de la dehesa alcanza los 2 162 kg MS ha-1, es decir un
14% de la producción cosechada en la campiña. Las condiciones edáficas de la campiña, con
suelos de mayor pH y fertilidad que los de las dehesas, pueden explicar las diferencias
observadas en producción. Asimismo, los análisis de cobertura y composición de adventicias
que se están realizando (Fernández-Rebollo et al., 2014), sugieren que la competencia entre la
flora herbácea y el cultivo es mayor en la dehesa que en la campiña, en donde la recurrencia
de las labores y los tratamientos herbicidas han disminuido la densidad y han simplificado la
composición de la flora.
En la parcela del IFAPA, la producción del segundo año de todas las especies/líneas
ha sido significativamente superior a la cosechada el primer año. Así, la producción media en
el año 2013 fue de 282 kg MS ha-1, mientras que en el año 2014 se alcanzó 4 041kg MS ha-1.
Estas diferencias pueden ser explicadas por las distintas condiciones meteorológicas en ambos
años. El año 2013 se caracterizó por una abundante precipitación, especialmente en el mes de
noviembre cuando se realizó la siembra, lo que dificultó el establecimiento inicial de los
cultivos (Fernández-Rebollo et al., 2014). Además, las heladas se extendieron hasta bien
entrado el mes de marzo (Tabla 1), pudiendo haber limitado su desarrollo. De hecho, algunos
individuos del genotipo Bc11-06 de B. carinata y Bj11-05 de B. juncea, mostraron daños por
heladas. En cambio, en el segundo año la precipitación fue algo menor y, aunque octubre fue
un mes lluvioso, noviembre (el mes en el que se realizó la siembra) fue seco, registrándose tan
sólo 4,2 mm de lluvia. Esta situación ha posibilitado un mejor establecimiento inicial y el
invierno menos riguroso ha permitido un mayor desarrollo del cultivo.
A diferencia de lo ocurrido en la parcela de Hinojosa del Duque, la producción del
segundo año en la campiña ha sido similar a la del primero para el genotipo Bc11-03 de B.
carinata y el Bj11-05 de B. juncea. Los otros dos genotipos han visto disminuir su producción
de forma significativa el segundo año. El año 2013 fue también lluvioso en esta zona, e
incluso la precipitación registrada en noviembre llegó a ser más alta que la de Hinojosa del
Duque, pero el retraso de la fecha de siembra hasta el mes de diciembre, poco lluvioso, puede
explicar las elevadas producciones por un buen establecimiento. En el año 2014, en los meses
posteriores a la siembra (diciembre, enero y febrero) las lluvias fueron copiosas, lo que pudo
afectar al establecimiento de algunas de las líneas.
En la parcela del IFAPA, los genotipos de B. juncea han alcanzado mayor producción
que los de B. carinata. El genotipo Bc11-06 de B. carinata ha mostrado una escasa
197
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
adecuación a las condiciones de la dehesa del norte de Córdoba, con una producción media
baja (336 kg MS ha-1). En cambio en la parcela del IAS, aunque todas las especies y
genotipos muestran una buena adecuación, son las líneas de B. carinata las que han
conseguido las mayores producciones.
Tabla 2. Producción media y error estándar (kg MS ha-1) de los genotipos de Brassica carinata (Bc11-03 y
Bc11-06) y Brassica juncea (Bj11-04 y Bj11-05) cultivadas en IFAPA (Hinojosa del Duque, Córdoba) y en
IAS (Córdoba) en dos años. En cada fila, letras distintas indican diferencias significativas entre
especies/genotipos (p<0.05) según el test de Kruskal-Wallis.
Bc11-03
Año
Parcela
IFAPA
2013
IAS
IFAPA
2014
IAS
Bc11-06
Media
Bj11-04
Media
EE
EE
219,6 ab
34,9
5,1 a
2,0
17456,0 a
2269,1
23827,0 a
3622,7 a
2429,0
14885,0 a
1926,9
Media
Bj11-05
EE
Media
EE
695,1 b
225,9
207,9 ab
30,9
2807,3
25484,0 a
3508,0
8107,1 a
749,2
666,6 b
263,4
4960,2 a
444,5
6916,4 a
604,0
11805,0 a
2965,2
8235,2 a
1655,2
12487,0 a
2646,1
La figura 1 muestra la concentración de GLS en la parte aérea de las distintas
especies/genotipos correspondientes a la campaña del 2013 en cada parcela.
Figura 1. Concentración (µmol g-1 de materia seca) de Sinigrina (2-Propenyl glucosinolato) y otros
glucosinolatos (GLS) presentes en partes verdes de los genotipos de Brassica carinata (Bc11-03 y Bc11-06)
Brassica juncea (Bj11-04 y Bj11-05) en cada parcela de cultivo. Los valores corresponden al año 2013.
198
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
En ambas especies, la sinigrina (2-propenyl glucosinolato) es el GLS predominante. El
resto de GLS, aunque minoritarios, pertenecen también al grupo alifático, entre los que
destacan la progoitrina (R-2-hydroxy-3-butenyl glucosinolato), gluconapina (3-butenyl
glucosinolato) y la glucobrassicanapina (4-pentenyl glucosinolato). Ríos et al. (2014) han
demostrado que las especies con un alto contenido en sinigrina tienen la capacidad de
disminuir la infectividad de P. cinnamomi tras ser enterradas en verde y mezcladas con el
suelo, reduciendo los síntomas de la enfermedad in planta. Sin embargo, otras especies con
un perfil de glucosinolatos alifáticos o aromáticos pero sin sinigrina no resultaron efectivas
frente a P. cinnamomi. La concentración de sinigrina ha sido mayor en los cultivos realizados
en la campiña frente a los de la dehesa. En la parcela del IAS, B. juncea presentó mayores
concentraciones de sinigrina que B. carinata. En cambio, en la parcela del IFAPA las
diferencias en la concentración de GLS entre especies no son tan evidentes.
CONCLUSIONES
Los genotipos de B. carinata y B. juncea ensayados han mostrado una producción
variable en la dehesa: bajas el primer año por un escaso establecimiento inicial y mayores el
segundo. Las producciones son menores que las que se alcanzan en la campiña. Considerando
los resultados del primer año, la concentración de GLS en la parte aérea de las plantas y en el
estadio de plena floración ha sido baja en relación a la alcanzada en la campiña. En ambas
zonas la sinigrina es el GLS predominante. Los resultados obtenidos hasta ahora sugieren una
mejor adaptación de algunos genotipos de B. juncea como planta biofumigante en la dehesa.
AGRADECIMIENTOS
Este estudio ha sido financiado por el proyecto andaluz BRASPHEN (P 2010-AGR6501). El contrato de M.D. Carbonero está financiado por el programa operativo FSE de
Andalucía (2007-2013).
REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS
FERNÁNDEZ-REBOLLO P., CARBONERO M.D., LEAL J.R., GARCÍA A.M., RÍOS P., SÁNCHEZ M.E.,
OBREGÓN S. Y DE HARO A. (2014) Capacidad de competencia de líneas de Brassica carinata,
Brassica juncea y Sinapis alba seleccionadas por su poder biofumigante en cultivos en dehesa. En:
Busqué J. et al. (Eds). Pastos y PAC 2014-2020, pp 169-176. Potes, Cantabria, España: Sociedad
Española para el Estudio de los Pastos.
199
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
FONT R., DEL RÍO M., CARTEA E. Y DE HARO A. (2005) Quantification of glucosinolates in leaves of leaf
rape (Brassica napus var. pabularia) by near infrared spectroscopy. Phytochem 66,175-185.
RÍOS P., OBREGÓN S., DE HARO A. Y SÁNCHEZ M.E. (2014) Screening of potential biofumigant plants
against Quercus root rot caused by Phytophthora cinnamomi. IOBC/WPRS bulletin 101, 125-132.
ROMERO E., ZURERA C., PORRAS M., BARRAU C. Y ROMERO F. (2008) Evaluación del poder
biofumigante de Brassica spp. para el control de Phytophthora cactorum y Verticillium dahliae. XIV
Congreso Sociedad Española de Fitopatología. Lugo, España.
SÁNCHEZ M.E., SÁNCHEZ J.E., NAVARRO R.M., FERNÁNDEZ P. Y TRAPERO A. (2003) Incidencia de
la podredumbre radical causada por Phytophthora cinnamomi en masas de Quercus en Andalucía.
Boletin de Sanidad Vegetal Plagas, 29, 87-108.
200
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
INFLUENCIA DEL GENOTIPO Y LA DENSIDAD DE SIEMBRA EN EL
RENDIMIENTO Y VALOR NUTRITIVO DEL SORGO FORRAJERO EN LA
ZONA COSTERA DE GALICIA
INFLUENCE OF GENOTYPE AND SOWING DENSITY ON YIELD AND NUTRITIONAL VALUE OF FORAGE
SORGHUM IN THE COASTAL OF GALICIA
M.J. BANDE-CASTRO1, C. RESCH1 Y M. QUINTELA2
1
Centro de Investigacións Agrarias de Mabegondo (CIAM), Instituto Galego de Calidade Alimentaria (INGACAL), Apartado
10, 15080 A Coruña (España) [email protected] 2Progando S.L. Polígono Industrial de Sabón, Parcela 106 A, 15142
Arteixo, A Coruña (España).
RESUMEN
Se han ensayado dos variedades comerciales de sorgo forrajero (Sorghum bicolor (L.) Moench) ‘Ascoli’ y ‘Alfa’, con el
objetivo de evaluar el rendimiento y la calidad del forraje en las condiciones de secanos húmedos de la zona costera de
Galicia. El ensayo se realizó en la finca del Centro de Investigacións Agrarias de Mabegondo (A Coruña), utilizando un diseño
experimental de bloques al azar con ocho repeticiones y cuatro tratamientos (dos variedades y dos dosis de siembra). Se ha
determinado el rendimiento, , la composición y el valor nutritivo del forraje. No se han observado diferencias significativas en la
producción obteniéndose de media 6.387 kg MS/ha. La variedad ‘Ascoli’ ha mostrado, tanto en densidad alta como baja,
valores inferiores en el contenido en Fibra Acido Detergente, Fibra Neutro Detergente y Carbohidratos solubles en Agua;
mientras que en almidón su contenido ha sido mayor. Las dos variedades estudiadas no mostraron diferencias significativas
en cuanto a la digestibilidad in vivo e ingestibilidad. Desde el punto de vista nutricional, se concluyó que ambas variedades
mostraron un buen potencial para su uso en la alimentación animal.
Palabras clave: producción, calidad, Sorghum bicolor (L.) Moench.
SUMMARY
Were tested two commercial varieties of forage sorghum (Sorghum bicolor (L.) Moench) 'Ascoli' and 'Alfa', with the
aim of evaluating their yield and quality of forage in wet conditions dry lands of the coastal area of Galicia. The experiment was
conducted on the Investigacions Agricultural Center of Mabegondo (A Coruña), a randomized block design with eight replications
and four treatments (two varieties and two seeding) was used. Yield, bromatologic composition and nutritive value were
determined for each single plot. There has not been observed any significant difference among varieties for yield. The average
yield was 8007 kg DM/ha. The variety 'Ascoli' has shown low values in the ADF, NDF and CSA content; while starch content was
higher. The two cultivars did not differ in terms of in vivo digestibility. We concluded that both varieties showed a great potential
for their use in animal feeding.
Key-words: forage yield, quality, Sorghum bicolor (L.) Moench.
201
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
INTRODUCCIÓN
El desarrollo del sector productor de vacuno de leche en Galicia se ha caracterizado,
en las últimas décadas, por la concentración de la producción en un menor número de
comarcas y explotaciones, cada vez más especializadas. La evolución del modelo productivo
lácteo gallego en los últimos años estuvo marcada por un incremento de la dependencia del
suministro de inputs alimentarios del exterior, atenuada por una mayor intensificación
forrajera de la Superficie Agraria Útil (SAU) disponible, por la mejora genética del ganado
vacuno lechero y por un manejo más eficiente en la gestión de la explotación (Flores et al.,
2011).
El maíz forrajero ha sido el principal cultivo de verano elegido para ensilado en las
explotaciones lecheras de Galicia durante mucho tiempo, así los datos obtenidos por
Fernández-Lorenzo et al. (2009) muestran que la intensificación productiva de las
explotaciones gallegas se vio acompañada de una mayor ocupación de la SAU por el cultivo
del maíz forrajero para ensilar. Sin embargo, para que el maíz tenga un alto valor nutricional
debe producir grandes cantidades de grano y, en períodos de sequía la producción de grano
puede ser muy limitada (Bean y Marsalis, 2012). Como el cultivo de maíz en Galicia se
realiza en secano y no siempre puede expresar todo su potencial productivo, sobre todo,
debido a problemas edáficos y/o climáticos; se puede usar el sorgo forrajero híbrido dada su
mayor tolerancia a la sequía y mejor adaptación a suelos con menor fertilidad, como una
buena alternativa al maíz forrajero posibilitando la obtención de una cosecha en esas zonas en
ese período.
Por otro lado, la nueva política agrícola común (PAC) contempla la posibilidad de que
las explotaciones obtengan un pago para prácticas agrícolas beneficiosas para el clima y el
medio ambiente. Para percibir este pago, en el caso de Galicia, los agricultores deberán llevar
a cabo una diversificación de cultivos en el período de primavera (entre mayo y septiembre)
que consistirá en cultivar, al menos, dos cultivos diferentes cuando la tierra de cultivo de la
explotación cubra entre 10 y 30 hectáreas; y al menos, tres cultivos si cubre más de 30
hectáreas. Se exigirá que el cultivo se encuentre en el recinto durante dos meses consecutivos
de los indicados. El sorgo puede ser un cultivo, de verano, fundamental para cumplir dicha
diversificación y convertirse en una alternativa para mejorar los ingresos de los agricultores.
La capacidad productiva del sorgo es mucho menor de la que tiene el maíz, y desde el
punto de vista de su valor nutritivo, el sorgo es un alimento menos energético que el maíz.
202
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
Aún así, Lusk et al. (1984), Grant et al. (1995) y Oliver et al. (2004) no han encontrado
diferencias significativas en la digestibilidad y en la producción de leche entre vacas
alimentadas con ensilados de sorgo y de maíz forrajeros.
Estudios recientes realizados por Colombini et al. (2012) también demostraron que
proporcionando una adecuada suplementación de almidón, la planta entera de sorgo grano
ensilado puede reemplazar al ensilado de maíz en vacas lecheras sin ningún efecto negativo
sobre la producción de leche.
El objetivo del presente trabajo fue evaluar el rendimiento y la calidad de dos
variedades de sorgo con dos densidades de siembra diferentes, en siembras tardías, en las
condiciones de secanos húmedos de la zona costera de Galicia.
MATERIAL Y MÉTODOS
El ensayo se realizó durante el año 2013, en la finca del Centro de Investigacións
Agrarias de Mabegondo (A Coruña), situada en la zona costera, aunque el ensayo se realizó
en condiciones de secano. La finca posee un clima atlántico y tiene una altitud sobre el nivel
del mar de 100 metros. El cultivo precedente fue una mezcla de raigrás italiano con
leguminosas anuales. Las características de fertilidad del suelo eran: porcentaje de saturación
de aluminio de 20,9, contenido en P (Olsen) de 22 ppm y contenido en K (nitrato amónico) de
214 ppm, con un pH de 5,3. Son suelos profundos y sin pedregosidad en el perfil. La
temperatura media durante el período de cultivo fue de 18,5ºC y la precipitación total
acumulada de 146,6 mm.
Las dos variedades escogidas (‘Ascoli’ y ‘Alfa’) para realizar el ensayo han sido las
que resultaron más apropiadas en un estudio de evaluación de variedades comerciales de
sorgo forrajero llevado a cabo en el CIAM con anterioridad (Resch et al., 2013; Bande et al.,
2013). El diseño experimental fue de bloques al azar con ocho repeticiones y cuatro
tratamientos (dos variedades y dos dosis de siembra), es decir, 32 parcelas elementales. La
parcela elemental consistió en dieciséis líneas de cultivo de 20 m de longitud separadas 0,75
m (240 m2).
El laboreo consistió en el alzado del suelo con arado de vertedera seguido de dos pases
cruzados de grada de discos. A continuación, se aplicó una fertilización por hectárea de 120
UF de N, 120 UF de P2O5 y 250 UF de K2O aplicada en fondo en forma de (15-15-15 y KCl)
203
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
y 69 UF de N en cobertera. La siembra se realizó el 25 de junio con dos dosis de siembra,
155.000 semillas/ha (densidad baja) y 217.000 semillas/ha (densidad alta).
El 21 de octubre se cosecharon los 18 m centrales (94,5 m2), de las ocho líneas
centrales, de cada parcela elemental, cortando a 8 cm del suelo, con una cosechadora picadora
de forraje Wintersteiger Cibus S. El estado fenológico de las plantas era de grano pastoso y/o
lechoso-pastoso (momento óptimo de cosecha para ensilar). La muestra fue pesada
directamente en campo por la cosechadora y, por cuarteos sucesivos, se tomó una alícuota de
1 kg aproximadamente, que se envió al laboratorio para las diferentes determinaciones.
Se determinó la materia seca (MS) en estufa de aire forzado Unitherm, a 80º C durante
16 h (Castro, 1996) para calcular la producción de forraje. Posteriormente, se molieron las
muestras a 1 mm en molino de martillos Christy and Norris para la realización de las restantes
determinaciones por vía húmeda. Se determinó el contenido de proteína bruta (PB), expresada
como nitrógeno (N) total x 6,25, mediante digestión micro Kjeldahl seguida de la
determinación colorimétrica del ión amonio, según el método descrito por Castro et al. (1990)
adaptado al autoanalizador de flujo continuo AAIII (Bran-Luebbe, Inc., Technicon Industrial
Systems Gorp., Tarrytown, NY, EEUU); el de fibra ácido detergente (FAD) y neutro
detergente (FND) según Goering y Van Soest (1970), determinadas en un digestor Fibertec
(Foss Tecator AB, Suecia) y el de carbohidratos no estructurales (CNET) y solubles en agua
(CSA), según Castro (2000). El almidón se determinó mediante el método polarimétrico.
Todos los parámetros se refirieron a materia seca. Para la determinación de la digestibilidad in
vivo e ingestibilidad se siguió el método descrito por Flores (2004).
El análisis estadístico se realizó mediante ANOVA y la separación de medias se
efectuó mediante el test de diferencias mínimas significativas (DMS), utilizando el
procedimiento PROC GLM del paquete estadístico SAS v.8a (SAS Institute, 2000).
RESULTADOS Y DISCUSIÓN
En la Tabla 1 se exponen, para las dos variedades de sorgo y las dos densidades de
siembra, los valores del rendimiento y la calidad del forraje obtenido.
204
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
Tabla 1. Rendimiento y calidad para las dos variedades y dos densidades de siembra.
Variedad Densidad
Ascoli
Alta
Alfa
Alta
Ascoli
Baja
Alfa
Baja
Media
CV
p
Producción
(kg MS/ha)
8782 a
7101 a
5040 b
4626 b
6387
35,6
**
MO
PB
FAD
FND
CSA
95,8 a
95,1 c
95,5 b
94,8 c
95,30
0,13
**
10,7 b
11,2 ab
11,5 a
11,8 a
11,31
2,23
n.s.
23,3 b
27,7 a
21,6 b
29,0 a
25,42
4,18
**
45,6 b
52,7 a
43,3 b
52,7 a
48,58
2,05
**
3,7
9,7
3,0
8,6
6,23
7,42
***
b
a
b
a
CNET
ALMIDÓN
16,3 a
21,9 a
16,1 a
21,7 a
19,00
12,77
n.s.
31,0 a
15,9 b
33,5 a
17,1 b
24,34
8,83
**
MO: materia orgánica (%MS); PB: proteína bruta (%MS); FAD: fibra ácido detergente (%MS); FND: fibra neutro detergente (%MS); CSA:
carbohidratos solubles en agua (%MS); CNET: carbohidratos no estructurales totales (%MS); CV: Coeficiente de variación; ***: p<0,001;
**: p<0,01; *: p<0,05; n.s.: p>0,05. Las cifras seguidas de igual letra dentro de cada columna no son significativamente diferentes (p>0,05).
El menor rendimiento obtenido en ambas variedades con la densidad de siembra baja
podría deberse a la nascencia no homogénea del cultivo observada en estas parcelas. Podemos
afirmar esto, porque el año anterior con la misma densidad de siembra (Baja), misma
localidad y mismas variedades, los resultados alcanzados (Resch et al., 2013) (Ascoli 7978 kg
MS/ha y Alfa 8170 kg MS/ha) no se diferenciaron significativamente de los logrados con la
dosis alta del presente ensayo; ni tampoco difirieron de los obtenidos en otra localidad (A
Pobra de Brollón (centro sur de Lugo)) con esta dosis de siembra (Baja) este año (Ascoli 7906
kg MS/ha y Alfa 8104 kg MS/ha). Por ello, haciendo el promedio de los seis valores, la
producción media fue de 8007 kg MS/ha.
En cuanto a la composición del forraje, cabe destacar las diferencias observadas entre
variedades en el contenido en FAD, FND y CSA, donde ‘Ascoli’ ha mostrado, tanto en
densidad alta como baja, valores inferiores a ‘Alfa’; mientras que en almidón el contenido ha
sido mayor. Estas diferencias pueden deberse a la madurez fisiológica de las plantas en el
momento de la cosecha, estando la variedad ‘Ascoli’ más adelantada; pues cosechar en un
estado más avanzado de crecimiento de la planta implica una disminución de la FND y de los
CSA, lo que se atribuye a que el grano se llena con almidón (Ashbell y Weinberg, 2001).
Asimismo, el estudio de Obeid et al. (2002) reveló diferencias en cuanto a valores de proteína
y fibra probablemente atribuidas también al estado de madurez de la planta.
No se observaron diferencias significativas entre las dos variedades en digestibilidad
in vivo ni en ingestibilidad (Tabla 2).
205
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
Tabla 2. Digestibilidad in vivo da materia seca (DMS) e ingestibilidad de la materia seca (IMS) de las dos
variedades de sorgo forrajero ensayadas.
Variedad
Alfa
Ascoli
Media
CV
p
DMS
62,0
58,9
60,4
4,3
n.s.
IMS
55,3
51,2
53,3
26,7
n.s.
DMS: Digestibilidad de la materia seca (%), IMS: Ingestibilidad de la materia seca (%), CV: Coeficiente de variación; ***: p<0,001; **:
p<0,01; *: p<0,05; n.s.: p>0,05. Las cifras seguidas de igual letra dentro de cada columna no son significativamente diferentes (p>0,05).
Los resultados obtenidos en este ensayo coinciden, en general, con los encontrados en
la bibliografía en cuanto a la buena calidad nutricional que presenta el sorgo como alternativa
al maíz (Colombo et al., 2007).
CONCLUSIONES
No se han observado diferencias significativas en el rendimiento de las dos variedades.
Sin embargo, la variedad ‘Ascoli’ ha mostrado, tanto en densidad alta como baja, valores
inferiores en el contenido en Fibra Acido Detergente, Fibra Neutro Detergente y
Carbohidratos solubles en Agua; mientras que en almidón su contenido ha sido mayor. Las
dos variedades estudiadas no mostraron diferencias significativas en cuanto a la digestibilidad
in vivo e ingestibilidad.
Desde el punto de vista nutricional se concluye que los valores encontrados en ambas
variedades, en las condiciones del ensayo, son suficientes para atender una adecuada
alimentación animal. Sin embargo, es necesario un mayor conocimiento de las características
del cultivo y el potencial que ofrece en distintas localidades; lo cual aunado a un manejo
adecuado del mismo, permitirá que el sorgo sea una buena opción en determinadas zonas con
condiciones edáficas y/o climáticas limitantes donde el maíz no responde.
AGRADECIMIENTOS
Este trabajo fue realizado gracias a las ayudas recibidas a través del Fondo Europeo
Agrícola de Desarrollo Rural (FEADER) de la Consellería de Medio Rural e do Mar de la
Xunta de Galicia con el proyecto titulado “Alternativas de cultivos para mitigar os efectos do
cambio climático: avaliación de cultivos resistentes a seca para a produción de forraxe en
explotacións de leite”.
206
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS
ASHBELL G. Y WEINBERG Z.G. (2001) Ensilaje de cereales y cultivos forrajeros en el tropico. En: Uso del
ensilaje en el trópico privilegiando opciones para pequeños campesinos (Ed.). Estudio FAO producción
y protección vegetal, 161, 111-120. Roma, Italia: FAO.
BANDE-CASTRO M.J., RESCH C., PEREIRA-CRESPO S., FERNÁNDEZ-LORENZO B. Y FLORES G.
(2013) Evaluación de variedades comerciales de sorgo forrajero en siembras tardías en la Galicia
Atlántica II.-Composición química. En: Los Pastos: nuevos retos, nuevas oportunidades (Ed.) Actas de
la LII Reunión Científica de la SEEP, pp. 155-161. Badajoz, España: Sociedad Española para el Estudio
de los Pastos.
BEAN B. Y MARSALIS M. (2012) Corn and sorghum silage production considerations. High Plains Dairy
Conference. Amarillo, Texas. A&M AgriLife Research and Extension.
CASTRO P. (1996) Efecto de tres temperaturas de secado sobre la calidad de forrajes y heces. En: Consejería de
Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural (Ed.) Actas de la XXXVI Reunión Científica de la SEEP, pp.
365-368. La Rioja, España: Sociedad Española para el Estudio de los Pastos.
CASTRO P. (2000) Determinación de carbohidratos no estructurales en forrajes. En: Consellería de Agricultura,
Gandería e Política Agroalimentaria (Ed) Actas de la III Reunión Ibérica de Pastos y Forrajes, pp. 447453. Santiago de Compostela, España: Sociedad Española para el Estudio de los Pastos.
CASTRO P., GONZÁLEZ-QUINTELA A. Y PRADA-RODRÍGUEZ D. (1990) Determinación simultánea de
nitrógeno y fósforo en muestras de pradera. En: Pastos (Ed.) Actas de la XXX Reunión Científica de la
SEEP, pp. 200-207. San Sebastián, España: Sociedad Española para el Estudio de los Pastos.
COLOMBO D., CROVETTO G.M., COLOMBINI S., GALASSI G. Y RAPETTI L. (2007) Nutritive value of
different hybrids of sorghum forage determined in vitro. Italian Journal of Animal Science, 6, 289-291.
COLOMBINI S., GALASSI G., CROVETTO G. M. Y RAPETTI L. (2012) Milk production, nitrogen balance,
and fiber digestibility prediction of corn, whole plant grain sorghum, and forage sorghum silages in the
dairy cow. Journal of Dairy Science, 95, 4457-4467.
FERNÁNDEZ-LORENZO B., DAGNAC T., GONZÁLEZ-ARRÁEZ A., VALLADARES J., PEREIRACRESPO S. Y FLORES G. (2009) Sistema de rendimiento de leche en Galicia. Evolución y estado
actual. Pastos, 39 (2), 251-294.
FLORES G. (2004) Factores que afectan a la calidad del ensilaje de hierba y a la planta de maíz forrajero en
Galicia y evaluación de métodos de laboratorio para la predicción de la digestibilidad in vivo de la
materia orgánica de estos forrajes ensilados. Tesis doctoral. pp. 233-234.
FLORES G., FERNÁNDEZ-LORENZO B. Y RESCH C. (2011) Aumentar la base forrajera de las explotaciones
lecheras, clave para garantizar para su futuro. Vida Rural, 322, 27-32.
GOERING H. Y VAN SOEST P. (1970) Forage fiber analyses (Apparatus, Reagents, Procedures and some
applications). Agriculture Handbook, 379, 20 pp. ARS, USDA, Washington, EEUU.
GRANT R. J., HADDAD S.G., MOORE K.J. Y PEDERSEN J.F. (1995) Brown midrib sorghum silage for
midlactation dairy cows. Journal of Dairy Science, 78, 1970-1980.
207
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
LUSK J.W., KARAU P.K., BALOGU D.O. Y GOURLEY L.M. (1984) Brown midrib sorghum or corn silage
for milk production. Journal of Dairy Science, 67, 1739-1744.
OBEID J.A., PEREIRA O.G., CECON P.R., CÁNDIDO M.J.D. Y MIRANDA L.F. (2002) Sorghum hybrids
cultivated under increasing fertilization levels. Yield, crude protein and vitro digestibity. Revista
Brasileña de Zootecnia, 31 (4), 1640-1647.
OLIVER A.L., GRANT R.J., PEDERSEN J.F. Y O’REAR J. (2004) Comparison of brown midrib-6 and -18
forage sorghum with convencional sorghum and corn silage in diets of lactating cows. Journal of Dairy
Science, 87, 637-644.
RESCH C., BANDE-CASTRO M.J., PEREIRA-CRESPO S., FERNÁNDEZ-LORENZO B. Y FLORES G.
(2013) Evaluación de variedades comerciales de sorgo forrajero en siembras tardías en la Galicia
Atlántica I.-Rendimiento en materia seca. En: Los Pastos: nuevos retos, nuevas oportunidades (Ed.)
Actas de la LII Reunión Científica de la SEEP, pp. 147-154. Badajoz, España: Sociedad Española para
el Estudio de los Pastos.
SAS INSTITUTE. (2000) SAS/Stat User´s Guide, v.8.1, SAS Institute Inc., Cary, NC (EEUU).
208
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
LA INOCULACIÓN AÉREA CON HONGOS ENDOFÍTICOS AFECTA LA
PRODUCCIÓN Y CALIDAD DE Lolium rigidum Y Trifolium subterraneum EN
CONDICIONES DE CAMPO
THE AERIAL INOCULATION WITH ENDOPHYTIC FUNGI AFFECTS THE BIOMASS YIELD AND
NUTRITIVE VALUE OF Lolium rigidum AND Trifolium subterraneum UNDER FIELD CONDITIONS
O. SANTAMARÍA, S. LLEDÓ, S. RODRIGO Y M.J. POBLACIONES
Departamento de Ingeniería del Medio Agronómico y Forestal (Univ. de Extremadura). Escuela de Ingenierías Agrarias.
Avda. Adolfo Suárez s/n. 06007 Badajoz (España). [email protected]
RESUMEN
Lolium rigidum y Trifolium subterraneum, pratenses de clima mediterráneo, producen forraje abundante y de buena
calidad. Como el resto de especies vegetales, presentan gran diversidad de micoflora endofítica creciendo en su interior. En el
presente trabajo se contrasta la hipótesis de que la especie endofítica influye en la producción (peso seco aéreo) y en la
calidad del forraje (proteína bruta, fibra neutro y ácido detergente y lignina) en condiciones de campo. Se diseñó un
experimento con plantas de dos edades diferentes de L. rigidum y T. subterraneum que se inocularon con cada una de 6
especies endofíticas. Se hicieron cinco repeticiones por tratamiento, incluyendo controles sin endófito. A los dos meses y
medio del trasplante a campo se determinó el peso seco de la biomasa aérea y los parámetros de calidad. El hongo endófito
influyó en la producción y calidad del forraje. Tanto en vallico como en trébol subterráneo, la inoculación con el endófito
E202 (Chaetospaheronema sp) fue la que produjo una mayor ganancia en biomasa y calidad nutritiva del forraje en
condiciones de campo. Por tanto el presente trabajo evidenció que el uso de endófitos puede ser una vía muy interesante en la
mejora de la producción forrajera y de su valor nutritivo.
Palabras clave: vallico, trébol subterráneo, micoflora, biomasa aérea, valor nutritivo.
SUMMARY
Lolium rigidum and T. subterraneum, pasture species from Mediterranean areas, produce abundant and high-quality
forage. Like other plant species, they present a high diversity of endophytic mycoflora growing inside. In the present work,
the hypothesis of a significant effect of the endophytic species on forage production (herbage dry weight) and quality (crude
protein, neutral and acid detergent fibre and lignin) was tested under field conditions. Thus, plants of two different ages were
inoculated with each one of 6 endophytic species. Five replicates per treatment were considered, including control treatment
without any endophyte inoculation. Two months and a half after transplanting, dry weight of herbage was determined, as well
as several forage quality parameters. Results highlighted the endophytic fungi influence on forage production and quality. In
both pasture hosts, the endophyte E202 (Chaetospaheronema sp) increased either herbage yield or nutritive value. In
summary, the present work showed that the use of endophytes could be an interesting way for the improvement of forage
production and its nutritive value.
Key words: vallico, subterranean clover, mycoflora, herbage yield, nutritive value.
209
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
INTRODUCCIÓN
El vallico (Lolium rigidum Gaud.) y el trébol subterráneo (Trifolium subterraneum L.)
son dos pratenses propias de zonas mediterráneas de las que se obtiene un forraje abundante y
de buena calidad. Por ello, son especies muy utilizadas en mezclas de pratenses para
implantación de praderas. Entre los factores que afectan a la producción y calidad del pasto,
en la literatura científica se encuentran múltiples ejemplos de la influencia sobre estos
parámetros de hongos endófiticos, que son organismos fúngicos que pasan parte o todo su
ciclo vital en el interior de los vegetales sin causarles daño aparente. En este sentido, algunos
estudios han constatado un efecto beneficioso del endófito o bien sobre alguna característica
productiva del hospedante (Oliveira et al., 1996) o bien sobre algún parámetro de calidad
nutritiva del pasto (Vázquez de Aldana et al., 2000; Zabalgogeazcoa et al., 2006).
Para estudiar en más profundidad estos efectos beneficiosos, que tendrían un gran
potencial de aplicación, el Grupo de Investigación de Agronomía de la Universidad de
Extremadura inició ensayos utilizando cepas endofíticas aisladas de la zona. Resultados
iniciales obtenidos en condiciones de invernadero, mostraron como varios endófitos tuvieron
una influencia clara sobre la producción y calidad del forraje del vallico y del trébol
subterráneo (Lledó et al., 2014; Santamaría et al., 2014). La inoculación de Fusarium
lateritium Nees y Boeremia exigua (Desm.) Aveskamp, Gruyter & Verkley incrementaron la
biomasa del vallico y trébol respectivamente, y los endófitos E244 (Pleosporal no
identificado) y Epicoccum nigrum Link mejoraron su calidad bromatológica. Por tanto con el
fin de analizar si los efectos observados en invernadero tienen correspondencia en
condiciones de campo, el objetivo del presente trabajo consistió en evaluar el efecto de 6
hongos endófitos sobre la producción (peso seco aéreo) y calidad (proteína bruta, fibra neutro
y ácido detergente y lignina) del forraje de L. rigidum y T. subterraneum.
MATERIAL Y MÉTODOS
A finales de 2012, semillas del cultivar ‘Wimmera’ de L. rigidum y del cultivar
‘Valmoreno’ de T. subterraneum fueron esterilizadas superficialmente y sembradas (10
semillas/tiesto) en pequeños tiestos de plástico (7 cm x 7 cm x 8 cm) que contenían un
sustrato mezcla de turba y perlita al 50%. A las 3 semanas se repitió la siembra para tener
plantas de dos edades diferentes y poder evaluar así la influencia de la edad de la planta en la
eficacia del procedimiento. Las plantas fueron situadas en el invernadero de la Escuela de
210
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
Ingenierías Agrarias de Badajoz y regadas cada 2-3 días hasta capacidad de campo. Con el fin
de limitar al máximo las infecciones de otros hongos en las plantas, se realizaron tres
aplicaciones, una por semana (1 ml de producto/1 L de agua), del fungicida sistémico
AMISTAR XTRA® (Syngenta, Madrid). Al mes se procedió a la inoculación de cada uno de
los 6 hongos endófitos estudiados, que habían sido previamente aislados de varias especies de
pasto de dehesas de Extremadura (Tabla 1). El inóculo consistió en micelio crecido durante al
menos dos meses en medio líquido PDB (caldo de patata y dextrosa) y homogeneizado con
una batidora. La aplicación se realizó con un atomizador manual después de haber herido las
plantas en tallos y hojas para facilitar la entrada del hongo. Por cada tratamiento (edad x
endófito x hospedante) se hicieron cinco repeticiones (cinco tiestos). Adicionalmente, cinco
tiestos con plantas heridas e inoculadas con medio de cultivo PDB pero sin hongo, fueron
usadas como control. Para asegurar que el efecto evaluado era causado por el hongo
introducido por nosotros, un mes después de la inoculación se procedió al re-aislamiento del
endófito sobre una muestra de las plantas inoculadas.
Tabla 1. Especies de hongos endófitos utilizados en los ensayos.
Código Especie
E0
Control
E060
Fusarium lateritium Nees
Sordaria fimicola (Roberge ex Desm.) Ces. &
E071
De Not.
E140
Stemphylium globuliferum (Vestergr.) Simm.
E202
Chaetosphaeronema sp
E244
Pleosporal no identificado
E631
Epicoccum nigrum Link
Hospedante y tejido de origen
Hojas de Biserrula pelecinus L.
Hojas de Bromus mollis L.
Tallos de Trifolium subterraneum
Tallos de Biserrula pelecinus L.
Hojas de Lolium rigidum
Tallos de Ornithopus compressus L.
A finales de febrero de 2013, las plantas fueron llevadas a una parcela de ensayo situada
en la finca Valdesequera perteneciente al Gobierno de Extremadura (Coord. UTM, Huso 29
X=685365, Y=4325603), donde fueron trasplantadas siguiendo un marco de 0,5 x 0,5 m
según un diseño completamente aleatorio. El suelo había sido previamente labrado con dos
pases cruzados de cultivador y un pase con motocultor. Las características edafoclimáticas de
la zona de ensayo pueden observarse en la Tabla 2.
211
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
Tabla 2. Características edafoclimáticas de la zona de ensayo. Media ± error estándar.
Parámetro
Tª media (C°)
Precipitación (mm)
Textura
pH
Conductividad
eléctrica (dS m-1)
C orgánico (g kg-1)
Valor
17
541
Franco arenoso
5,35 ± 0,12
Parámetro
CIC (mmol+ kg-1)
N total (g kg-1)
P Olsen (mg kg-1)
K (mg kg-1)
Valor
63,0 ± 5,1
1,28 ± 0,11
10,03 ± 1,65
115,3 ± 27,9
8,55 ± 0,62
Mg (mg kg-1)
243,1 ±19,8
6,96 ± 0,66
-1
Ca (mg kg )
681,3 ± 84,5
Datos climáticos obtenidos del Atlas Digital Climático de la Península Ibérica (Ninyerola et al., 2005).
A los dos meses y medio del trasplante, la parte aérea de las plantas fue cortada,
recogida, etiquetada y llevada al laboratorio para realizar los análisis de producción y de
calidad. La producción de biomasa (materia seca aérea) de las muestras recogidas se
determinó después de su secado en estufa a 70ºC durante 48 h hasta pesada constante.
Posteriormente fueron molidas en molino de cuchillas y pasadas por un tamiz de luz de 1 mm
de paso. Las determinaciones de calidad fueron llevadas a cabo mediante los siguientes
métodos: proteína bruta (PB) según el método Kjeldahl; fibra neutro detergente (FND), fibra
ácido detergente (FAD) y lignina ácido detergente (LAD) con analizador de fibra ANKOM 898. El análisis estadístico de los datos consistió en ANOVAs de dos entradas y test de
comparaciones múltiples (LSD de Fisher) para ver la influencia del hongo endófito y del
grupo de edad en todas y cada una de las variables de producción y calidad. Las variables
fueron transformadas cuando fue necesario para estabilizar la varianza residual. Todo ello se
hizo con el paquete estadístico Statistix v. 8.10 package.
RESULTADOS Y DISCUSIÓN
El ANOVA mostró que en L. rigidum la variable endófito tuvo una influencia
significativa (p < 0,05) sobre la producción de biomasa aérea (MS) y sobre el porcentaje de
proteína bruta (PB) y de lignina ácido detergente (LAD). En T. subterraneum, el endófito
significativamente afectó la MS, los dos tipos de fibra (FND y FAD) y la LAD (Tabla 3). En
ningún caso, ni el grupo de edad ni su interacción con el endófito, tuvieron una influencia
significativa sobre los parámetros evaluados, lo que significaría que el efecto que pueda tener
el endófito no va a depender de la edad de la planta en el momento de su inoculación.
212
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
Tabla 3. Resultados del ANOVA sobre el efecto del endófito, del grupo de edad y su interacción en la
producción de biomasa (MS) aérea y parámetros de calidad. Los grados de libertad (GL) son mostrados
en la 1ª columna, y los porcentajes de varianza explicada por cada factor en el resto de columnas.
Factor
Lolium rigidum
Endófito
Edad
Endófito*Edad
Trifolium subterraneum
Endófito
Edad
Endófito*Edad
GL
MS aérea
PB
FND
FAD
LAD
6
1
6
22,28*
1,77
5,01
34,92*
0,02
14,13
18,62
0,27
8,01
13,48
0,03
15,81
50,00**
0,51
5,13
6
1
6
18,06*
0,17
10,54
13,66
4,32
6,03
53,78***
2,10
11,80
37,44**
4,67
14,13
73,21***
2,87
2,66
Nivel de significación: *p < 0,05; ** p < 0,01; ***p < 0,001 según ANOVA. MS transformado según Ln (x + 1) en L. rigidum. LAD
transformado según 3√x en L. rigidum. PB: proteína bruta; FND y FAD: fibra neutro y ácido detergente, respectivamente; LAD: lignina ácido
detergente.
Con la inoculación del endófito E202 (Chaetosphaeronema sp.) se obtuvieron plantas
de T. subterraneum que produjeron un 80% más de biomasa que la observada en los
controles. En L. rigidum este endófito también fue el que más biomasa produjo, un 23% más
que el control, aunque sin diferencias significativas con éste (Fig. 1). En los ensayos
realizados en invernadero (Lledó et al., 2014; Santamaría et al., 2014), en T. subterraneum
este hongo también fue de los que más biomasa aérea produjo, aunque sin diferencias con los
controles; mientras que en L. rigidum tuvo un comportamiento intermedio. Por tanto en
condiciones de campo parecen acentuarse más los efectos observados en condiciones de
invernadero. Este hecho es lógico puesto que diversos estudios (Zabalgogeazcoa et al., 2006)
han puesto de manifiesto que los endófitos dotan a las plantas hospedantes de una ventaja
adaptativa, que se verá más acentuada cuanto peores sean las condiciones de crecimiento.
Para explicar el incremento de biomasa, algunos autores (Zabalgogeazcoa et al., 2006)
han propuesto que el hongo podría provocar un alargamiento del periodo vegetativo, que es
en el que la producción de materia seca es más intensa. Otros autores como Assuero et al.
(2006) han sugerido que el endófito favorecería el crecimiento de las plantas mediante la
producción de sustancias con funciones hormonales. Estas sustancias alargarían dicho periodo
vegetativo o estimularían una mayor producción radicular, que a su vez redundaría en un
mayor potencial de crecimiento aéreo. El efecto sobre el sistema radicular ya fue demostrado
en los ensayos de invernadero (Lledó et al., 2014; Santamaría et al., 2014). El posible
alargamiento del periodo vegetativo provocado por el hongo también explicaría los resultados
obtenidos sobre los parámetros de calidad. En este caso y en términos globales, la inoculación
213
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
con el endófito E202 produjo un forraje con los mayores valores de proteína bruta (un 26 %
más que el control en L. rigidum) y los menores valores de fibra y de lignina (Fig. 2).
Lolium rigidum
abc
Trifolium subterraneum
ab
ab
ab
a
a
c
b
ab
bc
ab
b
ab
b
Figura 1. Materia seca aérea de L. rigidum y T. subterraneum según el endófito inoculado (ver codificación
en Tabla 1). Las líneas horizontales indican el error estándar de la media. Letras distintas indican
diferencias significativas según test LSD (p ≤ 0,05).
Este resultado estaría en consonancia con el hecho de que según avanza el ciclo
vegetativo de la planta los niveles de proteína en su biomasa irían bajando y los niveles de
fibra y de lignina irían aumentando. No obstante, no todos los efectos causados por los
endófitos fueron positivos. Así, el endófito E140 provocó una reducción significativa de la
materia seca producida por L. rigidum y un aumento significativo de la lignina en T.
subterraneum (Fig. 1 y 2).
Especies del genero Chaetosphaeronema han sido descritas como productoras de un
inhibidor de la fosfolipasa C (Yanagisawa et al., 1994), que produciría una inhibición del
crecimiento celular, con varias aplicaciones médicas. No obstante sobre este género hay muy
poca información en la literatura científica y nunca había sido citado afectando la producción
y parámetros de calidad bromatológica en especies pratenses. Por tanto, serían necesarios
nuevos ensayos con este hongo que permitan una aplicación práctica de sus eventuales
potencialidades en la producción vegetal y para determinar su mecanismo de acción.
214
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
Proteína bruta (%)
Fibra neutro detergente (%)
NS
NS
a
a
b
ab
bc bc abc
c
NS
a
b
b
b
b
c
Fibra ácido detergente (%)
a
ab abc
bcd
d
cd
cd
Lignina ácido detergente (%)
a
a
a
bc ab
b
ab
abc
d
cd
c
c
c
c
Figura 2. Proteína bruta, fibra neutro y ácido detergente y lignina ácido detergente según el endófito
inoculado (ver codificación en Tabla 1). Las líneas verticales indican el error estándar de la media. Letras
distintas indican diferencias significativas (p ≤ 0,05) según test LSD. NS: no significativo (p > 0,05) según
ANOVA.
CONCLUSIONES
Los hongos endofíticos presentan una influencia clara sobre la producción de biomasa
aérea y de su calidad nutritiva (expresada en términos de proteína, fibra y lignina). Tanto en
vallico como en trébol subterráneo, la inoculación con el endófito E202 (Chaetospaheronema
sp) fue la que produjo una mayor ganancia en biomasa y calidad nutritiva del forraje en
condiciones de campo. Por tanto el presente trabajo evidenció que el uso de endófitos puede
ser una vía muy interesante en la mejora de la producción forrajera y de su valor nutritivo.
AGRADECIMIENTOS
El presente trabajo ha sido financiado por el Ministerio de Ciencia e Innovación y por
fondos FEDER, a través del proyecto de investigación de referencia AGL2011-27454. La
asistencia de Oscar Santamaría a la reunión fue financiada por el Gobierno de Extremadura
(Consejería de Economía, Competitividad e Innovación) y por el FEDER. Agradecemos a T.
García-White, a N. Hernández y a P.J. Romero su ayuda técnica durante los ensayos.
215
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS
ASSUERO S.G.,TOGNETTI J.A., COLABELLI M.R., AGNUSDEI M.G., PETRONI E.C. Y POSSE M.A.
(2006) Endophyte infection accelerates morpho-physiological responses to water deficit in tall fescue.
New Zealand Journal of Agricultural Research, 49, 359-370.
LLEDÓ S., SANTAMARÍA O., RODRIGO S., GARCÍA-WHITE T. Y HERNÁNDEZ N. (2014) Influencia de
endófitos fúngicos sobre la asimilación e incorporación de nutrientes a la biomasa en Trifolium
subterraneum. Libro de actas de la 53ª Reunión Científica de la SEEP, Potes (Cantabria). pp. 161-168.
NINYEROLA M., PONS X. Y ROURE J.M. (2005) Altas Climático Digital de la Península Ibérica. En:
Metodología y aplicaciones en bioclimatología y geobotánica (ed) Bellaterra. Universidad Autónoma de
Barcelona.
OLIVEIRA J.A., SLEPER D.A., WEST C.P., BUGHRARA S.S. Y COUTTS J. (1996) Efecto de dos cepas del
hongo endófito Acremonium coenophialum sobre la respuesta al estrés hídrico en una población de
Festuca alta “Himag”. Pastos, 26, 177–184.
SANTAMARÍA O., LLEDÓ S., POBLACIONES M.J. Y ROMERO P.J. (2014) Influencia de diversos hongos
endófitos sobre la producción y calidad del forraje en Lolium rigidum. Libro de actas de la 53ª Reunión
Científica de la SEEP, Potes (Cantabria). pp. 177-184.
VÁZQUEZ DE ALDANA B.R., GARCÍA-CIUDAD A., ZABALGOGEAZCOA I. Y GARCÍA-CRIADO B.
(2000) Effect of fungal endophyte infection on nutritional quality in Festuca arundinacea. En: Soegaard
K. et al. (Eds) Grassland Farming. Balancing Environmental and Economic Demands, pp 176-178.
Grassland Science in Europe 5. Tjele: European Grassland Federation.
YANAGISAWA M., SAKAI A., ADACHI K., SANO T., WATANABE K., TANAKA Y. Y OKUDA T. (1994)
Hispidospermidin, a novel phospholipase C inhibitor produced by Chaetosphaeronema hispidulum
(Cda) Moesz NR 7127. I. Screening, taxonomy, and fermentation. The Journal of Antibiotics, 47, 6-15.
ZABALGOGEAZCOA I., GARCÍA-CIUDAD A., VÁZQUEZ DE ALDANA B.R. Y GARCÍA-CRIADO B.
(2006) Effects of the infection by the fungal endophyte Epichloë festucae in the growth and nutrient
content of Festuca rubra. European Journal of Agronomy, 24, 374–384.
