...

LCMEXL715Rev1s_es.pdf

by user

on
Category: Documents
1

views

Report

Comments

Transcript

LCMEXL715Rev1s_es.pdf
D istr.
NACIONES UNIDAS
lim ita d a
COMISIÓN ECONÓMICA
PARA AMÉRICA LATINA
Y EL CARIBE - CEPAL
L C /M E X /L .7 1 5 /R ev .1
18 de agosto d e 2006
O R IG IN A L : E S P A Ñ O L
ISTMO CENTROAMERICANO: EVOLUCIÓN ECONÓMICA
DURANTE 2005 Y PERSPECTIVAS PARA 2006
(Evaluación final)
06-8 -2 4
iii
ÍN D IC E
P á g in a
R a sg o s g e n e ra le s d e la e v o lu c ió n r e c i e n t e ................................................................
L a e v o lu c ió n del se c to r e x te r n o .....................................................................................
L a p o lític a e c o n ó m ic a ........................................................................................................
1
2
11
a ) L a p o lític a f i s c a l ............................................................................................................
b ) L a s p o lític a s m o n e ta ria y c a m b ia ria ......................................................................
c) L a p o lític a c o m e r c ia l...................................................................................................
11
13
17
L a p ro d u c c ió n , la s re m u n e ra c io n e s y el e m p le o .....................................................
19
a) L a a c tiv id a d e c o n ó m ic a d e lo s p a í s e s ..................................................................
b ) L o s p re cio s, la s re m u n e ra c io n e s y el e m p le o ....................................................
19
22
P e rs p e c tiv a s p a ra el a ñ o 2 0 0 6 .........................................................................................
23
A n e x o e s ta d ís tic o ..................................................................................................................................
27
1.
2.
3.
4.
5.
ÍN D IC E D E C U A D R O S
C u a d ro
A
1
P rin c ip a le s in d ic a d o re s, 2 0 0 0 -2 0 0 5 ..............................................................................
P rin c ip a le s in d ic a d o re s e c o n ó m ic o s, 2 0 0 0 -2 0 0 5 .....................................................
2
P rin c ip a le s in d ic a d o re s e c o n ó m ic o s (T a sa s d e cre c im ie n to ),
2 0 0 0 -2 0 0 5 .............................................................................................................................
In d ic a d o re s del c o m e rc io d e b ie n e s fob, 2 0 0 0 -2 0 0 5 .............................................
In d ic a d o re s del b a la n c e d e p ag o s, 2 0 0 0 - 2 0 0 5 ..........................................................
In d ic a d o re s d e la d e u d a p ú b lic a , 2 0 0 0 -2 0 0 5 .............................................................
E x p o rta c io n e s in tra rre g io n a le s, 2 0 0 0 - 2 0 0 5 ...............................................................
E v o lu c ió n del v a lo r a g re g a d o d e la a c tiv id a d m a q u ila d o ra y z o n a s
fra n c a s, 2 0 0 0 -2 0 0 5 .............................................................................................................
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
B a la n c e d e la c u e n ta d e v ia je s del ex terio r, 2 0 0 0 -2 0 0 5 .......................................
E x p o rta c ió n d e p re n d a s d e v e s tir a E s ta d o s U n id o s, 2 0 0 0 -2 0 0 6 ......................
C o m e rc io e x te rio r d e b ie n e s fob, c o n M é x ic o , 2 0 0 3 -2 0 0 6 .................................
In d ic a d o re s del G o b ie rn o C en tral, 2 0 0 0 -2 0 0 5 ..........................................................
In d ic a d o re s del c réd ito , 2 0 0 0 -2 0 0 5 ..............................................................................
T asa s d e in te ré s n o m in a le s, 2 0 0 4 - 2 0 0 6 .......................................................................
In d ic a d o re s d e p re c io s, 2 0 0 0 - 2 0 0 5 ................................................................................
T ip o d e c a m b io n o m in a l y real, 2 0 0 0 -2 0 0 5 ...............................................................
29
31
32
33
34
35
36
37
38
39
40
41
42
43
44
45
ISTMO CENTROAMERICANO: EVOLUCIÓN
ECONÓMICA DURANTE 2005 Y
PERSPECTIVAS PARA 2006
1. Rasgos generales de la evolución reciente
La actividad económica en el Istmo Centroamericano registró en 2005 una expansión
superior a la del año anterior (4,4% contra 4% en 2004), apenas por debajo del promedio
de América Latina y el Caribe (4,5%). Excluyendo a Panamá, la tasa de crecimiento se
elevó de 3,3% a 4%. 1 También fue notable una menor dispersión de las tasas alrededor
del promedio. Todos los países se hallan en la fase expansiva del ciclo económico, ya
que se cumplieron tres años de incremento del producto interno bruto (PIB) por
habitante, después del retroceso ocurrido en el bienio 2001-2002. Si bien esos resultados
son positivos, todavía son inferiores a lo que sería necesario para mejorar
perceptiblemente la situación económica y social en la subregión.
Gráfico 1
ISTMO CENTROAMERICANO: PRINCIPALES
INDICADORES MACROECONÓMICOS EN
2004 Y 2005
T asas de variación del
PIB
(36% ), en com paración con 2004. El déficit de la
cuenta corriente del balance de pagos se redujo,
pasando del equivalente de 5,5% del PIB en
2004 a 4,8% en 2005. El déficit fiscal de nuevo
dism inuyó, de 2,3% del PIB a 1,9%, lo que con­
tribuyó a la m ejoría de la situación m acroeconóm ica. Finalm ente, con los datos disponibles de
cinco países, la tasa de desem pleo descendió
ligeram ente, en lo fundam ental por la notoria
declinación en Panam á, país que en el últim o
bienio logró tasas de crecim iento del PIB supe­
riores a 6%.
... en un entorno exterior en general favorable
Fuente: CEPAL, sobre la base de cifras oficiales.
a/ Calculado con datos de cinco países.
Los indicadores macroeconómicos registraron
escasas variaciones...
L a tasa de inflación (8,1% ) en 2005 repitió
la variación registrada en 2004 (véase el gráfi­
co 1). A pesar de que las m etas inflacionarias no
se cum plieron, el nivel observado representa un
logro, dado el aum ento significativo de los p re­
cios internacionales del petróleo y derivados
El entorno internacional determ ina de m odo
esencial los resultados de las econom ías del
Istm o, pues se trata de econom ías pequeñas y
abiertas, con la sum a de exportaciones e im por­
taciones casi igual al PIB. Entre los factores
positivos en 2005 destaca la dem anda externa,
especialm ente la proveniente de Estados Unidos,
su socio com ercial m ás im portante. Otro factor
positivo fue el elevado m onto de las rem esas
fam iliares cercano a 9% del PIB, que ayudaron a
m itigar el considerable déficit com ercial. A de­
m ás, el flujo de capitales del exterior siguió
siendo favorable, por lo que la transferencia neta
de recursos resultó positiva, equivalente a 3,6%
2
del PIB. El entorno financiero, aun cuando se
elevaron las tasas de interés en varios países
desarrollados, perm aneció benigno, caracteriza­
do p o r una abundante liquidez global. Entre los
factores adversos se cuentan los altos precios de
las m aterias prim as, con respecto a las cuales,
debido a su estructura productiva, el área es un
im portador neto. M ención especial m erecen los
altos precios internacionales del petróleo y el
consiguiente aum ento significativo de la factura
petrolera. En consecuencia, los térm inos del
intercam bio siguieron deteriorándose.
Las políticas económicas permanecieron inal­
teradas ...
L a m ezcla de políticas m acroeconóm icas
m antuvo sus rasgos generales de dos años ante­
riores. En m ateria fiscal, la disciplina y el ajuste
continuaron siendo la prioridad. Eso abrió espa­
cio a una política m onetaria que trató de encon­
trar un balance razonable entre la m eta de con­
trolar la inflación y la de estim ular el crecim ien­
to de la producción. El efecto de la política cam ­
biaria, por su parte, fue una am inoración del
im pacto de la inflación im portada a través de una
apreciación casi general de las m onedas regiona­
les frente al dólar estadounidense. En el contexto
de grandes entradas de divisas, la configuración
actual de las políticas m onetaria y cam biaria se
torna cada vez m enos eficiente, lo que provocó
algunos cam bios en 2005, a la vez que se anun­
ciaron otros para el futuro.
Para 2006 se prevé una aceleración ligera del
crecimiento
U na bu en a parte de las tendencias que
condicionaron la situación económ ica en 2005
deberían de prolongarse en 2006. El d in am is­
m o de la econom ía estadounidense y de los
países asiáticos en desarrollo con tin u aría sien ­
do el m otor de la econom ía m undial y red u n ­
daría en un crecim iento del com ercio in tern a­
cional, incluso algo superior al registrad o en
2005. Pese al alza de las tasas de interés, la
liquidez global p ro seg u irá siendo abundante,
aliviando la restricción externa de los países
del Istm o. Se prevé que los precios del p etró ­
leo perm anecerán altos, m ientras que los p re ­
cios de otras m aterias prim as podrían d escen ­
d er ligeram ente. A dem ás, al riesgo de un aju s­
te desordenado de los desequilibrios globales
se añaden ah o ra un d ebilitam iento de los m e r­
cados inm obiliarios y u n a posible p andem ia de
la gripe aviar. C on respecto a las condiciones
internas, las elecciones de gobiernos n ac io n a­
les en dos países (H onduras y C osta R ic a ) no
h an afectado adversam ente la inversión d u ra n ­
te el período electoral, pero han traído algunos
cam bios de p o lítica económ ica. T odavía q u e­
dan p o r celebrarse elecciones en N icarag u a en
la segunda parte del año. Si los riesgos m en ­
cionados no agravan la situación económ ica de
m an era sustancial, las econom ías de la su b re­
g ión podrían re p etir su crecim iento prom edio
de 4,4% en 2006.
2. La evolución del sector externo
La cuenta corriente del balance de pagos regional arrojó un déficit de 4.708 millones de
dólares (equivalente al 4,8% del PIB), cifra inferior alrededor de medio punto porcentual a
la de 2004. Este desempeño fue producto de un importante déficit comercial (-13.630
millones de dólares), el cual se elevó principalmente a raíz de la mayor factura petrolera.
El saldo comercial fue consecuencia de una importación de bienes por 38.921 millones
de dólares frente a 25.291 millones de dólares de exportaciones. Los ingresos por
concepto de remesas familiares (8,8% del PIB) siguieron en ascenso y cubrieron cerca de
74% del déficit comercial, de tal manera que constituyeron un importante elemento de
alivio para la cuenta corriente.
3
Como se observa en el gráfico 2, el creci­
miento del PIB en los últim os seis años ha estado
altamente relacionado con los m ovimientos del
déficit de la cuenta corriente. De eso se desprende
que probablem ente todavía es válida la hipótesis
de que los países del Istmo siguen siendo m uy
dependientes de los recursos del exterior, tanto
por la necesidad de importaciones de bienes de
consumo, intermedios y de capital, como por el
financiamiento del exterior en form a de remesas,
inversión o préstamos. Por lo tanto, esta situación
es un argumento a favor de la hipótesis de que
sigue siendo im portante la restricción externa a su
crecimiento económico.
Por tercer año consecutivo el sector expor­
tad o r del Istm o Centroam ericano m ostró un buen
desempeño: sus ventas aum entaron 11,9% en
2005. A un así, este com portam iento se com para
desfavorablem ente con el del notable crecim ien­
to observado en A m érica Latina y el Caribe
(19%). Las econom ías que registraron m ayor
increm ento de sus exportaciones fueron Panam á
N icaragua, Guatem ala, C osta R ica y Honduras.
Costa R ica destacó por su recuperación con res­
pecto a 2004, gracias a la m ayor venta de m icro­
procesadores, café y productos agropecuarios no
tradicionales. En tanto, El Salvador acusó un
ritm o de crecim iento m uy m oderado.
Gráfico 2
ISTMO CENTROAMERICANO: EVOLUCIÓN DEL
DÉFICIT EN CUENTA CORRIENTE
Y EL PIB a/
*
Cuenta corriente/PIB -
- Tasas de crecimiento del PIB
Fuente: CEPAL, sobre la base de cifras oficiales.
a/ El déficit de la cuenta corriente está expresado
como positivo para una mejor comprensión de
la gráfica.
Gráfico 3
ISTMO CENTROAMERICANO: VARIACIÓN
PORCENTUAL DE LAS EXPORTACIONES
DE BIENES FOB, SEGÚN PRECIO UNITARIO
Y VOLUMEN, 2005
Panam á 200
Panam á 200
N icaragua 200
N icaragua 200
G uatem ala 200
G uatem ala 200
Istm o C entroam ericano 200
Istm o C entroam ericano 200
C osta R ica 200
C osta R ica 200
H onduras 200
1 0.6%
H onduras 200
Centroam érica 200
Centroam érica 200
El Salvador 200
El Salvador 200
■2
0
2
4
6
8
10
V olum en
12
14
16
18
20
22
24
26
Precio
Fuente: CEPAL, sobre la base de cifras oficiales.
En la expansión de las exportaciones del
Istm o C entroam ericano durante 2005 contribuyó
en m ayor proporción el efecto precio que el efec­
to volum en, los cuales aportaron 6,3% y 5,2%,
respectivam ente. El efecto precio fue predom i­
nante en la m ayoría de los países del Istmo,
hecho que se explica por el alza del precio de
productos tradicionales com o el café. Por su
parte, el efecto volum en sólo resultó predom i­
nante en Panamá.
Aunque en 2005 los precios de algunos pro­
ductos de exportación de la región experim enta­
ron importantes incrementos, el Istmo Centroam e­
ricano continuó registrando un deterioro generali­
zado de los térm inos del intercam bio (-2,2% ) por
octavo año consecutivo. A diferencia de la m ayo­
ría de los países del sur del continente, que se
beneficiaron del alza de precios internacionales
por ser productores y exportadores de materias
prim as (por ejemplo, cobre, carne, petróleo, oro,
café), la pérdida en Centroam érica se relaciona
con su estructura exportadora caracterizada por
una proporción m uy alta de productos maquilados
de tipo textil, que no han presentado alzas de pre­
cios. Dado que estos países son importadores
netos de m aterias primas, el auge de los precios
internacionales de dichos productos les acarreó
costos no despreciables.
28
4
Gráfico 4
ISTMO CENTROAMERICANO: PRECIOS
INTERNACIONALES DE ALGUNOS PRODUCTOS
BÁSICOS, ENERO DE 2002 A ENERO DE 2006
del Sistem a A rm onizado, experim entaron un
decrecim iento de 2,7% com parado con 2004. De
esta m anera, la creciente com petencia asiática
durante 2005, fortalecida por la elim inación del
acuerdo m ultifibras que regulaba el com ercio de
prendas de vestir a escala m undial bajo un siste­
m a de cuotas de exportación, afectó a casi toda
la región en cuanto a su cuota del m ercado esta­
dounidense. P or otra parte, el com ercio intrarregional en el Istm o C entroam ericano se h a acele­
rado en los últim os tres años de m anera ininte­
rrum pida (12,8% en 2005), debido en gran parte
al repunte m oderado pero sostenido de las eco­
nom ías de la subregión.
M ientras, el valor de los intercam bios co ­
m erciales totales con M éxico aum entó 29,2% en
2005. Sin em bargo, el balance com ercial para la
subregión fue deficitario en 1.278 m illones de
dólares, un increm ento de tres cuartas partes. Las
exportaciones del Istm o a M éxico llegaron a
1.505 m illones de dólares al crecer a una tasa de
16,3%, m ientras que las im portaciones proceden­
tes de este país se elevaron 37,4% y alcanzaron
2.783 m illones de dólares.
(Índices 2000 = 100)
Gráfico 6
ISTMO CENTROAMERICANO: TÉRMINOS DEL
INTERCAMBIO
(Variación porcentual 2004 y 2005)
Guatemala
Centroamérica
Nicaragua
Istmo Centroamericano
Panamá
El Salvador
Costa Rica
1C
Honduras
-6
-5
-4
-3
□ 2004
-2
-1
0
□ 2005
Fuente: CEPAL, sobre la base de cifras oficiales.
Gráfico 5
ISTMO CENTROAMERICANO: EVOLUCION DE
LAS EXPORTACIONES DE BIENES
Ene
Ene
Ene
Ene
2002
2003
2005
2006
170
A .J
140
110
200
150
100
50 ................................................................
E ie
E ie
E ie
E ie
E ie
2002
2003
2004
2005
2006
50
...............................
E ie
E ie
Ee
Ee
Ee
2002
2003
2004
2005
2006
■ ■■ Algodón
Rábano
Fuente: CEPAL, sobre la base de cifras oficiales.
En el auge reciente de las exportaciones de
bienes, cuyo m onto se elevó de un total de
19.000 m illones de dólares en 2002 — cuando las
econom ías de la región estaban estancadas— a
casi 25.000 m illones en 2005, hay tendencias
encontradas. Por una parte, las exportaciones de
m anufacturas de C entroam érica hacia E sta­
dos Unidos dentro del régim en de m aquila textil,
clasificada en los capítulos aduaneros 61 y 62
Fuente: CEPAL, sobre la base de cifras oficiales.
El valor agregado de la m aquila (exportacio­
nes m enos importaciones) y de las zonas francas
en Centroam érica en 2005 m ostró una importante
contracción con respecto al año anterior, origina­
da en m ayor parte por una caída significativa del
valor añadido de esta actividad productiva en
Costa R ica (-27,6% ) y en El Salvador (-10,7% ).
5
La reducción del valor agregado de la m aquila
en el últim o bienio indica que este sector, que
sirvió de locom otora de crecim iento en los años
noventa, está dejando de cum plir este papel im ­
portante. L a subregión se encuentra apretada
entre dos fuerzas opuestas. P or una parte, hay
econom ías fuera de la región que ofrecen m eno­
res costos laborales y les quitan a los países del
Istm o la producción m aquiladora simple, espe­
cialm ente en lo relacionado con los textiles. Por
otra parte, la subregión no h a invertido lo sufi­
ciente en adopción de tecnologías m ás avanzadas
y la producción con m ayor valor agregado. Si
bien H onduras y N icaragua no han perdido por
com pleto la com petitividad basada en la m ano de
obra barata en el sector de m aquila, para los de­
más países esta opción es cada vez m enos viable.
Así, una política de m ayor diversificación de la
actividad m aquiladora en los países del Istm o y
de tránsito hacia actividades de m ayor valor
agregado atenuaría la volatilidad y vulnerabili­
dad de la m aquila en la región.
Las im portaciones regionales de bienes
sum aron 38.921 m illones de dólares y crecieron
13,2% con respecto a 2004. U na parte significa­
tiv a de este increm ento se debió, por segundo
año consecutivo, al alza de los precios de petró­
leo y com bustibles y otros bienes interm edios.
Pero, tam bién es im portante resaltar una alta
proporción del com ponente im portado en m u­
chas actividades de producción nacional, tanto
para las exportaciones com o para el consum o
nacional. Esto se refleja en la elevación de las
im portaciones cada vez que se dinam iza la acti­
vidad económica.
En 2005 los ingresos por viajes del exterior
en la región observaron un flujo creciente
(16,2% m ás con respecto a 2004). En esta co­
rriente de divisas destaca El Salvador con 23,2%
de increm ento en sus ingresos; sin em bargo,
todavía es notoria la diferencia en el volum en de
ingresos con respecto a los destinos tradicionales
com o Costa Rica. De esta m anera, la balanza
regional de viajes presentó un saldo positivo de
2.765 m illones de dólares, 20,5% m ás que en
2004.
Gráfico 7
CENTROAMÉRICA: VALOR AGREGADO DE LA
MAQUILA Y ZONAS FRANCAS
CBtiïo ^ ca
□ 2003 □ 2004 □ 2005
Fuente: CEPAL, sobre la base de cifras oficiales.
El balance en la cuenta financiera y de capi­
tal (que incluye errores y omisiones) registró un
saldo positivo de 6.176 m illones de dólares, con
un aum ento de 15,4% con respecto al año ante­
rior; tras la atenuación ocurrida en 2002 se com ­
pletaron tres años de expansión en los ingresos de
capitales. Este dinamismo de 2005 se explicó por
las entradas de inversión extranjera directa (IED)
y de otra inversión, principalm ente préstamos
bancarios; en contraste con 2004, retrocedió la
actividad de los gobiernos en el m ercado interna­
cional de bonos. M erced a la afluencia de capita­
les y de remesas familiares por tercer año conse­
cutivo, fue posible acum ular reservas internacio­
nales e increm entar la transferencia neta de recur­
sos al Istmo, esta vez a 3.533 m illones de dólares.
6
Recuadro 1
ISTMO CENTROAMERICANO: FACTURA PETROLERA a/ EN 2005
E n 2005, el precio del petróleo se incrementó de 42,24 a 59,06 dólares por barril. Por este efecto, en 2005 la fac­
tura petrolera del Istmo Centroamericano se elevó de 4.000 a 5.560 millones de dólares. Hay que notar que el
volum en importado decreció 0.6% en contraste con los precios, que ascendieron 38.9%.
La factura petrolera regional equivalió a 5,7% del PIB en 2005. Sin embargo, su efecto fue muy heterogéneo
por países; en Honduras y Nicaragua su importancia rondó el 10% del PIB y en Costa Rica, El Salvador, Guate­
mala y Panamá, la factura petrolera como proporción del PIB estuvo en torno a 5%.
E n el período 2002-2005, la factura petrolera más que se duplicó en los países centroamericanos. Esta alza
tuvo un fuerte peso en el déficit de la cuenta corriente de los países del Istmo, de tal forma que la factura petrole­
ra en 2005 llegó a representar un 118% del déficit regional e incidió con mayor fuerza en los déficit de
El Salvador y Guatemala.
Gráfico 8
ISTMO CENTROAMERICANO: FACTURA PETROLERA
12
10
0
E
r‘d
tí
'O
o
8
6
4
2
ao
S
H 0
fin
c3
O R
O -2
c3
Tc33
j>
m
c3
3
O
-ëtí
O
3bíj
c3
c3
ctí3
fin
□ 2003 □ 2004 □ 2005
Fuente: CEPAL, sobre la base de cifras oficiales.
Al analizar los precios del petróleo en los últimos 10 años se nota que al comienzo del período el precio osci­
ló en torno a 20 dólares por barril. En el siguiente período el precio promediaba 30 dólares por barril. E n 2004 y
2005, en cambio, el precio promedio se disparó a 50 dólares por barril y en el primer semestre del 2006 superó
los 70 dólares. Lamentablemente, la mayoría de las proyecciones prevé que este precio se mantendrá en este ni­
vel en los próximos dos años. Las tensiones geopolíticas recientes confirman estas proyecciones.
/Continúa
7
Recuadro 1 (Conclusión)
Gráfico 9
PETRÓLEO WEST TEXAS INTERMEDIATE
PRECIO INTERNACIONAL MENSUAL
(Dólares/barril)
80
70
60
50
40
30
20
10
0
1997
1998
1999
2000
— Me n s u a l
2001
2002
2003
2004
2005
2006
Las cifras representan el promedio anual
Fuente: CEPAL, sobre la base de cifras oficiales.
a/ Importaciones de petróleo y derivados.
Gráfico 10
ISTMO CENTROAMERICANO: PRODUCTO
INTERNO BRUTO E INGRESOS
DE CAPITALES
6
5
4
3
2
0
1991
1993
1995
1997
1999
2001
2003
□ □ Producto interno bruto
Ingreso neto de capitales /PIB
Fuente: CEPAL, sobre la base de cifras oficiales.
2005
U na m irada de m ás largo plazo al vínculo
entre los ingresos de capitales netos y el creci­
m iento de la econom ía del Istm o revela una rela­
ción en general positiva. Sin em bargo, pareciera
que en los últim os cinco años se habría produci­
do un cam bio estructural de gran im portancia.
En los años noventa la subregión logró un cre­
cim iento robusto con entradas de capitales m e­
nores de lo que se tiene actualm ente. En cambio,
a partir del año 2000 en apariencia los m ayores
ingresos de capitales no tendrían el efecto dina­
m izador de antaño. Esta situación, que se podría
llam ar efecto de “saturación”, plantea un serio
interrogante a la orientación general de las eco­
nom ías del Istm o en el nuevo m ilenio.
L a transferencia neta de recursos (TNR)
total hacia el Istm o Centroam ericano continuó
siendo positiva, com o lo ha sido al m enos desde
1991. En 2005 equivalió a 3,6% del PIB, p rinci­
palm ente por la contribución de la T N R de re­
cursos financieros (3,2% del PIB). En cambio, la
8
T N R de corrientes de inversión directa fue m uy
pequeña (0,4% del PIB) a causa del significativo
m onto que representaron las repatriaciones de
utilidades netas, especialm ente en C osta R ica y
Panamá. L a favorable T N R total hacia el Istmo
contrasta con la TN R total hacia A m érica L atina
y el C aribe, la cual desde 1999 h a sido negativa,
y en 2005 equivalió a 2,9% del PIB.
N ótese que en 2005 el Istm o fue favorecido
tam bién p or el ingreso de las rem esas fam iliares,
que representaron 8,8% del PIB. 2 Este volum i­
noso ingreso contrarrestó el pesado déficit co­
m ercial de la región (11,9% del PIB) y redujo
notoriam ente el déficit de la cuenta corriente del
balance de pagos.
Gráfico 11
ISTMO CENTROAMERICANO: TRANSFERENCIA
NETA DE RECURSOS SEGÚN COMPONENTES
cam bio, en otros países de la subregión se m an­
tuvo en los niveles del bienio 2003-2004 (véase
el gráfico 12). El estancam iento de la IED en el
Istm o contrasta con el increm ento de ésta para el
conjunto de países de A m érica Latina y el Caribe
(4,3%).
En Costa R ica la IED continuó ligada a rein­
versiones realizadas por las em presas extranjeras
ya establecidas en las zonas francas del país, es­
pecialmente en la industria electrónica y de com ­
ponentes para computadores, en la industria far­
m acéutica y en la de equipos médicos. En Nicara­
gua se concentró en sectores de servicios (turismo
y comercio), en com unicaciones y en empresas
maquiladoras. En El Salvador y Panam á las co­
rrientes de inversión estuvieron de nuevo muy
asociadas a la expansión del sector bancario,
m ientras que en Honduras siguieron orientadas a
proyectos en las zonas francas. En Guatemala, por
cuarto año consecutivo, la IED fue m uy modesta.
(Porcentajes del PIB)
Gráfico 12
ISTMO CENTROAMERICANO: INVERSIÓN
EXTRANJERA DIRECTA NETA
□ □ T ransferencia neta d e recursos financieros c/
□ □ T ransferencia neta d e recursos de inversión directa b /
T ransferencia neta d e recursos totales a/
Fuente: CEPAL, sobre la base de cifras oficiales.
a/ Corresponde al ingreso neto de capitales menos
el saldo de la balanza de renta (pagos netos de
utilidades e intereses de la deuda).
b / Equivale al ingreso neto de inversión extranjera
directa (IED) menos las remesas de utilidades
netas.
c/ Equivale al ingreso de otros capitales, distintos
de la IED, menos el pago neto de intereses.
Por su parte, la inversión extranjera directa
neta en el Istm o ascendió a 2.734 m illones de
dólares m onto sim ilar al de 2004, que se explica
en su m ayor parte por la am inoración de las en­
tradas recibidas por El Salvador y H onduras. En
^o3
o
03
>
Oj
O
3a3
o
X
i
O
%
03
□ 2003 □ 2004 □ 2 0 0 5
Fuente: CEPAL, sobre la base de cifras oficiales.
Los flujos de deuda externa (bonos y prés­
tam os bancarios) ascendieron en 2005 a 2.920
m illones de dólares, con u n a variación de 41%
con respecto a 2004. Sin em bargo, la evolución
de sus com ponentes fue contrastante: m ientras
que el endeudam iento neto en bonos fue negati­
vo, los pasivos bancarios netos casi se triplica­
ron.
En 2005, los gobiernos de El Salvador y
Panam á efectuaron colocaciones brutas de bonos
en los m ercados internacionales, aprovechando
9
las m ejores condiciones existentes; estos recur­
sos fueron utilizados principalm ente para finan­
ciar el déficit fiscal en am bos países p ara re ­
com pra de deuda externa. En cam bio, los g o ­
biernos de C osta R ica y G uatem ala optaron por
financiar el déficit fiscal con colocaciones de
deuda en el m ercado local. En térm inos netos,
el m ayor flujo fue recibido p o r El Salvador
(véase el gráfico 13). H onduras y N icaragua no
pueden em itir bonos en los m ercados financie­
ros internacionales p o r estar acogidos a la Ini­
ciativ a p ara la reducción de la deuda de los
países pobres m uy endeudados (HIPC, p o r sus
siglas en inglés).
La colocación del gobierno de El Salvador
fue p or un m onto de 375 m illones de dólares,
con un plazo de 30 años y una tasa de interés de
7,65%. En noviem bre del 2005 el gobierno de
Panam á em itió un bono por 980 m illones de
dólares, con un plazo de 20 años y una tasa de
interés de 7.125% ; esta operación perm itió recom prar tres bonos em itidos en condiciones m e­
nos favorables; con sim ilar objetivo, en enero del
2006 se efectuó otra em isión por 1.363 m illones
de dólares, con un plazo de 30 años.
único país en la región en poseer el grado de
inversión otorgado por M oody's Investors Servi­
ce. En A m érica Latina, de 16 países evaluados,
sólo Chile, M éxico y El Salvador poseen tal
calificación. A principios de 2005 la calificadora
Fitch R atings m odificó la perspectiva de negati­
v a a estable para el caso de El Salvador. P or su
parte, Standard & Poor's cambió la perspectiva
de negativa a estable en febrero y junio de 2005
para Panam á y C osta Rica, respectivam ente. E sta
m edida contribuyó a que las colocaciones de
bonos internacionales se hicieran en condiciones
m ás favorables en térm inos de plazos y tasas de
interés.
Las rem esas fam iliares continuaron con su
tendencia de acelerado crecim iento al increm en­
tarse 20% en 2005. A scendieron a 8.586 m illo­
nes de dólares y representaron 8,8% del PIB; por
cuarto año consecutivo aportaron un m ayor m on­
to de divisas com parado con los ingresos de ca­
pitales de deuda e inversión.
Gráfico 14
ISTMO CENTROAMERICANO: INGRESOS DE
CAPITALES Y REMESAS FAMILIARES
10
Gráfico 13
COSTA RICA, EL SALVADOR, GUATEMALA Y
PANAMÁ: ENDEUDAMIENTO EN BONOS a/
m
8
H 6
'rd
^
a 4A
00
o
sE
o
O
Oh
2
0
o
VO
Os
C
0\\ On
r­
On
On
On O
00
O
On O o
On
n On O o
CN CN
cN
o
o
cn
o
o
o
o
o
o
CN
CN
CN
CN
□ Ingresos neto de capitales □ Remesas familiares
Cl,
Costa
Rica
Fuente: CEPAL, sobre la base de cifras oficiales.
El
Salvador
G uatem ala
Panam á
□ 2003 ■2004 □ 2005
Fuente: CEPAL, sobre la base de cifras oficiales.
a/ E n los mercados financieros internacionales.
A ju n io de 2006 tres de las m ás im portantes
em presas calificadoras de riesgo soberano inter­
nacionales m antuvieron la calificación del año
anterior sobre los instrum entos de deuda de largo
plazo de los países del Istm o Centroam ericano.
Es im portante m encionar que El Salvador es el
El cuantioso ingreso de rem esas fam iliares
plantea un serio dilem a de política económ ica
en algunos países. P or una parte, m ediante estos
recursos se cubre u n a gran parte del déficit de
bienes y servicios factoriales y no factoriales;
pero, por otra, ello contribuye a la apreciación
de la m oneda nacional. A dem ás, com o algunas
autoridades económ icas anticipan que contarán
con financiam iento en exceso p ara cub rir el
déficit com ercial, no están m otivadas para im ­
p lem entar
políticas
de
prom oción
de
Cuadro 1
ISTMO CENTROAMERICANO: CALIFICACIONES DE RIESGO SOBERANO
(Largo plazo)
S&P
Fecha
Bonos en
moneda
extranjera
BB
BB
Honduras
Nicaragua
N/D
N/D
N/D
N/D
Jun-06
Dic-05
Jun-05
BB
BB
BB
estable
estable
estable
BB
BB
BB
El Salvador
Guatemala
Panamá
Fecha
Jun-06
Dic-05
Jun-05
Jun-06
Dic-05
Jun-05
Jun-06
Dic-05
Jun-05
Jun-06
Dic-05
Jun-05
Jun-06
Dic-05
Jun-05
Jun-06
Dic-05
Jun-05
Bonos en
moneda
extranjera
Ba1
Ba1
Ba1
Baa3
Baa3
Baa3
Ba2
Ba2
Ba2
B2
B2
B2
Caa1
Caa1
Caa1
Ba1
Ba1
Ba1
Tendencia
negativo
negativo
negativo
estable
estable
estable
estable
estable
estable
estable
estable
estable
estable
estable
estable
estable
estable
estable
Bonos en
moneda
local
Ba1
Ba1
Ba1
Baa2
Baa2
Baa2
Ba1
Ba1
Ba1
B2
B2
B2
B3
B3
B3
N/D
N/D
N/D
Fuente: Fitch Ratings, Moody's Investors Service y Standard & Poor's.