216
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
DIAGNÓSTICO COMPARATIVO DE LA SALUD AGROECOSISTÉMICA
BAJO DIFERENTES SISTEMAS DE ABONADO PARA EL CULTIVO DE
MAÍZ
AGROECOSYSTEM HEALTH CARDS: DIAGNOSIS COMPARATIVE FOR MAIZE CROP UNDER DIFFERENT
FERTILIZATION
I. MIJANGOS2, F. VICENTE1, S. MODROÑO1, M. ANZA2, C. GARBISU2 Y A. MARTÍNEZFERNÁNDEZ1
1
Servicio Regional de Investigación y Desarrollo Agroalimentario (SERIDA). Crta. Oviedo s/n. 33300 Villaviciosa. Asturias
(España). [email protected] 2Departamento de Ecología y Recursos Naturales. Neiker-Instituto Vasco de I+D Agrario.
C/ Berreaga 1. 48160 Derio. Bizkaia (España). [email protected]
RESUMEN
Con el objeto de comparar el efecto del tipo de abonado, fertilización orgánica (OR) o química (QU), sobre la salud
del agroecosistema se han utilizado las "Tarjetas de Salud de los Agroecosistemas Pascícolas" que evalúan el efecto de los
tratamientos sobre la producción de forraje, la conservación de la biodiversidad y del suelo y la lucha contra el cambio
climático en un cultivo de maíz forrajero. No se observaron diferencias en la producción de materia seca por hectárea ni en el
valor nutritivo, con excepción de un mayor contenido en almidón con fertilización química (31,80 vs. 27,98%
respectivamente, p<0,05), probablemente debido a un menor desarrollo de las mazorcas en el tratamiento OR a consecuencia
de la competencia con la flora arvense. El diagnóstico global de salud del agroecosistema fue mejor bajo fertilización
orgánica, tanto con los indicadores básicos (5,7 vs. 4,4; respectivamente) como con los avanzados (5,3 vs. 5,0;
respectivamente).
Palabras clave: conservación del suelo, biodiversidad, fertilización, producción.
SUMMARY
The aim of this work was to compare the effect of fertilization, organic (OR) or chemical (QU), on agroecosystem
health using the "Agroecosystem Health Cards" evaluating the effect of treatments on forage production, conservation of
biodiversity and soil and the fight against climate change in a maize forage crop. No differences in dry matter production or
nutritive value were observed, except a higher starch content in maize with chemical fertilization, probably due to a lower
development in the OR treatment a result of competition with the weeds. The overall diagnosis of agroecosystem health was
better under organic fertilization than chemical fertilization.
Keywords: soil conservation, biodiversity, fertilization, crop yield.
217
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
INTRODUCCIÓN
La progresiva degradación de los suelos agrícolas es un importante problema
medioambiental y social que compromete la seguridad alimentaria de una población mundial
creciente. En consecuencia, se hace necesaria una transición hacia una agricultura más
respetuosa con el medio ambiente y alineada con la actual sensibilidad pública, por ejemplo,
reutilizando los residuos ganaderos como abonos orgánicos para el cultivo de forrajes, en
sustitución de los fertilizantes de síntesis. En este sentido, el uso de purín y estiércol es una
importante oportunidad para disminuir el aporte de fertilizantes químicos sin reducir la
producción agrícola (Jiménez et al., 2014). El abonado con estiércol mejora las propiedades
físico-químicas del suelo, con efectos positivos en la producción de maíz (Butler et al., 2009).
Por otra parte, la importancia de la biodiversidad de la biota del suelo en relación con la
integridad, función y capacidad de adaptación de los ecosistemas terrestres (incluidos los
agro-ecosistemas) es aceptada universalmente (Freckman, 1994). El objetivo de este trabajo
ha sido comparar el impacto de dos tipos de abonado (químico y orgánico) sobre la salud del
agroecosistema, empleando las “Tarjetas de Salud de los Agroecosistemas Pascícolas-TSAP”
(Mijangos et al., 2012) que evalúan el efecto de los tratamientos sobre una serie de servicios
ecosistémicos claves (1. Producción de pasto; 2. Conservación de la biodiversidad; 3.
Conservación del suelo; 4. Lucha contra el cambio climático) y permiten realizar un
diagnóstico básico o avanzado, dependiendo de los recursos y la formación del usuario.
MATERIALES Y MÉTODOS
El trabajo se realizó en el SERIDA de Villaviciosa, Asturias (43º 28’ 50’’ N, 5º 26’ 27’’
O, y 10 msnm) en verano de 2014. Se utilizaron dos parcelas adyacentes de 1,7 ha cada una
sembradas (04/06/2014) con maíz forrajero de ciclo corto (Zea mays cv. Crazy) y una dosis de
siembra de 90 000 semillas/ha. Cada parcela tenía un historial de manejo desde 2011 con
diferente tipo de abonado (químico -QU- u orgánico -OR-) y rotación (maíz-raigrás italiano
vs. maíz-leguminosa). Como abonado de fondo en la parcela QU, se aportaron 125 kg N/ha,
144 kg P2O5/ha y 216 kg K2O/ha en presiembra, y 75 kg N/ha en cobertera cuando las plantas
de maíz alcanzaron los 20 cm. En la parcela OR se utilizaron 33 t/ha de estiércol y 84 m3/ha
de purín sin posterior aplicación en cobertera. La composición del purín utilizado fue de 0,52
kg N/m3, 0,28 kg P2O5/m3 0,72 kg K2O/m3 y el estiércol de 3,24 kg N/t, 1,93 kg P2O5/t y 6,23
kg K2O/t. Para el control de la flora arvense se utilizaron 4 L/ha de un herbicida selectivo en
218
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
presiembra (Primextra Gold®, Syngenta AG), y para controlar las plagas se utilizó un
insecticida a base de organofosforados (Clorpirifos 480 g/L; Dursban 48®, Syngenta AG).
El muestreo de campo se llevó a cabo el 19/09/2014. Se tomaron muestras en nueve
puntos distribuidos al azar, tres en la parcela QU y los restantes en la parcela OR. En cada uno
de ellos, se analizaron los indicadores que se muestran en la tabla 1 con el objetivo de
diagnosticar el estado de salud del suelo, tanto a nivel básico como avanzado, bajo ambos
tipos de abonado. Los indicadores básicos pueden ser medidos en campo sin necesidad de
inventariable profesional ni formación específica previa, siguiendo las instrucciones de las
TSAP. Los detalles de los protocolos están disponibles en la web del proyecto
LIFE10NAT/ES/579 (www.soilmontana.com), así como los valores de referencia frente a los
cuales podemos comparar los resultados de nuestro agroecosistema.
Tabla 1. Indicadores para evaluar el estado de los servicios edáficos de Conservación de la biodiversidad,
Conservación del suelo y Lucha contra el cambio climático.
BIODIVERSIDAD
SUELO
CLIMA
Indicadores básicos
Diversidad de macrofauna
Abundancia de lombrices
Tiempo de infiltración
Coloración suelo
Indicadores avanzados
Diversidad de mesofauna
Diversidad de bacterias
Respiración basal
Respiración inducida
Cociente respiratorio
Compactación
Emisiones CO2
La cosecha del maíz destinado a ensilar se realizó el 30/09/2014 con el grano en
estado pastoso vítreo. El día previo a la cosecha se realizaron controles de producción
delimitando tres zonas de muestreo en cada parcela (alta, media y baja) atendiendo al
gradiente de pendiente, lo suficientemente distanciadas entre sí para ser consideradas como
repeticiones. En cada zona se muestrearon dos líneas de maíz a lo largo de dos metros lineales
definiendo en cada caso un marco de muestreo de 2,8 m2. Las plantas se cortaron a cinco cm
sobre el nivel del suelo, contabilizando número de plantas y mazorcas para cada zona
muestreada y su peso total en verde. Las muestras fueron picadas (Viking GE355), secadas en
estufa a 60ºC durante 24 h, registrándose su peso seco y posteriormente fueron molidas a 0,75
mm para determinar por duplicado su contenido en principios nutritivos. Las muestras secas y
molidas fueron analizadas por Espectroscopía en Infrarrojo Cercano (NIRS) de acuerdo con
las ecuaciones desarrolladas en el Laboratorio de Nutrición Animal del SERIDA (ENAC, LE
930). Los parámetros analizados fueron materia seca (MS), cenizas, proteína bruta, fibra
219
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
neutro detergente, almidón y digestibilidad enzimática neutro detergente celulasa de la
materia orgánica. Se estimó el contenido en energía metabolizable según ARC (1980).
Tras medir cada uno de los indicadores de salud citados se comparó su resultado con
las referencias consideradas “malas”, “regulares” o “buenas” en las TSAP, asignándole un
valor de uno a nueve. El diagnóstico global de salud del suelo se obtuvo calculando el
promedio de los tres servicios considerados. Se realizaron ANOVAS para establecer las
diferencias entre tratamientos, utilizando para ello el programa STATVIEW. La producción y
calidad nutritiva del maíz se evaluó mediante análisis de varianza utilizando el paquete
estadístico R Core Team (2014) considerando el tipo de abonado como factor principal.
RESULTADOS Y DISCUSIÓN
En las tablas 2 y 3 se muestran los resultados de los indicadores de diagnóstico básico
y avanzado del estado de los servicios edáficos principales, bajo ambos manejos (QU vs. OR).
En relación a la conservación de la biodiversidad, a nivel de macrofauna (>1mm) no se
observaron diferencias significativas entre abonados, siendo este nivel trófico el encargado de
trocear los restos orgánicos de mayor tamaño para ponerlos a disposición de los niveles
tróficos inferiores. A nivel avanzado, en cambio, la meso- (0,1-1mm) y microfauna (<0,1mm)
mostraron diferencias significativas entre manejos, observándose valores de biodiversidad
superiores en la parcela OR. La biodiversidad funcional de bacterias se analizó mediante
placas ECO-BiologTM e indica una mayor capacidad de las comunidades bacterianas bajo
fertilización
OR
para
catabolizar
diversas
fuentes
de
C.
En
cualquier
caso,
independientemente de las diferencias entre tratamientos, ambos tipos de fertilización
mostraron notas relativamente bajas al comparar sus valores de diversidad (macro-, meso- y
micro-) con las referencias indicadas en las TSAP. Las labores mecánicas (pase de grada,
abonado de fondo y pase cruzado de fresadora) contribuyen a estos valores bajos.
En relación a la conservación del suelo como tal, la medida de infiltración (tabla 2)
simula el tiempo necesario para que percole la cantidad de agua caída durante una hora de
lluvia fuerte-muy fuerte según AEMET (30 L/m2). En la parcela QU, el suelo requirió cerca
de media hora para infiltrar dicha cantidad de agua, lo que implica un riesgo moderado
(nota=4,3; tabla 2) de sufrir encharcamientos y/o problemas de escorrentía superficial en las
zonas de mayor pendiente, durante episodios lluviosos. Esta dificultad de infiltración está de
acuerdo con los valores de compactación encontrados en esta parcela, superiores a los
220
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
registrados en la parcela OR (tabla 3). De hecho, superan los 2,5 Mpa en la capa arada (025cm), considerándose este valor como el límite a partir del cual la resistencia a la
penetración del suelo puede limitar el desarrollo radicular del maíz (Tavares et al., 2001). Por
el contrario, el aporte de materia orgánica en forma de estiércol y purín favoreció la capacidad
de infiltración y la descompactación del suelo, debido tanto a la propia porosidad de la
materia orgánica aplicada como a la labor de las lombrices terrestres, encontradas únicamente
bajo fertilización OR (tabla 2). Las lombrices buscan alimento orgánico y su red de galerías
podría estar contribuyendo significativamente a mejorar las propiedades físicas de estos
suelos, especialmente sus niveles de compactación sub-superficial y de capacidad de
infiltración del agua de lluvia. Esta mejor circulación de agua y aire, junto a una mayor
disponibilidad de sustratos lábiles podrían, asimismo, explicar la mayor actividad microbiana
(respiración basal; tabla 3) presente en la parcela OR.
Tabla 2. Diagnóstico BÁSICO de los servicios edáficos principales, según TSAP.
Servicios
Indicadores
BÁSICOS
Conservación
de la Biodiversidad
Diversidad
Macrofauna
(Nº tipos)
Manejo Químico
Valor
3,3
Manejo Orgánico
3,7
Nota
4,2
4,4
Conservación
del Recurso Suelo
Abundancia
Lombrices
(nº/m2)
Tiempo
Infiltración
(min)
Valor Nota Valor Nota
0,0
0
26,8 4,3
16,0 3,5
**
2,3
8,3
***
Lucha contra
Diagnóstico
Cambio Climático
Global
Materia orgánica
Suelo
(coloración)
Valor
6,2
6,8
*
Promedio
servicios
Nota
6,2
Nota
4,4
6,8
5,7
***
* p<0,1; ** p<0,05; *** p<0,01, según Test de Fisher. TSAP: Tarjetas de Salud de los Agroecosistemas Pascícolas. Nota: En una escala de 1
a 9, se consideran “buenas” las notas entre 7 y 9, “regulares” entre 4 y 6, y “malas” entre 1 y 3. Las notas se obtienen al comparar los datos
obtenidos con los valores de referencia.
En cuanto a la abundancia microbiana, se estimó indirectamente a partir de su
respiración inducida por sustrato en condiciones no limitantes de alimento, siendo superior
significativamente en OR (tabla 3). La biomasa microbiana se refiere al componente vivo de
la materia orgánica del suelo, y su valor como bioindicador de la fertilidad del suelo está bien
establecido (Powlson et al., 1987), pues resulta una medida más sensible de cambios en la
salud del suelo debidos a su manejo que la proporcionada por el contenido en MO, pues
revela tendencias en plazos de tiempo de entre 1-5 años (como en este caso). Reducciones en
la biomasa microbiana están normalmente relacionadas con una disminución en la entrada de
C al suelo o, por ejemplo, con el impacto de laboreos intensivos y/o substancias tóxicas (Paul,
1984). En este caso, aunque los valores de respiración inducida se vieron incrementados en
221
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
OR, siguen siendo bajos (nota = 3,9; tabla 3), lo cual hace que el cociente respiratorio
(Respiración basal/inducida) sea realmente bajo (nota = 1), incluso con fertilización orgánica.
Esto refleja un uso poco eficiente del C disponible por parte de las poblaciones microbianas,
las cuales mantienen una alta respiración pero no son capaces de aumentar su biomasa. Esta
situación es propia de ecosistemas jóvenes en evolución (a medida que maduran, ganan
biomasa y ralentizan los flujos de energía) o incluso podría sugerir la presencia de
condiciones de estrés microbiano (podría deberse al laboreo, si descartamos la presencia de
sustancias tóxicas). Por otra parte, un alto cociente respiratorio supone favorecer la salida de
C del suelo a la atmósfera en forma de CO2. Por esta razón, las emisiones de CO2 medidas en
campo (tabla 3) fueron superiores en OR, debido a que el aumento de actividad microbiana
(respiración basal) no fue acompañado en la misma medida por un aumento de su biomasa
(respiración inducida), lo cual afectó en su conjunto al servicio edáfico de secuestro de C
(Lucha contra el Cambio Climático). En cualquier caso, teniendo en cuenta el conjunto de
los servicios analizados, el diagnóstico global de salud del agroecosistema fue mejor bajo
fertilización orgánica, tanto a la luz de los indicadores básicos (5,7 vs. 4,4; tabla 2) como de
los indicadores avanzados analizados (5,3 vs. 5,0; tabla 3).
Tabla 3. Diagnóstico AVANZADO de los servicios edáficos principales, según las TSAP.
Valor Nota Valor Nota
Manejo
33,3
Químico
Manejo
47,8
Orgánico
*
Valor
Nota
Valor
Nota
Valor
Nota Valor Nota
Promedio
servicios
Emisiones
CO2
(gCO2/m2,h)
Compactación
(MPa)
Lucha contra
Diagnóstico
Cambio Climático
Global
Cociente
Respiratorio
(qCO2)
Respiración
Inducida
(mgC/kg,h)
Conservación
del Recurso Suelo
Respiración
Basal
(mgC/kg,h)
Diversidad
Bacterias
(H’)
Conservación
de la Biodiversidad
Diversidad
Mesofauna
(BQ)
Indicadores
AVANZADOS
Servicio
Valor
Nota
Nota
3,5
2,0
2,1
1,3
7,7
6,7
3,0
0,20
1,0
2,8
4,5
0,39
8,2
5,0
4,5
3,0
4,1
2,4
9,0
9,7
3,9
0,25
1,0
1,6
6,8
1,25
6,5
5,3
**
***
***
**
***
**
* p<0,1; ** p<0,05; *** p<0,01, según Test de Fisher. TSAP: Tarjetas de Salud de los Agroecosistemas Pascícolas. Nota: En una escala de 1
a 9, se consideran “buenas” las notas entre 7 y 9, “regulares” entre 4 y 6, y “malas” entre 1 y 3. Las notas se obtienen al comparar los datos
obtenidos con los valores de referencia.
En la tabla 4 se muestran los resultados de producción y valor nutritivo del maíz en el
momento de la cosecha. El número de plantas y la producción de materia seca por hectárea
fueron iguales en ambos tratamientos. Ahora bien, existe una diferencia numérica en
producción entre los dos tipos de abonado, lo que implica que las plantas se desarrollaron en
222
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
menor medida con OR. Dicha diferencia es debida a que en las primeras fases de desarrollo
del maíz hubo una invasión de Chenopodium album lo que obligó a dar un tratamiento de
herbicida en post-emergencia específico para especies de hoja ancha. Dicho tratamiento, al
inhibir el desarrollo de las leguminosas, sólo se aplicó en la parcela QU, por lo que, mientras
en QU la planta invasora desapareció, en la parcela OR el maíz tuvo que competir con el Ch.
album durante todo su desarrollo. En relación al valor nutritivo, el maíz proveniente de la
parcela OR presentó un menor contenido en almidón (31,80 vs. 27,98%, p<0,05, para QU y
OR respectivamente) debido al menor desarrollo de las mazorcas en el tratamiento OR a
consecuencia de la competencia de la mala hierba. La menor proporción de almidón se tradujo
en menor digestibilidad y valor energético (p<0,05) en el maíz abonado con purín y estiércol.
Tabla 4. Producción forrajera, valor nutritivo y aporte energético del maíz forrajero.
Plantas/ha
t MS/ha
Materia seca (%)
Cenizas (%MS)
Proteína bruta (%MS)
Fibra neutro detergente (%MS)
Almidón (%MS)
Digestibilidad in vivo predicha (%)
Energía metabolizable (MJ/kgMS)
QU
65476
14,04
42,64
3,32
7,31
41,03
31,80
76,62
11,85
OR
65476
12,04
38,59
3,86
6,47
44,77
27,98
74,43
11,48
e.e.
3149,7
1,227
1,416
0,177
0,431
1,134
1,033
0,606
0,106
p
1,000
0,486
0,173
0,139
0,360
0,093
0,042
0,051
0,031
QU: manejo convencional; OR: manejo sostenible.
CONCLUSIONES
El diagnóstico global de salud del agroecosistema fue mejor bajo fertilización
orgánica, tanto con los indicadores básicos como con los avanzados de las TSAP. No se
observaron diferencias en la producción de materia seca ni en el valor nutritivo, excepto en el
mayor contenido de almidón del maíz con fertilización química.
AGRADECIMIENTOS
Trabajo financiado por los proyectos INIA RTA2011-00112-00 e INIA RTA201200065-C05.
223
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS
ARC (1980) The nutrient requirements of ruminant livestock. Reino Unido: Commonwealth Agricultural
Bureaux.
BUTLER T.J., WEINDORF D.C., HAN K.J. Y MUIR J.P. (2009) Dairy Manure Compost Quality Effects on
Corn Silage and Soil Properties. Compost Science & Utilization, 17, 18-24.
FRECKMAN D.W. (1994) Life in the Soil, Soil Biodiversity: its Importance to Ecosystem Processes. Londres,
Reino Unido: Report on a Workshop held at the Natural History Museum.
JIMÉNEZ J.D., VICENTE F., BENAOUDA M., SOLDADO A. Y MARTÍNEZ-FERNÁNDEZ A. (2014) Fava
bean-rapeseed intercrop as a sustainable alternative to Italian ryegrass: production, forage quality and
soil fertility evolution. Grassland Science in Europe, 19, 587-589.
MIJANGOS I., ALBIZU I., MARTÍN I., ANZA M., MENDARTE S., EPELDE S. Y GARBISU C. (2012)
Tarjetas
de
salud
de
los
agroecosistemas-ecosistemas
pastorales.
Disponible
en:
http://www.soilmontana.com/wp-content/uploads/2011/12/FICHAS-CARPETA-OK-traz.pdf.
PAUL E.A. (1984) Dynamics of organic matter in soils. Plant and Soil, 76, 275-285.
POWLSON D.S., BROOKES P. Y CHRISTENSEN B.T. (1987) Measurement of soil microbial biomass
provides an early indication of changes in total soil organic matter due to straw incorporation. Soil
Biology and Biochemistry, 19, 59-164.
R CORE TEAM (2014) R: A language and environment for statistical computing. Austria: R Foundation for
Statistical Computing.
TAVARES F.J., BARBOSA G.M.C., GUIMARAÊS M.F. Y FONSECA I.C.B. (2001) Resistência do solo à
penetracao e desenvolvimento do sistema radicular do milho (Zea mays) sob diferentes sistemas de
manejo em um Latossolo Roxo. Revista Brasileira de Ciência do Solo, 25, 725-730.
224
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
LEGUMINOSAS FORRAJERAS EN MONOCULTIVO O EN ASOCIACIÓN
CON OTRAS ESPECIES COMO ALTERNATIVA VIABLE AL CULTIVO
INVERNAL DE RAIGRÁS ITALIANO PARA ROTAR CON MAÍZ
FORAGE LEGUMES IN MONOCULTURE OR INTERCROP WITH OTHER SPECIES AS VIABLE WINTER
CROP ALTERNATIVE TO ITALIAN RYEGRASS TO ROTATE WITH MAIZE
S. BAIZÁN, F. VICENTE, M.A. GONZÁLEZ, C. GONZÁLEZ, B. DE LA ROZA DELGADO, A.
SOLDADO Y A. MARTÍNEZ-FERNÁNDEZ
Servicio Regional de Investigación y Desarrollo Agroalimentario (SERIDA). Apdo.13. 33300 Villaviciosa (España).
[email protected]
RESUMEN
Se buscan especies alternativas al raigrás italiano para rotar con maíz, que mantengan sus niveles de productividad,
que aumenten el contenido en proteína y en ácidos grasos poliinsaturados y, además, disminuyan los costes de producción
que dicho cultivo presenta. Para ello se evaluaron, en un ensayo en parcela dividida con tres repeticiones, tres leguminosas
forrajeras (haba, altramuz y trébol violeta) en monocultivo o en asociación con raigrás italiano o con otras especies (nabo
francés y colza). Los resultados muestran que el haba forrajera asociada con raigrás italiano en condiciones de manejo
sostenible es una alternativa viable como cultivo de invierno, ya que presenta producciones, rendimientos en materia orgánica
digestible y energía comparables a los del raigrás italiano, con mayor rendimiento proteico y con la ventaja añadida de ser
aprovechados en un solo corte reduciendo los costes de producción. Esta asociación presenta mayor contenido en ácido
linoleico (P<0,001) que el raigrás italiano. La colza no es una especie viable en suelos de textura franco arcillosos
independientemente de las condiciones climáticas.
Palabras clave: cultivos forrajeros, fertilización orgánica, calidad nutritiva, ácidos grasos.
SUMMARY
Alternative species to Italian ryegrass (RI) have been tested focusing on the improvement forage efficiency for
dairy cows feeding. These species, compared to Italian ryegrass, should maintain the yield, increase both protein and
polyunsaturated fatty acids contents and, furthermore, they should also reduce production costs. The ability of three forage
legumes (faba bean, lupin and red clover) was evaluated (three replication each in a split plot). They were tested in
monoculture and intercrop to RI or other species (camelina and rapeseed). The results showed that faba bean in association
with RI, on sustainable management, is a viable alternative to RI as winter crop. Production and both digestible organic
matter and energy yield are comparable to RI, with higher protein yield and, moreover, this association reduces production
costs because it is harvested in only one cut. This association showed higher content in linoleic acid than RI (P<0.001).
Regarding other species, rapeseed is not a viable specie for clay loam soils regardless of climate conditions.
Keywords: forage crops, organic fertilization, nutritive quality, fatty acids.
225
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
INTRODUCCIÓN
La mejora de la rentabilidad del sector lechero requiere sistemas de alimentación que
utilicen con eficiencia los recursos forrajeros propios. Por ello, la investigación sobre forrajes
y cultivos forrajeros debe encaminarse hacia nuevas formas de producción, que garanticen un
uso eficiente de los mismos y adaptar su modelo de manejo a las nuevas condiciones
económicas y políticas relativas al desarrollo de una agricultura productora de alimentos de
calidad, seguros, a precios asequibles y con modelos de producción de bajo impacto
ambiental (Peeters et al., 2006). Esto implica utilizar cultivos energéticamente más eficientes,
con bajos requerimientos de insumos, menos demandantes de agua y que no degraden la
microbiota del suelo agrícola. En este sentido, existe un creciente interés por la recuperación
del cultivo de leguminosas forrajeras. Recientemente la Comisión de Agricultura del
Parlamento Europeo ha instado a incorporar a la nueva PAC medidas de apoyo específico
para el desarrollo de sistemas de rotación de cultivos, incluyendo leguminosas y
proteaginosas tanto para limitar la dependencia de las importaciones de tortas proteicas como
por el beneficioso efecto desde el punto de vista medioambiental (Agro-Europa, 2011).
Además de ventajas nutricionales (González et al., 2014), las leguminosas tienen un sistema
radicular capaz de explorar los horizontes inferiores del suelo y bombear nutrientes y agua
hacia la superficie de forma eficaz, aspecto muy importante considerando el interés por buscar
nuevas especies y asociaciones competitivas en situaciones de estrés hídrico dentro de las
estrategias de adaptación al cambio climático orientados a una mejor gestión del agua
(González-Hidalgo et al., 2010). Además, los ensilados de leguminosas permiten mejorar la
calidad dietética de la leche mediante la reducción del contenido en ácido grasos (AG)
saturados, el aumento de poliinsaturados (en particular de Ω3) y la disminución del ratio Ω6/
Ω3, aspectos todos de notable interés para lograr una dieta más saludable a través del
consumo de leche y derivados lácteos (Dewhurst et al., 2006). El objetivo de este trabajo ha
sido evaluar leguminosas en monocultivo o asociadas con raigrás italiano (Lolium multiflorum
L.) -RI- o con otras especies y manejadas con criterios de sostenibilidad ambiental, como
alternativas al monocultivo invernal de raigrás italiano en manejo convencional en un sistema
rotacional de dos cultivos por año con el maíz como cultivo de verano.
226
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
MATERIAL Y MÉTODOS
Se utilizó un diseño en parcela dividida con tres repeticiones, en la finca del SERIDA
de Grado (6º 03’ 45’’ O y 43º 22’ 35’’ N, 65msnm y suelos de textura franco arcillosa). La
parcela principal la formaron un testigo -0- y tres leguminosas: trébol violeta (Trifolium
pratense, L.) -TV-, haba forrajera (Vicia faba L.) -HB- y altramuz (Lupinus albus L.) -AL- y
la subparcela la constituyeron el RI, dos especies de crucíferas (colza (Brassica napus, L.) COL- y nabo francés (Camelina sativa, L.) -NF- y un testigo -0-.). El orden de las parcelas
principales y de las subparcelas en cada repetición se sorteó al azar.
Para el abonado de fondo se utilizó estiércol compostado procedente de la estabulación
del SERIDA con unos aportes 4,4-3,8-11,6 kg/t de NPK a una dosis de 12 t/ha. En las
subparcelas de RI en monocutivo, para simular un manejo convencional, se aplicaron las
mismas dosis de NPK en presiembra utilizando un abono mineral suplementado con 60 UF de
N/ha después del primer corte para ensilado en primavera.Tras preparar el terreno, la siembra
(parcelas de 5,5 m x 5,5 m) se realizó el 31/10/2013. El manejo, dosis de siembra y el estado
fenológico de los diferentes cultivos para establecer las fechas de cosecha en primavera se
realizaron con los criterios descritos por González et al. (2014). Durante el ensayo se
registraron diariamente la temperatura y pluviometría en la estación termopluviométrica
situada en la propia finca. En el momento de la cosecha (primavera 2014) se realizó el control
de producción. El material vegetal, fue desecado en estufa (60ºC, 24 h), para determinar su
materia seca (De la Roza et al., 2002). Las muestras secas y molidas (0,75 mm) fueron
analizadas en el laboratorio de Nutrición Animal del SERIDA para determinar su contenido
en principios nutritivos según Weende (AOAC, 1984) y Van Soest (Van Soest et al., 1991).
Se estimó el contenido en energía metabolizable (EM) según ARC (1980) y se determinó el
perfil de ácidos grasos (AG) siguiendo la metodología de Palmquist y Jenkins (2003) con
análisis mediante cromatografía de gases y detector masas. La producción, parámetros
nutritivos, contenido energético y perfil de AG fueron contrastados mediante análisis de
varianza (RCore Team, 2014) utilizando la especie como factor principal. Las medias fueron
comparadas frente a los resultados del RI que se utilizó como testigo.
RESULTADOS Y DISCUSIÓN
Mientras el patrón de variación anual de temperaturas es similar en los diferentes
períodos considerados (Figura 1), no ocurre lo mismo con la cantidad de lluvia acumulada ni
227
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
con la distribución de precipitaciones, factores que pueden afectar a la germinación y al
desarrollo vegetativo de las especies (González et al., 2014). En el período 2013-2014, se
registraron 124 días de lluvia y una precipitación de 995 L/m2, cantidad similar a la registrada
en el periodo do 2000-2011 (962 L/m2) pero inferior a la registrada en el período 2012-2013
(1253 L/m2). En estas condiciones, todas las especies excepto la COL se desarrollaron sin
problemas, lo que hace pensar que esta especie tiene dificultades para desarrollarse en suelos
de textura franco arcillosa independientemente de las condiciones termopluviométricas.
30
Días de lluvia
Pluviometría
Tª media
ºC
Tª Med Años anteriores
Tª Med 2012-2013
Tª Med 2013-2014
25
300
Días
Litros
Pluviom. Años anteriores
Pluviom. 2012-2013
250
30
DíasLL Años anteriores
DíasLL 2012-2013
DíasLL 2013-2014
25
Pluviom. 2013-2014
20
15
10
5
0
11 12
1
2
3
4 5
Meses
6
7
8
9
10
200
20
150
15
100
10
50
5
0
0
11
12
1
2
3
4 5
Meses
6
7
8
9
10
1
2
3
4
5
6 7
Meses
8
9
10
11
12
Figura 1. Temperaturas medias (ºC), lluvia acumulada (L/m2) y días de lluvia durante los periodos (20122013) y (2013-2014) y su comparación con el histórico (2000-2011).
Considerando el RI como testigo para la comparación de medias (Tabla 1), los
rendimientos de HB en un corte, tanto en monocultivo como asociado (HB+RI; HB+NF), son
comparables a los dos cortes acumulados de RI (p<0,05) corroborando los resultados de
González et al., (2014). El rendimiento de AL y TV en monocultivo resultó
significativamente inferior a RI, pero no así sus asociaciones con RI, lo que confirma que, con
la asociación de cultivos, se obtienen producciones de mayor cantidad y calidad que los
monocultivos de las mismas especies, debido al incremento de fertilidad del suelo (Doltra y
Olsen, 2013).
Destaca significativamente el aporte proteico de los monocultivos de leguminosas, lo
que puede suponer una mejora en la eficiencia de los sistemas de producción en las
explotaciones lecheras, al reducir la necesidad de concentrados (Borreani et al., 2009). Los
mejores resultados en rendimientos en proteína por ha, corresponden a HB en monocultivo o
asociado con 890, 1011 y 893 kg de PB/ha para HB, HB+RI y HB+NF respectivamente,
significativamente superiores a los 703 kg PB/ha obtenidos con los dos cortes de RI. Esto
supone que los cultivos forrajeros mixtos a base de gramíneas y leguminosas, además de
228
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
abaratar los costes de producción, proporcionan mayor cantidad y calidad de forraje,
incrementando significativamente el contenido proteico de la dieta (Anil et al., 1998).
Respecto al aporte energético estimado por especie, AL y NF no muestran diferencias
significativas con RI; sin embargo cuando se consideran los rendimientos en materia orgánica
digestible (MOD) y energía, solamente la opción HB+RI puede competir con el RI.
Tabla 1. Producción, valor nutritivo y contenido energético estimado de las leguminosas forrajeras
evaluadas en comparación con el monocultivo de raigrás italiano.
MS
MO
PB
89,88
10,40
RI ( 1C+2C) 6755
1801*** 87,84ns 15,85**
TV
FAD*
FND
Dvivo
EM
17,52
41,41
80,44
11,6
27,12*
45,10ns
71,95**
10,1**
HB
AL
5571ns
4395*
91,06ns 15,97** 45,82*** 55,12*** 51,27*** 7,5***
88,17ns 17,85*** 29,21** 45,02ns 74,51*
10,5ns
NF
TV+RI
1486*** 91,84ns 13,76ns
5518ns 89,77ns 7,30ns
23,29ns
22,15ns
HB+RI
AL+RI
6495ns
4618ns
88,21ns 15,57**
88,59ns 10,63ns
39,22*** 55,08*** 63,47*** 9,0***
26,94*
50,07** 67,74*** 9,6***
TV+NF
HB+NF
3099*** 89,73ns 11,09ns
5844ns 89,52ns 15,28**
32,22*** 50,36** 66,25*** 9,5***
42,15*** 54,65*** 61,85*** 8,9***
AL+NF
4137*
88,56ns 14,55*
30,42*** 46,76ns
69,72*** 9,9***
e.e.
782,5
1,960
2,684
1,971
1,270
37,15ns
46,99ns
2,138
73,07*
10,7ns
65,92*** 9,5***
0,63
RI: Raigrás italiano; TV: Trébol violeta; HB: Haba forrajera; AL: Altramuz; NF: Nabo francés; MS: Materia seca (kg/ha); MO: Materia
orgánica (% MS); PB: Proteína bruta (% MS); FAD* y FND: Fibras ácido detergente sin cenizas y neutro detergente (% MS); Dvivo:
Digestibilidad MO in vivo predicha (%); EM : Energía metabolizable (MJ/kg MS); 1C+2C: Cortes en primavera; e.e. : error estándar de la
media; ***: p<0,001; **: p<0,01; *: p<0,05; ns: no significativo (p>0,05). No se consideran los datos de colza (COL) en monocultivo ni
asociada con otras especies (AL+COL; TV+COL; HB+COL).
Los principales AG en todas las especies forrajeras evaluadas son los ácidos linoleico,
α-linolénico, palmítico y oleico (Tabla 2). La proporción de α-linolénico es significativamente
superior (p<0,001) en RI que en las leguminosas o en NF. Por el contrario, la concentración
de ácido linoleico en RI es inferior (p<0,001) al de las otras especies estudiadas,
especialmente en HB y TV+NF. La ingesta por las vacas de forrajes ricos en ácido linoleico
causa un incremento lineal de la producción de CLA en la leche (Morales-Almaráz et al.,
2010) al ser éste el primer derivado de la biohidrogenación del ácido linoleico en el rumen.
Los monocultivos de HB y NF presentan un nivel más elevado de ácido palmítico que RI (30,
25; 25,98 y 19,94 g/100 AG respectivamente, p<0,001), mientras que los cultivos asociados
no muestran diferencias significativas con el monocultivo de RI. Los mayores contenidos de
ácido oleico se obtuvieron con TV, NF en monocultivo y su asociación (NF+TV).
229
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
Tabla 2. Perfil de ácidos grasos (g/100 AG) de las leguminosas forrajeras evaluadas (monocultivo
o en asociación) en comparación con el monocultivo de raigrás italiano.
Ácidos
grasos
RI
TV
HB
AL
NF
TV+RI
HB+RI
AL+RI
TV+NF
HB+NF
AL+NF e.e
<LC
0,020ns
<LC
0,033ns
0,232ns
0,583ns
0,147ns
20,36ns
0,226ns
0,112ns
0,848ns
1,715ns
0,243ns
0,074ns
16,01*
0,119ns
59,23ns
<LC
0,035ns
<LC
0,049ns
0,268ns
0,580ns
0,297***
22,14ns
0,797**
0,133**
1,629***
1,671ns
0,185ns
0,249***
18,74***
0,149ns
53,07***
<LC
0,019ns
<LC
0,014ns
0,145ns
0,531ns
0,126ns
19,39ns
0,438ns
0,087ns
1,41***
2,724*
0,294ns
0,096ns
16,50*
0,111ns
58,07ns
<LC
0,012ns
<LC
0,014ns
0,082ns
0,450ns
0,139ns
18,44ns
0,181*
0,097ns
1,226**
4,263***
0,375*
0,066ns
24,20***
0,094ns
50,35***
<LC
0,041ns
<LC
0,071ns
0,254ns
0,503ns
0,326***
22,24ns
0,742*
0,171***
1,916***
1,845ns
0,162ns
0,286***
21,16***
0,122ns
50,16***
<LC
0,043ns
<LC
0,018ns
0,209ns
0,573ns
0,151ns
20,97ns
0,622ns
0,088ns
1,02ns
1,438ns
0,176ns
0,077ns
11,62ns
0,108ns
62,85ns
0,087
0,012
0,002
0,036
0,034
0,123
0,035
1,566
0,086
0,017
0,157
0,606
0,069
0,024
1,558
0,027
2,730
21,82ns
78,14ns
20,53ns
79,47ns
25,81ns
74,19ns
23,14ns
76,81ns
1,723
1,728
Caproíco
Caprílico
Pelargonico
Cáprico
Laurico
Mirístico
Pentadecílico
Palmítico
Palmitoleico
Margárico
Esteárico
Oleico
Vaccénico
Araquídico
Linoleico
γ-Linolénico
α-Linolénico
0,028
0,014
0,002
0,016
0,183
0,422
0,089
19,94
0,448
0,065
0,548
0,900
0,134
0,043
11,07
0,073
65,85
<LC
0,012ns
<LC
0,021ns
0,066*
0,533ns
0,138ns
19,11ns
0,106**
0,095ns
1,037*
3,080*
0,285ns
0,051ns
21,24***
0,116ns
54,10**
<LC
0,121***
<LC
0,183**
0,727***
0,966**
0,501***
30,25***
0,709ns
0,260***
2,556***
1,897ns
0,286ns
0,452***
25,93***
0,120ns
35,04***
<LC
0,068**
<LC
0,025ns
0,240ns
0,729ns
0,195*
24,54ns
0,613ns
0,131**
1,65***
2,542ns
0,341*
0,122*
14,68ns
0,102ns
53,98**
0,640***
0,060*
0,004ns
0,139*
0,082ns
0,749ns
0,209*
25,97**
0,824**
0,121*
1,301***
3,624**
0,459***
0,163***
17,98**
0,168*
47,51***
Saturados
Insaturados
21,34
78,47
21,06ns
78,93ns
36,71***
63,98***
27,69*
72,26*
29,44*** 22,41ns 25,38ns
70,56** 77,54ns 74,61ns
RI: Raigrás italiano; TV: Trébol violeta; HB: Haba forrajera; AL: Altramuz; NF: Nabo francés; e.e.: error estándar de la media; <LC: Por
debajo del nivel de cuantificación; ***: p<0,001; **: p<0,01; *: p<0,05; ns: no significativo (p>0,05). No se consideran los datos de colza
(COL) en monocultivo ni asociada con otras especies (AL+COL; TV+COL; HB+COL).
CONCLUSIONES
Los resultados muestran que la colza no es una alternativa viable en las condiciones
edafológicas ensayadas. En cuanto al resto de especies evaluadas, teniendo en cuenta las
producciones, rendimientos en materia orgánica digestible, proteína, energía y perfil de ácidos
grasos, podemos concluir que la asociación forrajera HB+RI en condiciones de manejo
sostenible y aprovechada en un solo corte es una clara alternativa al RI como cultivo de
invierno para rotar con maíz.
AGRADECIMIENTOS
Trabajo financiado por INIA proyecto RTA2012-0006512-05-01 cofinanciado con
fondos FEDER. Silvia Baizán es beneficiaria de un contrato predoctoral FPI-INIA. Los
autores agradecen la colaboración del personal de apoyo del SERIDA, a la Finca La Orden y a
la empresa Camelina Company, por la disponibilidad de semilla.
230
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS
AGRO-EUROPA (2011) Nº 1.148 del 31 de enero de 2011.
AOAC (1984) Official methods of analysis. USA: AOAC, 14th edition.
ANIL L., PARRK J., PHIPPS R.H. Y MILLER F.A. (1998) Temperate intercropping of cereals for forage: a
review of the potential for growth and utilization with particular reference to the UK. Grass For. Sci.,
53, 301-317.
ARC (1980) The nutrient requirements of ruminant livestock. UK: CAB.
BORREANI G., REVELLO A., COLOMBINI S., O’DOARDI M., PAOLETTI R. Y TABACCO E. (2009)
Fermentative profiles of field pea (Pisum sativum), faba bean (Vicia faba) and white lupin (Lupinus
albus) silages as affected by wilting and inoculation. Anim. Feed Sci. Technol., 151, 316–323.
DE LA ROZA B., MARTÍNEZ FERNÁNDEZ A. Y ARGAMENTERÍA A. (2002) Determinación de material
seca en pastos y forrajes. Temperatura de secado para análisis. Pastos, XXXII (1), 91-104
DEWHURST R. J., SHINGFIELD K. J., LEE M. R. F. Y SCOLLAN N.D. (2006) Increasing the concentrations
of beneficial polyunsaturated fatty acids in milk produced by dairy cows in high forage systems. Anim.
Feed Sci. Technol., 131, 168–206.
DOLTRA J. Y OLSEN J.E. (2013) The role of catch crops in the ecological intensification of spring cereals in
organic farming under Nordic climate. Europ. J. Agronomy, 44, 98-108.
GONZÁLEZ-HIDALGO J. C., BRUNETTI M. Y DE LUIS M. (2010) Precipitation trends in Spanish
hydrological divisions, 1946–2005. Clim. Res., 43, 215-228.
GONZÁLEZ M.A., VICENTE F., DE LA ROZA DELGADO B., SOLDADO A., MODROÑO S., GONZÁLEZ
C. Y MARTÍNEZ-FERNÁNDEZ A. (2014) Evaluación de rotaciones de cultivos adaptadas a zonas
templado húmedas y obtenidas en condiciones de manejo sostenible destinadas al vacuno lechero. En:
Busqué M. et al. (eds). Pastos y PAC 2014-2020, 311-318. Potes (Cantabria), España: SEEP.
MORALES-ALMARÁZ E., SOLDADO A., GONZÁLEZ A., MARTÍNEZ-FERNÁNDEZ A., DOMÍNGUEZVARA I., DE LA ROZA DELGADO B. Y VICENTE, F. (2010) Improving the Fatty Acid Profile of
Dairy Cow Milk by combining grazing with feeding on total mixed ration. J. Dairy Res., 77, 225-230.
PALMQUIST D.L. Y JENKINS T.C. (2003) Challenges with fats and fatty acid methods. J. Anim. Sci., 81,
3250-3254.
PEETERS A., PARENTE G. Y LE GALL A. (2006) Temperate Legumes: key-species for sustainable temperate
mixtures. Grassl. Sci. Eur., 11, 205-219.
RCORE TEAM (2014) R: A language and environment for statistical computing. Vienne: R foundation for
Statistical Computing..
VAN SOEST P. J., ROBERTSON J. B. Y LEWIS B. A. (1991) Methods of dietary, neutral detergent fiber and
non starch polysaccharides in relation to animal nutrition. J. Dairy Sci. 74, 3583-3597.
231
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
232
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
Cuarta Parte
PRODUCCIÓN ANIMAL
233
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
234
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
INFLUENCIA DEL PASTOREO DE ALFALFA O ESPARCERTA SOBRE
LOS PARÁMETROS PRODUCTIVOS Y REPRODUCTIVOS DE OVEJAS Y
CORDEROS
INFLUENCE OF ALFALFA OR SAINFOIN GRAZING ON PRODUCTIVE AND REPRODUCTIVE
PARAMETERS IN EWES AND LAMBS
S. LOBÓN, A. SANZ, M. BLANCO Y M. JOY
Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria del Gobierno de Aragón. Avda. Montañana 930. 50059 Zaragoza
(España). [email protected]
RESUMEN
Se utilizaron 42 ovejas y sus corderos machos, que permanecieron en pastoreo de alfalfa o esparceta durante la
lactación. Tras el destete, los corderos fueron cebados con pienso y paja hasta que alcanzaron 22-24 kg peso vivo. Mientras,
las ovejas permanecieron en las mismas parcelas hasta que finalizó el periodo de cubrición, y a continuación se reagruparon y
se mantuvieron con un mismo manejo hasta el siguiente parto. Los corderos en pastoreo de alfalfa presentaron menor
crecimiento diario que los de esparceta durante la lactación (269 vs. 302 g, P<0,05), pero similar en el cebo, siendo el peso al
sacrificio similar. La fertilidad fue similar en ambos lotes (90,5 %). La descendencia de las ovejas de alfalfa presentó menor
peso al nacimiento que las de esparceta (3,5 vs. 4,3 kg, P<0,05), debido quizá a la prolificidad registrada en el ensayo (1,9 vs.
1,5, NS). También se observó un desequilibrio en el ratio de hembras/machos, a favor de las hembras (57/43 y 72/28, para
alfalfa y esparceta, NS). Estos resultados preliminares muestran una influencia positiva del pastoreo de esparceta sobre la
ganancia media diaria de los corderos, que podría estar relacionada con la presencia de determinados compuestos secundarios
en estos forrajes.
Palabras clave: Medicago sativa L., Onobrichys viciifolia Scop., pastoreo, cubrición.
SUMMARY
Forty two ewe-lamb pairs were used in the experiment. They were assigned to one of two treatments during
lactation: alfalfa vs. sainfoin grazing. After weaning, lambs were fed concentrates and straw until they reached the target
slaughter weight (22-24 kg) while the dams grazed in the same forages than during lactation until mating. After mating, ewes
were grouped and had the same management. Alfalfa lambs had lower daily gains than sainfoin lambs during lactation (302
vs. 269 g, respectively, P<0.05). Weight gains during the concentrate-feeding period and slaughter weight did not differ.
Fertility rate was similar in both groups. The alfalfa offspring was lighter at lambing than the sainfoin offspring (3.5 vs 4.3,
P<0.05), due probably to the prolificacy registered in the assay (1.9 vs. 1.5, NS). An imbalance in the ratio female/male for
females was observed (57/43 and 72/28, for alfalfa and sainfoin, NS). These preliminary results show a positive influence of
grazing sainfoin on average daily gain of lambs, which could be related to the presence of some secondary compounds in
these forages.
Key words: Medicago sativa L., Onobrichys viciifolia Scop, grazing, mating.
235
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
INTRODUCCIÓN
La esparceta (Onobrychis viciifolia Scop.) y la alfalfa (Medicago sativa L.) son dos
leguminosas forrajeras plurianuales muy utilizadas en los secanos del noreste de España.
Ambos forrajes presentan una gran capacidad productiva, un alto valor nutritivo y una acción
restauradora de la fertilidad del suelo. Estas dos especies tienen características comunes
(leguminosas, plurianuales, adaptadas al Noreste), pero también presentan diferencias
notables, entre las que destaca la presencia de taninos condensados en la esparceta. Según
diversos autores, los taninos condensados podrían afectar a algunos parámetros productivos
de los animales que los consumen, a determinados parámetros ruminales disminuyendo la
producción de metano, e incluso a la calidad del producto final (Ramírez-Restrepo y Barry,
2005, Waghorn, 2008). Pero los resultados difieren porque dependen de muchos factores,
entre ellos: el tipo de taninos condensados y la cantidad presente en el alimento.
La alimentación materna durante las primeras etapas del desarrollo embrionario puede
ser determinante para la vida adulta, ya que es el momento en el que se producen cambios
sustanciales que condicionarán la diferenciación celular del embrión (Rhind, 2004). En los
últimos años se han estudiado los efectos de la subnutrición y sobrealimentación alrededor de
la cubrición (Abecia et al., 2006, Bloomfield, 2011), sin embargo, son pocos los estudios
realizados sobre los efectos que puede tener el tipo de alimentación que pastan las ovejas
durante la cubrición.
El objetivo del presente trabajo ha sido evaluar los efectos del pastoreo de dos
leguminosas forrajeras (alfalfa y esparceta) durante la lactación sobre la producción de
corderos y durante la cubrición sobre las ovejas y su descendencia.
MATERIALES Y MÉTODOS
Diseño experimental
El ensayo se realizó en la Finca Experimental del Soto Lezcano, en Zaragoza. Se
utilizaron 42 parejas oveja-cordero macho de la raza Rasa Aragonesa, de parto simple. Se
realizó una cubrición controlada de todo el rebaño de la explotación con el fin de disponer de
corderos con similares condiciones de peso y edad. En el momento del parto, se hicieron 2
lotes homogéneos teniendo en cuenta el peso, condición corporal y edad de las madres, así
como el peso de los corderos. El periodo experimental duró desde el inicio de la paridera (3
236
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
de abril 2014) hasta el final de la siguiente cubrición de las ovejas (20 de agosto 2014). Las
parejas oveja-cordero se dividieron en 2 tratamientos:
- Pastoreo de alfalfa (Medicago sativa L, cv Aragón): Ovejas y corderos en pastoreo
rotacional durante la lactación. A los 45 días de vida los corderos se destetaron, se
estabularon y se cebaron con concentrado. Las ovejas permanecieron en las praderas
de alfalfa hasta el final de la cubrición (n=21).
- Pastoreo de esparceta (Onobrychis viciifolia Scop, cv Reznos): El mismo manejo que
el grupo anterior pero en este caso se utilizó esparceta como forraje (n=21).
En el momento del parto, se hicieron lotes homogéneos teniendo en cuenta el peso,
condición corporal y edad de las madres, así como el peso de los corderos. Durante la
lactación, todos los corderos tuvieron acceso a la leche materna, al pasto y a un concentrado
de iniciación. Alrededor de los 45 días de vida, los corderos se destetaron y se cebaron. Las
ovejas permanecieron en las parcelas del forraje (alfalfa o esparceta) que habían pastado
durante la lactación. A mitad de julio se introdujeron los machos para realizar la cubrición
controlada por monta natural durante 35 días. A la salida de los machos, las ovejas se
reagruparon y siguieron mismo manejo y alimentación, la habitualmente utilizada en la
explotación hasta el siguiente parto. Todos los animales tuvieron libre acceso al agua y sales
minerales.
Muestreo y controles
Se llevó a cabo una rotación semanal de las praderas. Semanalmente se tomaban
muestras de oferta y rehusado de las parcelas a pastar y pastadas, respectivamente. Se
tomaron al azar 5 muestras de 0,25 m² por parcela. Se registró la ingesta de concentrado por
parte de los corderos.
Se registró semanalmente el peso vivo de las ovejas y los corderos durante la lactación
y durante el cebo con una balanza electrónica (0,1 kg de precisión). La ganancia media diaria
de los corderos se estimó por regresión lineal del peso sobre la edad. Cuando los corderos
alcanzaron 22-24 kg peso vivo, se trasladaron al matadero de las instalaciones del CITA de
Zaragoza. El sacrificio se realizó de acuerdo con el reglamento de bienestar animal y las
regulaciones de la UE.
Los parámetros reproductivos evaluados fueron la fertilidad (número de ovejas paridas
por 100 ovejas cubiertas), prolificidad (media de corderos nacidos vivos y muertos por ovejas
237
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
paridas) y fecundidad (media de corderos nacidos vivos y muertos por ovejas cubiertas).
También se calculó la mortalidad en el periparto y el ratio de hembras/macho nacidos.
Análisis químicos
Las muestras de alimento se pesaron y se secaron a 60 ºC en estufa de ventilación
forzada hasta peso constante. La materia seca del alimento y el contenido en cenizas se
determinaron de acuerdo con los métodos AOAC , el contenido en proteína bruta (PB) por el
método Dumas (AOAC, 1999) y el contenido en fibra neutro detergente (FND), fibra ácido
detergente (FAD) y lignina ácido detergente (LAC) por el métodoVan Soest et al. (1991).
Análisis estadísticos
El análisis estadístico se llevó a cabo utilizando el paquete estadístico SAS (v.9.3). Se
realizaron análisis de varianza con un modelo lineal general (procedimiento GLM) con el
tratamiento como efecto fijo. Se obtuvieron las medias mínimo cuadráticas, el error estándar
(e.e.) y se compararon las medias mediante el test de Tukey. La fertilidad, el ratio
hembras/machos y la mortalidad al parto se analizaron mediante una prueba chi²
(procedimiento FREQ, test de Fisher).
RESULTADOS Y DISCUSIÓN
Alimentos
Los resultados de la composición química de los forrajes se muestran en la Tabla 1,
destacando una mayor cantidad de proteína en la alfalfa frente a la esparceta (17,2 vs. 13,4 %,
respectivamente). El consumo de pienso durante la lactación por parte de los corderos fue
idéntico en ambos lotes. Cada lote consumió 17 kg de pienso en 41 días, de manera que cada
cordero ingirió una media de 800 g pienso a lo largo de la lactación.
Tabla 1.Composición química de la alfalfa y la esparceta.
Alfalfa
91,9
Materia seca (%)
8,7
Cenizas (%)
17,2
Proteína bruta (%)
48,9
Fibra Neutro Detergente (%)
32,1
Fibra Ácido Detergente (%)
7,0
Lignina Ácido Detergente (%)
Esparceta Concentrado
91,7
88,8
7,6
5,4
13,4
20,3
51,7
17,7
38,6
4,2
10,4
0,6
238
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
Pastoreo de leguminosas durante el periodo de lactación
Durante la lactación las ovejas de ambos lotes presentaron pesos similares (51,2 ±1,2
vs. 51,3 ± 1,2, para alfalfa y esparceta, respectivamente). Los parámetros productivos de los
corderos criados durante la lactación junto con sus madres en parcelas de alfalfa o esparceta
se muestran en la Tabla 2. Los corderos del lote de alfalfa presentaron menores ganancias
medias diarias durante la lactación (P<0,05) que los corderos del lote de esparceta, que podría
estar relacionado con la presencia de determinados compuestos secundarios en estos forrajes.
La edad al destete fue similar en ambos lotes (41 días), por lo que al presentar mejores
crecimientos los corderos de esparceta tendieron a ser más pesados al destete (P=0,10). Los
crecimientos durante el cebo y la edad al sacrificio fueron similares entre lotes.
Consecuentemente los corderos del lote esparceta tendieron a ser más pesados al sacrificio
que los del lote alfalfa (P=0,08), probablemente debido al mayor peso registrado en el
momento del destete.
Tabla 2. Peso vivo, crecimiento y edad de los corderos mantenidos con sus madres en pastoreo de alfalfa o
esparceta duración de la lactación y en el cebo posterior.
Alfalfa
Esparceta
e.e.
P-valor
21
21
Al nacimiento
3,9
4,1
0,3
NS
Al destete
14,6
15,7
1,0
0,10
Al sacrificio
22,9
23,6
0,4
0,08
GMD en lactación (g)
269
302
10,8
*
GMD en cebo (g)
287
275
16,2
NS
Edad al destete (d)
41,8
41,5
1,6
NS
Edad al sacrificio (d)
70,1
68,8
3,6
NS
Número de animales
Peso vivo (kg)
NS: P>0,05; *: P<0,05; e.e.: error estandar.
Pastoreo de leguminosas durante el periodo de cubrición
Los parámetros reproductivos de las ovejas que se cubrieron en parcelas de alfalfa o
esparceta y los pesos vivos de su descendencia se muestran en la Tabla 3. La fertilidad de las
ovejas en ambos lotes fue similar (90,5 %). Aunque las diferencias no fueron significativas
(P>0,05), la prolificidad de las ovejas que se cubrieron mientras pastaban alfalfa fue
239
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
numéricamente superior, debido en parte al mayor peso vivo que presentaron al inicio de la
cubrición (54,6 ± 1,2 vs. 49,95 ±1,2, para alfalfa y esparceta), y quizá también al contenido en
compuestos secundarios de estos forrajes (Smith 1991, Min et al., 2001). Estos resultados
explicarían, a su vez, el mayor peso encontrado en los corderos al nacimiento (P<0,05) de las
ovejas cubiertas en esparceta, así como la mortalidad de corderos observada en el periparto.
En el presente ensayo sorprendió el desequilibrio observado en el ratio de hembras/machos, a
favor de las hembras (57/43 y 72/28, para alfalfa y esparceta, respectivamente). De hecho, se
ha descrito en numerosas especies que el ratio del sexo de la descendencia puede estar
influido por la dieta recibida por la madre (Kent, 1995, Rosenfeld y Roberts, 2004), además
de por otros factores como el estrés, el comportamiento sexual, los perfiles hormonales, el
tiempo de la inseminación o cubrición, etc. (Clutton-Brock y Iason, 1986, Pergament et al.,
2002).
Tabla 3.Parámetros reproductivos de ovejas Rasa Aragonesa en pastoreo de alfalfa o esparceta durante la
cubrición, y pesos vivos de su descendencia (media ± error estándar).
Alfalfa
Esparceta
e.e. P-valor
Número de ovejas
21
21
Fertilidad (%)
91
90
Prolificidad (corderos/parto)
1,9
1,5
0,1
NS
Fecundidad (corderos/oveja)
1,7
1,4
0,2
NS
Mortalidad al nacimiento (%)
25,7
7,4
NS
Ratio hembra/macho
57/43
72/28
NS
Numero de corderos vivos
28
25
Peso al nacimiento (kg)
3,5
4,3
0,2
*
de las hembras (kg)
3,4
4,3
0,2
*
de los machos (kg)
3,7
4,5
0,2
0,08
NS
NS: P>0,05; *: P<0,05.
CONCLUSIONES
Estos resultados preliminares muestran una influencia positiva del pastoreo de
esparceta sobre la ganancia media diaria de los corderos. Las diferencias observadas en
relación a los índices reproductivos de las ovejas podrían estar relacionadas con aspectos
240
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
nutricionales, e incluso con la presencia de determinados compuestos secundarios en estos
forrajes, pero será necesario confirmarlo en estudios posteriores.
AGRADECIMIENTOS
Los autores del presente trabajo desean agradecer al personal del CITA, especialmente
a I. Escota, F. Gracia, E. Echegoyen y M.A. Cespedes por su ayuda en el control de los
animales. También deseamos agradecer a M.A. Legua por su ayuda en los análisis químicos.
Este trabajo ha sido financiado por los proyectos INIA-RTA-2012-080-00 e INIA-RZP-201300001-00-00.
REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS
ABECIA J.A., SOSA C., FORCADA F. Y MEIKLE A. (2006) The effect of undernutrition on the establishment
of pregnancy in the ewe. Reproduction Nutrition Development 46, 367-378.
A.O.A.C. (1999) Official methods of analysis. AOAC International, Maryland, U.S.A.
BLOOMFIELD F.H. (2011) Epigenetic modifications may play a role in the developmental consequences of
early life events. Journal of Neurodevelopmental Disorders 3, 348-355.
CLUTTON-BROCK T.H. Y IASON G.R. (1986) Sex ratio variation in mammals. Quarterly Review of Biology
61, 339-374.
KENT J.P. (1995) Birth sex ratios in sheep over nine lambing seasons: Years 7-9 and the effects of ageing.
Behavioral Ecology and Sociobiology 36, 101-104.
MIN B.R., FERNANDEZ J.M., BARRY T.N., McNABB W.C. Y KEMP P.D. (2001) The effect of condensed
tannins in Lotus corniculatus upon reproductive efficiency and wool production in ewes during autumn.
Animal Feed Science and Technology, 92: 185-202.
PERGAMENT E., TODYDEMIR P.B. Y FIDDLER M. (2002) Sex ratio: a biological perspective of 'Sex and
the City'. Reproductive biomedicine online 5, 43-46.
RAMÍREZ-RESTREPO C.A. Y BARRY T.N. (2005) Alternative temperate forages containing secondary
compounds for improving sustainable productivity in grazing ruminants. Animal Feed Science and
Technology 120, 179-201.
RHIND S.M. (2004) Effects of maternal nutrition on fetal and neonatal reproductive development and function.
Animal Reproduction Science 82-83, 169-181.
ROSENFELD C.S. Y ROBERTS R.M. (2004) Maternal diet and other factors affecting offspring sex ratio: A
review. Biology of Reproduction 71, 1063-1070.
SMITH J.F. (1991) A review of recent developments on the effect of nutrition on ovulation rate (the flushing
effect) with particular reference to research at Ruakura. Proceedings of the New Zealand Society of
Animal Production 51: 15-23
241
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
VAN SOEST P.J., ROBERTSON J.B. Y LEWIS B.A. (1991) Methods for dietary fiber, neutral detergent fiber,
and nonstarch polysaccharides in relation to animal nutrition. J Dairy Sci 74, 3583-3597.
WAGHORN G. (2008) Beneficial and detrimental effects of dietary condensed tannins for sustainable sheep and
goat production—Progress and challenges. Animal Feed Science and Technology 147, 116-139.
242
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
EFECTO DEL FORRAJE Y DE LA INCLUSIÓN DE CONCENTRADO EN LA
DIETA SOBRE LA PRODUCCIÓN DE GAS Y METANO EN OVINO
EFFECT OF FORAGE AND CONCENTRATE ADDITION IN SHEEP DIETS ON GAS AND METHANE
PRODUCTION
S. LOBÓN, F. MOLINO, M. A. LEGUA, P. ESEVERRI, M. A. CESPEDES Y M. JOY
Centro de tecnologia en produccion animal. CITA. Avda. Montañana, 930. 50059-Zaragoza (España). [email protected]
RESUMEN
El objetivo fue determinar la producción de gas, metano y tasa de digestión de dietas forrajeras y el efecto de la
inclusión de cebada y maíz en dichas dietas. Se estudiaron cuatro forrajes: alfalfa (Medicago sativa cv Aragon), esparceta
(Onobrichis sativa, cv Reznos), heno de prado de montaña (Joy et al., 2014) y paja de cereal; y dos concentrados: cebada y
maíz molido a 20 o 40% de la dieta. La producción de gas se determinó mediante el análisis in vitro (Ankom Technology,
Ankom 2011) a las 24 h de incubación. Los resultados mostraron que la alfalfa fue el forraje con mayor producción de gas y
metano y menor tasa de digestibilidad que la esparceta y el heno de prado. La inclusión de cebada y maíz, provocó siempre
un incremento de la producción de gas y de metano, excepto en la paja, independientemente de la dosis incluida. Además
ambos cereales provocaron un aumento de la digestibilidad siendo dicho incremento menor cuando la proporción de
concentrado añadido era de 20%, mientras que ambos cereales se comportaron de forma similar.
Palabras claves: alfalfa, esparceta, paja, heno de prado, digestibilidad.
SUMMARY
The aim of study was to determinate the gas and methane production, and the digestibility rate of forage diets and
the effect of the inclusion of barley and corn. Four forages were studied: alfalfa (Medicago sativa cv Aragon), sainfoin
(Onobrichis sativa, cv Reznos), mountain pasture hay (Joy et al., 2014) and straw, and two cereal, barley and corn which
were added to forage diet at 20 or 40%. The gas production was determinate through an in vitro analysis (Ankom
Technology, Ankom 2011) at 24 h of incubation. Results showed that the alfalfa had the major production of gas and
methane (P<0,05) and a minor rate of digestibility than sainfoin and pasture hay (P<0,05). The inclusion of barley and corn
increase always the production of gas and methane, except in straw, regardless of the proportion included. In addition, both
cereals increased the digestibility, although this increase was lower when concentrate was added at 20%. In conclusion, the
sainfoin and the pasture hay presented the minor gas and methane production and the major digestibility, and both cereals had
similar effect among them.
Key words: alfalfa, sainfoin, straw, meadow hay, digestibility.
243
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
INTRODUCCIÓN
En los últimos años ha cobrado especial relevancia el debate sobre la contribución de
la ganadería al cambio climático, estimándose que el 18% del total de emisiones de gases de
efecto invernadero proceden de la ganadería. Por ello, actualmente numerosos estudios han
centrado su atención en la reducción de las emisiones de metano procedentes de la
fermentación ruminal (Bodas et al, 2008; Eckard et al, 2010). A esta problemática se le debe
añadir la perdida de energía de la dieta para la síntesis de metano en el rumen (Pellikaan et al.,
2011) lo que supone un mayor coste para la producción. Es conocido que la adición de
concentrado en la dieta forrajera y/o la presencia de taninos pueden reducir las emisión de
metano (Kamra et al., 2006), y mejorar la tasa de digestibilidad. La alfalfa y la esparceta son
leguminosas ampliamente utilizadas para la alimentación del rumiante, presentando la
esparceta un contenido medio en taninos mientras que la alfalfa no contiene. El heno de prado
de montaña y la paja son otras dos fuentes forrajeras comúnmente utilizadas en las dietas de
rumiantes. La inclusión de cebada o maíz en las dietas de ovejas es habitual, favoreciendo una
fermentación propiónica por su elevado contenido en hidratos de carbono de reserva, lo que
indirectamente disminuye la producción de metano. El objetivo del presente estudio fue
determinar la producción de gas, metano y tasa de digestión de 4 fuentes forrajeras así como
el efecto de la inclusión de cebada y maíz en la dieta sobre dichas producciones.
MATERIALES Y MÉTODOS
Utilizamos cuatro forrajes, alfalfa (Medicago sativa cv Aragon), esparceta (Onobrichis
sativa, cv Reznos), heno de prado de montaña (Joy et al., 2012) y paja de cereal; y dos
concentrados cebada y maíz molido. Se evaluaron tres tipos de dietas: 100% forrajera, 80:20 y
60:40 forraje: concentrado. La producción de gas se determinó mediante el análisis in vitro
del sistema Ankom (Ankom Technology, Ankom 2011) a las 24 h de incubación. Para ello se
utilizaron botes de 310 ml de capacidad, dotados de un sensor de presión y de temperatura en
los que se incubaba durante 24 h 0.5 g de muestra con 120 ml de la solución tamponada de
saliva: líquido ruminal (2:1 v/v).
El líquido ruminal procedía de 4 moruecos canulados en rumen y alimentados con una
dieta constituida por heno de alfalfa y cebada en una proporción de 70:30. Los animales
tenían libre acceso a agua y minerales. El manejo de los animales siempre se realizó bajo las
directrices de la normativa vigente referente a experimentación animal de la UE. El líquido
244
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
ruminal se obtuvo antes de la ingestión de la dieta por la mañana y se trasladó inmediatamente
al laboratorio. Tras ser filtrado a través de cuatro capas de gasa, el líquido ruminal se mezcló
con la solución tamponada de saliva: líquido ruminal. La solución final se colocó en un baño
a 39ºC con un flujo continuo de CO2. Semanalmente se evaluaban una tanda con 48 botes, tres
repeticiones por muestra y se añadían tres blancos y tres patrones para evaluar la variación
entre tandas de incubación. A las 24h se tomaban muestras de gas para su posterior
determinación del metano en el cromatógrafo de gases.
Los forrajes y concentrados se pesaron y se secaron a 60ºC en estufa de ventilación
forzada hasta peso constante. El contenido en cenizas se determinó de acuerdo con los
métodos AOAC (1999), el contenido en proteína bruta (PB) por el método Dumas y el
contenido en fibra neutro detergente (FND), fibra acido detergente (FAD) y lignina acido
detergente (LAC) por el métodoVan Soest et al. (1991). La digestibilidad de la materia seca
se estimaba a partir de la desaparición de la muestra en el tiempo de incubación.
Se realizaron análisis de varianza con un modelo lineal general (procedimiento GLM)
utilizando el paquete estadístico SAS (v.9.3) con el forraje, concentrado y proporción y sus
interacciones como efectos fijos. Las interacciones fueron eliminadas del modelo cuando no
fueron significativas (P>0,05). Se obtuvieron las medias mínimo cuadráticas, el error estándar
y se compararon las medias mediante el test de Tukey.
RESULTADOS Y DISCUSIÓN
La composición química de los cuatro forrajes y los dos cereales se muestra en la
Tabla 1.
Tabla 1. Valor nutritivo (g/100 g sustancia seca) de los forrajes y concentrados.
Forraje
Alfalfa
Esparceta
Paja
Prado
Concentrado
Cebada
Maíz
Cenizas
PB
FND
FAD
LAD
8,66
8,36
3,73
1,83
12,24
20,17
4,94
15,24
54,55
43,04
80,04
53,59
33,75
29,59
44,98
33,01
5,68
6,57
5,11
5,55
2,65
1,62
13,87
8,58
23,78
17,67
3,81
2,56
0,13
0,22
245
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
Destacar el alto contenido en FND y FAD y bajo en PB de la paja, lo que es
responsable de los resultados expuestos posteriormente. En la Figura 1 se representan las
producciones de gas y metano y la digestibilidad de los cuatro forrajes estudiados. La
producción de gas observada tras 24 h de incubación de los forrajes fue de media 200 ml
gas/g MS, excepto en el caso de la alfalfa, la cual presentó un producción significativamente
mayor al resto (245 ml gas/g MS; P<0,05).
La producción de metano se comportó de forma similar a la de gas, observándose que
la alfalfa presentaba la mayor producción de metano, sin observarse diferencias entre los
restantes forrajes (29,6 vs 21,22 ml CH4/g MS; P<0,05). En relación a la tasa de digestibilidad
estimada in vitro, se observó diferencias entre los cuatro forrajes estudiados, con una mayor
tasa de digestibilidad de la esparceta (58,6%), seguido por el heno de prado (50,3%), la alfalfa
(41%) y la paja (14%), siendo todas ellas significativamente diferentes entre sí (P<0,05).
La menor producción de gas y metano en la esparceta está ligada al mayor contenido en
taninos condensados que presenta dicho forraje (Theodoridou et al., 2011). La alfalfa se
caracteriza por no presentar taninos, lo que puede ser responsable de la mayor producción de
gas observada frente a la esparceta. Aún no se ha determinado el contenido de taninos del
heno del prado natural, procedente del pirineo Oscense, por lo que no se puede concretar su
relación con la producción de gas y metano.
La inclusión de cebada y maíz en las dietas forrajeras estudiadas (Figura 2), provocó
siempre un incremento de la producción de gas y de metano excepto cuando el forraje era
paja. La dosis incluida (20 vs 40) no tuvo efecto (P>0,05) excepto en la paja (P<0,05), donde
se registró una mayor disminución de la producción de gas y metano cuando se añadía el 20%
de cebada o maíz (P<0,05). La cebada y el maíz tuvieron un efecto similar sobre la
producción de metano en la alfalfa, esparceta y heno de prado. Por el contrario la adición de
concentrado en la paja se comportó a la inversa, observándose una reducción significativa de
la producción de metano y de gas en relación al resto de forrajes (P<0,05).
246
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
ml gas/ g MS
300
a
b
250
b
b
200
150
100
50
0
Alfalfa
Esparceta
Paja
Prado
ml CH4/g MS
35
a
30
b
b
25
b
20
15
10
5
0
Alfalfa
Esparceta
Paja
Prado
Digest
70
a
60
50
b
c
40
30
d
20
10
0
Alfalfa
Esparceta
Paja
Prado
Figura 1. Pproducción de gas y de metano (ml/g de sustancia seca) y tasa de digestibilidad de la materia
seca (% dMS) de alfalfa, esparceta, paja y heno de prado. Letras distintas indican diferencias
significativas (P< 0,05).
247
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
a) Cebada
b) Maíz
ml gas /g MS
ml gas/g MS
80
60
60
a
A
AB
AB
40
A
B
b
B
a
a
ab
40
a
20
20
0
0
-20
-20
-40
-40
-60
-60
C
C
-80
-100
b
-80
*
*
-100
c
-120
-120
ml CH4/g MS
ml CH4/g MS
15
A
10
A
a
a
a
AB
10
A
A
a
a
5
B
a
5
0
0
-5
-5
-10
-10
B
-15
C
-15
b
*
b
-20
-20
digestibilidad
digestibilidad
B
45
40
B
35
40
*
35
30
25
30
AB
AB
AB
20
25
15
A
*
A
20
10
A
15
5
10
0
5
-5
a
-10
20
40
Alfalfa
20
40
Esparceta
0
20
40
Paja
20
40
Prado
20
40
Alfalfa
20
40
Esparceta
20
40
Paja
20
40
Prado
Figura 2. Variación de la producción de gas y de metano (ml/g de materia seca) y de la tasa de
digestibilidad de la materia seca (%MS) al añadir cebada o maíz molido en una proporción de 20 ó 40% a
una dieta de alfalfa, esparceta, paja y heno de prado. * diferencias dentro del mismo forraje; letras
minúsculas corresponden a forrajes con un 20 % de concentrado; letras mayúsculas a forrajes con un
40% de concentrado.
248
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
La tasa de digestibilidad estimada también incremento con la inclusión de cebada y
maíz, independientemente de la proporción (P<0,05), excepto en la paja con cebada en una
proporción de 80:20, que presento una reducción de la digestibilidad, siendo difícil la
explicación de dicho comportamiento. Una posible causa pudo ser el tiempo de incubación
estudiado. Es conocida la lenta degradabilidad de la paja por su alto grado de lignificación, lo
que hace que la tasa a 24 h de incubación sea muy baja y su determinación puede conllevar a
errores elevados. La inclusión de concentrado incremento la digestibilidad de la dieta entre un
4 y un 18% cuando el forraje era la alfalfa, entre un 2 y un 12% para la esparceta, entre un -4
y 37% para la paja y entre 2 y 12% para el heno de prado, siendo siempre el incremento más
bajo cuando la proporción de concentrado añadido era de 20%.
CONCLUSIONES
La producción de gas y metano es significativamente superior en la alfalfa frente a la
esparceta, heno de prado y paja. La menor producción observada en la paja esta relacionada
con su baja tasa de digestibilidad, lo que evita la formación de gas y metano por falta de
degradabilidad en el rumen. La inclusión de cebada y maíz en un porcentaje de 20 o 40% de
la dieta forrajera produce siempre un incremento de dichas producciones, excepto en la paja.
La digestibilidad de todos los forrajes se incremento con la adición de los concentrados
estudiados, independientemente de la dosis incluida en la dieta. De entre todos los forrajes
estudiados, la esparceta seguida del heno del prado fueron las dietas que produjeron menor
producción de gas y metano y que presentaron una mejor digestibilidad. La adición de
concentrado mejoró la digestibilidad e incrementó la producción de gas y metano en relación
al forraje como único ingrediente de la dieta.
AGRADECIMIENTOS
Este trabajo ha sido financiado por el proyecto INIA-RTA-2011-133-C02-02 y el
INIA-RZP-2013-00001-00-00.
249
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS
AOAC (1999) Official methods of analysis. AOAC International, Maryland, U.S.A.
BODAS R., LÓPEZ S., FERNÁNDEZ M., CARCIA-GONZÁLEZ R., RODRÍGUEZ A.B, WALLACE R.J. Y
GONZÁLEZ J.S. (2008) In vitro screening of the potential of numerous plant species as
antimethanogenic feed additives for ruminants. Animal Feed Science and Technology 145, 245–258.
ECKARD R.J., GRAINGER C. Y DE KLEIN C.A.M. (2010) Options for the abatement of methane and nitrous
oxide from ruminant production: a review. Livestock. Science 130, 47–56.
JOY M., RIPOLL-BOSCH R., SANZ A., MOLINO F., BLASCO I. Y ALVAREZ-RADRIGUEZ J. (2014)
Effects of concentrate supplementation on forage intake, metabolic profile and milk fatty acid
composition of unselected ewes raising lambs. Animal Feed Science and Technology, 187: 19-29.
KAMRA D.N., AGARWAL N. Y CHAUDHARY L.C. (2006) Inhibition of ruminal methanogenesis by tropical
plants containing secondary compounds. Int. Congress Ser. 1293, 156–163.
PELLIKAAN W.F., HENDRINKS W.H., UWIMANA G., BONGERS L.J.G.M., BECKER P.M. Y CONE, J.W.
(2011) A novel method to determine simultaneosly methane production Turing in Vitro gas production
using fully automated equipment. Animal Feed Science and Technology 168, 196-205.
THEODORIDOU K., AUFRÈRE J., ANDUEZA D., LE MORVAN A., PICARD F., STRINGANO E.,
POURRAT J., MUELLER-HARVEY I. Y BAUMONT R. (2011) Effect of plant development during
first and second growth cycle on chemical composition, condensed tannins and nutritive value of three
sainfoin (Onobrychis viciifolia) varieties and lucerne. Grass and Forage Science. 66, 402-414.
VAN SOEST P.J., ROBERTSON J.B. Y LEWIS B.A. (1991) Methods for dietary fiber, neutral detergent fiber,
and nonstarch polysaccharides in relation to animal nutrition. Journal Dairy Science 74, 3583-3597.
250
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
ESTUDIO DE CASO SOBRE EL USO DE PASTIZAL NATIVO PARA LA
PRODUCCIÓN DE LECHE EN PEQUEÑA ESCALA EN EL ALTIPLANO
CENTRAL DE MÉXICO
A CASE STUDY ON THE USE OF NATIVE RANGELAND FOR SMALL-SCALE DAIRY PRODUCTION IN THE
HIGHLANDS OF CENTRAL MEXICO
P. A. SAINZ-SÁNCHEZ1, D. HEREDIA-NAVA2, C. G. MARTÍNEZ-GARCÍA1, L. R. GARCÍAWINDER3, F. VICENTE4, A. MARTÍNEZ-FERNÁNDEZ4 Y C. M. ARRIAGA-JORDÁN1
1
Instituto de Ciencias Agropecuarias y Rurales (ICAR). Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM). Instituto
Literario # 100, Col. Centro. 50000 Toluca. Estado de México (México). [email protected] 2Académico de Cátedras
CONACYT. Departamento de Ciencias Biológicas. Centro Universitario de Los Altos (CUALTOS). Universidad de
Guadalajara. Carretera a Yahualica Km. 7,5. 47600 Tepatitlán de Morelos. Jalisco (México). 3Facultad de Medicina
Veterinaria y Zootecnia. Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM). Instituto Literario # 100, Col. Centro.
50000 Toluca. Estado de México (México). 4Servicio Regional de Investigación y Desarrollo Agroalimentario (SERIDA).
Carretera Oviedo s/n. 33300 Villaviciosa. Asturias (España).
RESUMEN
Se presenta un caso de estudio sobre pastoreo de pastizal nativo por un hato mixto de vacunos lecheros y ovejas en
el altiplano central de México, el cual es utilizado como recurso forrajero para 5 vacas Holstein en ordeño. Se evaluó el
rendimiento de masa herbácea, la altura del pastizal, su composición química y digestibilidad in vitro. Durante 17 semanas en
temporada de lluvias se registró el rendimiento de leche, su contenido de grasa y proteína, y la condición corporal de las
vacas. Los costos de alimentación se calcularon a partir de presupuestos parciales. Hubo un rendimiento de masa herbácea
promedio de 976,16 kg MS/ha, con contenidos de proteína entre 66-121 g/kg MS; y digestibilidad in vitro de 356 – 515 g/kg
DM. Las 5 vacas tuvieron una producción media de 48,72 kg/día, con contenido promedio de grasa de 33,0 g/L; y con
proteína promedio de 31,1 g/L. Las vacas aumentaron en condición corporal (0,5 unidades) a lo largo del estudio. Se
concluye que el pastizal nativo provee forraje a bajo costo con calidad nutritiva moderada, que complementado con paja,
mazorca de maíz y concentrado comercial, sostiene un rendimiento de leche de 9,7 kg/vaca/día y un descenso normal de la
lactación, resultando en bajos costos de alimentación.
Palabras clave: pastoreo, costos de alimentación, composición química.
SUMMARY
A case study on the grazing of native rangeland by a mixed herd of dairy cattle and sheep, as a forage resource for a
herd of five milking upgraded Holstein cows in a small-scale dairy farm in the highlands of central Mexico was undertaken in
terms of herbage mass, pasture height, chemical composition and in vitro digestibility. Herd milk yield and milk fat and
protein content, and body condition score (BCS) were recorded over 17 weeks during the rainy season; and feeding costs
were calculated from partial budgets. Herbage mass was on average 976.16 kg DM/ha, with crude protein contents between
66 and 121 g/kg DM; NDF 588.7 and 627.2 g/kg D; ADF between 277.1 and 340.9 g/kg DM; and in vitro digestibility of 356
– 515 g/kg DM. The five cows had a mean daily yield of 48.72 kg/day, with a mean milk fat content of 33.0 g/L; and milk
protein content of 31.1 g/L. Cows increased their BCS by 0.5 units over the study. It is concluded that native rangeland
provides a low cost forage source with moderate quality that sustained a mean yield of 9.75 kg/cow/day and a normal
lactation decline, resulting in low feeding costs.
Key words: grazing, feeding costs, chemical composition.
251
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
INTRODUCCIÓN
Los sistemas de producción de leche en pequeña escala en México se definen como
unidades de producción que poseen entre 3 y 35 vacas más sus remplazos, dependen de la
mano de obra familiar, y representan el 78 % de las unidades de producción especializadas;
aportando el 37% de la producción nacional y contribuyen al alivio de la pobreza rural.
Muchos de estos sistemas del altiplano central utilizan pastizales nativos en sus estrategias de
alimentación del ganado, junto con otros alimentos como paja (rastrojo), grano y mazorca de
maíz. Por lo tanto, es necesario estudiar la contribución de los pastizales nativos a los
sistemas que dependen de este recurso. Aquí se reporta un estudio de caso sobre la utilización
de un pastizal nativo en un sistema de producción característico de los que utilizan este
recurso. El objetivo fue conocer su contribución a la ganadería lechera en pequeña escala
como un paso en la valorización de un recurso natural que suele ser subvalorado.
MATERIAL Y MÉTODOS
Área de estudio
El trabajo se llevó a cabo del 30 de junio al 27 octubre de 2013 en un sistema de
producción de leche en pequeña escala en el municipio de Aculco en el noroeste del Estado de
México (que rodea la ciudad de México), una altitud promedio de 2.440 m, clima templado
subhúmedo, temperatura media anual de 13,2 ºC, con heladas entre noviembre y febrero, una
marcada estación lluviosa, de mayo a octubre, y precipitación anual de alrededor de 800 mm.
El pastizal fue de 9,02 ha con una pendiente mayor a 20%. Este pastizal se ha utilizado
para ganado vacuno y ovino por más de 50 años mediante pastoreo continuo entre 6 y 8 h/día.
El hato fue de 5 vacas Holstein en lactación, un toro Holstein, tres hembras de reemplazo, dos
terneros y 39 ovejas, que pastaban juntos. A excepción de las vacas, el resto del ganado sólo
se consideró para la determinación de la carga animal, sin registro de su desempeño. Además
del pastoreo del pastizal, las vacas lactantes recibieron en pesebre: 2,6 kg/vaca/día de
concentrado comercial con 18% de proteína cruda (PC), 2,0 kg /vaca/día de mazorca de maíz
molida (con brácteas), y 4,8 kg/vaca/día de paja (rastrojo) de maíz molida.
Muestreo, recolección y análisis de datos.
Se registró diariamente el rendimiento total de leche del hato. Se hizo una regresión
lineal con el rendimiento de leche diario promedio por semana para evaluar la persistencia de
252
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
la producción a lo largo del estudio. Cada cuatro semanas se obtuvo una muestra individual de
leche por vaca para determinar grasa y proteína con un analizador de ultrasonido. Se registró
la condición corporal (CC) en escala de 1 a 5 siguiendo a Ferguson et al. (1994).
Las mediciones del pastizal siguieron las técnicas para rendimiento de masa herbácea,
cortando 6 cuadrantes de 2,00 x 0,25 m por zona del pastizal cada 3 semanas, y altura cada 2
semanas con plato ascendente como en otros trabajos (Anaya-Ortega et al., 2009). El Periodo
I para la determinación de Masa Herbácea fue del 14 julio al 4 agosto, el Periodo 2 del 5
agosto al 25 agosto, Periodo 3 del 26 agosto al 15 septiembre, Periodo 4 del 16 septiembre al
6 octubre y Periodo 5 del 7 al 27 de octubre. Se aplicó una prueba de normalidad de
Kolmogorov-Smirnov a masa herbácea y altura del pastizal. Al no tener distribución normal,
se aplicaron las pruebas no paramétricas de Kruskal-Wallis y Mann -Whitney (Easton y
McColl, 2014).
Análisis químico y digestibilidad in vitro de la MS
Cada 3 semanas se recolectaron muestras de pastoreo simulado del pastizal y otros
alimentos para determinar el contenido de MS, cenizas, PC, FDN y FDA, así como
digestibilidad in vitro por duplicado, siguiendo los procedimientos descritos por AnayaOrtega et al. (2009).
Análisis económico
El análisis económico se realizó con presupuestos parciales, siguiendo los
procedimientos utilizados en estudios anteriores (Alfonso-Ávila et al., 2012), asignando
costos de oportunidad para el pastizal, la paja molida, y la mazorca de maíz molida (recursos
de la finca), considerando lo que el productor recibiría en pago (alquiler por el pastizal) por
esos recursos.
RESULTADOS Y DISCUSIÓN
Masa herbácea
Las principales especies gramíneas fueron: Bouteloua hirsuta, Bouteloua gracilis,
Bromus carinatus, Pennisetum clandestinum, Cynodon dactylon, Agrostis spp., y Sporobolus
poiretii. Las especies preferidas por vacunos y ovinos fueron Bouteloua gracilis, B. hirsuta,
Cynodon dactylon, y el pasto africano introducido Kikuyo Pennisetum clandestinum.
También hubo pseudo-gramíneas como Cyperus spp. y Juncus spp.; así como algunas hierbas
253
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
consumidas por el ganado del género Tagetes spp., Plantago spp., Cirsium spp., y otros.
Existen algunos encinos Quercus spp., pinos Pinus hartwegii y arbustos como Acacia
fanerosa. La masa herbácea más baja fue al inicio de la temporada de lluvias (Periodo I), que
aumento más de 3,5 veces para el Periodo 2, después de lo cual siguió hasta alcanzar la
máxima masa herbácea en el Periodo 5; aunque sin diferencias significativas entre los
Periodos 2-5 (P> 0,05). Aunque la masa herbácea aumentó en el tiempo, no fue
completamente cosechada por los animales, ya que la carga animal se mantuvo igual durante
todo el estudio en 17,4 unidades animal (1,93 UA/ ha); restringido a sólo 7 h/día de pastoreo;
de manera que una gran cantidad de forraje no fue consumida por el ganado y llegó a etapa
reproductiva o progresó hasta la senescencia. La masa herbácea promedio reportada en este
estudio de 976,16 kg MS / ha, se compara con reportes de Echavarría-Chairez et al. (2006)
con rendimientos de materia seca de 471 kg / ha y 1,151 kg / ha en pastizales similares (pero
más al norte, con menor lluvia) bajo pastoreo continuo y rotacional respectivamente, on un
valor medio de 811 kg MS/ha. Esto muestra que aún en condiciones agroclimáticas diferentes,
los pastizales nativos en el altiplano central de México muestran una masa herbácea en torno a
1.0 ton MS/ha.
Altura del pastizal
La altura del pastizal tuvo diferencias significativas entre periodos (P>0,05)
manteniéndose por encima de 7 cm (medida con plato ascendente) hasta la semana 9. A partir
de la semana 11 disminuye ligeramente, cayendo significativamente en la semana 17. La
altura de los pastos no presentó una relación significativa con la masa herbácea (P>0,05;
R2=0,39).
Composición química y digestibilidad in vitro
La Tabla 1 muestra la composición química y digestibilidad in vitro de los pastos
nativos, observándose el comportamiento por periodo de evaluación.
El contenido de PC es similar a lo reportado por Tessema et al. (2010) en Etiopía,
donde el pastizal evaluado tuvo un contenido de PC entre 6,8% y 14,1%, con un contenido
medio de PC que cumplió con los 120 g CP / kg DM establecidos como el requerimiento para
rendimientos moderados de leche (Maynard et al., 1979). La FDN y FDA tuvieron un patrón
inverso al de la PC, a partir de valores más bajos en el Periodo 1, aumentando desde el
Periodo 2, con un ligero descenso en el Periodo 5. El valor nutritivo del pastizal disminuyó en
254
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
el tiempo. El descenso fue más notable dada la baja intensidad de pastoreo, que se muestra
por el aumento de masa de forraje en los periodos subsiguientes, lo que hizo que las
gramíneas maduraran y entraran en etapa reproductiva, lo que impide la estimulación de
nuevos brotes y el crecimiento vegetativo que podría haber sido inducido por una mayor
presión de pastoreo. Okello et al. (2005) describen un efecto similar al pastoreo de 10 vacas
lecheras en pastizales nativos en una parcela de 10 hectáreas, observando contenidos de FDN
de 76 y 84%, mencionando que la baja calidad de pastos se debió al rápido crecimiento de la
hierba y a la baja presión de pastoreo. En lo que respecta a los otros alimentos dados a las
vacas, la paja de maíz y la mazorca de maíz molida incluyendo brácteas son similares a lo
reportado por Estrada-Flores et al. (2006).
Tabla 1. Composición química y digestibilidad in vitro de los pastos nativos.
Componente (%)
Periodo 1
Periodo 2
Periodo 3
Periodo 4
Periodo 5
Proteína Cruda
12.11
8.76
7.50
7.62
6.65
Fibra Detergente Neutro
58.87
65.96
68.31
70.24
62.72
Fibra Detergente Ácido
27.71
32.03
33.28
34.09
30.28
Digestibilidad
51.56
45.40
40.36
39.52
35.67
Rendimiento y composición de la leche
La producción total de leche durante el estudio para el pequeño hato de 5 vacas en
ordeño fue de 5.846,54 kg, con una rendimiento diario promedio de 48,72 kg de
leche/hato/día (9,74 kg/vaca/día), con 33,0 g grasa/L y 31,1 g proteína/L. La regresión lineal
de rendimiento por semana fue: Y (kg leche/hato/día) = 58,86 - 1,23x, donde x es semana del
estudio (P <0,05, R2 = 0,89); una tasa de disminución del 2,06% por semana con respecto al
intercepto. La producción de leche reportada en este estudio es significativamente más baja
que los 16-19 kg/vaca/día, reportados en otras investigaciones sobre la mejora de estrategias
de alimentación basada en praderas y ensilados (Albarrán et al., 2012; Pincay-Figueroa,
2014).
Condición corporal
Al inicio las vacas tenían una condición corporal (CC) promedio de 2,4, para llegar al
final de la temporada de pastoreo con un promedio de 2,9. La producción de leche fue
255
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
moderada, pero la condición corporal aumentó, lo que significa un excedente de energía, pero
una posible falta de proteína que ni el pastizal ni la suplementación con concentrado
comercial fueron suficientes para una mayor producción de leche. Esto es contrario a lo que
se reporta en otros estudios donde la CC de vacas en ordeño disminuyó a medida que el valor
nutritivo del pastizal disminuyó, ocasionando que las vacas tuvieran que movilizar reservas
corporales para mantener la producción de leche (Okello et al., 2005). El contenido de
proteína cruda de la dieta fue de 92 g / kg MS, más bajo que los 120 g PC/kg MS
recomendados para rendimientos moderados de leche (Maynard et al., 1979). Sin embargo, la
ingesta de energía metabolizable fue mayor que los 105-110 MJEM/vaca /día requeridos para
un rendimiento de 9,7 kg de leche, lo que permitió el aumento en la CC.
Costos de alimentación
La Tabla 2 muestra las cantidades proporcionadas diariamente de alimento
complementario así como los costos de alimentación calculados por vaca y por kg de leche
producido. El costo de alimentación fue de USD $ 0,21/L de leche. El precio recibido fue de
USD $ 0,38/L representando un margen de USD $ 0,17/L de leche y una relación
beneficio/costo de USD $ 1.81 sobre costos de alimentación.
Tabla 2. Costos de alimentación (USD$).
Alimento
Costo (USD$/kg) kg BH/vaca/día Días
Costo / vaca / día
Rastrojo de maíz molido
0,14 / kg
4,80 kg
120
USD$ 0,71
Mazorca de maíz molida
0,22 / kg
2,00 kg
120
USD$ 0,46
Concentrado Comercial
0,34 / kg
2,60 kg
120
USD$ 0,88
0,08 / vaca/día
---
120
USD$ 0,08
Pastoreo en Pastizal Nativo
Costo de alimentación / vaca / día
USD$ 2,13
El pastoreo de pastizales representa una estrategia para reducir costos de alimentación,
como se demuestra en comparación con otras unidades de producción en pequeña escala que
han incorporado el pastoreo de praderas de raigrás con trébol blanco en sus estrategias de
alimentación. Pincay-Figueroa (2014) evaluó la introducción de pastoreo en comparación con
el corte de praderas, reportando un costo de alimentación en pastoreo de USD $ 0,20 / litro de
leche, que se compara favorablemente con el costo de USD $ 0,21/L reportado en este
256
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
estudio. El costo en este estudio considera los costos de oportunidad del pastizal, la paja y las
mazorcas de maíz lo que podría tener un costo menor a lo establecido.
CONCLUSIONES
El pastizal tuvo una calidad moderada que aunque la disminuyó rápidamente,
complementado con paja de maíz, mazorcas de maíz molidas y concentrado comercial
mantuvieron una producción de leche promedio de 9,74 kg/vaca/día, que cumplió con la
norma de contenido de grasa y proteína; y una tasa normal de disminución de la lactancia. Las
vacas mejoraron su CC. El pastizal nativo proporcionó un forraje de bajo costo, disponible
durante la temporada de lluvias; permitiendo bajos costos de alimentación comparables a los
del pastoreo de praderas raigrás-trébol blanco bajo riego (aunque con rendimientos menores),
con márgenes económicos atractivos para estos productores de leche en pequeña escala siendo
un incentivo para preservar este recurso natural.
AGRADECIMIENTOS
Al productor participante, a la Agencia Española de Cooperación Internacional para
el Desarrollo (AECID 11-CAP2-1526), el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología
(CONACYT) (129449 CB-2009) y Secretaría de Desarrollo Agropecuario del Estado de
México (UAEM110597).
REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS
ALBARRÁN B., GARCÍA A., ESPINOZA A., ESPINOSA E. Y ARRIAGA C.M. (2012) Maize silage in the
dry season for grazing dairy cows in small-scale production systems in Mexico’s Highlands, Indian
Journal of Animal Research 46, 317-324.
ALFONSO-ÁVILA A.R., WATTIAUX M.A., ESPINOZA-ORTEGA A., SÁNCHEZ-VERA E. Y ARRIAGAJORDÁN C.M. (2012) Local feeding strategies and milk composition in small-scale dairy production
systems during the rainy season in the highlands of Mexico. Tropical Animal Health and Production,
44, 637–644.
ANAYA-ORTEGA J.P., GARDUÑO-CASTRO G., ESPINOZA-ORTEGA A., ROJO-RUBIO R. Y
ARRIAGA-JORDÁN C.M. (2009) Silage from maize (Zea mays), annual ryegrass (Lolium
multiflorum) or their mixture in the dry season feeding of grazing dairy cows in small-scale dairy
production systems in the Highlands of Mexico. Tropical Animal Health and Production, 41, 607-616.
EASTON
V.J.
Y
MCCOLL
J.H.
(2014)
Non-parametric
tests.
Statistics
Glossary
v
1.1.
http,//www.stats.gla.ac.uk/steps/glossary/nonparametric.html#wmwt.
257
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
ECHAVARRÍA-CHAIRES
F.G.,
GUTIÉRREZ-LUNA
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
R.,
LEDESMA-RIVERA
R.I.,
BAÑUELOS-
VALENZUELA R., AGUILERA-SOTO J.I. Y SERNA-PÉREZ A. (2006) Influencia del sistema de
pastoreo con pequeños rumiantes en un agostadero del semiárido Zacatecano. I. Vegetación nativa.
Técnica Pecuaria en México, 44, 203-217.
ESTRADA-FLORES J.G., GONZÁLEZ-RONQUILLO M., MOULD F.L., ARRIAGA-JORDÁN C.M. Y
CASTELÁN-ORTEGA OA. (2006) Chemical composition and fermentation characteristics of grain
and different parts of the stover from maize land races harvested at different growing periods in two
zones of Central Mexico. Animal Science, 82, 845 -852.
MAYNARD L.A., LOOSLI J.K., HINTZ H.F. Y WARNER R.G. (1979) Animal Nutrition. 7th edn. New York:
McGraw-Hill Book Company.
OKELLO S., SABIITI E N. Y SCHWARTZ H.J. (2005) Analysis of factors affecting milk yield of Ankole cows
grazed on natural range pastures in Uganda. African Journal of Range and Forage Science, 22, 149156.
PINCAY-FIGUEROA P.E. (2014) Praderas cultivadas bajo corte o pastoreo en las estrategias de alimentación
del ganado de sistemas de producción de leche en pequeña escala Tesis de Maestría en Ciencias.
Toluca, México: Universidad Autónoma del Estado de México.
TESSEMA Z., ASHAGRE A. Y SOLOMON M. (2010) Botanical composition, yield and nutritional quality of
grassland in relation to stages of harvesting and fertilizer application in the highlands of Ethiopia.
African Journal of Range & Forage Science, 27, 117-124.
258
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
IMPLANTACIÓN DE LA TECNOLOGÍA NIRS EN EL CONTROL DE
CALIDAD DE ENSILADOS A NIVEL DE EXPLOTACIÓN
IMPLEMENTATION OF NIRS TECHNOLOGY IN QUALITY CONTROL OF SILAGE AT FARM LEVEL
A. SOLDADO, S. MODROÑO, C. CASAL, A. MARTÍNEZ-FERNÁNDEZ Y B. DE LA ROZADELGADO
Área de Nutrición, Pastos y Forrajes. Servicio Regional de Investigación y Desarrollo Agroalimentario (SERIDA). Crta.