Para finales de 2005 y a lo largo de 2006 las calificaciones de deuda soberana los países se mantuvieron sin cambio.
N/D: No disponible.
Jun-06
Dic-05
Jun-05
Jun-06
Dic-05
Jun-05
Jun-06
Bonos en
moneda
extranjera
BB
BB
BB
BB+
BB+
BB+
BB+
negativo
negativo
negativo
estable
estable
estable
Estable
Bonos en
moneda
local
BB+
BB+
BB+
BB+
BB+
BB+
BB+
N/D
N/D
N/D
N/D
N/D
N/D
N/D
N/D
Jun-06
Dic-05
Jun-05
BB+
BB+
BB+
estable
estable
estable
BB+
BB+
BB+
Fecha
Tendencia
10
BB+
BB+
BB+
BBBBBBN/D
estable
estable
estable
estable
estable
estable
estable
estable
estable
N/D
Tendencia
Jun-06
Dic-05
Jun-05
Jun-06
Dic-05
Jun-05
Jun-06
Dic-05
Jun-05
N/D
Costa Rica
Fitch
Moody's
Bonos en
M oneda
Local
BB+
BB+
BB+
BB+
BB+
BB+
BB
BB
BB
N/D
11
exportaciones no tradicionales (que a su vez
engrosaría el ingreso de divisas). A sí, el sector
exportador no tradicional está perdiendo dina­
m ism o con su consiguiente im pacto en el cre­
cim iento de la econom ía.
Las rem esas están concentradas en
El Salvador, G uatem ala, H onduras y N icaragua.
G uatem ala y El S alvador recibieron casi 3.000
m illones de dólares y H onduras 1.800 m illones.
Lo notable es que en 2005 ascendieron a pro­
porciones del PIB sin precedentes en H onduras
(21,2% ) y El S alvador (16,7% ). En cam bio, las
entradas de rem esas com o proporción del PIB
fueron poco significativas en C osta R ica (2% ) y
Panam á (0,5% ).
Gráfico 15
ISTMO CENTROAMERICANO: REMESAS
FAMILIARES
□ 2003
] 2 004
□ 2005
Fuente: CEPAL, sobre la base de cifras oficiales.
3. La política económica
La tónica predominante de la política macroeconómica no cambió en 2005 respecto de
2004. Se recurrió a una combinación en la que la política fiscal fue mayoritariamente
responsable de la disciplina macroeconómica, mientras que la política monetaria fue
relativamente laxa. En efecto, los bancos centrales buscaron instaurar un balance
razonable entre la reactivación de la actividad económica y la estabilidad de precios. La
política cambiaria, entre tanto, continuó perdiendo su eficiencia frente a la carga
abrumadora de cuantiosas entradas de capitales y de remesas familiares. La política
comercial, por su parte, concentró sus actividades en torno a tratados de libre comercio
(TLC) con Estados Unidos, y en menor medida con otros socios comerciales.
a)
La política fiscal
E n 2005 continuó la ten d en c ia de los años
an teriores, caracterizad a p o r la discip lin a y el
ajuste fiscal com o la m eta p rio ritaria de los
gobiernos. El prom edio regional 3 del d éficit
fiscal del gobierno central descendió con un
m edio punto del producto, de 2,5% del PIB en
2004 a 2,1% en 2005. En consecuencia, la
situación fiscal m ejoró p o r cuarto año co n se­
cutivo, y ello redundó en u n a dism inución
sustancial del d éficit fiscal, desde 3,7% del
PIB en 2001.
El prom edio regional, sin em bargo, fue
producto de tendencias opuestas. L a reducción
ocurrió p o r las m ejorías en El Salvador, H o n ­
duras y Panam á; en contraste, G uatem ala y
N icarag u a em peoraron ligeram ente sus re su l­
tad o s en 2005, m ientras que C osta R ica repitió
el v alo r del año anterior. C on todo, los d esem ­
peños de El S alvador y G uatem ala son destacables considerando los costos de desastres
naturales que azotaron a estos dos países. 4
T am bién hay que n o tar que N ica rag u a m ejoró
su d éficit en un m edio punto del PIB si no se
contabilizan las donaciones. D ado que estas
ú ltim as dism inuyeron, el v alo r final presen ta
un leve deterioro. Las presiones electo rales
p ara g e n e ra r au m en to s de los g asto s fu ero n
b ien co n ten id as en H o n d u ras y C osta R ica. El
pago de intereses aum entó en todos los países
salvo en H onduras y N icaragua, beneficiario s
de la condonación de la deuda externa. Sin
em bargo, eso fue suficiente p ara b ajar el p ro ­
m edio regional lo que redundó en u n a m ejo ría
del resultado prim ario.
Otro hecho notable se refiere a la relación
de los resultados fiscales con el ciclo económico.
En el período 2001-2002, cuando las econom ías
se hallaban en la fase contractiva del ciclo, la
12
consolidación fiscal tenía un efecto claram ente
procíclico, agravando las tendencias que venían
arrastrando la econom ía m undial y el sector pri­
vado. En 2005, en cambio, cuando las econom ías
se encontraban plenam ente en la fase expansiva
del ciclo y aproxim ándose a su crecim iento p o ­
tencial, la consolidación fiscal tuvo un efecto
contracíclico, contribuyendo a m oderar la expan­
sión. Esto tam bién tiene un significado intertem ­
poral fuerte, y a que el ahorro del sector público
acum ulado durante la fase expansiva del ciclo
potencialm ente se podría utilizar para m itigar la
parte contractiva del ciclo en el futuro.
L a reactivación económ ica ejerció un im ­
pacto positivo en la recaudación fiscal, espe­
cialm ente en los países donde el crecim iento del
producto fue m ayor. A parte de eso tam bién hubo
actividades de los gobiernos destinadas a m ejo­
rar la recaudación, com batir la evasión tributaria
y controlar los gastos. N o obstante, este objetivo
se dificultó por los efectos del alza del precio de
petróleo, por lo que los gobiernos se vieron obli­
gados a atenuar el efecto adverso para la pobla­
ción y dism inuir las presiones inflacionarias.
Con este fin se com binaron controles de precios
y subsidios, m ás notoriam ente en los países don­
de se celebraban elecciones, com o en Honduras.
M ientras que las m edidas destinadas a controlar
los precios m ostrarán su costo real en el futuro a
través de la inercia inflacionaria, los subsidios ya
afectaron los balances fiscales.
D espués de m ás de tres años de discusión,
en C osta R ica no hubo avances en m ateria de
reform as fiscales. En cam bio, El Salvador adop­
tó m edidas que incluyen m odificaciones al códi­
go tributario, a la ley de pensiones y a la ley del
im puesto sobre la renta, de m anera que la carga
tributaria se elevó un punto porcentual del p ro ­
ducto. Panam á tam bién adoptó una reform a fis­
cal con 11 m edidas relativas a gastos y 12 que
afectan los ingresos fiscales. Tam bién se aprobó
u na reform a del sistem a de seguridad social que
introduce la m odalidad de ahorro individual. A
pesar de estos avances, todavía resta m ucho por
hacer en la subregión para fortalecer los ingresos
tributarios y hacerlos m ás acordes con las gran­
des necesidades, especialm ente en el área social
y de inversiones públicas.
Dos factores influyeron para que el saldo de
la deuda pública total como porcentaje del PIB
presentara una dism inución im portante, de 68%
a 61% (véase el cuadro 2). Prim ero, el creci­
m iento del PIB redujo el coeficiente de deuda.
Segundo, la dism inución de la deuda externa
(612 m illones de dólares) en térm inos absolutos.
Las condonaciones dentro de la Iniciativa para
los países pobres altam ente endeudados hicieron
declinar los coeficientes de m anera apreciable en
H onduras y N icaragua. N icaragua llegó al lla­
m ado punto de culm inación dentro de esa inicia­
tiva en 2004, y H onduras lo hizo en abril de
2005. Am bos países tam bién se verán beneficia­
dos con la iniciativa del G-8 de reducir o condo­
nar la deuda a las instituciones financieras inter­
nacionales. Con todo, los retos de la condona­
ción de la deuda son grandes, y a que no hubo un
alivio fiscal. Si los países no pudieran pagar la
deuda externa hasta que ésta se les condonara,
¿de dónde sacarían recursos para financiar la
estrategia de reducción de la pobreza? L a conso­
lidación fiscal tam bién se reflejó en la dism inu­
ción de la deuda pública interna, un hecho im ­
portante, y a que este tipo de deuda tiene plazos
m ás cortos y tasas de interés m ás onerosas.
13
Cuadro 2
ISTMO CENTROAMERICANO: INDICADORES FISCALES EN 2005
(Porcentajes del PIB a precios corrientes)
Resultado global
Intereses pagados
del Gobierno
por el Gobierno
Central
Central
2004
2005
2004
2005
-2,7
4,2
Costa Rica
-2,7
4,1
El Salvador
-0,6
2,0
2,2
-1,1
-1,4
Guatemala
-1,0
1,2
1,2
-2,9
1,8
Honduras
-3,4
1,6
-2,0
2,7
Nicaragua
-1,5
1,9
-5,4
-3,2
4,3
4,4
Panamá
Promedio regional a/
-2,5
2,7
2,6
-2,1
Fuente: CEPAL, sobre la base de cifras oficiales.
a/
Promedio simple.
b)
Las políticas monetaria y cambiaria
En 2005 las econom ías de los países de la
región tuvieron que responder tanto a choques
externos de oferta, originados principalm ente
p o r el aum ento de los precios internacionales
del petróleo y el deterioro de los térm inos del
intercam bio, com o a perturbaciones ocasiona­
das p o r desastres naturales com o huracanes,
torm entas y erupciones de volcanes. En este
contexto, el alza de los precios internos superó
las m etas establecidas y las m onedas n aciona­
les, en general, se apreciaron con respecto al
dólar. Esto últim o sirvió p ara am inorar el alza
de los precios internos, pero a costa de m erm ar
la com petitividad aunque los tipos de cam bio
reales efectivos totales se depreciaron levem en­
te. A dem ás, los bancos centrales trataron de
encontrar un balance entre la m eta de controlar
la inflación y la de estim ular la producción n a­
cional.
A nte estas disyuntivas difíciles, las inter­
venciones de las autoridades m onetarias a tra ­
vés de operaciones de m ercado abierto, com ­
p rav en ta de divisas, m odificaciones a las tasas
de interés y de encaje m ínim o legal, fueron
insuficientes p ara controlar las presiones infla­
cionarias. E sta evolución reflejó no sólo las
decisiones deliberadas de los bancos centrales
sino tam bién las lim itaciones de las políticas
m onetarias actuales. En esta situación, algunos
Resultado primario
del Gobierno
Central
2004
2005
1,5
1,4
0,9
1,6
0,2
-0,2
-1,6
-1,3
1,2
-1,1
0,2
-0,1
1,2
0,5
Deuda pública
2004
2005
47,3
42,3
46,0
45,4
20,1
18,3
74,1
57,5
149,7
136,2
70,6
66,4
68,0
61,0
países iniciaron el cam bio del m arco de su p o lí­
tica m onetaria, al m ism o tiem po que otros ex ­
ploran la posibilidad de m odificar sus regím e­
nes cam biarios h acia esquem as m ás flexibles.
En G uatem ala se tom aron m edidas en ca­
m inadas a la adopción de un esquem a de m etas
explícitas de inflación y el uso de u n a sola tasa
de interés líder aplicable a operaciones de esta­
bilización m onetaria en el corto plazo. En el
caso de H onduras, a partir de m ayo la política
m onetaria com enzó a aplicarse en un nuevo
m arco, cuyo propósito es transm itir con m ayor
claridad la posición del B anco C entral de H o n ­
duras (BCH). Los cam bios incluyen tanto las
m etas operativas com o los instrum entos del
BCH . Se abandonó el objetivo de controlar las
m etas interm edias y en su lugar se estableció
u n a m eta operativa que consiste en u n a tasa de
interés a corto plazo del m ercado m onetario.
Tam bién se hizo u n a distinción entre la gestión
de liquidez a corto y a largo plazo, y se am plia­
ron los instrum entos de política m onetaria. Se
h a procurado determ inar em píricam ente la n e ­
cesidad de liquidez del sistem a financiero a fin
de m inim izar la divergencia entre la m eta o pe­
rativa y las tasas actuales.
En 2006, con el fin de m ejorar el m ecanis­
m o de transm isión de la política m onetaria y la
eficiencia de los instrum entos utilizados, el B an­
co Central de C osta R ica tiene previsto introdu­
cir cam bios en sus m ecanism os de captación,
Cuadro 3
INDICADORES SELECCIONADOS DEL SISTEMA BANCARIO a/
n) Número de bancos
El Salvador
2004
2005
10,7
11,1
Guatemala
2004
2005
7,6
7,1
9,7
9,5
-4,2
2,0
-7,1
1,5
-7,6
-4,5
2,1
1,9
9,9
4,5
126,9
145,3
156,9
137,9
142,0
104,7
125,9
95,7
70,3
155,4
2,8
2,9
5,4
5,2
10 195,6 11 724,6 10 187,0 10 650,0
Honduras
2004
2005
Nicaragua
2004
2005
8,8
9,0
Panamá
2004
2005
13,4
13,0
8,4
8,4
6,6
3,6
22,1
6,9
19,2
5,3
-18,5
2,3
-21,6
-0,9
-0,4
2,1
1,7
1,7
77,8
145,1
60,3
132,0
60,1
116,6
187,9
180,2
188,6
152,5
149,9
123,1
125,1
118,6
4,7
4,6
9 782,5 11 666,4
5,3
5 606,6
5,1
6 707,4
4,7
2 288,8
1,0
1,0
5,1
2 577,8 34 604,0 38 641,6
536,6
617,1
848,9
968,2
391,3
448,7
350,4
419,2
327,0
368,3
516,5
552,0
76,0
76,8
86,9
91,2
60,6
61,4
66,1
65,7
95,9
96,1
43,8
45,2
20,2
24,7
10,9
12,4
20,2
22,2
18,9
20,9
34,6
30,3
18,1
15,8
1,9
2,4
1,1
1,4
1,6
1,7
1,5
1,8
2,7
2,6
2,4
2,1
9,3
9,6
6,3
6,7
6,6
6,6
10,8
10,7
11,7
12,7
3,3
2,8
49,1
46,7
36,6
33,4
50,4
48,7
41,2
41,3
55,9
49,8
43,9
40,5
19,0
19,0
12,0
11,0
25,0
26,0
16,0
16,0
7,0
7,0
67,0
70,0
Fuente: Consejo Monetario Centroamericano y Superintendencias de Bancos y Bancos Centrales.
a/ Cifras preliminares al mes de diciembre.
b/ Cartera vencida: Costa Rica, El Salvador, Honduras, Nicaragua y Panamá, créditos que tienen cuotas en mora de 90 días y más. Guatemala, créditos cuyo
plazo haya finalizado.
c/ (Ingreso financiero anualizado por intermediación/saldo promedio crédito total) - (Gasto financiero anualizado por intermediación/saldo promedio
depósitos del público).
14
Indicadores financieros
a) Patrimonio/activo total
b) Cartera vencida - provisiones/
capital primario b/
c) Cartera vencida/crédito total
d) Provisiones pérdida de cartera/
cartera vencida
e) Depósitos totales/crédito total
f) Gasto administrativo anualizado/
activo promedio
g) Activo total (millones de dólares)
h) Activo total/número de bancos
(millones de dólares)
i) Activo total 5 primeros bancos/
activo total
j) Utilidad antes del ISR/patrimonio
Promedio
k) Utilidad antes del ISR/activo
Promedio
l) M argen de intermediación
financiera implícito c/
m) Disponibilidades + inversión
financieras/pasivo total
Costa Rica
2004
2005
15
com o la subasta de títulos, y utilizará nuevos
instrum entos de absorción m onetaria. Las m ejo­
ras buscan increm entar la eficacia de la absor­
ción m onetaria, sin que el B anco Central aum en­
te sensiblem ente las tasas de interés de sus ins­
trum entos, incentivando las entradas m asivas de
capital externo. En este contexto, se espera que
sus acciones tengan una m ayor incidencia sobre
las decisiones de ahorro e inversión de los agen­
tes económ icos, en detrim ento del consum o p re­
sente, reduciendo las presiones inflacionarias.
A sim ism o, para la colocación de Bonos de E sta­
bilización M onetaria (BEM ), se abrirá una “v en­
tanilla electrónica de captación” . Con ello, el
banco pondría a disposición de los agentes eco­
nóm icos un instrum ento que podría sustituir los
certificados de depósito a plazo que ofrecen los
interm ediarios financieros. Se espera que este
m ecanism o m ejore la transm isión de la política
m onetaria por la vía de la tasa de interés, pro­
m ueva una m ayor com petencia en el m ercado
financiero e increm ente el rendim iento real que
recibe el ahorrante. A dem ás, entre los planes del
B anco Central figura la adopción de un régim en
cam biario m ás flexible.