Oviedo s/n. 33300 Villaviciosa. Asturias (España). [email protected]
RESUMEN
Con el objetivo de determinar en tiempo real parámetros nutritivos en ensilados de maíz, utilizando bibliotecas
espectrales existentes, como herramienta de apoyo a decisiones en el sector primario, se han utilizado tres instrumentos de
infrarrojo cercano (NIRS), un equipo de laboratorio (at-line :Foss-NIRSystems 6500, Máster), dos portátiles satélites
(Corona45 VisNIR 1.7 y Phazir1624HandheldNIR) y 322 muestras de ensilado de maíz en forma intacta. Se desarrollaron
modelos de calibración, en rango de longitudes de onda adaptados a cada equipo Satélite: 1)400-1710nm, 2)1100-1710nm,
3)600-2400nm y 4)1596-2090nm, obteniéndose coeficientes de determinación de validación cruzada entre 0,7 y 0,9 para los
parámetros nutritivos evaluados. Se desarrollaron diferentes matrices de estandarización, para optimizar la transferencia de
los modelos de predicción, evaluando las estrategias de transferencia en función de las distancias medias espectrales GH
(distancia global al centro poblacional) y NH (distancia vecinal). Para el equipo Phazir los mejores resultados se obtuvieron
con una matriz de estandarización constituida por 60 muestras, y para el equipo Corona, con 20 muestras.Los resultados
demuestran que es posible transferir ecuaciones NIRS entre instrumentos at-line y on-site, para la predicción in-situ de
parámetros nutritivos en muestras complejas y heterogéneas como ensilados de maíz, en la propia explotación.
Palabras clave: maíz ensilado, reflectancia en el infrarrojo cercano, sensores portátiles.
SUMMARY
The aim of the present work has been to determine in real-time nutritional parameters of corn silage, using existing
spectral libraries, as a tool for decision support in the primary sector. Three near infrared (NIRS) instruments were used in the
research work, a laboratory equipment (at-line:FossNIRSystems 6500, Master) and two portable instruments as satellites
(Corona45VisNIR 1.7. and Phazir 624HandheldNIR) and 322 samples of corn silage in its intact form. Different calibration
models were developed adapted to each satellite equipment, in the range of wavelengths: 1)400-1710nm, 2)1100-1710nm,
3)1600-2400nm and 4)1596-2090nm, with coefficients of determination of cross-validation from 0.7 to 0.9 for evaluated
nutritional parameters. Different standardization matrices were assayed, to optimize the transference of prediction models;
transference was evaluated in bases at the average spectral distances GH (global distance to the population centre) and NH
(neighborhood distance). The best results, for Phazir instrument, were obtained when standardization was performed using a
matrix consisting of 60 samples of corn silage, and for Corona, with 20 samples. The results obtained showed that it is
possible to transfer NIRS equations, from an at-line to on-site instruments, for predicting in-situ nutritional parameters, in
heterogeneous samples as corn silage samplesin their natural stage.
Keywords: maize silage, near infrared reflectance, portable sensors.
259
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
INTRODUCCIÓN
La calidad de un ensilado resulta de la interacción entre la naturaleza del material de
origen, su composición química y el proceso de conservación, y viene dada por su contenido
en principios nutritivos, la digestibilidad de los mismos y por su fermentación. Su
caracterización por métodos tradicionales exige un proceso analítico largo, tedioso y
contaminante, por ello, se necesita un cambio radical en los procesos de análisis y control. La
tecnología NIRS (Espectroscopía de Reflectancia en el Infrarrojo Cercano) se ha venido
utilizando desde hace tiempo para el análisis y control de calidad en agroalimentación, para
sustituir o complementar a los métodos analíticos tradicionales. Su utilización para la
optimización de la dieta y el control de la calidad de los forrajes, unido a la toma de
decisiones a tiempo real, mejora el rendimiento de las explotaciones y sus producciones
posibilitando un pago más justo de las mismas y redundando en una reducción de costes e
inputs medioambientales. Su aplicación en la medida de la calidad de la dieta (Sthut y
Tolleson, 2000), ingestibilidad y digestibilidad (de la Roza et al., 2002, Soldado et al., 2004),
contenido en proteína, humedad, grasa, fibra, y demás parámetros nutritivos (de la RozaDelgado et al., 2006) en alimentos para animales ha sido ampliamente demostrada.
En la actualidad, las aplicaciones NIRS en laboratorio (at-line) con instrumentos de
altas prestaciones, sustituyen a la rutina de los métodos analíticos tradicionales en los
laboratorios agroalimentarios, permitiendo una evaluación rápida y precisa de los atributos de
calidad. Sin embargo, a pesar de su rapidez, presenta limitaciones, dado que estos
instrumentos NIRS son muy “sensibles” a variaciones de temperatura y humedad, lo que
restringe su uso fuera de condiciones controladas. Además, es necesario transportar la muestra
desde el punto de origen al laboratorio, ocasionando una demora entre el proceso de muestreo
y el resultado analítico, lo que impide una respuesta inmediata sobre la calidad del alimento,
clave para la elaboración de raciones.
El desarrollo continuo de nuevas técnicas quimiométricas, la miniaturización de
componentes instrumentales, el desarrollo de la espectroscopía NIR de imagen, y la continua
aplicación a nuevos campos, hacen que esta técnica esté en plena expansión, siendo la más
importante en el análisis a tiempo real y de proceso (Workman et al., 2003). Además, el
desarrollo de sensores de reducido tamaño que hacen posible su portabilidad y son capaces,
por tanto, de recoger la información espectroscópica directamente en el campo y sobre
muestra intacta (Soldado et al., 2013), es decir la implantación NIRS on-site, permiten
260
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
incrementar la eficacia en la determinación de parámetros de interés y proporcionar
información relevante para la toma de decisiones en tiempo real. Además, para la
implantación de métodos in-situ, es necesario aprovechar las bases de datos espectrales
obtenidas durante muchos años en el laboratorio, mediante una transferencia entre ambos
tipos de equipos, o lo que es lo mismo, la estandarización de ambos instrumentos para que los
espectros sean similares.
Por todo ello, el objetivo de este trabajo ha consistido en evaluar la posibilidad de
transferencia de ecuaciones de calibración desarrolladas en equipos at-line a instrumentos onsite, para la determinación de parámetros nutritivos in-situ de ensilados de maíz sin
pretratamiento de la muestra, como estrategia de mejora en la toma de decisiones en las
explotaciones ganaderas.
MATERIALES Y MÉTODOS
Colectivos de muestras
Se han utilizado un total de 322 muestras de ensilado de maíz, recogidas en
explotaciones ganaderas del Principado de Asturias durante el periodo 2010-2013.Este
conjunto global de muestras se dividió en tres grupos: a) Colectivo de calibración (Set 1),
constituido por 241 muestras analizadas en el equipo NIRS at-line, b) Colectivo de
estandarización (Set 2), consta de 61 muestras y c) Colectivo de validación externa, 20
muestras. En estos dos últimos las muestras fueron analizadas en el equipo at-line y los dos
equipos portátiles utilizados en el presente trabajo, simultáneamente.
Instrumentos NIRS
Se han empleado tres equipos NIRS: a) instrumento de laboratorio (at-line), es un
monocromador Foss NIRSystem 6500 SY-II (Silver Spring, MD, USA), equipado con
módulo de transporte, para medidas de reflectancia en el rango 400-2500 nm; las muestras
fueron analizadas por duplicado, es el instrumento Master. b) Equipo portátil (on-site u online) de red de diodos (Corona 45 VisNIR 1.7, Carl Zeiss), de rango 300- 1710nm y utilizado
como instrumento secundario o Satélite 1; cada muestra fue analizada en 20 submuestras. c)
Phazir 1624 Handheld NIR (Satélite 2), analizador NIRS de mano, provisto de una pantalla
LCD, con filtro óptico de tipo MEMS (Sistemas micro-electro-mecánicos), con lámpara de
tungsteno como fuente de radiación y rango espectral 1600-2400 nm; se recogieron 40
espectros de cada muestra.
261
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
Análisis de referencia
Las muestras fueron analizadas por vía húmeda para determinar los parámetros
nutritivos: desecación a 60ºC para determinación de materia seca (MS), cenizas (CZ),
proteína bruta (PB) y fibra bruta (FB), según AOAC (1984), fibra neutro detergente (FND) y
fibra ácido detergente (FAD), según Van Soest et al. (1991) y almidón enzimático (ALM).
Tratamiento quimiométrico de los datos y clonación de instrumentos.
Para el desarrollo y evaluación de los modelos de predicción se utilizó el software
WinISI II ver.1.50 (Infrasoft International). Se llevaron a cabo diferentes pretratamientos de la
señal espectroscópica NIR, tales como la derivación y la corrección del fenómeno de
radiación dispersa y las ecuaciones de calibración fueron desarrolladas por regresión de
mínimos cuadrados parciales (MPLS).
La clonación se llevó a cabo por estandarización directa mediante el algoritmo del
software WinISI ver. 1.05 y desarrollado por Shenk y Westerhaus (1991).
RESULTADOS Y DISCUSIÓN
A partir de los datos de referencia obtenidos y los datos espectroscópicos recogidos en
el equipo master, se desarrollaron ecuaciones de calibración para la determinación de los
parámetros nutritivos de ensilado de maíz en fresco, en los rangos de los equipos satélites para
su posterior transferencia. Aunque se han evaluado diferentes tratamientos matemáticos en
primera y segunda derivada con pre-tratamiento de corrección de la dispersión de la luz, fue
elegido un tratamiento en primera derivada para todos los parámetros y equipos. Asimismo,
fueron evaluados diferentes rangos de medida, puesto que los equipos portátiles presentaron
discontinuidades o ruido en el inicio o final del espectro. La Tabla 1 muestra que la precisión
y exactitud para la mayoría de las variables estudiadas ha sido buena, con coeficientes de
determinación de validación cruzada (1-VR) entre 0.7 y 0,9 para todos los parámetros a
excepción de las cenizas, excelentes en MSreal y buenos en PB, FND, FADLC, ALM y FB.
Previo a la transferencia de los modelos de predicción NIRS, se desarrollaron a partir
del Set 2 diferentes matrices de estandarización, constituidas por 1, 2, 3, 4, 5, 10, 20 y 60
muestras, seleccionándose las muestras finales en base a los valores decrecientes dela raíz
cuadrática media corregida por el bias (RMS(C)). Los mejores resultados fueron obtenidos
con una matriz de estandarización constituida por 20 muestras para los equipos at-line y
Satélite 1 y 60 muestras entre at-line y Satélite 2. En la Figura 1, se puede observar la
262
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
concordancia entre los espectros medios recogidos en los tres equipamientos tras la
estandarización delos equipos portátiles, utilizando como master el equipo de laboratorio.
Tabla 1. Desarrollo de modelos de predicción NIRS en los rangos de los equipos satélites.
Equipo Satélite 1
RANGO
400-1710 nm
Parámetro
Equipo Satélite 2
RANGO
1100-1710 nm
RANGO
1596-2396 nm
RANGO
1596-2090 nm
Tratamiento
1-VR
RER
1-VR
RER
1-VR
RER
1-VR
RER
MS real
(1,5,5,1)
0,95
26,7
0,94
22,52
0,93
18,9
0,91
17,8
CZF
(1,5,5,1)
0,11
5,7
0,51
8,5
0,55
8,9
0,40
7,8
PBF
(1,5,5,1)
0,70
10,7
0,70
10,5
0,80
14,2
0,71
11,6
FNDF
(1,5,5,1)
0,83
13,3
0,8
12,34
0,86
14,87
0,67
6,4
FADLCF
(1,5,5,1)
0,81
11,6
0,79
11,6
0,79
12,15
0,74
11,3
ALMF
(1,5,5,1)
0,83
13,3
0,84
13,77
0,74
9,09
0,74
10,9
FBF
(1,5,5,1)
0,78
13,1
0,77
10,47
0,73
11,21
0,69
10,7
MS: materia seca, F: resultados sobre muestra en fresco, CZ: cenizas, PB: proteína bruta, FND y FAD: fibras neutro y ácido detergente, LCF:
libre de cenizas, ALM: almidón, FB: fibra bruta, 1-VR: coeficiente de determinación de validación cruzada; RER: rango/error estándar de
validación.
Figura 1. Espectro promedio del colectivo de validación externa en los tres equipamientos NIRS y
estandarizados: izda.) estandarización Satélite 1; dcha.) estandarización Satélite 2.
En el equipo Satélite 1, los resultados son favorables, tanto cuando los espectros son
tomados en la posición en que la luz incide por debajo de la muestra o “up-view”, como
cuando son recogidos cuando la luz incide sobre la misma o “down-view”. Ello confirma su
potencial aplicabilidad tanto a nivel industrial, como in-situ, a nivel de las explotaciones
263
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
ganaderas, una vez eliminado el rango 400-1050 nm, ya que el equipo presenta una marcada
discontinuidad espectral a la longitud de onda de 1000nm. En el instrumento Satélite 2, los
resultados también difieren cuando se estudia el rango espectral completo 1600-2400 nm,
frente al rango trimado: 1600-2090 nm, puesto que la parte final del rango muestra un elevado
ruido.
Previo a realizar la validación externa se evaluó el éxito de la estandarización en base
a la comparación de las distancias medias espectrales GH (distancia global al centro
poblacional) y NH (distancia vecinal) entre los equipos Master y Satélites antes y después de
la estandarización. Tras la estandarización los valores de GH y NH (Tabla 2) disminuyen
hasta valores próximos a los obtenidos en el equipo at-line y se ajustan a los valores
recomendados (GH <3 y NH<1,2), lo que significa que los espectros de la población de
validación no se encuentran alejados de los del colectivo de calibración y, por tanto, es
posible utilizar el modelo desarrollado en los equipos portátiles.
Tabla 2. Estadísticos GH (distancia al centro poblacional) y NH (distancia vecinal) para la evaluación de
la estandarización de los equipos Satélite.
Equipo Master
GH
1,62
NH
0,84
Equipo Satélite 1
“up-view”
(1100-1710)
Sin
estandarización
393,4
358,9
Con
estandarización
1,96
1,17
Equipo Satélite 2
(1596-2090)
Sin
estandarización
68,4
55,9
Con
estandarización
1,46
0,55
Para confirmar la estandarización se llevó a cabo la predicción de la calidad nutritiva
sobre una población externa (Set 3). Los resultados obtenidos para las muestras incluidas en
el Set 3, se muestran en la Tabla 3. En lo referente al equipo Satélite 1, los resultados
presentan errores elevados para MS, mientras que en el Satélite 2, este parámetro tiene un
error 50 % inferior, sin embargo las fibras ácido y bruta no mostraron apenas diferencias entre
instrumentos, mientras que la fibra neutro presenta en el Satélite 2 un error doble al del
Satélite 1. En cuanto a la proteína el Satélite 1 tiene un error ligeramente inferior al 2.
264
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
Tabla 3. Error estándar de predicción corregido por el sesgo obtenido tras la validación externa del Set 3
(N=20) con el modelo transferido.
Parámetro
%
MS
CZF
PBF
FNDF
FADLCF
FBF
ALMF
Satélite 1
“up-view”
(1100-1710)
4,932
0,251
0,248
0,890
0,830
0,569
4,081
Satélite 1
“down-view”
(1100-1710)
4,930
0,265
0,275
0,867
0,846
0,554
3,965
Satélite 2
(1596-2090)
2,890
0,224
0,333
1,787
0,645
0,495
2,410
MS: materia seca, F: resultados sobre muestra en fresco, CZ: cenizas, PB: proteína bruta, FND y FAD: fibras neutro y ácido detergente, LCF:
libre de cenizas, FB: fibra bruta, ALM: almidón.
Los resultados demuestran que es posible transferir ecuaciones NIRS para predecir
parámetros nutritivos de ensilados de maíz en fresco, de un instrumento Master (at-line)
(Foss-NIRSystems 6500) a los dos instrumentos Satélite (on-site) considerados (Corona 45
VisNIR 1.7 y Phazir 1624 Hand-held NIR), para la predicción in-situ de parámetros nutritivos
en muestras tan complejas como ensilados de maíz, aunque las características ópticas y los
rangos espectrales de los equipos pueden limitar este proceso.
AGRADECIMIENTOS
Al INIA por la financiación de los proyectos RTA2010-00128-00 y RTA2012-0006302, cofinanciados con fondos FEDER, así como al personal técnico del Laboratorio de
Nutrición del SERIDA por su colaboración.
REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS
A.O.A.C. (1984) Official methods of analysis Ed: Association of Official Agricultural Chemist. 14th ed.
DE LA ROZA B., MARTÍNEZ A., MODROÑO S. Y ARGAMENTERÍA A. (2002) Measurements of
metabolic parameters in lactating dairy cows with near infrared reflectance spectroscopy analysis using
cattle faecal samples. In: Near Infrared Spectroscopy: Proceedings of the 10th International
Conference. NIRS Publications. Chischester UK. pp. 371-374.
DE LA ROZA-DELGADO B., SOLDADO A., MARTÍNEZ FERNÁNDEZ A., VICENTE F. Y MODROÑO S.
(2006) NIRS as a tool to predict nutritive quality of raw Total Mixed Rations with silages incorporated.
Sustainable Grassland Productivity Grassland Science in Europe, Eds.: J. Lloveras; A. GonzálezRodríguez; O. Vázquez Yánez; J. Piñeiro; O. Santamaría; L. Olea and M. J. Poblaciones; ISBN.:84 689
6711 4. ArtesGráficasMarcipa (Badajoz), 11: 571-573.
265
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
SHENK J.S. Y WESTERHAUS M.O. (1991) New standardisation and calibration procedure for NIRS
Analytical Systems. Crop Science, 31, 1694-1696.
SOLDADO A., DE LA ROZA B., MARTÍNEZ A., MODROÑO S., VICENTE F. Y ARGAMENTERÍA A.
(2004) NIRS: a tool to predict ruminal degradability in feedstuffs. In: Proceeding of 11th International
Conference on Near Spectroscopy. pp. 679-684. Ed: A. M. C. Davies and A. Garrido –Varo. NIR
Publications. Chichester UK.
SOLDADO A., FEARN T., MARTÍNEZ-FERNÁNDEZ A. Y DE LA ROZA-DELGADO B. (2013) The
transfer of NIR calibrations for undried grass silage from the laboratory to on-site instruments:
Comparison of two approaches, Talanta, 105, 8-14.
STUTH J.W. Y TOLLESON D.R. (2000) Monitoring the nutritional status of grazing animals using near
infrared spectroscopy.Compendium on continuing Ed.For the Pract. Vet. 22:S108-S115.
VAN SOEST P.J., ROBERTSON J.B. Y LEWIS B.A. (1991) Methods for dietary fiber, neutral detergent fiber
and non-starch polysaccharides in relation to animal nutrition. Journal of Dairy Science, 74, 3583-3597.
WORKMAN J.R., KOCH M. Y VELTKAMP D.J. (2003) Process analytical chemistry.Analytical Chemistry,
75, 2859–2876.
266
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
FERTILIZACIÓN ORGÁNICA Y MINERAL DE MAIZ FORRAJERO CON
INCORPORACIÓN DEL INHIBIDOR 3,4 DIMETIL PIRAZOL FOSFATO
ORGANIC AND MINERAL FERTILIZATION OF FODDER MAIZE WITH INCORPORATION OF THE NITRFICATION
INHIBITOR 3,4 DIMETHYL PYRAZOLE PHOSPHATE
M.D. BÁEZ BERNAL, C. GILSANZ REY, M.I. GARCÍA POMAR Y J. CASTRO INSUA
Departamento de Pastos y Cultivos. CIAM-INGACAL. Apdo. 10. 15080 A Coruña (España) [email protected]
RESUMEN
El objetivo del trabajo es determinar la influencia del tipo de fertilización: orgánica con purín de vacuno (PV),
orgánica combinada con mineral y mineral en la capacidad productiva y calidad nutritiva de un cultivo de maíz forrajero;
asimismo, se estudia la dinámica del nitrógeno (N) durante el cultivo en las condiciones edafo-climáticas de Galicia y la
capacidad del inhibidor de la nitrificación 3,4 dimetil pirazol fosfato (DMPP) para mejorar aspectos productivos, de calidad
del cultivo e influencia en el balance del N. El diseño experimental fue de bloques al azar, cuatro repeticiones y ocho
tratamientos de fertilización: un testigo (0 kg N/ha) y siete tratamientos con aporte de 200 kg N/ha: PV en una sola aplicación
en presiembra con y sin DMPP; tres tratamientos donde se combinó la aplicación de PV en presiembra, con y sin inhibidor, y
mineral en cobertera (NAC 27 o ENTEC 26); NPK (15-15-15) en presiembra y NAC en cobertera, y finalmente, ENTEC
(24-8-7) en una sola aplicación en presiembra. Entre los tratamientos fertilizados no se encontraron diferencias en los
rendimientos y extracciones de N por el cultivo. La incorporación del inhibidor provocó ligeros incrementos en las
recuperaciones del N aportado en los tratamientos de PV+ENTEC 26 y ENTEC (24-8-7) en un solo aporte. Los resultados
sugieren que las ventajas al incorporar el DMPP pueden ser: reducir el número de aplicaciones de los fertilizantes minerales
de dos a una, lo cual mejora ciertos aspectos de calidad nutritiva del forraje sin detrimento en la producción; y desde el punto
de vista ambiental, reducir pérdidas de N en forma gaseosas o de lixiviación durante el ciclo del cultivo.
Palabras clave: producción MS, purín de vacuno, ENTEC, balance de N.
SUMMARY
In this study, we aimed to determine the influence of the fertilizer regime (organic cow slurry, mineral fertilizer or
combined organic/mineral fertilizer) on the productive capacity and nutritional quality of a fodder maize crop. We also
studied the nitrogen (N) dynamics during growth of the crop under the prevailing edapho-climatic conditions in Galicia.
Finally, we evaluated the capacity of the nitrification inhibitor 3,4 dimethyl pyrazole phosphate (DMPP) to improve crop
productivity and quality, and we studied the influence of the inhibitor on N balance. We used a randomized block design
consisting of four replicates of eight fertilization treatments, including one control treatment (0 kg N/ha) and seven treatments
each supplying 200 kg N/ha: cow slurry (CS) was applied at the presowing stage, with and without DMPP; CS was applied at
the presowing stage in combination with surface application of a mineral fertilizer (NAC 27 or ENTEC 26); CS was applied
at the presowing stage with DMPP plus surface application of ENTEC 26; NPK (15-15-15) was applied at the pre-sowing
stage in combination with surface application of NAC 27; and finally, a single dose of ENTEC (24-8-7) was applied by
surface spreading at the pre-sowing stage. The different fertilizer treatments did not produced any significant differences in
crop yield or N extraction by the crop. Incorporation of the inhibitor produced slight increases in the recovery of the N
supplied in the treatments CS+ENTEC 26 and ENTEC (24-8-7). The findings suggest some possible advantages of
incorporating DMPP together with fertilizers. For example, the number of applications of mineral fertilizers could be reduced
from twice to once, which would improve certain aspects of the nutritional quality of the fodder without affecting DM yield.
From an environmental perspective, loss of N during the crop cycle, either in gaseous form or as a leachate, could also be
reduced.
Key words: DM yield, cattle slurry, ENTEC, N balance.
267
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
INTRODUCCIÓN
El maíz forrajero en Galicia con 68 936 ha sembradas representa el 64% de la
superficie dedicada a este cultivo en toda España (Reglamento CE 543/2009); es el segundo
cultivo forrajero después de las praderas en importancia económica en Galicia y cada vez con
más presencia en las explotaciones frente a prados y pastizales (Fernández-Lorenzo et al.,
2009). Es un cultivo que requiere elevados aportes de nitrógeno (N) en forma mineral u
orgánica, hecho que puede conducir a balances agronómicos desajustados y elevados residuos
de N mineral en suelo (nitratos y amonios) tras la cosecha. Hoy en día desde la Política
Agraria Común (PAC) en el horizonte 2020 se apuesta por un modelo de producción
sostenible; en el programa de Desarrollo Rural se alude a un uso eficiente de los recursos y las
subvenciones están cada vez más condicionadas a prácticas respetuosas con el medio
ambiente como es llevar a cabo la fertilización de los cultivos de forma eficiente y con el
menor riesgo ambiental.
La aplicación de fertilizantes nitrogenados junto a inhibidores de la nitrificación (IN)
puede mejorar la eficiencia del fertilizante y reducir problemas ambientales. En el año 2001
apareció en el mercado el 3,4 dimetil pirazol fosfato (DMPP) (Zerulla et al., 2001). El DMPP
es formulado junto a fertilizantes minerales y puede ser incorporado a fertilizantes orgánicos
como purines. Hoy en día, técnicos y agricultores demandan información sobre las ventajas
que puede tener la utilización de los IN con fertilizantes.
El objetivo del trabajo es determinar la influencia del tipo de fertilización: orgánica
con purín de vacuno y mineral, en la capacidad productiva y calidad nutritiva del maíz
forrajero, así como en la dinámica del N durante el cultivo en las condiciones edafo-climáticas
de Galicia, donde respecto a otras regiones de España, se dan condiciones de humedad y
temperatura que pueden favorecer ciertos procesos de pérdidas de N. Asimismo, se estudia la
capacidad del inhibidor DMPP, en combinación con purín de vacuno y fertilizantes minerales,
para mejorar aspectos productivos, de calidad en el cultivo y su influencia en la dinámica de
N.
MATERIAL Y MÉTODOS
El trabajo se llevó a cabo en una parcela experimental del CIAM (Abegondo, A
Coruña, zona costera atlántica de Galicia a 97 m de altitud, latitud 43º N, longitud: 8ºO) con
la siembra maíz (cv LG 33.85) el 28/05/2014 a una densidad final de siembra de 82 141
268
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
plantas/ha. La capa de suelo de 0-10 cm se caracterizó por una textura franco limosa con un
pH de 5,83 (ext. 1:2,5 en agua), contenido en MO de 53,3 g/kg de MS, de N de 1,8 g/kg de
MS y una relación C/N de 10,89. Los tratamientos aplicados resultaron de la combinación de
fertilización orgánica en un solo aporte con purín de vacuno (PV), mineral, o mixta,
incorporando o no el inhibidor de la nitrificación DMPP. El diseño experimental fue en
bloques al azar y cuatro repeticiones con un tamaño de parcela elemental de 120 m2 en los
tratamientos de purín y de 60 m2 en los tratamientos mineral y control. En la Tabla 1 se
presentan los tratamientos ensayados. El PV fue inyectado a 25-30 cm de profundidad y
aplicado previo a la siembra con el resto de los fertilizantes (26/05/2014). En aquellos
tratamientos que incorporaban inhibidor con el PV la dosis utilizada fue de 1 kg DMPP/ha.
Los aportes de P y K se igualaron en todos los tratamientos a 100 kg P2O5/ha y 250 kg
K2O/ha, respectivamente. La composición química del PV fue: densidad: 1,048 g/cm3; pH:
8,53; MS: 7,7%; MO: 72,8%; N: 4,03%; P: 0,8%; K:6,45%; Ca: 2,19% y Mg: 0,56%.
Tabla 1. Tratamientos de fertilización nitrogenada en el maíz forrajero.
Tratamiento
T1
T2
T3
T4
T5
T6
T7
T8
Fertilizantes
26/05/2014
14/07/2014
PV
PV+DMPP
PV
NAC 27
PV
ENTEC 26
PV+DMPP
ENTEC 26
NPK 15-15-15
NAC 27
ENTEC 24-8-7
-
Dosis de N (kg N ha-1)
26/05/2014
14/07/2014
207
207
204
100
204
100
204
100
100
100
200
-
N Total
0
207
207
204
204
204
200
200
PV: Purín de vacuno; DMPP: 3,4-dimetil pirazol fosfato; NAC: Nitrato amónico cálcico; ENTEC: incorpora 1% DMPP relativo al NH4+-N
del nitrosulfato amónico.
En el momento de la cosecha (1/10/2014, estado del grano pastoso-vítreo), se
muestrearon en dos líneas centrales una longitud de 8 m. En campo, se pesó la producción en
fresco y se tomó una muestra de 10 plantas de cada línea que fueron procesadas de forma
independiente. En el laboratorio se separó la mazorca de la parte verde (tallos, hojas y
espatas) picando las dos fracciones por separado y se mantuvieron en estufa a 80 ºC durante
16 h, con el fin de calcular la producción de MS total, de mazorca y de parte verde.
Parámetros de calidad del forraje: materia orgánica (MO), proteína bruta (PB), fibras ácido y
neutro detergente (FAD, FND), digestibilidad de la MO in vitro (DMO), carbohidratos totales
no estructurales (CNET), solubles en agua (CSA) y almidón (ALM), fueron determinados en
el laboratorio en las muestras secas y molidas utilizando la técnica de espectroscopía de
269
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
reflectancia en el infrarrojo cercano (Foss NIRSystem) y el programa Win ISI 1.5 (Infrasoft
International, USA, 2000) con ecuaciones actualizadas por Campo y Moreno (2014) y Campo
et al. (2014).
Se calculó la mineralización aparente del N durante el cultivo (MA, kg N/ha),
incluidas ganancias debidas a deposición y pérdidas debidas a inmovilización, desnitrificación
y lixiviación utilizando la ecuación:
MA= (Ncul+Nmin postcosecha) - (Nmin presiembra+Nfer)
Donde, Ncul corresponde al N extraído en la parte aérea del cultivo en la cosecha,
Nmin es la suma del N mineral (amonio+nitrato) en la capa de suelo de 0-90 cm y Nfer el N
aportado con los fertilizantes. Asímismo, se calculó la recuperación aparente del N aplicado
(RAN) para cada tratamiento teniendo en cuenta el N extraído por el cultivo en cada
tratamiento, la extracción de N en el tratamiento T1 (0 N) y el N aplicado. El análisis
estadístico de los datos se llevó a cabo mediante análisis de la varianza (GLM) utilizando el
paquete estadístico SPSS versión 15.0 y para la separación de medias se utilizó el test de
Duncan utilizando un nivel de significación p<0,05.
RESULTADOS Y DISCUSIÓN
El tipo de fertilización afectó de forma significativa la producción de MS y extracción
de N (Tabla 2). Los rendimientos variaron entre las 17,7 t MS/ha en el tratamiento T6 y las
9,3 t MS/ha en el tratamiento control, lo que se correspondió con una extracción de N entre
los 157,5 y 58,2 kg N/ha. No se hallaron diferencias significativas en los rendimientos totales,
ni en las fracciones de mazorca y parte verde entre los tratamientos de fertilización, así como
en la extracción de N. No obstante, se puede apreciar un descenso productivo en el T7
respecto al resto de tratamientos fertilizados y un ligero incremento en la extracción de N en
T5 y T6 respecto a T4 y en T8 respecto a T7.
En cuanto al valor nutritivo de la mazorca (Tabla 3) hubo diferencias estadísticas entre
los tratamientos fertilizados en los contenidos de PB, FND, y CNET. El tratamiento T5
(PV+ENTEC) alcanzó el mayor contenido en PB, con diferencias significativas respecto a T2
(PV); además fue el tratamiento con mayor DMO. El tratamiento T7 alcanzó el mayor
contenido en FND y el menor en CNET. El tipo de fertilización afectó la calidad de la parte
verde tan sólo en los contenidos de MO y PB (datos no mostrados); el menor contenido de PB
270
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
se obtuvo en T3 con diferencias respecto al T1 y tratamientos con fertilización orgánicamineral con inhibidor (T5 y T6) o exclusivamente mineral (T7 y T8).
Resumiendo, en lo que respecta a la incorporación del IN, los resultados sugieren que
aunque los incrementos productivos y de extracción de N no fueron significativos
estadísticamente, puede mejorar aspectos de calidad del forraje y simplificar los aportes de N,
lo cual permite mayor flexibilidad en el tiempo a la hora de aplicar los fertilizantes. Estos
resultados corroboran los resultados obtenidos por otros autores (Hu et al., 2014).
Tabla 2. Rendimientos de MS (kg MS/ha) y extracciones de N (kg N/ha) en la mazorca, parte verde y total
para los diferentes tratamientos de fertilización en el maíz.
Tratamiento
T1
T2
T3
T4
T5
T6
T7
T8
Media
1
Sig.
1
MS
Parte Verde
4771b
8607a
8478a
8054a
8006a
8286a
7014a
8070a
7661
**
Mazorca
4577b
8891a
8546a
9336a
9018a
9454a
8071a
9041a
8367
***
Total
9349b
17498a
17024a
17390a
17024a
17740a
15085a
17111a
16028
**
N
Parte Verde
23,7b
61,3a
54,9a
58,7a
61,6a
62,4a
54,0a
59,7a
54,5
***
Mazorca
34,6b
83,5a
82,5a
88,6a
94,9a
95,1a
83,5a
90,9a
81,7
***
Total
58,2b
144,8a
137,4a
147,3a
156,5a
157,5a
137,5a
150,6a
136,2
***
Sig.:*** (p<0,001); ** (p<0,01); * (p<0,05); NS, no sig. Para cada parámetro valores seguidos por letras diferentes son significativamente
diferentes a p<0,05 según el test de Duncan.
Tabla 3.Valor nutritivo de la mazorca (%MS).
Tratamiento
T1
T2
T3
T4
T5
T6
T7
T8
Media
1
Sig.
MO
98,5
98,6
98,6
98,6
98,6
98,6
98,6
98,7
98,6
NS
PB
4,7c
5,9b
6,1ab
5,9ab
6,6a
6,4ab
6,5ab
6,3ab
6,0
***
FAD
11,8
11,3
11,5
11,8
11,4
11,8
12,6
11,6
11,7
NS
FND
26,1b
26,0b
26,4b
26,5b
26,4b
26,5b
28,6a
26,3b
26,6
*
DMO
78,7c
81,0ab
81,1ab
81,2ab
82,2a
81,4ab
81,6ab
81,9ab
81,1
***
CNET
67,2a
66,9a
65,7a
65,6bc
65,6bc
65,4bc
63,3c
65,5bc
65,6
*
CSA
9,5a
7,9b
7,8b
8,2b
7,8b
7,5b
8,2b
7,7b
8,1
**
ALM
51,0
52,8
52,6
52,1
52,5
51,7
50,1
52,3
51,9
NS
MO: Materia Orgánica; PB: Proteína bruta; FAD y FND: Fibra ácido y neutro detergente; DMO: Digestibilidad de la MO in Vitro; CNET:
Carbohidratos no estructurales totales; CSA: Carbohidratos solubles en agua; ALM: Almidón. 1Sig.:*** (p<0,001); ** (p<0,01); * (p<0,05);
NS, no sig. Para cada parámetro valores seguidos por letras diferentes son significativamente diferentes a p<0,05 según el test de Duncan.
En la Tabla 4 se muestran los contenidos de amonio y nitrato en la capa de 0-90 cm en
dos momentos, inmediatamente anterior a la siembra y posterior a la cosecha. Los mayores
contenidos de amonio se obtuvieron en los tratamientos T5, T6 y T8, tratamientos que
271
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
incorporaban el inhibidor. Los niveles más elevados de nitratos se hallaron en los tratamientos
T7 y T8. Puesto que la cantidad de nitrato residual en suelo tras la cosecha es utilizado como
indicador potencial de lixiviación, se puede decir que los tratamientos fertilizados con PV (T2
y T3) presentaron menor riesgo de lixiviación de nitrato. Los contenidos totales de N mineral
en suelo (Nmin, 0-90 cm) en postcosecha se encontraron entre 21 y 117 kg N/ha (Tabla 5).
Parece que los valores aumentaron progresivamente desde los obtenidos para la fertilización
orgánica (T2 y T3), a mineral (T7 y T8) con valores intermedios con fertilización orgánicamineral (T4 y T5).
Tabla 4. Contenidos de amonio y nitrato en la capa 0-90 cm durante el cultivo de maíz inmediatamente
anterior a la siembra y en la cosecha.
Amonio (kg N-NH4+/ha)
23 Mayo presiembra
22 Octubre postcosecha
Nitrato (kg NO3-/ha)
23 Mayo
22 Octubre
T1
T2
T3
T4
T5
T6
T7
T8
8,6a
8,3b
10,9a
9,1b
10,2a
9,0b
9,3a
10,1b
10,5a
26,2a
9,0a
27,8a
9,3a
16,1ab
7,9a
23,1a
80,8a
12,6c
74,6a
41,5bc
77,9a
45,5bc
76,3a
74,2ab
73,4a
57,9abc
78,1a
86,1ab
71,6a
93,4a
72,5a
94,1a
Tabla 5. Balance de N para el cultivo de maíz.
N fertilización, kg N/ha
N mineral presiembra, kg N/ha
Total entradas, kg N/ha
N cultivo parte aérea, kg N/ha
N mineral postcosecha, kg N/ha
Total salidas, kg N/ha
MA, kg N/ha
MA respecto control, kg N/ha
RAN, %
T1
0
89,5a
89,5a
58,2b
20,9c
79,1c
-10,4c
T2
207
85,5a
292,5a
144,8a
50,6bc
194,6b
-97,1ab
-87
42
T3
207
88,1a
292,9a
137,4a
54,4bc
187,7b
-105,2a
-96
36
T4
204
85,6a
289,6a
147,3a
84,4ab
231,7ab
-57,9abc
-48
44
T5
204
84,0a
288,0a
156,5a
84,2ab
240,7ab
-47,3abc
-37
48
T6
204
87,1a
291,1a
157,5a
113,8a
271,3a
-19,7c
-9
49
T7
200
80,9a
280,9a
137,5a
109,5a
247,0ab
-33,9bc
-24
40
T8
200
80,4a
280,4a
150,6a
117,2a
267,8a
-12,7c
-2
46
La mineralización aparente (MA, Tabla 5) en el tratamiento control, fue de -10 kg
N/ha, lo que indica inmovilización o pérdidas netas del N presente en la presiembra durante el
ciclo del cultivo. El balance neto de N, respecto al tratamiento control, mostró valores
absolutos mayores con fertilización orgánica, seguidos por los de fertilización combinada
orgánica-mineral y finalmente mineral. Los valores absolutos más bajos se hallaron en los
tratamientos T6 y T8 lo que indica menor inmovilización del N por los microorganismos del
suelo o menores pérdidas (gaseosas y de lixiviación de N) durante el cultivo. El valor medio
obtenido para la RAN fue del 44%; la incorporación del inhibidor la mejoró ligeramente, pero
no de forma significativa en los tratamientos T5 y T7 respecto a T4, y en T8 respecto a T7.
272
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
CONCLUSIONES
El aporte de fertilizante N en dosis de 200 kg N/ha tanto en forma orgánica como
mineral incrementó de forma significativa el rendimiento y extracción de N obtenidos en el
tratamiento testigo (0 kg N/ha). No se encontraron diferencias en los rendimientos y
extracción de N por el cultivo entre: un solo aporte de PV en presiembra, aplicación de PV
combinado con aporte mineral en cobertera (NAC o ENTEC), y cuando se aplicó fertilización
mineral exclusivamente (NPK+NAC o ENTEC). La incorporación del inhibidor provocó
ligeros incrementos en las recuperaciones aparentes de N en fertilización combinada
PV+mineral (ENTEC 26), o mineral en un solo aporte en presiembra en forma de ENTEC
(24-8-7), aunque en ningún caso las diferencias resultaron significativas estadísticamente. Los
resultados sugieren que las ventajas de utilizar fertilizantes con el inhibidor DMPP pueden
ser: reducir a una el número de aplicaciones del fertilizante mineral mejorando la calidad
nutritiva del forraje obtenido sin detrimento de la producción, lo cual se traduce en menor
coste de labor para el agricultor y menor compactación del terreno; y desde el punto de vista
ambiental, reducir pérdidas de N en forma gaseosas o de lixiviación durante el cultivo.
AGRADECIMIENTOS
A la “Xunta de Galicia-Consellería do Medio Rural e do Mar”: Proyecto FEADER
2012/23 y a EuroChem Agro Iberia, S.L. por el suministro del inhibidor.
REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS
CAMPO L. Y MORENO-GONZÁLEZ J. (2014) Ecuaciones NIRS desarrolladas para la estimación del
contenido de proteína y almidón en grano de maíz. En: Busqué J. et al. (Eds) Pastos y PAC 2014-2020,
pp 365-372. Potes (Cantabria), España: Sociedad Española para el Estudio de los Pastos.
CAMPO L., REVILLA P., MALVAR R.A., ÁLVAREZ A., RUÍZ DE GALARRETA J.I., RÍOS D., ORDÁS A.
Y MORENO-GONZÁLEZ J. (2014) Variabilidad en la composición química de las mazorcas entre
poblaciones locales de maíz de diversas zonas de la España peninsular e islas canarias, En: Busqué J. et
al. (Eds) Pastos y PAC 2014-2020, pp 389-396. Potes (Cantabria), España: Sociedad Española para el
Estudio de los Pastos.
FERNÁNDEZ-LORENZO B., DAGNAC T., GONZALEZ-ARRÁEZ A., VALLADARES J., PEREIRACRESPO S. Y FLORES G. (2009) Sistemas de producción de leche en Galicia. Evolución y estado
actual. Pastos, 39(2), 251-299.
273
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
HU Y., SCHRAML M., VON TUCHER S., LI F. Y SCHMIDHALTER U. (2014) Influence of nitrification
inhibitors on yields of arable crops: A meta-analysis of recent studies in Germany. International
Journal of Plant Production, 8(1), 33-50.
ZERULLA W., BARTH T., DRESSEL J., ERHARDT K., HORCHLER VON LOCQUENGHIEN K., PASDA
G., RADLE M. Y WISSEMIER A.H. (2001) 3,4-Dimethylpyrazole phosphate (DMPP)-a new
nitrification inhibitor for agriculture and horticulture. Biology and Fert. Soil, 34, 79-94.
274
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
INCIDENCIA Y DIVERSIDAD DE ESPECIES DE FUSARIUM EN GRANOS,
TALLOS Y HOJAS DE HÍBRIDOS DE MAIZ FORRAJERO EN GALICIA
INCIDENCE AND DIVERSITY OF FUSARIUM SPECIES IN KERNELS, STALKS AND LEAVES OF FORAGE
MAIZE HYBRIDS IN GALICIA (NW SPAIN)
M.J. SAINZ1, O. AGUÍN2, V. FERREIROA2, M.J. BANDE1,3 Y J.P. MANSILLA2
1
Departamento de Producción Vegetal. Universidad de Santiago de Compostela. Campus Universitario s/n. 27002 Lugo
(España). [email protected] 2Estación Fitopatolóxica do Areeiro. Deputación de Pontevedra. Subida a la Robleda s/n. 36153
Pontevedra (España). 3Centro de Investigacións Agrarias de Mabegondo (CIAM). Instituto Galego de Calidade Alimentaria
(INGACAL). Apartado 10. 15080 A Coruña (España).
RESUMEN
El ensilado de maíz forrajero es parte fundamental de la alimentación del vacuno de leche en Galicia. En campo, el
forraje puede resultar contaminado por micotoxinas, producidas sobre todo por hongos del género Fusarium, que persisten en
el ensilado y pueden afectar negativamente a la producción y salud del ganado. Se estudió la incidencia y diversidad natural
de especies de Fusarium en tallos, hojas y granos de seis híbridos de maíz forrajero cultivados en dos localidades gallegas,
para estimar el riesgo de micotoxinas en el forraje. En el momento de corte para ensilado, hubo una alta incidencia de
Fusarium en los tres tipos de material vegetal de todos los híbridos en ambas localidades. La incidencia fue mayor en granos
que en tallos y hojas. En Mazaricos, se identificaron cinco especies de Fusarium toxigénicas, encontrándose a F. cerealis y F.
graminearum en tallos, hojas y granos de los seis híbridos; en Silleda, se detectaron seis especies, tres de ellas, F. avenaceum,
F. cerealis y F. culmorum, en los tres tipos de material vegetal de todos los híbridos.
Palabras clave: ensilado, Zea mays, F. cerealis, F. culmorum, F. graminearum.
SUMMARY
Silage maize is a key component of the diet of dairy cattle in Galicia (NW Spain). In the field, maize forage can be
contaminated with mycotoxins, produced mainly by fungal species of the genus Fusarium, which persist in silage and can
adversely affect animal production and health. Natural incidence and diversity of Fusarium species in stalks, leaves and
kernels of six forage maize hybrids, grown in two Galician sites, were studied to estimate the risk of mycotoxins in forage. At
time of cutting for silage, there was a high overall incidence of Fusarium in the three types of plant material of all hybrids in
both sites. The incidence was higher in kernels than in stalks and leaves. In Mazaricos, five toxigenic species of Fusarium
were identified, F. cerealis and F. graminearum being found in stalks, leaves and kernels of the six hybrids. In Silleda, six
Fusarium species were detected, and three of them, namely F. avenaceum, F. cerealis and F. culmorum, in the three types of
plant material of all hybrids.
Key words: silage, Zea mays, F. cerealis, F. culmorum, F. graminearum.
275
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
INTRODUCCIÓN
La intensificación de los sistemas de producción ganadera, sobre todo de vacuno de
leche, se han basado de forma importante en el cultivo de maíz forrajero para ensilado. En
Galicia, que produce el 39% de la leche de vaca en España (MAGRAMA, 2014), las
explotaciones que tienen más de un 50% de la SAU cultivada con maíz forrajero son las que
producen más litros de leche por vaca y por hectárea de SAU (Sineiro et al., 2012).
El ensilado de maíz forrajero puede estar contaminado por micotoxinas, producidas en
pre-cosecha principalmente por hongos del género Fusarium, que persisten en el forraje
ensilado (Eckard et al., 2011) y pueden afectar a la producción y salud animal. Entre los
efectos negativos asociados al consumo por el ganado de alimentos con micotoxinas están una
menor ingestión, menores ganancias de peso, mayor incidencia de enfermedades y
disminución de la capacidad reproductiva (Binder et al., 2007). En vacas de leche, la
ingestión de forrajes que tienen micotoxinas puede producir desequilibrios metabólicos y
hormonales y reacciones inflamatorias e inmunológicas (Fink-Gremmels, 2008).
Los estudios sobre la incidencia de Fusarium y sus micotoxinas en Galicia se han
centrado en el maíz cultivado para grano. La especie que se ha encontrado con mayor
frecuencia en los granos es F. verticillioides, que produce fumonisinas (Butrón et al., 2006;
Aguín et al., 2014), que son toxinas carcinogénicas (Logrieco et al., 2003).
En maíz forrajero, un primer estudio, llevado a cabo en Mazaricos (A Coruña) en un
año de sequía severa, mostró que, en el momento de corte para ensilado, todos los tallos de 25
híbridos estaban colonizados por alguna especie toxigénica de Fusarium, en su mayoría por
F. graminearum y por otra especie que posteriormente se identificó como F. temperatum
(Sainz et al., 2012; Pintos et al., 2013). El objetivo de este trabajo fue profundizar en el
conocimiento de las especies de Fusarium que pueden afectar al cultivo de maíz forrajero en
Galicia, estudiando su incidencia y diversidad no solo en tallos sino también en granos y hojas
de variedades comerciales de híbridos de maíz forrajero cultivadas en dos localidades de
Galicia, para conocer los riesgos de contaminación del forraje ensilado por micotoxinas.
MATERIAL Y MÉTODOS
Se llevaron a cabo ensayos en dos parcelas situadas en Mazaricos (A Coruña) y Silleda
(Pontevedra). En cada finca, se sembraron seis híbridos comerciales de maíz forrajero en
bloques al azar con tres repeticiones para cada variedad. Las variedades fueron: Amanatidis
276
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
(KWS, FAO 220), Castelli (Caussade, FAO 280), DKC 3390 (Monsanto, FAO 200),
Fernandez (KWS, FAO 300), Jumbo 48 (BC, FAO 480) y Phileaxx (RAGT, FAO 400). En
mayo de 2012, tras el laboreo, se aplicaron 150 kg N/ha, 175 kg P2O5/ha y 250 kg K2O/ha. En
la siembra, se aplicó un tratamiento herbicida de acetocloro (45%) y terbutilazina (21,5%) y
uno insecticida a base de clorpirifos (5%). En cada bloque, se sembraron tres líneas de 4 m de
longitud de cada variedad. La distancia entre dos líneas consecutivas fue de 60 cm, y entre
semillas en la línea de 18,5 cm, para obtener una densidad de plantación de 90 000 plantas/ha.
Los datos climatológicos registrados durante el cultivo se obtuvieron de dos estaciones
de la red de estaciones automáticas de la Consellería de Medio Ambiente de la Xunta de
Galicia (Fontecada y Mouriscade), cada una situada próxima a una de las parcelas de ensayo.
En Silleda, el cultivo se desarrolló en condiciones de déficit hídrico desde la siembra a
la cosecha, alcanzándose en julio y agosto valores de balance hídrico de -140 y -104 L/m2,
respectivamente. En Mazaricos, sin embargo, los meses previos a la siembra fueron lluviosos
y siguió lloviendo durante todo el ciclo de cultivo, registrándose precipitaciones de 186, 40,
106, 99 y 186 L/m2 en junio, julio, agosto, septiembre y octubre, respectivamente.
En cuanto a la temperatura, en Mazaricos, de junio a septiembre, la temperatura mínima
media mensual fue de 10,8-13,2 ºC y la temperatura máxima media mensual de 20,2-22,3 ºC.
En Silleda, la temperatura mínima media mensual en ese período fue más baja (8,2-9,6 ºC) y
la temperatura máxima media mensual ligeramente más alta (21,1-24,6 ºC).
En la primera semana de octubre de 2012, cuando el grano estaba en estado pastoso, en
cada repetición se cortaron tres plantas de la línea central de cada variedad, eligiéndolas al
azar. En el laboratorio, se separaron mazorcas, tallo y hojas de cada planta. Para la detección e
identificación de especies de Fusarium, en cada planta se cogieron diez granos por mazorca,
diez trozos de tallo y diez trozos de hoja. Los trozos de tallo y de hoja, de aproximadamente 1
cm2, se tomaron de entrenudos y láminas situados en la zona media de la planta.
Granos y trozos de tallo y hoja se desinfectaron superficialmente y se dispusieron en
medio Komada, incubándose a 24 °C. Las colonias de Fusarium se transfirieron a medio PDA
(Patata Dextrosa Agar) y se cultivaron a 24 ºC para obtener cultivos monospóricos. La
identificación de especies se llevó a cabo inicialmente en base a características macroscópicas
y microscópicas de los cultivos (Leslie y Summerell, 2006) y posteriormente mediante la
amplificación, secuenciación y análisis filogenético de la región ITS del ADNr y de una parte
de la secuencia del gen del factor de elongación 1 α (gen EF-1 α). El ADN fúngico se extrajo
277
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
de los cultivos monospóricos, amplificándose las regiones ITS1-5.8S-ITS2 del ADNr molde
con los primers ITS1f e ITS4 y la porción del gen EF-1 α con los primers EF1 y EF2,
siguiendo los métodos de White et al. (1990) y O'Donnell et al. (2000), respectivamente.
Los productos amplificados se secuenciaron en un equipo ABI PRISM 3130. Las
secuencias obtenidas de las regiones ITS y EF-1α se analizaron filogenéticamente usando la
técnica de Neighbor-Joining (NJ). Para ambas regiones, los árboles consenso se construyeron
con 1000 réplicas de bootstrap.
Para cada localidad y cada híbrido de maíz, se calculó la incidencia general de
Fusarium, y de cada especie, en tallos, hojas y granos, y la prevalencia de cada especie de
Fusarium (como el porcentaje de híbridos de maíz afectados por ella). Los resultados de
incidencia de Fusarium se sometieron a análisis de varianza (ANOVA), considerando como
factores: variedad de híbrido, material vegetal (tallo, hoja, grano) y localidad. Cuando hubo
diferencias significativas, las medias se compararon mediante el test de Tukey para p<0,05.
Todos los análisis estadísticos se llevaron a cabo con el programa IBM SPSS Statistics 20.
RESULTADOS Y DISCUSIÓN
La incidencia general de Fusarium en los tres tipos de material vegetal, en todos los
híbridos y en las dos localidades, fue muy alta (superior en general al 70%) (Tabla 1). No
hubo diferencias significativas de incidencia entre híbridos ni debidas a la interacción del
factor variedad de híbrido con los de localidad y material vegetal. Al comparar todos los datos
de cada material vegetal (de los seis híbridos en las dos localidades), los granos presentaron
un porcentaje de incidencia de Fusarium significativamente mayor que tallos y hojas (datos
no mostrados).
Cuando se analizó por separado en cada localidad la incidencia de Fusarium en cada
tipo de material vegetal para los seis híbridos, solo se encontraron diferencias significativas en
tallos en Mazaricos: una menor incidencia en la variedad Fernandez respecto a las variedades
Jumbo 48 y DKC 3390 (Tabla 1).
278
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
Tabla 1. Incidencia general de Fusarium por tipo de material vegetal, variedad de híbrido y localidad en el
momento de corte para ensilado. En la primera columna, valores seguidos de distinta letra son
significativamente diferentes para p≤ 0,05.
MAZARICOS
SILLEDA
Variedades
Tallos
Hojas
Granos
Tallos
Hojas
Granos
Jumbo 48
100 b
100
83,3
90
80
100
Castelli
80 ab
90
90
60
90
100
Amanatidis
90 ab
80
93,3
90
90
100
Phileaxx
90 ab
90
100
70
90
100
Fernandez
60 a
100
100
70
80
100
DKC 3390
100 b
90
100
80
80
100
En Mazaricos, se identificaron cinco especies de Fusarium y en Silleda, seis (Tabla 2).
Un 52 % del total de aislados obtenidos en Mazaricos correspondió a F. cerealis y un 40% a
F. graminearum, ambas especies con alta frecuencia en tallos, granos y hojas. El 8% de
aislados restante correspondió a F. avenaceum, que solo se aisló de hojas, y a F. cortaderiae y
F. temperatum, ambas obtenidas solo de granos. En Silleda, la mayoría de los aislados fueron
de F. cerealis y F.culmorum (36% y 33% de los aislados totales, respectivamente), si bien F.
cerealis se encontró sobre todo en hojas y granos, mientras que F. culmorum fue frecuente en
los tres tipos de material vegetal (Tabla 2). En esta localidad, también destacó la presencia de
F. avenaceum (17% del total de aislados) en tallos, detectándose en hojas y granos en menor
proporción; con un bajo número de aislados, se encontró F. graminearum solo en tallos, F.
oxysporum en hojas y tallos, y F. sporotrichioides solo en granos.
Las especies de mayor prevalencia en Mazaricos fueron: F. cerealis, que se encontró
en hojas y granos de los seis híbridos y en tallos de cinco, y F. graminearum, que se detectó
en tallos de todos los híbridos, en hojas de cuatro y en granos de cinco; en Silleda, Fusarium
avenaceum, F. cerealis y F. culmorum fueron las especies más frecuentes en todos los
híbridos, si bien con diferente prevalencia en tallos, hojas y granos (datos no mostrados).
279
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
Tabla 2. Número de aislados de especies de Fusarium obtenidos a partir de tallos, hojas y granos de 6
híbridos de maíz cultivados en Mazaricos (A Coruña) y Silleda (Pontevedra) en el momento de corte para
ensilado.
Número de cultivos monospóricos
Especies de Fusarium
MAZARICOS
SILLEDA
Nº TOTAL
Tallos
Hojas
Granos
F. avenaceum
-
8
-
8
F. cortaderiae
-
-
22
22
F. cerealis
72
101
73
246
F. graminearum
84
56
52
192
F. temperatum
-
-
8
8
F. avenaceum
42
18
20
80
F. cerealis
12
76
65
153
F. culmorum
48
55
65
168
F. graminearum
9
-
-
9
F. oxysporum
-
-
10
10
F. sporotrichioides
-
4
20
24
Todas las especies identificadas son toxigénicas. La alta prevalencia de F. cerealis y F.
graminearum en Mazaricos hace esperable la presencia de sus micotoxinas en el forraje
ensilado de todos los híbridos: deoxinivalenol (y sus derivados acetilados), zearalenona,
zearalenoles, nivalenol y fusarenona-X, mientras que en Silleda, además de estas micotoxinas,
podría haber moniliformina y beauvericina, producidas por F. avenaceum (Logrieco et al.,
2002). Se ha demostrado que el nivel de deoxivalenol está directamente correlacionado con la
presencia de F. graminearum (Visenti et al., 2010). Otras especies de menor prevalencia
encontradas en cada localidad son también importantes por las micotoxinas que pueden
aportar al forraje ensilado y porque, en otros años de cultivo, si se dan condiciones que les
sean favorables, podrían pasar a ser dominantes dentro de la población de Fusarium. Es el
caso de F. temperatum en Mazaricos que, en el presente estudio, sin problemas de sequía en
el cultivo, se detectó solo en unos pocos granos, mientras que el año anterior, con sequía
severa, había tenido una alta prevalencia en tallos (Sainz et al., 2012). Fusarium temperatum
puede producir moniliformina, beauvericina, enantinas y fumonisina B1 (Scauflaire et al.,
2012).
280
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
En ambas localidades, destacó la ausencia de F. verticillioides, especie predominante en
el maíz grano en Galicia (Butrón et al., 2006; Aguín et al., 2014), en granos, tallos y hojas de
todos los híbridos de maíz forrajero. Este es un aspecto positivo ya que esta especie produce
fumonisina B1, responsable de distintas patologías en animales y seres humanos (Scott, 2012).
CONCLUSIONES
La alta incidencia de especies toxigénicas de Fusarium en tallos, hojas y granos de
híbridos de maíz forrajero cultivados en dos localidades de Galicia indica que los ensilados
podrían presentar una mezcla de micotoxinas que podrían afectar a la producción y salud
animal. No se detectó F. verticillioides, que produce toxinas carcinogénicas y se encuentra
frecuentemente en maíz grano, en ningún tipo de material vegetal de maíz forrajero.
AGRADECIMIENTOS
Agradecemos a Raquel Romero Salgueiro y Isabel Rivas Morán su asistencia técnica en
el procesado de muestras.
REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS
AGUÍN O., CAO A., PINTOS C., SANTIAGO R., MANSILLA P. Y BUTRÓN A. (2014) Occurrence of
Fusarium species in maize kernels grown in northwestern Spain. Plant Pathology, 63, 946-951.
BINDER E.M., TAN L.M., CHIN L.J., HANDL J. Y RICHARD A. (2007) Worldwide occurrence of
mycotoxins in commodities, feeds and feed ingredients. Animal Feed Science and Technology, 137,
265-282.
BUTRÓN A., SANTIAGO R., MANSILLA P., PINTOS-VARELA C., ORDÁS A. Y MALVAR R.A. (2006)
Maize (Zea mays L.) genetic factors for preventing fumonisin contamination. Journal of Agricultural
and Food Chemistry, 54, 6113-6117.
ECKARD S., WETTSTEIN F.E., FORRER H.-R. Y VOGELGSANG S. (2011) Incidence of Fusarium species
and mycotoxins in silage maize. Toxins, 3, 949-967.
FINK-GREMMELS J. (2008) The role of mycotoxins in the health and performance of dairy cows. The
Veterinary Journal, 176, 84-92.
LESLIE J.F. Y SUMMERELL B.A. (2006) The Fusarium Laboratory Manual. Hoboken, NJ, USA: Blackwell
Publishing.
LOGRIECO A., BOTTALICO A., MULE G., MORETTI A. Y PERRONE G. (2003) Epidemiology of toxigenic
fungi and their mycotoxins for some Mediterranean crops. European Journal of Plant Pathology, 109,
645-667.
281
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
MAGRAMA
(2014).
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
Anuario
de
Estadística
2013.
En:
http://www.magrama.gob.es/es/estadistica/temas/publicaciones/anuario-de-estadistica (último acceso:
diciembre 2014).
O'DONNELL K., KISTLER H.C., TACKE B.K. Y CASPER H.H. (2000) Gene genealogies reveal global
phylogeographic structure and reproductive isolation among lineages of Fusarium graminearum, the
fungus causing wheat scab. Proceedings of the National Academy of Sciences of the United States of
America, 97, 7905-7910.
PINTOS C., AGUIN O., CHAVES M., FERREIROA V., SAINZ M.J., SCAUFLAIRE J., MUNAUT F.,
BANDE M.J. Y MANSILLA J.P. (2013) First report of Fusarium temperatum causing seedling blight
and stalk rot on maize in Spain. Plant Disease, 97, 1252.
SAINZ M.J., AGUÍN O., BANDE M.J., PINTOS C. Y MANSILLA J.P. (2012) Biodiversidad de especies de
Fusarium en tallos de maíz forrajero en Galicia. Pastos, 42(1), 51-66.
SCAUFLAIRE J. GOURGUE M., CALLEBAUT A. Y MUNAUT F. (2012) Fusarium temperatum, a
mycotoxin-producing pathogen of maize. European Journal of Plant Pathology, 133, 911-922.
SCOTT P.M. (2012) Recent research on fumonisins: a review. Food Additives & Contaminants, 29, 242-248.
SINEIRO GARCÍA F. LORENZANA FERNÁNDEZ R. Y VÁZQUEZ GONZÁLEZ I. (2012) Situación actual
y cambios previstos en la estructura y en el sistema productivo de las explotaciones de leche en Galicia.
Pastos, 42(1), 67- 92.
WHITE T.J., BRUNS T., LEE S. Y TAYLOR J. (1990) Amplification and direct sequencing of fungal
ribosomal RNA genes for phylogenetics. En: Innis M.A., Gelfand D.H., Sninsky J.J. y White T.J. (eds)
PCR protocols: a guide to methods and applications, pp. 315-322. San Diego, CA, USA: Academic
Press.
282
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
Quinta Parte
SISTEMAS Y RECURSOS SILVOPASTORALES
283
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
284
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
TELEDETECCIÓN PARA LA CARTOGRAFÍA Y CARACTERIZACIÓN DE
LOS PASTOS DE PUERTO EN EL PIRINEO OCCIDENTAL ARAGONÉS
REMOTE SENSING FOR CARTOGRAPHY AND CHARACTERIZATION OF SUMMER PASTURES IN WEST
PIRINEO ARAGONÉS
M. GASTÓN ROMEO Y J. DE LA RIVA FERNÁNDEZ
Grupo GEOFOREST-IUCA. Departamento de Geografía y Ordenación del Territorio. Universidad de Zaragoza. C/ Pedro
Cerbuna 12. 50009 Zaragoza (España). [email protected], [email protected]
RESUMEN
El objetivo principal del trabajo es la caracterización de los pastos de puerto –estivas o pastos de verano– de las
cabeceras de los valles más occidentales del Pirineo aragonés que conforman el núcleo del Parque Natural de Los Valles
Occidentales. El área de estudio está constituida por el territorio del Parque Natural y su Zona Periférica de Protección. Para
abordar esta caracterización se utilizan técnicas de teledetección, con apoyo en diferentes métodos de clasificación digital de
la ocupación del suelo, sirviéndonos de software específico, y el posterior tratamiento de esta información en un entorno SIG.
La hipótesis inicial se plantea en términos de la idoneidad del análisis multitemporal en teledetección para la clasificación de
los pastos de puerto y la identificación de diferentes tipologías de interés ganadero dentro de esta categoría. El resultado de
todo ello es una cartografía de la ocupación del suelo en la que se diferencian y delimitan con cierta precisión diversas
comunidades de pastos. Se utiliza, fundamentalmente, la información multiespectral de imágenes de satélite del programa
Landsat; la clasificación se apoya, además, en información procedente de cartografía existente y en el conocimiento experto
del área de estudio.
Palabras clave: clasificación digital, cervunal (Nardus stricta), ocupación del suelo.
SUMMARY
The goal of this work is the characterization of summer pastures of the western valleys of the Aragonese Pyrenees,
headers that make up the Natural Park of Los Valles Occidentales. The study area corresponds with the territory of the
Natural Park and its Peripheral Protection Zone. To address this characterization, remote sensing techniques are tested by
applying different methods of Land Cover classification, using specific software, and further treatment of this information in
a GIS environment. The initial hypothesis is stated in terms of the adequacy of multitemporal remote sensing analysis for
classification of summer pastures and the identification of different types of livestock interest within this category. As a
result, a mapping of Land Cover, in which it has been possible to differentiate and delineate with certainprecision several
grazing communities are obtained. Basically, multispectral remote sensing data from Landsat program is used, the
classification is also supported by information from existing maps and expert knowledge of the study area.
Key words: digital classification, Nardus strictagrasslands, land cover.
285
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
INTRODUCCIÓN
En el contexto socioeconómico actual, las actividades ganaderas representan una
porción marginal, máxime cuando hablamos de ganadería extensiva en áreas como los
Pirineos. Ello resulta contradictorio con el hecho de que estos pastos de montaña son el
resultado de un uso ancestral por los herbívoros domésticos y que su futuro y, por ende, el de
la biodiversidad que sustentan depende de la continuidad de su gestión y explotación. Por otra
parte, en este entorno se pretende dar a los valores medioambientales un creciente
protagonismo, lo que se manifesta en una mayor preocupación por la conservación del medio
natural, que debe necesariamente ir ligada al desarrollo de la actividad ganadera.
Base de la ganadería extensiva los paisajes pastorales del Pirineo conforman
territorialmente la mayor parte de los Parques Naturales pirenaicos y del Parque Nacional de
Ordesa y Monte Perdido (Fillat et al., 2008), albergando una elevada diversidad de plantas
vasculares además de mantener complejos agrobiosistemas. En estos términos se expresan
Aldezábal et al. (2002):
Tradicionalmente, las áreas pastorales del Pirineo han constituido la base de la
economía local, albergando además una parte importante de su valor paisajístico y de
su riqueza biológica. Los cambios de uso de muchas de estas áreas, a veces
amparadas por figuras de protección, dan lugar a numerosos interrogantes. Ello se
debe a que, a diferencia de otro tipo de ambientes, la conservación de los pastos está
vinculada al mantenimiento del pastoreo. Algunos estudios parecen haber demostrado
que existe una relación estrecha entre el cese o declive paulatino del pastoreo y la
pérdida de diversidad vegetal en las comunidades utilizadas.
El objetivo principal de este trabajo es la caracterización y clasificación de los pastos
de puerto de las cabeceras de los valles occidentales del Pirineo aragonés mediante
teledetección. Ello conlleva, en relación con la metodología utilizada, i) la integración de la
dimensión multiestacional en el análisis, para lo que nos serviremos de escenas Landsat desde
finales de la primavera a inicios del otoño; ii) la aplicación de procedimientos de
clasificación, tanto “no supervisada” como “supervisada” (Chuvieco, 2010), valiéndonos de
zonas de entrenamiento, delimitadas a partir de la información existente (bibliografía,
cartografía) y el conocimiento experto, e integrando –junto a la información espectral– la
relativa a las características topográficas del terreno, como la altitud o la iluminación; iii) la
286
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
caracterización de las comunidades de pastos a partir de la información espectral, asociada a
las imágenes de satélite, y las variables topográficas.
Todo ello implica explorar cuáles son las informaciones más relevantes y abordar un
análisis explicativo de los resultados obtenidos al aplicar los diversos ensayos metodológicos.
MATERIAL Y MÉTODOS
El área de estudio –Parque Natural de Los Valles Occidentales– se localiza en el
extremo noroccidental del Pirineo aragonés, colindando al norte con Francia y al oeste con
Navarra. Se extiende por las cabeceras de los ríos Veral, Aragón Subordán, Osia, Estarrún y
Lubierre. Administrativamente, se ubica dentro de la Comarca de la Jacetania (Huesca),
afectando a los términos municipales de Ansó, Aisa, Aragüés del Puerto, Borau y Hecho. En
conjunto, el Parque ocupa 27.073 ha, a las que se añaden 7.335 ha de Zona Periférica de
Protección, también incluida dentro del estudio.
Dada la elevada variabilidad fenológica de este tipo de pastos se considera como
hipótesis inicial la idoneidad del uso simultáneo –en el contexto de un análisis
multiestacional– de imágenes de diversos momentos del año para la correcta clasificación y la
identificación de diferentes tipologías de interés ganadero. Por ello, se han utilizado 3
imágenes Landsat 5, del sensor Thematic Mapper, de las siguientes fechas: 22/06/2009,
08/07/2009 y 10/09/2009; se trata de imágenes de 30 m de resolución espacial, con registro
óptico en el visible (3 bandas), infrarrojo próximo (1) e infrarrojo de onda corta (2). El
software utilizado para el tratamiento de las imágenes ha sido ERDAS Imagine (2014, v.
2013); para el posterior tratamiento de la información en entorno SIG se ha usado ArcGIS
(2014, v.10).
Tras la selección de las imágenes, dentro de la secuencia metodológica de procesado,
se han aplicado de forma exhaustiva los debidos pretratamientos, especialmente relevantes
por cuanto se trata de un área de montaña, con fuertes contrastes topográficos, y de un análisis
multitemporal, que involucra varias imágenes. Por ello, se ha procedido a su corrección
radiométrica, que implica la conversión de los niveles digitales originales en valores de
reflectividad; de esta forma se obtiene un parámetro físico comparable para las diferentes
imágenes. La reflectividad es dependiente de las características fisicoquímicas del cuerpo que
refleja la energía, anulando la variabilidad en las condiciones de iluminación que impone el
relieve y el momento del año. Para alcanzar este objetivo son necesarios diversos procesos
287
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
intermedios: cálculo de la radiancia espectral (introduciendo la iluminación a partir del MDT
y la fecha de las imágenes), estimación de la reflectividad en el techo de la atmosfera,
determinación de la dispersión atmosférica y, finalmente, normalización topográfica de las
imágenes.
Una vez corregidas las imágenes se ha abordado la clasificación digital, consistente en
la asignación de cada pixel a un número finito de categorías, sean éstas espectrales (modo no
supervisado) o informacionales (supervisado). Con el objeto de resaltar el contenido espectral
y sintetizar la información de las bandas originales se han calculado neocanales que
permitieran generar información continua y mejoraran el proceso de clasificación digital; para
ello nos hemos servido del Análisis de Componentes Principales para cada una de las tres
imágenes.
La definición de la leyenda empleada en el proceso de clasificación se ha basado, por
una parte, en el contenido espectral de las clases generadas mediante el modo no supervisado,
que ha servido para evaluar el potencialidad discriminante de los diferentes tipos de pasto, así
como número de éstos y, por otro lado, la bibliografía existente, fundamentalmente los
trabajos de Montserrat-Recoder (1960, 1964, 1968, 1971, 1973), y las comunicaciones
personales del Dr. F. Fillat (IPE-CSIC) y del ganadero Martín Gastón Aznárez, siempre
completando el conocimiento experto.
Para el método no supervisado –orientado al análisis exploratorio de las categorías– se
ha utilizado el algoritmo ISODATA, mientras que para el supervisado se ha aplicado el
procedimiento de máxima probabilidad. En ambos casos, se ha operado sobre los tres
primeros componentes principales de cada una de las tres imágenes utilizadas y la cartografía
de iluminación. Para ello, se definieron áreas de entrenamiento y validación, obteniéndose
finalmente un resultado que arroja un 89,2% de exactitud.
RESULTADOS Y DISCUSIÓN
La cartografía de ocupación del suelo resultante, en la que se han diferenciado con
mayor detalle las comunidades de pastos, se recoge en la Figura 1; para estas últimas, se
señalan a continuación algunos de sus rasgos fundamentales en los párrafos siguientes. Antes
de ello debe señalarse que, debido al clima subcantábrico con tendencia submediterránea que
caracteriza la zona de estudio (Montserrat-Recoder, 1964) y el papel desempeñado por el
relieve, que amortigua hacia el Este la influencia atlántica, son frecuentes las situaciones de
288
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
inversión térmica, por lo que algunas comunidades vegetales se localizan altitudinalmente de
forma atípica.
Cervunal
El cervunal es conocido en la zona como cerrillo, existiendo topónimos relacionados,
como por ejemplo, el cerrillar de la vertiente entre La Ezpelunga y Zotarola.
El cervuno (Nardus stricta L.) es una gramínea basta que presenta desarrollo de
micorrizas. Precisa de suelos ácidos y tolera la acumulación de restos vegetales mal
humificados. Cuando es pastado, se enriquece con el regaliz (Trifolium alpinum L.), siendo
más apreciado por el ganado (Montserrrat-Recoder, 1971). En el área de estudio, la
persistencia de la nieve, que contribuye al acortamiento del período vegetativo, se relaciona
con el incremento de la Festuca scoparia A.Kern.
Figura 1. Ocupación del suelo en el Parque Natural de Los Valles Occidentales, 2009.
En la zona más occidental es muy necesario el pastoreo intenso y precoz para frenar el
desarrollo del cervuno, pues, si por abandono o falta de pastoreo éste llega a dominar,
289
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
evoluciona hacia un pasto menos apetecible por el ovino –denominado “agrio” o “basto” por
los pastores– frente al mayor interés pastable del bien explotado o fino (Montserrrat-Recoder,
1971). La recuperación del cervunal, en un escenario deseable de incremento de la cabaña
ganadera, podría apoyarse en un primer desbroce del matorral, seguido de pastoreo intenso
por equinos y, más tarde, por vacuno, que daría entrada al ovino, que sería capaz de mantener
ese cervunal más fino, propiciando la entrada del regaliz.
Pasto discontinuo
En las vertientes empinadas, junto a gleras y canchales, domina un pasto discontinuo y
punzante en el que suele dominar la F. eskia. En las laderas calizas más soleadas encontramos
las comunidades de F. scoparia.
Pasto encharcado
El pasto encharcado definido en la leyenda queda reducido a la Val de Agua Tuerta y a
algunas zonas cercanas a fuentes. Estas comunidades vegetales de especias higrófilas llevan
una orla de pasto turboso en el que dominan los cárices. Las especies que podemos encontrar
son Saxifraga praetermissa D.A. Webb, especie más común de los neveros pedregosos, junto
con Caltha palustris L., Veronica pnoae Gouan, Epilobium anagallidifolium Lam., Tofieldia
calyculata L. y Bartsia alpina L., entre otras.
Pasto denso
En los rellanos menos erosionados se conforma un pasto más denso y estable, tanto
sobre substrato ácido como básico, que se identifica con el Bromion erecti, en el que aparecen
acompañantes Festuca eskiae Ramond ex D.C. y F. gautieri (Hack.) K.Richt., además de
otras gamíneas que densifican el pasto, junto al Carex curvula All. (Montserrrat-Recoder,
1971).
En esta categoría de nuestra cartografía se integran también las comunidades de
plantas de hoja ancha y de mayor tamaño que colonizan las zonas de suelo más rico, con
exceso de materia orgánica; tal es el caso de las majadas1, conocidas como “cubilares” en la
zona de estudio, en cuya orla exterior aparece el Bromion.
1
Las majadas son zonas de sesteo del ganado, fijas, abrigadas y cercanas a las cabañas de pastores. Otro tipo de majada son los acaloraderos,
lugares venteados o a la sombra donde el ganado pasa las horas de más calor y el viento ayuda a librarse de los molestos insectos.
290
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
Prados de siega
Esta categoría es la menos representada en la zona de estudio y se ubica en los fondos
de valle de los principales ríos. Escasamente representados en el más occidental, el Veral,
donde se han incluido algunas zonas de prados de diente que son susceptibles de siega; es en
el valle del Aragón Subordán donde se encuentran las mayores superficies de esta categoría,
debido a la morfología más abierta del valle; también encontramos prados de siega en los rios
Osia y Estarrún.
Estas comunidades varían en composición, pero dominan principalmente forrajeras
como el raigrás y el trébol blanco en los prados de diente y leguminosas como la esparceta y
la alfalfa en los de siega, además de pastizales de raigrás y festucas. En estos prados de siega
el redalle (pación2) se aprovecha a diente.
Matorral
Esta clase, que se sitúa en laderas del piso alpino y subalpino, se corresponde
principalmente con enebrales (Juniperus sp), erizales (Echinospartum horridum) y bojedales
(Buxus sempervivens); además, en esta categoría se incluyen también los brezales, que en el
área de estudio tienen presencia escasa y muy localizada en la ladera norte de Guarrinza. Su
avance es en detrimento de los puertos de verano y de tránsito, a expensas del cervunal; un
estudio previo de la dinámica de la ocupación del suelo en la zona, reveló que en 1957 estas
comunidades no estaban presentes y la zona (pastada por las borregas) estaba dominada por el
cervunal (Gastón y De la Riva, 2013).
CONCLUSIONES
El análisis realizado pone de manifiesto que, como se planteaba en la hipótesis de
partida, la utilización de imágenes Landsat TM permite abordar con buena calidad temática y
suficiente detalle espacial la cartografía y caracterización de los pastos de puerto en el área de
estudio Como consecuencia de la situación geográfica del Parque Natural de Los Valles
Occidentales, la influencia de las estaciones se inicia siempre desde los puertos más
occidentales, avanzando hacia los más orientales. En consecuencia, el enfoque multiestacional
adoptado se revela óptimo y necesario; la integración de diferentes fechas permite cubrir el
ciclo fenológico de los pastos, recogiendo los cambios en su comportamiento espectral y la
2
Pación refiere a la hierba de un prado que se pasta en verano u otoño, tras la siega; equivale a lo que los ingleses denominan aftermath
(Montserrat-Recoder, 1960).
291
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
influencia de una gestión ganadera que se adapta a las condiciones climáticas y a los
diferentes estados de los pastos a lo largo del año. Además, el uso de la información de
iluminación –en lugar de la directamente expresada por las altitudes del modelo digital de
elevaciones– contribuye a mejorar los resultados. La clasificación “supervisada” –máxima
probabilidad– de las categorías se ha alcanzado con un acierto del 89,2%, utilizándose la “no
supervisada” como guía para el entrenamiento.
REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS
ALDEZÁBAL A., GARCÍA-GONZÁLEZ R., GÓMEZ-GARCÍA D. Y FILLAT F. (2002) El papel de los
herbívoros
en
la
conservación
de
los
pastos.
Ecosistemas,
http://www.revistaecosistemas.net/index.php/ecosistemas/article/view/254
XI(3).
[último
Disponible
acceso
en
febrero
2015].
ARCGIS (2014) ArcGIS for Desktop. Disponible en http://www.esri.com/software/arcgis/arcgis-for-desktop
[último acceso febrero 2015].
ERDAS
(2014)
ERDAS
Imagine.
Disponible
en
http://www.hexagongeospatial.com/products/remote-
sensing/erdas-imagine/ [último acceso febrero 2015].
CHUVIECO E. (2010) Teledetección ambiental. La observación de la Tierra desde el Espacio. Barcelona,
España: Editorial Ariel.
FILLAT F., GARCÍA-GONZÁLEZ R., GÓMEZ GARCÍA D. Y REINÉ R.(2008) Pastos del Pirineo. Huesca,
España: CSIC-Diputación de Huesca.
GASTÓN M. Y DE LA RIVA J. (2013) Dinámica de la ocupación del suelo -1957/2009- y gestión ganadera en
el municipio pirenaico de Ansó. En: XXXV reunião de primavera. “Pastagens e Forragens na região do
Ribatejo: sistemas de produção intensivos e extensivos", p. 15. Santarém, Portugal: Sociedade
Portuguesa de Pastagens e Forragens.
MONTSERRAT-RECODER P. (1960) Clasificación y cartografía de pastos. En: 1ª Reunion cientifica de la
Sociedad Española para el Estudio de los Pastos, Ponencia nº 3, 16 págs. Zaragoza (España): Sociedad
Española para el Estudio de los Pastos.
MONTSERRAT-RECODER P. (1964) Ecologia del pasto (Ecologia de los agrobiositemas pastorales). P. Cent.
pir. Bio1. exp., 1(2), 1-68.
MONTSERRAT-RECODER P. (1968) Los pastos Pirenaicos y su importancia economica. Pirineos, 87-90, 133
a 152.
MONTSERRAT-RECODER P. (1971) La Jacetania y su vida vegetal. Zaragoza, España: Caja de Ahorros y
Monte de Piedad de Zaragoza, Aragón y Rioja.
MONTSERRAT-RECODER P. (1973) Estudios floristicos en el Pirineo occidental. Pirineos, 108, 49-64.
292
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
USO DE RECURSOS PASCÍCOLAS EN UNA RUTA DE OVINO
TRASHUMANTE CON SEGUIMIENTO MEDIANTE GPS, ENTRE EL
VALLE DEL EBRO Y EL PIRINEO DE HUESCA
SHEEP PASTURE USE ALONG A TRANSHUMANT GPS TRACKED DROVE ROAD BETWEEN THE EBRO
VALLEY AND THE HUESCA PYRENEES, SPAIN
O. BARRANTES1, R. REINÉ2, R. BETRÁN2, I. BLASCO1, A. OLAIZOLA1, J.L. MORA1, A. BROCA1,
E. MANRIQUE1 Y C. FERRER1
1
Universidad de Zaragoza. Facultad de Veterinaria. C/ Miguel Servet 177. 50013 Zaragoza (España). 2Universidad de
Zaragoza. Escuela Politécnica Superior. Ctra. de Cuarte s/n. 22071 Huesca (España). [email protected]
RESUMEN
El interés del mantenimiento de las vía pecuarias (VVPP) ha sido ampliamente reconocido, ya que proporcionan
una amplia gama de servicios ecosistémicos que contribuyen a la conservación de la biodiversidad. No obstante, muchas
VVPP están viendo comprometida su conservación. Los objetivos del trabajo presentado son: desarrollar una metodología de
seguimiento de ganados trashumantes, conocer el trazado exacto de una de las vías trashumantes de Aragón y detallar los
tipos de pastos que el ganado va utilizando a lo largo del tiempo. Se colocaron collares con dispositivos GPS en dos ovejas en
un rebaño trashumante. Los datos de la ruta se analizaron mediante un SIG, se superpusieron sobre el mapa de los pastos de
Aragón previamente generado, y se calculó el tiempo que las ovejas permanecieron en cada tipo de pasto. La duración total
del desplazamiento fue de 135 horas (5,6 días), con una longitud total de 131 km. El rebaño permaneció la mayor parte del
tiempo en ‘pastos de monte arbustivos’ y en ‘superficies de cultivo’ (43 y 31% del tiempo total, respectivamente). El método
de seguimiento del ganado se ha adecuado bien a los objetivos del estudio, obteniendo la trayectoria que recorre el ganado
con una elevada precisión.
Palabras clave: trashumancia, pastoreo de ovino, pastos arbustivos, pastos de origen agrícola.
SUMMARY
The interest of preserving the drove roads has been widely recognized, as they provide a wide range of ecosystem
services that contribute to the biodiversity conservation. Nevertheless, many drove roads are being invaded by obstacles that
jeopardize their conservation in Spain. The objectives of this work were to develop a method to track the transhumant flocks,
to know the exact route of one of the Aragonese drove roads, and to detail the type of pastures that the sheep use during the
transhumance. Collars provided with GPS were installed around the neck of two sheep of one transhumant flock. The data
provided by the GPS were analyzed by a GIS and overlapped with a pastures map previously made. The time the sheep spent
on each type of pasture was calculated. The transhumance lasted 135 hours (5.6 days), with a total length of 131. The sheep
spent most of the time on ‘Prepyrenean grazeable shrublands’ and on ‘pastures of arable lands’, 43% and 31% of the total
time, respectively. The method developed to track the flock was suitable for the objectives of the study, providing highly
accurate data of the route.
Key words: transhumance, sheep grazing, shrub pastures, pastures of agricultural origin.
293
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
INTRODUCCIÓN
La trashumancia es un sistema de producción animal que evita períodos críticos de la
producción vegetal mediante movimientos estacionales del ganado que sigue las mismas rutas
(vías pecuarias, VVPP) todos los años (“cabañeras” en Aragón, “cañadas” en España en
general).
La trashumancia a pie ha conectado áreas montañosas con el llano desde hace siglos
en España. Tuvo relevancia hasta el s. XIX y casi llegó a extinguirse en las década de los años
1970-80, debido a diversas razones de índole social y económico. Gran parte de la
trashumancia a pie fue sustituida por trashumancias en tren (hasta la década de los años 1980)
y, más recientemente, en camiones. Actualmente, algunas vías pecuarias se están reactivando
con trashumancias de ganado a pie, debido a los elevados precios del transporte en camiones
y a los altos costes de los alimentos para el ganado (durante el tiempo que las ovejas se
desplazan a pie, su alimentación no supone costes económicos).
El interés del mantenimiento de las VVPP ha sido ampliamente reconocido por la
comunidad científica, ya que proporcionan una amplia gama de servicios ecosistémicos que
contribuyen a la conservación de la biodiversidad, como: conectividad ecológica entre
territorios, dispersión de semillas, disminución del riesgo y propagación de incendios y
mantenimiento de paisajes culturales (p.e., Ferrer et al., 2001b; Gómez Sal y Lorente, 2004;
Bunce et al., 2006; Fernández-Giménez y Fillat, 2012; Oteros-Rozas et al., 2013). Las
administraciones públicas están interesadas en el conocimiento y mantenimiento de las
VVPP, la Política Agraria Comunitaria ha proporcionado en algunos casos financiación para
su revitalización (O’Flanagan et al., 2011) y algunas vías se están rehabilitando para el
turismo como “vías verdes” (Anton, 2007).
Sin embargo, y a pesar de ser bienes públicos protegidos por la legislación española,
muchas VVPP están siendo invadidas por obstáculos que complican los movimientos del
ganado comprometiendo su conservación, como cultivos, carreteras, usos urbanos, vertederos
o campos de golf.
En la Provincia de Huesca existen unos 4200 km de VVPP entre el llano y el Pirineo,
con importantes dificultades para el mantenimiento de los movimientos del ganado a través de
las rutas (Pallaruelo, 1993). Los objetivos del trabajo presentado son poner a punto la
metodología de seguimiento del ganado trashumante, conocer el trazado exacto de una de las
vías trashumantes de Aragón y detallar las unidades de vegetación que el ganado va utilizando
294
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
a lo largo del tiempo. Este trabajo, enmarcado en un proyecto más amplio que compara 5
rutas trashumantes a pie con trashumancias en camiones desde el punto de vista ecológico,
económico y social, es el primer avance de resultados. A su vez, forma parte del Proyecto
Europeo
CANTOGETHER
Crops
and
Animals
Together,
(http://www.fp7cantogether.eu/index.php).
MATERIAL Y MÉTODOS
Se colocaron collares con dispositivos GPS alrededor del cuello de dos ovejas en un
rebaño de ovino que mantiene la trashumancia a pie entre la localidad de Las Casas (Valle del
Ebro, Huesca) y el Ibón de Ip (Valle del Canfranc, Pirineo de Huesca). Las características de
la trashumancia y del rebaño son: fecha de inicio de la ruta, 18 de junio de 2014; fecha final,
24 de junio; nº de ovejas, 1400; raza, Rasa Aragonesa.
Los GPS, marca Garmin, toman y almacenan datos en un data logger cada 30 seg en
caso de movimiento, tienen una precisión de 2-5 m y proporcionan información espacial y
temporal. Están acoplados a un conjunto de baterías que permiten una autonomía de 4-5 días.
La tecnología GPS se ha utilizado para monitorizar animales domésticos en pastoreo (VVAA,
2001; Agouridis et al., 2004) y analizar los patrones de pastoreo en función de los tipos de
vegetación (Animut et al., 2005; Gipson et al., 2012).
Los datos proporcionados por los GPS se volcaron a un ordenador PC y se analizaron
mediante el Sistema de Información Geográfica QGIS (Quantum GIS). Una vez depurados,
los datos se superpusieron sobre el mapa de los pastos de Aragón previamente generado
(Barrantes et al., 2005), calculándose el tiempo que las ovejas permanecieron sobre cada tipo
de pasto.
RESULTADOS Y DISCUSIÓN
En la Figura 1 se muestra la ruta seguida por el ganado, superpuesta sobre el mapa de
los pastos de Huesca. La duración total del desplazamiento del rebaño en trashumancia fue de
135 horas (5,6 días) y una longitud total de 131 km.
El rebaño permaneció alrededor de 2/3 del tiempo (66,6%) en pastos de monte y
menos de 1/3 en pastos de origen agrícola (31,4%). Durante el resto del tiempo (2%), el
ganado estuvo sobre superficies improductivas.
295
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
En la Tabla 1 y la Figura 1 se muestran los tipos de vegetación y el tiempo de
permanencia del ganado en cada uno de ellos. En los pastos de monte, el rebaño permaneció
fundamentalmente en pastos arbustivos, con un 64% del tiempo (referido al tiempo de
permanencia en pastos de monte), bien sobre ‘romerales y aliagares prepirenaicos’, bien sobre
‘erizonales prepirenaicos’. También permaneció durante espacios de tiempo importantes en
pastos con arbolado denso (25% del tiempo), sobre todo en ‘bosques y repoblaciones
forestales densos de Pinus nigra en masas puras’ y en pastos con arbolado ralo (11%),
principalmente en ‘bosques y repoblaciones forestales ralos de Pinus sylvestris’. La
permanencia del rebaño en pastos de monte herbáceos (‘pastizales prepirenaicos’) fue
prácticamente nula (un 0,2% del tiempo).
Figura 1. Mapa de los pastos de Huesca (Barrantes et al., 2005) con la ruta trashumante estudiada
superpuesta en color verde. Se ha omitido la leyenda del mapa.
296
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
Algunas de las principales especies pascícolas de los tipos de pastos de monte con
mayor tiempo de permanencia del ganado son:
- ‘Romerales y aliagares prepirenaicos’: Brachypodium retusum, Genista scorpius,
Thymus vulgaris, Dorycnium pentaphyllum (Reiné et al., 2004).
- ‘Erizonales prepirenaicos’: Anthyllis montana, Koeleria vallesiana, Ononis striata,
Onobrychis hispanica (Reiné et al., 2004).
En cuanto a los pastos de superficies agrícolas se trata principalmente, en la época del
año en que se realizó el estudio, de barbechos y rastrojos de cereal de invierno. El pasto de
barbecho está constituido por la vegetación espontánea las especies que germinan, sean de
cultivos anteriores o de malas hierbas. Los pastos de rastrojera consisten en residuos de
cosecha que quedan en el campo (parte vegetativa, pero también frutos o semillas) (Ferrer et
al., 2001a).
Tabla 1: Tiempo de permanencia del rebaño en cada tipo de pasto. Los porcentajes expresan el tiempo de
permanencia del rebaño en cada tipo de pasto respecto a la duración total del trayecto.
Tipo de pasto
Pastos de monte
PASTOS CON ARBOLADO DENSO
Bosques de Fagus sylvatica
Bosques de quejigos
Bosques y repoblaciones forestales de Pinus sylvestris en masas puras
Bosques y repoblaciones forestales de Pinus sylvestris en masas mixtas
Bosques y repoblaciones forestales de Pinus nigra en masas puras
PASTOS CON ARBOLADO RALO
Bosques de quejigos
Bosques de Quercus ilex
Bosques de ribera
Bosques y repoblaciones forestales de Pinus sylvestris
PASTOS ARBUSTIVOS
Erizonales prepirenaicos
Mosaico de romerales y aliagares prepirenaicos
PASTOS HERBÁCEOS
Mosaico de pastizales prepirenaicos
Pastos de superficies agrícolas
Barbechos y rastrojos
Superficie improductiva
Tiempo total
Tiempo de permanencia
(horas y % entre
paréntesis)
0,33
1,08
7,90
0,25
12,72
22,28 (16,5%)
0,87
0,05
0,02
9,07
10,01 (7,4%)
24,72
32,68
57,40 (42,6%)
0,18
0,18 (0,1%)
42,40
2,60
42,40 (31,5%)
2,60 (1,9%)
134,87
297
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
Las cargas ganaderas potenciales más altas corresponden a los ‘erizonales
prepirenaicos’, ‘rastrojos y barbechos’ y ‘romerales y aliagares prepirenaicos’, con unas
producciones estimadas de 524, 475 a 488 y 409 UF ha-1 año-1, respectivamente (Reiné et al.,
2004; Maestro et al., 2004). Las mínimas corresponderían a los ‘pastos con arbolado denso’
(Ferrer et al., 2001a).
CONCLUSIONES
A lo largo de la ruta trashumante, el rebaño permaneció la mayor parte del tiempo en
pastos de monte arbustivos (‘erizonales’ y ‘romerales y aliagares prepirenaicos’) y en
‘superficies de cultivo’ (barbechos y rastrojos principalmente), con una proporción de
permanencia de un 43 y un 31%, respectivamente, sobre el tiempo total. Es precisamente en
esos tres tipos de pastos donde se concentra más oferta forrajera en términos de producción
(UF ha-1 año-1) y, por tanto, los que mayores cargas ganaderas pueden admitir. Por otro lado,
se ha puesto a punto un método de seguimiento del ganado mediante GPS adecuado a los
objetivos del estudio, obteniendo la trayectoria que recorre el ganado con una alta precisión.
AGRADECIMIENTOS
Deseamos expresar nuestro agradecimiento a Carlos Oresanz, ganadero que realiza la
ruta trashumante estudiada, por su colaboración al permitirnos realizar el seguimiento de su
rebaño. Agradecemos a Luis Javier Cruchaga su ayuda en la solución técnica de los
dispositivos GPS. The research leading to these results has received funding from the
European Community's Seventh Framework Programme (FP7/2007-2013) under the grant
agreement n° 289328 CANTOGETHER.
REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS
AGOURIDIS C.T., STOMBAUGH T.S., WORKMAN S.R., KOOSTRA B.K., EDWARDS D.R. Y VANZANT
E.S. (2004) Suitability of a gps collar for grazing studies. Transactions of the ASAE, 47(4): 1321−1329.
ANIMUT G., GOETSCH A.L., AIKEN G.E., PUCHALA R., DETWEILER G., KREHBIEL C.R., MERKEL
R.C., SAHLU T., DAWSOND L.J., JOHNSON Z.B. Y GIPSON T.A. (2005) Grazing behavior and
energy expenditure by sheep and goats co-grazing grass/forb pastures at three stocking rates. Small
Ruminant Research, 59: 191–201
ANTON F.J. (2007) Trashumancia y turismo en España. Cuadernos de Turismo, 20: 27-54.
298
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
BARRANTES O., REINÉ R., BROCA A., GONZALO S., ASCASO J. Y FERRER C. (2005) Tipificación de
los pastos de monte en Aragón. En: Producciones agroganaderas: gestión eficiente del medio natural.
De la Roza B., Martínez A., Carballal A. (Eds.). Ed. SERIDA, Asturias. Pp. 771-776.
BUNCE R.G.H., DE ARANZABAL I., SCHMITZ M.F. Y PINEDA F.D. (2006) A review of the role of drove
roads (cañadas) as ecological corridors. Alterra Reports 1428, Wageningen, The Netherlands.
http://content.alterra.wur.nl/Webdocs/PDFFiles/Alterrarapporten/AlterraRapport1428.pdf
FERNÁNDEZ-GIMÉNEZ M.E. Y FILLAT F. (2012) Pyrenean Pastoralists Ecological Knowledge:
Documentation and Applicaction to Natural Resource Management and Adaptation. Human Ecology,
40: 287-300.
FERRER C., SAN MIGUEL A. Y OLEA L. (2001a) Nomenclátor básico de pastos en España. Pastos, 31(1): 744.
FERRER C., BARRANTES O. Y BROCA A. (2001b) La noción de biodiversidad en los ecosistemas pascícolas
españoles. Pastos, 31(2): 129-148.
GIPSON T.A., SAHLU T., VILLAQUIRAN M., HART S.P., JOSEPH J., MERKEL R.C. Y GOETSCH A.L.
(2012) Use of global positioning system collars to monitor spatial-temporal movements of co-grazing
goats and sheep and their common guardian dog. Journal of Applied Animal Research, 40: 354-369.
GÓMEZ SAL A. Y LORENTE I. (2004) The present status and ecological consequences of transhumance in
Spain. In: Transhumance and Biodiversity in European Mountains. Report from the EU-FP5 project
Transhumount. IALE Publication Series No. 1 (Eds. R.H.G. Bunce, M. Pérez-Soba, A. Jongman, A.
Gómez Sal, F. Herzog and I. Austad). Alterra: Wageningen, The Netherlands.
MAESTRO M., BROCA A., BARRANTES O. Y FERRER C. (2004) Evaluación de los pastos agrícolas en
Aragón. En: Pastos y ganadería extensiva. García-Criado B., García-Ciudad A., Vázquez de Aldana B.
R., Zalbagogeazcoa I. (Eds.). Ed. IRNA-CSIC, Salamanca. Pp: 597-600.
O’FLANAGAN P., LASANTA T. Y ERREA M.P. (2011) Restoration of sheep transhumance in the Ebro
Valley, Aragon, Spain. The Geographical Review, 101(4):556-575.
OTEROS-ROZAS E., MARTÍN-LÓPEZ B., LÓPEZ C., PALOMO I. Y GONZÁLEZ J.A. (2013) Envisioning
the future of transhumant pastoralism through participatory scenario planning: a case study in Spain.
The rangeland Journal, 35: 251-272.
PALLARUELO S. (1993) Cuadernos de la Trashumancia, nº 6: Pirineo Aragonés. ICONA. Madrid.
REINÉ R., BARRANTES O., ASCASO J., MENDOZA A., BROCA A. Y FERRER C. (2004) Pastos arbustivos
(erizonales, romerales-aliagares-lastonares y matorrales espinosos con boj) del prepirineo en la
provincia de Huesca. Tipificación, cartografía y valoración. En: Pastos y ganadería extensiva. (Ed.
García-Criado B., García-Ciudad A., Vázquez de Aldana B. R., Zalbagogeazcoa I.), 625-630. Ed.
IRNA-CSIC, Salamanca (España).
VVAA. (2001) Tracking animals with GPS. In: An international conference held at the Macaulay Land Use
Research Institute. Aberdeen, 12-13 march 2001.