Los agregados m onetarios en la m ayoría de
los países registraron en 2005 tasas de variación
m ás altas que en 2004, en parte com o conse­
cuencia de la incapacidad de los bancos centra­
les para esterilizar la totalidad de la m onetiza­
ción de divisas, que en 2005 llegó a cantidades
enorm es. C abe destacar el caso de H onduras,
donde las rem esas fam iliares fueron equivalen­
tes a 21% del PIB, lo que claram ente sobrepasa
las capacidades de esterilización del B an­
co Central. Evidentem ente, esto se reflejó en las
tasas de interés nom inal y real. En la m ayoría
de los países las tasas nom inales presentaron
u n a lig era contracción, lo que en condiciones de
inflación en ascenso se tradujo en un m ayor
declive de las tasas reales, hecho propicio para
la expansión crediticia, que registró increm en­
tos reales casi en todos los países, salvo en C os­
ta R ica y N icaragua.
Los indicadores bancarios del Istmo Cen­
troam ericano m ostraron, a fines de 2005, una
m ejora con respecto al m ismo m es del año ante­
rior, lo cual indica el avance del sistem a financie­
ro regional en cuanto a su crecimiento, profundización y solidez. Tal comportamiento se explica
por las recientes fusiones bancarias y por la ex­
pansión de los grupos financieros en el Istmo,
principalm ente los radicados en El Salvador y
Panamá, cuya concentración y arraigo fue notable
en los últim os tres años. Sin embargo, dism inuir
los m árgenes de interm ediación es una tarea pen­
diente para los sistemas financieros de los países
de la región.
En 2005 la m ayoría de los países del Istmo
Centroam ericano acusaron apreciaciones de sus
m onedas en el tipo de cambio real bilateral con
respecto al dólar estadounidense, y a que el tipo de
cambio real efectivo total que mide la variación
con respecto a todos los socios com erciales m os­
tró una ligera devaluación (véase el cuadro 4). El
proceso de apreciación parece estar convirtiéndo­
se en una tendencia de m ediano plazo, lo que
refuerza la necesidad de increm entar la com petiti­
vidad de la región por m edio de la m ejora de la
productividad, y a que la vía cam biaria se estaría
agotando.
En 2005, tres factores incidieron en la apre­
ciación de las m onedas con m ayor fuerza que en
los años anteriores:
i) El crecimiento de las economías im pul­
sado principalmente por la expansión de las ex­
portaciones de bienes y el dinam ismo de la indus­
tria turística, lo que redundó en una afluencia de
divisas.
ii) Los considerables ingresos netos de
capitales.
iii) El aum ento de los ingresos de divisas
por concepto de transferencias corrientes, cuyo
principal componente son las remesas familiares,
que superan el 10% del PIB en tres países
(El Salvador, Honduras y Nicaragua).
Cabe recordar que bajo un régim en de tipo
de cambio de m inidevaluaciones (vigente en Cos­
ta Rica, Honduras y Nicaragua) y en un contexto
de apertura de cuenta de capitales, si la autoridad
m onetaria eleva la tasa de interés para defender la
estabilidad de precios, se incentiva la entrada de
capitales, lo que ocurrió, por ejemplo, en Cos­
ta R ica en 2005. Como el tipo de cambio no se
ajusta en función de la disponibilidad de divisas,
dichos recursos pueden llevar a monetizaciones
que el Banco Central debe neutralizar para que no
ejerzan presiones sobre la dem anda interna, que
podría anular el esfuerzo inicial de contraer los
m edios de pago. De este m odo se produce un
círculo vicioso donde las propias acciones del
Banco Central tienen un efecto contraproducente.
16
Ello reduce la eficacia de la política m onetaria y
usualm ente eleva el costo de la gestión m onetaria
a través de déficit cuasifiscal. Por esta razón, m u­
chos países latinoamericanos en los últim os años
abandonaron los regím enes intermedios y optaron
por los extrem os (fijación total o flotación). 5
La apreciación real de las m onedas del área
fue atenuada por el deterioro de los térm inos del
intercambio y la disciplina fiscal. En este último
caso es importante señalar que un m ayor déficit
fiscal deberá financiarse m ediante un incremento
en el ahorro interno o con un aum ento en el en­
deudamiento externo. Para que el ahorro neto
privado se eleve, la condición necesaria es un alza
de las tasas de interés, que atraerá capital externo,
el cual induciría a una apreciación real adicional
del tipo de cambio. Como las finanzas públicas en
2005 ejercieron una m enor presión sobre los re­
cursos del sistema financiero, coadyuvaron a m i­
tigar la apreciación del tipo de cambio.
Cuadro 4
ISTMO CENTROAMERICANO: TIPO DE CAMBIO REAL
(En unidades monetarias nacionales por dólar) a/
Costa Rica
El Salvador
Guatemala
Honduras
Nicaragua
Panamá
Costa Rica
El Salvador
Guatemala
Honduras
Nicaragua
Panamá
2000
2001
2002
2003
2004
Indice del tipo de cambio real bilateral con dólar estadounidense (2000 = 100)
100,00
98,6
100,4
104,0
104,4
100,00
99,1
98,8
99,0
97,3
100,00
97,0
90,7
89,1
85,2
100,00
97,7
97,9
98,2
97,8
100,00
102,8
106,7
109,9
109,7
100,00
102,5
103,1
104,0
106,3
Indice del tipo de cambio real efectivo total (2000 = 100) c/
100,00
100,00
100,00
100,00
100,00
100,00
97,1
99,6
95,7
97,1
101,1
103,0
97,6
99,6
88,5
96,9
103,1
102,1
103,6
101,1
88,2
98,6
107,2
104,7
106,8
100,3
86,0
100,0
108,9
107,0
2005 b/
103,6
96,1
78,2
96,2
105,6
106,9
108,4
101,8
79,9
100,00
108,4
109,6
Fuente: CEPAL, sobre la base de cifras oficiales.
a/ Para Costa Rica y El Salvador, colones; Guatemala, quetzales; Honduras, lempiras; Nicaragua, córdobas y
Panamá, balboas.
b/ Cifras preliminares.
c/ Promedios anuales. El índice del tipo de cambio real efectivo total se calcula ponderando los índices del tipo de
cambio bilateral real de cada socio comercial por la participación del comercio — exportaciones más
importaciones— con ese socio en el total del comercio del país. Una moneda se deprecia en términos reales
efectivos cuando este índice aumenta y se aprecia cuando disminuye.
En resum en, a pesar de los avances recien­
tes persisten varios elem entos de vulnerabilidad
in terna y externa. El desequilibrio de las finan­
zas públicas es todavía uno de los factores que
incide en el nivel relativam ente alto de las tasas
de interés, en com paración con las internaciona­
les, que incentivan, por una parte, el ingreso de
capital especulativo, y por otra el aum ento del
costo de las operaciones de m ercado abierto,
restando efectividad a la política m onetaria. El
elevado endeudam iento público total constituye
una carga considerable para las finanzas públicas
y un obstáculo para m ejorar la calificación de
riesgo país y dism inuir el costo de la colocación
de bonos en los m ercados internacionales. En el
ám bito m onetario, una de las principales fuentes
de desequilibrio en la subregión es la deuda de
varios bancos centrales. A fin de contener la
17
expansión de la liquidez, el pago de los intereses
del saldo de bonos de estabilización se realiza
m ediante la em isión de nueva deuda, lo que g e­
nera un efecto de “bola de nieve” . A dem ás, dado
que los bancos centrales ejercen influencia sólo
sobre la liquidez denom inada en m oneda nacio­
nal, la efectividad de la política m onetaria sigue
afectada por la creciente dolarización de la eco­
nom ía. Preocupante es tam bién el desajuste o
descalce de m onedas (currency m ismatch) p or el
aum ento del crédito otorgado a clientes que no
cuentan con ingresos en divisas.
Recuadro 2
NICARAGUA: EVOLUCIÓN DE LA POLÍTICA CAMBIARIA
A partir de 1991 la política cambiaria nicaragüense utilizó el anclaje del tipo de cambio nominal como uno de los
instrumentos principales para eliminar la hiperinflación. El resultado fue un éxito rotundo. Una vez que la
estabilidad de los precios se consolidó y que la inflación se ubicó en un dígito, el aumento de la competitividad
externa pasó a ser la prioridad para las autoridades económicas. Sin embargo, el control del alza de los precios
estuvo acompañado por una sobrevaluación del tipo de cambio real, un auge del consumo privado y una caída en
los términos del intercambio, de tal manera que a fines de 1992 las exportaciones de bienes y servicios habían
registrado una reducción de más de 35%, mientras que las importaciones se habían expandido casi 33%. Con el
fin de revertir estas tendencias, en 1993 se devaluó el córdoba en 20% y se implementó un sistema de
deslizamiento del tipo de cambio nominal a fin de evitar el rezago cambiario. La idea consistía en incorporar un
ajuste cambiario que compensara la inflación externa, permitiendo mantener la competitividad de las
exportaciones. Al mismo tiempo, se reconoció la necesidad de ajustar el excesivo gasto interno. Así, la política
económica combinó el deslizamiento diario de la moneda con respecto al dólar con un mayor esfuerzo de ahorro
público y la disciplina monetaria.
El propósito fundamental del Banco Central fue reducir la tasa de inflación a una tasa que convergiera con la
de la inflación internacional. Para eso, la tasa de devaluación anual del tipo de cambio nominal de 12%,
establecida en 1993 (cuando se había adoptado el sistema de minidevaluaciones diarias preanunciadas, conocido
como crawling peg-activo), se redujo en 1999 (9% y 6%) y 2004 (5%). Uno de los principales argumentos a
favor de la reducción del deslizamiento cambiario fue la disminución de la efectividad de la política de
devaluaciones para mejorar el tipo de cambio real y alcanzar un déficit comercial sostenible. Dicha disminución
de efectividad es causada por la profundización de la sustitución monetaria, donde el dólar está afianzando su
función de medio de cambio, y por la indización de los precios al tipo de cambio nominal. E n consecuencia, la
tasa de devaluación actualmente sólo fija un piso a la inflación, sin mejorar la competitividad externa.
c)
La política comercial
L a p o lítica com ercial se h a convertido
prácticam ente en el único frente de las políticas
otro ra conocidas com o reform as estructurales.
En 2005 se concentraron las actividades en la
ratificación del Tratado de Libre C om ercio en ­
tre C entroam érica, la R epública D om inicana y
los Estados U nidos, conocido com o D RC A FTA (véase el recuadro 3). M ientras tanto,
P anam á continuó negociando
con E sta­
dos U nidos pero las discrepancias fuertes, esp e­
cialm ente relacionadas con la agricultura, im p i­
dieron llegar al acuerdo.
En cam bio, la n egociación de P anam á con
C hile, estan cad a desde fines de los años n o ­
venta, se retom ó y rápidam ente se llegó a un
acuerdo. T am bién se negoció sin co n tratiem ­
pos el texto de un TLC con Singapur. F in a l­
m ente, el TLC entre C osta R ica y los países
integrantes de la C om unidad del C aribe (C aricom ) entró en vig en cia en 2005.
18
Recuadro 3
DR-CAFTA Y LA AGENDA COMPLEMENTARIA
E n 1984 se aprobó en Estados Unidos la Ley de Recuperación Económica de la Cuenca del Caribe (Caribbean
Basin Economic Recovery A c t - CBERA), conocida como la Iniciativa de la Cuenca del Caribe (ICC). Tras 15
años de su aprobación, las exportaciones industriales de la maquila representaban más del 55% del total de las
exportaciones de la región hacia Estados Unidos. E n octubre de 2002 el Gobierno de Estados Unidos notificó al
Congreso su intención de iniciar negociaciones para la suscripción de un TLC con Centroamérica. Las
negociaciones concluyeron en diciembre de 2003 para El Salvador, Guatemala, Honduras y Nicaragua.
Costa Rica las concluyó en enero de 2004. La incorporación de la República Dominicana se negoció entre junio y julio
del 2004 y en agosto del 2004 se suscribió el Tratado de Libre Comercio entre Centroamérica, la República Dominicana y
los Estados Unidos (DR-CAFTA, por sus siglas en inglés) y en ese momento se abrió el período para que en cada
país se iniciara el proceso de envío del acuerdo a su respectivo congreso para su discusión y votación.
Todos los países, con excepción de Costa Rica, aprobaron el acuerdo comercial en sus respectivos congresos
entre diciembre de 2004 (El Salvador) y octubre de 2005 (Nicaragua). Los países que ratificaron el acuerdo
fijaron la fecha del 1 de enero del 2006 para su entrada en vigor; sin embargo, el TLC implica la adopción de una
serie de compromisos por parte de los países signatarios, que tienen diferentes niveles de cumplimiento. Estos
compromisos incluyen modificaciones a la legislación en diferentes áreas, ratificación de convenios
internacionales, creación de capacidades para administrar el tratado, entre otras; de manera que el tratado no
entró en vigencia para ningún país como estaba previsto.
En la actualidad El Salvador, Honduras, Nicaragua y Guatemala ya cumplieron con todas las reformas
necesarias a sus leyes y el DR-CAFTA empezó a operar para estos países. E n el caso de Costa Rica deben darse
cambios importantes en normas e instituciones que hasta ahora han sido monopolios públicos proveedores de
servicios de seguros, telefonía e Internet.
La gran oportunidad que abre el DR-CAFTA se fundamenta especialmente en garantizar y ampliar el acceso
al mercado del principal socio comercial, además del potencial para aumentar el comercio y la inversión en la
subregión, factores relevantes para el crecimiento económico y la reducción de la pobreza. Sin embargo, para que
los países aprovechen estas oportunidades se requiere complementar el tratado con inversiones y reformas en
áreas tales como la educación, la infraestructura, el fortalecimiento institucional y la gobernabilidad. Esto, a lo
que se ha llamado “agenda complementaria”, suele incluir diversas acciones como apoyo a las pequeñas y
medianas empresas (PYME); fomento a la investigación y desarrollo; inversión en educación e inversiones que
faciliten el comercio, como en puertos, caminos y aduanas; reformas institucionales y normativas (transparencia,
imperio de la ley, simplificación de trámites), y asistencia a los grupos más vulnerables para facilitar su
adaptación al nuevo entorno competitivo. Es de suma importancia notar que los países que avancen más en esta
agenda complementaria estarían en mejor posición para aprovechar el potencial que lleva consigo el TLC.
P ara 2006 se prevé la finalización de los
trab ajo s relacionados con la U nión A duanera
C entroam ericana, lo que llev ará el proceso de
in teg ració n cen troam ericana a otro nivel. En
m ayo se form alizó el inicio de las n eg o c ia cio ­
nes p ara estab lecer un tratado de libre co m er­
cio con la U nión E uropea. En esta negociación
tam b ién está incluido P anam á, y será la p rim e­
ra vez que este país participe com o m iem bro
de un bloque con el resto del Istm o C en tro a­
m ericano en u n a negociación internacion al de
esta envergadura. D ado que este acuerdo p re­
supone un proceso de integración fuerte en el
Istm o, P anam á relanzó las negociaciones p a ra ­
lizadas desde hace cuatro años, con cuatro
países centroam ericanos con los cuales no
tiene un TLC (C osta R ica, G uatem ala, H o n d u ­
ras y N icaragua).
19
4. La producción, las remuneraciones y el empleo
a)
La actividad económica de los países
Durante 2005 las economías del Istmo Centroamericano crecieron 4,4%, tasa
levemente superior a la del año anterior y similar al promedio de América Latina. Las
tendencias entre países fueron muy variadas. Panamá experimentó una desaceleración
de su crecimiento (de 7,6% en 2004 a 6,4% en 2005); de la misma forma Honduras y
Nicaragua pasaron de 5% a 4%. Sobresale la expansión económica, aunque moderada,
de El Salvador, que aumentó de 1,8% en 2004 a 2,8% en 2005, y de Guatemala, que se
elevó de 2,7% a 3,2%, países que experimentaron fuertes daños como consecuencia de
los huracanes que azotaron a la región en 2005. De manera notable, Costa Rica pasó de
un crecimiento de 4,1% en 2004 a 5,9% en 2005. Otra característica importante es una
menor dispersión de las tasas en torno al promedio del Istmo. Mientras que en 2004 los
extremos fueron 7,6% y 1,8%, en 2005 se atenuaron a 6,4% y 2,8%.