299
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
300
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
RELACIONES ENTRE CARACTERÍSTICAS DE LAS FAMILIAS Y
ESTRUCTURAS PRODUCTIVAS EN EXPLOTACIONES OVINAS QUE
UTILIZAN UN ESPACIO NATURAL PROTEGIDO
RELATIONSHIPS BETWEEN FAMILIES CHARACTERISTICS AND PRODUCTIVE STRUCTURES IN SHEEP
FARMS USING A NATURAL PROTECTED AREA
A. ZAMUDIO, E. MANRIQUE Y A. M. OLAIZOLA
Departamento de Ciencias Agrarias y del Medio Natural (CAMENA). Universidad de Zaragoza. Miguel Servet 177. 50013
Zaragoza (España). [email protected]
RESUMEN
Las explotaciones agrarias familiares son sensibles a un amplio abanico de factores y, entre ellos, a los de carácter
sociodemográfico que influyen en la toma de decisiones, condicionan los sistemas de explotación y, consecuentemente, las
formas de utilización del territorio. En esta comunicación se exponen los resultados parciales de una investigación sobre
factores de decisión en explotaciones mixtas cultivos-ganadería que utilizan el Parque Natural de la Sierra y Cañones de
Guara. Se utiliza información obtenida mediante encuesta a titulares de 46 explotaciones familiares y referida a
características de las familias y a la localización de las explotaciones. Posteriormente, se relacionan las variables con tres
grupos de explotaciones obtenidos en un trabajo anterior mediante metodología multivariante. La localización y determinadas
características de las familias, aparecen ligadas, en diferente medida, a los distintos tipos de explotaciones.
Palabras clave: explotaciones ovino-cultivos, características sociodemográficas, Parque Natural de Guara.
SUMMARY
Amongst of a huge variety of factors that affect the behaviour of family farms systems, socio demographic
variables determine the farmer decision making and, therefore, land use of the farm. In this work, we showed the first results
of a research on decision variables in mixed crops-sheep farms using the Natural Park of Sierra y Cañones de Guara (Huesca,
Spain). Data were obtained by means of direct interview of 46 farmers. The relationship between family farm characteristics,
farm location and a typology of farms structure were analysed. The farmers of largest farm were younger and the importance
of pluriactivity was higher. Conversely, the importance of pluriactivity was lower in the smallest sheep farms and were
located a great distance of a city with some degree of services.
Keywords: sheep-crops farms, socio-demographic characteristics, Guara Natural Park.
301
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
INTRODUCCIÓN
El comportamiento de las explotaciones agrarias familiares no se ajusta a lo que prevé
la hipótesis neoclásica, que considera que el decisor, tiene como único objetivo la
maximización del beneficio (Etxezarreta et al., 1989). Heady (1970), destacó, en la
explotación agraria, las interrelaciones entre renta y consumo y la importancia de la unidad
familiar como unidad decisional. Desde un punto de vista microeconómico, en este tipo de
explotaciones se combinan, teóricamente, dos unidades fundamentales: la familia y la
empresa, en la práctica no separables, ya que la desvinculación del trabajo y la vida familiar
contradice la propia esencia de este tipo de explotaciones (Hernández Sancho, 1992).
Las explotaciones agrarias familiares son sensibles a un amplio abanico de factores de
diversa naturaleza (Jones et al. 1997) y entre ellos las variables sociodemográficas que juegan
un papel importante en la explicación de la toma de decisiones. La diversidad socioeconómica
de las familias y las interacciones entre unidad familiar y explotación, además del contexto
que la rodea, explican en gran medida las diferencias de comportamiento. Como
consecuencia, la explotación realiza diferentes ajustes (Bryden, 1994) que dan lugar a la
diversidad de sistemas de producción practicados y a las formas de utilización del territorio.
De forma relevante, la peculiar estructura de las rentas familiares en el seno de la explotación,
en parte de procedencia no agraria, es una de las características con mayor incidencia en la
dinámica de las explotaciones (Arnalte, 1989). En concreto, la utilización del territorio es
diferente dependiendo de la importancia que tiene la actividad agraria en el conjunto de
dichas rentas familiares (Laurent, 1991).
En el marco de una investigación sobre factores que determinan las decisiones en
explotaciones ovinas que utilizan un espacio natural protegido, en esta comunicación se
exponen los resultados del análisis de la relación existente entre algunos factores
sociodemográficos de las explotaciones y sus estructuras productivas.
MATERIAL Y MÉTODOS
Se ha utilizado la información referida a características familiares y de localización de
las explotaciones, de un cuestionario cumplimentando mediante encuesta directa realizada en
2008 a los titulares de 46 explotaciones ovinas (87% del total del universo), que utilizan el
Parque Natural de la Sierra y Cañones de Guara (Huesca) (81.491 has de superficie). El
cuestionario incluía preguntas referidas a las características generales de la explotación y del
302
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
titular (estudios y formación, dimensión y características de la familia, trabajo familiar y
asalariado); estructura de la explotación (superficie y aprovechamientos, capitales de
explotación), sistema practicado (manejo y control reproductivo, alimentación, manejo
sanitario, producciones y comercialización, aspectos organizativos y asociativos) y su
dinámica; objetivos y aspiraciones del ganadero (empresariales y familiares); opiniones sobre
la PAC, el Parque, su oficio y el sector ovino, y el futuro previsto para la explotación (en
conjunto, las actividades, el capital de explotación, el sistema practicado). Además del
análisis individual de las variables, éstas se han relacionado con los tres grupos o Tipos de
explotaciones obtenidos en una tipología estructural previa, que fue realizada sobre la misma
muestra de explotaciones mediante un Análisis de Componentes Principales (ACP) y
posteriormente con un Análisis Cluster Jerárquico (Zamudio et al., 2014). El Tipo I
constituido por 17 explotaciones, se caracteriza por la orientación ovino-forrajera, gran
dimensión de rebaño y buenas estructuras productivas. Las explotaciones de Tipo II (21) se
caracterizan por la orientación ovina especializada, tradicionales y con pequeña dimensión y
estructuras. El Tipo III, que es el de menor número de explotaciones (8), está caracterizado
por la mayor superficie agrícola, rebaño de dimensión media y orientación productiva cerealovino.
RESULTADOS Y DISCUSIÓN
Las características generales de las familias se exponen en la Tabla 1. El interés por el
número y situación de los hijos está relacionado con el hecho de que la continuidad y
reproducción de las explotaciones, viene condicionada, en buena medida, por las
posibilidades de sucesión. Dieciocho de las explotaciones estudiadas (39,1% del total) no
tienen hijos. Si se agrega a este grupo las que los tienen fuera o emancipados, las
explotaciones sin hijos presentes suponen el 45,6%. Únicamente tres explotaciones cuentan,
por lo tanto, con hijos emancipados (6,5% del total). Los que los tienen menores suponen el
16,6% del conjunto; mientras los hijos adultos (18 años) en la explotación representan el
34,8% (16 explotaciones).
Se practica la pluriactividad en 27 de las explotaciones. En 8 (17,4%) sólo por el
titular; en 9 (19,6%) únicamente el cónyuge y en dos, son ambos los que desempeñan
actividades remuneradas distintas a las agrarias.
303
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
Tabla 1. Características familiares de las explotaciones.
Número y situación N
de los hijos
Total
%
Pluriactividad en las
familias
N
Total
%
No tiene
Fuera/emancipados
Menores
Mayores
18
3
9
16
39,1
6,5
19,6
34,8
Serv. Medioambientales
Funcionario/empleado
Turismo rural
No tiene
8* 17,4*
3
6,5
9* 19,6*
27 58,7
Total
46
100
Total
46
Activos familiares
con pluriactividad
Ayuda familiar en
explotación
Titular
Cónyuge
Ambos
Ninguno
8
9
2
27
17,4
19,6
4,4
58,7
Sólo cónyuge
Sólo hijos
Cónyuge+hijos
Ninguno
7
6
10
23
15,2
13,0
21,7
50,0
Total
46
100
Total
46
100
N: Número de encuestados.*Explotaciones con diversas actividades.
En lo referente al trabajo familiar en la explotación, no se ha considerado el que
aportan hermanos, padres y otros familiares de los titulares, por su carácter frecuentemente
aleatorio y poco regular. En la mitad de las explotaciones sólo trabaja el titular. Los cónyuges
lo hacen en 17 (37%); en 7 de las cuales (15,2%) son el único familiar que colabora. Los hijos
trabajan en 16 explotaciones (34,8%); en 6 de las cuales (13%) como única ayuda.
Considerando el conjunto del trabajo familiar, en 36 explotaciones la familia aporta cierta
cantidad de trabajo y en 10 sólo trabaja el titular. En el 41,7% de explotaciones con ayudas
familiares, éstas suponen más del 50% del trabajo total y en el 33,3% no alcanzan el 35% del
total.
La importancia de la accesibilidad a poblaciones comerciales y de servicios, se deriva
de las necesidades de la explotación (comercialización, provisión de inputs, factores
productivos, servicios) y de las necesidades sociales y condiciones de vida de la familia. Por
ello, se han establecido las distancias en tiempo (coche) al centro de servicios más próximo a
la explotación (Huesca o Barbastro) (Tabla 2). Algo más de un tercio de las explotaciones
(17) están localizadas entre media hora y una hora de uno de estos centros de servicios. Las de
mayor proximidad, a menos de media hora, suponen el 26% de las explotaciones. Otras 17, se
localizan a distancias superiores a la hora, de los centros de referencia.
304
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
Tabla 2. Localización de las explotaciones. Distancia horario a centros comerciales o de servicios.
Distancia*
> 76 minutos
61 > 75 minutos
31 > 60 minutos
< 30 minutos
N explotaciones
4
13
17
12
Explotaciones (%)
8,7
28,3
37
26,1
Acumulado (%)
8,7
37,0
74
100
Tipos estructurales de explotaciones.
Tipo ΙΙ
Tipo ΙΙΙ
Tipo Ι
Distancia
N % % acum. Nº % % acum. N % % acum.
> 76 minutos
1 5,9
5,9
3 14,3
14,3
61 > 75 minutos 2 11,8
17,7
11 52,4
66,7
31 > 60 minutos 9 52,9
70,6
5 23,8
90,5
3 37,5
37,5
< 30 minutos
5 29,4
100
2 9,5
100
5 62,5
100
Total
17 100
21 100
8 100
N: Número de encuestados. *www.viamichelin.es.
Las características familiares y de localización de las explotaciones, se han
relacionado con los diferentes Tipos que se establecieron según las estructuras productivas
(Tabla 3).
El 41,2% de las explotaciones del Tipo I carecen de hijos. Hay que considerar que el
35,3% de los titulares permanecen solteros y los menores de 35 años del Grupo suponen el
75% del total de esta edad en la muestra. El 17,6% tienen hijos menores. Las explotaciones
pluriactivas (58,8%) son aquí más que en los otros grupos. Aquí se concentran el 62,5% de las
explotaciones de toda la muestra con actividad en “servicios medioambientales” y el 55,6%
en “turismo rural”. En el 52,9% de las explotaciones el titular carece de ayuda familiar en el
trabajo; pero en las explotaciones que sí la tienen, son los cónyuges los que participan en
mayor medida (41,2% de explotaciones con ayuda), la más elevada de todos los grupos. La
participación familiar total en el trabajo, supone menos del 35% del trabajo total en el 29,4%
de las explotaciones y más del 50% en el 47,1 %, los porcentajes más elevados respecto a los
otros grupos. Es por tanto este grupo el que cuenta con mayor disponibilidad de trabajo de la
familia del titular. En este grupo se concentra el 58,9% de las explotaciones de la muestra
situada entre media y una hora de los centros de servicios. El 82% de las explotaciones del
grupo se localizan a una distancia no superior a la hora y el 29,4% inferior a media hora.
El Tipo II incluye la mitad de las explotaciones sin hijos de la muestra; el 42,9% de las
explotaciones del grupo no tiene hijos. Únicamente el 48% de las explotaciones del Grupo
305
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
son pluriactivas distribuyendo sus actividades entre los servicios medioambientales, el
turismo rural y los funcionarios/empleados. Este Grupo es en el que mayor número de
explotaciones carecen de ayuda en el trabajo familiar (57%) y en el que la participación
familiar en general en el trabajo es menos intensa. Sólo en el 19% de las explotaciones los
familiares desempeñan más del 50% del trabajo y, por el contrario, el 23,8% aporta menos del
35% del trabajo de la explotación. Es el Grupo en el que la localización de las explotaciones
está más alejada de los centros de servicios. El 66,7% están situados a más de una hora; lo que
supone el 82% de las explotaciones de todos los grupos localizados a esta distancia.
Tabla 3. Características familiares de los diferentes tipos estructurales de explotaciones.
Tipo I
Nº
%
explot.
total
Situación / actividades
Tipo II
Nº
%
explot.
total
Tipo III
Nº
%
explot.
total
Situación de los hijos
No tiene
Fuera/emancipados
Menores
Mayores
Total
7
2
3
5
17
41,2
11,8
17,6
29,4
100
9
5
7
21
42,9
23,8
33,3
100
2
1
1
4
8
25,0
12,5
12,5
50,0
100
Serv.medioambientales
Funcionario/empleado
Turismo rural
No tiene
Total
5*
5*
8
17
29,4
29,4
47,1
3
2
3
13
21
14,3
9,5
14,3
61,9
100
1
2
5
8
12,5
25,0
62,5
100
Titular
Cónyuge
Ambos
Ninguno
Total
2
3
4
8
17
11,8
17,6
23,5
47,1
100
5
4
1
11
21
23,8
19,0
4,8
52,4
100
1
2
5
8
12,5
25
62,5
100
Sólo cónyuges
Sólo hijos
Cónyuge+hijos
Total Cónyuge
Total Hijos
Ninguno
3
1
4
3
2
4
12
21
14,3
9,5
19,0
33,3
28,6
57,1
99,9
1
3
2
9
17
17,6
5,9
23,5
41,2
29,4
52,9
99,9
2
8
12,5
37,5
25,0
37,5
62,5
25,0
100
5
3
8
1
17
29,4
17,6
47,1
5,9
100
5
4
4
8
21
23,8
19,0
19,0
38,1
99,9
2
2
3
1
8
25,0
25,0
37,5
12,5
100
Pluriactividad
Miembros de la familia
pluriactivos
Ayuda familiar en las
explotaciones
Total
Trabajo de los familiares en las explotaciones
(% del total)
< 35
36 < 49
> 50
Ninguno
Total
7
5
7
6
3
5
*Explotaciones con ambos tipo de actividades
306
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
El Tipo III es en el que un menor porcentaje de explotaciones carece de hijos y, por el
contrario, es mayor el porcentaje de hijos mayores que trabajan en la explotación (50%). Son
también las de una mayor especialización agraria, puesto que el 62,5% del grupo no práctica
la pluriactividad. En este Grupo, a diferencia de los precedentes sólo el 25% de las
explotaciones no dispone de trabajo familiar además del titular; cuenta con el mayor
porcentaje de explotaciones en las que participan los hijos (62,5%), aspectos en los que
claramente lo diferencian de los otros grupos y lo caracterizan. Las explotaciones de este
Grupo están localizadas a la menor distancia de las localidades de servicios. Ninguna esta
situada a distancia superior a la hora. El 62,5% se localiza a menos de 30 minutos y las
restantes entre 30 minutos y una hora.
CONCLUSIONES
Las explotaciones del Grupo 1, de gran dimensión de rebaño y buenas estructuras
productivas se caracterizan por la mayor juventud de sus titulares y la mayor frecuencia de la
pluriactividad. El trabajo familiar tiene gran incidencia y peso relativo, fundamentalmente por
la aportación de los cónyuges. El 82% de las explotaciones están situadas a una distancia no
superior a la hora de las localidades de servicios. Las explotaciones del Grupo 2, de pequeños
rebaños y estructuras y tradicionales, son pluriactivas menos de la mitad. Es el grupo cuyas
explotaciones carecen de ayudas familiares en mayor medida y éstas tienen menor peso
relativo en el total del trabajo familiar. Son las explotaciones más alejadas de las poblaciones
de servicios. El Grupo 3 de gran superficie y orientación cereal-ovino, es el menos numeroso.
Presenta el mayor porcentaje relativo de hijos mayores trabajando en las explotaciones. La
pluriactividad es poco frecuente por lo que pueden caracterizarse como de mayor
especialización agroganadera. Están localizadas muy próximas a los centros de servicios.
REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS
ARNALTE E. (1989) Estructura de las explotaciones agrarias y externalización del proceso productivo. ICE
666, 101-117.
BRYDEN J (1994) Interaction between farm households and the rural community: effects of non-agricultural
elements in farm househould decision making on farming system. In: Rural and Farming system
analysis. Dent, J. B. and Mac Gregor, M. J. (Eds) pp361, CABI, U.K.
ETXEZARRETA M., ROSELL J. Y VILADOMIU L. (1989) El replanteamiento del proteccionismo agrario y la
política de estructuras. ICE. 666, 57-96.
307
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
HEADY E. (1970) Economics of Agricultural Production and Resource use. Prentice Hall 850 pp Engliwood
Cliffs (USA).
HERNÁNDEZ SANCHO F. (1992) Aproximación metodológica al fenómeno de la agricultura a tiempo parcial
en la Comunidad Valenciana. Generalitat Valenciana, 118 pp
JONES J.W., THORNTON P.K. Y HANSEN J.W. (1997) Opportunities for Systems aproachs at the farmer
scale. En: Applications of systems approachs at the farm and regional levels. 1-8. Eds. P. S. Teng et al,
Kluwer Academic, UK.
LAURENT C. (1991) Place de l'activité agricole dans l'espace rural. L'exemple d'une région agricole de
Normandie: le Pays-d'Auge. Economie Rurale. n° 202-203. pp. 34-39.
ZAMUDIO B.A., MANRIQUE E. Y OLAIZOLA A.M. (2014) Estructuras productivas y dinámicas
estructurales de explotaciones ovinas en un espacio natural protegido de alto valor ambiental. En:
Busqué, J., Salcedo, G., Serrano, E., Mora, MA. J., Fernández, B., (Eds.) Pastos y PAC 2014-2020,
499-506, SEEP.
308
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
ANÁLISIS INDUCTIVO DE LAS PERCEPCIONES SOCIALES ACERCA DE
LOS SERVICIOS DE LOS ECOSISTEMAS DE LA GANADERÍA DE
MONTAÑA
INDUCTIVE CONTENT ANALYSIS OF SOCIAL PERCEPTIONS ON ECOSYSTEM SERVICES PROVIDED BY
MOUNTAIN LIVESTOCK
E. TELLO1, T. RODRÍGUEZ-ORTEGA1, R. RIPOLL-BOSCH2, I. CASASÚS1 Y A. BERNUÉS1*
1
Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria de Aragón (CITA). Zaragoza (España).*[email protected]
2
Animal Production Systems Group. Wageningen University. The Netherlands.
RESUMEN
El objetivo de este trabajo fue conocer las percepciones sociales sobre las relaciones entre la ganadería y el medio
ambiente en agro-ecosistemas mediterráneos de montaña. Para ello, se desarrollaron dos dinámicas de grupo con ganaderos y
tres con ciudadanos sobre aspectos generales de ganadería y medio ambiente. Las dinámicas fueron analizadas mediante un
análisis inductivo del contenido que ayudó, por un lado, a clasificar las ideas en prácticas agrarias y servicios de los
ecosistemas, y por otro, a establecer las relaciones entre ambas. Se encontraron diferencias entre las percepciones de
ciudadanos y ganaderos. Estos últimos mostraron mayor conocimiento de los servicios de los ecosistemas (sobre todo de
regulación) y sus relaciones con las prácticas agrarias, entre las que destacó la presión de pastoreo. Los ciudadanos mostraron
menor grado de conocimiento, sin embargo dieron mucha importancia a los servicios culturales. Globalmente, los servicios
de mayor relevancia fueron el suministro de alimentos de calidad, la conservación de la biodiversidad, los aspectos estéticos
del paisaje y la protección frente a incendios forestales. Los participantes reconocieron la importancia de los bienes públicos
de la ganadería basada en el pastoreo, pero en general fueron críticos con la forma en que se gestionan las políticas agroambientales.
Palabras clave: prácticas agro-ganaderas, multifuncionalidad, ganaderos, ciudadanos, análisis de contenidos.
SUMMARY
Our aim was to determine the social perceptions about the relationship between livestock and the environment in
Mediterranean mountain agro-ecosystems. Two focus groups with farmers and three with citizens were carried out. We used
inductive content analysis to short the ideas in categories (agricultural practices and ecosystem services) and to establish the
relationships between them. There were differences between farmers and citizens. Farmers showed greater knowledge of
ecosystem services (especially regulating) and their relationships with agricultural practices. Citizens showed lower
knowledge, however gave much importance to cultural services. Overall, the most important services included the provision
of quality food, conservation of biodiversity, landscape aesthetics and protection against wildfires. All stakeholders
recognized the importance of public goods delivered by grazing livestock, but were critical on the way agri-environmental
policies are managed.
Key words: farming practices, multifunctionality, farmers, citizens, content analysis.
309
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
INTRODUCCIÓN
Los agro-ecosistemas mediterráneos de montaña (fundamentalmente sistemas agropastorales) proveen un amplio rango de bienes y servicios a la sociedad que revelan el papel
multifuncional de la ganadería (Rodríguez-Ortega et al., 2014). Sin embargo, la ganadería
tradicional, y por tanto los agro-ecosistemas sobre los que se asienta, están siendo
amenazados como consecuencia de procesos opuestos, aunque con frecuencia simultáneos, de
abandono e intensificación (Bernués et al., 2011). Las políticas agroambientales pretenden
promocionar la adopción de estrategias agrarias beneficiosas para el medio ambiente y para la
provisión de servicios de los ecosistemas (SE), concepto que se define en función de los
beneficios obtenidos por los humanos de la naturaleza. Por ello, tanto para el diseño de dichas
políticas como para su buena aceptación por parte de toda la sociedad (que las financia) y de
los ganaderos (beneficiarios y gestores del territorio), es preciso conocer cómo entienden las
relaciones entre la actividad agraria y el medio ambiente (Smith y Sullivan, 2014). La
literatura acerca de las percepciones de distintos beneficiarios de los SE va en aumento
(Bernués et al., 2013; Kelemen et al., 2013; Smith y Sullivan, 2014). Sin embargo, no hemos
encontrado trabajos centrados en la percepción de los efectos de prácticas agrícolas sobre los
SE. El objetivo de este trabajo es analizar en profundidad las percepciones y conocimientos
de ganaderos y ciudadanos sobre las relaciones entre las prácticas agrarias llevadas a cabo en
los agro-ecosistemas mediterráneos de montaña basados en el pastoreo y los SE.
MATERIAL Y MÉTODOS
Se llevaron a cabo cinco dinámicas de grupo sobre relaciones entre ganadería y medio
ambiente en agro-ecosistemas de montaña Mediterránea. Dos dinámicas de grupo reclutaron
ganaderos (n=11) y las otras tres ciudadanos (n=22). Las sesiones duraron aproximadamente
1,5 horas y fueron dinamizadas por un moderador, basándose en cinco preguntas: 1. ¿Conoces
el término “servicios de los ecosistemas”? 2. ¿Cómo crees que afecta la ganadería al
ecosistema y a la inversa? 3. ¿En qué crees que te afecta a ti personalmente la relación entre la
actividad ganadera y el ecosistema? 4. ¿En qué zonas crees que se puede apreciar el efecto de
la actividad ganadera sobre el ecosistema? 5. ¿Crees que se deben compensar
económicamente los servicios de los ecosistemas? ¿Quién? ¿En qué forma?.
Las sesiones fueron grabadas en vídeo y transcritas para después llevar a cabo un
análisis inductivo del contenido. El análisis inductivo permite describir y cuantificar un
310
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
fenómeno a través del análisis sistemático de mensajes escritos y visuales, haciendo posible
identificar elementos clave (palabras, frases o conceptos) y clasificarlos en una serie de
categorías (Elo y Kyngäs, 2008). En este caso, las categorías fueron las prácticas ganaderas y
los SE, estos últimos clasificados a su vez en cuatro subcategorías (Rodríguez-Ortega et al.,
2014): i) de abastecimiento (productos obtenidos del ecosistema); ii) de regulación
(beneficios derivados de la regulación de los procesos ecosistémicos); iii) de soporte
(necesarios para la producción del resto de servicios); y iv) culturales (beneficios inmateriales
que el ser humano obtiene de su experiencia con el ecosistema). Otras ideas que aparecieron
en las discusiones se agruparon como otros factores de sostenibilidad, si bien no se presentan
en este trabajo. Los resultados se representaron visualmente para ganaderos y ciudadanos por
separado, y mostraron las relaciones que establecieron entre las prácticas ganaderas y las
subcategorías de los SE, explicando el efecto mediador. Las prácticas ganaderas y las
subcategorías de SE fueron representadas con formas y colores diferentes y su tamaño se
estableció en función de la cantidad tiempo empleado en su discusión.
RESULTADOS Y DISCUSIÓN
Percepción de los ganaderos sobre los servicios de los agro-ecosistemas
Los ganaderos mostraron un amplio conocimiento de muchos SE (14), siendo capaces
de conectarlos con distintas prácticas ganaderas (15) y entre sí (Figura 1). En general,
demostraron gran capacidad de reconocer la complejidad de los procesos ecológicos
involucrados (Kelemen et al., 2013). Destacó la provisión de “alimentos de calidad”, influida
por una correcta dieta animal (natural, saludable y sin aditivos) y por una producción ética
(los animales criados en libertad proporcionan mejores productos que en cautiverio); atributos
extrínsecos que son crecientemente demandados por la sociedad (Bernués et al., 2013).
Además, los “alimentos de calidad” se conectaron al servicio “cultura y arte” mediante la
gastronomía. Las “materias primas” (forraje propio y frutos silvestres) también fueron
consideradas como servicios de aprovisionamiento de gran importancia.
Los servicios de regulación fueron los más debatidos. Profundizaron sobre todo en la
“prevención de perturbaciones” en forma de incendios forestales. Éstos y la protección de la
biodiversidad fueron considerados servicios inherentes a la ganadería tal y como describió
Cooper et al. (2009).
311
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
Figura 1. Percepción de los ganaderos (n=11) sobre las prácticas ganaderas y los servicios de los agroecosistemas.
312
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
Los incendios se conectaron con cinco prácticas ganaderas relacionadas con la
limpieza del monte y una gestión ganadera adecuada, de acuerdo a la literatura (Ruíz-Mirazo
y Robles, 2012). La carga ganadera fue la práctica más comentada y conectada con varios
servicios de regulación. El cambio periódico de zonas de paso fue considerado clave en la
“prevención de la erosión”. A su vez, un buen manejo del estiércol favorece la “regulación de
la calidad del aire” y la “gestión de residuos”. La “protección del pool de genes
(biodiversidad)” fue el servicio de hábitat más discutido. Las prácticas que interaccionan con
él fueron: el manejo ecológico (evitar el uso de pesticidas favorece la biodiversidad) (Smith y
Sullivan, 2014); la diversidad de cultivos (atrae aves granívoras); las ayudas agroambientales
para la conservación de especies; y el abandono de reses muertas (clave en la conservación de
carroñeras) (Margalida et al., 2011). A su vez, la biodiversidad, a través de la cadena trófica,
contribuye al “mantenimiento de ciclos biológicos”. Por otro lado, la “protección de la
biodiversidad” ofrece un servicio cultural de “educación” en referencia al estudio de la
misma. El servicio cultural más comentado fue el aspecto “estético” del paisaje, modulado
por el ganado y sobre el que los ganaderos pueden intervenir mediante sus prácticas. Los
ganaderos reconocieron que este servicio provoca “experiencias espirituales” y atrae al
“turismo”. Generalmente las discusiones llevadas a cabo por ganaderos estuvieron
relacionadas con sus intereses particulares y prácticas ganaderas habituales, como muestran
estudios previos (Kelemen et al., 2013; Smith y Sullivan, 2014).
Percepción de los ciudadanos sobre los servicios de los agro-ecosistemas
Los ciudadanos mostraron menor conocimiento acerca de los SE (13), conectándolos
con las prácticas ganaderas (13) individualmente, rara vez con dos (Figura 2). El servicio más
importante con diferencia fueron los “alimentos de calidad”, relacionados con las mismas
prácticas comentadas por los ganaderos. Otro servicio de abastecimiento discutido
brevemente fue el “mantenimiento de recursos genéticos” relacionándolo con la importancia
del uso y conservación de especies autóctonas. Los servicios de regulación fueron discutidos
superficialmente. Sin embargo, hicieron gran hincapié en la “prevención de incendios
forestales”; conectándolo con el pastoreo como forma económica de eliminar biomasa
combustible, y con los montes comunales como sistemas bien gestionados. También trataron
la importancia de una carga ganadera óptima para la “gestión de residuos” y la “fertilidad del
suelo”. La “protección del pool de genes” fue el servicio de hábitat más discutido, afectado
por las mismas prácticas que comentaron los ganaderos, añadiendo la carga ganadera óptima.
313
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
Figura 2. Percepción de los ciudadanos (n=22) sobre las prácticas ganaderas y los servicios de los agroecosistemas.
314
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
El
“mantenimiento
de
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
ciclos
biológicos”
se
relacionó
con
explotaciones
autosuficientes a pequeña escala que mantienen los ciclos de nutrientes equilibrados, de
acuerdo a los principios de la agroecología aplicada a la producción ganadera (Dumont et al.,
2013).
Los servicios culturales se mencionaron repetidas veces. El más debatido, igual que en
los ganaderos, fue el valor “estético” del paisaje, en relación a cuatro prácticas: el pastoreo
mediante la creación de praderas estéticamente atractivas; la no sobreexplotación que evita la
desertificación; la presencia del ganado en la montaña; y el mantenimiento de edificaciones
tradicionales. La cercanía a los animales en libertad evocó “experiencias espirituales”.
Aunque los ciudadanos no dedicaron mucho tiempo a profundizar acerca de estos
servicios, conectaron unos con otros, considerando que la belleza “estética” del paisaje atrae
al turismo, y que la “cultura y arte” deriva de la gastronomía (“alimentos de calidad”) y el
patrimonio cultural. Además, “cultura y arte” se relacionaron con la “educación” a través de
la historia.
CONCLUSIONES
Pese a las diferencias mostradas, tanto ganaderos como ciudadanos reconocen la
importancia de los servicios proporcionados por los agro-ecosistemas y la necesidad de su
reconocimiento a nivel social. De entre ellos, les dan especial importancia al abastecimiento
de alimentos de calidad, la protección de la biodiversidad, el valor estético de los paisajes
culturales y la prevención de incendios forestales. Además, son conscientes de cómo las
prácticas ganaderas afectan a estos servicios, destacando la importancia de la dieta animal, la
producción ética y la carga ganadera. La información obtenida es valiosa para diseñar las
políticas agroambientales de acuerdo a las demandas de la sociedad.
REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS
BERNUÉS A., RUIZ R., OLAIZOLA A., VILLALBA D. Y CASASÚS I. (2011) Sustainability of pasture-based
livestock farming systems in the European Mediterranean context: Synergies and trade-offs. Livestock
Science 139, 44-57.
BERNUÉS A., RODRÍGUEZ-ORTEGA T., RIPOLL-BOSCH R. Y CASASÚS I. (2013) A qualitative research
on Spanish farmers and citizens perceptions of ecosystem services provided by mountain livestock
farming, 17th Meeting of the FAO-CIHEAM Mountain Pastures Network, Pastoralism and ecosystem
conservation, Trivero, Italy, 12-16.
315
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
COOPER T., HART K. Y BALDOCK D. (2009) Provision of Public Goods through Agriculture in the European
Union. Institute for European Environmental Policy, London.
DUMONT B., FORTUN-LAMOTHE L., JOUVEN M., THOMAS M. Y TICHIT M. (2013) Prospects from
agroecology and industrial ecology for animal production in the 21st century. Animal 7, 1028-1043.
ELO S.Y KYNGÄS H. (2008) The qualitative content analysis process. Journal of Advanced Nursing 62, 107115.
KELEMEN E., NGUYEN G., GOMIERO T., KOVÁCS E., CHOISIS J.-P., CHOISIS N., PAOLETTI M.G.,
PODMANICZKY L., RYSCHAWY J., SARTHOU J.-P., HERZOG F., DENNIS P. Y BALÁZS K.
(2013) Farmers’ perceptions of biodiversity: Lessons from a discourse-based deliberative valuation
study. Land Use Policy 35, 318-328.
MARGALIDA A., COLOMER M.A. Y SANUY D. (2011) Can wild ungulate carcasses provide enough
biomass to maintain avian scavenger populations? An empirical assessment using a bio-inspired
computational model. PLoS ONE 6, e20248.
RODRÍGUEZ-ORTEGA T., OTEROS-ROZAS E., RIPOLL-BOSCH R., TICHIT M., MARTÍN-LÓPEZ B. Y
BERNUÉS A. (2014) Applying the ecosystem services framework to pasture-based livestock farming
systems in Europe. Animal 8, 1361-1372.
RUIZ-MIRAZO J. Y ROBLES A.B. (2012) Impact of targeted sheep grazing on herbage and holm oak saplings
in a silvopastoral wildfire prevention system in south-eastern Spain. Agroforestry Systems 86, 477-491.
SMITH H.F. Y SULLIVAN C.A. (2014) Ecosystem services within agricultural landscapes-Farmers'
perceptions. Ecological Economics 98, 72-80.
316
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
ESTUDIO PRELIMINAR DE LA APLICACIÓN DE QUEMA PRESCRITA
PARA LA RECUPERACIÓN DE PASTOS EN EL PARQUE NATURAL DEL
MONTSENY
PRELIMINARY STUDY ABOUT THE APPLICATION OF PRESCRIBED BURNING TO RECOVERY
GRASSLANDS IN THE MONTSENY NATURAL PARK
LL. MARTINEZ UJALDÓN1, C. CASAS ARCARONS2 Y J. PLAIXATS BOIXADERA3
1
Oficina Tècnica de Parcs Naturals. Diputació de Barcelona. c/ Comte d'Urgell 187. Edifici del Rellotge 3ª planta. 08036
Barcelona (España). [email protected] 2Grup de Recerca en Biodiversitat, Ecologia, Tecnologia i Gestió Ambiental
(BETA). Universitat de Vic-UCC. c/ de la Laura 13. 08500 Vic (España). [email protected] 3Departament de Ciència
Animal i dels Aliments. Universitat Autònoma de Barcelona. Ed. – V. Campus de la UAB. 08193 Bellaterra (España).
[email protected]
RESUMEN
En el Pla de la Calma, en la Reserva de la Biosfera y Parque Natural del Montseny (Cataluña), el pastoreo ha sido
una actividad tradicional, básica para la economía rural y a su vez modeladora del paisaje. Los cambios de la estructura
económica del último medio siglo han causado la despoblación y el abandono de las prácticas ganaderas de forma que se ha
producido una evolución hacia la homogeneización del paisaje, la disminución de la diversidad y la pérdida de superficie de
pastoreo necesaria para permitir una actividad agropecuaria viable. El objetivo de este trabajo ha sido evaluar el efecto de la
aplicación de la quema prescrita sobre la recuperación de la cubierta herbácea, comparado con el desbroce, así como el efecto
del pastoreo, en antiguos prados de siega abandonados. Se han obtenido resultados de cobertura, altura y densidad herbácea e
índices de diversidad (riqueza de especies y Shannon) y producción de materia seca. Los resultados obtenidos indican que la
aplicación del fuego de baja intensidad es también una herramienta útil para la recuperación de superficies pastables, permite
el mantenimiento de la diversidad y además constituye una técnica de menor coste económico.
Palabras clave: fuego controlado, desbroce, producción, diversidad, pastoreo.
SUMMARY
Grazing in the Pla de la Calma in the Biosphere Reserve and Natural Park of Montseny has been a traditional
activity, central to the rural economy and landscape modelling. Changes in the economic structure in the last half century
have caused depopulation and abandonment of farming practices. The evolution of ancient grasslands has led to the
homogenization of the landscape, decreased diversity, and loss of surface area of meadows and pastures needed to enable
farming. The aim of this study was to evaluate the use of prescribed burning in the recovery of pastures compared to
mechanical work. Results of herbaceous cover, height, density, diversity indices (species richness and Shannon) and dry
matter production have been obtained. The results indicate that the prescribed burning tool is a valid method to recover
ancient abandoned pastures, at the same time allowing the maintenance of landscape and additionally is less expensive.
Keywords: fire, clearing, plant production, diversity, grazing.
317
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
INTRODUCCIÓN
La transformación causada por el abandono del aprovechamiento de los pastos
produce la rápida extensión de las especies más competitivas provocando, en general, la
simplificación del paisaje, la disminución de la diversidad vegetal y animal y la reducción de
los recursos pastorales, tanto en extensión como en producción y valor nutritivo (Zarovali et
al., 2007). En el Parque Natural y Reserva de la Biosfera del Montseny (Cataluña), como en
otras áreas mediterráneas protegidas, también se ha producido este proceso (Bartolomé et al.,
2005). En el Pla de la Calma, después de haber realizado sucesivas actuaciones de desbroce,
se ha iniciado la aplicación de quemas prescritas. La quema prescrita se entiende como la
aplicación controlada de fuego bajo unas condiciones meteorológicas, de combustible y
topográficas fijadas, y debe ser ecológicamente beneficiosa para la vegetación y ser
socialmente aceptada entre gestores, propietarios y usuarios del espacio forestal (Águeda et
al., 2004). Existe un gran consenso en considerar que la quema tiene un efecto positivo sobre
la diversidad (Ascoli y Bovio, 2013, Kiersch et al., 2012, Mohamad et al., 2012).
El objetivo principal de este estudio ha sido evaluar la quema prescrita como
tratamiento para conseguir la recuperación y desarrollo del estrato herbáceo, en antiguos
prados de siega abandonados, comparado con el desbroce. También se ha evaluado el efecto
del aprovechamiento a diente por el ganado tras la aplicación de los tratamientos de quema y
desbroce.
MATERIAL Y MÉTODOS
Área de estudio
El presente estudio se llevó a cabo en el Parque Natural y Reserva de la Biosfera del
Montseny, dentro de la región mediterránea en el Noreste de la Península Ibérica. Las
parcelas experimentales, se establecieron en una zona ubicada alrededor de los 1000 msm en
el altiplano del Pla de la Calma (entre los 41º44´ y 41º47´ de latitud norte y los 2º18´ y 2º22´
de longitud oeste) de clima mediterráneo húmedo, con una precipitación media anual
comprendida entre 700 y 1000 mm y temperatura media anual de 10°C. La vegetación,
resultado del abandono del aprovechamiento como prados de siega desde mediados del siglo
pasado y sometidos a presencia ocasional del ganado supera fácilmente los 40 cm de altura y
fitocenológicamente estos prados corresponden a la clase Festuco-Brometea erecta (alianza
Mesobromion erecta).
318
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
Tratamientos
A finales del invierno del 2013 se llevaron a cabo los tratamientos de quema y
desbroce. El fuego utilizado fue de baja intensidad, descendiente y en patrón de líneas
separadas un metro entre ellas, que generó llamas de longitud máxima entre 1 y 1,5 m. La
quema controlada abarcó una superficie total de 2,3 ha y fue realizada por el Grup de
Recolzament d'Actuacions Forestals (GRAF) de los bomberos de la Generalitat de Catalunya.
Seguidamente se desbrozó una área contigua de 1,45 ha, mediante el uso de desbrozadora
manual y se retiró la vegetación resultante. Un total de 10 parcelas de exclusión de 5 m x 5 m
se distribuyeron en 4 parcelas por tratamiento (desbroce y quema) y dos control. El efecto del
pastoreo se evaluó bajo la acción del rebaño mixto de 400 cabezas, (80% ovejas ripollesas y
20% cabras de Rasquera) que pastorea durante todo el año.
Estudio de la vegetación
El estudio de la composición florística se realizó en junio de 2013, siguiendo el
método de intercepción lineal (Cummings y Smith, 2000). Dentro de cada parcela se realizó
un transecto de 5 m de longitud, sobre la diagonal, con contactos cada 5 cm y se determinó la
cobertura, la altura y la densidad de las especies herbáceas. La diversidad de especies se
determinó calculando el índice de riqueza de especies (S) y el de diversidad ecológica de
Shannon-Weaver [-Σ (pi x ln pi)]. Para determinar la producción se segó manualmente la
vegetación de una subparcela de 50 cm x 50 cm dentro del área de exclusión, en junio de
2013 y 2014. El efecto del pastoreo se determinó en junio de 2014 segando la misma
superficie fuera de la zona de exclusión. Las muestras fueron pesadas y sometidas a
desecación en una estufa a 70ºC y a continuación se determinó contenido en materia seca a
105ºC durante 48 horas.
Todos los resultados obtenidos se sometieron a análisis de la varianza (ANOVA)
mediante el paquete estadístico JMP de SAS. Para la comparación de medias entre
tratamientos se empleó el test de Fisher del mismo paquete estadístico.
RESULTADOS Y DISCUSIÓN
Composición florística
En las Figuras 1 y 2 se puede observar la frecuencia de las especies en los tratamientos
de quema y desbroce. La vegetación de todas las parcelas se caracteriza por una elevada
presencia de Brachypodium phoenicoides y Arrhenaterum elatius excepto en las desbrozadas
319
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
donde es aún más abundante la especie Ononis spinosa. Las especies leñosas representan el
23,18% de la cobertura total en las parcelas desbrozadas, mientras que en las quemadas
ocupan el 6,44%. La cobertura de la vegetación fue en ambos tratamientos del cien por cien.
Figura 1. Porcentaje de recubrimiento de las especies observadas en las parcelas quemadas.
Figura 2. Porcentaje de recubrimiento de las especies observadas en las parcelas desbrozadas.
La Figura 3 muestra los porcentajes de cobertura de gramíneas, leguminosas y otras
especies y no se han observado diferencias significativas (p<0.05) lo que no era de esperar.
320
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
En general las gramíneas representan alrededor de 2/3 del total y son las parcelas desbrozadas
las que presentan mayor porcentaje de leguminosas.
Figura 3. Cobertura de la vegetación por grupos y tratamientos. Media de los porcentajes de
recubrimiento ± E.E.
Diversidad y estructura herbácea
En la Tabla 1 se puede observar que no existen diferencias significativas en los índices
de diversidad ecológica y riqueza de especies, ni entre tratamientos ni respecto al control. Sin
embargo algunos autores indican que la quema los favorece (Mohammad et al., 2012, Kiersch
et al., 2012). En relación a la estructura herbácea se observan diferencias significativas en la
densidad de la vegetación siendo las parcelas desbrozadas las que presentan un valor inferior.
Tabla 4. Diversidad de la flora y estructura herbácea. Media (±E.E).
Tratamiento
Índice de Shanon
(H)
Riqueza de especies
(S)
Densidad (nº
Contactos/punto)
Altura media (cm)
CONTROL
2,37
±
0,37
19,00
±
5,00
3,05
±
0,23 a
50,32
±
13,02
QUEMA
2,31
±
0,22
21,00
±
1,00
2,73
±
0,05 a
41,55
±
3,45
DESBROCE
2,02
±
0,17
15,00
±
1,50
2,08
±
0,04 b
54,45
±
25,85
Las letras diferentes en las columnas indican diferencias estadísticamente significativas (p<0,05)
321
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
Producción herbácea
Los resultados obtenidos de producción herbácea, expresados en materia seca por
hectárea, no presentan diferencias significativas (p<0.05) ni entre los tratamientos, ni entre las
dos épocas de corte (Figura 4).
Figura 4. Producción en kg de MS/ha. Media ± E.E.
Figura 5. Efecto del pastoreo sobre la producción en kg de MS/ha. Media ± E.E.
El efecto del pastoreo sobre la producción herbácea se determinó un año después
(2014) de haber aplicado los tratamientos. En la Figura 5 se puede observar que existen
diferencias significativas entre la hierba pastada y no pastada de las superficies quemadas.
322
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
Este resultado indica la preferencia del rebaño por la hierba de las superficies
quemadas en relación a la hierba de las desbrozadas o no tratadas, lo que coincide con los
resultados de Brady et al. (2011).
CONCLUSIONES
Tanto el tratamiento de quema controlada como el desbroce han permitido, a corto
plazo, el 100% de recubrimiento del suelo. Ni la quema ni el desbroce han alterado
significativamente la composición florística, la diversidad ecológica y la riqueza de especies.
Sin embargo el desbroce ha reducido la densidad de la vegetación. La producción herbácea no
se ha visto afectada por los tratamientos. Los animales han permanecido más tiempo de
pastoreo en las zonas quemadas.
La quema controlada de baja intensidad y el desbroce mecánico constituyen dos
herramientas útiles para la recuperación de prados de siega, largo tiempo abandonados, que
han evolucionado a estados de la vegetación poco apetecibles para el ganado. La quema
controlada probablemente presenta más ventajas como herramienta de gestión ya que presenta
menor coste económico y la vegetación resultante es más consumida por los animales. Es
necesario hacer el seguimiento de este estudio preliminar, en los próximos años, e iniciar
otros estudios en otras formaciones vegetales para determinar cuál de los tratamientos es más
eficaz para la gestión del parque.
AGRADECIMIENTOS
Nuestro agradecimiento al equipo del Parque Natural del Montseny, al grupo GRAF del
cuerpo de bomberos de la Generalitat de Catalunya y a la financiación de la Diputación de
Barcelona.
REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS
ÀGUEDA A., PÉREZ Y., GIMÉNEZ A., PASTOR E., ARNALDOS J. Y PLANAS E. (2004) Les cremes
prescrites: una eina per a la investigació en incendis forestals. II Congrés d'Enginyeria en Llengua
Catalana. DVD d'actes II Congrés d'Enginyeria en Llengua Catalana.
ASCOLI D. Y BOVIO G. (2013) Prescribedburning in Italy: issues, advancesand challenges. Forest –
BiogeosciencesandForestry, 6, 79-89.
323
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
BARTOLOMÉ J., PLAIXATS J., FANLO R. Y BOADA M. (2005) Conservation of Isolated Atlantic
Heathlands in the Mediterranean Region: Effects of Land-Use Changes in the Montseny Biosphere
Reserve (Spain).Biological Conservation, 122(1), 81-88.
BRADY A., FUHLENDORF S., ENGLE D. Y ELMORE R. D. (2011) Ungulate preference for burned patches
revealsstrength of fire–grazinginteraction. Ecol Evol.1,132–144.
CUMMINGS J. Y SMITH, D. (2000) The line-intercept method: A tool for introductory plant ecology laboratories.
Tested studies for laboratory teaching. 22, 234-246.
KIERSCH K., KRUSE J., ECKHARDT K., FENDT A., STREIBEL T., ZIMMERMANN R., BROLL G. Y
LEINWEBER P. (2012) Impact of grassland burning on soil organic matter as revealed by a synchrotron –
and pyrolysis–mass spectrometry-based multi-methodological approach. Organic Geochemistry 44, 8-20.
MOHAMMAD N., ALHAMAD MOHAMMAD A., ALRABABAHY MAMOUN A. Y GARAIBE H. (2012)
Impact of burning and fertilization on dry Mediterranean grassland productivity and diversity. Jordan Acta
Oecologica 40, 10-14.
ZAROVALI M.P., YIAKOULAKI M.D. Y PAPANASTASIS V.P. (2007) Effects of shrub encroachment on
herbage production and nutritive value in semi-arid Mediterranean grasslands. Grass and
ForageScience, 62, 355-363.
324
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
COMPOSICIÓN ANTIOXIDANTE DE BELLOTAS Y PASTOS DE DEHESA
DURANTE EL PERIODO DE MONTANERA EN EXTREMADURA
ANTIOXIDANT COMPOSITION OF ACORN AND GRASS IN THE DEHESA ECOSYSTEM OF
EXTREMADURA DURING THE MONTANERA PERIOD
M. CABEZA DE VACA, D. TEJERINA, S. GARCÍA-TORRES, E. PRIOR, A. GORDILLO Y E.
MARTÍN-TORNERO
Instituto de Investigaciones Agrarias Finca La Orden. CICYTEX. Autovía A5, P.K. 372. 06187 Guadajira. Badajoz (España).
[email protected]
RESUMEN
Durante las montaneras 2012/2013 y 2013/2014, en veintisiete zonas de muestreo ubicadas en nueve dehesas
distribuidas a lo largo de la región de Extremadura, se recogieron muestras de pastos (n=184) y de bellotas (n=167 de encina
y n=50 de alcornoque) para la caracterización de su composición antioxidante estudiar el efecto del año y, en el caso de la
bellota, también el de la especie. Se determinaron los contenidos en materia seca (MS), α-tocoferol, γ-tocoferol, taninos
condensados (TC) y polifenoles totales (PT), así como la actividad antioxidante total (AAT). Respecto a la bellota, los
mayores contenidos en γ-tocoferol y TC aparecen asociados a la encina y los mayores valores de PT y AAT al alcornoque ; y
mientras que los PT y la AAT no se vieron afectados por el año de recolección, los restantes compuestos mostraron mayores
valores en el segundo año de estudio. La composición antioxidante del pasto se vio afectada por el año de estudio.
Finalmente, se observaron diversas correlaciones entre los compuestos estudiados, especialmente entre PT y AAT, tanto para
el pasto como para la bellota.
Palabras claves: dehesa, bellota, pasto, montanera, Quercus.
SUMMARY
Over 2012/2013 and 2013/2014 montanera periods, and from twenty seven sampling areas of nine different dehesa
farms located along the region of Extremadura, samples of pastures (n = 184) and acorns of holm oak (n = 167) and cork oak
(n= 50) were collected. The aim of the present study was to characterize their antioxidant composition, and to study how the
factors of year and specie, in the case of the acorn, affect it. The contents of dry matter (MS), α-tocopherol, γ-tocopherol,
condensed tannins (TC), total polyphenols (PT) and total antioxidant activity (AAT) were determined. Regarding acorn,
higher contents of γ-tocopherol and TC were linked to holm oak and higher values of PT and AAT to cork oak. Although PT
and AAT contents were not affected by harvest year, the remaining compounds showed higher values in the second year of
study. Antioxidant composition of pasture was affected by the year. Finally, significant correlations between some chemical
parameters were observed, specially between AAT and PT on both pasture and acorns.