Gráfico 16
ISTMO CENTROAMERICANO: DIVERGENCIA
ECONÓMICA REFLEJADA EN LAS TASAS DE
CRECIMIENTO DEL PIB PER CÁPITA,
1980-2005
Logarítmo del PIB per cápita, 1980
Fuente: CEPAL, sobre la base de cifras oficiales.
Las abreviaturas se refieren a: Nicaragua (NIC),
Honduras (HND), Guatemala (GTM),
El Salvador (SLV), Panamá (PAN) y Costa Rica
(CRI).
N o o b stan te, en u n a m irad a de largo p la ­
zo, en lu g ar de que los p aíses del Istm o sigan
un p ro ceso de co n v e rg en c ia eco n ó m ica, éstos
h an ten d id o a p ro fu n d iz ar la d iv erg e n cia en
los ú ltim o s 25 años. E sto se o b serv a en el
g ráfico 16, en donde se m u e stra u n a relació n
p o sitiv a y altam en te sig n ific a tiv a entre el
lo g aritm o del PIB p o r h ab itan te en el año
base con resp ecto a su ta s a de crecim ien to en
el p erío d o 1980-2005. E sto sig n ifica que los
países con un PIB p o r h ab itan te su p erio r en
1980, creciero n con ta sa s m ás altas en los
ú ltim o s 25 años, p ro fu n d izan d o la b re c h a con
las dem ás econom ías. E sto se a p re c ia c la ra ­
m ente en el g rá fico 17, en el que se m u estra
p a ra este m ism o p erío d o el aum ento de d is ­
p ersió n del PIB p o r h ab itan te entre los seis
países.
E n b u en a m ed id a este desem peño es re ­
sultado de otros aco n tecim ien to s, com o las
gu erras civiles, pero las re lacio n es expu estas
ahí se ad v ierten tam b ién p a ra los p aíses que
no las su friero n , lo cual hace m ás n o to ria la
d ife re n c ia en las estru c tu ras eco n ó m icas de la
su b reg ió n a p esa r de los p ro ceso s de in te g ra ­
ción que tie n d e n a c o h e sio n a r a los países
ce n tro am erican o s. P o r lo tan to , es p o sib le que
no sea su ficien te p ro c u rar sólo o b ten er m ay o ­
res flu jo s co m erciales p a ra crece r de m an era
e q u ilib rad a y so sten id a, sino que tam b ién se
re q u e riría p o n er en m arc h a p o líticas p ú b licas
o rien tad as al logro de eq u ilib rio s m acro eco n ó m ico s am pliados. P or co n sig u ien te, no sólo
se tra ta de b u sc a r la estab ilid ad n o m in al sino
tam b ién hay que m e jo ra r las p ersp ectiv as de
crecim ien to económ ico y de em pleo de largo
plazo en la reg ió n , o sea, ap u n tar a la e sta b i­
lid ad real.
20
Gráfico 17
sobre todo si se le com para con experiencias exi­
tosas de otras regiones del m undo en desarrollo,
en particular del Este Asiático. Por ende, surgen
varias interrogantes sobre los beneficios directos
que tiene una gran apertura com ercial sobre la
generación de crecim iento en la subregión. En el
últim o bienio, el PIB de las econom ías del Istm o
h a aum entado m oderadam ente, lo que contrasta
con las elevadas tasas de expansión de las expor­
taciones de bienes y servicios.
ISTMO CENTROAMERICANO: DISPERSIÓN
DEL PIB PER CÁPITA, 1980-2005
Cuadro 5
1980
1985
1990
1995
Años
2000
2005
Fuente: CEPAL, sobre la base de cifras oficiales.
ISTMO CENTROAMERICANO: PRODUCTO INTERNO
BRUTO Y EXPORTACIONES, 2001-2005
(Tasas de crecimiento)
Tam bién es interesante analizar los resulta­
dos de 2005 desde u n a perspectiva de ciclos
económ icos. En el período entre 2001 y 2003 en
la m ayoría de los países del Istm o la tasa de cre­
cim iento real del PIB estuvo por debajo de su
nivel tendencial. Esto quiere decir que las eco­
nom ías de la región dejaron de crecer al ritm o de
la década de los noventa y que desaprovecharon
su potencial de crecim iento. Eso cam bió durante
los últim os dos años cuando el crecim iento real
estuvo levem ente por encim a de su crecim iento
tendencial en la m ayoría de los países de la re­
gión.
Según estim aciones econom étricas, en 2006
sólo N icaragua experim entaría un crecim iento
económ ico claram ente por abajo de su tendencia.
Sin em bargo, hay que tom ar en cuenta que tanto
El Salvador com o G uatem ala han registrado un
crecim iento económ ico m uy m oderado en el
últim o quinquenio. Eso h a reducido su tasa de
crecim iento tendencial, por lo que incluso con
leves aum entos de su PIB se ubican fácilm ente
p or arriba de su tendencia (véase el gráfico 18).
En 2005 las exportaciones de bienes y servi­
cios crecieron 8,6% a precios constantes de 2000.
Así, la expansión de la dem anda externa en los
últim os dos años h a sido una importante fuente
del crecimiento económico en la subregión. Sin
embargo, este crecimiento resultó inferior a las
expectativas de los partidarios de em prenderse las
reform as económicas hace m ás de dos décadas,
Istmo
Centroamericano
2001
2002
2003
2004
2005
PIB
1,7
2,3
3,6
4,0
4,4
Exportaciones de
bienes y servicios
-2,4
0,3
1,5
9,0
8,6
Fuente: CEPAL, sobre la base de cifras oficiales.
En cuanto a la dem anda interna, ésta m ostró
un dinam ism o sim ilar al del año anterior al cre­
cer 4,5%. Por una parte, el consum o regional
am plió su im portancia com o fuente del creci­
m iento, sin lugar a dudas sostenido por la cada
vez m ayor entrada de rem esas fam iliares a C en­
troam érica. En este aspecto, destaca el creci­
m iento del consum o privado (4,7% ), el cual se
expandió un tercio de punto porcentual m ás que
en 2004. Tam bién hay que tom ar en cuenta que
el consum o del gobierno se elevó 2,5% , super­
ando el rezago experim entado en 2004. Adem ás,
el increm ento de la inversión bruta alcanzó
4,5% , casi m edio punto porcentual m ás que en el
año anterior. En este com portam iento sobresale
el increm ento de la inversión por arriba del pro­
m edio de países, com o C osta R ica (6,9% ), G ua­
tem ala (6,9% ), N icaragua (6,7% ), El Salvador
(5,7% ) y Panam á (5% ), en contraste con la caída
de este rubro en H onduras (-8,2% ), luego de un
año de extraordinario crecim iento.
21
Gráfico18
ISTMO CENTROAMERICANO: TASAS DE CRECIMIENTO
DEL PIB Y CRECIMIENTO TENDENCIAL
El Salvador
2000 2001 2002 2003 2004 2005 2006 2007
1 Tasa de crecimiento del PIB
—•— Tasa de crecimiento del PIB
■ - - ■Tasa de crecimiento tendencial
Guatemala
■ Tasa de crecimiento del PIB
■ - ■Tasa de crecimiento tendencial
Nicaragua
—•— Tasa de crecimiento del PIB
■ - - ■Tasa de crecimiento tendencial
Fuente: CEPAL, sobre la base de cifras oficiales.
■ -■ 'T asa de crecimiento tendencial
Honduras
—•— Tasa de crecimiento del PIB
■ - - ■Tasa de crecimiento tendencial
Panamá
* Tasa de crecimiento del PIB
■ - ■Tasa de crecimiento tendencial
22
Gráfico 19
ISTMO CENTROAMERICANO: FORMACIÓN
BRUTA DE CAPITAL FIJO
Panam á. Finalm ente, sobresale el sector turístico
por su desem peño excelente en todos los países
del Istmo.
25
20
b)
-
15
Los precios, las remuneraciones y el em­
pleo
10
5
0
-5
-10
o
a
^
□ 2003 □ 2004 □ 2005
Fuente: CEPAL, sobre la base de cifras oficiales.
En cuanto a la oferta global, las im portacio­
nes se am pliaron significativam ente. U na parte
de esta expansión se debió al increm ento de los
precios internacionales de petróleo, pero tam bién
influyó la m ayor com pra de insum os interm edios
y de capital en la subregión, lo que se reflejó en
la producción sectorial. La m anufactura revirtió la
pérdida de velocidad del año anterior y alcanzó un
crecim iento de 5,8% , principalm ente por el buen
desem peño observado en C osta R ica y H ondu­
ras. Tam bién la agricultura m ostró un buen cre­
cim iento. El sector agropecuario se expandió a
una tasa de 2,9% y sobresalió el desem peño de
El Salvador (5,8% ), a pesar del daño que se re­
gistró en la agricultura por las lluvias torrencia­
les provocadas por el huracán Stan y la erupción
del volcán Ilam atepec en octubre de 2005.
Adem ás, la actividad de la construcción
presentó un aum ento im portante, sobre todo
com parado con la caída de 2004. L a evolución
de este sector fue m uy diversa por países. L a
expansión resultó especialm ente m arcada en
N icaragua, con un crecim iento de 6%, le siguie­
ron El Salvador (3,4% ), que contuvo y revirtió
una caída de 11,4% en 2004, H onduras (3%) y
G uatem ala (2,9%). L a construcción en Panam á
apenas se elevó 1% y en C osta R ica decreció
0,2%.
L a m inería y canteras m ostraron una pérdi­
da de ím petu y apenas crecieron 0,9%. En con­
traste, otros sectores com o los servicios básicos
continuaron avanzando con vigor. Las telecom u­
nicaciones, el transporte y los servicios bancarios
y financieros en general experim entaron un con­
siderable dinam ism o, especialm ente intenso en
A un cuando la tasa de inflación interanual a
nivel de la región en 2005 observó la m ism a
variación que en 2004 (8,1% ), el aum ento fue
superior casi en dos puntos porcentuales al regis­
trado por el conjunto de los países de A m érica
Latina y el Caribe (6,3%). Un rasgo distintivo del
año fue una m enor convergencia de las tasas de
inflación de los países del área. En 2004 el nivel de
los precios ascendió de m anera generalizada, m ien­
tras que en 2005 sólo en tres países (Costa Rica,
Nicaragua y Panamá) se presentaron incrementos
superiores a los del año anterior, destacando Cos­
ta Rica, con una tasa de dos dígitos (14,1%). Tam ­
bién es significativo que el promedio anual del
índice de precios al consumidor (IPC) subió de 7%
en 2004 a 8,3%. Con todo, vale destacar que la
inflación está en el rango de un dígito.
L a disciplina m acroeconóm ica ayudó a
m oderar la variación de precios. Adem ás, la
evolución de los tipos de cambio, con aprecia­
ciones de las m onedas nacionales de varios paí­
ses, atem peró en cierto grado el alza de los p re­
cios de los productos im portados. En este con­
texto, el alza de los precios se asoció principal­
m ente al nuevo increm ento de las cotizaciones
internacionales del petróleo y derivados, y en
m enor m edida y sólo puntualm ente, a los ajustes
en las tarifas de algunos servicios públicos
(transporte, electricidad y agua) y a los proble­
m as de oferta de ciertos bienes agrícolas para el
consum o interno. En prom edio, los precios de
alim entos, en contraste con el año anterior, ayu­
daron a am ortiguar las presiones inflacionarias.
Por último, se debe subrayar que en algunos
casos se observa una m ayor inercia de los proce­
sos inflacionarios, que podría estar asociada con
la indización de los contratos laborales, com ercia­
les o financieros al tipo de cambio. Los ajustes de
precios y tarifas tam bién podrían darse en m ayor
m edida, considerando las expectativas futuras o el
comportamiento pasado de la inflación.
L a inform ación sobre el em pleo en la región
perm ite concluir que la expansión económ ica se
reflejó en un m ejoram iento leve de la situación
23
en los m ercados laborales. L a gran excepción
fue Panam á, donde la ta sa de desem pleo urbano
descendió de 14,1% a 12%. L a tasa de desem ­
pleo tam bién bajó en H onduras y en N icaragua.
En los dem ás países el desem pleo se m antuvo,
o incluso se increm entó levem ente. Esto m u es­
tra que se necesitan tasas de crecim iento m ás
altas, alrededor de 6%, para m ejorar sustan­
cialm ente la situación del m ercado laboral.
A l m ism o tiem po, la falta de revisión de
los salarios m ínim os en algunos países o los
aum entos acordados, así com o escasos in cre­
m entos de los salarios nom inales, determ inaron
un descenso del poder adquisitivo real, y a que
la inflación fue relativam ente alta. En varios
países los salarios reales apenas crecieron en
com paración con los niveles observados al co ­
m ienzo de la década.
5. Perspectivas para el año 2006
El crecimiento mundial sigue siendo relativamente robusto ...
Las estimaciones de crecimiento mundial para 2006 apuntan a una cifra mayor a la
registrada en 2005 (4,9%), lo que representa un crecimiento vigoroso por encima del
promedio en los últimos 10 años. El crecimiento mundial se beneficiaría del dinamismo
de dos locomotoras principales, a saber, la de Estados Unidos y la de los países
asiáticos en desarrollo, ambas con un crecimiento similar al obtenido en 2005. A esto se
añadiría un desempeño de la Unión Europea y Japón levemente mejor que en el año
anterior. Por su parte, el comercio internacional se fortalecería en un grado notable,
pasando de una tasa de 7,1% en 2005 a 8% en 2006.
Cuadro 6
PROYECCIONES DE CRECIMIENTO DEL PIB MUNDIAL, EL DE ESTADOS UNIDOS Y
DEL COMERCIO MUNDIAL EN 2006 DE DIFERENTES ORGANIZACIONES
INTERNACIONALES Y CENTROS DE INVESTIGACIÓN
Crecimiento del PIB mundial
Crecimiento del comercio mundial
Crecimiento del PIB de Estados Unidos
Naciones
Unidas
4,8
7,0
3,1
orTYP
OCDE
9,3
3,6
Fondo Monetario
Internacional
4,9
8,0
3,4
The Economist
Inteligence Unit
5,0
8,5
3,3
Nota: Las fuentes para las Naciones Unidas es World Economic Situation and Prospects as of mid-2006 (julio de
2006); para el FM I es W orld Economic Outlook (abril de 2006); para la OCDE es Economic Outlook
(marzo de 2006); para la EIU es Country Forecast (julio de 2006).
...pero los países de América Latina y el Ca­
ribe en ello participan poco
Las estim aciones de crecim iento de A m éri­
ca Latina y el Caribe prevén un crecim iento lige­
ram ente m ayor que en 2005 (5% versus 4,5%)
con u n a m enor heterogeneidad de las tasas entre
los países. En com paración con los países en
desarrollo, sin em bargo, esto representa un des­
em peño inferior. En efecto, los países en desa­
rrollo crecerían 6,2% y las econom ías en transi­
ción 6%, y am bos aprovecharían m ejor los altos
precios de m aterias prim as y la robusta dem anda
m undial.
24
La situación económica mundial sigue siendo
benigna ...
En la econom ía m undial persiste una abun­
dancia de liquidez, dadas las tasas de interés
excepcionalm ente bajas. Esto se refleja en los
m ínim os históricos que registra el índice EM BI
+ (Em erging M arkets B o n d Index +). Se prevé
que las condiciones de financiam iento seguirían
siendo favorables durante 2006 a pesar de las
turbulencias en m ercados financieros en m ayo y
junio. Por otra parte, los altos precios de m ate­
rias prim as deberían de bajar en un estrecho
m argen. Finalm ente, las inversiones deberían de
revelar un m ayor dinam ism o, y a que la capaci­
dad instalada ociosa se está reduciendo.
. sin embargo, a los riesgos anteriores se
añaden nuevos
Como y a se com entó, los precios interna­
cionales del petróleo seguirían altos en los
próxim os dos años, con lo que el im pacto para la
econom ía m undial podría ser m ás serio que hasta
el m om ento. Los desequilibrios globales prove­
nientes del insuficiente ahorro estadounidense, y
reflejados en el déficit fiscal y el externo, se
m antienen y tenderían a am pliarse en 2006. Si se
produce un aterrizaje brusco en lugar de uno
suave, las proyecciones del crecim iento m undial
bajarían considerablem ente. A estos riesgos aho­
ra se añaden dos nuevos. Los m ercados inm obi­
liarios se están debilitando en varios países d e­
sarrollados. En com binación con el alza de las
tasas de interés, esto podría provocar u na pérdida
de confianza y un ajuste desordenado de los des­
equilibrios globales. Finalm ente, la posible p an­
dem ia de la gripe aviar podría tener consecuen­
cias m acroeconóm icas im predecibles y poten­
cialm ente serias.
Para las economías del Istmo Centroameri­
cano las condiciones no cambian sustancial­
mente .