Key words: dehesa, acorn, grass, free-rearing, Quercus.
325
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
INTRODUCCIÓN
La dehesa es un sistema agroforestal característico del suroeste de la Península Ibérica,
que abarca en España una superficie de3.515.920 ha, de las cuales 1.237.000 ha (35%) se
localizan en Extremadura. Se trata de un ecosistema seminatural donde los pastos anuales y la
masa arbórea, dominada principalmente por Quercus ilex subsp. Ballota (Desf.). y Quercus
suber L., se gestionan de manera tradicional con el fin de proporcionar forraje y frutos
(bellota) para la alimentación del ganado.
De esta manera, los productos cárnicos que provienen de cerdos ibéricos engordados
en su fase final con la bellota y el pasto disponible en la dehesa durante el periodo de
montanera (de octubre a marzo), son especialmente valorados por los consumidores debido a
su alta calidad. Esta calidad viene dada, en parte, por las características que la bellota y el
pasto aportan a la carne, así como por los antioxidantes que les transmiten a la misma (Rey et
al. 2010) y que contribuyen a evitar procesos de enranciamiento durante los períodos de
maduración que pueden dar lugar a colores, olores y sabores indeseables en los productos
curados. Sin embargo, la composición nutritiva de estos recursos naturales evoluciona con el
tiempo y depende de diversos factores como la composición botánica o las características del
entorno (Tejerina et al. 2011 y Vázquez de Aldana et al.2008).
Con todo ello, los objetivos del presente estudio fueron: valorar los contenidos en
compuestos antioxidantes y la capacidad antioxidante total de los pastos y bellotas recogidos
en Extremadura durante dos periodos de montanera; estudiar el efecto del año y/o la especies
sobre los parámetros determinados y evaluarla correlaciones entre los mismos.
MATERIAL Y MÉTODOS
La recolección de las muestras de
pasto y de bellota tuvo lugar durante dos
Portugal
España
EXTREMADURA
periodos de montanera (del 25/11/2012 al
15/02/2013,
y
del
15/11/2013
al
01/03/2014), tomándose muestras de pasto y
bellotas en nueve dehesas de Extremadura
(38º21 '03 y 39º54 '43' 'N y6º11' 22''
y7º04'54'
'W)
(Figura
1),
con
una
Figura 1. Localización de las fincas de
recolección.
periodicidad mensual. Dentro de cada finca, se seleccionaron al azar tres zonas de muestreo
326
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
de1ha, que se mantuvieron constantes durante los dos años de estudio (en total 27 zonas de
muestreo).
Aunque estas zonas mostraron diferencias en cuanto a clima, gestión, suelo, etc., todas
ellas tuvieron en común su estructura adehesada, así como el aprovechamiento con cerdo
ibérico durante el periodo de muestreo. Cada zona de muestreo contó con una masa arbórea
del género Quercus L., conformada por encinas y/o alcornoques, y una cubierta continua de
pastos, constituidas por pastos naturales, pastos mejorados, bonales, majadales o cultivos
forrajeros, contando en algunos casos con presencia de matorral (retama o tomillo).
Encada zona de muestreo, la bellota se recolectó directamente del suelo, cogiendo
frutos(2-3 kg) de diversos árboles seleccionados al azar, y los pastos se recolectaron
manualmente, realizando trayectorias aleatorias y tomando una mezcla de pasto (2 kg) que
representase la globalidad de la zona de recolección.
El estudio finalmente se llevó a cabo con 217 muestras de bellota (50 de encina y167
de alcornoque) y 184 muestras de pasto. Una vez en el laboratorio, de cada muestra se separó
una parte, 150 g para pasto y 40 frutos para bellota, que fue congelada a-20C, liofilizada y
molida para sus posteriores análisis químicos. En el caso de las bellotas sólo se analizó el
endocarpio.
Análisis químico
Los parámetros determinados fueron: contenidos en materia seca (MS), vitamina E (αy γ-tocoferol), taninos condensables (TC), polifenoles totales (PT) y actividad antioxidante
total (AAT). Todos los análisis se realizaron por duplicado.
La MS se determinó por gravimetría a través del liofilizado de las muestras
previamente congeladas a -20ºC. Los contenidos α-y γ-tocoferol fueron determinados por el
método definido por Cayuela et al. (2003) a partir del material liofilizado y molido. Los PT,
TC y la AAT fueron determinados a partir del mismo extracto obtenido con una mezcla de
MeOH: H2O (80:20v/v) sobre la muestra liofilizada. Los contenidos en PT fueron analizados
por el método colorimétrico de Folin-Ciocalteu (Singlenton y Rosi, 1965), los TC por el
método espectrofotométrico descrito por Waterman y Mole (1994) y la AAT por el método
del radical libre de ABTS de acuerdo con la técnica de Cano et al. (1998).
327
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
Análisis estadístico
Para los análisis estadísticos se empleó el paquete de software PASW Statistics 18
(SPSS Inc.), realizándose para cada parámetro: un estudio descriptivo; el estudio de los
efectos de la especie y el año a través de análisis de la varianza, de una vía para el efecto año
en pasto y de dos vías para los efectos especie y año en bellota; y análisis de correlaciones
bivariadas de Pearson para la determinación de las relaciones entre cada uno de los
parámetros estudiados.
RESULTADOS Y DISCUSIÓN
Tanto para la bellota como para el pasto, los resultados obtenidos de los parámetros
estudiados, a nivel global de las veintisiete zonas de muestreo durante las dos montaneras de
estudio, son los recogidos en la tabla 1.
Tabla 5. Valores descriptivos de parámetros asociados a la actividad antioxidante en pastos y bellotas
durante dos periodos de montanera en Extremadura.
Media
Mínimo
Máximo
Desviación típica
BELLOTA
MS endocarpio (g/100 g)
55,15
37,07
77,52
4,58
(nº muestras encina=167)
α-tocoferol (µg/g MS)
7,84
2,14
17,17
3,15
(nº muestras alcornoque=50 )
γ-tocof (µg/g MS)
44,19
22,12
68,90
10,11
TC (mg catequina/g MS)
1,16
0,13
4,81
0,86
PT (mg ácido gálico /g MS)
15,28
4,91
35,19
6,68
AAT (mg Trolox/g MS
52,65
18,54
129,85
20,92
PASTO
MS g/100 g)
14,97
8,71
36,83
4,07
(nº muestras =184)
α-tocof (µg/g MS)
32,73
9,24
86,34
17,58
γ-tocof (µg/g MS)
5,73
0,40
50,39
6,25
PT (mg ácido gálico/g MS)
11,83
4,12
29,08
4,48
AAT (mg Trolox/g MS)
34,70
10,33
84,91
12,78
Respecto a la pulpa de bellota, los valores de MS concuerdan con los encontrados por
Rodríguez-Estévez et al. (2008). Aunque los contenidos de α-tocoferol y γ-tocoferol han
resultados inferiores a los encontrados en otros estudios (Tejerina et al. (2011), Rey et al.
(2010), Rodríguez-Estévez et al. (2008), Cantos et al.(2003)), resultan similares a los
obtenidos por López Carrasco et al. (2011a) en los últimos periodos de recolección. Los
328
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
contenidos de TC son similares a los encontrados por Tejerina et al. (2011) y Cadahia et al.
(1993), mientras que los contenidos en PT resultaron inferiores a los mostrados por Cadahía
et al. (1993).
En relación a los parámetros determinados en pasto, los contenidos en MS están en
consonancia Tejerina et al. (2011) y Rey et al. (2010). Para los contenidos en vitamina E, los
valores de α-tocoferol fueron inferiores a los encontrados por López Carrasco (2011 b) y Rey
et al. (2010), aunque en niveles similares a Tejerina et al. (2011), mientras que, los contenidos
de γ-tocoferol son similares a los mostrados en estos tres trabajos.
Todas estas diferencias respecto a trabajos similares, podrían ser explicadas por las
variaciones en el periodo de recolección de cada estudio (López Carrasco et al. 2011a, López
Carrasco et al. 2011b, Tejerina et al. 2011, Cadahía et al. 1993) o por el año de muestreo
(Tejerina et al. 2011). En el caso de los pastos, podrían deberse también a la diversidad
botánica de los mismos (Cabeza de Vaca et al. 2014).
Tabla 6. Efecto de la especie y del año en parámetros antioxidantes de bellota durante el periodo de
montanera en Extremadura.
Especie
Año
Efecto
Alcornoque
Encina
12/13
13/14
ETM
Especie
Año
Especie x año
MS endocarpio (g/100 g)
54,43
55,36
54,19
56,51
0,313
ns
**
ns
α-tocoferol (µg/g MS)
7,17
8,04
7,30
8,59
0,214
ns
**
ns
γ-tocof (µg/g MS)
37,51
46,21
46,33
41,22
0,690
***
**
ns
TC (mg catequina/g MS)
0,73
1,29
1,28
0,99
0,059
***
*
ns
PT (mg ácido gálico/g MS)
20,73
13,67
15,43
15,07
0,456
***
ns
ns
AAT (mgTrolox/g MS)
68,60
47,95
53,25
51,82
1,427
***
ns
ns
Niveles de significación del ANOVA, ns: p-valor≥0,05; *: p-valor<0,05, **:p-valor<0,01; ***: p-valor<0,001. ETM: error típico de la
media.
Con respecto a los efectos de la especie y el año sobre la bellota (tabla 2), los
contenidos en MS y α-tocoferol no se vieron afectados (p≥0,05) por la especie. Sin embargo,
los mayores contenidos de γ-tocoferol y TC aparecen asociados a la encina (p<0,001),
mientras el alcornoque mostró mayores valores en PT y AAT (p<0,001). El factor año no tuvo
efecto significativo (p<0,05) sobre los contenidos en PT y la AAT; mientras que, y en
concordancia con Tejerina et al. (2011), sí se observaron variaciones significativas (p<0,05)
en los contenidos de MS, α-tocoferol, γ-tocoferol y TC según el año de recolección.
329
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
Tabla 7. Efecto del año en parámetros antioxidantes del pasto de dehesa durante el periodo de montanera
en Extremadura.
Efecto
Año
12/13
13/14
ETM
Año
MS (g/100g)
13,24
17,70
0,302
***
α-tocof(µg/g MS)
23,75
47,16
1,310
***
γ-tocof(µg/g MS)
4,95
7,00
0,466
*
PT (mg ácido gálico/g MS)
11,10
12,96
0,335
*
AAT (mgTrolox/g MS)
35,17
33,94
0,955
ns
Niveles de significación del ANOVA, ns: p-valor≥0,05; *: p-valor< 0,05; ***p-valor<0,001. ETM: error típico de la media.
Al igual que lo observado por Tejerina et al. (2011), el año de estudio afectó a la
calidad de los pastos de montanera (Tabla 3). Así, todos los parámetros estudiados mostraron
mayores valores en el segundo año (p<0,05), salvo la AAT (p≥0,05).
Tabla 8. Coeficientes de correlación de Pearson entre distintos parámetros antioxidantes en bellota y
pastos durante el periodo de montanera en Extremadura.
MS
α-tocoferol
γ- tocoferol
PT
Bellota
α-tocoferol
-0,103
(n=217)
γ-tocoferol
-0,301 ***
0,214 **
PT
-0,485 ***
0,085
-0,099
TC
-0,457***
0,215**
0,138*
0,476***
AAT
-0,443***
0,060
-0,080
0,941***
Pasto
α-tocoferol
0,291 ***
(n=184)
γ-tocoferol
0,047
0,204**
PT
-0,01
0,349 ***
-0,116
AAT
-0,117
0,182 *
-0,160*
TC
0,386***
0,914***
Niveles de significación. *: p-valor< 0,05; **: p-valor<0,01; ***:p-valor<0,001.
Para las relaciones entre los parámetros determinados (tabla 4), destaca la alta
correlación existente entre los contenidos en PT y la AAT, tanto en bellota (R=0,941) como
en pasto (R=0,914). En bellota se observan correlaciones significativas de los TC con los PT
(R=0,476) y con la AAT (R=0,386), y así como correlaciones negativas entre la MS y todos
los parámetros antioxidantes estudiados, excepto el α-tocoferol; mientras que para el pasto el
contenido en α-tocoferol están relacionado positivamente con la MS (R=0,291), los PT
(R=349) y el contenido en γ-tocoferol (R=0,204).
330
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
CONCLUSIÓN
Para las zonas de dehesa de estudio en Extremadura, las bellotas de encinas
presentaron mayores contenidos en γ-tocoferol y taninos condensados que las de alcornoque,
mientras que estas últimas fueron más ricas en polifenoles totales y poder antioxidante total.
Asimismo, tanto para las bellotas como para los pastos de montanera, los compuestos
antioxidantes se vieron afectados de manera significativa por el año de estudio, observándose
una fuerte correlación entre los contenidos fenólicos y la actividad antioxidante total de los
mismos.
REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS
CABEZA DE VACA M., GONZÁLEZ F., GARCÍA-TORRES S., TEJERINA D., PRIOR E. Y MAYA V.
(2014) Efecto de la época de aprovechamiento en la calidad nutritiva de plantago Lagopus L., Biserrula
pelecinus L., Trifolium subterraneum y Medicago polymorpha. En: Busqué Marcos et al. (Eds) Pastos y
PAC. 2014-2020, pp 405-412. Potes. España: Sociedad Española para el Estudio de los Pastos.
CADAHÍA FERNÁNDEZ E., CONDE ARIAS-CAMISÓN E., CAÑELLAS REY DE VIÑAS I. Y GARCÍA
VALLEJO M.C. (1993) Variación del contenido de taninos en las bellotas de Quercus Suber L. Y
Quercus ilex L. durante el proceso de maduración. I Congreso Forestal Español. Lourizán. Ponencias y
comunicaciones, (II), 485–489.
CANO A., HERNÁNDEZ RUÍZ J., GARCÍA-CÁNOVAS F., ACOSTA M. Y ARNAO M. (1998) An end-point
method for estimation of the total antioxidant activity in plant material. Phytochemical analysis, 9, 196202.
CANTOS E., ESPÍN J.C., LÓPEZ-BOTE C., DE LA HOZ L., ORDOÑEZ J.A. Y TOMÁS-BARBERAN F.A.
(2003) Phenolic compounds and fatty acids from acorns (Quercus spp.) the main dietary constituents of
free-ranged Iberian pigs. Journal of Agricultural Food and Chemistry, 51, 6284-6255.
CAYUELA J., GARRIDO M., BAÑÓN S. Y ROS J. (2003) Simultaneous HPLC analysis of α-tocopherol and
cholesterol in fresh pig meat. Journal of Agricultural Food and Chemistry, 51, 1120–1124.
LÓPEZ-CARRASCO C., REY A.I., DAZA A. Y LÓPEZ BOTE C.J. (2011a) Composición en ácidos grasos y
tocoferoles de la bellota de encina en el CIA “dehesón del encinar”, Toledo. En: López-Carrasco et al.
(Eds) pastos, paisajes culturalesentre tradición y nuevos paradigmas del siglo XXI, pp 573-578. Toledo.
España: Sociedad Española para el Estudio de los Pastos.
LÓPEZ-CARRASCO C., REY A.I., DAZA A. Y LÓPEZ BOTE C.J. (2011b) Composición en ácidos grasos y
tocoferoles del pasto herbáceo de otoño en una dehesa toledana. En: López-Carrasco et al. (Eds) pastos,
paisajes culturales entre tradición y nuevos paradigmas del siglo XXI, pp 579-584. Toledo. España:
Sociedad Española para el Estudio de los Pastos.
331
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
REY A., LÓPEZ-BOTE C., DAZA A. Y LAURIDSEN C. (2010) Accumulation and evolution of tocopherols in
dry-cured hams from Iberian pigs as affected by their feeding and rearing system. Food Chemistry,123
(4), 1170-1175.
RODRÍGUEZ-ESTÉVEZ V., GARCÍA MARTÍNEZ A., MATA MORENO C., PEREA MUÑOZ J.M. Y
GÓMEZ CASTRO A.G. (2008) Dimensiones y características nutritivas de las bellotas de los Quercus
de la dehesa. Archivos de Zootecnia, 57(R), 1-12.
SINGLENTON V. Y ROSI J. (1965) Colorimetry of total phenolics with phosphomolub-dic phosphotungstic
acid reagents. American Journal of Enology and Viticulture, 16, 144-158.
TEJERINA D., GARCÍA TORRES S., CABEZA DE VACA M., VÁZQUEZ F. Y CAVA R. (2011) Acorns
(Quercus rotundifolia Lam.) and Grass as Natural Sources of Antioxidants and Fatty Acids in the
“montanera” Feeding of Iberian Pig: Intra- and Inter-annual Variations. Food Chemistry, 124(3), 9971004.
VÁZQUEZ DE ALDANA B., GARCÍA CIUDAD A. Y GARCÍA CRIADO B. (2008) Interannual variations of
above-ground biomass and nutritional quality of Mediterranean grasslands in Western Spain over a 20year period. Australian Journal of Agricultural Reseach, 59, 769-779.
WATERMAN P.G. Y MOLE S. (1994) Analysis of Phenolic Plant Metabolites.Oxford, UK: Blackwell
Scientific Publications.
332
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
EVALUACIÓN DE LA PRODUCCIÓN DE BELLOTA EN ENCINAS
JÓVENES PROCEDENTES DE REPOBLACIÓN
ACORN PRODUCTION OF YOUNG HOLM OAK TREES IN AN AFFORESTATION
M. FÉRRIZ NÚÑEZ1, M.D. CARBONERO MUÑOZ2, J.R. LEAL MURILLO1, M.T. HIDALGO
FERNÁNDEZ1, A. GARCÍA MORENO3 Y P. FERNÁNDEZ REBOLLO1
1
Dpto. Ingeniería Forestal. ETSIAM. Universidad de Córdoba. Córdoba (España) [email protected] 2Área de Producción
Agraria. IFAPA. Centro Hinojosa del Duque. Junta de Andalucía. Crta El Viso Km 15. 14270 Hinojosa del Duque. Córdoba
(España). 3Área de Producción Ecológica y Recursos Naturales. IFAPA. Centro Alameda del Obispo. Junta de Andalucía.
Avda Menéndez Pidal s/n. 14004 Córdoba (España).
RESUMEN
El programa de Forestación de Tierras Agrarias impulsado por la reforma de la PAC de 1992 ha tenido un gran
impacto en Andalucía. Gran parte de las repoblaciones ejecutadas se realizaron con encina, y actualmente muchas de ellas
están entrando en producción. A pesar del importante papel de la bellota en estos nuevos sistemas agroforestales, apenas se
tienen datos de sus características productivas. En este trabajo se evalúa la producción de bellota de 40 encinas jóvenes
procedentes de repoblación durante el periodo 2011-2014. Se han encontrado menores producciones por árbol que en
ejemplares adultos pero mayores producciones y número de bellota por superficie de copa. También se han detectado
mayores oscilaciones interanuales y mayor incidencia de la alternancia para la evolución de la producción de bellota en este
grupo de encinas jóvenes.
Palabras clave: Quercus ilex subsp. ballota , vecería, dehesa, sincronía, forestación.
SUMMARY
The program of afforestation adressed by CAP reform of 1992 had a marked impact in Andalusia. Many areas were
planted with holm oaks, and currently these trees are starting to produce acorns. Despite the important role of this fruit in the
functioning of these new agroforestry systems, there are barely studies about their productive patterns. In this work we
analyzed the acorn production of 40 young holm oaks in an afforestation made in 1993 during the period 2011-2014. Young
holm oaks produced less acorns per tree than adult trees but more acorns per crown area. Were also found larger interannual
fluctuations and a marked alternate bearing between holm oaks from the afforestation.
Key words: Quercus ilex subsp. ballota , masting, dehesa, synchrony, tree regeneration.
333
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
INTRODUCCIÓN
A mediados de los años 80 comenzaron a producirse cambios importantes en la forma
de tratar los problemas de la agricultura dentro de la Unión Europea que culminaron en 1992
con la reforma de la PAC y la aprobación de tres programas, llamados de “acompañamiento”,
entre los que estaba el de Forestación de Tierras agrarias. Entre sus objetivos figuraban
generar para el agricultor una nueva actividad económica y contribuir a la disminución de
excedentes agrícolas. Su andadura en Andalucía comenzó en el año 1993 y pervive en la
actualidad aunque con importantes cambios en los decretos que lo regulan. Ha sido un
programa de notable éxito, con 4552 solicitudes y 144.743 ha forestadas durante 1993-1998,
los años de mayor demanda. De esta cantidad, 2086 expedientes y 83.511 ha corresponden a
forestaciones de encina (Navarro et al., 2008).
Aunque existen trabajos que han abordado el impacto de este programa en el territorio
(Navarro et al., 2008), apenas hay estudios que caractericen la producción de bellota de estos
nuevos sistemas (Ferriz et al., 2014) aun cuando la especie más empleada ha sido la encina
cuya entrada en producción se estima en torno a los 15 años. Dichas producciones tienen o
tendrán una importancia clave para el mantenimiento de la fauna cinegética o doméstica que
aproveche estas superficies. También, y dada su menor intensidad de pastoreo y mayor
boscosidad serían áreas que podrían actuar como semilleros que contribuyeran a la
regeneración del arbolado en zonas aledañas (Díaz, 2014). Esta caracterización frutal
resultaría de interés también, pues a diferencia de las masas procedentes de regeneración
natural por semilla, en estos nuevos sistemas agroforestales sería esperable una menor
diversidad dado que la procedencia de la planta de vivero utilizada procede mayoritariamente
de contados individuos incluidos en rodales selectos.
Así pues en este trabajo se pretende caracterizar la producción de bellota y su vecería
en encinas jóvenes procedentes de una repoblación ejecutada al amparo del programa de
forestación en tierras agrarias.
MATERIAL Y MÉTODOS
El estudio se llevó a cabo en la finca La Panadera, localizada en el TM de Pozoblanco,
al noreste de la provincia de Córdoba. La finca presenta suelos silíceos, de carácter ácido (pH
= 6,1), con baja fertilidad química, bajos contenidos en materia orgánica (1,9 %) y textura
arenoso-franca. Se trata de una finca de dehesa de 84 ha, de la que 30,4 ha se forestaron con
334
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
encinas de una savia procedentes de vivero en 1995. La densidad de plantación fue de 300
pies/ha y se ajustó a lo estipulado en el Decreto 73-1993 de 25 de mayo de Forestación en
Tierras Agrarias. En esta área repoblada se seleccionaron 40 encinas jóvenes situadas en una
zona llana sin gradientes ambientales evidentes. La altura media de estos árboles es 3,14 (±
0,45) m, su diámetro de copa es 2,18 (± 0,36) m y su diámetro medio en la base del tallo es de
102,24 (± 16,93) mm (Férriz et al., 2014). Durante el periodo de estudio (2011-2014) se
recogió la cosecha de bellota mediante vareo a final de octubre, y posteriormente en
laboratorio, se procedió al pesaje en fresco, con cáscara y sin cascabillo. Se obtuvo la
producción total de bellota por árbol (Pb), la productividad de bellota (Pr) como gramos de
peso fresco por metro cuadrado de superficie de copa proyectada sobre el suelo. Para la
obtención del número de bellotas por metro cuadrado de copa (Nb), se pesó una submuestra
de 30 bellotas para cada árbol y se obtuvo su peso medio fresco. Dividiendo Pb entre el peso
medio de la bellota y la superficie de copa se obtuvo Nb. Adicionalmente, cada año se calculó
el coeficiente de variación entre los árboles de la Pb, Pr y Nb.
La vecería y sincronía de la productividad de bellota (Pr) se estudiaron mediante los
siguientes índices acerca de los que se puede obtener una mayor información en Monselise y
Goldschmidt (1982) y Carbonero et al. (2012):
a. Comportamiento bienal (B): Porcentaje de ocasiones (pares de años sucesivos) donde la
tendencia de incremento o descenso de la producción es de diferente signo.
b. Intensidad de la vecería (I): Valor medio del cociente entre las diferencias en valor
absoluto de la producción de bellota y su suma para años consecutivos.
c. Coeficiente de variación entre años (CVi): Cociente entre la desviación estándar y la media
de las producciones por árbol para el periodo estudiado.
d. Porcentaje de sincronización (SP): Porcentaje medio de árboles con idéntica tendencia de
cambio respecto a la cosecha anterior durante el periodo estudiado.
e. Promedio del coeficiente de correlación de Pearson entre árboles en años consecutivos (rp)
(Koenig et al. 2013).
Los datos meteorológicos se recogieron en la estación de Hinojosa del Duque, que
cuenta con registros diarios y que está próxima a la finca (Tabla 1).
335
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
Tabla 1. Temperatura media (T), Temperatura máxima absoluta del mes más cálido (Tmax),
Temperatura mínima absoluta del mes más frío (Tmin) y precipitación acumulada (P) durante el periodo
de estudio y para un año medio en la estación meteorológica del IFAPA de Hinojosa del Duque.
2011
2012
2013
2014
Año medio
P (mm)
345
406
523
317
433,7
Tmax (ºC)
40,4
43,3
39,1
38,3
40,4
T (ºC)
15,5
14,8
14,6
16,8
15,2
Tmin (ºC)
-5
-10,8
-5,7
-2,2
-5,3
Los valores Pb, Pr y Nb referidos a sustancia fresca, se compararon entre años
mediante el test de Kruskall-Wallis al no distribuirse los datos de manera normal ni poseer
varianzas homogéneas. Cuando las diferencias entre años fueron significativas, se usó el test
de Bonferroni para establecer grupos homogéneos. Todos los análisis se realizaron usando el
software STATISTICA 6.0.
RESULTADOS Y DISCUSIÓN
La producción media de bellota de los árboles analizados ha oscilado entre los 420 g,
101 g m-2de copa y 69 bellotas m-2 en 2012 y los 2198 g, 668 g m-2 y 284 bellotas m-2 en 2013
(Tabla 2). Se han obtenido máximos de 6293 g, 2654 g m-2 y 1023 bellotas m-2 en 2013. La
producción de bellota por árbol es muy inferior a la que se encuentra en árboles adultos en la
misma comarca (5,6-27,0 kg árbol-1 según Carbonero et al., 2012), no así la productividad y
número de bellotas por superficie de copa que supera a la de árboles adultos: 327 g m-2 y 145
bellotas m-2 de media en encinas jóvenes frente a 252 g m-2 (Carbonero et al., 2012) y 69
bellotas m-2 en encinas adultas (Carbonero, 2011) en dehesas de Córdoba; 145,28 g m-2 en
Toledo (Cañellas et al., 2007) y 221 g m-2 en Huelva (Alejano et al., 2008). Si esta
producción se estima por hectárea, teniendo en cuenta que la densidad media de encinas
jóvenes es de 300 pies ha-1, la producción oscilaría entre 126-659 kg ha-1 de bellota, cantidad
similar a la 292-296 kg ha-1 de bellota según Martin et al. (1998) y algo inferior pero
comparable a la media de 674,3 kg ha-1 de bellota en dehesas (Cañellas et al., 2007). Existe
una gran disparidad entre las producciones individuales cada año, con coeficientes de
variación entre árboles superiores a los encontrados en dehesas españolas (52,4 %) y más
similares a los encontrados en bosques de encina (124,4 %) (Koenig et al., 2013).
336
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
El análisis estadístico señala al año 2013 (Tabla 2) como el de más producción
respecto al resto. Habría que destacar también al año 2012 como el de menor producción, con
un número muy importante de árboles (13 pies) que no producen bellota. Koenig et al. (2013)
relacionan la pluviometría anual con la producción de bellota y 2013 es efectivamente el año
que más llueve, aunque 2012 no es el año que menos lluvia cae (Tabla 1). Sin embargo en
2012 acaece el mes de Septiembre más seco del periodo analizado y en 2013 el más lluvioso
(Sep2011=69,2 mm, Sep2012=18,0 mm, Sep2013=100,2 mm, Sep2014=40,7 mm). Así, se ha
dicho (Carbonero y Fernández, 2014) que la ocurrencia de lluvias al comienzo del otoño es un
factor clave para asegurar la producción al minimizarse la caída de frutos. También se
detectan en 2012 las mínimas absolutas más bajas durante febrero y marzo, lo que según
Carbonero y Fernández (2014) reduce la intensidad de la floración masculina y femenina y
por tanto la producción de bellota. Además en 2012 se alcanzan las medias y máximas
absolutas más altas lo que puede incrementar las caídas prematuras de bellota durante el
verano (Koenig et al., 2013). Por el contrario, en el año 2014 que es el de menor pluviometría,
pero se caracteriza por unas temperaturas mínimas y máximas absolutas más suaves, se
alcanza la segunda producción más alta del periodo. Ha sido citado el efecto positivo de las
primaveras tempranas y suaves sobre la precocidad e intensidad de la floración (Carbonero y
Fernández 2014; Ferriz et al., 2014) y la menor incidencia de caídas prematuras de bellota en
veranos menos rigurosos (Koenig et al., 2013).
Tabla 2. Producción (Pb, g MF árbol-1), Productividad (Pr, g MF m-2 de copa) y número (Nb, número m-2
de copa) medio, mínimo y máximo de bellota en encinas jóvenes (n=40) procedentes de repoblación
durante 2011 a 2014 (EE: Error Estándar). Para cada año se incluye el coeficiente de variación entre
árboles (CV). Diferentes letras minúsculas indican diferencias entre años (p<0,05). MF: Materia Fresca.
Estadísticos
Media
Pb
2011
2012
Pr
2013
2014
2011
2012
Nb
2013
2014
2011
2012
2013
2014
849 a 420 a 2198 b 1114 a 244 a 101 a 668 b 303 a
96 a
69 a
284 b 133 a
EE
97
116
317
233
34
26
116
71
12
17
45
30
Min
54
0
0
0
11
0
0
0
7
0
0
0
Max
2587
3056
6293
5723
1140
735
2654
2249
407
463
1023
959
CV (%)
72,5
175,2
91,2
132,0
89,0
99,9
144,1
160,6 109,7 148,0 82,26 159,3
La producción de bellota en la encina se ve influenciada no sólo por la meteorología,
sino también por variables endógenas al árbol (Koenig et al., 2013). Así, la oscilación de la
337
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
productividad individual entre años (CVi=101,7%) alcanza valores altos, a medio camino
entre la que presentan encinas adultas en la dehesa (CVi = 79,4 %) y en bosques (CVi = 165,4
%) (Tabla 3) (Koenig et al. 2013). La intensidad de la vecería (I= 64,1%) alcanza valores más
altos que los obtenidos para encinas adultas (I= 46,1%) según Carbonero et al. (2012),
indicando que la oscilación interanual es mayor en estos árboles jóvenes. Además
encontramos un acentuado comportamiento alternante (B=84,2%) mayor que para árboles
adultos (B=62,8%) según Carbonero et al. (2012). La mayor productividad de estos árboles
jóvenes puede estar acentuando este comportamiento bienal, ya que las altas cosechas
provocan una disminución de la intensidad de floración al año siguiente, dando como
resultado una reducción de la producción (Monselise y Goldschmidt, 1982).
La sincronía entre árboles la caracterizamos mediante el índice SP que cuantifica los
árboles que tienen la misma tendencia de cambio entre años consecutivos. Se ha encontrado
que un 78% de los árboles evoluciona a la vez (Tabla 3), valor ligeramente superior al
obtenido en encinas adultas por Carbonero et al. (2012). Koenig et al. (2003) indican que
unas mayores oscilaciones de las producciones medias van unidas a una mayor sincronía de la
producción como aquí ocurre. Sin embargo, el coeficiente rp alcanza valores inferiores
(rp=0,082) a los obtenidos por Koenig et al. (2013) para encinas adultas en dehesas (rp=0,36)
y bosques (rp=0,54), indicando que a pesar de existir una cierta tendencia común en la
evolución de las producciones, la cuantía de las variaciones difiere mucho más en encinas
jóvenes que en adultas, quizás también por el efecto añadido de importantes tasas de
crecimiento que demandan recursos nutritivos adicionales en árboles jóvenes.
Tabla 3. Valores de los índices (DE: Desviación Estándar) para la caracterización de la vecería y sincronía
de la productividad de bellota de encinas jóvenes procedentes de repoblación (2011 a 2014). B,
comportamiento bienal; I, intensidad de la vecería; CVi, coeficiente de variación entre años; SP,
porcentaje de sincronización; rp, promedio del coeficiente de correlación de Pearson entre árboles en años
consecutivos.
Vecería
B
I
Sincronía
CVi
SP
Media
DE
Media
DE
Media
DE Media
84,2
30
64,1
23
101,7
36
78
rp
DE
Media
DE
5
0,082
0,075
338
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
CONCLUSIONES
Como cabía esperar, se ha encontrado que la producción de bellota en encinas jóvenes
es inferior a la de árboles adultos en dehesa, aunque no su productividad, que es mayor.
También se han encontrado para árboles jóvenes, mayores coeficientes de variación entre
años respecto a árboles adultos, y mayor incidencia de la alternancia entre años consecutivos.
AGRADECIMIENTOS
Este estudio ha sido financiado por el proyecto andaluz BRASPHEN (P 2010-AGR6501). El contrato de M.D. Carbonero está financiado por el programa operativo FSE de
Andalucía (2007-2013).
REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS
ALEJANO R., TAPIAS R., FERNÁNDEZ M., TORRES E. Y ALAEJOS D. (2008) Influence of pruning and
the climatic conditions on acorn production in holm oak (Quercus ilex L.) dehesas in SW Spain. Annals
of Forest Science, 65 (2), 1-5.
CAÑELLAS I., ROIG S., POBLACIONES M.J., GEA-IZQUIERDO G. Y OLEA L. (2007) An approach to
acorn production in Iberian dehesas. Agroforest. Syst., 70, 3-9.
CARBONERO M.D. (2011) La producción de bellota de la encina en la dehesa. Tesis doctoral. ETSIAMUniversidad de Córdoba.
CARBONERO M.D. Y FERNÁNDEZ P. (2014) Dehesas de encinas. Influencia de la meteorología en la
producción de bellota. Ecosistemas, 23 (2), 55-63.
CARBONERO M.D., GARCÍA A. Y FERNÁNDEZ P. (2012) Caracterización del comportamiento vecero de la
encina mediante distintos índices. En: Canals R. y San Emeterio L. (eds) Nuevos retos de la ganadería
extensiva: un agente de conservación en peligro de extinción, pp 59-66. Pamplona, España: Sociedad
Española para el Estudio de los Pastos.
DÍAZ M. (2014) Distribución del arbolado y persistencia a largo plazo de las dehesas: patrones y procesos.
Ecosistemas, 23(2), 5-12. Doi.:10.7818/ECOS.2014.23-2.02.
FERRIZ M., CARBONERO M.D., GARCÍA-MORENO A. Y FERNÁNDEZ P. (2014) Fenología de la encina y
su relación con la producción de bellota en la dehesa. En: Busqué J. et al. (Eds) Pastos y PAC 20142020, pp. 129-136. Potes, España: Sociedad Española para el Estudio de los Pastos
KOENIG W., KELLY D., SORK V., DUNCAN R., ELKINTON J., PELTONEN M. Y WESTFALL R. (2003)
Dissecting components of population-level variation in seed production and the evolution of masting
behavior. Oikos, 102, 581-591.
KOENIG W.D., DÍAZ M., PULIDO M., ALEJANO R., BEAMONTE E. Y KNOPS J.M.H. (2013) Acorn
production patterns. En: Campos P. et al. (Eds) Mediterranean oak woodland working landscapes, pp
181-212. Springer Verlag.
339
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
MONSELISE S. Y GOLDSCHMIDT E.E. (1982) Alternate bearing in fruit trees. Hort. Rev., 4, 128-173.
MONTOYA J.M. (1993) Encinas y encinares. Madrid, España. Ediciones Mundi-Prensa.
NAVARRO R.M., MURILLO A. Y NAVARRETE M.A. (2008) Contribución de la forestación de tierras
agrarias a la recuperación de las dehesas en el Valle de los Pedroches. En: Fernández P. et al. (Eds) La
dehesa en el norte de Córdoba. Perspectivas futuras para su conservación, pp. 421-443. Córdoba,
España: Servicio de Publicaciones de la Universidad de Córdoba.
340
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
ALGARROBO (Ceratonia siliqua, L.) EN DEHESAS DE SIERRA MORENA:
ABUNDANCIA POBLACIONAL Y DISPERSIÓN ENDOZOÓCORA
CAROB TREE (Ceratonia siliqua, L.) IN SIERRA MORENA ‘DEHESAS’: POPULATION ABUNDANCE AND
ENDOZOOCHOROUS DISPERSAL
J. GARCÍA MILLÁN1,5, Á.R. QUINTANA BERLANGA1,5, M. AVILÉS ARRIAGA1,5, B. ACOSTA
GALLO2,5, C. GALÁN SOLDEVILLA1, R. BLÁZQUEZ MADRID3,5 Y J. MONTALVO RODRÍGUEZ4,5
1
Departamento de Botánica, Ecología y Fisiología Vegetal. Universidad de Córdoba. Campus de Rabanales. 14071 Córdoba
(España). 2Departamento de Ecología. Facultad de Biología. Universidad Complutense de Madrid. Ciudad Universitaria.
28040 Madrid (España). 3IMGEMA-Real Jardín Botánico de Córdoba. 14004 Córdoba (España). 4Departamento de Ecología
y Biología Animal. Facultad de Biología. Universidad de Vigo. 36310 Vigo. Pontevedra (España). 5Fundación Matrix.
Investigación y Desarrollo Sostenible. 36310 Vigo. Pontevedra (España). [email protected]
RESUMEN
Este estudio preliminar pretende (1) conocer la importancia de poblaciones silvestres de algarrobo en la estructura
de dehesas mediterráneas de arbolado mixto, (2) caracterizar sus frutos y semillas, y (3) evaluar la dispersión de éstas por
ciervo. Se estudian la densidad y tamaño de algarrobos, y recolectan frutos y excrementos de ciervo en ambientes de
diferente disponibiliad hídrica de dehesas representativas del Parque Natural Sierra de Hornachuelos y su entorno usando
métodos ecológicos convencionales. Los resultados muestran una densidad relevante de algarrobo, una alta plasticidad
reproductiva y una importante dispersión endozoócora por ciervo.
Palabras clave: Cervus elaphus, densidad de pies, Hornachuelos, reproducción, tamaño de semillas.
SUMMARY
This preliminary study is (1) to determine the importance of wild populations of carob in the structure of mixed tree
Mediterranean ‘dehesas’, (2) characterize carob fruits and seeds, and (3) evaluate the seed dispersal by red deer. Carob tree
size and density were studied, and fruits and deer droppings were collected in representative environments with different
water availability in the Sierra de Hornachuelos Natural Park and its surroundings using conventional ecological methods.
The results show a relevant carob tree density, high reproductive plasticity and an important endozoochorous dispersal by
deer.
Key words: Cervus elaphus, stem density, Hornachuelos, reproduction, seed size.
341
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
INTRODUCCIÓN
El algarrobo es una especie arbórea mediterránea cultivada desde la antigüedad por sus
nutritivos frutos (garrofas o algarrobas), usados para la alimentación del ganado equino,
principalmente, aunque también vacuno, caprino, ovino y porcino. En Andalucía existen
plantaciones monoespecíficas con un manejo agrícola –su fruto cuenta con aplicaciones en la
industria alimentaria y otras – y su presencia aislada aparece también salpicando el paisaje
agrícola, auque en mucha menor proporción que antaño. Pero también es un componente del
arbolado de algunos ecosistemas de dehesa de Sierra Morena. Curiosamente, no se conocen
estudios sobre poblaciones silvestres de algarrobo en estos sistemas silvopastorales, donde
puede desempeñar un papel estructural similar al de las encinas o alcornoques. Por otro lado,
esta especie diversifica la producción de la dehesa, debido al aprovechamiento de algarrobas
por el ganado y especies cinegéticas, además de su polen y néctar en apicultura.
Aunque no hay dudas del valor alimentario de las algarrobas y uso en la dieta de
mamíferos domésticos y silvestres (Moh’d Khair et al, 2001), entre éstos en especial ciervo y
jabalí, no se conocen las características del fruto del algarrobo en áreas no cultivadas,
atributos que condicionan la diseminación de semillas de esta especie por mamíferos, ni
información de endozoocoria en dehesas. Esto contrasta con el conocimiento de la dispersión
de plantas herbáceas y arbustivas en dehesas (Malo et al, 2000).
Los objetivos son: (1) conocer la importancia de poblaciones silvestres de algarrobo en
la estructura de dehesas mediterráneas de arbolado mixto, (2) caracterizar sus frutos y
semillas, y (3) evaluar la dispersión de éstas por ciervo.
MATERIAL Y MÉTODOS
El área de estudio son dehesas meridionales del Parque Natural Sierra de
Hornachuelos (PNSH) y su entorno, situado en la provincia de Córdoba, España (37° 54'
11.5" N y 5° 16' 06.3 " W). La superficie del PNSH es de más de 60.000 ha, y presenta clima
templado mediterráneo con una precipitación total anual media de 500 a 600 mm. Además de
las dehesas de alcornoques, en el sur existen dehesas de encinas y acebuches, de variable
densidad, en las cuales existe presencia de poblaciones silvestres de algarrobo, en particular
en áreas de sustrato calizo (Junta de Andalucía 2003).
En este trabajo se presentan los resultados preliminares obtenidos en parcelas de
muestreo de 7.000 m2, representativas de un ambiente con estrés hídrico moderado (sin
342
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
afloramiento de sustrato rocoso, perfil del suelo desarrollado, llano o con leve inclinación y
exposición norte o este) y otro más intenso (afloramiento de sustrato calcáreo >30%, perfil del
suelo poco desarrollado, pendiente moderada y exposición sur); dos parcelas por ambiente. En
cada parcela se estudia el número de individuos de algarrobo, diámetro normal (DAP) y
cobertura de copa (proyección horizontal sobre el suelo). Además, en una parcela que incluye
la anterior y dobla su superficie, se estudia la distribución de sexos en la población. De un
conjunto de pies adultos femeninos de diámetro normal mayor de 15 cm, se recogieron 120
frutos en cada ambiente para su caracterización física y la de sus semillas.
Mediante la recolección de excrementos de ciervo (Cervus elaphus) en parcelas de 50
m2 (25 x 2 m) situadas dentro de las parcelas previas, se estiman variables relativas a la
deposición de excrementos, así como a la concentración y deposición de semillas de
algarrobo.
Los análisis estadísticos realizados son descriptivos y en gran parte corresponden a
comparaciones de medias mediante el test t-Student o análisis de regresión realizadas con el
programa IBM SPSS Statistics.
RESULTADOS Y DISCUSIÓN
Las poblaciones de algarrobo presentan densidades entre 29 y 37 pies por hectárea
(entre 21 y 36 pies con DAP>15 cm por hectárea), lo que expresa una densidad relativamente
importante en dehesas (Joffre et al 1988) y una regeneración natural suficiente (entre el 20 y
el 60% son brinzales o juveniles; Figura 1). En los casos estudiados, la abundancia
poblacional de pies adultos es similar entre ambientes (Figura 1). La distribución de clases
diamétricas es asimétrica y refleja una población con dominancia de pies adultos de tamaño
entre 10 y 20 cm, existiendo pies con DAP superior a 50 cm. La proporción de pies
masculinos en la población es 51-59% (juveniles y adultos), lo que es coherente con una
estructura sexual de una población silvestre.
Las copas de los pies adultos más frecuentes informan de la importancia de la
cobertura de esta especie en dehesas. Domina la cobertura por pie entre 45 y 60 m2, siendo la
cobertura mayor observada próxima a los 90 m2. La cobertura poblacional total de algarrobo
representa, aproximadamente, entre un 10% y un 40% de la cobertura arbórea total. Además,
la inmensa mayoría de los pies adultos de algarrobo presenta rebrotes basales, y más del 30%
343
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
de los pies tienen 10 o más rebrotes, lo que determina una cobertura adicional del estrato
arbustivo.
A partir de la Tabla 1 es posible observar una ligera tendencia a presentar mayor
longitud y ancho del fruto en la población de ambientes secos que en ambientes con menos
estrés, aunque sin diferencias en peso o número de semillas. Estos resultados reflejan,
probablemente la plasticidad fenotípica reproductora de esta especie, cuya asignación de
recursos a la reproducción no dependería de la disponibilidad hídrica, aunque debería
confirmarse con laestimación de produccióm total de frutos por individuo. La quinta parte del
peso seco del fruto corresponde a semillas, de las cuales alrededor de 10 semillas viables por
fruto en promedio, representan el 90% del total. Las características morfológicas del fruto
están dentro del rango de las observadas en cultivares de algarrobo de España.
30
Adulto (altura total > 3 m)
25
Individuos /ha
Joven (50 cm < altura total < 3 m)
20
Brinzal (altura total < 50 cm)
15
10
5
0
Estrés hídrico intenso Estrés hídrico moderado-bajo
Figura 1. Estructura poblacional del algarrobo en dos ambientes de Sierra Morena.
La Figura 2 muestra que a medida que aumenta el número de semillas en el fruto
tiende a aumentar el peso total de las mismas, aunque en menor proporción cuantas más
semillas. Esto indica un ligera reducción del tamaño individual promedio de las semillas de
algarrobo cuanto más semillas contiene el fruto, algo más pronunciada en el ambiente con
más estrés hídrico (menor potencia en la ecuación). La ausencia de diferencias relevantes
entre los ambientes estudiados, sugiere alta capacidad de reproducción independiente del
estrés hídrico además de una alta plasticidad reproductiva.
344
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
Tabla 1. Valores medios (± error típico) de características de frutos y semillas de poblaciones silvestres de
algarrobo en dos ambientes de dehesas del Parque Natural Sierra de Hornachuelos y su entorno.
Estrés hídrico
intenso
Estrés hídrico
moderado
Valor medio
Longitud de fruto (cm)*
14,4±0,2
13,8±0,2
14,1±0,1
Ancho de fruto (mm)*
17,8±0,2
16,4±0,2
17,1±0,2
Grosor de fruto (mm)
6,4±0,1
6,4±0,1
6,4±0,1
Peso seco total de fruto (g)
6,7±0,2
6,6±0,1
6,7±0,1
Peso seco de semillas (mg/fruto)
1.376,9±29,9
1.353,7±29,6
1.365,3±21,0
Peso seco de semillas viables (mg/fruto)
1.323,1±30,0
1.297,9±32,7
1.310,5±22,2
Peso de semillas (% peso seco de fruto)
20,3±0,4
20±0,5
20,2±0,3
Nº total de semillas (nº/fruto)
11,2±0,2
10,9±0,2
11±0,1
Semillas viables (nº/fruto)
10,1±0,2
9,8±0,2
10±0,1
Semillas viables (% nº total de semillas)
90,5±1,1
90,3±1,3
90,4±0,8
Peso seco de semilla (mg/unidad)
131,7±2
134±2,6
132,8±1,6
Variable
* Diferencias significativas entre ambientes.
Existe una tendencia a valores superiores de deposición de excrementos de ciervo en
el ambiente con menos estrés hídrico, aunque sin diferencias significativas. La deposición
total de excrementos es irregular en las dehesas, con un rango observado entre 0,2 y 12,2
kg/ha, que corresponde a 200-900 deposiciones/ha (un valor promedio de 12,9±7,8 kg/ha). El
peso medio por deposición es 18,1±5,8 g.
En la Tabla 2 se expresan los registros de deposición de semillas, observándose la
tendencia comentada para la deposición de excrementos. Existen valores superiores de
concentración y deposición de semillas en el ambiente con menos estrés hídrico; aunque
tampoco los análisis estadísticos arrojan diferencias significativas.
345
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
Log Peso seco de semillas viables (mg/fruto)
4
Estrés hídrico moderado-bajo
y = 148,9x0,940
R² = 0,56
R² = 0,5752
3,5
Estrés hídrico
intenso
Estrés hídrico
moderado-bajo
Lineal (Estrés
hídrico intenso)
3
Lineal (Estrés
hídrico
moderado-bajo)
2,5
2
0
0,2
0,4
0,6
0,8
1
1,2
Log Semillas viables (nº/fruto)
Figura 2. Relación entre peso y número de semillas viables por fruto en poblaciones silvestres de
algarrobo de dos ambientes de dehesa del Parque Natural Sierra de Hornachuelos y su entorno.
La variabilidad de la deposición de semillas entre ambientes indicaría una presencia o
uso mayor de determinadas áreas. Una concentración promedio de 389 semillas/kg de
excremento y de tres semillas por defecación y alrededor del 7% de excrementos con una
semilla ilustran la importancia cuantitativa del ciervo en la diseminación endozoócora del
algarrobo, aunque no podemos hablar de eficiencia ya que depende de la calidad de la
dispersión (patrones de movimiento del animal).
Tabla 2. Rango de registros de deposición de semillas de algarrobo en dos ambientes de dehesas del
Parque Natural Sierra de Hornachuelos y su entorno y valores medios (± error típico).