Los países del Istm o enfrentarían condicio­
nes sim ilares a las de 2005. Por el lado positivo,
se espera una dem anda externa robusta, acom pa­
ñada por la llegada de la inversión extranjera
directa, de las rem esas y del turism o, en m ontos
abundantes e incluso m ayores que en 2005. Por
el lado negativo, los precios de las m aterias pri­
m as y especialm ente del petróleo perm anecerán
altos. Dado que la subregión es im portador neto
de esos productos, los térm inos del intercam bio
seguirán deteriorándose.
Cuadro 7
ISTMO CENTROAMERICANO: PROYECCIONES DEL
CRECIMIENTO DEL PIB PARA 2006
(Tasas de variación)
2004
Istmo Centroamericano
Centroamérica
Costa Rica
El Salvador
Guatemala
Honduras
Nicaragua
Panamá
2005
2006 a/
4,0
4,4
4,7
3,3
4,2
1,8
2,7
5,0
4,0
5,9
2,8
3,2
4,4
5,5
3,5
4,0
4,8
5,1
7,6
Fuente: CEPAL, estimaciones sobre la base de cifras oficiales.
a/ Proyección.
4,1
4,0
6,4
3,5
6,5
25
... por lo que se espera un crecimiento leve­
mente superior al de 2005
L a región crecerá 4,7% , y continuará la
tendencia hacia u n a m ayor convergencia de las
tasas de crecim iento de los países del área. Otra
tendencia notable es el lento pero persistente
aum ento del dinam ism o del prom edio centroa­
m ericano. Al m ism o tiem po, el crecim iento en
Panam á registra en el trienio 2004-2006 u n a tasa
prom edio de 6,8%.
Dos países eligieron nuevos gobiernos ...
H onduras y C osta R ica eligieron nuevos gobier­
nos y y a se anunciaron algunos cam bios im por­
tantes de política económ ica. A lgunos proyectos
estancados, com o la reform a fiscal en C os­
ta Rica, tendrían m ayores posibilidades de apro­
bación. A estos dos países en el segundo sem es­
tre se añade N icaragua con elecciones.
... pero se continuará con las políticas econó­
micas actuales .
L a m ezcla de las políticas m acroeconóm icas no debería de sufrir un cam bio brusco. En la
parte fiscal continuarán los esfuerzos de conso­
lidación con u n a alta probabilidad de que los
nuevos gobiernos adopten reform as fiscales. La
política m onetaria seguirá buscando u n balance
razonable entre el apoyo de la actividad eco n ó ­
m ica y el control de inflación. A sí, la inflación
perm anecerá en el nivel m ás alto que la in terna­
cional, pero por debajo de 10%. P or su parte, la
política cam biaria no podrá contener el proceso
de apreciación, con lo que se seguirá debilitan­
do la com petitividad. Se puede prever un buen
desem peño de las exportaciones, pero, com o en
años anteriores, ello no se traduciría en un cre­
cim iento m ás dinám ico del resto de la eco n o ­
m ía.
... y se avanzará con el proceso de integración
y los TLC
El proceso de integración centroam ericana
tiene previsto com pletar la preparación de las
labores para que se ponga en práctica la U nión
A duanera. A este proceso se añade la entrada en
vigor del D R -C A FTA para la m ayoría de países.
En noviem bre está previsto el com ienzo de las
negociaciones de un tratado de libre com ercio
entre los países centroam ericanos y la U nión
Europea. En esta negociación participará P ana­
m á, país que últim am ente m uestra una m ayor
voluntad de unirse al proceso de integración
centroam ericana.
NOTAS
1
En este docum ento, el Istm o C entroam ericano se refiere a seis países (C osta Rica,
El Salvador, G uatem ala, H onduras, N icaragua y Panam á), m ientras que C entroam érica excluye a Panamá.
2
Véase el final de este capítulo.
3
M edido com o prom edio simple.
4
Véase CEPAL, E fectos en G uatem ala de las lluvias torrenciales y la torm enta tropical Stan,
octubre de 2005 (LC/M EX /R.895), y Efectos en E l Salvador de las lluvias torrenciales, torm enta tropical
Stan y erupción del volcán Ilam antepec (Santa Ana), octubre del 2005 y perfiles de proyecto
(LC/M EX/R.892).
5
Para m ayor inform ación, véase CEPA L (2005), B alance prelim inar de las econom ías de
A m érica L atina y el Caribe (LC /G .2292-P/E), Santiago de Chile, diciembre.
27
Anexo estadístico
29
Cuadro A
ISTMO CENTROAMERICANO: PRINCIPALES INDICADORES
País
2000
2001
2002
2003
2004
2005
Area ( km 2 )
Costa Rica
El Salvador
Guatemala
Honduras
Nicaragua
Panamá
50 700
21 041
108 889
111 900
130 000
75 517
50 700
21 041
108 889
111 900
130 000
75 517
50 700
21 041
108 889
111 900
130 000
75 517
50 700
21 041
108 889
111 900
130 000
75 517
50 700
21 041
108 889
111 900
130 000
75 517
50 700
21 041
108 889
111 900
130 000
75 517
Población (miles de habitantes)
Costa Rica
El Salvador
Guatemala
Honduras
Nicaragua
Panamá
3 925,3
6 276,0
11 225,4
6 485,5
5 071,7
2 948,0
4 008,3
6 396,9
11 503,7
6 655,9
5 205,0
3 004,0
4 089,6
6 517,8
11 791,1
6 828,0
5 341,9
3 060,1
4 169,7
6 638,1
12 087,0
7 001,1
5 482,3
3 116,3
4 248,5
6 757,4
12 390,5
7 174,2
5 626,5
3 172,4
4 325,8
6 874,9
12 700,6
7 346,5
5 774,4
3 228,2
2,4
2,0
2,4
2,7
2,8
1,9
2,1
1,9
2,5
2,6
2,6
1,9
2,0
1,9
2,5
2,6
2,6
1,9
2,0
1,8
2,5
2,5
2,6
1,8
1,9
1,8
2,5
2,5
2,6
1,8
1,8
1,7
2,5
2,4
2,6
1,8
2 964,5
4 947,2
3 771,8
2 381,7
3 653,2
2 010,2
3 060,8
5 028,6
4 923,6
2 444,8
3 167,2
5 066,9
5 065,4
2 556,5
3 870,3
2 098,9
3 250,5
5 240,8
4 990,0
2 592,2
3 977,7
2 143,4
3 349,7
55,2
51,2
61,4
50,9
59,9
55,8
53,3
56,9
51,8
52,0
60,5
55,5
53,4
60,9
51,3
53,3
62,8
54,4
51,7
56,1
50,6
53,1
63,3
5,2
7,0
6,1
7,0
13,5
3,9
10,7
14,0
6,4
6,2
3,1
3,8
13,5
6,7
6,9
3,4
5,1
7,0
13,1
6,5
6,8
3,1
5,9
6,5
11,8
4,1
5,6
9,8
15 946,5
13 134,1
19 307,9
5 954,4
3 938,1
11 620,5
16 403,4
13 812,7
21 004,0
6 327,4
4 102,4
11 807,6
16 844,3
14 306,7
23 336,3
6 508,4
4 026,0
12 272,4
17 514,2
15 046,7
24 923,2
6 866,2
4 101,5
12 933,2
18 557,0
15 821,6
27 355,2
7 452,4
4 496,4
14 204,2
20 020,8
16 974,0
32 061,5
8 301,2
4 910,1
15 466,7
Tasa de crecimiento de la población
(porcentajes)
Costa Rica
El Salvador
Guatemala
Honduras
Nicaragua
Panamá
Población económicamente activa
(miles de habitantes)
Costa Rica
El Salvador
Guatemala
Honduras
Nicaragua
Panamá
Tasa neta de participación
(porcentaje de la PEA)
Costa Rica
El Salvador
Guatemala
Honduras
Nicaragua
Panamá
Desempleo abierto (porcentaje de
la fuerza de trabajo
Costa Rica
El Salvador
Guatemala
Honduras
Nicaragua
Panamá
Producto interno bruto (millones de
dólares corrientes)
Costa Rica
El Salvador
Guatemala
Honduras
Nicaragua
Panamá
4 778,0
3 615,7
1 952,7
53,6
52,3
56,3
2 054,3
62,6
2 651,3
4 096,7
2 216,2
56,8
53,8
63,5
6,6
7,8
/Continúa
30
Cuadro A (Conclusión)
País
2000
2001
2002
2003
2004
2005
Dólares corrientes
PIB por habitante
Costa Rica
El Salvador
Guatemala
Honduras
Nicaragua
Panamá
4 062,5
2 092,8
1 720,0
918,1
776,5
3 941,8
4 092,4
2 159,3
1 825,9
950,6
788,2
3 930,7
4 118,8
2 195,0
1 979,1
953,2
753,7
4 010,5
4 200,4
2 266,7
2 062,0
980,7
748,1
4 150,2
4 367,9
2 341,4
2 207,8
1 038,8
799,1
4 477,5
4 628,2
2 469,0
2 524,4
1 129,9
850,3
4 791,1
Tipo de cambio nominal a/
Costa Rica
El Salvador
Guatemala
Honduras
Nicaragua
Panamá
308,19
8,75
7,76
15,01
12,68
1,00
328,87
8,75
7,85
15,65
13,44
1,00
359,82
8,75
7,81
16,61
14,25
1,00
398,66
8,75
7,93
17,54
15,11
1,00
437,94
8,75
7,94
18,41
15,94
1,00
477,79
8,75
7,62
19,00
16,73
1,00
0,829
0,713
0,642
0,832
0,719
0,652
0,667
0,643
0,788
0,834
0,720
0,649
0,672
0,667
0,791
21,7
34,6
21,2
0,0
Índice de desarrollo humano b/
Costa Rica
El Salvador
Guatemala
Honduras
Nicaragua
Panamá
0,643
0,791
Porcentaje de hogares
Pobreza
Costa Rica
El Salvador
Guatemala
Honduras
Nicaragua
Panamá
Número de hogares bajo la línea
de pobreza c/
Costa Rica
El Salvador
Guatemala
Honduras
Nicaragua
Panamá
20,6
38,5
20,3
38,8
20,6
36,8
56,2
64,5
60,9
1990
26,3
80,8
43.1 i/
1994
23,1
54.2 d/
69.4 f/
77,9
73.6 h/
36,1
18,5
36,1
63,5
1999
20,3
49,8
61.1 g/
79,7
69.9 g/
30,2
2002
20,3
48.9 e/
60,2
77,3
69.3 e/
34,0
Fuente: CEPAL sobre la base de cifras de las encuestas de hogares.
a/ Costa Rica y el Salvador, colones; Guatemala, quetzales; Honduras, Lempiras; Nicaragua, córdobas; y Panamá,
balboas por dólar respectivamente.
b/ El IDH se mide en una escala de 0 a 1, a mayor proximidad a 1 mayor grado de desarrollo.
c/ Estos datos pueden no coincidir con las cifras nacionales, ya que son calculados con una línea de pobreza estimada
por la CEPAL. Incluye a las personas bajo la línea de indigencia o en situación de extrema pobreza.
d/ Cifra correspondiente al año de 1995.
e/ Cifra correspondiente al año de 2001.
f/ Cifra correspondiente al año de 1989.
g/ Cifra correspondiente al año de 1998.
h/ Cifra correspondiente al año de 1993.
i/ Cifra correspondiente al año de 1992.
31
Cuadro 1
ISTMO CENTROAMERICANO: PRINCIPALES INDICADORES ECONÓMICOS
2000
2001
2002
2003
2004
2005 a/
Tasas de crecimiento
Actividad económica y precios
Producto interno bruto b/
PIB por habitante b/
Formación bruta de capital fijo
IPC (diciembre-diciembre)
3,0
0,6
-4,6
5,9
1,7
-0,6
-4,6
6,3
2,3
0,0
0,4
5,7
3,6
1,3
5,0
5,6
4,0
4,4
1,7
3,8
8,1
2,1
4,5
8,1
3,0
2,3
1,9
-4 838,3
-2 816,6
8 074,8
5 350,2
2 735,2
511,9
2 935,1
30 315,7
-4 708,3
-2 696,9
9 604,6
6 176,0
2 908,5
1 467,6
3 533,1
29 703,9
92,3
90,3
Porcentajes
Déficit fiscal/PIB c/
2,5
3,0
2,6
Millones de dólares
Sector externo
Cuenta corriente
Balance en renta de factores
Balance de transferencias corrientes
Cuenta financiera y de capital d/
Inversión extranjera directa
Balance global
Transferencia neta de recursos
Deuda externa pública
-3 913,2
-2 610,0
4 088,8
4 040,3
1 984,2
127,1
1 753,2
24 992,1
-3 278,6
-2 029,7
5 080,7
3 952,7
2 005,2
674,0
2 213,3
26 181,6
-3 527,8
-1 747,4
5 918,2
3 602,1
1 718,2
74,3
2 278,9
27 553,3
-4 035,2
-2 707,2
6 754,3
4 550,2
2 067,1
515,1
2 246,9
29 723,8
Índices (2000 = 100)
Relación de precios del intercambio de bienes
100,0
Fuente: CEPAL, sobre la base de cifras oficiales.
a/ Cifras preliminares.
b/ Sobre la base de cifras en dólares a precios constantes de 2000.
c/ Promedio ponderado.
d/ Incluye errores y omisiones.
99,3
97,7
94,4
32
Cuadro 2
ISTMO CENTROAMERICANO: PRINCIPALES INDICADORES ECONÓMICOS
(Tasas de crecimiento)
2000
2001
2002
2003
2004
2005 a/
Producto interno bruto b/
Istmo Centroamericano
Centroamérica
Costa Rica
El Salvador
Guatemala
Honduras
Nicaragua
Panamá
PIB por habitante
Istmo Centroamericano
Centroamérica
Costa Rica
El Salvador
Guatemala
Honduras
Nicaragua
Panamá
Formación bruta de capital fijo
Istmo Centroamericano
Centroamérica
Costa Rica
El Salvador
Guatemala
Honduras
Nicaragua
Panamá
3,0
3,0
1,8
2,2
3,6
5,7
4,2
1,7
1,9
1,1
1,7
2,3
2,6
3,0
2,3
2,4
2,9
2,2
2,2
2,7
0,6
3,6
3,5
6,4
2,3
2,7
0,6
0,6
0,6
-0,6
0,2
1,2
3,0
1,4
0,8
-4,6
-4,0
-0,9
4,6
-8,4
-8,3
-8,2
-7,2
4,0
3,3
4,4
4,0
5,9
2,8
3,2
2,1
3,5
2,5
4,1
1,8
2,7
5,0
5,1
4,1
4,0
2,2
4,2
7,6
6,4
-0,6
-0,4
-1,0
-0,2
0,0
0,0
0,9
0,3
1,3
1,1
4,4
0,4
1,7
1,0
2,2
0,0
2,1
1,7
4,1
1,0
-0,1
0,0
0,4
-1,3
-0,2
-0,1
2,3
0,2
2,5
2,4
5,7
0,7
0,1
-1,9
0,4
-0,4
0,9
-4,6
0,2
2,4
0,4
5,0
1,4
6,5
2,2
4,3
2,1
7,2
2,5
-4,4
7,3
0,6
23,3
1,4
2,3
-7,6
-2,8
-25,6
Fuente: CEPAL, sobre la base de cifras oficiales.
a/ Cifras preliminares.
b/ Sobre la base de cifras en dólares a precios constantes de 2000.
-6,1
-11,6
-5,7
3,8
2,4
-0,5
-5,0
1,5
19,1
8,3
11,1
1,6
1,3
4,5
4,5
4,4
7,3
5,7
6,4
-8,0
6,8
5,0
33
Cuadro 3
ISTMO CENTROAMERICANO : INDICADORES DEL COMERCIO DE BIENES FOB
2000
2001
2002
2003
2004
2005 a/
22 603
16 469
6 370
3 337
3 430
2 398
935
6 133
25 291
18 103
7 100
3 432
3 855
2 652
1 064
7 188
Millones de dólares
Exportación de bienes fob
Istmo Centroamericano
Centroamérica
Costa Rica
El Salvador
Guatemala
Honduras
Nicaragua
Panamá
Importaciones de bienes fob
Istmo Centroamericano
Centroamérica
Costa Rica
El Salvador
Guatemala
Honduras
Nicaragua
Panamá
20 441
14 602
5 813
2 963
3 082
2 012
732
5 839
-26 773
-19 791
-6 024
-4 703
-4 742
-2 670
-1 653
-6 981
19 310
13 318
4 923
2 892
2 860
1 935
708
5 992
-26
-20
-5
-4
-5
-2
-1
-6
785
096
743
824
142
769
617
689
19 082
13 767
5 270
3 020
2 819
1 977
681
5 315
-27
-21
-6
-4
-5
-2
-1
-6
978
628
548
885
791
806
599
350
20 286
15 214
6 163
3 153
3 060
2 090
749
5 072
-29
-23
-7
-5
-6
-3
-1
-6
897
623
252
439
176
035
720
274
-34
-26
-7
-5
-7
-3
-2
-7
387
666
791
999
189
677
010
722
-38
-30
-9
-6
-8
-4
-2
-8
921
375
242
440
127
188
378
546
Tasas de crecimiento
Exportación de bienes fob
Istmo Centroamericano
Centroamérica
Costa Rica
El Salvador
Guatemala
Honduras
Nicaragua
Panamá
Importaciones de bienes fob
Istmo Centroamericano
Centroamérica
Costa Rica
El Salvador
Guatemala
Honduras
Nicaragua
Panamá
4,5
2,3
-11,6
16,9
10,8
14,5
16,8
10,4
-5,5
-8,8
-15,3
-2,4
-7,2
-3,8
-3,4
2,6
-1,2
3,4
7,0
4,4
-1,4
2,2
-3,7
-11,3
6,3
10,5
16,9
4,4
8,5
5,7
9,9
-4,6
11,4
8,2
3,4
5,8
12,1
14,7
24,9
20,9
11,9
9,9
11,5
2,9
12,4
10,6
13,8
17,2
7,5
8,3
0,5
20,9
13,4
6,4
-2,6
5,3
0,0
1,5
-4,7
2,6
8,4
3,7
-2,2
-4,2
4,5
7,6
14,0
1,3
12,6
1,3
-1,1
-5,1
6,9
9,2
10,8
11,4
6,6
8,2
7,6
-1,2
15,0
12,9
7,4
10,3
16,4
21,1
16,9
23,1
13,2
13,9
18,6
7,4
13,1
13,9
18,3
10,7
92,3
91,2
91,9
96,8
92,1
87,2
82,5
95,3
90,3
89,4
89,5
94,5
91,9
84,1
80,9
93,2
Índices (1995 = 100)
Relación de precios del intercambio de
bienes fob/fob
Istmo Centroamericano
Centroamérica
Costa Rica
El Salvador
Guatemala
Honduras
Nicaragua
Panamá
Fuente: CEPAL, sobre la base de cifras oficiales.
a/ Cifras preliminares.
100,0
100,0
100,0
100,0
100,0
100,0
100,0
100,0
99,3
97,6
98,4
102,5
96,7
94,8
88,4
102,7
97,7
96,0
96,9
101,6
95,8
92,0
87,0
101,6
94,4
93,4
95,5
97,7
93,0
88,0
84,1
97,2
34
Cuadro 4
ISTMO CENTROAMERICANO: INDICADORES DEL BALANCE DE PAGOS
2000
2001
2002
2003
2004
2005 a/
-4 708,3
-3 890,6
-959,5
-786,5
-1 302,6
-42,3
-799,8
-817,7
Millones de dólares
Saldo de la cuenta corriente
Istmo Centroamericano
Centroamérica
Costa Rica
El Salvador
Guatemala
Honduras
N icaragua
Panamá
-3 913,2
-3 240,7
-690,7
-430,5
-1 049,0
-232,1
-838,4
-672,5
-3 278,6
-3 108,3
-602,9
-150,3
-1 252,9
-302,5
-799,7
-170,3
-3 527,8
-3 432,3
-856,9
-405,1
-1 234,9
-236,9
-698,5
-95,5
-4 035,2
-3 532,5
-880,0
-702,3
-1 039,1
-259,9
-651,1
-502,7
-4 838,3
-3 711,0
-795,8
-631,8
-1 188,3
-399,4
-695,7
-1 127,3
Saldo del balance comercial
Istmo Centroamericano
Centroamérica
Costa Rica
El Salvador
Guatemala
Honduras
N icaragua
Panamá
-5 392,0
-5 102,7
468,4
-1 974,5
-1 707,9
-845,8
-1 042,8
-289,3
-6 329,6
-6 523,3
-74,5
-2 182,9
-2 165,3
-1 061,8
-1 038,8
193,7
-7 698,6
-7 631,6
-592,5
-2 104,6
-2 892,7
-1 012,5
-1 029,2
-67,0
-8 082,3
-8 075,1
-313,0
-2 393,5
-3 183,3
-1 107,8
-1 077,5
-7,2
-10 096,5
-9 783,6
-563,9
-2 739,4
-3 875,0
-1 428,7
-1 176,6
-312,9
Balance de transferencias corrientes
Istmo Centroamericano
Centroamérica
Costa Rica
El Salvador
Guatemala
Honduras
N icaragua
Panamá
4 088,8
3 911,8
93,4
1 797,1
868,2
746,9
406,2
177,0
5 080,7
4 854,6
150,9
2 298,3
996,8
929,2
479,4
226,1
5 918,2
5 674,4
175,5
2 022,9
1 976,2
968,7
531,1
243,8
6 754,3
6 507,9
208,8
2 114,3
2 461,9
1 105,8
617,1
246,4
8 074,8
7 846,8
212,4
2 567,7
3 005,7
1 387,8
673,2
228,0
9 604,6
9 361,2
269,5
2 864,6
3 492,3
1 984,4
750,4
243,4
Cuenta financiera y de capital b/
Istmo Centroamericano
Centroamérica
Costa Rica
El Salvador
Guatemala
Honduras
N icaragua
Panamá
4 040,3
3 445,0
538,5
385,0
1 703,3
178,4
639,8
595,3
3 952,7
3 149,8
616,1
-27,4
1 726,7
302,0
532,4
802,9
3 602,1
3 360,6
1 019,9
281,6
1 256,7
300,5
501,9
241,5
4 550,2
4 314,6
1 218,9
1 018,5
1 588,7
33,3
455,2
235,6
5 350,2
4 618,3
876,1
579,3
1 797,0
772,3
593,6
731,9
6 176,0
4 683,5
1 350,5
727,6
1 552,6
258,7
794,1
1 492,5
127,1
204,3
-152,2
-45,5
654,4
-53,7
-198,6
-77,2
674,0
41,4
13,1
-177,7
473,8
-0,5
-267,3
632,6
74,3
-71,7
163,0
-123,5
21,8
63,6
-196,6
146,0
515,1
782,2
338,9
316,2
549,6
-226,6
-195,9
-267,1
511,9
907,3
80,3
-52,5
608,7
372,9
-102,1
-395,4
1 467,6
792,8
390,9
-58,9
250,0
216,5
-5,7
674,8
Balance global
Istmo Centroamericano
Centroamérica
Costa Rica
El Salvador
Guatemala
Honduras
N icaragua
Panamá
Fuente: CEPAL, sobre la base de cifras oficiales.
a/
b/
Cifras preliminares.
Incluye errores y omisiones.
-11
-11
-1
-3
-4
-1
-1
616,0
691,0
001,9
079,6
466,3
712,2
431,0
75,0
35
Cuadro 5
ISTMO CENTROAMERICANO: INDICADORES DE LA DEUDA PÚBLICA
2000
2001
2002
2003
2004
2005 a/
30 315,7
23 096,5
3 883,7
4 777,9
3 843,8
5 200,5
5 390,6
7 219,2
29 703,9
22 124,2
3 625,8
4 976,1
3 723,2
4 451,6
5 347,5
7 579,7
34,5
31,3
20,9
30,2
14,1
69,8
119,9
50,8
30,4
26,9
18,1
29,3
11,6
53,6
108,9
49,0
M illones de dólares
Saldo de la deuda externa pública
Istmo Centroamericano
Centroamérica
Costa Rica
El Salvador
Guatemala
Honduras
Nicaragua
Panamá
24
19
3
2
2
4
6
5
992,1
386,5
150,6
831,3
643,7
101,0
659,9
605,7
26 181,6
19 919,0
3 242,5
3 147,7
2 925,0
4 229,6
6 374,2
6 262,6
27 553,3
21 204,3
3 337,7
3 987,1
3 119,1
4 397,8
6 362,6
6 349,0
29 723,8
23 217,2
3 753,0
4 717,2
3 467,2
4 684,0
6 595,8
6 506,6
Porcentajes del PIB
Saldo de la deuda externa pública
Istmo Centroamericano
Centroamérica
Costa Rica
El Salvador
Guatemala
Honduras
Nicaragua
Panamá
35,8
33,3
19,8
21,6
13,7
68,9
169,1
48,2
35,6
32,3
19,8
22,8
13,9
66,8
155,4
53,0
35,6
32,6
19,8
27,9
13,4
67,6
158,0
51,7
36,5
33,9
21,4
31,4
13,9
68,2
160,8
50,3
M illones de dólares
Saldo de la deuda interna pública
Istmo Centroamericano b/
Centroamérica b/
Costa Rica
El Salvador
Guatemala
Honduras
Nicaragua
Panamá
9 559,1
7 358,1
4 090,4
1 965,8
1 118,1
183,8
10 281,7
8 084,0
4 378,2
2 345,2
1 164,5
196,0
2 201,0
2 197,7
11 909,9
9 682,0
4 579,9
2 379,7
1 050,6
206,4
1 465,4
2 228,0
12 291,9
10 082,2
4 497,5
2 386,0
1 375,4
397,7
1 425,6
2 209,7
13 529,8
10 722,6
4 896,4
2 504,7
1 659,7
322,9
1 338,9
2 807,3
14
11
4
2
2
077,4
388,9
838,9
727,6
161,8
322,5
1 338,2
2 688,5
Porcentajes del PIB
Saldo de la deuda interna pública
Istmo Centroamericano b/
Centroamérica b/
Costa Rica
El Salvador
Guatemala
Honduras
Nicaragua
Panamá
Fuente: CEPAL, sobre la base de cifras oficiales.
a/ Cifras preliminares.
b/ A partir de 2003, incluye Nicaragua.
13,7
12,6
25,7
15,0
5,8
3,1
14,0
13,1
26,7
17,0
5,5
3,1
15,4
14,9
27,2
16,6
4,5
3,2
18,9
18,6
18,2
15,1
14,7
25,7
15,9
5,5
5,8
34,8
17,1
15,4
14,6
26,4
15,8
6,1
4,3
29,8
19,8
14,4
13,8
24,2
16,1
6,7
3,9
27,3
17,4
36
Cuadro 6
ISTMO CENTROAMERICANO: EXPORTACIONES INTRARREGIONALES
(Millones de dólares)
2000
2001
2002
2003
2004
2005 a/
Valor de las exportaciones al resto del Istmo Centroamericano
Istmo Centroamericano
Centroamérica
Costa Rica
El Salvador
Guatemala
Honduras
Nicaragua
Panamá
2 856,1
2 744,5
663,2
776,1
870,0
268,5
166,6
111,6
3 185,6
3 062,3
675,9
771,6
1 103,0
328,6
183,2
123,3
3 090,8
2 976,6
633,5
785,4
1 059,9
297,1
200,7
114,2
3 277,4
3 183,1
696,5
792,5
1 156,2
310,2
227,7
94,3
3 703,4
3 610,8
797,7
867,5
1 319,2
373,8
252,6
92,6
4 178,1
4 071,7
904,4
964,2
1 477,5
432,1
293,5
106,4
13,0
13,4
14,5
9,5
14,1
20,5
10,9
-1,8
12,8
12,8
13,4
11,1
12,0
15,6
16,2
14,9
Tasas de crecimiento
Istmo Centroamericano
Centroamérica
Costa Rica
El Salvador
Guatemala
Honduras
Nicaragua
Panamá
6,4
6,4
4,0
15,1
1,8
3,1
8,3
7,3
11,5
11,6
1,9
-0,6
26,8
22,4
10,0
10,5
-3,0
-2,8
-6,3
1,8
-3,9
-9,6
9,5
-7,4
6,0
6,9
9,9
0,9
9,1
4,4
13,5
-17,4
Fuente: CEPAL, sobre la base de cifras oficiales de Bancos Centrales, y Contraloría General de la
Republica de Panamá.
a/ Cifras preliminares.
37
Cuadro 7
ISTMO CENTROAMERICANO: EVOLUCIÓN DEL VALOR AGREGADO DE LA
ACTIVIDAD M AQUILADORA Y ZONAS FRANCAS
2000
2001
2002
2003
2004
2005 a/
2 832,9
2 832,9
916,6
463,6
490,8
795,0
167,0
-
2 643,3
2 643,3
663,2
413,8
485,0
886,4
194,9
-
-3,7
-3,7
-22,1
-6,1
14,6
12,0
25,8
-
-6,7
-6,7
-27,6
-10,7
-1,2
11,5
16,7
-
Millones de dólares
Istmo Centroamericano
Centroamérica
Costa Rica
El Salvador
Guatemala
Honduras
Nicaragua
Panamá
2 738,3
2 729,5
1 241,6
456,3
373,8
575,4
82,4
8,8
2 007,4
2 005,8
450,6
489,7
396,2
560,8
108,5
1,6
2 066,8
2 066,2
521,2
474,9
345,8
612,8
111,5
0,6
2 941,5
2 940,7
1 176,0
493,8
428,1
710,0
132,8
0,8
Tasas de crecimiento
Istmo Centroamericano
Centroamérica
Costa Rica
El Salvador
Guatemala
Honduras
Nicaragua
Panamá
-11,3
-11,5
-31,2
20,5
29,9
6,9
10,5
1 660,0
-26,7
-26,5
-63,7
7,3
6,0
-2,5
31,7
-81,8
Fuente: CEPAL, sobre la base de cifras oficiales.
a/ Cifras preliminares.
3,0
3,0
15,7
-3,0
-12,7
9,3
2,8
-62,5
42,3
42,3
125,6
4,0
23,8
15,9
19,1
33,3
38
Cuadro 8
ISTMO CENTROAMERICANO: BALANCE DE LA CUENTA DE VIAJES DEL EXTERIOR
(Millones de dólares)
2000
2001
2002
2003
2004
2005 a/
Total
Ingresos
Egresos
Saldo
2 847,8
-1 218,8
1 629,1
2 804,7
-1 162,3
1 642,4
2 974,1
-1 209,0
1 765,1
3 391,7
-1 377,5
2 014,2
3 948,0
-1 653,7
2 294,4
4 589,0
-1 824,5
2 764,5
Costa Rica
Ingresos
Egresos
Saldo
1 302,4
-485,4
817,1
1 173,3
-364,4
808,9
1 160,7
-344,9
815,8
1 293,1
-353,2
939,9
1 458,5
-405,7
1 052,9
1 722,6
-423,0
1 299,6
El Salvador
Ingresos
Egresos
Saldo
216,9
-165,2
51,7
201,1
-195,3
5,8
245,2
-191,1
54,1
383,1
-229,6
153,5
440,8
-302,2
138,6
542,9
-346,7
196,2
Guatemala
Ingresos
Egresos
Saldo
482,3
-181,8
300,5
561,5
-225,5
336,0
619,6
-275,6
344,0
620,7
-312,0
308,7
776,4
-390,6
385,8
864,4
-445,1
419,3
Honduras
Ingresos
Egresos
Saldo
259,8
-119,6
140,2
256,4
-127,6
128,8
301,0
-149,2
151,8
350,0
-200,0
150,0
429,3
-227,0
202,3
472,2
-248,3
223,9
Nicaragua
Ingresos
Egresos
Saldo
128,6
-78,4
50,2
135,3
-76,0
59,3
134,6
-69,4
65,2
160,2
-75,0
85,2
192,0
-89,3
102,7
207,1
-90,3
116,8
Panamá
Ingresos
Egresos
Saldo
457,8
-188,4
269,4
477,1
-173,5
303,6
513,0
-178,8
334,2
584,6
-207,7
376,9
651,0
-238,9
412,1
779,8
-271,1
508,7
Fuente: CEPAL, sobre la base de cifras oficiales.
a/ Cifras preliminares.