Estrés hídrico
intenso
Estrés hídrico
moderado
Valor medio
Concentración
semillas total
(nº/kg de
excremento)
Deposición de
semillas
(nº/defecación)
Deposición de
semillas (%
excrementos con
semillas)
Deposición de
semillas total
(nº/ha)
0-142
0-3
0-10
0-600
0-742
0-18
0-45
0-3.600
380±154
3±1
6,6±1,9
2.050±923
346
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
Una deposición de miles de semillas por cada hectárea de dehesa evidencia un alto
potencial de dispersión por ciervo. Expresa una relación mutualista que aporta beneficios a
ambos como revelan los estudios realizados en leñosas (Suárez-Esteban, 2013), que
demuestra que las semillas de piruétano dispersadas por ciervo aseguraron la heterogeneidad
temporal en la germinación, limitando el impacto poblacional de los daños en plántulas
originados por condiciones adversas. En las dehesas de Sierra Morena, alrededor del 30% del
peso fresco del fruto indehiscente del algarrobo es agua, lo que hace más atractivo su
consumo.
CONCLUSIONES
La abundancia de algarrobo en determinadas dehesas es relevante, aunque heterogénea
espacialmente. Presenta poblaciones con una estructura de tamaños irregular, una proporción
de sexos equilibrada, y suficiente regeneración natural. Los frutos de algarrobo tienen una alta
proporción de semillas viables, siendo el número de semillas por fruto un atributo sin relación
con la disponibilidad hídrica. El ciervo es un importante agente de dispersión de semillas de
algarrobo.
AGRADECIMIENTOS
Esta investigación se ha realizado gracias a una ayuda del Ministerio de Agricultura,
Alimentación y Medio Ambiente a la Fundación Matrix para desarrollar el ‘Programa de
Conservación y gestión sostenible de bosques autóctonos: prioridades ecosistémicas
estratégicas y ante el cambio climático’. Agradecemos las facilidades ofrecidas para la
investigación por los propietarios de las fincas Atalaya de San José y Los Corrales.
REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS
JOFFRE R., VACHER J., LLANOS C. Y LONG G. (1988) The dehesa: an agrosilvopastoral system of the
Mediterranean region with special reference to the Sierra Morena area of Spain, Agroforestry Systems,
6: 71-96.
JUNTA DE ANDALUCÍA (2003) Plan de Ordenación de los Recursos Naturales y Plan Rector de Uso y
Gestión del Parque Natural Sierra de Hornachuelos. BOJA 217: 23.658-23.734.
MALO J.E., JIMÉNEZ B. Y SUAREZ F. (2000) Herbivore dunging and endozoochorous seed deposition in a
Mediterranean dehesa. J. Range Manage. 53: 322-328.
347
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
MOH’D KHAIR J., EL-SHATNAWI Y KHALIL I. EREIFEJ (2001) Chemical composition and livestock
ingestion of carob (Ceratonia siliqua L.) seeds. J. Range Manage. 54: 669-673.
SUÁREZ-ESTEBAN A. (2013) Dispersión de semillas en arbustos mediterráneos de frutos carnosos:
evaluando la hipótesis de escape de depredadores. Informe técnico. Digital.CSIC. Estación Biológica
de Doñana (EBD). http://hdl.handle.net/10261/74370.
348
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
EFECTO DEL TIPO DE PASTOREO SOBRE PARÁMETROS DE
PRODUCCIÓN DE HIERBA Y LECHE EN UN SISTEMA DE OVINO
LECHERO
EFFECT OF GRAZING MANAGEMENT ON PASTURE AND LIVESTOCK PRODUCTIVE PARAMETERS IN A
DAIRY SHEEP SYSTEM
N. MANDALUNIZ, J. ARRANZ Y R. RUIZ
NEIKER-Tecnalia, Apdo. 46, 01080 Vitoria-Gasteiz (España). [email protected]
RESUMEN
Los cambios en el uso del territorio y las prácticas de pastoreo en los últimos años han puesto en evidencia los
problemas de sostenibilidad de algunos sistemas ganaderos, con implicaciones medioambientales evidentes en la degradación
de los suelos. Las prácticas regenerativas promueven la viabilidad del pastoreo “rotacional” o “dirigido” debido tanto a su
efectividad técnico-económica como medioambiental. El objetivo de la presente comunicación fue medir el efecto del manejo
de pastoreo (D: dirigido y L: libre) sobre algunos parámetros de la hierba (cantidad y calidad nutritiva) y la leche (cantidad y
composición) en un sistema de ovino lechero. De acuerdo a los resultados la cantidad (D: 1291±207 kg MS/ha y L:
1290±234 kg MS/ha) y calidad de la hierba (D: 15,6±2,5 % PB y L: 16,4±3,2) es similar en ambos manejos de pastoreo
durante la primavera. En cambio, se obtiene un 14% más de MS de hierba para conservar en el manejo D. Respecto a los
aspectos de producción animal, las ovejas en ambos sistemas producen la misma cantidad de leche (D: 1325±419 ml/d y L:
1295±485 ml/d) y con una composición similar (D: 6,48±1,26% GB y L: 6,73±1,13% GB). Como conclusión, el pastoreo
rotacional permite una mayor producción de hierba y no afecta a los parámetros productivos de las ovejas durante el periodo
de ordeño en primavera.
Palabras clave: cantidad y calidad de hierba, manejo de pastoreo (libre y dirigido), ovejas de leche, parámetros productivos.
SUMMARY
Land use and grazing management practices have changed during the last decades as result of the intensification of
traditional systems. Some of the consequences of these changes are directly related to environmental impacts, such as soil
quality degradation. Regenerative practices promote the viability of rotational grazing due to its technico-economic and
environmental effectiveness. The main objective of the present work was s to measure the effect of grazing management
(rotational-D vs. free-grazing-L) on pasture (production and nutritive quality) and milk (dairy yield and composition)
parameters in a dairy sheep system. According to the results, pasture production (D: 1291±207 kg MS/ha y L: 1290±234 kg
MS/ha) and its nutritive quality (D: 15,6±2,5 % PB y L: 16,4±3,2) were similar in both grazing managements, but it was
collected 14% more grass in D management. Referring to livestock parameters, sheep had the same dairy milk yield (D:
1325±419 ml/d y L: 1295±485 ml/d) and similar composition (D: 6,48±1,26% GB y L: 6,73±1,13% GB) in both grazing
managements. In conclusion, rotational grazing stimulates higher grass production and do not affect livestock productive
parameters.
Key words: pasture quantity and nutritive quality, grazing management (rotational vs. Free-grazing), ewes, production
parameters.
349
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
INTRODUCCIÓN
Durante las últimas décadas, la intensificación de los sistemas de producción ha
llevado a una reducción del pastoreo, lo que ha conllevado a problemas evidentes de
sostenibilidad de estos sistemas. En este sentido, las prácticas regenerativas que se plantean
en el proyecto LIFE REGEN FARMING (LIFE12 ENV/ES/000232) promueven la viabilidad
del pastoreo rotacional debido tanto a su efectividad técnico-económica como
medioambiental. El pastoreo rotacional o dirigido (D) presenta ventajas como: incrementar la
producción de forraje y proporcionar forraje de mejor calidad, permitir la recuperación de las
plantas y controlar la oferta, y evitar la selección de los animales. Esta utilización más
uniforme del pasto hace que las deyecciones también se distribuyan de forma más uniforme y
mejore la salud del suelo. Además, estos pastos permanentes tienen una gran capacidad de
fijar carbono. Todos estos efectos beneficiosos se consiguen ajustando las cargas ganaderas,
el tiempo de permanencia de los animales en el pasto y el tiempo de recuperación de la
vegetación. Existe literatura en esta línea de trabajo con vacuno de leche (Roca Fernandez et
al., 2014; Teague et al., 2011), pero no hemos encontrado referencias para ovino de leche.
El sector de ovino lechero de la Comunidad Autónoma del País Vasco (CAPV) se ha
basado tradicionalmente en la utilización de la raza Latxa mediante sistemas de producción
ligados a la explotación de los recursos forrajeros locales, en gran medida en pastoreo.
Durante los meses de primavera la alimentación de las ovejas en lactación se basa en el
pastoreo a tiempo parcial en las praderas de valle, con mayor o menor suplementación en
pesebre (Oregui et al., 1997). Conocer el manejo del pastoreo que se realiza en este periodo
resulta clave para plantear estrategias encaminadas a mejorar la eficiencia de estos sistemas y
contribuir a su sostenibilidad. Debido a ello, el objetivo de la presente comunicación fue
medir el efecto del manejo de pastoreo (“dirigido” frente a” libre”) sobre parámetros de la
hierba (cantidad y calidad nutritiva) y de la leche obtenida (cantidad y composición) en un
sistema de ovino lechero.
MATERIAL Y MÉTODOS
El trabajo se llevó a cabo en la Granja Experimental de NEIKER en Arkaute (VitoriaGasteiz). El estudio se realizó sobre tres parcelas (parcela nº 1, 2 y 3, Figura 1) que presentan
un índice de diversidad vegetal de 0,79±0,07 (Mandaluniz et al., 2014a) y una salud del suelo
aceptable (Mandaluniz et al., 2014b).
350
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
En estudio se realizó durante los meses de ordeño que coinciden con la alimentación
combinada entre el pastoreo y la suplementación en pesebre, entre abril y junio de 2014. Para
la realización de los dos manejos de pastoreo (L: libre y D: dirigido) cada una de las parcelas
se dividió por la mitad con pastor eléctrico. Además, las 3 parcelas dedicadas a pastoreo D se
dividieron a su vez en 4 subparcelas de idéntica superficie (D1, D2, D3, D4). Así, el diseño
experimental tuvo 12 subparcelas para pastoreo D y 3 parcelas para L. El pastoreo dirigido
fue diseñado de manera que cada subparcela (D1-4) tuviera un mínimo de 3 semanas de
descanso mientras que el pastoreo L fue diseñado para que el grupo de ovejas L pastara en las
parcelas L a criterio del pastor, en función de la oferta forrajera. En la Tabla 1 se detallan los
días pastados y de descanso en cada parcela/tratamiento.
Figura 1. Foto aérea de la finca de NEIKER (Vitoria-Gasteiz). Las fincas 1, 2 y 3 son las del estudio. La
división en color azul es para el manejo del pastoreo dirigido.
El rebaño se dividió en dos grupos homogéneos de 60 animales, en base a la fecha de
parto-edad de la oveja, producción lechera diaria (PLd), peso vivo (PV) y condición corporal
351
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
(CC). Cada uno de los grupos de animales se repartió aleatoriamente al manejo de pastoreo L
o D. El “calendario de pastoreo” se recogió en unas fichas en las que diariamente se anotaba:
el número de animales por lote, hora de salida al pasto, hora de entrada en la cuadra y el
manejo del pastoreo (L o D). Con esta información se calcularon las horas de pastoreo/día
(diferencia entre la hora de entrada y salida al pasto).
La recogida de muestras de hierba (n=42) se realizó quincenalmente. Para la
determinación de la cantidad de biomasa herbácea se utilizó el método de corte con cizalla
eléctrica manual en una superficie de 0,5 m² en cada tratamiento.
Tabla 1. Calendario de pastoreo durante el periodo de estudio, en función al manejo de pastoreo (L: libre
y D: dirigido).
Parámetro
Libre
Dirigido
Días pastados
6-8
8-12
Días descanso
15
24
Nº pasadas
4
3
Así, se determinó la biomasa de hierba (kg MS/ha) que crece entre dos muestreos
consecutivos y que corresponde al crecimiento vegetal bajo la influencia del manejo de
pastoreo L o D. Tras su secado (60ºC/48h), las muestras de hierba se enviaron a laboratorio
para la determinación de su calidad nutritiva: cenizas, materia seca (MS), proteína bruta (PB),
fibra ácido detergente (FAD) y fibra neutro detergente (FND). Finalmente, como durante la
etapa de máximo crecimiento de la hierba la oferta supero a la demanda, en el mes de mayo se
realizó un corte de hierba en las parcelas 2 y 3. Para el cálculo de biomasa de hierba
conservada se anotaron el número de pacas de hierba recolectados en las parcelas de cada
manejo (L y D).
Respecto al muestreo animal, quincenalmente se monitorizaron la producción diaria de
leche individual (PLd), la composición de esta leche (porcentaje de grasa-GB y proteína-PB),
y el peso vivo (PV) y la condición corporal (CC) de las ovejas, coincidiendo con el muestreo
vegetal. Los datos de producción lechera se estandarizaron (PLs) según los porcentajes de
grasa y proteína mediante la ecuación de Boquier y Caja (1993): PLs = PLd x (0,071 x GB +
0,043 x PB + 0,2224).
352
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
Todos los parámetros tanto vegetales como animales se trabajaron con el paquete
estadístico SAS, 9.3 (2012). Las fichas de pastoreo se trabajaron con estadística descriptiva;
los parámetros de producción tanto vegetal como animal se trabajaron con el Modelo Lineal
Generalizado, tomando como efecto fijo el manejo del pastoreo (L y D) y el momento de
muestreo (quincenal, entre abril y junio).
RESULTADOS Y DISCUSIÓN
De acuerdo a la información recogida en las fichas de pastoreo, las horas de pastoreo
se fueron incrementando en ambos manejos a medida que la primavera avanzaba; 4-6
horas/día en abril, 6-8 h/d en mayo y 15-18 h/d en junio. El periodo que duró el estudio, el
lote de pastoreo D realizó 3 pasadas por cada parcela, con tiempos de permanencia de 2-3 días
por cada trozo D1-4 y tiempos de descanso de 24±2 días. En el caso del manejo L, las ovejas
permanecen menos días en cada parcela (6-10 días), realizan una pasada más por cada una y
el tiempo de descanso de cada parcela L es menor, 15±3 días. Coincidiendo con el trabajo de
Teage et al. (2011), este mayor tiempo de descanso de las parcelas D permitiría una mayor
recuperación del suelo, con una mejor salud y fijación de carbono, que el proyecto LIFE
REGEN FARMING va a monitorizar durante tres primaveras consecutivas.
Durante el periodo que duró el ensayo la cantidad de hierba media fue de 1290±219 g
MS/ha/control, sin diferencias significativas debidas al manejo de pastoreo (P=0,99). En
cambio, se obtuvo significativamente (P<0,001) más hierba en los controles de mayo (Tabla
2). Respecto a la calidad nutritiva de la hierba, los valores medios fueron de 16,0±2,8% PB,
9,7±0,8% cenizas, 24,8±5,1% FAD y 48,5±9,9% FND. La calidad nutritiva no presentó
diferencias significativas (P>0,05) debidas al manejo, pero sí por el control, con una
reducción de la proteína e incremento de las fibras a medida que avanza la primavera (Tabla
2). Finalmente, en el corte de hierba de mayo se recogieron 4712 kg/control en las parcelas D
y 4062 kg/control en las parcelas L, lo que hace que en el manejo D se recoja un 14% más de
hierba. Este hecho puede deberse al mayor tiempo de recuperación que tienen las parcelas D
frente a L (24 días vs. 15 días), permitiéndoles una mayor producción de hierba. Este
resultado supone un ahorro en la compra de forraje para la explotación, gracias a un cambio
en el manejo del pastoreo. Pero además, la suma de manejos regenerativos aplicados en este
sistema de ovino lechero (entre ellos el pastoreo dirigido y el incremento de hierba
conservada,) permitió reducir la huella de carbono del sistema (Mandaluniz et al., 2015).
353
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
Tabla 2. Producción y calidad de la hierba en función del manejo del pastoreo y el mes.
Manejo pastoreo
Mes
Parámetro
Libre
Dirigido
Valor P
Abril
Mayo
Junio
Valor P
PH (kg/ha)
1290±234
1291±207
0,99
1194±220a
1487±188b
1239±85ab
0,001
PB (%)
16,4±3,1
15,6±2,5
0,26
17,3±2,7a
16,5±1,7ab
13,6±2,5b
0,001
a
b
ab
0,001
FAD (%)
25,0±6,6
24,6±3,0
0,73
FND (%)
48±9,0
48±6,0
0,85
21,5±1,6
29,1±3,0
42,3±4,4a
25,4±2,4
56,4±6,2b
46,7±5,4ab
0,001
siendo PH: producción de hierba (kg/ha), PB (%): proteína bruta; FAD (%): fibra ácido detergente y FND (%): fibra neutro detergente. a: Los
distintos superíndices indican diferencias significativas por fila (P>0,05).
Respecto a los parámetros animales, tanto la producción media de leche (PLd) como la
leche corregida (PLs) fueron similares para ambos manejos de pastoreo (P=0,95), siendo
1346±420 ml/d/oveja en D y 1344±453 ml/d/oveja en L. Respecto a la composición de la
leche, el porcentaje de grasa tampoco presentó diferencias significativas debidas al manejo de
pastoreo (P=0,12) y fue de 6,51±1,03% GB en D y 6,63±0,96% en L (Tabla 3). En cambio, en
ambos parámetros se vieron diferencias estadísticamente significativas por el efecto del
control; en el caso de PLd se dio una reducción significativa (P<0,001) de la producción
lechera y un incremento de la GB (P>0,001), sobre todo en los dos últimos controles de junio
(Tabla 3), lo cual coincide con la evolución fisiológica de la curva de lactación. Finalmente, el
PV de los animales no presentó diferencias significativas por manejo de pastoreo (P=0,19),
pero sí por control (P=0,0012), con una recuperación del peso en junio (Tabla 3).
Tabla 3. Producción y composición de la leche en función del manejo de pastoreo y mes.
Manejo pastoreo
Mes
Parámetro
Libre
Dirigido
Valor P
Abril
Mayo
Junio
Valor P
PLd (ml/d)
1346±420
1343±453
0,99
1544±466 a
1229±401 b
1110±323 b
0,001
PLs (ml/d)
1193±351
1218±382
0,39
1334±383 a
1132±328 b
1081±324 b
0,001
a
GB (%)
6,63±0,9
6,50±1,0
0,12
6,21±0,9
PV (kg)
60,8±7,6
61,7±8,8
0,19
60,0±8,0 a
6,57±0,8
a
61,6±7,8 b
b
0,001
63,3±7,6 c
0,001
7,32±0,8
siendo PLd: producción de leche individual y diaria, PLs: producción de leche corregida; GB: grasa bruta de la leche y PV: peso vivo. a: Los
distintos superíndices indican diferencias significativas por fila (P>0,05).
354
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
CONCLUSIONES
De acuerdo a los resultados obtenidos, las parcelas en pastoreo dirigido presentan la
misma oferta y calidad nutritiva de la hierba para aprovechamiento a diente, pero un 14% más
de hierba conservada en el corte de mayo. Esta producción de hierba “extra” puede suponer
un ahorro en la compra de forraje para una explotación, gracias a un cambio en el manejo del
pastoreo. Aunque estos resultados deberían confirmarse en años sucesivos.
Las ovejas manejadas en pastoreo dirigido presentan la misma producción y
composición lechera que las manejadas en pastoreo libre. De acuerdo a los resultados de este
trabajo, la efectividad técnico-económica del pastoreo dirigido se debería al incremento de
producción de forraje. En esta comunicación no se han tratado las ventajas del pastoreo
dirigido debidas al mayor descanso de las parcelas D.
AGRADECIMIENTOS
Este trabajo fue financiado por el programa europeo LIFE (LIFE12 ENV/ES/000232)
y el Gobierno Vasco. Nuestro más sincero agradecimiento a las personas que colaboraron en
la toma de datos y muestras en campo.
REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS
BOQUIER F. Y CAJA G. (1993) Recent advances on nutrition and feeding on dairy sheep. In: Proc. 5th
international symposium on machine milking of small ruminants (Ed. S.Kukovics), pp: 580-607.
MANDALUNIZ N., IMAZ M., SAEZ J., ETXEBERRIA A., ALDEZABAL A., ARRANZ J. Y RUIZ R.
(2014a) Propuesta de una alternativa de gestión sostenible del pastoreo en explotaciones ganaderas. En:
Busqué et al. (Eds). Pastos y PAC 2014-2020; pp 81-88. Potes, España: Sociedad Española para el
Estudio de los Pastos.
MANDALUNIZ N., ARRANZ J., RUIZ R., SAEZ J., ANZA M. Y MIJANGOS I. (2014b) Impacto de
diferentes sistemas de pastoreo en ovino lechero según las TSAP-tarjetas de salud de los
agroecosistemas pascícolas. En: XI Congreso SEAE: Agricultura ecológica familiar, pp. 138. VitoriaGasteiz, España: Sociedad Española Agricultura Ecológica.
MANDALUNIZ N., ARRANZ J. Y RUIZ R. (2015) Efecto de las prácticas de manejo del pastoreo sobre la
huella de carbono en un sistema de ovino lechero. Aceptado para: Workshop de la Red Remedia, 23- 25
de Marzo de 2015 (Madrid).
OREGUI L.M., GARRO J., VICENTE M.S. Y BRAVO M.V. (1997) Estudio del sistema de alimentación en las
razas ovinas Latxa y Carranzana: utilización de los pastos comunales y sumplementación en pesebre.
ITEA vol. 93A- nº3, 173-182.
355
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
ROCA-FERNÁNDEZ A.I., O’DONOVAN M., CURRAN C. Y GONZÁLEZ-RODRÍGUEZ A. (2014) Efecto
de la oferta y de la disponibilidad diaria sobre la cantidad de pasto ingerido y sobre su composición
química y sobre la producción y composición química de la leche. En: Busqué et al. (Eds). Pastos y
PAC 2014-2020; pp 81-88. Potes, España: Sociedad Española para el Estudio de los Pastos.
TEAGE W.R., DOWOHOWER S.L., BAKER S.A., HAILE N., DeLAUNE P.B. Y CONOVER D.M. (2011)
Grazing management impacts on vegetation, soil biota and soil chemical, physical and hydrological
properties in tall grass prairie. Agriculture, Ecosystems and Environment, 141: 310– 322.
356
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
FACTORES QUE INFLUYEN EN EL USO DE PRADERAS CULTIVADAS
POR PRODUCTORES DE LECHE EN PEQUEÑA ESCALA DEL
ALTIPLANO CENTRAL MEXICANO
FACTORS INFLUENCING THE USE OF CULTIVATED GRASSLAND BY SMALL-SCALE DARY FARMERS
FROM THE HIGHLANDS OF CENTRAL MEXICO
M. JUÁREZ-MORALES1, J.D. GARCÍA-VILLEGAS1, E. SÁNCHEZ-VERA1, C.M. ARRIAGAJORDAN1, A.A. RAYAS-AMORP2 Y C.G. MARTINEZ-GARCIA1
1
Instituto de Ciencias Agropecuarias y Rurales (ICAR). Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM). Instituto
Literario100, Col. Centro. 50000 Toluca. Estado de México (México). [email protected] 2 Departamento de
Ciencias de la Alimentación. División de Ciencias Biológicas y de la salud. Universidad Autónoma Metropolitana Unidad
Lerma. Av. Hidalgo poniente 46, Col. La Estación. 52006 Lerma de Villada. Estado de México (México).
RESUMEN
El objetivo del trabajo fue realizar un estudio comparativo entre productores (n=106) de leche en pequeña escala
del Altiplano Central Mexicano, para identificar variables socioeconómicas, de la unidad de producción, factores
cognoscitivos y sociales que influyen en el uso o no de praderas cultivadas. El análisis de los datos se realizó mediante la
Teoría del Comportamiento Planeado (TPB), que mostró que la presión social de los referentes sociales influyó en la
intención de los productores del Grupo 1 (productores con 49 años de edad y 26 años de experiencia) para usar praderas
cultivadas; mientras que la intención de los productores del Grupo 2 (productores con 42 años de edad y 20 años de
experiencia) estuvo influenciada de forma negativa por las creencias que fueron percibidas como dificultades tales como:
tener que pagar el servicio de riego, no recuperación de la inversión inicial con la venta de la leche, falta de asesoría y
conocimiento para su uso. Se concluye que las creencias positivas y referentes sociales identificados en el trabajo deberían
ser considerados por los servicios de extensión, como fuentes de conocimiento y canales de comunicación para la promoción
de praderas cultivadas, especialmente con productores que no están familiarizados con la innovación, como fue el caso de los
productores del Grupo 2.
Palabras clave: Teoría del Comportamiento Planeado (TPB), factores socio-psicológicos, intención de productores,
extensión, uso de praderas.
SUMMARY
In order to identify variables that describe farmers, farms, as well as cognitive (beliefs), social psychological factors
(social norms) and difficulties associated with the use or not of cultivated grassland, a comparative study was conducted
between farmers who use and not use cultivated grassland. The data were collected from 106 farmers who use and not use the
innovation. The analysis of the data with the Theory of Planed Behaviour (TPB) showed that social pressure of the social
referents played an important role on the users’ intention (Group 1, farmers with 49 years of age and 26 years of experience)
to use cultivate pastures in the farm; whereas, non-users’ intention (Group 2, farmers with 42 years of age and 26 years of
experience) was negative influenced by the beliefs perceived as difficulties such as payment for the irrigation service, the
initial investments is not recover with the milk sell and lack of training and knowledge to use the innovation. It is concluded
that the positive beliefs and social referents identified in the research could be taken into account by government in the design
of extension activities for cultivated pastures to small-scale dairy farmers as the case of Group 2.
Key words: Theory of Planed Behaviour (TPB), social psychological factors, farmer’s intention, extension, innovations.
357
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
INTRODUCCIÓN
En México, los sistemas de producción de leche en pequeña escala (SPLPE) juegan un
papel importante en la producción de leche nacional, la contribución de empleos a tiempo
completo y la generación de ingresos diarios; por lo que han sido considerados como una
alternativa de desarrollo rural (Arriaga-Jordán et al., 2002). La problemática que presentan
estos sistemas son los altos costos de producción; ya que por concepto de alimentación
representan hasta el 70% (Espinoza-Ortega et al., 2005). Fadul-Pacheco et al. (2011) afirman
que el uso de praderas cultivadas ofrece una mayor sustentabilidad económica de los sistemas
de producción de leche en pequeña escala. Así mismo, se trata de una innovación que ha sido
adoptada por los pequeños productores de leche del noroeste del Estado de México (MartínezGarcía et al., 2012). En la adopción de esta innovación, las creencias (ventajas y desventajas
de la innovación) de los productores y la presión social juegan un papel importante (Garforth
et al., 2004). Por tanto, el objetivo de este trabajo fue realizar un estudio comparativo entre
productores de leche en pequeña escala del Altiplano Central Mexicano, que hacen uso y no
de praderas cultivadas, para identificar variables socioeconómicas, de la unidad de
producción, factores cognoscitivos y sociales que influyen en el uso de las praderas
cultivadas.
MATERIAL Y MÉTODOS
Área de estudio
La investigación se llevó a cabo en el municipio de Aculco, el cual está localizado al
noroeste del Estado de México. La producción media diaria de leche alcanza los 49000 litros
(con 4084 cabezas), lo que representa el 8,7% de la producción total diaria del Estado de
México (INEGI, 2007).
Selección de productores y toma de datos
El criterio de selección de los productores entrevistados se basó en dos características:
a) productores que estuvieran usando o no praderas cultivadas en sus unidades de producción,
y b) productores con un tamaño de hato de 3 a 30 animales. Se realizó el estudio sobre 106
productores, representado el 11,4% de productores del área de estudio. Los participantes se
identificaron a través de un muestreo de bola de nieve (Vogt, 2005). Los datos fueron
recogidos en dos fases siguiendo lo establecido en el marco teórico de la Teoría del
358
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
Comportamiento Planeado (Ajzen, 2005). En la primera fase se realizaron entrevistas semi
estructuradas con 20 productores que hacen uso de praderas cultivadas y 20 productores que
no. Las entrevistas permitieron obtener las creencias (ventajas y desventajas del uso de
praderas cultivadas), referentes sociales (personas u organizaciones) y las dificultades que los
productores perciben sobre el uso y no uso de praderas cultivadas (control conductual
percibido). Obteniéndose en esta primera fase, 10 creencias, 7 referentes sociales y 4
dificultades, que fueron utilizados para la elaboración del cuestionario que se aplicó a los 106
productores (los cuales incluyen a los 20 que hacen uso de praderas y a los 20 que no hacen
uso) participantes en la segunda fase de colección de datos. El cuestionario también recabó
información referente a características del productor y de la unidad de producción.
Análisis de los datos
La muestra total (n=106) fue dividida en productores que hacen uso de praderas
cultivadas (n=55) y en productores que no hacen uso (n=51). Para identificar diferencias entre
grupos, 3 variables socioeconómicas (edad, educación y experiencia) y 9 variables que
describen a la unidad de producción (número de integrantes de la familia, mano de obra
familiar, tamaño de hato, número de vacas en producción, producción total de leche por hato y
día, litros de leche vendida por día, precio de la leche, número de hectáreas, área utilizada
para praderas cultivadas) fueron analizadas a través de la prueba de Mann-Withney U. La
mediana y el rango intercuartil se utilizaron como medida de tendencia central y dispersión
(Field, 2009). Correlaciones de Spearman (Field, 2009) fueron realizadas para identificar
variables que describen al productor y la unidad de producción que estuvieran correlacionadas
con la intención de los productores de cada grupo de usar praderas cultivadas. Los
componentes de la Teoría del Comportamiento Planeado: a) creencias hacia el
comportamiento (Actitud), b) creencias normativas (norma subjetiva) y c) dificultades para
realizar el comportamiento (control conductual percibido), fueron analizados de forma
independiente, a través de correlaciones de Spearman. La prueba de Mann-Whitney U fue
utilizada para identificar diferencias entre grupos con respecto a la percepción del uso de
praderas cultivadas.
359
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
RESULTADOS Y DISCUSIÓN
Características generales de los grupos de productores
La Tabla 1 describe las características generales y las diferencias entre grupos de
productores que usan y no usan praderas cultivadas en su unidad de producción.
Tabla 1. Características generales y diferencias entre los dos grupos de productores que usan y no usan
praderas cultivadas.
Variables
Características del productor
Edad del productor, años
Educación del productor, años
Experiencia del productor, años
Características, unidad de producción
Miembros de la familia, individuos
Mano de obra familiar, individuos
Tamaño del hato, cabezas
Vacas en producción, cabezas
Producción de leche por vaca y día, litros
Leche vendida por día, litros
Precio de la leche, pesos mexicanos
Número total de hectáreas, Ha
Área utilizada para praderas cultivadas, Ha
1
Grupo 1
Usan praderas
cultivadas
(n=55)
Mediana
RIC1
49,0
20,0
6,0
3,0
26,0
20,0
5,0
2,0
15,0
8,0
15,0
120,0
5,2
5,0
1,0
2,0
2,0
10,0
7,0
8,0
128,0
0,4
6,0
1,0
Grupo 2
No usan praderas
cultivadas
(n=51)
Mediana
RIC1
42,0
21,0
6,0
4,0
20,0
20,0
4,0
2,0
6,0
3,0
12,0
36,0
5,0
1,5
0,0
2,0
3,0
7,0
4,0
7,0
58,0
0,2
2,8
0,0
P2
<0,029
0,879
<0,006
0,149
0,070
<0,000
<0,000
<0,002
<0,000
<0,039
<0,000
---
RIC: Rango Intercuartil; 2P valor de la prueba de Mann Whithney U (P<0,05).
Intención de los productores para el uso de praderas cultivadas
La prueba de Mann Whitney U mostró que la intención de usar praderas introducidas
en los siguientes 12 meses por los productores (Mediana=4,0) no presentó diferencias
significativas U=1165 (P>0,05) con respecto a la intención de los productores que no las usan
(Mediana = 3,0). Sin embargo, el 60% de los productores que usan praderas cultivadas
manifestaron una intención positiva, ya que el 31% mencionó que su intención es muy fuerte
y el 29% fuerte; mientras que el 16% manifestó una intención poco débil, el 18% muy débil y
sólo el 6 indicó no saber. Por otro parte, el 36% de los productores que no usan la innovación
manifestaron una intención positiva, es decir, el 20% indicó tener una intención muy fuerte y
el 16% fuerte; sin embargo, una considerable proporción (41%) manifestó una intención poco
débil; mientras que para el 14% fue muy débil y solo el 9% manifestó no saber si tenía
intención de usar praderas introducidas.
360
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
Variables correlacionadas con la intención del productor para el uso de praderas
La intención de los productores para utilizar praderas introducidas en los próximos 12
meses no estuvo correlacionada con las variables que describen al productor y a la unidad de
producción de ambos grupos (Tabla 2); sin embargo, la intención de los productores que no
han usado la innovación, presentó una correlación positiva significativa (P<0,05) con la
variable precio de la leche (r = 0,307, P<0,05). Por lo tanto, la intención de los productores
del Grupo 2 para usar praderas introducidas en los próximos 12 meses, es mayor en aquellos
productores que obtienen un mejor precio por litro de leche.
Creencias que influyen en la actitud del productor para usar praderas cultivadas
La mayoría de los productores manifestó que el uso de praderas cultivadas permite
tener forraje de buena calidad, con bajo coste, aumento de la producción de leche, reducción
de gasto en alimentación, requerimiento de poco trabajo, mínima inversión para su
mantenimiento, permite el uso del estiércol producido en la unidad de producción, no requiere
tiempo y mano de obra para su corte cuando se utilizan para pastoreo. Así mismo, algunas
creencias negativas también fueron reconocidas; las cuales fueron: requerimiento de varios
riegos durante el invierno y primavera, ofrece poca disponibilidad de forraje durante el
invierno y requiere de mayor superficie de tierra para alimentar a todo el hato.
Barreras y conductores del uso de praderas cultivadas
Las barreras cognitivas son creencias negativas que impiden de alguna manera la
adopción de la innovación; por el contrario, los conductores son las creencias positivas que
favorecen el uso o adopción de una innovación (Martínez-García et al., 2013). En este estudio
se identificaron dos creencias que actuaban como barrera para la adopción de praderas
cultivadas en ambos grupos, las cuales fueron: el uso de praderas cultivadas requiere de una
mayor superficie para alimentar a todo el hato y requiere de varios riegos durante el invierno
y primavera. Por otra parte, se encontraron cinco creencias que actúan como conductores, las
cuales fueron: el uso de praderas cultivadas permite tener forraje de buena calidad y bajo
costo, aumentar la producción de leche, no se invierte en la compra de forraje durante la
época de lluvias, requieren de poco trabajo y una mínima inversión para su mantenimiento.
Por lo tanto, el uso de praderas cultivadas puede ser promovido a través de la comunicación
de sus ventajas en la unidad de producción; así mismo combatir las creencias que fueron
identificadas como barreras, como lo indica Garforth et al. (2004).
361
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
Referentes sociales que influyen en la intención de los productores
De los 7 referentes sociales identificados (otro productor, prestador de servicios
profesionales, vendedor de forrajes, universidad, padre, hermano y tío), únicamente el
vendedor fue el referente social sin ninguna influencia para motivar a los productores del
Grupo 1 para usar praderas cultivadas en su unidad de producción. Mientras que los
productores del Grupo 2, ninguno de los referentes sociales mostró influencia para el uso de
praderas cultivadas. Por lo tanto, los referentes sociales que mostraron influencia en el Grupo
1, deberían ser considerados como la principal fuente de comunicación y difusión de la
innovación en el Grupo 2, como lo establece Garforth et al., (2004).
Dificultades que influyen en la intención de los productores para usar praderas
Las cuatro dificultades identificadas en el uso de praderas cultivadas fueron: compra
de semilla, pago del servicio de riego, no recuperación de la inversión inicial con la venta de
la leche, falta de asesoría y conocimiento para su uso. Sin embargo estas dificultades no
presentaron influencia en la intención de los productores del Grupo 1 para usar praderas
cultivadas; en el caso de los productores del Grupo 2 se observó lo contrario, ya que las
creencias percibidas como dificultades, tales como: realizar el pago del riego (r = 0,239,
P<0,05), no recuperación de la inversión inicial con la venta de la leche (r = 0,420, P<0,01) y
la falta de asesoría y conocimiento para su uso primera (r = 0,620, P<0,01), mostraron una
correlación significativa (P<0,05) con la intención del productor, lo que indica que los
productores con estas creencias son limitantes para el uso de praderas cultivadas, y por lo
tanto, su intención de uso será menor.
CONCLUSIONES
Los resultados muestran que las variables que describen al productor y a la unidad de
producción no mostraron influencia sobre la intención de los productores para usar praderas
cultivadas en los 12 meses siguientes; sin embargo, si a los productores del Grupo 2 se les
pagara un mejor precio por litro de leche, su intención seria mayor para usar praderas
cultivadas. Por otra parte, la intención de los productores del Grupo 1 se vio principalmente
influenciada por la presión de los referentes sociales tales como otro productor, prestador de
servicios profesionales, universidad, padre, hermano y tío, mientras que la intención de los
productores del Grupo 2 se vio limitada por las dificultades que los productores perciben.
362
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
AGRADECIMIENTOS
Los agradecen a todos los productores por su participación en el estudio. El primer
autor agradece al Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT) por la beca de
maestría y a la Universidad Autónoma del Estado de México por el apoyo en la realización de
la investigación.
REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS
AJZEN I. (2005) Attitudes, Personality and Behaviour. 2nd ed. Open University Press. Milton Keynes. England.
ARRIAGA-JORDÁN C., ALBARRÁN-PORTILLO B., ESPINOZA-ORTEGA A., GARCÍA-MARTÍNEZ A. Y
CASTELÁN-ORTEGA O.A. (2002) On-farm comparison feeding strategies based on forages for small
dairy production systems in the highlands of central Mexico. Experimental Agriculture, 38, 375-388.
ESPINOZA-ORTEGA A., ÁLVAREZ-MACÍAS A., DEL VALLE M.C. Y CHAUVETE M. (2005) La economía
de los sistemas campesinos de producción de leche en el Estado de México. Técnica Pecuaria México,
43, 39-56.
FADUL-PACHECO L., ALFONSO-ÁVILA R.A., ESPINOZA-ORTEGA A., SÁNCHEZ-VERA E. Y
ARRIAGA-JORDÁN C.M. (2011) Evaluación de la sustentabilidad en sistemas de producción de leche
en pequeña escala. En: Cavallotti-Vázquez B.A., Marcof-Álvarez C.F. y Ramírez-Valverde B. (eds). La
ganadería ante el agotamiento de los paradigmas dominantes, volumen 2, pp 173-186. Universidad
Autónoma de Chapingo, México.
FIELD A. (2009) Discovering statistics using SPSS. 3rd ed. Thousand Oaks, California: SAGE Publications.
Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) (2007) Censo Agrícola, Ganadero y Forestal
2007. Unidades de producción con bovinos y producción media de leche según actividad zootécnica del
ganado por entidad y municipio.
GARFORTH C., REHMAN T., MCKEMEY K., TRANTER R., COOKE R., YATES C., PARK J. Y DORWARD
P. (2004) Improving the design of knowledge transfer strategies by understanding farmer attitudes and
behaviour. Journal of Farm Management, 12, 17-32.
MARTÍNEZ-GARCÍA C.G., DORWARD P. Y REHMAN T. (2012) Farm and socioeconomic characteristics of
small-holder milk producers and their influence on the technology adoption in Central Mexico. Tropical
Animal Health and Production, 44, 1119-1211.
MARTÍNEZ-GARCÍA C.G., DORWARD P. Y REHMAN T. (2013) Factors influencing adoption of improved
grassland management by small-scale dairy farmers in Central Mexico and the implications for future
research on smallholder adoption in developing countries. Livestock Science, 152, 228-238.
VOGT W.P. (2005) Dictionary of statistics and methodology: a non-technical guide for the social sciences. 3rd
ed. United Sated of America: Sage publications.
363
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
364
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
ÍNDICE DE AUTORES
ACOSTA GALLO B. ............................................................................................................ 341
ADROVER M. ...................................................................................................................... 105
AFIF-KHOURI E. .................................................................................................................. 113
AGUÍN O. ............................................................................................................................. 275
ALBIZU I. ............................................................................................................................... 87
ÁLVAREZ-PASCUA A. ........................................................................................................ 23
ANZA HORTALÁ M. .................................................................................................... 87, 217
ARRANZ J. ........................................................................................................................... 349
ARRIAGA-JORDÁN C.M. .......................................................................................... 251, 357
ASCASO J. ............................................................................................................................ 121
AVILÉS ARRIAGA M. ........................................................................................................ 341
BÁEZ BERNAL D. ....................................................................................................... 185, 267
BAIZÁN S. ............................................................................................................................ 225
BANDE-CASTRO M.J. ................................................................................................ 201, 275
BARAZA E. ................................................................................................................ 39, 71, 79
BARRANTES O. .......................................................................................................... 121, 293
BARTOLOMÉ FILELLA J. ............................................................................................. 71, 79
BERBIELA L. ......................................................................................................................... 19
BERNUÉS A. ........................................................................................................................ 309
BETRÁN R. .......................................................................................................................... 293
BLANCO M. ......................................................................................................................... 235
BLASCO I. ............................................................................................................................ 293
BLÁZQUEZ MADRID R. .................................................................................................... 341
BOTANA A. ................................................................................................................. 161, 169
BOU M. ................................................................................................................................... 63
BROCA A. .................................................................................................................... 121, 293
BRONCANO M.J. .................................................................................................................. 79
365
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
BUSQUÉ J. ............................................................................................................................. 31
BUXADÉ-CARBÓ C. ............................................................................................................ 17
CABALLERO J.C. .................................................................................................................. 15
CABEZA F.M. ...................................................................................................................... 129
CABEZA DE VACA M. ....................................................................................................... 325
CALERO R. .......................................................................................................................... 105
CAMPO L. .................................................................................................................... 145, 153
CANALS R.M. ........................................................................................................................ 47
CAPÓ RODRIGUEZ A. ......................................................................................................... 71
CARBONERO MUÑOZ M.D. ..................................................................................... 193, 333
CASAL C. ............................................................................................................................. 259
CASAS ARCARONS C. ....................................................................................................... 317
CASASÚS I. .......................................................................................................................... 309
CASTRO INSUA J. ...................................................................................................... 185, 267
CESPEDES M. A. ................................................................................................................. 243
CIFRE J. .......................................................................................................................... 39, 137
DAGNAC T. ......................................................................................................................... 161
DE HARO BAILÓN A. ........................................................................................................ 193
DE LA RIVA FERNÁNDEZ J. ............................................................................................ 285
DE LA ROZA DELGADO B. ...................................................................................... 225, 259
DELGADO F. ....................................................................................................................... 129
DÍAZ N. ................................................................................................................................ 169
DURÁN M. ............................................................................................................................. 47
EPELDE L. .............................................................................................................................. 87
ESEVERRI P. ........................................................................................................................ 243
ESPUNYA C. .......................................................................................................................... 79
FANLO R. ............................................................................................................................... 63
FERNÁNDEZ E. ................................................................................................................... 105
FERNÁNDEZ-LORENZO B. ...................................................................................... 161, 169
FERNÁNDEZ REBOLLO P. ....................................................................................... 193, 333
FERREIROA V. .................................................................................................................... 275
FERRER C. ................................................................................................................... 121, 293
366
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
FÉRRIZ NÚÑEZ M. ............................................................................................................. 333
FLORES-CALVETE G. ................................................................................................ 161, 169
GALÁN SOLDEVILLA C. .................................................................................................. 341
GARBISU CRESPO C. ................................................................................................... 87, 217
GARCÍA-LATORRE C. ......................................................................................................... 97
GARCÍA MILLÁN J. ........................................................................................................... 341
GARCÍA MORENO A.M. ............................................................................................ 193, 333
GARCÍA POMAR M.I. ................................................................................................ 185, 267
GARCÍA-TORRES S. ........................................................................................................... 325
GARCÍA-VILLEGAS J.D. ................................................................................................... 357
GARCÍA-WHITE T. ............................................................................................................... 97
GARCÍA-WINDER L.R. ...................................................................................................... 251
GASTÓN ROMEO M. .......................................................................................................... 285
GILSANZ REY C. ........................................................................................................ 185, 267
GONZÁLEZ C. ..................................................................................................................... 225
GONZÁLEZ L. ..................................................................................................................... 161
GONZÁLEZ M.A. ................................................................................................................ 225
GONZÁLEZ-ARRÁEZ A. ................................................................................................... 169
GONZÁLEZ-REBOLLAR J.L. ............................................................................................ 129
GORDILLO A. ...................................................................................................................... 325
GULÍAS J. ....................................................................................................................... 39, 137
HEREDIA-NAVA D. ............................................................................................................ 251
HIDALGO FERNÁNDEZ M.T. ........................................................................................... 333
JANER I. ............................................................................................................................... 137
JIMÉNEZ S. ............................................................................................................................ 31
JOY M. .......................................................................................................................... 235, 243
JUÁREZ-MORALES M. ...................................................................................................... 357
LANZÉN A. ............................................................................................................................ 87
LEAL MURILLO J.R. .................................................................................................. 193, 333
LEGUA M. A. ....................................................................................................................... 243
LLEDÓ S. .............................................................................................................................. 209
LOBÓN S. ..................................................................................................................... 235, 243
367
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
MAESTRO M.G. .................................................................................................................... 31
MANDALUNIZ N. ............................................................................................................... 349
MANRIQUE E. ............................................................................................................. 293, 301
MANSILLA J.P. ................................................................................................................... 275
MARTÍNEZ E. ........................................................................................................................ 55
MARTÍNEZ T. ........................................................................................................................ 55
MARTÍNEZ-FERNÁNDEZ A. .................................................................... 217, 225, 251, 259
MARTÍNEZ-GARCÍA C.G. ......................................................................................... 251, 357
MARTINEZ UJALDÓN LL. ................................................................................................ 317
MARTÍN SÁNCHEZ I. .......................................................................................................... 87
MARTÍN-TORNERO E. ...................................................................................................... 325
MEDRANO H. ........................................................................................................................ 13
MENDARTE AZKUE S. ........................................................................................................ 87
MIJANGOS I. ................................................................................................................. 87, 217
MILLÁN A. .......................................................................................................................... 121
MODROÑO S. .............................................................................................................. 217, 259
MOLARES X. ....................................................................................................................... 137
MOLINO F. ........................................................................................................................... 243
MONTALVO RODRÍGUEZ J. ............................................................................................ 341
MORA J.L. ............................................................................................................................ 293
MORENO-GONZÁLEZ J. ........................................................................................... 145, 153
MOYÀ G. .............................................................................................................................. 105
MÚGICA L. ............................................................................................................................ 47
MULET S. ............................................................................................................................. 105
NICOLAS E. ......................................................................................................................... 105
NIETO M. ............................................................................................................................... 39
OBREGÓN S. ....................................................................................................................... 193
OLAIZOLA A. .............................................................................................................. 293, 301
OLEA L. .................................................................................................................................. 97
OLIVEIRA-PRENDES J.A. ......................................................................................... 113, 177
PALENCIA P. ....................................................................................................................... 113
PEREIRA-CRESPO S. .................................................................................................. 161, 169
368
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
PLAIXATS BOIXADERA J. ............................................................................................... 317
POBLACIONES M.J. ..................................................................................................... 97, 209
PRIOR E. ............................................................................................................................... 325
QUINTANA BERLANGA Á.R. .......................................................................................... 341
QUINTELA M. ..................................................................................................................... 201
RAMOS M.E. ........................................................................................................................ 129
RAYAS-AMORP A.A. ......................................................................................................... 357
REINÉ R. ...................................................................................................................... 121, 293
RESCH C. ............................................................................................................. 161, 169, 217
RIERA A. ................................................................................................................................ 11
RIOS CASTAÑO P. .............................................................................................................. 193
RIPOLL-BOSCH R. .............................................................................................................. 309
RIVERA-SÁNCHEZ L. .......................................................................................................... 79
ROBLES A.B. ....................................................................................................................... 129
RODRIGO S. .................................................................................................................. 97, 209
RODRÍGUEZ J.R. ................................................................................................................... 31
RODRÍGUEZ-ORTEGA T. .................................................................................................. 309
RUIZ R. ................................................................................................................................. 349
SAINZ M.J. ........................................................................................................................... 275
SAINZ-SÁNCHEZ P.A. ....................................................................................................... 251
SALAS-BUSTAMANTE A. ................................................................................................. 177
SÁNCHEZ M.E. ................................................................................................................... 193
SÁNCHEZ-VERA E. ............................................................................................................ 357
SAN EMETERIO L. ............................................................................................................... 47
SANTAMARÍA O. ......................................................................................................... 97, 209
SANZ A. ................................................................................................................................ 235
SOLDADO A. ............................................................................................................... 225, 259
SOLIVELLAS J. ................................................................................................................... 105
SOTO-BARAJAS M.C. .......................................................................................................... 23
TEJERINA D. ....................................................................................................................... 325
TELLO E. .............................................................................................................................. 309
VADELL J. ........................................................................................................................... 105
369
PASTOS Y FORRAJES EN EL SIGLO XXI
54ª Reunión Científica de la SEEP (14-17 abril 2015)
VALLADARES-ALONSO J. ....................................................................................... 161, 169
VÁZQUEZ DE ALDANA B.R. ............................................................................................. 23
VICENTE F. .......................................................................................................... 217, 225, 251
VIGUERA F.J. ........................................................................................................................ 97
ZABALGOGEAZCOA I. ....................................................................................................... 23
ZAMUDIO A. ....................................................................................................................... 301
370
Fly UP