39
Cuadro 9
ISTMO CENTROAMERICANO: EXPORTACIÓN DE PRENDAS DE VESTIR
A ESTADOS UNIDOS a/
Enero- mayo
2000
2001
2002
2003
2004
2005
2005
2006
M illones de dólares
Istmo Centroamericano
6 829,5
7 001,3
7 173,9
7 301,5
7 712,0
7 505,8
3 086,5
2 668,5
Centroamérica
6 822,9
6 994,6
7 168,3
7 296,8
7 708,1
7 501,8
3 084,7
2 667,1
Costa Rica
El Salvador
Guatemala
Honduras
Nicaragua
843,8
1 640,7
1 530,5
2 462,0
345,8
790,4
1 670,9
1 657,7
2 485,1
390,6
745,0
1 712,3
1 709,7
2 555,5
445,8
603,0
1 758,6
1 814,9
2 622,1
498,2
526,4
1 760,0
2 007,2
2 800,4
614,1
491,5
1 657,6
1 872,2
2 744,4
736,1
195,8
670,2
806,4
1 122,0
290,4
179,3
490,4
705,1
973,0
319,2
6,6
6,7
5,5
4,7
3,8
4,0
1,8
1,4
Panamá
Tasas de crecimiento
Istmo Centroamericano
13,7
2,5
2,5
1,8
5,6
-2,7
-13,5
Centroamérica
13,8
2,5
2,5
1,8
5,6
-2,7
-13,5
Costa Rica
El Salvador
Guatemala
Honduras
Nicaragua
0,6
20,6
20,5
9,8
21,8
-6,3
-5,7
2,5
3,1
2,8
14,1
-19,1
2,7
6,2
2,6
11,8
-12,7
1,8
8,3
0,9
12,9
0,1
10,6
6,8
23,3
-6,6
-5,8
-6,7
-2,0
19,9
-8,4
-26,8
-12,6
-13,3
9,9
-45,2
1,4
-18,0
-14,5
-18,6
4,5
-21,2
Panamá
Fuente: CEPAL, sobre la base de cifras oficiales del N ational Trade Data Bank, US Department o f Commerce.
a/ Se refiere a los capítulos 61 y 62, del Sistema Armonizado, que incluye prendas de vestir y accesorios.
40
Cuadro 10
ISTMO CENTROAMERICANO: COMERCIO EXTERIOR DE
BIENES FOB, CON MÉXICO
M illones de dólares
Tasas de crecimiento
Enero-mayo
2003
2004 2005 a/
2006 a/
2003
2004
2005 a/
Enero-mayo
2005
2006 a/
Exportaciones fob
Istmo Centroamericano
Centroamérica
Costa Rica
El Salvador
Guatemala
Honduras
Nicaragua
Panamá
902,5
864,7
584,2
44,3
151,1
47,0
38,1
37,8
1 294,6
1 250,7
852,3
50,2
230,0
65,8
52,4
43,9
1 505,1
1 426,7
883,2
58,5
221,8
104,5
158,6
78,4
534,3
527,5
315,6
24,0
82,2
37,8
67,8
6,9
554,1
547,0
309,7
25,4
135,9
46,9
29,2
37,3
39,0
40,3
21,7
29,5
85,0
40,5
7,1
Importaciones fob
Istmo Centroamericano
Centroamérica
Costa Rica
El Salvador
Guatemala
Honduras
Nicaragua
Panamá
1 840,0
1 520,2
352,5
286,4
590,1
160,6
130,7
319,8
2 025,4
1 709,6
387,3
317,2
672,5
182,1
150,6
315,8
2 783,1
2 319,7
420,7
471,6
863,7
239,6
324,1
463,3
999,2
782,4
162,0
152,6
314,7
88,2
64,9
216,8
Balance comercial
Istmo Centroamericano
Centroamérica
Costa Rica
El Salvador
Guatemala
Honduras
Nicaragua
Panamá
-937,6
-655,6
231,7
-242,0
-439,0
-113,6
-92,6
-282,0
-730,8
-458,9
465,0
-267,1
-442,5
-116,2
-98,2
-271,9
-1 278,0
-893,1
462,6
-413,1
-641,9
-135,1
-165,5
-384,9
-464,9
-254,9
153,7
-128,6
-232,5
-50,4
3,0
-209,9
7,1
43,4
44,6
45,9
13,2
52,3
40,1
37,7
16,1
16,3
14,1
3,6
16,6
-3,6
58,7
202,7
78,8
3,7
3,7
-1,9
5,8
65,3
24,1
-57,0
2,6
1 362,8
1 134,3
200,8
217,7
361,6
108,6
245,5
228,5
4,2
4,0
-5,5
-1,8
7,6
3,2
40,6
5,2
10,1
12,5
9,9
10,8
14,0
13,4
15,2
-1,3
37,4
35,7
8,6
48,7
28,4
31,6
115,2
46,7
36,4
45,0
24,0
42,6
14,9
23,1
278,4
5,4
-808,7
-587,2
108,9
-192,3
-225,7
-61,7
-216,4
-221,5
15,4
21,9
434,1
5,2
-1,7
12,8
-40,7
-5,0
22,1
30,0
100,7
-10,3
-0,8
-2,3
-6,0
3,6
-74,9
-94,6
-0,5
-54,7
-45,1
-16,3
-68,6
-41,6
-74,0
-130,3
-29,1
-49,5
2,9
-22,4
-7 383,9
-5,5
Fuente: CEPAL, sobre la base de cifras del Instituto Nacional de Geografía, Estadística e Informática (INEGI).
a/ Cifras preliminares.
41
Cuadro 11
ISTMO CENTROAMERICANO: INDICADORES DEL GOBIERNO CENTRAL
(Porcentajes)
2000
Ingresos totales/PIB
Costa Rica
El Salvador
Guatemala
Honduras
Nicaragua
Panam á
Gastos totales/PIB
Costa Rica
El Salvador
Guatemala
Honduras
Nicaragua
Panam á
Déficit fiscal/PIB b/
Costa Rica
El Salvador
Guatemala
Honduras
Nicaragua
Panam á
2001
2002
2003
2004
2005 a/
15,2
15,2
15,5
15,7
15,7
15,7
12,5
12,1
11,0
18,7
18,8
18,2
13,4
11,9
11,1
19,9
17,0
17,7
13,3
12,5
11,4
19,4
19,5
16,8
13,9
13,2
11,0
19,6
21,2
15,4
13,6
13,2
10,8
20,3
21,8
14,4
13,8
13,6
10,2
20,5
21,2
15,2
18,2
18,9
18,3
19,0
18,2
17,8
15,5
14,3
12,8
23,7
23,6
19,3
16,4
15,5
12,9
25,2
24,1
19,4
17,6
15,7
12,4
24,7
20,8
18,8
16,8
15,5
13,3
25,8
23,2
19,2
16,3
14,4
11,8
23,7
23,3
19,8
15,9
14,6
11,7
23,2
23,1
18,4
- 3,0
- 3,7
- 2,8
- 3,2
- 2,5
- 2,1
-3,0
-2,3
-1,8
-4,9
-4,7
-1,1
-2,9
-3,6
-1,9
-5,3
-7,1
-1,7
-4,3
-3,1
-1,0
-5,3
-1,3
-1,9
-2,9
-2,3
-2,3
-6,2
-2,0
-3,8
-2,7
-1,1
-1,0
-3,4
-1,5
-5,4
-2,1
-1,0
-1,5
-2,7
-1,8
-3,2
Fuente: CEPAL, sobre la base de cifras oficiales.
a/ Cifras preliminares.
b/ Promedio simple.
42
Cuadro 12
ISTMO CENTROAMERICANO: INDICADORES DEL CRÉDITO a/
(Tasas de crecimiento reales)
2000
2001
2002
2003
2004
2005 b/
Crédito interno
Costa Rica
El Salvador
Guatemala
Honduras
N icaragua
Panamá
15,5
4,5
10,3
12,4
5,4
3,5
4,1
0,9
-1,3
3,5
13,2
3,6
9,0
-5,6
6,9
-2,3
0,6
-5,7
5,2
-2,5
-0,7
23,3
5,9
0,9
18,7
10,7
5,0
9,1
4,3
-0,9
5,1
21,1
3,9
0,2
6,7
5,8
16,7
1,7
7,1
-1,4
-0,7
-4,2
-1,1
9,3
-8,4
0,7
13,7
12,8
-3,7
8,4
Crédito al sector privado
Costa Rica
El Salvador
Guatemala
Honduras
N icaragua
Panamá
17,8
0,6
9,3
3,1
20,4
5,5
11,0
-4,1
4,7
3,1
-47,3
3,9
Fuente : CEPAL y Consejo Monetario Centroamericano.
a/ Sobre la base de saldos nominales de fin de año.
b/ Cifras preliminares.
1,0
-0,5
10,9
-4,6
13,0
3,3
11,8
9,7
20,4
9,6
43
Cuadro 13
ISTMO CENTROAMERICANO: TASAS DE INTERÉS NOMINALES
(Porcentajes)
Costa Rica a/
El Salvador b /
Guatemala c/
Honduras d/
Activa Pasiva
Activa Pasiva
Activa Pasiva
Activa Pasiva
Nicaragua e/______ Panamá f/
Activa Pasiva
Activa Pasiva
004
Enero
Febrero
Marzo
Abril
Mayo
Junio
Julio
Agosto
Septiembre
Octubre
Noviembre
Diciembre
21,11
20,97
20,96
20,90
20,91
21,01
21,24
21,23
21,42
21,48
21,41
21,35
13,50
13,50
13,50
13,50
13,50
13,75
13,75
14,00
14,25
14,25
14,25
14,25
6,80
6,61
6,40
6,23
6,05
6,35
6,39
6,17
6,27
5,97
5,96
6,43
3,37
3,36
3,44
3,41
3,47
3,42
3,29
3,25
3,23
3,26
3,26
3,29
14,00
13,93
13,89
13,97
13,93
13,89
13,79
13,83
13,76
13,75
13,56
13,50
4,48
4,43
4,39
4,41
4,46
14,00
13,93
13,89
13,97
13,93
13,89
13,79
20,24
20,12
20,00
20,17
19,98
19,94
19,82
19,68
19,72
19,72
19,67
19,45
8,20
8,23
8,25
8,21
8,23
8,16
8,00
8,12
8,15
8,05
8,04
8,04
16,05
13,11
14,55
13,37
12,91
12,38
14,40
12,59
13,35
13,24
13,41
12,54
5,80
5,85
4,92
5,59
4,75
5,18
4,87
5,06
4,68
4,16
4,09
3,61
8,81
8,34
8,15
8,04
8,02
7,89
7,87
7,86
8,22
8,46
8,51
8,44
2,33
2,22
2,18
2,11
2,11
2,16
2,15
2,14
2,11
2,13
2,16
2,14
2005
Enero
Febrero
Marzo
Abril
Mayo
Junio
Julio
Agosto
Septiembre
Octubre
Noviembre
Diciembre
21,28
21,47
21,69
21,84
22,18
22,60
22,52
22,26
22,07
22,00
22,04
22,10
14,50
14,75
15,00
15,00
15,75
15,75
15,50
15,50
15,25
15,25
15,25
15,25
6,85
6,79
6,95
6,53
6,80
6,98
6,90
7,03
6,72
6,87
6,94
7,03
3,23
3,24
3,24
3,43
3,38
3,44
3,40
3,38
3,42
3,41
3,65
4,02
13,52
13,52
13,49
13,07
13,04
13,02
12,90
12,88
12,78
12,72
12,78
12,67
4,56
4,58
4,53
4,57
4,59
13,52
13,52
13,49
13,07
13,04
13,02
12,90
19,36
19,33
19,06
18,94
19,05
19,07
18,80
18,49
18,48
18,39
18,64
18,36
8,11
8,10
8,08
8,09
8,12
8,05
8,19
8,14
8,15
8,17
8,12
8,05
14,03
12,49
12,35
13,60
13,27
11,94
11,65
12,72
10,63
9,96
13,20
9,37
4,28
5,23
4,20
4,33
4,70
4,84
4,61
4,29
4,99
4,55
4,88
5,34
8,41
8,51
8,72
8,34
8,32
8,37
8,04
8,07
8,07
8,05
8,07
7,99
2,16
2,19
2,35
2,35
2,73
2,72
2,71
2,71
2,71
2,67
2,72
2,73
21,99
22,02
22,11
22,04
21,53
20,72
15,25
15,25
15,25
15,25
13,75
13,50
7,79
7,53
7,43
7,35
7,63
7,15
4,08
3,97
4,12
4,02
4,13
4,39
12,72
12,74
12,76
12,74
12,72
12,72
4,62
4,65
4,65
4,69
4,70
4,70
18,39
18,42
18,22
18,01
17,65
8,06
8,05
8,01
7,61
7,35
12,73
12,44
12,52
8,20
8,50
4,51
5,14
4,85
5,36
5,37
8,21
8,20
8,24
8,11
8,08
2,73
2,74
2,68
2,97
3,02
2006
Enero
Febrero
Marzo
Abril
Mayo
Junio
Julio
Agosto
Septiembre
Octubre
Noviembre
Diciembre
Fuente: CEPAL, sobre la base de cifras oficiales.
a/ Tasa de interés activa en moneda nacional aplicada a la industria, tasa básica pasiva calculada por el Banco Central
de Costa Rica.
b/ Tasas de interés promedio ponderado mensual de bancos: activas hasta un año, pasivas a 180 días.
c/ Promedio ponderado del sistema bancario.
d/ Promedio ponderado del sistema financiero nacional: tasas activas sobre préstamos. Pasivas, promedio ponderado
de los depósitos de ahorro, a plazo y certificados de depósito.
e/ Tasas de interés promedio: activas corto plazo; pasivas a tres meses.
f/ Tasas de interés promedio: activas a un año; pasivas a tres meses.
44
Cuadro 14
ISTMO CENTROAMERICANO: INDICADORES DE PRECIOS
2000
2001
2002
2003
2004
2005 a/
Tasas de crecimiento
Índice de precios al consumidor
(diciembre a diciembre)
Istmo Centroamericano
Centroamérica
Costa Rica
El Salvador
Guatemala
Honduras
N icaragua
Panamá
5,9
5,8
10,2
4,3
5,1
10,1
6,5
0,7
6,3
6,3
11,0
1,4
8,9
8,8
4,8
0,0
5,7
5,4
9,7
2,8
6,3
8,1
3,9
1,8
5,6
5,3
9,9
2,5
5,9
6,8
6,5
1,7
8,1
7,9
13,1
5,4
9,2
9,2
9,3
1,6
8,1
7,6
14,1
4,3
8,6
7,7
9,6
3,4
6,2
5,9
11,0
2,3
6,0
11,0
7,1
1,5
6,5
6,5
11,3
3,8
7,3
9,7
6,0
0,3
5,8
5,6
9,2
1,9
8,1
7,7
3,8
1,0
5,3
5,1
9,4
2,1
5,6
7,7
5,3
1,4
7,0
6,9
12,3
4,5
7,6
8,1
8,5
0,5
8,3
7,9
13,8
4,7
9,1
8,8
9,6
2,9
9,5
138,4
4,5
8,7
5,5
2,6
11,5
138,4
13,9
8,0
6,4
-3,6
10,2
140,7
6,2
2,3
1,2
-0,4
10,0
141,5
7,1
5,0
7,1
2,4
14,6
142,8
12,7
9,3
11,2
2,7
16,5
144,2
12,4
6,7
10,5
4,0
9,8
7,0
4,3
7,6
4,7
0,5
10,7
4,0
10,0
8,7
7,2
-0,4
10,1
6,7
10,5
3,9
2,9
-0,7
9,4
3,2
5,7
3,6
3,7
1,3
13,7
7,9
10,3
6,8
10,1
1,3
16,4
3,8
13,2
10,0
11,4
4,3
Índice de precios al consumidor
(promedio anual)
Istmo Centroamericano
Centroamérica
Costa Rica
El Salvador
Guatemala
Honduras
Nicaragua
Panamá
Índice de precios de alimentos
(diciembre a diciembre)
Costa Rica
El Salvador
Guatemala
Honduras
Nicaragua
Panamá
Índice de precios de alimentos
(promedio anual)
Costa Rica
El Salvador
Guatemala
Honduras
Nicaragua
Panamá
Fuente : CEPAL, sobre la base de cifras oficiales.
a/ Cifras preliminares.
45
Cuadro 15
ISTM O CENTROAM ERICANO: TIPO DE CAM BIO NOM INAL Y REAL
(Unidades monetarias nacionales por dólar) a/
2000
2001
2002
2003
2004
2005 b/
308,19
8,75
7,76
15,01
12,68
1,00
328,87
8,75
7,85
15,65
13,44
1,00
359,82
8,75
7,81
16,61
14,25
1,00
398,66
8,75
7,93
17,54
15,11
1,00
437,94
8,75
7,94
18,41
15,94
1,00
477,79
8,75
7,62
19,00
16,73
1,00
191,94
8,18
6,08
8,09
8,73
1,07
189,30
8,10
5,90
7,91
8,98
1,09
192,73
8,08
5,51
7,91
9,32
1,10
199,53
8,09
5,42
7,94
9,60
200,38
7,96
5,18
7,91
9,58
1,13
198,63
7,86
4,71
7,76
9,49
1,14
Tipo de cambio nominal
Costa Rica
El Salvador
Guatemala
Honduras
N icaragua
Panam á
Tipo de cambio real a precios de 1995
Costa Rica
El Salvador
Guatemala
Honduras
N icaragua
Panam á
1,11
Fuente: CEPAL, sobre la base de cifras oficiales.
a/ Para Costa Rica y El Salvador, colones; Guatemala, quetzales; Honduras, lempiras; Nicaragua, córdobas
y Panamá, balboas.
b/ Cifras preliminares.
Fly UP